Comedores

1 /4164
comedor-junto-a-tabique-abierto-con-vano 00521292

1.

Un comedor mini pero capaz gracias a un banco en "L"

El banco en "L" ha permitido a la decoradora Marta Tobella ajustar la mesa a la pared. Si con sillas debes dejar 80 cm libres, con un banco basta con 40-45 cm. Este banco, además, tiene un arcón que proporciona espacio de almacenaje extra.

Banco y mesa realizados a medida por la decoradora Marta Tobella. 
Planta diáfana con salón, comedor, cocina y altillo 00500449

2.

Una planta diáfana que disfruta de muchísima luz y vistas al mar

Uno de los grandes aciertos de la reforma fue abrir la cocina (situada en la planta central) al salón-comedor. Así esta planta recibe luz de las dos fachadas de la casa. Y se aprovecha mucho más y mejor el espacio. El altillo se usa como zona de descanso y despacho. Abierto y pintado de blanco, recibe toda la luz del ventanal del salón.

Mobiliario de la cocina diseño de la decoradora con muebles de Ikea. 
Esta 00458367

3.

Una estantería de obra a medida

Tras años resistiéndote, has tenido el coraje de reducir tu amplia colección de libros. Te has quedado con una cuidadosa selección de los títulos que más te han impactado a lo largo de tu vida. ¡Marie Kondo estaría orgullosa de ti! Ahora más despejada, la estantería ha cobrado protagonismo y en sus estantes puedes combinar objetos decorativos y plantas. Esta librería de Pladur®, realizada a medida, es un diseño de Natalia Zubizarreta.

Mesa de comedor, en Maisons du Monde. Sillas y alfombra, del estudio de la decoradora. Butaca, de Bazar. Lámpara de pie, de Pratka. 
00511431

4.

Atrévete con el color y con los contrastes

El blanco y el gris se llevan la palma a la hora de pintar las paredes, pero si necesitas emociones fuertes y quieres decorar tu salón en modo moderno, decídete por revestirlo en un color intenso. La interiorista Begoña Susaeta eligió este azul que, aunque parece pintura, en realidad es papel pintado. El color contrasta con las vigas de madera del techo que se actualizaron pintándolas de blanco.

Sofá y butacas, diseño de Sube Interiorismo, realizados a medida en Tapicería Deco Lur Sofá. Mesa de centro, de Ethnicraft. Librería baja, de Sube Interiorismo. Papel de la colección Magenta, de Zoom.

 

00521468

5.

Viste o reviste tu sofá con gracia y llénalo de cojines

¿Tu sofá se está deteriorando por algunas zonas? Si prefieres resistir unos años más con él, fórralo con una tela que disimule su aspecto. Pero no una cualquiera, elige una funda cómoda, bonita y con estilo que renueve tu sofá por completo. Fíjate en estas de este salón con comedor integrado, se ajustan al sofá como un guante y al ir decoradas con un ribete marrón lo actualizan de inmediato. También ayudan las vigas pintadas en blanco, los cojines de lino renovados, la mesa de centro de madera maciza, las modernas sillas del comedor y las lámparas suspendidas.

Sofá, de Miki Beumala. Mesa de centro, en Taller de las Indias. Alfombra Loob white, de Basarabian. 
salon-decorado-en-gris-y-amarillo-00513241 O

6.

Añade cerramientos acristalados y gana luz

Fijos o corredizos, los cerramientos acristalados ponen una nota de modernidad en cualquier lugar. En este salón, Vera Salvat y Victoria Amat instalaron dos: uno móvil que conecta —o aisla—la cocina con el salón comedor y otro fijo que descansa sobre un medio tabique. Este sirve para improvisar un rincón de trabajo y delimitar el salón de la entrada sin restarle luz. Las paredes pintadas en un suave gris, a juego con el tapizado del sofá, y el escritorio restaurado de caoba— ahora blanco— han renovado por completo el espacio.

Sofás, de Kibuc. Mesas auxiliares y lámpara de pie, de Kave Home. 
00521433

7.

Elige muebles y complementos très chic

Por fin has conseguido integrar el comedor y la cocina a tu salón. ¿Quieres ir un paso más allá? Elige muebles y complementos vanguardistas. En este salón comedor, la interiorista Lucía Mariñas ha optado por unas butacas modernas tapizadas en terciopelo y con reposabrazos en latón dorado, a juego con la mesita auxiliar, y una lámpara escultórica suspendida que lo actualizan al instante. 

Sofá y mesa de centro, de Lucía Mariñas Interiorismo. Butaca de terciopelo, mesa auxiliar y sillas del comedor, de Westwing Now.  Lámpara de sobremesa, de El Ocho. Lámpara de comedor, de Miter & Bobbin.
Comedor con mantel de lino en color naranja y sillas de fibras 0556 06377c02 1333x2000

8.

Un mantel de lino en color naranja

El color naranja es propio del otoño y de las hojas de los árboles. Llévalo a tu mesa con un mantel de lino para que su textura arrugada se convierta en protagonista, y que su tonalidad aporte la calidez necesaria al comedor.

Mesa de herencia y restaurada, sillas de Little House. Lámparas de Other Lamps.
Salón comedor con cortinas de lino beige hasta el suelo eb3fd87d 2000x1678

9.

Cortinas de lino

Otro básico de una casa El Mueble durante los 365 días del año, son las cortinas de lino en tonos neutros como el beige, y si llegan hasta el suelo, mejor que mejor. Si todavía no las tienes, ¡este otoño deberías hacerte con unas!

comedor-moderno-con-sillas-en-negro-y-mesa-rectangular-en-madera-clara 00458369 9f1ab56b 1495x2000

10.

Sillas de madera oscura

Como ya ha comentado alguna interiorista, la madera oscura regresa. La veremos en mesas, pero también en sillas. Para Lucía Mariñas, las sillas de madera oscura ya son una de sus piezas de otoño más deseadas. ¿Sus favoritas? Las sillas tapizadas a rayas. "Me gustan porque son cálidas, funcionales y de líneas curvas". 

Mesa de comedor de Maisons du Monde. Sillas, lámpara de techo y alfombra de Natalia Zubizarreta. 

 

00466634

11.

Jarrones y macetas especiales

Otro de las piezas que no fallan en otoño son los jarrones y macetas. Pia Capdevila asegura que "aunque las plantas y las flores son un elemento imprescindible en la decoración de esta temporada, no pasarán desapercibidos los jarrones y las macetas, que buscan llamar la atención en cuanto a texturas y diseños". 

Mesa de Rivièra Maison. Sillas tapizadas de Pia Capdevila Interiorismo. Lámpara de sobremesa de Tons. 
salon-con-alfombra-de-fibras-con-comedor-con-sillas-tapizadas-00513322 O

12.

Así se resolvió este salón mini

Con poco espacio es importante escoger un sofá de dos plazas o con un diseño ligero (por ejemplo, bajo en altura y sin reposabrazos). Aquí se hizo así y se adosó a la pared de la escalera. ¿Necesitas más asientos? Juega con pufs de poco tamaño. Y como mesa de centro, si no quieres prescindir, un par de auxiliares de menor tamaño.

Sofá y puf, de Pilma. Alfombra y butaca, de Merc&Cía. Mesas de centro y mesa velador, de India&Pacific. Sillas, de Pilma. Lámparas de techo, de Inestlam.
Comedor con banco con almacenaje y divisor de ambientes de cristal con cuarterones 00402268

13.

Una barra de cocina con banco y almacenaje

Por un lado, una cocina con barra. Por el otro, un comedor con banco y almacenaje integrado. ¿El nexo de unión? Irónicamente, el tabique separador acristalado. Una idea sobresaliente para sacarle todo el partido a pequeñas cocinas y comedores donde el almacenaje es fundamental.

Mesa, de Maisons du Monde. Sillas, de Verges, con tela Yatch, de Ontario. Banco de DM y tabique separador acristalado, diseño de la decoradora.
cocina con isla y comedor adosado 00511344

14.

Un office totalmente integrado

Ya sea office como tal o comedor. Integrar su ubicación y diseño en el ambiente general de la cocina hace que la cocina pase de corriente a espectacular. Se viste. Se trata de concebir el espacio para comer como un lugar especial, cuidado y agradable en el que también alargar sobremesas aunque se encuentre en la cocina.

Muebles de cocina de Toni Cabello, taburetes de La Maison y lámpara de techo de Natura Casa.
Antes local comercial

15.

Después: una zona de día diáfana ¡y sin zonas de paso!

Para aprovechar al máximo los metros, Andrea decidió planificar la zona de día diáfana, que organizó en tres planos –salón, comedor y cocina–, y se alió con el mobiliario para zonificar. Además, prescindió de las zonas de paso: ni recibidor ni apenas pasillos. ¿El resultado? Un piso que respira amplitud y claridad. Descubre el resto de soluciones de este pisazo

Comedor abierto a la cocina en "U"

16.

Una cocina abierta con comedor adosado

Al derribar los tabiques de la zona de día, se ganó un espacio amplio y diáfano con la cocina, pequeñita y blanca y en "U", el comedor adosado a uno de sus laterales con un banco con cajones para sumar plazas y almacenaje, y el salón, junto al ventanal. 

Banco diseño de la decoradora y muebles de la cocina de Meine Küchenn.
Salón comedor de piso pequeño con paredes en azul

17.

3. Un ático pequeñito pero súper estiloso en azul

El color no está reñido con los espacios pequeños. Y este ático en Bilbao, decorado por Begoña Susaeta, es buena prueba de ello. La decoradora apostó por este personalísimo "azul Bilbao" para revestir las paredes (¡ojo, no es pintura, sino papel!) y sumar calidez. Pero para ello contaba con dos aliados: el derroche de luz de la que disfruta el piso y los techos de más de 5 m

Mueble diseño de Sube Interiorismo, cuadro y lámpara de Bazar Decoración. Cojines de Coco-Mat, Sube Interiorismo e Id Design. Mesita auxiliar de Bazar Decoración. Mesa de centro de Ethnicraft.

altura.  

 

Comedor pequeño blanco con banco en "L"

18.

Un comedor mini pensado para crecer

Este ático pertenece a una pareja joven a quien le gusta mucho recibir en casa. Por eso el comedor se planteó para ser muy capaz, a pesar de contar con el mínimo espacio. Un banco en "L" permite ajustar más la mesa a la pared, lo que regaló unos cm extras al salón, y a la vez da más plazas de asiento. Además, es tipo arcón, para guardar. Y la mesa, extensible. Mini pero nadie se queda fuera. 

Mesa y sillas de Kave Home. 

cerramiento-cristal-perfil-negro-cocina-00531871 O

19.

Con puertas abatibles y marco de cristal

Este otro ejemplo de pared de cristal es de los que más nos gustan de entre nuestra selección. ¿Por qué? Porque es perfecto tanto para cocinas pequeñas como para espacios amplios. La altura de la puerta de paso es convencional, pero el espacio que queda sobre esta y hasta el techo también se cubre con un acristalamiento. Aunque más atrevido, el perfil lacado en negro siempre contrasta y añade actualidad.

Muebles de cocina de Siematic, encimera de mármol Macael, grifería y fregadero de Franke y campana de Neff.
 Cocina y comedor con puertas correderas - 522517

20.

Cocina y comedor, todo en uno

Detrás de un cerramiento de cristal queda delimitado el espacio que ocupan cocina y comedor en esta casa. Un fijo acristalado de suelo a techo y dos hojas correderas de idéntico diseño que dejan un vano abierto de paso de generosas dimensiones. Con perfil metálico en negro, las guías quedan ocultas en el techo para que la continuidad sea mayor.

Mesa de Renova, lámparas de techo de Ineslamps y sillas de Crisol.
cerramiento-cristal-entre-cocina-y-comedor-00526563

21.

Sin puerta pero con paredes de cristal en ángulo

Con una integración total en el espacio. Las paredes de esta cocina se sustituyen por tabiques de cristal con perfil y barrotillo en negro, que crea cuarterones horizontales más estrechos en la parte inferior y superior. No se cierra el espacio con ninguna puerta sino que el paso queda abierto a través del vano.

Mesa en Sacum, sillas de Casual Home & Contract y lámparas de bambú de Tine K home.
Comedor con sillas y lámparas de fibras y mantel de lino en color naranja 0556 06377c02 1333x2000

22.

Naranja Adobe

El naranja Adobe que Pantone nos propone para este otoño tiene un toque de marrón, por lo que resulta muy cálido y llena de vida las estancias. Puedes hacer como en este comedor y llevarlo a tu hogar mediante textiles como este precioso mantel de lino para comer en compañía de los tuyos.

Mesa de herencia y restaurada. Sillas, de Little House. Lámparas, de Other Lamps. Flores de Colvin. Mantel, platos y ensaladera, de Conchita Plasencia. Individuales de Sacum.
Comedor pequeño con pared de papel pintado y sillas diferentes 00481004

23.

Un pequeño y acogedor comedor

En este pequeño piso decorado por la interiorista Paula Duarte, el comedor se ubicó en el mismo espacio que el salón y la cocina. ¿El truco para dividir visualmente los ambientes? El papel pintado. Como mesa, se escogió un modelo extensible de roble de la serie Omnia Room, con capacidad para 6-8 comensales. Alrededor, las sillas nórdicas quedan de cine junto a las sillas de ratán de la gama Crooked Room, y en el techo, nada como el frescor de una lámpara de fibras. El resultado es un comedor muy cozy rebosante de encanto.

Mesa de comedor Omnia Room, sillas de ratán Crooked Room, sillas Easy y lámpara de techo, todo de El Corte Inglés.

 

La silla de ratán Crooked Room tiene un precio de 149 € Comprar

La mesa de comedor Omnia Room tiene un precio de 645 € Comprar 

Salón-comedor decorado en blanco y gris con muebles de madera y fibras naturales _FER9780-RETOCADA

24.

El salón-comedor con el que todo el mundo sueño

Techos altos con molduras señoriales, luz por doquier... Todo el mundo sueña con tener un salón-comedor en semejante escenario. Para sacarle el máximo provecho, en esta estancia se decantaron por una gama cromática neutra, cálida y luminosa con grises y blancos. Además, la madera, las fibras naturales y los textiles de pelito crean un ambiente muy acogedor, perfecto para los meses más fríos. En el salón, encontramos el sillón Ashbury de corte clásico, y junto a este, una consola de roble y mimbre modelo Sand.

 

El sillón Ashbury tiene un precio de 1.250 € Comprar

La consola Sand tiene un precio de 350 € Comprar

Comedor y cocina abiertos 513311

25.

Una cocina con una práctica barra multiusos

Con la reforma, la cocina se ha integrado a la zona de día por completo. De hecho, al entrar en la vivienda lo primero con lo que te encuentras, ahora, es la cocina. Precisamente por eso la decoradora optó por un mobiliario con frentes lisos y de un suave color topo, porque así no se ve "tan cocina". El gran acierto ha sido la barra, que separa la cocina del comedor, ofrece una zona de almacenaje extra y sirve de barra y pasaplatos. 

Mobiliario de Cubic Cuines. Taburetes de La Maison.
Salón comedor diáfano de piso pequeño 00513307

26.

2. Un dúplex mini de 52 m2 con un dormitorio tipo cabañita

Este piso es muy pequeñito pero no lo parece para nada. ¿La clave? Derribar tabiques, para arañar el máximo de centímetros y facilitar que la luz fluya de punta a punta. Y prescindir de las zonas de paso, que cuando los metros escasean son un lujo que no te puedes permitir. Y esto es lo que hizo la decoradora Marta Prats en este dúplex, creando una zona de día diáfana en la que salón, comedor y cocina conviven armoniosamente. 

Mueble bajo diseño de la decoradora y realizado por Vallés carpintería. Butaca y alfombra de Merc&Cia. 
Comedor con zona de despacho 00493819

27.

Un completísimo despacho en el salón

Para rentabilizar al máximo los escasos 70 m2 del salón, la decoradora convirtió la pared libre de la zona de día en un completísimo despacho con mucho encanto.  Un sobre blanco sobre dos books de madera, y un armario con puertas recuperadas completa el almacenaje. 

Comedor integrado en el salón con banco en "L"  00513373

28.

Un comedor mini con maxi capacidad

Además de optimizar al máximo el espacio, abrir el piso a su terraza y ganar luz, para los nuevos propietarios era importantísimo poder contar con un comedor que pudiera crecer si era necesario. La gran apuesta fue un banco en "L", que permite ajustar la mesa a la pared, ganando más metros para el salón, y disfrutar de más plazas de asiento si se necesita. Con el sobre abatible, además, es ideal para guardar. 

Cocina con comedor anexionado en la isla 00522576 O

29.

Una súper cocina que integra el comedor

La cocina se ha convertido, ahora, en el corazón de la zona de día. Con una pared de cristal que lleva al porche, disfruta de metros y luz natural. Y al estar abierta al salón, parece mucho más amplia de lo que en realidad es. La decoradora liberó la parte frontal de armarios, para aligerarla, y los reservó en un lateral, prolongándose hasta el salón. Aprovechó la isla central para anexionar el comedor, donde caben cómodamente 5 personas. 

salon-pequeno-con-mueble-tv-bajo-00521327 O

30.

Una zona de día diáfana e inundada por la luz

En esta imagen se aprecia donde estaban los anteriores tabiques y cómo de compartimentado estaba el espacio. Ahora, desde el sofá ves el interior de la cocina. Toma nota de esta clave: zonificar con separaciones acristaladas, como el cerramiento de la cocina, y jugando con muebles abiertos, como la estantería que separa el comedor del recibidor. ¡Qué buenas ideas!

Cocina abierta al salón con comedor que separa y cristalera que lleva luz 00511393

31.

6. La casa que multiplicó (¡de verdad!) sus metros con la reforma

Esta casa creció, de verdad, con la reforma. Y la clave fue... el garaje. Y el ingenio y la visión de Asun Antó y Javi Baldrich, de Coton et Bois. ¿Ves esta cocina? Antes era el garaje de la casa, pero se aprovechó la reforma para tomarle prestados unos metros y ganar así esta maravillosa cocina con una cristalera a modo de invernadero. Además, se abrió al salón, que sumó, también, luz. Y se usó el comedor como separación entre ambas zonas. 

Muebles diseño de Asun Antó, de Coton et Bois y mesa del comedor, de anticuario. 
Cocina con pequeña barra y corredera que separa del comedor 00497487

32.

7. La casa de los mil armarios

Si te falta espacio para guardar, esta casa será tu fuente de inspiración. Con la reforma, llevada a cabo por Glow Rehabilita, se han sacado armarios por doquier. Nos encanta la idea de convertir la pared del comedor en una pared de armarios visualmente continua a la cocina. Y, allí, se han trasladado la despensa y la nevera. Con ello, se libera la cocina ganando espacio de almacén y pudiendo habilitar incluso una mini barra muy práctica. 

Mobiliario, diseño de Glow Rehabilita. 
Cocina abierta al salón con comedor integrado 00511341

33.

4. Una casa pequeñita pero superbién resuelta

Abrir la cocina al salón e integrar el comedor a la cocina ha sido una de las claves de la reforma de esta casa, proyectada por el arquitecto Luís Martín Fabregat y APS construcciones, con la decoración de la estilista de El Mueble Sol van Dorssen. Así, la zona de día no solo ha multiplicado su claridad, sino que el salón "ha crecido" al adosarse la mesa a la isla. Con el plus que, cuando no se usa, sirve de superficie de trabajo extra. 

Muebles de cocina de Toni Cabello. 
Comedor abierto a la cocina y al salón

34.

Un comedor muy capaz con un gran banco con truco

El comedor debía poder acoger a muchos comensales, por eso la decoradora ideó una gran mesa cuadrada y la completó con un banco corrido que permite sumar más plazas de asiento. Un banco que tiene truco, porque se ha equipado con cajones para guardar, permite unificar el comedor con la cocina y, además, se ha decorado con una hilera de plantas que le dan color y vida. ¿Quieres ver el resto de soluciones de la casa?

Banco, diseño de la decoradora y mesa de Brocanter Rocamora.
Comedor con mesa vestida con centro 00535959recortada

35.

Decora la mesa de comedor cuando no se usa

La mesa del comedor puede convertirse en un elemento muy duro cuando está desnuda. Por eso conviene decorarla cuando no la usamos. La estilista Olga Gil-Vernet es muy fan de las bandejas: "Me gusta mucho poner una bandeja grande, que tenga presencia, pero siempre proporcional a la mesa. Y montar un bodegón en ella, por ejemplo, con tres jarrones, unas velas... Pero siempre en número impar y agrupados en grupitos, porque da más orden. Otra opción que queda muy bien es poner un plaid en medio de la mesa y un jarrón grande". 

Mesa, diseño de la decoradora. Sillas, de Andrea House, en Sacum. 
Comedor abierto al despacho con piezas de diferentes estilos 00530385

36.

Mezcla piezas de diferentes estilos (y suma personalidad)

Es algo de lo que las estilistas de El Mueble son fan: combinar piezas de diferentes estilos y procedentes, en su justa medida, para crear una decoración más rica, personal y vivida. "Evitaría siempre colocar muebles de una misma línea en el salón, porque da sensación de showroom. Por ejemplo, elegir la mesa de centro y las auxiliares del mismo modelo, así como los demás muebles. La idea es ¡mezclar acertando!", apunta Sol. 

Sillas de madera, de IKEA. 
00426476 vitrina de madera en comedor

37.

Presume de alacena y de tus tesoros

"Un comedor con un mueble con carácter no falla. Pon una alacena o una pieza recuperada o pintada y acertarás", explica Olga Gil-Vernet. 

Mesa y vitrina diseño de Cuca Arraut. Lámparas de techo realizadas por Vaporetto. Sillas, de Maisons du Monde.
Comedor con sillas tapizadas en rosa 00501844

38.

Las sillas marcarán estilo

Todas nuestras estilistas coinciden: las sillas son la pieza estrella del comedor. Dafne Vijande siempre apuesta por sillas ligeras, mientras que Carmen Figueras prioriza “que sean bonitas y actuales”. 

Alfombra de Wooprugs y sillas de Mestizo Store.
Comedor con mesa grande de madera 00527473

39.

Apuesta por una mesa de comedor de madera

A nuestra directora de estilismo, Magda Martínez, le encantan "las mesas grandes de madera natural". Dan calidez, son sólidas y nunca pasan de moda. 

Mesa de Stol, sillas de teca y mimbre de Cidon y lámparas de Ay Illuminate.
Seguridad-en-casa 00506961

40.

Cambia las lámparas, en 15 minutos

Puede que no te hayas dado cuenta pero los focos que mantienes sobre la mesa de comedor delatan su edad. ¿Por qué no los actualizas con unas lámparas suspendidas de intensidad variable? ¡Verás qué cambio! Natalia Zubizarreta eligió dos modelos similares metálicos en negro, a juego con las sillas. Si prefieres dar un toque más cálido, opta por lámparas de fibra natural. Eso sí, utiliza siempre bombillas de bajo consumo. En apenas un cuarto de hora conseguirás estrenar comedor.

Mesa, de Dareels. Sillas, de Ton. Lámparas de techo, de & Tradition. Alfombra, de KP. 
Diferenciar la zona del comedor 00526284

41.

Empapela la pared del comedor, en 40 minutos

¿Más ideas para modernizar tu salón? Si comparte espacio con el comedor, puedes delimitar este revistiendo su pared con papel pintado. Así lo han hecho aquí las interioristas Isabel Flores, Nuria Almansa e Isabel Font. Han elegido para ello un bonito papel botánico que refresca el ambiente y lo convierte en foco de atención. Un sencillo gesto que te llevará poco más de media hora.

Sofá, de Ormoss. Mesa de comedor, de Adaleya. Sillas y lámpara de techo, de Ixia. Papel pintado, de Gancedo.

 

Cocina abierta al comedor con lámparas de techo 00483287 1da06f8b 2000x1569

42.

Una cocina diseñada para el disfrute en familia

Si deseas que tu comedor sea el rey de las zonas comunes, haz como aquí y elige una amplia mesa de madera rústica y con porte en la que puedas acogedor a toda la familia. ¿Te gusta la que ves? Está realizada en roble con estilo vintage y es extensible, y sobre ella se colocaron dos lámparas de techo con grandes pantallas en color blanco para darle aún más protagonismo.

Mobiliario, de Blum. Taburetes, en La Maison. Pantallas, en Tierra Extraña. Mesa del comedor y lámpara de techo, de El Corte Inglés.

 

La mesa de comedor tiene un precio de 1.150 € Comprar

00498880 Cocina con alacena de madera para la vajilla

43.

Muebles de almacenamiento con historia

Otra pieza que hará que tu cocina se vea más cara es un mueble con historia, como una alacena heredada, por ejemplo. Esta de madera con la vajilla a la vista ha sido elegida por las interioristas Gracia y Leticia de Amescua ¡y no puede ser más bonita! Ahhh y si eliges unos electrodomésticos de última generación, tu cocina se revalorizará al instante.

Mesa de comedor, de Vical. Sillas, de Taller de las Indias. Mobiliario de cocina, de BLR Interiorismo. Barra de madera extraíble, diseño de Hoc Volo. 
00522540 Comedor con mesa industrial y sillas de diseño

44.

Un comedor con mesa de madera maciza y sillas de diseño

Si te gusta recibir invitados en casa, elige una mesa de comedor amplia fabricada con maderas nobles, macizas y recicladas. Y acompáñalas con unas sillas cómodas, de esas que hacen las sobremesas interminables. Opta por unos asientos de autor originales (o no), tipo CH24 Wishbone, Eames, Thonet, Tulip..., y todos estarán encantados de estar sentados en un diseño icónico. Este comedor ha sido ideado por Pía Capdevila.

Mesa realizada a medida por V. Gálvez. Sillas réplicas del modelo CH24 y lámparas de ratán negro, de Kenay Home. Estores, de Yutes. 

 

00533393 Salón comedor con aparador y butaca vintage

45.

Muebles antiguos, bonitos y valiosos

¿Con qué más piezas puedes hacer que tu salón se vea más caro? Sin duda con un mueble antiguo (aparador, librería, cómoda...) procedente de anticuario o bien haciéndolo parecer así con un acabado envejecido. Una butaca clásica será otro elemento que encarecerá la estancia. Ambas piezas han sido elegidas por el interiorista Jorge Moser en este salón, rejuvenecido gracias a las lámparas modernas.

Sofás retapizados por Miki Beumala. Mesa de centro, en Corium. Mesa auxiliar, de Catalina House. Alfombra, de BSB. Butaca, de Maisons du Monde. 
 FER2786

46.

El azul es protagonista

Los detalles en azul nos ayudan a poner ese toque elegante de la colección otoño-invierno de El Corte Inglés Home. Lo hemos usado en la alfombra y en el aparador de inspiración oriental Xian (850 €).

Lámpara de sobremesa Tropic oro (99 €), figura Hormiga Mantis (24,95 €), jarrón Asam (34,95 €), lámina Ave del Paraíso Botanical de Dybahl (39,95 €), marco Tamar (29,95 €) y portavelas Hurricane Aristas (39,95 €) de El Corte Inglés Home. 
 FER2684e

47.

Espacios conectados

Las puertas correderas conectan visualmente salón y comedor que comparten también su decoración de inspiración clásica con notas de color y toques orientales. Sendas alfombras delimitan ambas zonas, decoradas también con grandes espejos. 

 FER2686

48.

Copia el look del comedor

Mesa Mundhra de 152 cm de diámetro (1.100 €) y de madera de mango. Sillas tapizadas con capitoné y tachuelas modelo Marcelle (259 €/u). Lámpara dorada con diseño de hojas de piña modelo Tropic (189 €).  Alfombra Tender (200 x 290 cm, 269 €). Todo de El Corte Inglés Home.
cocina-abierta-al-salon-00531326

49.

Eliminar tabiques

Una ilusión óptica muy real es la que se consigue derribando tabiques. Abre el salón a la estancia contigua cuando este es de reducidas dimensiones. Al eliminar barreras visuales que corten hay continuidad y el espacio se amplía. Los metros parecen más aunque solo ganes unos centímetros reales de uso.

Muebles diseñados por la decoradora Celia Crego y mesa y sillas del comedor de Orquídea.
00490380

50.

Perfecto para camuflar la presencia de la cocina

¿Quieres una cocina que pase desapercibida? Haz como la interiorista Miriam Barrio e inclúyelos sobre los muebles de la cocina junto con unos estantes con estructura dorada y baldas de cristal. Además, si los techos son altos y 'abusas' del color blanco, el efecto elegante estará garantizado.   

Mesa, de Entremaderas. Sillas Henriksdal, de Ikea. Lámpara de techo realizada a medida por Bimaxlight. Mobiliario de cocina, diseño de la decoradora Miriam Barrio y realizado por Oltapol. Encimera y fregadero, de Neolith. Grifería dorada, de Vola. Alfombra de cerámica

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?