Comedores

151 /3884
Mesa de Navidad con poinsettias

151.

Con cristal y madera

El color rojo de las poinsettias queda matizado por los portavelas de madera, las botellas de cristal que le hacen de jarrón y el camino de mesa de lino que se ha decorado con piñas, ramas y bayas. Queda navideño y con aire de campo. 

Corona de frutos rojos en picaporte 00418563

152.

En rojo pasión

La interiorista Meritxell Ribé ha elegido una corona de Navidad de PVC adornada con bayas para decorar el picaporte de esta puerta de paso al comedor. Si te fijas, sus colores rojos y burdeos hacen juego con la cristalería de la mesa puesta.

Mesa y sillas, del Estudio de Meritxell Ribé. Vajilla, de Azul-Tierra. Caminos de mesa, de Lu Ink.

 

 Estrella blanca colgada en puerta 00495336

153.

Puertas decoradas de Navidad que son pura fantasía

Si quieres decorar también las puertas de los balcones, ¡no dudes en hacerlo! Todos en la calle levantarán la cabeza para verlos. Fija pegatinas en los cristales, cortinas de luces a modo de guirnaldas o estrellas nevadas, como la de la imagen. Crearás todo un mundo de fantasía ¡y sin salir de casa!

salon-comedor-techo-abovedado-y-cortinas-blancas 483029

154.

Un salón pequeño pero muy capaz

El salón está pensado para recibir, con un sofá amplio y cómodo, un puff a modo de reposapiés que puede servir de asiento extra y una butaca muy confortable. Además, el sofá se transforma en cama. El aparador ofrece mucho espacio para guardar, pero al ser blanco, como las paredes, no pesa visualmente. 

salón comedor cocina en blanco de piso pequeño

155.

Una distribución de la zona de día en línea

Los tres espacios de la zona de día se han organizado en línea, con el salón en primer término y con el sofá como separación del comedor, que ocupa la parte central, y la cocina, blanquita como el resto del piso, al fondo. Para separar este espacio del resto de la zona de día se optó por una gran cristalera de hierro que, además, suma personalidad y contrasta con el total look en blanco. 

Salón comedor con cocina panelada de madera en piso pequeño

156.

Una zona de día panelada por la madera

Este piso es lo que se conoce como "quart de casa", un tipo de vivienda habitual en el barrio barcelonés de la Barceloneta. Aún siendo mini, se le ha querido dar un look muy cuidado, con madera panelada en la cocina y en el mobiliario del salón comedor. El blanco de las paredes contribuye a ampliar visualmente el espacio.

Salón con cocina abiertos y terraza_00402125

157.

Una amplia zona de día diáfana

Este ático parece mucho más grande lo que en realidad es. Y el hecho de contar con una zona de día diáfana, donde cocina, comedor y salón comparte un espacio único que discurre en paralelo a la terraza, ha sido una de las claves del éxito. El blanco, que unifica paredes, techo y parte del mobiliario, contribuye a que el espacio se vea más amplio.

Sofá de Miki Beumala y muebles de cocina realizados por Luis Samartino.
Salón comedor con suelo en madera clara y alfombra blanca 00521382

158.

Opta por pavimentos claros

Si en las paredes y en el mobiliario los colores claros reflejan más luz que los oscuros, lo mismo ocurre en el suelo. Procura elegir suelos de madera o gres en tonos suaves. ¿Que el suelo de tu salón es oscuro y no quieres cambiarlo de momento? Entonces ocúltalo con una alfombra blanca que capte toda la luz que entre por la ventana. ¡Notarás el cambio! Es lo que ha hecho aquí la interiorista Belén Campos en la zona del sofá.

Sofá, de Miki Beumala. Mesa de centro, de India &Pacific. Mesa auxiliar, de Coton et Bois. Alfombra, de Carolina Blue. Lámpara de pie Tolomeo Mega, de Artemide. Pavimento de gres porcelánico que imita madera, en Acocsa.

 

 Salón blanco abierto a cocina con estor y persiana lamas 00521145

159.

Provoca efectos especiales

La mejor solución para proporcionar luz natural a un salón poco luminoso es apostar por espacios diáfanos sin tabiques ni puertas, a modo de loft, donde todos los espacios estén intercomunicados. Es lo que ha hecho en este piso la interiorista Bárbara Sindreu donde el salón se abre a la cocina, al comedor y al recibidor del fondo. Para que entre y se distribuya bien la luz, en el salón coloca estores blancos —súbelos hasta arriba— o cortinas de lamas que modulan la cantidad de luz a nuestro antojo y cuyas sombras producen sugerentes efectos. Aquí, se ha optado por ambos.

Sofá, diseño de Bárbara Sindreu, realizado por Miki Beumala, y tapizado con tela de Güell-Lamadrid. Mesa auxiliar, en Litle House. Sillas de comedor, de IKEA. Mobiliario de la cocina, diseño de Bárbara Sindreu.
Salón con espejo de cuaterones 00517101

160.

Añade espejos

Ya sabes que los espejos hacen magia en cualquier estancia porque no solo la agrandan visualmente sino que la iluminan. ¿Que tu salón tiene poca luz natural? Coloca uno o varios espejos ¡y habrás solucionado el problema! En la imagen, la decoradora Asun Antó ha colocado un espejo grande de cuarterones en la repisa detrás del sofá. Este es capaz de atrapar la luz y diversificarla por todo el salón hasta el comedor del fondo donde la luz apenas llega.  

Sofá, mesa de centro, pufs de ratán, alfombra,  lámpara de pie, espejo y chimenea, de Coton et Bois.

 

salón abierto a la cocina con puertas acristaladas 00513240

161.

Crea cerramientos acristalados

¿En tu cocina entra un chorro de luz natural que más quisiera tener el salón? Tira tabiques e integra ambos espacios para que se beneficie de ella. Deja un vano abierto entre ambas estancias o bien instala un cerramiento acristalado con perfilería fina y blanca, como la que han elegido las decoradoras Vera Salvat y Victoria Amat en este salón comedor.

Sofá, de Kibuc. Puf, de Coco-Mat. Mesa, de Kave Home.
Cocina abierta al comedor con techo de volta catalana en blanco_00521475

162.

Combinar dos pavimentos diferentes para separar ambientes

Es un truco óptico, pero en espacios abiertos combinar dos pavimentos diferentes es un recurso visual para diferenciar dos ambientes. En este caso, en el comedor se ha empleado un suelo de madera mientras que en la cocina es un porcelánico, más sufrido. 

Esta cocina es un proyecto de Nook Architects. 
Pasillo con vistas al comedor cerrado con puerta plegable_00522631

163.

Una escultórica puerta plegable para separar ambientes

La decoradora Asun Antó separó el recibidor del comedor mediante una escultórica puerta plegable acristalada y de hierro que lleva luz natural al vestíbulo. Abierta, funde ambos espacios ampliándolos respectivamente. 

La puerta es un diseño de la decoradora.
Salón diáfano en blanco con sofá rinconero que separa del comedor_00521120

164.

Usa el sofá para separar ambientes en un salón

En espacios diáfanos, jugar con los muebles para diferenciar ambientes es un recurso muy práctico porque separa sin dividir. En este loft, la decoradora Bárbara Sindreu usó la trasera del sofá como separación entre el salón y el comedor sin con ello restar luz ni perder la comunicación visual entre ambos ambientes.  

Cocina abierta al comedor con muebles negros y de madera y grandes ventanales con vistas a las montañas_00517200

165.

Aliarse con el mobiliario de la cocina para separar ambientes

Cuando salón, comedor y cocina comparten un único espacio diáfano, un recurso muy útil para separar la cocina del resto de la zona de día es usar el mobiliario a modo de murete bajo, como se ha hecho aquí. Esto, además, permite aprovechar la península con armarios a ambos lados, abasteciendo la cocina y el comedor. 

Mobiliario de la cocina diseño de la decoradora Isabelle Mattera. 

  

 Arbol de Navidad en blanco y rojo con detalles dorados 00515446

166.

De la base a la estrella

Como no concibes la Navidad sin sus colores, verde, blanco y rojo, quieres que tu árbol sea un fiel reflejo de ellos, tal y como este de la imagen que rebosa tradición. Coloca los adornos desde abajo hacia arriba, primero los adornos grandes que, en menor cantidad, situarás en zonas estratégicas, que se vean bien pero sin eclipsar a los pequeños, ubicados alrededor. Tal y como ha hecho la decoradora Angie Escur Pujol.

Árbol, de Ikea.
IMG 0885

167.

Detalles IKEA que ayudan

Y es que los muebles y piezas de IKEA son el recurso ideal para dar el toque de personalidad que buscas. En la zona de comedor, acompañando a la mesa de herencia, las sillas con el modelo Mälarö, con un marcado estilo vintage y, además, plegables, algo fundamental cuando los metros escasean. 

Muebles de cocina, de MJ Figueroa. En la mesa, platos azules de Guáimaro. Sillas, de IKEA. Baldosas, de Álvaro Guadaño
029 DSC1402

168.

Un comedor low cost

En este pequeño apartamento, salón, cocina y comedor comparten espacio. Y la línea deco es la misma. Blanco, negro y madera. ¡Y aún más piezas funcionales! Como la mesa de madera, que es extensible, también es de IKEA. Como lo son las vitrinas negras, que abiertas, sirven para guardar el menaje, pero también tiene un objetivo decorativo. Son el modelo Malsjö.  

Mesa extensible, de IKEA. Sillas de mimbre, de Sacum. 
Salón comedor en gris y rosa 00495480

169.

Viste el salón en gris y rosa

Los colores metálicos son tendencia también esta Navidad. La decoradora Andrea Feliú ha optado por adornar este salón con textiles plateados. Y para contrarrestar el ambiente frío que provocan, los ha edulcorado con suaves rosas empolvados que se repiten en cojines, plaids y mantel. ¡El resultado es súper tierno!

Mesa de centro, espejo y lámpara de techo del comedor, de Sacum. Butacas de lino, de Luzio. Lámpara de sobremesa, en Coton et Bois. Alfombra, en Papiol.

 

Salón comedor navideño de estilo alpino en rojo y verde 00515421

170.

Engalana las mesas

La chimenea encendida, el árbol perfectamente adornado a su lado, los regalos dispuestos a sus pies... ¿Puedes añadir algún elemento navideño más a tu salón? Sí, la decoradora Angie Escur Pujol sugiere decorar las mesas de centro con ramas de abeto, velas y estrellas de madera, a modo de posavasos, como ha hecho en este salón de estilo alpino.

Sofá a medida Berlín, de Tapidisseny. Mesas de centro, de Dialma Brown. Alfombra, de Francisco Cumellas, en Margarita Ventura.

 

 salón con sofá gris y deco navideña 00515427

171.

Pequeños detalles en verde

Además del árbol y los textiles del sofá, otros elementos del salón se prestan gustosos a vestirse de fiesta. La decoradora Angie Escur Pujol ha optado por adornar el espejo con una mini corona y el pasamanos de la escalera con una guirnalda verde —que puedes extender a la mesa del comedor—. ¿Te gusta esta propuesta tan sutil?

Sofá Berlín a medida de Tapidisseny. Mesas de centro, de Dialma Brown. Alfombra, de Francisco Cumellas, en Margarita Ventura. Espejo, de Maisons du Monde.

 

00470883

172.

¡Qué buenas vistas!

¿Hay algo más acogedor que un par de butacas ubicadas junto a la chimenea y con el árbol de Navidad en primer plano? Cobijarse en ellas bien tapaditos con una manta y disfrutando de un chocolate caliente es la mejor puesta en escena para llevar a cabo en el salón de tu casa. Fíjate en lo bien coordinados que están los cojines con el mantel del comedor ¡y hasta con las cintas de los regalos!

Árbol de Navidad, de Parlane.

 

salon-comedor-separados-par-puertas-correderas-de-cristal-y-metal 470983

173.

Caldea el ambiente

¿Que quieres darle más dinamismo a tu salón? Apunta esta nueva sugerencia de la decoradora Dafne Vijande: utilizar textiles más cálidos, por ejemplo, en tono caldera como el de la imagen, y alguna funda estampada con motivo navideño. También puedes decorar el respaldo de las sillas de comedor con pequeñas coronas de Navidad suspendidas.

Sofá Chester de lino modelo Oxford, pufs de yute, alfombra Flokati, mesas de centro de hierro y madera de roble Calia y sillas Dona, de El Corte Inglés. Lámpara de techo, de Decolab.

 

centro-de-mesa-con-velas 00480322 O

174.

Un centro exprés

Si no has tenido tiempo de preparar un centro de mesa de Navidad más trabajado o si eres amante de lo sencillo, este arreglo no te restará tiempo prácticamente y es un básico que siempre funciona. Una bandeja, velas agruapadas de diferente tamaño y unas ramitas de alguna variedad verde. ¿Cómo puedes hacerlo más personal? Con cintas o cordel anudadas alrededor de las velas.

comedor-mesa-vestida-de-fiesta-centro-de-mesa-Navidad 00515428

175.

Con casitas de luz

En lugar de los tradicionales farolillos (que funcionan divinamente) en esta composición de Navidad se han usado casitas luminosas colocadas en el centro de la mesa. Da unidad una rama verde, piñas y algunas bolas de Navidad que aportan color. Usa ese tono como hilo conductor en los detalles de la mantelería y vajilla que uses para decorar la mesa de fiesta. Hay muchas ideas para decorar tu casa en Navidad

centro-de-mesa-de-Navidad-con-farolillos 00515700 O

176.

Velas, farolillos y ¡muchas piñas!

Natural y sofisticado al mismo tiempo. Los farolillos con velas son un clásico pero que crearán un bonito centro de mesa de Navidad y podrás usarlos todo el año. El toque festivo y de inspiración navideña lo lograrás si los rodeas con unas piñas y ramitas de acebo con sus encantadoras bolitas de color rojo. Otra opción es colocar dentro del farolillo de cristal guirnaldas de alambre con leds (funcionan a pilas).

mesa-fiesta-centro-de-mesa-de-Navidad 00515346 O

177.

Centros de mesa para una Navidad clásica

Clásica y sofisticada, así se ha vestido esta mesa de Navidad con el tono dorado y el cristal como hilo conductor. En el centro de la mesa un arreglo que decora a lo largo con hojas verdes y flores con candelabros torneados intercalados. Remata con alguna bola de Navidad dorada o en cristal y lo tendrás. Para que las flores duren más cortadas, empapa un papel con agua y colocalo con un poco de papel aluminio justo al final del tallo, ocultándolo con las hojas verdes.

centro-de-mesa-de-Navidad-comedor-clasico 00515382

178.

La Navidad más tradicional, la de siempre

¿Sabías que venden guirnaldas y coronas artificiales que pueden ayudarte a crear un bonito centro de mesa? Con ellas no tendrás que preocuparte más que de intercalar algún candelabro bonito, adornos navideños o guirnalda de luces. Este centro de mesa es tradicional, con plantas típicas de estas fechas. También puedes incorporar pequeños vasitos o jarrones con Poinsettias, la planta de la Navidad, cortadas.

centro-de-mesa-de-Navidad-con-frutas 00515273 O

179.

¿Qué fruta escoges para tu creación?

Este otro centro de mesa te servirá de inspiración y te animará a usar frutas para decorar. Aquí han sido las granadas las elegidas. Sus tonalidades rojizas contrastan bien con el verde. Puedes jugar con algunas hojas de gran tamaño colocadas en jarroncitos o bien agruparlas sobre una bandeja de madera, una hoja de Adán y adornar con una guirnalda luminosa. 

mesa decorada de Navidad centro de flores_00470960

180.

Un centro para mesa circular

Aquí tienes inspiración para decorar una mesa de Navidad con un centro natural de flores. La guirnalda luminosa y algunos adornos mini como bolitas o estrellas se encargan de rematar la inspiración. Coloca los adornos a modo de servilletero y deja que la guirnalda con sus mini luces añada magia.

Mesa y sillas de India & Pacific, alfombra e indivisuales de Ikea y plato y bajoplato de cristal de Zara Home.
centro de mesa con árboles de Navidad luminosos_00471004 O

181.

Un mini bosque para los centros de mesa de Navidad

Un bosque de pinos mágico y dorado. Esa fue la idea a la hora de crear este original centro de mesa de Navidad. Para ello se combinaron adornos en forma de hojas y árboles, con un punto de nieve. Las luces siempre tienen un hueco. ¡Nos encanta!

Árboles de El Corte Inglés.
Centro de mesa de fiesta con calabazas_00493524

182.

Centro de mesa de Navidad con calabazas

Porque no solo las podemos usar para decorar en Halloween. Algunas hortalizas y frutas, bien limpias, son perfectas para adornar centros de mesa. Aquí se han usado pequeñas calabazas, muérdago y otras variedades verdes (el relleno que venden en las floristerías es perfecto para este tipo de composición) y velas. Creálo sobre una base de poca altura y clava las plantas en espuma de jardinería humedecida.

mesa de fiesta centro de mesa de Navidad_00495599 O

183.

Blanco y cristal para dar forma a la decoración

Las ramas de pino artificiales que venden con efecto nevado son una buena opción para crear un centro de mesa de Navidad. Opta por verde, blanco, cristal de color o transparente y detalles metalizados (nácar, oro, plata, bronce…) si quieres más sofisticación.

mesa de comedor decorada con centro de mesa de Navidad_00495774

184.

De inspiración vegetal

Y es que el toque verde da mucho juego a la hora de diseñar un centro de mesa de Navidad. Puedes escoger hojas naturales o artificiales. Y no solo las hojas, también sus ramas. Eucalipto, acebo, abeto… cualquier arbusto quedará perfecto sobre un camino de mesa y con una guirnalda luminosa enredada. Juega con las alturas con algunos pequeños jarrones que sobresalgan.

Mantel y camino central de Catalina House. 
mesa de fiesta centro de mesa_00495854

185.

Un centro de mesa sencillo y vistoso

Para los que no quieren complicarse o porque te apetece algo minimal para vestir la mesa en Navidad. Una rama de abeto (puede ser natural, artificial o escoger una guirnalda artificial que imita el acabado) y bayas silvestres a lo largo de la mesa con varias velas de té en vasos de cristal. Así no recargarás el centro de la mesa y podrás jugar con otros detalles sobre los platos o en las servilletas, como se ha hecho aquí. Decorar espacios pequeños de Navidad ¡es superfácil!

comedor-con-paredes-verdes-y-mesa-de-madera-00503828

186.

Cuando es claro... relajante y fresco

"El verde claro proporciona sensación de equilibrio y armonía", afirman desde Bruguer. Tiene un matiz delicado que crea espacios naturales en los que prima la calma y el descanso, pero también es refrescante y envolvente. Perfecto para dormitorios y zonas de estudio. "Una suave paleta de colores de verdes y marrones intensos rezuma tranquilidad y ayuda a crear un ambiente relajante y productivo", explica la marca.

Mesa de acero lacado y teca, de Pilma. Sillas, de Kave Home. Lámparas de techo, modelo Nagiya, de Santa&Cole. Espejo, de Taimo.
paredes-terracota-00421418

187.

7. Rojo: intenso, atrevido y energizante

Lo ideal es no abusar de este tono y decantarse por rojos orgánicos –es decir, los que tiran a marrones–, como terracotas y ocres. Puedes utilizarlo en pequeñas dosis para resaltar una única pared y crear un punto de atención espectacular o a través de accesorios o algún mueble especial. Combínalo con colores tierra, beiges y muebles de maderas claras, como haya o roble, para mitigar su efecto enérgico y conseguir ambientes más cálidos y tranquilos.

Aparador y lámpara, de Cottage Little House. Mantel de lino y alfombra, de Filocolore. Butacas, de IKEA.
comedor-blanco-con-lampara-de-araña-00516882.jpg

188.

Cómo combinarlo

"Para un look moderno y fresco, mezcla blancos luminosos y tonos neutros y fríos como el gris perla o el piedra caliza. En cambio, para un interior más tradicional, combina el blanco con tonos neutros cálidos ahumados, como el arenisca o el marrón topo intenso", nos aconsejan desde la marca Jotun.

Lámpara, de Ofelia. Sillas, de IKEA.
trucos-deco-limpieza-y-orden-00490920

189.

Dale la vuelta al cojín y ¡cambia de escenario!

Si te gusta que tu salón transmita tranquilidad opta por decorar tu sofá gris marengo con cojines en tonos neutros: blancos, beis, e incluso, otras tonalidades de grises serán infalibles. Lograrás darle uniformidad al espacio. Pero si lo que buscas es precisamente romper esa homogeneidad, nada más sencillo como incorporar cojines de doble cara: por el lado estampado darán volumen y por el liso aportarán alegría. Así lo hicieron los decoradores Asun Antó y Javi Baldrich en este salón. ¡El resultado es brillante! ¿Por qué no sacas tu espíritu DIY y creas tus propios cojines

Sofá, mesa, sillas y lámparas de techo, de Coton et Bois.

 

 

Sofá gris con cojines y manta 00508545

190.

Añade un toque green a tu sofá gris

Si el color de tu sofá es un gris medio, a caballo entre el claro y el oscuro, vístelo con unos cojines más claros: blancos lisos o con dibujos muy sutiles, tipo unas rayitas rojas, que lo dinamicen. Como seguro que tendrás un ramo de flores o plantas cerca, también puedes colocar un cojín en un verde musgo, como ha hecho aquí el decorador Jaime Milans del Bosch. Este toque green y la elección de muebles en madera ruda resulta una manera muy discreta de acercarte a la Naturaleza.

Mobiliario, del Estudio Milans del Bosch.

 

 

salon-comedor-decoracion-Navidad 00445015 O

191.

Trucos para una decoración de Navidad sin gastar

Dormitorio con puertas correderas acristaladas ahumadas_00442273

192.

Un dormitorio íntimo que se abre a la zona de día

Se quería aprovechar la luz del dormitorio para llevarla a la zona de día también. Así que el equipo de arquitectos decidió cerrar esta habitación con una puerta corredera acristalada, que además no resta ni un cm. Pero para disfrutar de intimidad, planificaron una segunda hoja totalmente opaca. ¡Qué gran idea! 

Cocina blanca con comedor con mesa de madera_00483031

193.

Una cocina con lo mínimo y un completo comedor

La cocina se diseñó en blanco, el color que se impone en todo el piso, para que resultara más ligero. Y con el mismo objetivo se prescindió de armarios superiores. Para optimizar el espacio se integró el comedor, con una gran mesa de madera que da el punto cálido al espacio, y que además puede usarse como superficie de trabajo extra si se necesita. 

Mesa extensible de Ikea y sillas de mimbre de Sacum.

Mini comedor adosado a la cocina abierta_00480676

194.

Un mini comedor adosado a la cocina

Para disfrutar de más luz y metros en la zona de día, la decoradora eliminó el tabique de la cocina integrándola al salón y a su lado colocó el comedor. Para ganar más plazas de asiento, ideó un banco, cuyo respaldo se apoya en los muebles de la cocina, que además tiene cajones para guardar.  

Comedor abierto al salón con pared revestida de lamas de madera en azul intenso_ 00407821

195.

Tanto en azul intenso

El azul se coronó en 2020 como color Pantone del año y ¡se mantiene! Lo seguiremos viendo en paredes, elementos decorativos en la mesa o textiles. Es un color que nos recuerda indudablemente al mar y que nos da mucha calma. 

0219

196.

La mesa también se viste de Navidad

Si te gusta celebrar estas fechas, no limites la decoración navideña al salón. Llévala también al comedor, como se ha hecho aquí. Y es que la mesa rebosa detalles que te trasladan a esos entrañables momentos en familia. Y, como ves, los detalles amarillos se mantienen con un dorado intenso en las velas, los centros y las cintas de las delicadas campanas que decoran cada servicio.  

Bajoplatos dorados y copas, de Zara Home. Vajilla, campanas de cristal y estrellas doradas, de Coton et Bois. Medallones con iniciales, de Marisa Bernal. Guirnalda, de Foimpex.
 DSC3650

197.

Una mesa navideña que crea contrastes

El aspecto rústico de la estancia se ve potenciado por las lámparas de fibras, las sillas de maderas y la decoración navideña en verde; y el punto que contrasta lo ponen el camino de mesa y los cojines en azul turquesa, que refrescan el ambiente, lo aligeran y aprovechan la luz que entra por el gran ventanal para llenar la estancia de luz y matices. 

Sillas de India & Pacific. Mini coronas en las sillas de El Corte Inglés. Vajilla de Carolina Blue. 
 FER6762

198.

La mesa apuesta por los dorados

La mesa decorada para Navidad sigue la misma gama cromática del resto de esta casa. Blanco y beige ganan la partida, pero con cierto poder cedido al dorado. Y no ha hecho falta ceder mucho: unos portavelas, pequeños detalles en los centros de mesa y una cubertería –también dorada–. Si buscas ideas de decoraciones navideñas, no descartes el color más tradicional. Por cierto, esta es una de nuestras casas mejor decoradas por Navidad. 

Decoración navideña, de El Corte Inglés. 
paredes-terracota-00421418

199.

Un terracota lleno de optimismo

El color no puede faltar y aunque sea el pequeñas dosis, podremos seguir disfrutando de él con tonos en terracota como este. Un color lleno de optimismo y energía que veremos en casas mediterráneas o estilismo con mucho glamour inspirados en los años 70. 

comedor-en-tonos-verdes.00519736 O

200.

Un azul verdoso que refresca ambientes

Otro de los tonos verdes que veremos el próximo año es muy parecido a este color de la pared. Un tono azul verdoso inspirado en la naturaleza que llena de frescura cualquier espacio de la casa. 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?