Comedores

51 /3574
comedor-con-pared-decorada-con-espejos 00518269 O. Espejos vintage

51.

Espejos vintage

¿Qué te parece esta idea para decorar la pared del comedor? Se trata de combinar varios espejos de diseño retro o vintage. Puedes aplicar este vistoso recurso tanto cuando el comedor está decorado en el mismo estilo o en uno de línea más actual para buscar un foco de atención. Además, los espejos siempre multiplican la luminosidad del ambiente.

comedor-sillas-amarillas-y-pared-con-fotos 00517024 O. Con fotografías en cuadrícula

52.

Con fotografías en cuadrícula

Recupera fotos antiguas en formato Polaroid o imprime los recuerdos que quieras en este tamaño (8.8 x 10.7 cm aprox.) y crea una cuadrícula en la pared con ellas, sin necesidad de enmarcar. Así es como se ha decorado la pared del comedor en esta casa. 

Sillas de Maisons du Monde y lámpara de Petite Lily Interiors.
Decorar con cuadros y fotos: ideas originales vistas en Pinterest

FOTOS DE FAMILIA, SELFIES...

Decorar con cuadros y fotos: ideas originales vistas en Pinterest

 

comedor-libreria-obra 00513138 O. Una estantería de obra muy deco

53.

Una estantería de obra muy deco

Si te preguntas cómo decorar la pared del comedor, esta idea aúna estética y práctica. Se trata de crear una estantería a medida con estantes que cubran todo el frente. La manera de decorarla es ligera ya que no se usa para organizar libros sino para lucir diferentes objetos decorativos. 

Mesa de madera de roble en Decolab.
orden-estanteria. Donde hay orden, hay (más) espacio

54.

Donde hay orden, hay (más) espacio

Tu casa debe estar siempre ordenada pero si los techos son bajos, aún más. Elige pocos elementos decorativos para no provocar sensación de ahogo. Cuánto más orden y uniformidad impere en ella, más alta parecerá. ¡Así de sencillo! 

Tabique con banco que separa el comedor de la cocina. ¡Ojo a los detalles!

55.

¡Ojo a los detalles!

De nuevo un medio tabique, que separa la cocina del comedor, sirve de respaldo para este banco de obra diseñado por Pia Capdevila. Su parte inferior cuenta con cajones de apertura push para almacenamiento extra. ¿Qué gran idea, verdad? Un buen lugar para guardar ropa de mesa, la cristalería y la vajilla. Y si dejas abiertos los extremos del banco podrás convertirlos en improvisados botelleros. Tras la mesa de madera de sobre oscuro y patas claras, se agradece la presencia de unas elegantes butacas, en azul y beis, cuya forma curvada recoge muy bien la espalda.

Comedor con pared en azul y banco de obra. Con sello mediterráneo

56.

Con sello mediterráneo

Sentarse en este comedor es como estar en un verano perpetuo con el inmenso azul invadiéndolo todo. En la pared pintada de azul, se dispuso un banco de obra y enfrente unas sillas de rejilla con acabado envejecido. Entre ambos asientos, la mesa contundente de madera clara muy bien vestida. ¡Qué relajación!

Comedor con mesa y banco de madera, y sillas tapizadas con respaldo capitoné. De factoría artesanal

57.

De factoría artesanal

La madera maciza es la gran protagonista de este comedor. Es el material de la enorme mesa y el banco, a juego. Este se colocó pegado al medio tabique que separa la cocina del comedor para que los comensales pudieran recostar la espalda en la pared. Las sillas en el otro lado se tapizaron en un rosa claro a juego con los textiles. ¡Qué pena que en los cabeceros no pueda sentarse nadie! La forma en X de las patas de la mesa lo dificultan.

Comedor abierto al salón y a la cocina en casa de veraneo con gran banco en "U"_00417823. ¡Y tras la playa, todos a la mesa!

58.

¡Y tras la playa, todos a la mesa!

Otra excelente propuesta de estilo coast pero esta vez la bancada tiene forma de U, con estructura de listones blancos y colchonetas tapizadas con rayas marineras. ¿A qué te imaginas sentada en ella a toda una recua de niños hambrientos recién llegados de la playa? Y en las dos sillas nórdicas en azul cielo, los adultos poniendo orden. 

Comedor clásico con sillas tapizadas en capitoné y banco_00423800. Banco y sillas, a juego

59.

Banco y sillas, a juego

Incluir el tándem sillas + banco en el comedor puede dar como resultado un espacio desenfadado o sofisticado, depende de los elementos que utilices en su decoración. Si buscas practicidad pero sin tener que renunciar a la elegancia, inspírate en esta imagen: colores neutros, asientos con respaldos tapizados en capitoné, lámpara de araña suspendida justo en el centro de la mesa, mantel de lino, vajilla de porcelana, cristalería fina... ¡Sin duda, este comedor tiene mucha clase!

comedor-con-techos-molduras-blancos,-banco-de-madera-y-lampara-araña 00456495. Un banco para sumar más amigos

60.

Un banco para sumar más amigos

Has invitado este domingo a tus amigos a comer o, mejor, a un brunch porque os levantaréis tarde. De momento han confirmado 4 pero puede que sean 5, 6 o 7. Si no tienes tantas sillas, pon un banco de madera y reúne todos los cojines que tengas por casa para que se sientan cómodos. ¿Quieres saber cómo poner la mesa perfecta?

comedores pequeños con banco y sillas de colores 00480696. Un banco que separa o integra

61.

Un banco que separa o integra

Si entre la cocina y el salón hay un espacio muerto, aprovéchalo para crear una zona de lectura o, como aquí, integrando el comedor. Para ello se ha construido un banco de obra cuyo respaldo sirve de elemento separador de la cocina. Frente a él, una mesa de madera y unas sillas de colores ¡y ya lo tienes listo! Puedes delimitarlo del salón con una tira de azulejos en el suelo o una alfombra. ¿Qué prefieres integrar el banco al salón y sumar contertulios? Pega la mesa a la pared o coloca modelos plegables de sillas y mesa, que puedas quitar y poner a tu antojo, y el comedor aparecerá y desaparecerá cuando quieras.

Mesa de comedor y de centro, de Brucs. Sillas, de Vergés. Lámpara de pie, de Marset. Sofá a medida, de Sancal. Alfombra, de Gra. Lámpara de techo, en Pia Capdevila Interiorismo.
comedores pequeños con banco en la ventana.00499160. De banco en banco... Y me siento porque me ha tocado

62.

De banco en banco... Y me siento porque me ha tocado

No, no es el juego de la oca. Seguro que has visto en más de una ocasión un asiento desenfadado creado en el hueco de la ventana, pues si le añades una mesa ¡tendrás un comedor como por arte de magia! Puedes colocarla a lo ancho o a lo largo, como aquí, donde se ha aprovechado la pared contigua para hacer otro banco de obra. En el resto de los lados, dispón unas sillas et voilà! ¿Quieres conocer más ideas sobre cómo aprovechar esquinas y huecos difíciles?

 

comedores pequeños abierto al salon con banco 00500531. Una isla con banco ¡es lo más!

63.

Una isla con banco ¡es lo más!

¿Tienes la cocina abierta al salón? Mira qué idea tan fabulosa para incorporar el comedor a ellos: añade un banco a la isla. Esta de la imagen es de madera y se ha lacado en blanco y gris. Cuenta con superficie de trabajo, zona de almacenamiento y barra de desayunos, por un lado; y por el otro, con una bancada cubierta de colchonetas en asiento y respaldo. Añade una mesa rectangular de la misma longitud que el banco y unas sillas modelo Wishborne de diseño escandinavo ¡y lo clavas!

Sillas, de Sit Down. Taburetes de Pilma.
comedores pequeños en pasillo con banco 00408053. Carácter multifuncional

64.

Carácter multifuncional

Los comedores con una distribución irregular requieren de un estudio pormenorizado para aprovechar mejor sus posibilidades. En este de la imagen, por ejemplo, en forma de L, se ha solventado con ingenio. ¿Cómo? Realizando un banco corrido que, además de asiento, sirve de almacenamiento extra y de mesita auxiliar multiplicando su funcionalidad. Una potente mesa de hierro y unas sillas de cuero con estructura metálica le dan a este comedor cierto aire industrial.

Mesa de hierro diseñada por la decoradora Jeanette Trensing. Sillas, de Sol & Luna. Lámpara de techo, en Cado.
comedores pequeños csa montaña banco en U 00412894. Banco en forma de U

65.

Banco en forma de U

Como si estuvieras en una cafetería de charleta con amigas. Así es esta propuesta de bancada en forma de U que más parece un mini sofá: tapizada en gris y con respaldo en capitoné, es ideal para aprovechar justo el rincón bajo la ventana. Y en el lado que queda libre, una sola silla, con funda gris a juego, preside la mesa. El proyecto es de la decoradora Bárbara Sindreu. 

Bancos tapizados con tela de Güell-Lamadrid. Lámparas, de Baobab.
comedor con banco y sillas. Con aire nórdico

66.

Con aire nórdico

Si crees que un banco de obra resta espacio al comedor, hazlo volado para que de una mayor sensación de ligereza. Cubre el respaldo con unos cojines mullidos en tonos neutros y en el asiento coloca una colchoneta o unos cojines de suelo individuales, como los de la imagen; así las sentadas serán más cómodas. Acompáñalo con unas sillas nórdicas de varilla con cojines riñoneros. ¡Y todos contentos!

comedores-pequenos-con-banco-estilo-clasico-blanco-y-beig00472200 2b893216 1255x2000. De estilo clásico

67.

De estilo clásico

¿Quieres sentar más comensales a la mesa sin que se resienta la comodidad? Realiza en una pared del comedor un banco de obra, como este decorado con molduras en la parte inferior, y tapiza su respaldo. Al otro lado de la mesa coloca unas sillas clásicas que le aporten seriedad, las de la imagen son de estilo Luis XVI. Y entre ambos asientos, dispón una mesa rectangular robusta, como esta de madera maciza en tonos claros en contraste con el suelo de tarima oscuro.

Sillas y lámparas de techo, en Thinking Home. Alfombra, de Sacum.
comedor con mesa blanca hecha con dos puertas y banco 952x1280. Marcado acento rústico

68.

Marcado acento rústico

¡¡¡¡Ayyyyy cómo nos gustan los comedores rústicos!!!! Solo con verlos se te abre el apetito. Este de la imagen, además, es handmade: el sobre de la mesa se ha fabricado con dos puertas recuperadas fijadas a dos gruesos caballetes que hacen de base. La acompañan un banco de jardín y unas sillas de cocina, ambos con acabado envejecido. ¿No te parece precioso?

00406384 O. Un jarrón alucinante

69.

Un jarrón alucinante

Hechas con cristal soplado, con el cuello estrecho y el cuerpo esférico, las damajuanas son objeto de deseo de cualquier amante de la decoración que se precie. Las verás en múltiples colores, y todas ellas son ideales para utilizar como jarrones, con o sin agua.

 

En la imagen, por ejemplo, optaron por una damajuana azulada con una ramita para dar lugar a una mesa de comedor que rebosa personalidad, aderezada por la calidez de la madera y la frescura del camino de mesa junto a los cestos.

puertas-de-madera-y-cristal 00518270 O. Puertas: pintar o decapar

70.

Puertas: pintar o decapar

Campo-o-playa-comedor-marinero-00482999. En el comedor interior, rayas ¡o no!

71.

En el comedor interior, rayas ¡o no!

Utilizar textiles a rayas es el recurso más fácil para darle a la mesa un aire marinero, pero no descartes estas otras opciones igual de efectivas: mantel blanco de lino + vajilla y cristalería en azul, individuales redondos de fibra + cubiertos con mangos nacarados o caminos de mesa en beis + caracolas, estrellas de mar o conchas decorando el centro. ¡Tú eliges!
 

Mesa, de Home Design International. Sillas Norraryd, de Ikea. Alacena, lámara y perchero, de Cottage Little House. Mantel de tela naútica, de Coordonné.

 

mg-0307-1-1 7170f414. Un comedor moderno con contrastes de estilo

72.

Un comedor moderno con contrastes de estilo

Aunque la arquitectura del piso es señorial, Amaia quería un hogar cómodo y relajado, sin renunciar a su historia, por eso la decoradora Natalia Zubizarreta le dio personalidad al comedor, que está a medio camino entre la cocina y el salón, con una gran mesa de madera de aire rústico y una lámpara metálica negra, a juego con las sillas, también negras. 

00482229. Un salón abierto a la cocina con vistas al mar

73.

Un salón abierto a la cocina con vistas al mar

"La visité por trabajo. Pero fue un flechazo. Con solo llegar a la puerta tuve una sensación de paz y de buen rollo... Y cuando vi la chimenea y las vigas, ¡no había duda! Yo tenía mi masía rústica y Rafa su casa de grandes ventanales". Eso no quita que la reformaran de arriba a abajo, empezando por la zona de día, que la unificaron para que desde todos los espacios, cocina incluida, se pudiera ver el mar.

mg-0749-1 46f3f886. Un comedor actual con un acertado mix de estilos

74.

Un comedor actual con un acertado mix de estilos

La casa es una de las más antiguas del pueblo, por eso y por los maravillosos recuerdos que le traía, el propietario no quiso cambiar su esencia durante las obras. A pesar de todo, se abrieron ventanas para que entrara más luz, como la grande y apaisada del comedor, y se apostó por el blanco para paredes, techos y vigas. Además se conversaron muchos de los muebles originales, que se restauraron, como el baúl del comedor. 

comedor clasico en casa rustica sillas tapizadas 00433890. El comedor, fiel a tus principios

75.

El comedor, fiel a tus principios

¿Quieres trasladar el estilo tradicional que tanto te gusta a tu casa de campo, pero temes que no quede bien? ¡Fuera miedos! El clásico y el rústico son íntimos amigos. Y para muestra este botón. Mira qué bien le sienta a este comedor las sillas tapizadas, la lámpara de araña o el espejo apoyado en la chimenea, tanto como los tonos neutros de las paredes, las maderas claras sin barnizar o los manteles de lino. ¿No te parece?

Mesa, sillas y lámpara de techo, de India & Pacific.

 

cuadro-sobre-aparador-pia-capdevila 487118. De espíritu rústico

76.

De espíritu rústico

¡Cuánto encanto tienen los muebles vintage! Si eres de las que te gusta dejarlos tal cual, sin restaurar, que se note en ellos el paso del tiempo, beberás los vientos por este aparador vintage de aire rústico. Es el que preside el comedor de la casa de la interiorista Pía Capdevila. Lo ha decorado con una lámpara de mesa y un jarrón de cristal transparente y, en la pared, un fantástico cuadro de diseño geométrico. 

Suelo cerámico en acabado nogal y con lama de 150 cm, de Marazzi.
00518447. Una composición colorista de diferentes cojines a rayas

77.

Una composición colorista de diferentes cojines a rayas

En este sofá se han combinado dos diseños diferentes de cojines: a rayas grises y a rayas multicolor, jugando con los diferentes tonos de la estancia. Así, el gris verdoso presente en los cojines a rayas se repite en los cojines lisos y en el plaid, ambos con un ribete de color fucsia. Un fucsia que vemos en el cojín multicolor y también en el puff.

comedor-pequeño-con-cocinba-abiera-00508552. Amplía las estancias

78.

Amplía las estancias

Es una de sus mejores virtudes. El blanco es el mejor amigo de casas mini y/o con poca luz natural. Consigue que parezcan mucho más grandes de lo que en realidad son. Consigue que cualquier estancia parezca mucho más diáfana y aligera el ambiente. En comedores, salones, dormitorios y ¡hasta baños!

Mesa, de Sistema Midi, de MB. Sillas, de Federiccia, en Idees Disseny. Lámparas de techo, en Idees Disseny. 
024-dsc2249-4 9c2b7f10 2000x1349. Una cocina abierta pensada para ser compartida

79.

Una cocina abierta pensada para ser compartida

Y no es casual, ya que Joan es pastelero profesional, por lo que quería una cocina cómoda para trabajar y también para compartir con la familia y los amigos, de ahí los taburetes de la barra. Y para llevar más luz y a la vez reforzar la comunicación entre espacios, la decoradora Natalia Gomez Angelats ideó una estructura de hierro acristalada que deja pasar la luz pero preserva el salón de olores y humos. 

Sofá, puf y alfombra de La Maison. 

 

pano-comedor 0499acba 2000x1375. 3. Un piso barcelonés de aires palaciegos gracias a una ingeniosa reforma

80.

3. Un piso barcelonés de aires palaciegos gracias a una ingeniosa reforma

Cuesta creer que este piso con boiseries, arrimaderos, molduras y rosetones pertenezca a una finca de los sesenta de Barcelona. La arquitecta e interiorista Cristina Mas Mir le dio este look palaciego elegante y atemporal y, a la vez, muy actual, con una amplísima zona de día totalmente abierta que integra cuatro espacios: dos salones, el comedor y la enorme y personalísima cocina. 

arq4998-reenquadre 43fcb477 1490x2000. Una supercocina que es el corazón de la casa

81.

Una supercocina que es el corazón de la casa

No solo por sus dimensiones, sino porque ocupa una parte central en la zona de día. La zona más expuesta al salón se ha habilitado como apoyo al comedor, con un gran mueble tipo alacena y la isla, a su vez, sirve de respaldo del banco. 

Mesa e isla de Masmirstudio.
mesa-puesta-con-copas 00497900 O. Mesa puesta

82.

Mesa puesta

mesa-puesta-con-mantel--azul 00510486 O. Mesa puesta con mantel

83.

Mesa puesta con mantel

paso salon comedor son tres lámparas de techo de cristal 00474463. Un vano muy bien enmarcado

84.

Un vano muy bien enmarcado

El salón y el comedor de esta casa se dividieron con unas puertas correderas que permiten integrar o separar ambos ambientes, según se desee. El marco de la puerta se ha enriquecido con molduras superpuestas cortadas a inglete que cantean y dan volumen al vano. Para contrastar con el color beis de paredes y puerta, el marco se pintó en un gris oscuro, a juego con la pared del fondo. 

Butaca, de Crearte. Mesa y lámparas de techo, de Pathson en Cado.

 

014 DSC2797-2. Efecto óptico

85.

Efecto óptico

¿A que dirías que lo que se ve en primer término es una puerta entreabierta? ¡Aunque lo parece, no lo es! El vano que comunica el salón con el comedor es tan ancho que se decoró con un antiguo panel de madera exquisitamente labrado y lacado en blanco. ¡Y quedó así de original! El proyecto de esta masía es del Estudio Lizarriturry Tomeu Arquitectura.

Alfombra, de BSB. Mesa, de Antic Daviu. Sillas, de Carl Hansen. Lámpara, de Antic Corça. Cuadro, de Charly Dubois Escorsell.

 

017 DSC2227. De estilo modernista

86.

De estilo modernista

¿Sabes que puedes combinar distintos materiales en tus molduras? Puedes ponerlas de poliestireno estruido, un material ligero y flexible, perfecto si las paredes presentan irregularidades; de escayola, en el techo y de madera o DM en paredes y puertas. Este salón-comedor de estilo modernista presenta cornisas y rosetones ornamentados en el techo de donde penden las lámparas y molduras lisas en  paredes y puertas. ¡Y lo mejor de todo es que ninguna es original, fueron hechas a conciencia! ¿La responsable? La interiorista Miriam Barrio que utilizó los poderes mágicos de las molduras.

Mesa de comedor con mantel estampado. En el comedor, azul + estampados

87.

En el comedor, azul + estampados

En el comedor partíamos de una base clara: la mesa de madera, las paredes con molduras blancas y papel pintado gris, la butacas también claras... Eso nos ha permitido jugar con el color y los estampados sobre la mesa del comedor. El punto de partida ha sido el mantel de lino estampado con motivos florales. Sus tonos: azul oscuro, curry y beige marcan los colores del servicio de mesa que también tiene toques de amarillo que contrasta con Classic Blue.

Mantel de flores y servilletas azules de Zara Home. Vajilla, copas y cubiertos de Ofelia Home Decor. Platos del pan de Guáimaro

mesa con menaje azul w00521176. Los mismos colores que el mantel

88.

Los mismos colores que el mantel

Repetir los colores del mantel en el servicio de mesa es un truco genial para que la mesa quede equilibrada. Aquí las notas más Classic Blue las ponen las servilletas, las copas y el bajoplato azul oscuro que hace destacar la vajilla pintada artesalmente. Del toque amarillo, un color complementario al azul, se encargan los cubiertos dorados, el plato del pan y el centro de flores.

 

silla con plaid azul w00521177. También en las sillas

89.

También en las sillas

El plaid azul en el brazo de las silla intensifica la presencia del Classic Blue en el comedor. Es un color que combina genial con grises claros y beige. La raya del cojín también tiene un toque azul. 

Butaca tapizada en gris y con ribete y alfombra de Coton et Bois. Cojín de rayas beige de Zara Home. Manta azul de Ofelia Home&Decor. 
Jarrones azules w00521220 O. Un bodegón azul en la mesa

90.

Un bodegón azul en la mesa

Creamos atractivo centro de mesa al reunir varios jarrones azules. Lisos y estampados, de cristal o cerámica... tienen el azul como nexo de unión y quedan genial juntos. 

comedor con molduras en el techo_00456495. Hilera de pequeñas ménsulas

91.

Hilera de pequeñas ménsulas

¿Al hacer reforma has descubierto toda una colección de molduras en el techo? ¡Enhorabuena porque, además de ser tendencia, le darán nivel a tu casa! En esta imagen, una hilera de pequeñas ménsulas recorre perimetralmente el techo delimitando los espacios, en este caso, la zona de comedor. ¡Vaya estilazo!

00507543. Muebles de madera: bonitos y atemporales

92.

Muebles de madera: bonitos y atemporales

La madera es agradable al tacto, incluso a la piel desnuda. Un mueble de madera resulta atemporal y, si te cansas, puedes pintarlo o decaparlo. Se llevan los de acabado raw, muy natural, casi en bruto.

Mesa de Boconcept y sillas y lámpara de esparto de Let's Pause.
00513353. Más asientos y espacio para guardar con un banco

93.

Más asientos y espacio para guardar con un banco

Los bancos ofrecen más plazas de asiento (donde caben 4 sillas pueden sentarse 6-7 personas cómodamente) y, si los planificas tipo arcón, como este, regalan un armario extra. Incluso puedes guardar fuera de temporada las sillas de exterior si son plegables.

Banco realizado a medida por la arquitecta Ana Blanco. 
00513576. Una mesa moderna y con sabor industrial

94.

Una mesa moderna y con sabor industrial

Un espacio tan singular como este, con las paredes de piedra y las ventanas enmarcadas de hierro, requería una mesa con personalidad que estuviera a la altura del espacio. Y esta, con un sólido y robusto sobre de madera raw y una patas de hierro en acabado natural, encaja a la perfección.

Mesa diseño de Dadà Interiors. 
00510469. Pensada para grandes reuniones

95.

Pensada para grandes reuniones

Con capacidad para, cómodamente, diez personas, esta mesa es el aliado perfecto de comedores amplios y familias que necesiten mucho espacio de reunión. Robusta y de madera maciza, su look vintage le da un extra de encanto. 

Mesa de El Corte Inglés.
00511580. Una mesa de castaño para presumir

96.

Una mesa de castaño para presumir

Si tienes una mesa como esta, ¡queda prohibido cubrirla! De madera de castaño, es tan espectacular con sus nudos que merece la pena lucirla y evitar cubrirla con manteles. 

Mesa y sillas de Alto Interiorismo. 
00513219 O. Una práctica mesa extensible de madera

97.

Una práctica mesa extensible de madera

Las mesas extensibles son un recurso muy útil en familias que necesitan aumentar la capacidad de reunión de manera puntual. No hipotecas para el día a día todo el espacio con una mesa demasiado grande, pero cuando lo necesitas, lo tienes. 

Mesa de Kave Home y sillas de Casa Jornet. 
00518471 O. Una mesa de comedor afrancesada

98.

Una mesa de comedor afrancesada

El original pie de esta mesa, con dos listones que en paralelo que recorren de punta a punta la mesa, es sin duda su seña de identidad. El acabado patinado de la estructura y el sobre de madera lavada dan un look afrancesado a una pieza con mucha personalidad. 

00511509 O. Una pieza escultórica con sobre de mármol

99.

Una pieza escultórica con sobre de mármol

Esta mesa es, sin duda, la gran protagonista del comedor, contribuyendo a su vez a delimitar visualmente este espacio integrado en el salón. Se trata de una mesa con un sobre de mármol, un material que vuelve a ser tendencia en el diseño de mobiliario, y un pie central metálico en acabado dorado. 

Mesa de Mestizo Store y sillas CH24 Whisbone de Hans J. Wegner. 
00510153. Cuadrada y en blanco

100.

Cuadrada y en blanco

Las mesas cuadradas no son las más habituales, ya que las grandes ocupan proporcionalmente más espacio que una redonda y las pequeñas pueden resultar demasiado pequeñas. Son una opción que resulta muy decorativa en comedores de planta cuadrada y pueden arrimarse a la pared si se necesita liberar espacio. 

Mesa, lámpara de techo y banqueta, en Ajanta Interiores. 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?