Salones

1 / 5635
salon-con-comedor-distribuido-en-l-00472194 a32f5e4c 600x600. Así quedaría un salón con un comedor adosado a pared

1.

Así quedaría un salón con un comedor adosado a pared

A parte de lo que te hemos contado sobre su distribución, en este salón, las alfombras juegan un papel clave: el salón está recogido en una de ellas y el otro, delimita un pasillo hacia la zona de estar justo delante del comedor, lo que enmarca también este espacio evitando que se ensucie igual que si estuviera bajo la mesa.

Mesa, sillas y lámpara de techo, en Thinking Home. Espacio decorado por Cristina Pérez.
Salón distribuido en L con zona de lectura y comedor. Así es cómo quedaría el salón comedor con zona de lectura

2.

Así es cómo quedaría el salón comedor con zona de lectura

Además de todo lo contado en el plano, el color gris del sofá también actúa de separador visual del salón y el comedor, y las alfombras delimitan perfectamente los dos espacios de la zona de estar. 

Butaca, modelo Confections, de Maisons du Monde. Sofá, modelo Box, de Pia Capdevila, tapizado con tela Sahara, de Kirby.
Salon distribuido en L con-comedor, columna y chimenea. Así queda un salón comedor con una mesa para muchos

3.

Así queda un salón comedor con una mesa para muchos

Como una mesa ovalada ocupa visualmente más, compensa su presencia evitando un gran sofá. Uno de dos plazas con butacas o pufs encajarán a la perfección.

Salón distribuido en L con mueble-a-medida-para-la-television-y-baldas. Así quedaría un salón en L con una tele XL

4.

Así quedaría un salón en L con una tele XL

Además, aquí, la distribución ha creado una segunda L colocando el mueble del televisor delante de la puerta. De esta forma, todavía se "cierra" más el espacio. Ideal para apasionados del cine.

Salon distribuido en L-con-sofa-esquinero-y-grupo-de-tres-mesas-auxiliares-estilo-nordico-00412008. Así queda un salón comedor en L con un gran sofá

5.

Así queda un salón comedor en L con un gran sofá

Este tiene forma de U, lo que, a pesar de ser un estar espacioso, lo recoge. Y como es tan grande y pesa visualmente, los auxiliares se han elegido pequeños para compensar: pufs, una mesa de centro cuadrada y reducida, y unos auxiliares de superficie redonda muy ligeros.

Salón distribuido en L con comedor 00464974 . Así queda el salón en L con una mesa redonda

6.

Así queda el salón en L con una mesa redonda

Como la zona de estar era muy larga, se optó por colocar dos mesitas de centro también largas y estrechas, en consonancia. Y al ser dos, pueden separarse y recolocarse como se quiera en caso de tener invitados.

Sofás diseño de los arquitectos Ana Blanco y Fran Mengíbar, tapizados con tela de Güell-Lamadrid. Alfombra, de Ikea. Aparador, en Estudio Restauración.
Salón distribuido en L con esritorio 00412097. Así queda un salón en L con estudio

7.

Así queda un salón en L con estudio

Aquí, en vez de una librería baja que separe la zona del estar del estudio, se ha levantado un murete a media altura, que todavía delimita más los dos espacios.

Sofá y butacas, de Crearte, tapizados con lino de Güell-Lamadrid. Mesa de centro, auxiliares y librería de DM lacado en gris, diseño de la decoradora del espacio, Laura Ehlis, y realizado por Carpintería Tot Fusta.  
Salón distribuido en L con librería y escritorio 00381239. Así queda un salón con una gran librería y un estudio

8.

Así queda un salón con una gran librería y un estudio

La gran librería se ha iluminado con tiras LED para aligerarla y darle un toque más decorativo. Y en la pared cercana al escritorio, no se ha querido abigarrar el espacio con estanterías para ganar sensación de amplitud y con unas sencillas baldas estrechas se ha logrado decorar sin llenar.

Sofás tapizados con tela de Paduana. Mesa de centro lacada, lámpara de sobremesa y librería con leds, de Cado Interiors. Espacio decorado por Jeanette Trensig.
Salón distribuido en L con chaiselongue y chimenea00469260. Así quedaría un salón en L con chaise longue

9.

Así quedaría un salón en L con chaise longue

Aquí, para darle al espacio de la chaise longue más entidad como rincón de lectura relajante, se ha planificado una librería en alto que delimita el espacio y lo hace más acogedor y recogido a pesar de los muchos metros de la estancia.

Sofás, de Cuirs. Mesa de centro, de Sacum. Lámparas, en Coton et Bois. Alfombra, en Gra. Espacio decorado por Pia Capdevila.
Salón distribuido en L con zona de lectura y galería  00406032. Así es cómo quedaría un salón en L con una galería

10.

Así es cómo quedaría un salón en L con una galería

Aquí, como el espacio queda tan alargado, unas mesitas de centro redondas compensan. Al ser dos, dan juego porque se pueden poner en diagonal, lo que reequilibra un espacio demasiado largo, y al ser redondas, también lo compensan.

Sofá, de la Sofatería. Mesas de centro con bandeja a medida, de Treku. Lámpara aplique Tolomeo, de Artemide y la de pie, en el estudio de la decoradora Pia Capdevila.
LacasadeAitana-01. El salón de Aitana es de estilo nórdico

11.

El salón de Aitana es de estilo nórdico

Está situado en el barrio de Fuente del Berro, en pleno centro de Madrid, el piso de Aitana cuenta con dos habitaciones y una decoración de estilo nórdico industrial. Según cuentan desde Kenay: "las paredes vistas, las vigas y columnas de cemento y los amplios espacios" eran el entorno perfecto para decorarlo así. Para mi, la mejor elección del salón es el sofá esquinero. Aúna capacidad y, por la pinta, comodidad. 

LacasadeAitana-07. Con una mesa de centro muy estilosa

12.

Con una mesa de centro muy estilosa

En realidad, combina dos mesas de centro: una de madera y otra, encima, de cristal. Una mezcla muy actual que permite jugar con la distribución del salón cuando es necesario. Son el modelo Shalle y Lamp de Kenay. También me gusta la alfombra de pelo largo –aquí sí puedes ir descalzo sin problemas–, la lámpara tipo foco y que tenga plantas. Palmeras y arecas son de las mejores para purificar el aire

LacasadeAitana-03. Aitana no tiene miedo a los colores intensos

13.

Aitana no tiene miedo a los colores intensos

Y así lo demuestra este rincón de su salón. Cuando tienes mucha entrada de luz natural, como es su caso, puedes permitirte un gris antracita como este que queda genial con los muebles de madera, el color mint de la silla o los detalles de fibras. Mira otros salones con toques de gris. 

Aitanatocandoguitarra. La pared de detrás del sofá

14.

La pared de detrás del sofá

Seguro que Aitana sabe que una composición de cuadros y láminas levanta cualquier espacio. Y en la pared de detrás del sofá es un clásico que no falla. Me gusta la combinación de láminas y algún lienzo, sobre todo el que es un cuadro de la propia Aitana. Queda muy Frida Kahlo y le da color al salón, que siempre viene bien. 

blancasuarezenelsofá. Cuando Blanca Suárez vivía allí

15.

Cuando Blanca Suárez vivía allí

Veo que ambas tienen el sofá colocado en el mismo rincón del salón, aunque en este el módulo chaise longue es hacia el otro lado. Leo que Blanca Suárez participó activamente en la decoración del que fuera su piso y de él le encantaban sus vigas vistas y una pared de ladrillo que salió a la luz al restaurarlo y quiso dejar. También confiesa que le encantan los sofás chéster. ¡Y a nosotros!

armario corredera integrado 00480349. Un gran armario en el salón

16.

Un gran armario en el salón

No solo en los dormitorios viven los armarios. Y más si tienen puertas correderas. Y cuanto más grandes sean las puertas, más desaparecen.

00485164 O. Dos arreglos gemelos con rosas y flor de almendro

17.

Dos arreglos gemelos con rosas y flor de almendro

Estos dos arreglos son delicados, originales y de temporada, gracias en parte a la flor de almendro, que le da un contrapunto silvestre. Las rosas de jardín se han elegido en dos tonos, blanco y rosa, para que el conjunto no resultara monocolor. 

00361335. Un bouquet de rosas en diferentes tonos de rosa

18.

Un bouquet de rosas en diferentes tonos de rosa

Desde los tonos más empolvados de rosa, tan de moda, hasta los más intensos, este ramo de rosas será el protagonista de cualquier rincón donde lo coloques. Y más fácil de confeccionar, imposible. Si eliges un recipiente de boca ancha, como este, deberás contar con más flores para llenarlo y que no queden huecos vacíos. Un consejo: intercala rosas de diferentes tonalidades, para que el conjunto se vea más dinámico.

00374554. Un festivo ramo de rosas de pitiminí

19.

Un festivo ramo de rosas de pitiminí

Las rosas de pitiminí destacan por su pequeño capullo, que se abre como máximo 2-3 cm. Las hay de una gran variedad de colores y tamaños y para confeccionar este ramo se eligieron en un suave rosa.

00378361. Un ramo en cascada en rosa y carmín

20.

Un ramo en cascada en rosa y carmín

Este espectacular ramo será el robamiradas de dónde lo coloques. Para confeccionarlo se han empleado rosas Sweet Avalanche, que dan la nota más delicada; crisantemos en malva; los frutos rojos de la falsa pimienta y la caída de los racimos de amarantos. Un truco para hacer este ramo: haz un ramillete con las rosas y los crisantemos, que ocuparán la parte central del ramo. Y para darle caída, coloca en los extremos el amarantos y la falsa pimienta en cascada. 

00412725. Un desenfadado arreglo de hortensias

21.

Un desenfadado arreglo de hortensias

Las hortensias tienen dos grandes ventajas a la hora de confeccionar un ramo: su multitud de colores, incluyendo tonos antiguos, morados, rosados, blancos, cremas, verdes e incluso azules; y sus grandes flores, lo que permite crear un bello ramo con muy poquitas flores. Fíjate en este: han bastado seis flores, que se han elegido de diferentes colores para hacerlo más llamativo.  

00404020. Un arreglo desenfadado muy primaveral

22.

Un arreglo desenfadado muy primaveral

Este ramo transmite frescor y un aire desenfadado gracias a sus pequeñas flores que lo llenan de vida. Las más vistosas son los racimos de alhelí, en rosa y morado. Las flores de cera en blanco dan cuerpo al ramo y los cardos japoneses, de color carmín, ponen la nota más intensa. 

00177690. Dos bouquets a diferente altura

23.

Dos bouquets a diferente altura

Una opción original en vez de un solo ramo, es poner un par a dos altura diferentes. En este caso, se ha jugado con la peonia, la jeringuilla y el falso pimiento. Un truco para lograr su forma de ramo abierto es atándolo a la altura del cuello del recipiente y descansando sobre él. 

00470958. Un desenfadado ramo de dalias en tonos empolvados

24.

Un desenfadado ramo de dalias en tonos empolvados

Extravagantes, glamurosas, atractivas, exuberantes... Las dalias, con sus llamativas y grandes flores, nunca pasan desapercibidas en un ramo. Y aquí se han acompañado de syringas y hojas verdes. Los tonos empolvados de este ramo, que van del blanco al rosa maquillaje, le dan un look romántico. 

00469009. Un arreglo con los colores del otoño

25.

Un arreglo con los colores del otoño

En este ramo combinamos flores y hojas duraderas con colores otoñales: sedum, dalias, hojas de eucalyptus cinereas, clematis, amarantos, skimmias, malus y abelias. Nuestro consejo: haz primero el ramo con las hojas, y luego añade las flores. 

00448967. Un bouquet de francesillas y tulipanes

26.

Un bouquet de francesillas y tulipanes

Los tulipanes, de flores estilizadas, combinan a la perfección con las francesillas, de flores más voluminosas y carnosas. Puedes completar el conjunto con verde, que le dará un plus de frescor y presencia. Elige un jarrón transparente, como aquí, para un efecto más ligero. 

00454854. Tres arreglos a dos alturas

27.

Tres arreglos a dos alturas

En lugar de un gran ramo, ¿por qué no confeccionar tres más pequeños? Esta es una opción que resulta muy decorativa para decorar una mesa de centro o incluso como centro de la mesa del comedor. Lo ideal es partir de un ramo principal y complementarlo con dos pequeños arreglos más informales, como se ha hecho aquí. Las francesillas, en blanco y rosa, han sido las flores escogidas. 

00404021. Un ramo primaveral con sabor romántico

28.

Un ramo primaveral con sabor romántico

Las rosas gravity de color melocotón son las grandes protagonistas de este delicado ramo. Se han combinado con francesillas en blanco y melocotón y el brillante verde de las hojas de acacia. El toque más etéreo lo ponen los ramilletes de panicum que le dan un aire casi de bouquet nupcial.

Lavanda-00405618. Un arreglo muy aromático y de campo

29.

Un arreglo muy aromático y de campo

Romero, hierba luisa y lavanda componen este ramo tan silvestre como aromático. Debes saber que la lavanda está en su mejor momento en junio y julio, así que aprovecha la temporada para llenar de color y aroma tu casa. Pero ojo, ten en cuenta que sus racimos lilas serán los grandes protagonistas del ramo que confecciones. 

00304161. Un ramo vibrante y muy elegante

30.

Un ramo vibrante y muy elegante

Este espectacular ramo lo componen unos treinta tallos: Ammi Majus, una planta herbácea de dos tipos, una más verdosa y pomposa, y otra más blanquecina; Trachellium, una flor silvestre en blanco y en lila; y Lisianthium, una flor blanca parecida a la rosa, muy habitual en los ramos de novia. Sus tallos largos han permitido crear un ramo muy estilizado y a su vez con mucho movimiento, lo que le da un toque más natural y desenfadado.

00306922. Un ramo romántico y muy femenino

31.

Un ramo romántico y muy femenino

Este ramo campestre tiene, además de la brillantez de los verdes, detalles coquetos como los frutos del Symphoricarpos, que van desde el rosado malva al blanco, y las flores blancas que lo llenan de luz. Para rellenar el ramo, se ha optado por la avena que, con sus tiras verdes y finitas, da el toque silvestre con su transparencia plumosa.

00304546. Un campestre ramo de lathyrus

32.

Un campestre ramo de lathyrus

Esta bellísima flor, de tallo corto y suave fragancia, es también conocida con el nombre de “guisante de olor”. De muchísimos colores, no tiene casi verde, salvo unos pequeños zarcillos que resultan muy decorativos. Su aspecto silvestre y su gran variedad de colores la hacen perfecta para confeccionar ramos desenfadados. 

00340493. Un ramo de liliums rosas

33.

Un ramo de liliums rosas

Los liliums o azucenas son un clásico de los ramos por sus bellas, coloristas y grandes flores. Precisamente por el tamaño de sus flores es una flor que agradece estar sola para que nada compita con ella, como se ha hecho aquí. ¿Que te sabe a poco? Siempre puedes acompañarla con algo de verde, que contraste con sus llamativas flores.

00451217. ¿Cuánto cuesta contratar a un pintor profesional?

34.

¿Cuánto cuesta contratar a un pintor profesional?

Pintar uno mismo es lento y complicado. Eso sí, mucho más económico, ya que lo más caro es la mano de obra, que puede suponer el 70% del presupuesto. Un piso de unos 80 m2 cuesta alrededor de 900 €, material incluido. Si lo pintas tú, el coste rondaría los 300 €. Según Jotun, el precio medio por m2 de pintar de blanco está entre 2,5 y 4,5 € y en color entre 3,5 y 6 €.

00442765 O. ¿Qué es y cómo funciona la regla del 60/30/10?

35.

¿Qué es y cómo funciona la regla del 60/30/10?

La regla del 60/30/10 establece el uso de un color principal o dominante, que ocupará el 60% del espacio. Lo más habitual es que sea el color de las paredes. El secundario debe ir en el 30% de la estancia (en los muebles, aunque puedes reforzarlo con cortinas, alfombras...) y el tercer color es el de acento, para el 10% restante (en complementos como cojines, cuadros, jarrones...). Un consejo: si optas por un color neutro como dominante, el espacio se verá más luminoso, mientras que si escoges uno más intenso, deberás equilibrarlo con colores suaves.

00464791. ¿Cuándo es el mejor momento para pintar?

36.

¿Cuándo es el mejor momento para pintar?

Sin duda, en primavera, sobre todo durante Semana Santa, y en verano. No solo por las vacaciones, sino porque para el buen secado de la pintura es básico una temperatura media –sobre 23ºC– y un ambiente seco. Una humedad ambiente alta lo retrasaría.

00474257. ¿Cuánta pintura voy a necesitar?

37.

¿Cuánta pintura voy a necesitar?

Aunque dependerá de la calidad de la pintura y de su capacidad de cubrición, se calcula que para un salón de unos 15 o 20 m2 se necesitaran unos 8 litros si pintas solo paredes. Si pintas paredes y techos, serán 12 litros. Una habitación de 8 m2 necesita 4 litros.

Salón y escalera 00472483 O. ¿Qué colores son tendencia?

38.

¿Qué colores son tendencia?

"Los tonos más usados son los blancos con sus derivaciones, los neutros –con los grises al frente– y los empolvados", explican desde Titanlux. Y entre los empolvados o tonos maquillaje, desde Jotun destacan los verdes y los rosas en su versión más pálida. "La moda por todo lo nórdico ha influido en la apuesta por tonos claros y relajantes para el hogar", comentan.

salon blanco con cocina abierta y barra 00464905. ¿Importa la orientación de la estancia?

39.

¿Importa la orientación de la estancia?

Sí, mucho. Las estancias que dan a este y oeste agradecen colores suaves para matizar la luz intensa y anaranjada del sol al amanecer y al atardecer. En cambio, para las que dan al norte, que suelen ser más oscuras, son ideales blancos, neutros y cálidos. En las de sur, van bien tonos fríos para que no deslumbren.

Cómo esconder los radiadores

40.

Cómo esconder los radiadores

¡Ellos siempre tan inoportunos debajo de las ventanas!

La solución Existen módulos que se venden hechos y listos para instalar. No son una mala opción, porque un cubreradiador ha de estar bien diseñado para no perder capacidad calórica. También podemos diseñar, como en este caso un mueble a medida que lo integre, como estas dos librerías gemelas.

00482020. La tele, esa gran caja negra

41.

La tele, esa gran caja negra

No solo marca muchas veces la distribución de nuestro salón, también se convierte en un gran cuadro negro que destroza la decoración en los ambientes más clásico, rústicos y naturales.

La solución En estos casos es mejor esconderla. Esta librería tiene unas correderas que se pueden abrir y cerrar.

televisor 00466685. Si la dejas, integrada y sin cables

42.

Si la dejas, integrada y sin cables

En los espacios más actuales es mucho más fácil que el televisor puede encontrar su sitio sin desentonar.

La solución pasa por hacer una instalación que esconda todos los cables y colocar dentro de algún mueble todos artilugios que suelen acompañar a la TV. Que realmente, solo sea un cuadro.

esconder chimenes. Disimular la chimenea

43.

Disimular la chimenea

Hay una doble estrategia para evitar la sensación de agujero de la chimenea y además disimular su interior ennegrecido...

La solución Primero puedes llenar la chimenea con un bonito cesto o con leña perfectamente cortada y colocada. Después puedes poner sobre ella algo que realmente nos centre la atención y nos haga olvidar lo que está debajo. Un espejo es un recurso muy habitual y efectivo, especialmente si refleja algo bonito como una ventana. También los cuadros funcionan, aunque en este caso nos hemos de asegurar que el tiro de la chimenea sea muy eficaz para que no los dañe.

esconder chimenes 00492049. Me encanta la chimenea, pero no la uso

44.

Me encanta la chimenea, pero no la uso

Todos tenemos esa imagen ideal de la chimenea, pero su uso habitual no suele ser muy cómodo en los pisos pequeños y de ciudad: la suciedad, el espacio para almacenar leña...

La solución Si tienes una chimenea y no la usas puedes convertirla en una zona de almacenaje, colocando unas puertas se convierte en un mini armario como el de la foto.

enseñar radiadores 00447179. Si tu casa es clásica, radiadores clásicos

45.

Si tu casa es clásica, radiadores clásicos

No siempre tenemos que esconderlos.

La solución es, si ya tienes unos bonitos radiadores antiguos, píntalos con un color que luzca y destaque. Si no los tienes, puedes buscar alguna pieza en rastrillos y anticuarios para los sitios que se vean más.

aire acondicionado 00493605 O. Esconder todas las instalaciones

46.

Esconder todas las instalaciones

Tubos, cables y aparatos de aire y calefacción, acaban convirtiendo tanto la decoración como la distribución de la casa en un puzzle difícil de encajar. 

La solución Cuando nos embarcamos  en una reforma es bueno revisar todas las instalaciones y plantearse instalar un sistema de climatización, acabaremos antes que pensando mil soluciones para después esconderlo. A veces es suficiente con bajar el techo del pasillo.

trasera del sofá 00424430. La trasera del sofá

47.

La trasera del sofá

Muchas veces colocar dos sofás en el salón es complejo, y más si quieres ponerlos enfrentados, porque suele implicar que queda la trasera de algún sofá a la vista. No es muy bonito y lo vemos como un pequeño muro.

La solución es crear una "excusa" para apoyarlo: un escritorio, una consola, una librería baja, un bufete que lo separa del comedor...

como-es-la-casa-ideal-00497568. El enatipo ayudador y su casa

48.

El enatipo ayudador y su casa

El estilo de personalidad ayudador es emocional y vive rodeado de recuerdos. Busca conectar. Son personas adaptables, amables, orientadas a los demás. En su hogar les gusta crear una atmósfera íntima y agradable. Quieren una casa acogedora y que transmita emociones. Por ejemplo, les encanta poner flores, fotos con amigos y familiares, cuadros con frases positivas. Les gustan las nuevas corrientes artísticas y son muy buenos anfitriones.

Sofás de Tapizados Doñana, lámpara de Thai Natura y alfombra de KP. La mesa de centro es de Hanbel. Librería diseño de María Santos y lámparas de pie de Aromas del Campo.
personalidad-y-decoracion-00497722. ¿Qué es un eneagrama?

49.

¿Qué es un eneagrama?

Es un mapa de la personalidad, una tipología que se establece en psiología para saber cómo somos. Hay 9 eneatipos. Alberto Peña, especialista en psicología social y personalidad, indica que “cada uno de nosotros tenemos un eneatipo que se crea en la niñez como una forma de percibir, sentir y comportarse en la vida. Cada uno de los 9 tipos se enfoca en una forma particular de ver las cosas”.

Sofá Hypnos con tela Aqua Clean. Butaca en A Loja do Gato Preto y mesa de centro de Luderna Design. La alfombra es de Zara Home.
personalidad-y-decoracion-00497685 O. El reformador, ¿cómo es la decoración de su casa?

50.

El reformador, ¿cómo es la decoración de su casa?

El eneatipo reformador tiene un estilo correcto, sobrio y limpio. Se esfuerza por hacer bien las cosas. Suelen ser personas organizadas y ordenadas (aunque a su manera), pueden llegar a ser críticas y perfeccionistas. Querrán que la decoración de su casa siga un patrón, también en limpieza y organización. Se obsesionan por el orden, sin descuidar la elegancia.

Librería de CHM Studio.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?