Salones

1 / 5925
mesa-auxiliar-00490669. ¿Y arriba?

1.

¿Y arriba?

Finalmente, reserva las baldas superiores para colocar cestos y cajas junto con libros de consulta puntual y otros objetos decorativos.

La biblioteca de Elsie Larson (A Beautiful Mess). Primera posibilidad: ordenar los libros por colores

2.

Primera posibilidad: ordenar los libros por colores

Visualmente, es la forma en que la librería queda más ordenada (mucho más que si está organizada por autores o título). Si recuerdas la portada del libro, no tardarás en encontrarlo.

Amber Ulmer para A beautiful mess
00474699. Tercera posibilidad: ordenar los libros por tamaño

3.

Tercera posibilidad: ordenar los libros por tamaño

Clasifica tus libros: de bolsillo, de gran formato, de tamaño estándar... Cuando ordenes, descarta las lecturas que ya no te interesen.

Bandeja sobre mesa de centro con tres jarrones. Cómo decorar la mesa de centro

4.

Cómo decorar la mesa de centro

Agrupar da sensación de orden: libros, plantas o jarrones pueden ponerse en grupos de 3. Otra clave: divídela visualmente en 4, en dos cuadrantes opuestos, pon los objetos voluminosos, como los libros, y en los otros dos, los más pequeños.

mesa de centro con cestas de mimbre para almacenar objetos. ¿Otra idea? Elige una mesa de centro con sitio para guardar

5.

¿Otra idea? Elige una mesa de centro con sitio para guardar

Los diseños con compartimentos dan un plus de almacenaje. Puedes guardar mandos, libros... Pero ¡cuidado con acumular! ¿Un truco? Tener solo objetos que te gusten y eliminar cada día lo que sobre: bolis, libretas, revistas ya leídas...

mesa de centro con revistero_00470644. Ten en cuenta la forma de la mesa de centro

6.

Ten en cuenta la forma de la mesa de centro

Si tu mesa es cuadrada, no la llenes. Siempre debe quedar sitio para el café. Si es redonda, busca objetos que reproduzcan su forma, como jarrones, velas, boles... Una bandeja con la forma de la mesa ayuda a transmitir orden.

Salón con estantería y chimenea00492103. Zonas imán

7.

Zonas imán

Se llaman así porque atraen los papeles y las cosas pequeñas de cada día que generan desorden. ¿Adivinas cuáles son las zonas imán del salón? Pues sí: la mesa de centro y la librería. Dedica 5 minutos al día a revisarlas y notarás la diferencia.

Armario bajo librería salón MG 0393. Y en la parte baja de la librería...

8.

Y en la parte baja de la librería...

Si la librería ocupa todo el frente de pared, destina la parte inferior a almacenar todo aquello que no te interese tener a la vista pero sí al alcance de la mano.

Zona media librería salón MG 0413. Otra clave: la zona media de la librería

9.

Otra clave: la zona media de la librería

La zona media de la líbrería destínala a objetos con mayor valor sentimental, aquellos que te gusta ver cada día. Pero trata de no acumular.

Salón cuadrado con mueble librería tras el sofá 00501631 . El truco infalible para ordenar la librería

10.

El truco infalible para ordenar la librería

En serio: El truco infalible para ordenar la librería es vaciar. La fórmula es: los libros deben ocupar el 60% del espacio, el 30% debe estar vacío y el 10% que queda es para los objetos decorativos.

libreria de pared a medida blanca mesa de centro redonda de madera y puff azul 00449668. Piensa en tu librería como si fuera tu armario

11.

Piensa en tu librería como si fuera tu armario

Es decir, ocupa la máxima del orden que empleas con tu ropa. Si algo entra, algo sale, por ejemplo un libro, una revista o algún elemento decorativo. Evitarás un salón atiborrado.

salon-comedor-techo-abovedado-y-cortinas-blancas 483029. Con una completa tertulia y espacio para guardar

12.

Con una completa tertulia y espacio para guardar

Este salón aúna una zona completa de asientos, con un sofá con módulo chaiselongue y una butaca, y a la vez, espacio para guardar, con un aparador y dos librerías gemelas que abastecen tanto el salón como el comedor. 

Sofá, vitrinas y aparador, de Ikea. 
00436840 a76a9069 1909x2000. Un salón pequeño con mezcla de estilos

13.

Un salón pequeño con mezcla de estilos

Un sofá de líneas rectas, unas butacas icónicas de diseño y un piso de arquitectura clásica. Este mix de estilos funciona y muy bien en este salón, que al planificarse abierto al comedor y gracias a la altura de techos, parece más amplio de lo que es. 

Sofá, mueble bajo y estantes, de Ikea. Mesas de centro diseño de la Neus Casanova y butacas de madera diseño de Charles y Ray Eames.
Salón con ventanal al jardín con butaca y sofá_ 00460841. En blanco y con piezas ligeras

14.

En blanco y con piezas ligeras

Una butaca con el respaldo abierto, una mesa de centro redonda y con una repisa para guardar y un sofá blanco, en sintonía con el color de las paredes y la alfombra. Todo en este salón resulta ligero. 

Sofá de Miki Beumala y mesa de centro, diseño de De-Goma. 
00455160. Con un sofá hecho a medida

15.

Con un sofá hecho a medida

Aunque más caros que uno estándar, los sofás a medida son la solución perfecta para salones pequeños de planta irregular, ya que se ajusta como un guante al espacio. 

Sofá realizado a medida de Chéster. 
Salón con chimenea, butacas, alfombra rojiza y librería que separa (00443380). Un salón con una librería que separa el dormitorio

16.

Un salón con una librería que separa el dormitorio

Las soluciones a medida y versátiles son la mejor manera de exprimir al máximo el espacio en salones pequeños. En este salón, se ha planificado una librería que sirve de mueble del salón pero que, a su vez, hace de pared con el dormitorio, que está detrás de la estructura. 

Butacas, en Mimub.
00429279. Una distribución clásica que exprime el espacio

17.

Una distribución clásica que exprime el espacio

El sofá arrimado a la pared y enfrentado al sofá, el mueble del salón. Esta es la distribución clásica en el salón, sobre todo si quieres contar con una zona de almacenaje. Y es de las que las aprovecha mejor el espacio. 

Sofá y mesa de centro diseño de Vive Estudio realizado por Miki Beumala.  
00421335. Un salón rústico con un gran sofá rinconero

18.

Un salón rústico con un gran sofá rinconero

En este salón abuhardillado, se ha aprovechado la menor altura del techo para habilitar la zona de sofás, mientras que el comedor se ha planificado en paralelo. Para aprovechar al máximo el espacio se ha optado por un gran sofá rinconero, que en uno de sus laterales, hace de separación con la cocina. 

Mesa de centro en Brucs. 
00490379 O. Pequeño y estiloso

19.

Pequeño y estiloso

Aunque la altura de los techos hace que el salón se vea más grande, este es un estar pequeñito pero que ha sabido sacarse el máximo partido con piezas proporcionales al espacio y con estilo. El sofá es pequeño y se ha completado con dos butacas y la chimenea es, en realidad, un armario para guardar. Las molduras de techo y paredes decoran sin restar espacio. 

Sofá, de Mar Casals y butacas, en La Redoute.
00503972 O. Un salón de verano con un banco a modo de sofá

20.

Un salón de verano con un banco a modo de sofá

¿Quién dice que pequeño está reñido con coqueto? Este pequeño salón de un apartamento de verano es mini pero muy acogedor. Para aprovechar al máximo el espacio, se ha optado por un banco de obra a modo de sofá-chill out. 

Mesa de centro de India & Pacific y silla de La Maison. 
salon-de-verano-con-techos-moldura-y-estantería-hierro 498878. En blanco y con dos sofás en "L"

21.

En blanco y con dos sofás en "L"

En este salón, en lugar de arrimar las piezas principales a la pared, la zona de sofás se ha reservado para la parte central del salón, y la librería se ha destinado tras la trasera del sofá. Con esta distribución el estar queda enfrentado a los ventanales. 

Sofás, mesa de centro y librería, diseño del Estudio Hoc Volo. 
00500465. Con dos sofás enfrentados

22.

Con dos sofás enfrentados

Aunque es de las distribuciones que menos aprovechan el espacio, es la que favorece más la tertulia, siendo una opción ideal si soléis recibir en casa. 

Sofá gris de Maisons du Monde y mostaza de Filocolore. Mesas de centro de Tierra Extraña. 
SALON-DE-PRIMAVERA-00490667. Con una librería versátil y capaz a medida

23.

Con una librería versátil y capaz a medida

Si tu salón es pequeño, aprovecha una pared para hacer un gran mueble a medida con una zona abierta y otra cerrada. En la abierta, puedes colocar todo aquello que decora y quieres tener a mano. Y en la cerrada, lo que puede causar sensación de desorden a la vista. Si lo pintas del mismo color que la pared lo disimularás.

Librería con armarios para guardar, diseño de la decoradora Marta Prats. 
DETALLES-DECO-ESTILISTA-EL-MUEBLE-00493759. Un salón pequeño que no lo parece

24.

Un salón pequeño que no lo parece

La luz que entra por el ventanal y la elección del blanco en paredes, techo y la pieza más pesada, como es el sofá, aligera el salón y contribuye a que parezca más amplio. La mesa de centro, proporcional al espacio y con estructura metálica también contribuye a esta sensación de ligereza. 

 Sofá de Tapidisseny y mesa de centro de Hanbel. 
salón-tonos-fucsia-y-sofá-ikea 487103 O. Con una librería tipo hornacina

25.

Con una librería tipo hornacina

Las soluciones de obra son las que se integran mejor en la decoración, pasando en muchos casos casi inadvertidas. En este salón se ha planificado una zona de baldas pero a modo de hornacina, por lo que ofrece espacio de almacén sin restar ni un cm. 

Sofá de Ikea y butacas de Ristori Decoración. Mesa de centro de Maisons du Monde.
salón-sofá-ikea 489192. Salón de día, habitación extra de noche

26.

Salón de día, habitación extra de noche

En apartamentos de verano, donde es habitual que los metros escaseen, una buena opción es apostar por un sofá cama en el salón, así cuando se necesita se cuenta con una cama extra, como se ha hecho aquí. 

Sofá cama de Ikea y mesas auxiliares de India & Pacific. 
15. no dejes para mañana salon-con-mueble-almacenaje-480701. Alíate con muebles que garanticen el orden

27.

Alíate con muebles que garanticen el orden

Mantener el orden es básico para un salón pequeño. Alíate con soluciones que den espacio para guardar y te ayuden a mantenerlo todo recogido. Aquí, por ejemplo, se ha optado por un mueble para el televisor que permite guardar los pufs cuando no se usan y se ha completado con una cajonera muy capaz y estilosa. 

Cajonera, en Coton et Bois.
00480671. Un salón pequeño con muebles versátiles y ligeros

28.

Un salón pequeño con muebles versátiles y ligeros

Ocupan muy poco, como las mesas de centro con un sobre tipo bandeja, y ligeras para poder moverlas según se necesite, las baldas que aprovechan la altura del techo sin recargar o el original mueble escritorio que, en poco espacio, habilita un rincón de despacho. 

Sofá cama de Sancal y mesas de centro de Brucs.

 

00483333. Un salón mini con soluciones de doble uso

29.

Un salón mini con soluciones de doble uso

Este salón es tan pequeño como coqueto y bien resuelto. La decoradora e interiorista Gaby Conde organizó este salón, que es estrecho y alargado, de manera simétrica, con dos sofás idénticos a ambos extremos, lo que permite liberar la parte central de paso. Pero los sofás, si es necesario, se transforman en cama. 

Sofá y puf de Lucky Mora Studio. 
salón-con-sofá-ikea 480646. Con un sofá con módulo chaiselongue

30.

Con un sofá con módulo chaiselongue

En salones pequeños, reserva la pared más larga para el sofá y así liberas el resto del espacio para completar la tertulia, como ha hecho aquí la decoradora Gema Ospital. 

Sofá de Ikea, mesa de centro de Habitat y puf de Zara Home. 
salón-pequeño-con-sofá-Ikea 474321. Pequeño pero con mucha personalidad

31.

Pequeño pero con mucha personalidad

Este salón demuestra que no por ser pequeño debes renunciar a ser personal. El mueble principal, el sofá, es el más neutro de todos. Mientras que la butaca, una pieza setentera con tapicería de cuero, y el juego de mesa de centro y auxiliar, dan una nota muy personal al conjunto. 

Mesa de centro y la auxiliar, de La Maison. 
00466604. Un salón de verano que da mucho juego

32.

Un salón de verano que da mucho juego

La clave está en la gran puerta corredera que da acceso a la terraza, y que amplía visualmente el estar, y en las butacas, que pueden moverse para abrir o cerrar la tertulia según las necesidades. La pieza más voluminosa y pesada se ha arrimado a la pared dejando el paso de la luz sin obstáculos. 

Mesa de centro antigua, en Merc&Cia y butacas de Maisons du Monde.
00469248. Con un sofá transformable

33.

Con un sofá transformable

Este salón se ha aprovechado al milímetro. No solo se ha abierto una zona acristalada, que comunica con el comedor y regala más luz a ambos espacios, sino que el sofá se transforma en dos camas completas. 

Sofá realizado a medida según diseño de la decoradora Júlia Casals. 
Salón blanco con banqueta a  modo de mesita de centro_ 00464958. Armonía cromática

34.

Armonía cromática

En este salón el color ayuda a crear un espacio envolvente y acogedor. Todo está en armonía, desde las paredes hasta las telas, muebles y asientos, y se han distribuido orientados hacia la luz, para aprovecharla mejor. 

Sofás tapizados con tela de Güell-Lamadrid. 
salon con sofa esquinero 2 mesas nido de madera banco de obra y comedor 00455369. Un salón integrado en el comedor y la cocina

35.

Un salón integrado en el comedor y la cocina

La arquitecta Mar Marcos no lo dudó: una zona de día diáfana era la mejor opción para aprovechar al máximo el espacio de esta cabañita. Así, el salón puede contar con un amplio sofá esquinero y el mueble que integra la chimenea se ha completado con armarios en la parte inferior y se prolonga a modo de banco en el comedor. 

Sofá de Miki Beumala y mesas de centro, en Matèria. 
00461983 470e4fbc 1448x2000. Con un gran sofá esquinero

36.

Con un gran sofá esquinero

Si quieres contar con una zona de tertulia completa y tu salón es pequeño, no lo dudes: apuesta por un sofá rinconero, porque habilita el ángulo con una o dos plazas de asientos extras. 

Sofá, mesa de centro y pufs, de Kenay Home. 
cuanto cuesta una reforma integral presupeusto 00462085. Un salón con una confortable zona de tertulia

37.

Un salón con una confortable zona de tertulia

Este salón es pequeño, pero no lo parece, porque se ha priorizado disfrutar de una zona de tertulia confortable y completa en lugar de disponer de mucho espacio de almacén. Y es que cuando los metros escasean, es básico tener claras las prioridades. 

Sofá de Ikea, butacas de India & Pacific y mesa de centro de Maisons du Monde. 
00449667. Una pared de cristal que comunica espacios y multiplica la luz

38.

Una pared de cristal que comunica espacios y multiplica la luz

Para ampliar visualmente el espacio conecta dos estancias contiguas, como este salón con la cocina. Una pared de cristal o medio tabique son la solución perfecta: amplían y dejan paso a la luz.

Sofá de Sancal y librería realizada a medida de DM lacado. Proyecto decorativo de Pia Capdevila. 
salon mini en blanco con mesas de madera y detalles decorativos en amarillo 00455273. Un salón mini con lo básico

39.

Un salón mini con lo básico

Este coqueto salón pertenece a un piso tan solo de 33 m2, y a pesar de su escasez de metros, ha sabido aprovechar todos los recursos en su mano. El blanco tiene la genial virtud de agrandar espacios y dar sensación de limpieza. Y el mueble bajo sirve de mueble del televisor, repisa e incluso de asiento extra. 

Sofá de Ikea y mesa redondas de Maisons du Monde. 
00442268. Con todo el almacenaje en una pared

40.

Con todo el almacenaje en una pared

Un espacio diáfano siempre parecerá más amplio que uno abigarrado. Por eso, una buena opción es reunir todo el almacenaje del salón en una pared y liberar el resto, para que el espacio se vea más despejado. Aquí se ha planificado un mueble que reúne el televisor, una zona de baldas que además aligera visualmente el conjunto, armarios e incluso la chimenea. 

Sofá, en Boconcept y mesas, en Matèria. 
00438260. Un salón que crece gracias a la terraza

41.

Un salón que crece gracias a la terraza

Si no puedes ganar espacio dentro de casa, gánalo hacia el exterior. En este salón, se ha acristalado toda la pared que comunica con la terraza y, estando abierta, el salón parece que, literalmente, crezca. 

Sofá y estores, en Matèria. Butacas, en Coton et Bois.
00436809 O. Con soluciones a medida que salvan la chimenea

42.

Con soluciones a medida que salvan la chimenea

En salones con chimenea, sobre todo si son pequeños, es un acierto aprovechar los laterales con soluciones de almacenaje, ya sea una zona de baldas a modo de librería, o con armarios cerrados en la parte inferior. Aquí se han combinado ambas soluciones. 

Sofá de Ikea y mesa de centro y butaca de Tessa&Co.
00429024. Con un sofá a modo de separador

43.

Con un sofá a modo de separador

Compartir espacios es una solución perfecta en espacios pequeños, porque se gana amplitud visual. Aquí, la trasera del sofá hace de separador entre la cocina y el comedor y la zona de estar. 

Sofá de Ikea y mesas auxiliares de Mercader de Venecia. 
26-00425991 81a63f28. Un salón con una tertulia que da mucho juego

44.

Un salón con una tertulia que da mucho juego

En este salón se ha priorizado la zona de tertulia, con un sofá grande arrimado a la pared, que se ha completado con dos pufs confortables que cuando no se usan de reposapiés sirven de asiento extra. Las mesas auxiliares pueden moverse fácilmente según las necesidades. 

Sofá, en Seu Aquí y mesas auxiliares y pufs, en Mercader de Venecia. 
general después. El nuevo salón comedor de María Fernández-Rubíes

45.

El nuevo salón comedor de María Fernández-Rubíes

La revista El Mueble es seguidora de María Fernández-Rubíes (@mariafrubies), nos encanta su estilo y teníamos ganas de darle una sorpresa. Por eso, junto con la firma de pinturas Bruguer (@bruguer_), decidimos transformar su salón comedor. ¿Las claves del cambio? Añadir color a su hogar pintando una pared, potenciar el orden en la estantería, restaurar un mueble antiguo y darle un toque final con plantas. ¿Qué te parece? 

salon-con-armario-empotrado-mueble-del-televisor-y-chimenea 8c499d7c. Escóndelo todo

46.

Escóndelo todo

Uno de los lugares donde también se acumulan muchos cables es en el salón, junto al televisor. Que si el de la tele, el del router, el Apple Tv y luego todos los cables para que se interconecten. Si no puedes esconderlos todos, puedes optar por una solución como la que diseñó Pía Capdevila: un mueble hecho a medida que tiene librería en el lado derecho de la chimenea y tele, en el izquierdo. Una corredera permite dejar la tele a la vista cuando quieres verla y ocultarla cuando prefieras que el salón quede más sereno con la imagen de los libros.

Mesas de centro, de Ikea y de Maisons du Monde; butaca tapizada con tela Romo Sahara Driftwood y tela Kravet Denman y alfombra, de Francisco Cumellas.
CÁLIDA DECORACIÓN

47.

CÁLIDA DECORACIÓN

En esta casa en el Valle de Arán, Bárbara Aurell aportó calidez al espacio forrando la pared en lamas de madera arenada (como el parquet) e hizo un funcional y vistoso hueco para la leña en ella. 
 

mujer con dolor de cabeza sentada sofa- 00450899 O. Aprender a prevenir la migraña

48.

Aprender a prevenir la migraña

El dolor de cabeza es un problema muy frecuente, todos podríamos decir que lo hemos sufrido alguna vez, y tiene muchas causas diferentes. Aprender a detectarlas y evitarlas es, sin ninguna duda, el mejor tratamiento para la migraña, en muchos casos, mejor que la propia medicación. Nuestros hábitos y el estilo de vida suelen ser claves. Y nuestra casa puede ser el refugio ideal para aliviarla.

mujer cerrando cortinas-00483217 O. Cuidado con el exceso de luz solar

49.

Cuidado con el exceso de luz solar

Muchas personas que sufren de migrañas sienten que la luz del sol es un desencadenante. La estimulación sensorial excesiva es uno de los factores que debemos controlar: las luces brillantes e intermitentes pueden inducir las cefaleas, al igual que los sonidos fuertes. Correr las cortinas para filtrar la luz y lograr espacios donde mantenerse a oscuras, es clave.

mujer en sofa leyendo relajada 00497997 O. Adiós estrés, hola hogar

50.

Adiós estrés, hola hogar

El estrés y las migrañas suelen ir de la mano. Es imposible evitarlo todos los días, pero sí puedes controlarlo. Simplifica tu vida en lugar de intentar encajar todas las actividades y tareas diarias. Encuentra momentos para hacer cosas que te gusten, al menos 15 minutos todos los días, y agéndalos como cualquier otra prioridad máxima. Podría ser un deporte, un café con un amigo o leer nuestra revista. 
Aprende a relajarte. Hacer respiraciones profundas desde el diafragma puede ayudarte: concéntrate en inhalar y exhalar lenta y profundamente durante al menos 10 minutos todos los días. 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?