Lámparas

3617 /3759

1801.

Apliques resistentes a la humedad

Es importante asegurarse que los apliques sean resistentes a la humedad y al contacto directo con el agua (nivel de seguridad IP65) y, preferiblemente, de bajo voltaje. Hay que situar el transformador a 50 cm de la fuente de humedad.

1802.

Apliques simétricos: a ambos lados del espejo

Es la ubicación más conveniente de los apliques si se desea prescindir de cualquier tipo de reflejo por la luz. 

Estos apliques se han adquirido en Mercantic. 

1803.

Que se adapten al entorno

A veces es bueno recurrir a los mismos materiales. Por ejemplo, que el acabado del brazo del soporte del aplique vaya a juego con las griferías, los toalleros o los ganchos de la pared. El color es otro elemento determinante a la hora de conseguir que los diferentes elementos combinen bien.

1804.

Tipo cuadro

Al igual que los apliques pueden iluminar los cuadros en zonas de paso, los mismo modelos son aptos para dar luz al espejo del baño. 

Espejo de Mapini y aplique de Bandalux. 

1805.

El golpe de efecto

Los apliques del baño pueden convertirse en los elementos que doten de personalidad al ambiente. Como en este caso, con mesa antigua y apliques de Carolina Socias by Cassai.  

1806.

Ilumina bien el espejo

 Opta por una luz blanca fría, lo más parecida posible a la natural (5.000 ºK o superior) para que no altere el color de la piel, muy importante a la hora de maquillarse. Aquí, se aconsejan unos 200 lux (lúmenes por m2).

1807.

Dormitorio 1: Sencillo y natural

Este dormitorio no sólo es pequeño, además es abuhardillado. Y las decoradoras superaron el reto con creces. Aprovechar la luz y con una decoración natural donde la premisa "menos es más" fue dos de los objetivos para que la reforma de este pequeño piso madrileño fuese un éxito.

El cabecero es una escalera de madera maciza de Deco&Living, al igual que el banco y las colchas. Las cabezas de animales de esparto son de Cestería Sagon. Los cojines proceden de Deco&Living. La mesilla y el flexo son de Maison Du Monde.

1808.

Dormitorio 5: Gana metros

O no los pierdas tan fácilmente. Instala una puerta corredera para ahorrarte casi 1 metro cuadrado de espacio.

Cabecero, de madera y algodón aterciopelado, de Cm Textiles. Lámparas, de Marset y Dab, en Lumen's. 

1809.

Dormitorio 6: Nuevas formas

Por suerte la creatividad nunca morirá y siempre encontraremos muebles originales y funcionales que nos permitan tener aquello que necesitamos. Como esta estantería/mesita de noche hexagonal donde puedes usar el interior para colocar los libros y también la base superior como estantería.

La mesita de noche es de Kenay Home.

1810.

No renuncies a los básicos

Si tienes un dormitorio pequeño y estrecho y no quieres renunciar a una mesita de noche, opta por una que no sea más ancha de 20 cm para dejar sobre ella lo estrictamente necesario. La luz la puedes colocar en la pared con un aplique o una lámpara de techo.

La colcha y los cojines son de Textura.

1811.

En el baño, deja la encimera lisa

Al asearnos tendemos a dejar sobre la encimera del lavabo todos los productos que utilizamos: cuchillas de afeitar, perfumes, cepillos de dientes, maquillaje... Guarda todos los productos y no dejes nada que realmente no quieres que se vea. Si quieres que tu baño se vea PER-FEC-TO tan sólo debes seguir 10 pasos. 

El espejo es a medida y es de L'art dels Marcs. Las lámparas son de Sacum.

1812.

Plástico reciclado

El diseñador industrial Álvaro Catalán de Ocón está tras el proyecto Pet Lamp, en el que un grupo de artesanos colombianos fabrica, mediante botellas de plástico coloridas y vistosas, lámparas de techo. El efecto es así de trendy y personal. Sin duda, para espacios que buscan diferenciarse.

1813.

Un dormitorio arropado por la madera

Desde Luderna Design dieron con una solución original y muy acogedora para decorar este pequeño dormitorio sin restar metros: revestir la pared del cabecero con madera. “Le da un extra de calidez y, al colocar las lamas en horizontal, amplía visualmente el espacio”, comenta Juanma Alonso. Apliques y mesita de Maisons du Monde. No te pierdas el resto de la casa

1814.

Un comedor muy capaz

Aunque no lo parezca, hasta 10 personas caben en este comedor. ¿El secreto? El gran banco en "U" que rodea la mesa cuadrada. Basta con unas colchonetas, que además dan un toque de color, para que además de práctico sea cómodo. Cuadro, de Taller de las Indias y sillas de Julia Grup.  

1815.

Trueque con el salón

En un primer momento el salón debía ir donde ahora está el comedor, junto la chimenea, pero la decoradora intercambió los espacios para aprovechar mejor los metros y la luz. Ahora, comer junto al fuego es todo un placer. Mesa en Belssia y sillas en Brucs.

1816.

Suelos de moqueta

 En los 90 el brit pop triunfó de la mano de Blur y Oasis. Y en las casas fue el turno de la moqueta, uno de los rasgos más brit que podamos encontrar. No hay casa inglesa que no tenga moqueta. Al menos aquí la moqueta se reservó -sobre todo y afortunadamente- para los dormitorios. 

1817.

Un dormitorio juvenil con un escritorio a medida

Si te falta espacio para colocar un escritorio independiente, opta por colocar un escritorio de pared con una base de madera y sillas a juego. Ganarás espacio, y estilo. Además, si lo haces a medida puedes hacer un escritorio para uno, para dos e incluso para tres.

1818.

También le va lo industrial

Incluso los muebles de diseño. Úsalo para compensar, para calentar, espacios que podrían quedar demasiado fríos o para evitar contrastes muy duros. En este caso, se ha evitado el juego de blanco y negro para crear una atmósferas acogedoras una zona de trabajo que no recibe la luz directa. 

1819.

El lino natural es un básico

Una de las telas más utilizadas en cortinas y tapizados. Aporta un poco de textura, deja pasar un poco la luz y tiene este bonito color intermedio que juega con blanco, con tierras, con grises...

1820.

Un clásico a rayas

Verticales, anchas y combinando dos tonos de beige, es una de las combinaciones más usadas para dar vida a una pared, en este caso el frontal del dormitorio. Podemos pintarlas, pero existen muchos papeles pintados como en esta caso.

Cabecero y mesita de noche de Coton et Bois, lámpara de sobremesa de India&Pacific. 

1821.

Integrada en el ambiente

Aunque la función de tu lámpara es brindarte una iluminación adecuada cuando estás en la cama, busca siempre una lámpara que vaya acorde con tu dormitorio para que se integre en el ambiente. El cabecero de lino, la mesita de noche, modelo Nuuk, y la lámpara, modelo Zakara, son de El Corte Inglés.

1822.

Pequeña elegancia

Un aplique sencillo y pequeño puede ser lo que andas buscando, sobre todo si no tienes mucho espacio en la mesita de noche. El aplique, de Marset, lo encuentras en Susaeta Iluminación.

1823.

Un trípode con sabor escandinavo

La madera aporta a los pies de la lámpara calidez y un diseño elegante. La pantalla, de algodón y metal, al ser clara hace que la iluminación sea suave y difusa. El cabecero y la mesita de noche son de Ikea. La ropa de cama y la alfombra, de Zara Home. La lámpara es de Hábitat.

1824.

Con relieve

De líneas clásicas y sencillas en este dormitorio la atención la acapara la lámpara de sobremesa. De madera tallada y con un estilo con reminiscencias barrocas acapara todas las miradas. Es un diseño de la interiorista Anna Taberner

1825.

Detalles con diseño

La lámpara cesta de Miguel Milà enamora a por sus suaves líneas y su cálida madera. La mesa antigua, de Natura Casa, es el contrapunto que hace que esta lámpara brille con luz propia.

1826.

Sin mesita de noche

Si no tienes espacio para una mesita de noche -o no quieres tener- los apliques son una solución ideal. Integrados en el cabecero o en la pared ofrecen la iluminación que necesitas sin robarte metros. El cabecero es diseño de Meritxell Ribé. Los apliques son de Vibia.

1827.

Sencillas grandes ideas

Una cuerda y una bombilla. Así de simple y sencillo y con un resultado entre naíf y natural que complementa el estilo del dormitorio. El cabecero lo encontrarás en Sacum y las cortinas en Zara Home.

1828.

Romántica y coqueta

A juego con la cómoda, esta lámpara de sobremesa de Sandra Marqués, tiene la pantalla bordada con motivos florales. El cabecero y la cómoda son de Oficios de Ayer. El espejo con cuarterones, de Kenay Home.

1829.

Dúo de materiales

Concretamente madera y cobre. Este flexo de madera combina con el cobre interior de la pantalla y consigue darle un estilo versátil: rústico, industrial, vintage... La mesita de noche es de Catalina House.

1830.

Una nota de color

¡Y además rosa! Que combina con los cojines sobre la cama. Porque no todas las lámparas tienen que ser de madera, blancas o metal. Mesita de noche Nordic, en El Corte Inglés. El cabecero es de India & Pacífic.

1831.

Soluciones verticales

Si no tienes mucho espacio para colocar una mesita de noche o ésta es de tamaño reducido, una lámpara de sobremesa te puede robar espacio. Por eso, las lámparas de techo que cuelgan hasta la altura de la mesita son ideales. Así, tendrás más espacio para dejar los libros o tus plantas preferidas

1832.

Versatilidad aplicada

Hace tiempo que los apliques dejaron de ser meros accesorios de iluminación de los pasillos y poco más. Crean ambientes con encanto y tienen un punto decorativo único que casa con muchos estilos. Como éstos apliques de Maisons du Monde, de estilo industrial, que son el punto original de este dormitorio rústico.

1833.

No existe un patrón

Las lámparas de techo que sustituyen a las lámparas de la mesita de noche no tienen por qué ser todas tipo bombilla. Por suerte, hay mucho modelos, como estas de madera. El cabecero y la colcha de lino son de La Maison. La mesita de noche, de El Mercader de Venecia.

1834.

Aires del pasado

Dormir en este dormitorio es casi como retroceder en el tiempo. Tiene un aire romántico y antiguo, como si cada mueble tuviese muchas historias que contarte antes de conciliar el sueño. Incluso las pantallas de las lámparas combinan cromáticamente con el dormitorio. El cabecero, la mesita de noche, la cómoda y las lámparas son de Cottage Little House. El papel pintado, Letto pistachio, de la colección Zoom Magenta, lo encuentras en Coordonné.

1835.

Madera flexible

Como si se tratara de un flexo, el pie de madera mantiene las curvas suaves y dulcifica las líneas de esta lámpara minimalista. Cabecero, de Priort. La mesita de noche y la lámpara de sobremesa son diseños de Vive Estudio.

1836.

Con cuerpo y alma

No todas las lámparas de sobremesa para la mesita de noche tienen que tener un brazo recto y una pantalla. Las hay con mucha más personalidad, cómo esta lámpara de cuerpo ovalado y con unas "escamas" que la hacen resaltar. Cama, de Ralph Lauren.

1837.

Caer en las redes

Además de los apliques y las lámparas de sobremesa, las mesitas de noche ya pueden contar con otro punto de iluminación: las lámparas de techo, que están ganando terreno tanto por su estética como por su practicidad. La butaca y las lámparas las encuentras en Coton et Bois. El cabecero, en Maxcolchón.

1838.

Aires nipones

Los diseños de las lámparas de sobremesa ofrecen un gran abanico de posibilidades, como éste, en forma de mikado. ¿Cuál es el tuyo? En la cama, los cojines lisos son de filocolores y el cojín de  cuadros, de Carolina Blue. Las sábanas de flores, de la Maison.

1839.

De la oficina a la cama

Las lámparas que usamos en la mesita de noche no tienen por qué darle la espalda al diseño. En este caso, sobre el cabecero se asoman dos flexos Tolomeo, de Artemide. Esta lámpara está considerada la reina de la oficina y ha llegado al dormitorio para ampliar su reino. La alfombra es de La Maison. 

1840.

Geometría variable

Si dibujas una lámpara de sobremesa para tu mesita de noche casi seguro que la forma de la pantalla será piramidal. Sin embargo, al elegir la pantalla puedes escoger la forma geométrica que más te guste: cónica, cuadrada, cilíndrica o rectangular, como la de esta habitación. Los cabeceros son antiguos y están tapizados con tela de K.A. International. Las lámparas, son de Pardo.

1841.

En cestos en la pared

Con esta solución puedes tener todo a mano. Es perfecta para la zona de tocador, así perfumes y cremas estarán a la vista y otros productos para el pelo o las brochas y pinceles de maquillaje en bolsitas colgadas con ganchos en la pared.

1842.

El encanto del shabby

Ese toque envejecido puede transformar la mesa y las sillas. Puedes conseguirlo con betunes, pinturas y ceras. Ana Utrilla, diseñadora de interiores, nos anima a apostar por los acabados imperfectos y las piezas artesanales: “aprovecha e introduce una vajilla hecha a mano. Deja más superficie de madera natural a la vista, en tu mesa; que se vea el paso del tiempo en la veta. Aprovecha y restaura piezas de loza resaltando sus grietas”. Mesa de Gajisa, sillas y lámpara de techo de Pomax.

1843.

Lámparas

Lo más normal es colgar una o varias lámparas de techo sobre la mesa. Las mesas alargadas piden una lámpara grande o varias pequeñas. Para las mesas redondas o cuadradas, siempre es un acierto una lámpara colgante central. Normalmente, la pantalla debe quedar a 75-100 cm de distancia del sobre de la mesa. Pero también se admiten lámparas de pie junto a la mesa de comedor. Mesa a medida por Indecoba, sillas modelo In Between SK1 en Domestico Shop, lámpara de techo de Borgia Conti.

1844.

Junto a la escalera

Puede que a veces resulte difícil llenar un espacio bajo el hueco de la escalera o en este caso junto a ella. Coloca un mueble antiguo, por ejemplo, una mesa abatible con ruedas, una lámpara de sobremesa para que ilumine el espacio y una alfombra. ¡Tachán! Ya tienes tu recibidor. Lámpara de sobremesa, en la Trastienda de Doña Casilda. El paragüero, en Bazar y la alfombra es de KP.

1845.

Verde caqui: Conectados a la naturaleza

Que no te confunda su tono más oscuro porque si lo combinas con blanco el resultado es espectacular. Pruébalo con los textiles, como el plaid de la fotografía. La mesa de centro y el biombo, de madera y cristal, son de Oficios de Ayer. La lámpara de techo, de Ikea, y el Puf, de Canterano. Las cortinas son de K.A. International y los sofás los encontrarás en Tapicerías Acebes.

1846.

Un dúo bien avenido

 El azul cobalto con blanco y sobre todo con verde, son una buena combinación que empieza a asomar la nariz para crear tendencias. Cómoda, de Homes in Heaven. Lámpara de sobremesa, de Daissie Artisan.

1847.

Naranja, la calidez de la tierra

Un naranja, como el Russet Orange, podría tener también posibilidades para ser el ganador. Existe una asociación inevitable del naranja al tiempo de la cosecha y a la caída de las hojas, que relacionamos con una calidez terrosa y este color lo representa muy bien. Mesa auxiliar, de Foimpex. Los cojines los encontrarás en Cado, Marina&Co y en Matèria. La alfombra, en Gra y la lámpara de pie es de Parlane. La mesa de centro, de Becara.

1848.

Que no te den gato por liebre

Para saber si una pieza es auténtica piensa que los detalles las delatan. Comprueba que las maderas de interior y exterior son las mismas, que los herrajes son originales y si tienen algún elemento que desentona. El cristal antiguo se reconoce por su característico tintineo. Lámpara flexo y alfombra, en Sacum.

1849.

Hora de restaurar, ¿DIY o no?

Los anticuarios consideran que, si se trata de un arreglo complejo, lo mejor es acudir a un profesional. Sobre todo, en el caso de piezas antiguas de cierto valor. Si sólo necesita una nueva pátina o alguna reparación sencilla -como encolar un cajón o reparar una pata- puedes hacerlo tú mismo. Recuerda que siempre debes intentar mantener la integridad del mueble para que no pierda su esencia. La cómoda y la lámpara de sobremesa son de Oficios de Ayer. El espejo, de Galería Robles.

1850.

Cuando la inversión vale la pena

Invierte en muebles que no pasen de moda y que ganen con los años, como una alacena, un escritorio americano, una pieza industrial... Se estima que de media una antigüedad puede revalorizarse un 10% al año. Es una buena inversión de la que disfrutarás a diario. Butaca, de Chair's Colection, tapizada con lino de Osborne&Little. La lámpara de pie, de hierro, y las cortinas también son de Osborne&Little.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?