Una reforma en casa es un quebradero de cabeza, lo sabemos, pero precisamente por eso, es importante que antes de meterte en engorrosas obras, pienses muy bien qué cambios quieres llevar a cabo para que tu casa, no solo luzca más bonita y actual, sino también para que gane en funcionalidad. Las puertas correderas de cristal te ayudarán a cumplir con estos dos objetivos. Así que, antes de planificar tu próxima reforma, será mejor que eches un vistazo a esta selección: son diseños de estilos diferentes para que te inspires a la hora de escoger los que mejor vayan con tu casa. No queremos que luego te arrepientas de no haberlas puesto…

1 /12

1.

Un par de puertas acristaladas con guía vista

Puerta corredera de cristal entre cocina y comedor.

Las alfombras de yute son de Papiol y los puffs, de Coton et Bois.

El Mueble

En esta vivienda se optó por separar la cocina del salón con dos hojas de cristal con perfiles de hierro negro que se deslizan sobre una guía del mismo material y acabado. Este cerramiento de estilo industrial aporta un plus de estilo y personalidad a la decoración.

2.

En blanco con cuarterones de cristal

Puerta corredera blanca con cuarterones de cristal.

Proyecto de Asun Antó. Mesa, de Carels, lámpara de techo, en Coton et Bois y sillas, de Pilma.

El Mueble

Gracias a esta puerta corredera con cuarterones de cristal, la cocina de esta casa es un espacio más luminoso gracias a la luz que le llega desde el salón-comedor. Es un diseño sin guías a la vista, de color blanco que ocupa todo el frente: delimita los espacios sin perder integración.

3.

De pared a pared

Cerramiento acristalado de pared a pared.

Muebles de cocina de Ikea con encimera de Silestone, taburetes de Maisons du Monde y lámpara de techo de Faro Iluminación.

El Mueble

¿Y si sustituyes el tabique por un cerramiento acristalado que vaya de lado a lado? Eso fue lo que hicieron las decoradoras Vera Salvat y Victoria Amat en este proyecto: se instaló un cerramiento formado por varios paneles correderos que se recogen en los laterales fijos. Un diseño como éste se convertirá en punto focal de la decoración.

4.

Diseño minimalista

Puerta corredera de cristal con sutil marco negro.

Mesa con sobre de mármol y patas de madera de Poliform. Las sillas son de Luzio y la lámpara de Catalina House.

El Mueble

En este piso de Barcelona, el arquitecto Jorge Moser, de Moser Mur Arquitectura, separó el salón del recibidor a través de una puerta corredera acristalada de aluminio. Si el look industrial que aportan los cerramientos de hierro negro no va con el estilo de tu casa, ten en cuenta este material, pues ofrece perfiles muy finos, ideales para decoraciones contemporáneas.

5.

Con la parte de abajo ciega

Puerta con parte acristalada y parte ciega.

Los taburetes son de Pilma.

El Mueble

También verás puertas acristaladas con la parte inferior opaca. ¿En qué casos optar por este tipo de diseños? Cuando se quiere ocultar parcialmente lo que queda al otro lado del cerramiento. En este caso, la interiorisa Marta Tobella combinó la hoja corredera con un panel fijo que hace las veces de tabique y cuya zona opaca esconde el costado de los muebles de cocina.

6.

Cuarterones de vidrio traslúcido

Puerta corredera con cuarterones de cristal traslúcido.

Consola de Culdesac, lámpara de Light & Living y cestos de Tine K Home en Sacum.

El Mueble

Con las puertas de cristal buscamos que la luz natural llegue a todos los rincones de la casa, pero no siempre interesa contemplar qué sucede al otro lado del cristal. En ese caso, la solución es optar por cuarterones de cristal traslúcido como hizo la decoradora Marta Tobella en este proyecto. El recibidor recibe luz natural, pero sin que nadie sepa quién está en el salón. Los perfiles de madera lacada en blanco potencian la sensación de luminosidad.

7.

Alojada en el tabique

Puerta corredera de cristal que independiza el lavadero del resto de la cocina.

Cocina diseñada por Asun Antó y Clara Infiesta. Mobiliario, de Moretti y papel pintado Flamant Caractère de Arte.

El Mueble

Las puertas correderas empotrables, como al abrirlas se esconden dentro de la pared, tienen la ventaja de que permiten colocar muebles, sanitarios o electrodomésticos a ambos lados del tabique. 

8.

Un diseño muy ligero

Dormitorio en suite con baño y vestidor integrados.

Proyecto de Vera Salvat y Victoria Amat. Bañera Alena de Roca y armarios, de Ikea.

El Mueble

Al no tener marco, esta puerta corredera resulta visualmente muy ligera. Es una hoja de cristal templado (evita una rotura peligrosa en caso de golpe o accidente) esmerilado, es decir, deja pasar la luz, a la vez que permite cierta privacidad, que separa el baño de la zona de descanso del dormitorio. El sistema de rodamientos queda oculto tras el embellecedor de aluminio.

9.

Un elemento decorativo más

Puertas de metal y vidrio para separar el dormitorio del baño integrado.

Panel acristalado de aluminio diseñado por Júlia Brunet Interiorisme y realizado por Sistema Midi de MB. Taburete y l´mapra de techo de Idees Disseny.

El Mueble

Espectacular, en este piso de la Costa Brava, la solución para integrar el baño en el dormitorio. Se trata de un cerramiento de metal y vidrio que combina dos puertas correderas y una fija con un llamativo diseño que, además de añadir prestancia a la casa, hace de este elemento divisorio una pieza decorativa clave.

10.

Puerta plegable o tipo libro

Puerta plegable.

Puerta plegable. En blanco, separa el comedor del pasillo y con sus cuarterones de cristal permite pasar la luz del exterior al comedor.

El Mueble

Es corredera porque se desliza, pero en lugar de tener una sola hoja, está formada por varias articuladas, que se se recogen en un extremo, como un acordeón, ocupando tan solo 90 cm.

11.

Tabiques de cristal

Cocina con puerta corredera y paredes de cristal con el mismo diseño.

Cocina con puerta corredera y paredes de cristal con el mismo diseño.

El Mueble

Otra solución para disfrutar de una cocina más luminosa sin abrirla completamente al resto de a casa es sustituir los tabiques por paneles acristalados con un zócalo opaco y una puerta corredera con el mismo diseño. En cuanto al acabado, lo ideal es escoger el tono del mobiliario y del resto de la carpintería para integrar mejor el cerramiento en la decoración.

12.

Una gran hoja de cristal deslizante

Cocina con muebles de madera y puerta corredera de hierro negro y cristal.

Mobiliario diseñado por las arquitectas Irma Aleu y Rosa Viñets, y realizado con madera de roble por Fustería Sais. La encimera es de Silestone, los taburetes Luxor, de Crearte, y las lámparas Hanoi, de Lumens.

El Mueble

En este caso, la entrada a la cocina se delimita por una puerta corredera de cristal en color negro y cuarterones rectangulares, que se desliza sobre un raíl que también tiene un gran valor decorativo. Si eliges una hoja de grandes dimensiones como la que vemos en esta cocina, recuerda que un tirador de barra grande facilitará la apertura.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.