Salones

1 /11380
Ideas para decorar con sofás con fundas de lino.

1.

La arruga es bella

Si te ha costado esfuerzo elegir un sofá a gusto de todos, querrás mantenerlo impecable durante mucho tiempo. Las fundas para sofá te ayudan a protegerlo. El aspecto arrugado y relajado de las telas de lino darán un plus de encanto a tu salón. Natalia Zubizarreta ha elegido aquí el modelo Louvain, de Maisons du Monde. Realizado en lino superior con fundas de cojín a juego. 

Sofá cama y cuadros, de Maisons du Monde. Mesas de centro, de MIV Interiores. 
Ideas para decorar con sofás con fundas de lino.

2.

Fundas de lino para sofás y butaca en diferentes colores

¿Más opciones que te da El Mueble para enfundar tus asientos? Fíjate en este ejemplo. Asun Antó ha vestido los sofás con fundas de lino en gris oscuro mientras que para la butaca ha elegido una en blanco roto. Eso sí, para conectar ambas fundas, ha incluido un sutil guiño: la blanca va decorada con un ribete gris. 

Sofá diseño de Coton et Bois. Butaca, de Atemporal. Mesa de centro y mesa auxiliar, de Taller de las Indias.
Ideas para decorar con sofás con fundas de lino.

3.

Fundas de lino para sofás con remate decorativo

Si las fundas para sofás en colores lisos te resultan un poco sosas, elígelas estampadas con lino damasco o con algún elemento decorativo. Por ejemplo, con faldones inferiores que tanto nos gustan o ribetes de color. En esta de la imagen, Solange Van Dorssen se ha decantado por una funda de lino en un gris suave con un bonito remate en negro.

Sofá a medida y mesas de centro, en La Maison. Alfombra, de KP, en Piccolo Mondo. 
Ideas para decorar con sofás con fundas de lino.

4.

Las fundas de lino para sofás son mucho más higiénicas

Si en la etiqueta de tu funda de lino para sofás lees "funda de lino rugosa", se trata de un tipo de lino más resistente al desgaste y absorbente que se fabrica con telas más gruesas. Entre otras propiedades del lino, te conviene saber que este material es antimicótico y antibacteriano ¡perfecto para los alérgicos! En este salón, Gloria Borrás ha optado por enfundar los dos sofás con lino beis.

Sofá, butacas, mesas auxiliares y lámpara de madera, en India & Pacific. Mesas de centro, de Coco-Mat. Alfombra, en B&B. Cortinas, de Yutes. 
Ideas para decorar con sofás con fundas de lino.

5.

Fundas de lino claras para jugar al contraste

Un ejemplo cromático contrario a la imagen anterior. Aquí el color intenso de la librería obliga a vestir los sofás en color claro. Las interioristas Chari Manzano y Teresa Asensio han optado por unas fundas de lino para sofás en blanco roto y sin faldones. ¡Excelente contraste!

Sofás modelo Tamarindo, de Crearte. Mesas de centro, mesa auxiliar de hierro negro y librería, diseño de Tessa Interiorismo. 
Ideas para decorar el salón con sofás con fundas de lino.

6.

Funda para sofá gris y con faldón

¿Tienes niños en casa y quieres para tu funda de sofá de lino un color más sufrido? Elige un gris oscuro, pondrá un toque elegante a tu salón. La interiorista Asun Antó optó por este modelo con faldón. Un detalle decorativo que oculta las patas y le da una calidez adicional. En El Mueble somos muy de faldón, no podemos negarlo.

Sofá modelo Muntaner, diseño de Coton et Bois. Mesa auxiliar, de Taller de las Indias. Lámpara de sobremesa, de Coton et Bois. 
Ideas para decorar con sofás con fundas de lino.

7.

Fundas de lino con color para sofás

Imagínate que tu salón está pintado en tonos neutros y quieres un sofá con color que lo dinamice. Nada tan sencillo como elegir una funda de lino intensa. Es lo que ha hecho en este salón Olga Gil-Vernet. La interiorista ha elegido una funda verde que casa bien con los neutros y le da un aspecto al estar muy natural.

Sofá, de Miki Beumala. Butaca Croissete, de Honoré, en Carolina Blue. Mesas de centro y lámparas, de Little House. Mesa auxiliar, de Ethnicraft, en La Maison. Cuadro, de Sacum. 
Ideas para decorar con sofás con curvas con fundas de lino.

8.

Fundas de lino para sofás con curvas

¿Te gustan las formas orgánicas y has elegido para tu salón un sofá con curvas? ¡Perfecto, se nota que estás en la onda decorativa! También puedes cubrirlo con una funda para sofá de lino. Como son a medida, da igual la forma que tenga el asiento. La interiorista Beatriz Hernández ha cubierto este sinuoso sofá con una funda de lino en color crudo. Lo ha decorado con múltiples cojines en diferentes tonos marrones.

Ideas para decorar con sofás con fundas de lino.

9.

Fundas de lino para sofás ¡y puffs!

¿Más opciones para enfundar tu sofá? Mide su largo y ancho y hazte con una tela de lino que tú misma podrás adaptar a su estructura. Si los reposabrazos son un incordio, en Ikea encontrarás fundas especialmente diseñadas para ellos. En la imagen, otro ejemplo impecable de funda de lino para sofá sin faldones. En blanco con cojines beige demuestran una vez más la buena sintonía entre ambos colores. ¡También se han revestido los puffs a modo de mesas de centro!

Pufs y sofás, de Gervasoni.
Ideas para decorar con sofás con fundas de lino.

10.

Fundas de lino para sofás en beige

¿Te has decidido a cubrir tu sofá con una funda de lino? Pregunta en la tienda dónde lo adquiriste. Cada vez hay más firmas que ofertan fundas para sus propios modelos. Kave Home cuenta con fundas de lino en blanco, beige y mostaza para su modelo Blok. Ikea cuenta con fundas de lino mezcladas con poliéster y algodón. Maisons du Monde para sus modelos Lovaine y Roma, en versión esquinero y de 4/5 plazas.... En este salón, Asun Antó ha optado por cubrir el sofá con una tela de lino beige.

Sofás, de Atemporal. Mesa de centro, de Coton et Bois. Alfombra, de La Garriga Verda. Mesa auxiliar, de Cado. Cortinas, de Ikea. 
Ideas para decorar con sofás con fundas de lino.

11.

Fundas de lino para chaise longues

¿Sabías que también puedes cubrir chaise longues o puffs con fundas de lino? Mira qué bien le sienta a este sofá su funda de lino blanca. Se ha acompañado con unos cojines de colores vibrantes para dinamizarlo. Las fundas de lino encogen en su primer lavado en lavadora. Lávalas en frío, máximo 40º, en ciclo corto o en seco. ¡Y así prolongarás su vida útil!

Ideas para decorar con sofás con fundas de lino.

12.

Fundas de lino más informales

Si en lugar de un estilo tan clásico prefieres una funda para sofá de lino más desenfadada, elígela sin faldones. Eso sí, procura que sea lo suficientemente larga para ocultar las patas, un detalle que agradecerás si no son especialmente bonitas. Y si es en un tono neutro, acertarás de pleno.

Por qué elegir unas fundas de lino para el sofá.

13.

Cálidas en invierno y frescas en verano

Te habrás dado cuenta. En El Mueble nos encanta vestir los sofás con fundas de lino natural. ¿Qué por qué? Por su resistencia, su capacidad de regular la temperatura y el estilazo que ofrecen. En este salón, la interiorista Marta Tobella ha elegido unas fundas para sofá en color blanco que iluminan y amplían el espacio.

Sofá, de Atemporal, en Sacum. Mesa de centro, de Tine K Home. Pufs, apliques, espejo y alfombra, en Sacum. Mesa auxiliar, de Little House.
Ideas para decorar con sofás con fundas de lino.

14.

Fundas de lino para sofás y butacas, similares pero no idénticas

Otra opción es elegir fundas para sofá y butacas del mismo color pero con alguna diferencia sutil entre ambas. Fíjate en este salón, la interiorista Katy Linder ha optado por revestir los dos sofás enfrentados con tela de lino blanco. La butaca se ha revestido del mismo color pero con un remate en negro. ¿Original, no crees?

Sofás y fundas, de Ikea. Butaca, de Atemporal. Mesa de centro, en Sacum. Banqueta, de Filocolore. Alfombra, en Sacum. Lámpara de pie, de Little House. Mesa auxiliar, de Etnicraft, en La Maison. 
Ideas para decorar con sofás con fundas de lino.

15.

A juego con las butacas

Si tienes en tu salón sofá y butacas, puedes cubrir también estas con fundas. Elígelas de lino, a juego con las del sofá y a medida para que se adapten a cada estructura como un guante. Así lo ha hecho para decorar este salón Asun Antó. En esta ocasión la interiorista se ha decantado por un color blanco roto.

Sofá y butacas, diseño de Coton et Bois. Mesa de centro, de Simla. Alfombra, de Mimbre & Co, en Coton et Bois. Sillas modelo Peel, de Taller de las Indias. Lámparas de cuentas, de Vical. 
 Claves para elegir el sofá según Atemporal.

16.

¿Y si mi salón es pequeño?

"Te recomiendo que elijas una tapicería clara, un diseño de líneas rectas y con las patas vistas y minimalistas: dará ligereza visual. Es muy importante prestar atención al brazo del sofá: en pocos metros no debería superar los 10 cm de ancho. Porque son cm que estás perdiendo de sentada útil. Con brazos de 30 cm puedes llegar a perder ¡una plaza de asiento!".

Sofá, modelo Albert, de Atemporal, en Stand del Mueble. Mesa de centro, de Con Alma Design. Butacas de mimbre, de Tine K Home, en MIV Interiores. Puffs de ratán, en Calma House. Lámpara de pie, en 8vuitulls.
Claves para elegir el sofá según Atemporal.

17.

La estructura: ¿de hierro o de madera?

"Elegir una u otra estructura no afecta al confort –explica Víctor–. Pero sí en la calidad del sofá. El punto débil de los sofás de estructura metálica son las soldaduras, que con el tiempo pueden dar problemas. Una estructura de madera es mucho más estable. Siempre y cuando la madera esté bien seca, sea maciza –desconfía de los aglomerados–, y de calidad. Un pino del país da muy buenos resultados", resume el experto. 

Sofás, de Atemporal. Mesa de centro, de Coton et Bois. Alfombra, de La Garriga Verda. Mesa auxiliar, de Cado. Cortinas, de IKEA.
Claves para elegir el sofá según Atemporal.

18.

El sofá, ¿blanco o de color?

"Un sofá blanco es un clásico: no pasa de moda, ayuda a aligerar el peso visual del sofá y no condiciona la decoración. Pero es delicado, piensa que el simple tacto con la ropa de calle puede mancharlo fácilmente. Una alternativa, también luminosa, pero más sufrida, es un beige, un topo suave o un leche con café, que sería el tono resultante de una tapicería mezcla de lino y algodón. Los sofás oscuros se ven más voluminosos, porque se marca más su forma".

Sofá, de Atemporal. Mesas tronco, de I Make Objects. Alfombra, de IKEA. Butaca Butterfly, de Casamitjana. Lámparas, de TMM Floor y cesta, en Punto de Luz.
Qué tener en cuenta al elegir un sofá según Víctor Portabella, de la firma Atemporal.

19.

Lo primero, probarlo sin prisas y con las posturas habituales, según Víctor Portabella

Al elegir el sofá, "es básico para saber si el que te llevas a casa es el indicado para ti. Deberías probarlo, al menos, durante 15 minutos y siempre en las posturas que adoptas en casa. Si en casa te tumbas, ¡túmbate! El error habitual al probarlo en una tienda es sentarte como lo harías en una silla. ¿Qué ocurre? Que tienes la falsa sensación que el sofá te queda bajo", apunta Víctor Portabella, de la firma especializada en sofás Atemporal. 

Sofás, de Atemporal. Mesa de centro, de Pilma. Alfombra, de KP. Puff, en Sacum. 
Claves para elegir el sofá según Atemporal.

20.

Si quiero una tapicería de fibras naturales, ¿cuál elijo?

"Las fibras naturales más usadas en tapicerías son el lino –más caro–, el algodón –más económico– y la mezcla de ambas. Elijas la que elijas, es clave que tenga un gramaje mínimo de 500 gr/m2. Cuantos más gramos por m2 haya de tejido, más tupida y resistente será la tela. A nivel orientativo: gramajes de 200-300  gr/m2 son los que suelen usarse para cortinas, que no sufren. Así que desconfía de tapicerías de estas calidades".   

Sofá, de Atemporal, en Sacum. Mesa de centro, de Tine K Home. Pufs, apliques, espejo y alfombra, en Sacum. Mesa auxiliar, de Little House.
 Claves para elegir el sofá según Atemporal.

21.

¿Qué ventajas ofrece una tapicería de poliéster?

"El poliéster es una fibra sintética todoterreno cuya principal ventaja es su durabilidad –mayor que la de una fibra natural–, y fácil mantenimiento gracias a tratamientos antimanchas. Pero es calurosa y su tacto y aspecto, aunque cada vez más logrado, no es el de una fibra natural", apunta Víctor Portabella. 

Sofás Ralph, de Atemporal Home. Mesas de centro, de Ethnicraft. Butacas, de Taller de las Indias. Lámpara de pie, en Santa & Cole.
Claves para elegir el sofá y acertar según Atemporal.

22.

El relleno, ¿es mejor de fibras o de espuma?

"La fibra da una sensación de melosidad y recogimiento que no da la espuma, que es más rígida y compacta. Si optas por un relleno de espuma, que sea de al menos 40 kg/m3, en el asiento, que es el que sufre más desgaste y debe soportar más peso". 

Sofás modelo Albert, de Atemporal. Mesa de centro, de Tot Interiors. Taburete, de Let's Pause. Butaca de ratán, en MIV Interiores.
Claves para elegir el sofá según Atemporal.

23.

¿Qué suspensión elegir?

"La suspensión es la responsable de aguantar nuestro peso y debe mantenerse tensa para que los asientos no se hundan. Los sistemas más habituales son de cinchas o de muelles en zigzag. La elección va a gustos: las cinchas son más elásticas y al sentarnos flexionan de manera suave y natural. Los muelles, más rígidos, dan un efecto de rebote".

Sofá de Atemporal y cojines de Calma House y Sira. Alfombra de Tine k Home. Mesa de centro de Dareels y auxiliar de Taller de Indias. Lámpara de Sacum.
Cómo combinar el color turquesa claro en paredes.

24.

Dos tonos de turquesa con efectos distintos

Combinar un turquesa claro con otro tono más oscuro en estancias contiguas, crea sensaciones diferentes. Para decorar el salón de la imagen se ha utilizado el aguamarina, que amplía e ilumina la zona social; mientras que en la biblioteca las paredes se han lacado en un turquesa más oscuro que le da intimidad. Si a esta combinación le añades madera, aportará la calidez necesaria para lograr el equilibrio.

Butacas y reposapiés, de Crearte, con tela de Les Creátions de La Maison. Lámpara de pie Grosssman Grashoppa de Gubi. Alfombra, de Francisco Cumellas. Cojines, de Laura Ashley y Gancedo. Cuadro y cesto, de Inventory. 
Ideas para combinar el color turquesa en paredes.

25.

Azul turquesa y blanco

Si quieres dinamizar un muro, píntalo entero o en parte de turquesa. En esta imagen, el interiorista Pepe Llaudet ha lacado un lado de la pared en un azul turquesa intenso. ¡Hasta el radiador se mimetiza con ella! El resto de la estantería (y de la pared) se mantiene blanca. Un contraste muy bien avenido. Si te fijas bien, también encontrarás madera, gris y pequeños toques de negro.

Butacas, de Baladia & Valklein, en Mercader de Venecia. Mesa auxiliar, de Coco-Mat. Lámpara de pie, de Gubi. 
Cómo combinar el color turquesa en paredes.

26.

Turquesa, blanco y dorado

A la feliz pareja formada por los colores turquesa y blanco vamos a añadirle un tercero en concordia: el dorado. Fíjate qué bien acompañada está la pared aguamarina de este salón con los marcos dorados y en madera de las láminas. El beige y el gris también están presentes. Todos ellos logran una sensación de calma difícil de superar.

Mesa de centro, aparador y alfombra, de ID Design. Butaca, de Sacum. Cuadros, de ID Design, Kenay Home, Sacum e Ikea. 
Cómo combinar el color turquesa en paredes.

27.

Turquesa y verde

La aportación de verde, en mayor o menor medida, hace del turquesa un color que combina a la perfección con otras tonalidades de su misma gama. Y este salón es la prueba. Las paredes pintadas de un verde azulado engaman con el sofá en aguamarina y los cojines en diferentes tonos de verde. ¡Todo muy eco! ¿Qué más colores combinan bien con verde?

Sofá Vallentuna, de Ikea. Cojines, de ID Design, Calma House, Azul-Tierra y Gastón y Daniela. Plato pintado, de Azul Tierra. Jarrones, de ID Design. Letra, de Taimo. 
Cómo combinar el color turquesa en paredes.

28.

Turquesa, blanco y gris, trío ganador

Ya has visto lo bien que engaman el aguamarina con el blanco y cómo actualiza las paredes. Ahora vamos un paso más adelante. En este salón blanco, Dafne Vijande ha lacado la estantería en un turquesa claro, lo ha rodeado de tonos tierra para darle calidez. Y a ellos ha sumado un gris suave en la cómoda que aporta un toque de elegancia. Turquesa, blanco y gris, también funcionan.

Butacas Mariene Room y mesas de centro Planet Room, de El Corte Inglés. Mesa del comedor, de Maia Home.
Ideas para combinar el color turquesa en paredes.

29.

Verde turquesa y blanco, ¡qué frescor!

Del aguamarina al azul verdoso pasando por el azul Tiffany o el verdigris, el color turquesa aporta a la deco serenidad y frescura. Es ideal para integrarlo en el salón o en los dormitorios. En toda la pared o en parte de ella. Los interioristas son auténticos cracks en cómo combinar colores. Aquí, Elena Eyre ha lacado en un suave tono turquesa el fondo de las estanterías blancas. Un contraste que actualiza un mueble de por sí clásico, como esta boiserie.

Consola de hierro, diseño de la decoradora. Sofás, de Gómez del Pulgar. Mesa auxiliar, de La Maison con lámpara de Coton et Bois. Cortinas, de Angelina de Pepas. 
Cómo combinar el color turquesa en paredes.

30.

Turquesa y colores neutros

Vitalidad y desenfado es otro de los rasgos del color turquesa. La interiorista Begoña Susaeta ha elegido un tono intermedio, ni el más claro ni el más intenso, para lacar esta librería a medida. Interpretada en un azul Tiffany, combina con el blanco de las paredes y los tonos tierra de madera, tapicerías y textiles.

Sofás, de Sube Interiorismo con tapicería de Deco Lur Sofá. Librería de DM lacado. Mesa de centro, de Exportjunk. Butacas, de Vical Home. Alfombra, de KP. 
Cómo combinar el color turquesa en las paredes de la cocina.

31.

Turquesa, gris y beige

El tono cardenillo o verdigrís es otra coloración turquesa muy apreciada en decoración. El interiorista Roger Bellera la ha escogido para lacar esta cocina abierta al salón. Lo ha combinado con el gris, presente en el salpicadero y el sofá, y con los tonos beige de la madera y las lámparas suspendidas. ¿Qué otros tríos de colores pueden transformar tu salón?

Sofás, de Crearte Collections con tapizado de Yutes. Mesa de centro, de Luzio. Lámparas de techo, de Ay Illuminate. Pavimento de gres porcelánico que imita el parqué. 
Cómo combinar el color turquesa en paredes.

32.

Turquesa, gris y negro

Mira las buenas migas que hacen el turquesa en su tono más claro, el agua marina, y el gris suave con el negro. Para añadir este último, hazlo a pequeñas pinceladas. En este salón, las paredes blancas se interrumpen y se vuelven turquesas en las carpinterías. Combinan de lujo con el gris de las tapicerías del sofá y de las cortinas. El negro se ha empleado en ligeros detalles, como los pies de la mesa auxiliar o las barras de las cortinas.

Sofás y puf, de Ikea. Mesa auxiliar, de Segunda Época. Lámparas, de La Albaida. 
Poner el cuadro equivocado 00526297

33.

Un cuadro sugerente para tu salón

Decorar con cuadros siempre es un acierto. Es una forma de vestir la estancia, darle personalidad y hacerla más acogedora. Procura que engamen con el resto de la decoración. Puedes poner uno grande que cubra toda la extensión del sofá o dos de una misma serie, como han propuesto aquí las interioristas Isabel Flores, Nuria Almansa e Isabel Font. Simétricos y perfectamente colgados en la pared dan sensación de orden y formalidad. 

Sofá, de Ormoss. Mesas de centro, de Maisons du Monde. Lámpara, de Better & Best. Mesa velador, de Majestic. 
00543287 Pasillo con molduras

34.

Molduras para decorar las paredes de forma elegante

¿Quieres darle a las paredes de tu salón o del pasillo un toque chic? Entonces, ¡decora con molduras! Puedes colocarlas tú misma, si eres manitas, con la amplia gama de modelos de Orac Decor. O pedir a tu decorador que las ponga. Las tienes muy sencillas o más ornamentadas. La interiorista Sylvia Preslar ha optado por decorar este pasillo que da al salón con unas molduras lacadas en blanco.

Sofá modelo Burdeos, de Sylvia Preslar. Mesas auxiliares, de Sofía Martín. Lámparas y pantallas, en Baldaquino. 
00507303

35.

Un espejo con truco para decorar las paredes

Otra forma de decorar las paredes con estilo es colgar un espejo: redondo si el muro es estrecho o rectangular, si quieres que ocupe todo el largo del sofá. En este salón, la interiorista Dara Díaz ha optado por un modelo grande de cuarterones que, además, amplia la estancia.

Sofás, de Thomas Carsten. Butacas, mesa de centro, mesas auxiliares, alfombra y espejo, todo en India & Pacific. 
00527591

36.

Un objeto sugerente y sostenible para decorar la pared

¿Tienes una casa en la playa o quieres darle a tu salón un aire costero? Decora la pared con un objeto que te recuerde los días de vacaciones. El interiorista Pablo González ha convertido en protagonista a un pez de madera reciclada al colocarlo sobre el sofá.

Sofá, de Masabo. Pufs, de Maisons du Monde. Alfombra, de Alfombras Hamid.
pared-con-cuadros-en-salon-00530345

37.

Láminas abstractas para decorar una pared del salón

Si no quieres equivocarte a la hora de vestir las paredes de tu casa, elige unas láminas decorativas bonitas y enmárcalas. Los motivos vegetales o abstractos son los más demandados. La interiorista Marta Tobella ha optado en este salón por unos modelos abstractos de diferentes tamaños con los que ha formado una bonita composición.

Sofá, de Atemporal. Mesa de centro, de Pilma. 
00530532 Alfombra de cuadros en blanco y negro

38.

Una decoración de pared sobre ruedas

Si practicas algún deporte o tienes alguna afición, puedes hacer un guiño en la decoración para que quede patente. En este saloncito abuhardillado han decorado sus paredes con un par de bicicletas de metal. La interiorista Belén Ferrándiz las ha colgado a dos niveles. También puedes acompañarlas con lienzos, placas con mensaje o espejos y crear una bonita composición.

Sofá, de Ikea. Cojines, de Sareka. Mesa de centro, de Tiendas Pardo. Banco, de Maisons du Monde. Alfombra, de La Redoute. 
Claves para elegir el sofá según Atemporal

39.

¿Se llevan los sofás de fundas holgadas?

"Es el look de moda: un sofá de líneas suaves, silueta poco marcada y aire romántico. Además de su look casual y atemporal, estas fundas poco ceñidas tienen una ventaja: puedes desenfundar fácilmente el sofá para lavar la funda, con las muy ajustadas es más dificultoso, sobre todo a la hora de volver a ponerlas, porque es habitual que siempre se encaja un poco...". 

Sofás y fundas de IKEA y butaca de Atemporal. 
Claves para elegir el sofá según Atemporal.

40.

¿Con las patas vistas o con faldones decorativos?

"Un sofá con las patas vistas siempre resulta más ligero que uno con faldones, que se ve más vestido y con un punto clásico. En cualquier caso, conviene que las patas formen parte de la estructura, las atornilladas son más inestables", resume el experto de Atemporal. 

Sofá diseño de Coton et Bois, butaca de Atemporal y mesa de centro y auxiliar de Taller de las Indias. 
 MG 9328-4

41.

Con lámparas de diseño y muebles a medida

El comedor queda a las espaldas del salón. Igual que esté está presidido por un mueble a medida: una espectacular librería hasta el techo diseñada por la decoradora. La presencia de la madera es importante en ambos espacios: "está presente en suelos, mesas, sillas y aporta la calidez que necesita toda casa". El broche final lo ponen las lámparas de diseño, en blanco y con toques dorados, que decoran el espacio. 

En el comedor, librería diseño de Natalia Zubizarreta. Mesa de Maisons du Momnde. Sillas de Ondarreta y lámpara de El Corte Inglés. 
 MG 9224-1

42.

3. Un salón abierto, moderno y elegante con sofás oscuros

Moderno, luminoso y chic así ha quedado este salón tras la reforma de la interiorista Natalia Zubizarreta. El primer paso para lograrlo fue abrir el salón al resto de la casa y a la luz. "Quedó tan luminoso que nos atrevimos con tonos oscuros. Para el sofá elegimos un modelo actual, con patas vistas y un color entre gris y azul que combina genial con la madera de roble y los toques dorados" nos cuenta la interiorista. 

Sofás Soho de Joquer. Butacas y mesas de centro de Crisal. Cojines de La Maison y Filocolore. 
 MG 4913-2

43.

Un sofá para una familia numerosa

El sofá elegido, grande y esquinero, es perfecto para sumar asientos para las reuniones familiares. Lo han completado con un puf que también puede servir para sentarse. Al fondo, la barandilla de la escalera pintada de azul pone la nota de color, recuerda al mar y da calma al salón. 

Sofá de Ikea con cojines de Gancedo y Antigüedades Merale. Alfombra de Hamid. 
Un salón con vistas al mar

44.

5. Un salón con vistas al mar

Este salón abierto al comedor está rodeado por las vistas al mar Cantábrico y disfruta de una decoración muy natural. Su reforma es obra de Dorotea Estudio que ha recurrido al infalible blanco para llenarlo de luz y un estilo atemporal y neutro. Así el que el color lo ponen las vistas y los complementos y la calidez los muebles de madera. 

Sofá y puf Grönlid de Ikea. Mesa de centro de Mister Wils, igual que las sillas del comedor. El cuadro es de Dafne Vijande. 
 FER8536b

45.

1. Un salón sofisticado en blanco y dorado

Este salón pertenece a una vivienda marbellí de los años 70 que ha sido completamente actualizada por el equipo de Loopa Studio. Las claves para lograrlo han sido apostar por una base neutra, en tonos blancos, crudos y cremas, para paredes, muebles, telas... y también el suelo, que es de mármol. Y para añadir sofisticación nada mejor que lámparas y auxiliares dorados. 

Sofá de Muebles A. Benítez. Cojines de Alhambra y Pepe Peñalver. Mesas de Wabi Home. Lámpara verde de Mandrágora. 
 FER8554ab

46.

Con un jardín interior

En la zona entre salón y comedor el espacio cuenta con un espectacular jardín interior que se convierte en el pulmón de la casa. "Queríamos respetar los guiños andaluces de la vivienda, como este patio rodeado de cristal y lleno de vegetación" explican los decoradores. Los detalles de fibras y algunos cojines refuerzan este toque natural dentro del salón. 

Butacas de Maisons du Monde. Aparador de Vical Home. Lámpara de cristal y jarrón en Pantay.
0906

47.

2. Un salón atemporal envuelto por la luz

Prefabricada y sostenible, así es esta casa realizada por la empresa Jesfer. Los propietarios querían que tuviera un estilo entre clásico y rústico y encargaron su decoración a Deulonder Arquitectura Domèstica. El salón está rodeado por unos grandes ventanales con persianas venecianas que tamizan la luz. Toda su decoración está engamada en tres tonos: blanco, beige y gris. 

Sofás de lino de La Maison. Mesa de centro y puf de Sacum. Alfombra de Sempre Store. 
936-937

48.

Un mueble de doble cara

Un módulo central con chimenea de gas separa el salón de la cocina y el office. Así, se recibe el calor de la chimenea por ambos lados. No es lo único que tiene doble cara. "Los propietarios quería ver la televisión desde el salón y el comedor, por eso pusimos en el mismo hueco dos pantallas, una enfocada a cada estancia" explican desde Deulonder. 

Mueble diseño de Deulonder. Butaca de Sacum tapizada con lino de Margarita Ventura, igual que el tronco. Chimenea de DH MDesign. 
313-318

49.

Decorado en tonos neutros

La decoración del salón apuesta por los tonos claros, como blancos y grises, con el contrapunto de la calidez de la madera y algunos elementos de fibras, como la alfombra o la butaca trenzada. Las notas de color más intensas las vemos en los cojines, a juego con los cuadros. Debajo de estos, un banco a medida suma asientos y un rincón de almacenaje adicional. 

Butaca similar en Kave Home. Cojines de Filocolore y cuadro de Andrea Sorjus. 
0302

50.

4. Un salón luminoso y acogedor

Los propietarios querían un piso que transmitiera mucha paz y el salón es buen reflejo de eso. Su decoración mezcla varios estilos pero con un resultado muy equilibrado. Hay muebles nuevos, como los sofás; otros que ya estaban en la casa, como el puf que se actualizó; y otros de madera que ya tenían los propietarios. 

Librería diseño de Gabriela Conde que se actualizó. Sofás de Miki Beumala y puf recuperado. Las mesas auxiliares son de Coco-Mat. 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?