Salones

51 /8385
Chaiselongue. Un asiento ¡a lo grande!

51.

Un asiento ¡a lo grande!

La butaca del salón ha sido la pieza más codiciada por todos ¡así está la pobre de achacosa! Has invertido en una nueva y esta tan solo para tu uso y disfrute. Te costó decidirte entre una chaiselongue o un sillón motorizado de esos que te da un reconfortante masaje de pies a cabeza. Una vez elegido modelo, ya lo has estrenado en diferentes situaciones: leer un libro, ver tu serie favorita y sestear. ¡Qué maravilla!

detalle-salon-con-cuadro-moderno-00510335 O. Una deco por amor al arte

52.

Una deco por amor al arte

Tu gusto por el arte y la cultura en general ha hecho que, ahora que tienes más tiempo y menos gastos, no te pierdas un estreno, ya sea de exposición, cine o teatro. ¡Te encanta estar al día! Y es que además del trabajo y la familia, cultivarte es otra de tus prioridades. Algo que se nota en tu casa y en la exquisita selección de los objetos que la decoran: prefieres tener poco y bueno, que mucho y del montón. Y este amor por el arte está dando sus frutos, en tu última visita a una galería ha surgido el flechazo. Ese cuadro que te enamoró nada más verlo, ya está colgando en la pared de tu salón. ¡Tan ricamente!

Sofá, en Sacum. 
salon-limpio-luminoso-en-blanco 00516892 O. Manchas en la pared

53.

Manchas en la pared

Una cosa son pequeños golpes del roce y otra es lucir paredes manchadas. Nos referimos a manchas de humedad, manchas de mayor tamaño, desconchones… la casa no se verá limpia nunca si tienes alguna. Merece la pena dedicar unas horas a limpiar las paredes, intentar disimular o aclarar las manchas -sino terminar con ellas de una vez- o, finalmente, repintar el paño en el que se encuentran.

Sofá de Ikea, mesas de centro de Coco-Mat, puf de Gancedo y alfombra de BSB.
Cómo limpiar las paredes de casa

TRUCOS DE LIMPIEZA

Cómo limpiar las paredes de casa

h8b0188 2dc6e0a7. 4. Un piso urbano que parece una casita con mucho encanto

54.

4. Un piso urbano que parece una casita con mucho encanto

El techo con volta catalana vistas, el suelo de madera con mucha veta, los detalles de hierro y la luz que entra a raudales pueden confundir este piso urbano en una casita en el campo. ¡Nada más lejos de la realidad! Su chimenea, las texturas abrigadas y la paleta cromática de tonos otoñales le dan un plus de calidez. 

Sofá y cesto, en Mäinities. Butaca y alfombra, de IKEA. Mesa de centro, de Sika Design. Columpio, en Sillaeta.
009-dsc2087a 6d89d84c 2000x1333. 2. Un ático con terraza para disfrutarlo todo el año

55.

2. Un ático con terraza para disfrutarlo todo el año

Este ático es un cuatro estaciones: en otoño e invierno la vida discurre de puertas adentro, donde la decoradora Natalia Gomez Angelats ha dado forma a un piso acogedor y muy envolvente gracias a la cuidada paleta de colores elegida y la selección de mobiliario y piezas escogidas. Mientras, en primavera y verano, la vida discurre en la maravillosa terraza con vistas a Barcelona. 

Sofá, puf y alfombra de La Maison. Mesa en Catalina House. Espejos de Natalia Gomez Angelats. 
salon mini. ¡Viva la luz!

56.

¡Viva la luz!

En los interiores minimalistas es importante la presencia de luz. Para captarla de día, opta por colores claros en paredes y muebles. En cuanto a la iluminación ambiental elige focos en el techo, tiras led o apliques de pared, capaces de conseguir la atmósfera ideal. Este salón abierto a la terraza y a la cocina —gracias a un muro acristalado— resplandece de luz. Trata de reducir a la mínima expresión los elementos decorativos. 

Sofá y puff, de IKEA. Mesa de centro, de Maisons du Monde. 
Chimenea cerrada  minimalista 500845. Un salón con lo básico

57.

Un salón con lo básico

En el salón, olvídate de estanterías atiborradas de libros y objetos decorativos que un día fueron importantes pero hoy ya no te aportan nada. Invierte en un buen sofá o butacas —según tus necesidades—, una mesa auxiliar y poco más. Este salón de la imagen se acompaña de una sencilla chimenea cerrada, que hace la estancia más cálida y acogedora, y una televisión fijada a la pared, ideal para tener más espacio. ¿Ya empiezas a ver las ventajas del estilo minimalista? Disponer de pocas cosas implica más orden y menos tiempo de limpieza. Tiempo que puedes dedicarte a ti.

Aparador, realizado a medida por Fustería Pere Vidal. Puff, en Lo de Manuela. Mesa auxiliar y alfombra, en Mercader de Venecia.
salon-rustico-con-ventanal-a-porche 00507328. Del porche al salón en un plis plas

58.

Del porche al salón en un plis plas

Si vives en una zona donde las lluvias comienzan a ser habituales con la llegada del otoño, la cubierta del porche te salvará de los chaparrones mientras te permite disfrutar del aire fresco. Si puedes, instala unas puertas correderas entre el porche y el salón para que el movimiento entre ambos espacios sea más libre y fluido. Así, los días fríos podrás quedarte en el interior del salón, dejando que la brisa circule con menos intensidad. 

Salón. Sofás y puf, de Miki Beumala. Butaca, de Merc & Cia. Pavimento, de moqueta de alga, de Comercial de Moquetas.
salon sofás marrones combina madera blanca y oscura 00397930. Madera, el material más otoñal

59.

Madera, el material más otoñal

Y es que, la misma calidez que aporta a la vista, la aporta a tu hogar. La madera es un material vivo, que se expande y contrae con el cambio de las temperaturas. Además, es un regulador natural de la humedad. Una mesa de centro de madera en su estado más natural será el acompañante perfecto para esos cojines caldera y mostaza que has puesto para adecuar tu decoración al otoño.

Sofá rinconero, de Kibuc. Butaca, de La Cabana d’Aran. Lámpara de pie, en Matèria. Mesa de centro, en Carmen Caubet. Alfombras, en Gra. Pavimento, de madera de roble. Techo y revestimiento, de madera de pino blanqueado.
0116. Colores para decorar en otoño

60.

Colores para decorar en otoño

La decoración de otoño comienza cuando las hojas de los árboles mutan su color por otros más cálidos, mas anaranjados. Los ocres y dorados ganan protagonismo, recordándonos la luminosidad del verano, pero con ojos ya puestos en los meses más fríos. También los tonos empolvados y como deslavados, que ayudan a crear ambientes relajados y armónicos, perfectos para acurrucarse en el sofá mientras los días se van haciendo más cortos. 

Sofás, de Atemporal. Mesa de centro, de Coton et Bois. Alfombra, de la Garriga Verda. Mesa auxiliar, de Cado. Cortinas, de IKEA.
dsc8439b c363f55b 2000x1335. 1. Un piso moderno y con un plus de calidez

61.

1. Un piso moderno y con un plus de calidez

Era lo que le pedía la propietaria a su nuevo piso. Y la decoradora Asun Antó supo darle esa marcha extra de calidez con una cuidada selección de textiles y una paleta cromática escogida: "Con los textiles, además de dar textura y calidez, dimos color a unos espacios que eran muy monocolor", explica Asun.  

Librería diseño de Molins Design. Cestos de fibras y jarrón, en Carolina Blue. Los cuadros son de Marta Ballvé y la lámpara procede de Coton et Bois.
mg-9866 5b824681 2000x1565. 5. Un piso actual con sabor clásico

62.

5. Un piso actual con sabor clásico

Con la reforma de este piso se hizo el camino inverso: de una distribución y decoración muy moderna se pasó a una más bien clásica. Espacios más compartimentados para ganar intimidad, piezas clásicas, como los icónicos chéster, y un extra de calidez con textiles, alfombras y tonalidades muy acogedoras e invitadoras. 

Librerías y mesa de centro, diseño de Aurora Monasterio. Chésters, similares en La Nave Home. Chimenea de anticuario.
0373 b6ecf975 2000x1333. 3. Actualizado con el color

63.

3. Actualizado con el color

La transformación de este piso empezó con el color de la preciosa boiserie del salón, que era de nogal y daba un look anticuado y muy pesado al estar. La decoradora Elena Eyre la pintó de gris y el espacio se transformó por completo. Es más, ese gris se convirtió en el hilo conductor de la toda la casa. 

Sofás de Gómez Del Pulgar y mesa de Coton Et Bois. 
0116 e9c2bde8 1200x799. 6. Señorial luminoso y muy acogedor

64.

6. Señorial luminoso y muy acogedor

Una envoltura en blanco no es cosa, solo, de un fresquito piso de veraneo. Aquí, la decoradora Asun Antó, de Coton et Bois, optó por una base en blanco en paredes, techo y carpintería para llenar de luz este piso señorial. Y, para "subirle" la temperatura, se alió con los textiles, de colores tierra y mostaza, las texturas y la madera. 

Los sofás y la mesa de centro son Coton et Bois.
salón-con-sofa-chester-tapizado-en-turquesa 00452052. Azul turquesa

65.

Azul turquesa

El azul en su versión turquesa no es un color muy visto en decoración. Al menos, comparado con blancos y tierras, tonos que suelen dominar estancias como salones, comedores o dormitorios. De hecho, el azul turquesa es tan especial y cautivador que no es recomendable para concebir un total look. Luce mucho mejor en solitario, como este sofá con tapizado capitoné, ideal en compañía del blanco y la madera de la mesa.

Sofás, de Home Select. Pufs, de Casa y Campo. Lámpara de techo, de Años Luz.
Salón-con-vigas-vista-pintadas-blancas-y-pared-naranja-con-sofás-contrapuestos-y-mesa-de-centro-sobre-alfombra 438066. Naranja

66.

Naranja

El naranja es un color vitamínico que desprende energía y buenas vibraciones, por eso nos encanta para decorar el salón (en el dormitorio es too much —al menos en su versión más intensa—, y preferimos optar por tonos más sosegados que favorezcan el descanso).

 

Pero si no te atreves a pintar las paredes con él, o crees que no encaja con la decoración general, siempre puedes añadirlo en pequeños elementos como cortinas, cojines, jarrones o macetas. Y si, por el contrario, quieres resaltarlo aún más, lo ideal es combinar colores. ¿Nuestra recomendación? Elige el naranja para las paredes, y el blanco en los sofás.

Sofá, de Miki Beumala. Mesa auxiliar, de Foimpex. Cojines, de Cado, Marina&Co y Matèria. Alfombra, de Gra. Lámpara de pie, de Parlane. Mesa de centro, de Becara.
salon decorado en tonos rojos. Rojo

67.

Rojo

El color de la pasión, del amor, de la sangre... No hay duda de que el rojo es uno de los colores más potentes que existen, pero en la decoración sigue siendo raro. De hecho, no es nada recomendable incluirlo en el dormitorio (a no ser que quieras acabar de los nervios). Lo mejor que puedes hacer para añadirlo a la deco de tu casa es optar por textiles, jarrones y detalles muy concretos. También puedes elegir una butaca o un sofá en este color, teniendo claro que se convertirá en el absoluto protagonista de la estancia.

Sofá y mesas auxiliares, de Ikea. Puf, de Matèria. Vitrina y alfombra, de Cottage Little House. Pintura de la pared y puertas, de Jotun, en Leroy Merlín.
salon-blanco-con-mesas-de-centro-hierro-y-madera-303897-0f3d9ccd 8ff55e8f 826x1100. ¡Un material tan hogareño!

68.

¡Un material tan hogareño!

¿Te imaginas cómo sería un salón sin muebles de madera? Triste, apagado, desapacible... Por eso no dudes en decorar tu salón con una, dos o tres piezas de este material capaz de transformar una casa en hogar. En la imagen, se ha utilizado en el mueble bajo tipo consola lacado en blanco y en el sobre de las mesas de centro que aparecen por duplicado. Así se pueden juntar, si se necesita una mesa más grande o separar para convertirlas en auxiliares.

Mesas de centro con sobre de madera y patas de hierro, de Artisan. Sofá y puff tapizados con pana, de Roche Bobois. Chaise Longue tapizada con loneta, en Tapicerías Mejías. Estores, de Ceveco. Alfombra de lana de KP. Pavimento de mármol crema marfil, de Promeco.
salones con mas likes de el mueble 2. Madera renovada

69.

Madera renovada

En el salón la madera no solo está presente en muebles u objetos decorativos, también se muestra en techos, suelos y puertas. En la imagen, el salón exterior es fiel reflejo del interior pero, si te fijas, quien llama poderosamente la atención no es la mesa de centro de madera en primer plano sino las vigas y las puertas recuperadas que nos hacen disfrutar tanto de ambos espacios.

Sofá, chaise longue, butacas, mesa de centro y alfombra, en Sacum.
salon-tonos-neutros-espejo-en-pared 00507303. Entre lo industrial y lo nórdico

70.

Entre lo industrial y lo nórdico

O lo que es lo mismo entre lo urbano y lo rústico. Así se ha proyectado este salón en perfecto equilibrio donde el frío del metal convive en armonía con la calidez de la madera y la fibra, materiales encargados de subir la temperatura. ¿Qué demuestra esto? Que, en el estilo industrial, la combinación de hierro y madera triunfa por encima de todo. 

Sofás, de Thomas Carstens. Butacas, mesa de centro, mesas auxiliares, alfombra y espejo, todo en India&Pacific.
salon-con-sofas-grises-y-cojines-amarillos-y-blancos-00513241 O. Un salón cálido y luminoso

71.

Un salón cálido y luminoso

Si te preguntaran, ¿qué prefieres un salón cálido o luminoso? La respuesta más sensata sería ambos a la vez. Y para eso los muebles de madera te echan una mano. Este salón de la imagen te servirá de inspiración: en él, la calidez la aportan la madera natural de la mesa de centro, los pies de las mesas nido auxiliares y la lámpara —también tienen mucho que ver los cojines amarillos—. Mientras, la consola, los estantes lacados en blanco —y la pantalla— captan la luz y la reparten por todo el salón bajo la presencia neutral de los sofás grises.

Sofás, de Kubic. Mesas auxiliares y lámpara de pie, de Kave Home.
consola-clasica-cajones-baldas-salon 1000x1332 299411f1. Una consola ligera y de madera

72.

Una consola ligera y de madera

Otro mueble de madera que será de gran utilidad en tu salón es una consola. Elígela de diseño ligero, con cajones y baldas donde puedas tener a mano plaids, revistas o libros. Será un acierto colocarla cerca del sofá, como la de la imagen. Fíjate en cómo se ha decorado su superficie: con flores en jarrones de cristal y un gran espejo que alegrarán y ampliarán las dimensiones de la estancia.

salon-con-sofas-blancos- butaca-rosa-y-mesa-de-centr-de-madera-00513088. Una mesa de centro artesanal y contundente

73.

Una mesa de centro artesanal y contundente

A la hora de decorar tu salón, ¿sientes debilidad por las mesas de centro de madera? Podrás elegir entre diferentes modelos: con patas de metal; sencillas y ligeras, tipo mesas nido o piezas rotundas de madera maciza con capacidad de almacenamiento en su interior, como la de la imagen en forma de caja. Este tipo de mesas son solo aptas para salones grandes. Su belleza emana de su fabricación a mano en maderas ricas en vetas, como la de palisandro o palo de rosa, lo que las hace únicas.Ten por seguro que será el centro de atención.

Sofás, mesa de centro, butaca, alfombra y cuadro, de Decolab.

 

salon-con-sofa-gris-y-mesa-de-centro-de-madera_00345317. Maderas resistentes en tu salón

74.

Maderas resistentes en tu salón

Si le preguntas a un carpintero qué maderas son las más adecuadas para muebles, seguro que encabezará la lista la madera de roble. Densa, duradera, fácil de manipular, resistente a la humedad, tiene muchas variedades de color y consigue un buen acabado con barnices y pinturas. No es de extrañar entonces que la elijas para tu salón: en la mesa de centro, en lámparas de pie, en incluso, para decorar las paredes con cuadros y espejos. ¡No te defraudará!

Mesa de centro, de madera de roble y sofás, en Tons. Puff y alfombra, de Coco-Mat. Butaca, en Coton et Bois. Espejo, en Azul-Tierra.
salón hacia librería de madera. Una librería de madera reciclada

75.

Una librería de madera reciclada

Si tuvieras que decantarte por un estilo para decorar tu salón ¿ganaría el clásico por goleada? Junto al sofá chester de cuero frente a la chimenea, te imaginas una generosa librería de madera con gran capacidad de almacenamiento: abierta por arriba para libros y objetos decorativos y cerrada por abajo para guardar ropa de mesa, vajillas, cubertería... Una escalera que te facilitara llegar hasta el último estante completaría su diseño romántico. ¡Deja de soñar y pasa a la acción! Encontrarás un modelo similar al de la imagen en Maisons du Monde en madera de pino reciclado. Se trata del modelo Aristote de dos cuerpos.

La chaise longue, tapizada con la tela Olivenza de Gastón y Daniela, es de Baltus Collection. Librería de roble envejecido de Flamant y alfombra, de KP. Lámpara de techo, de Flamant.
Rincón de salón con mueble recuperado. Una vitrina de madera recuperada para tu salón

76.

Una vitrina de madera recuperada para tu salón

El rústico está de moda por eso cuando piensas en la vitrina de madera de la casa del pueblo te entran ganas de disfrutarla en tu primera residencia. Pero ¿dónde ponerla? Tu cocina a medida no tiene ya espacios libres. ¿Y qué tal en el salón? Puede quedar impecable en tu rincón de lectura, como el de la imagen, actualizado con una mano de pintura en un verde turquesa y acabado envejecido.

Salón con sofá esquinero, mesa de centro en madera y metal, mueble de pared de obra y estante trasero . El poder de los complementos

77.

El poder de los complementos

A veces, en el salón no lleva la voz cantante un mueble grande sino pequeños complementos de los que nos servimos para decorarlo. Una composición de cuadros con distintos marcos de madera es la que marca el paso firme de este salón que invita a la relajación y al sosiego. ¿No crees que hasta la mesa de centro pasa a un segundo plano?

Sofá, del Estudio de Clara Valls. Mesa de centro, alfombra y Kilim, de Sacum. 
dsc0399-dos 89ee422a 2000x1400. Una pared que atesora varias vidas enmarca el salón

78.

Una pared que atesora varias vidas enmarca el salón

El salón se equipó con pocas piezas pero de gran personalidad, como el maxi sofá modular –el propietario es un apasionado del cine– o la chimenea de hierro. Y es que el protagonismo en el salón recae en la pared, que deja a la vista las diferentes capas de pinturas anteriores. Descubre el antes y el después de este piso del casco antiguo de Girona. 

017-dsc2892 136a6bdf. ¡Y se hizo la luz!

79.

¡Y se hizo la luz!

Los interiores de la masía eran súper oscuros, por eso, además de abrir las ventanas y hacer de nuevas, se tiñó todo de blanco y... ¡pam! La luz lo inundó todo y, además, los espacios crecieron visualmente. Durante las obras se respetó la estructura de bóveda original así como los envigados. No te pierdas detalle de esta masía renovada

mg-0655-1 23feed5f 2000x1351. 6. La transformación de una antigua cuadra del s. XVIII

80.

6. La transformación de una antigua cuadra del s. XVIII

¿Transformar una antigua cuadra de 1750 y con más de 70 años de abandono en una casa rural luminosa, moderna y rebosante de personalidad? ¡Es posible! Y en un tiempo récord de solo seis meses. Aunque el cambio fue radical, la propietaria quiso conservar lo que pudo de la construcción original, como las vigas de madera de la planta principal o las paredes de piedra. 

mg-1412-1 0d3e1ea6 887x1198. 2. Un piso señorial que presume de historia

81.

2. Un piso señorial que presume de historia

La historia de este céntrico piso de Madrid salta a la vista. Y es que con la reforma, llevada a cabo por el estudio Aldescubierto, no solo se buscó conservar los elementos originales de esta vivienda centenaria, sino realzarlos. Ahora se han convertido en una seña de identidad con mucho encanto, como las vigas vistas de toda la casa o las columnas de madera originales, que recuerdan la distribución original del piso. 

041-dsc5153 97e73348. Una zona de día de dos alturas e inundada por la luz

82.

Una zona de día de dos alturas e inundada por la luz

Más luz: era una de las premisas de la reforma. Y se logró ampliando las ventanas y haciendo de nuevas, y con el blanco que tiñe paredes, suelo, muebles de obra y textiles. Además, la zona de día se planificó abierta y se reservó para el salón el espacio más recogido. Descubre la solución que se ideó para el comedor

dsc9486 de6ec015 2000x1335. 1. De antiguo cine de pueblo a casa moderna y super personal

83.

1. De antiguo cine de pueblo a casa moderna y super personal

Esta casa del s. XIX ha vivido muchas vidas: ha sido cine, carpintería y sala de baile. Y ahora, el equipo de Dadà Interiors la ha convertido en una vivienda tan personal como llena de encanto, gracias al estudiado equilibrio entre los elementos originales, como las vigas de madera o las paredes de piedra, y los nuevos, como el suelo de hormigón, los detalles de hierro y un mobiliario moderno.   

mg-4666-1 36a092a1. 5. Un piso del s. XIX actualizado con respeto al pasado

84.

5. Un piso del s. XIX actualizado con respeto al pasado

Este piso ha vuelto a nacer tras más de 110 años de historia. Y lo ha hecho modernizándose estéticamente, pero presumiendo de sus elementos arquitectónicos originales que denotan su historia y le suman encanto. 

Salón-comedor con mesa redonda, sillas de diseño, mueble de salón con baldas hasta el techo en blanco y madera clara_429281. Fifty Fifty

85.

Fifty Fifty

La madera clara resta solemnidad al salón y cuando se utiliza con blanco multiplica su carácter desenfadado. Este salón comedor es un fiel ejemplo del perfecto equilibrio, donde tanto el blanco como la madera están repartidos a partes iguales: en el mueble de almacenaje, en la mesa de comedor ¡y hasta en las sillas! 

Mesa y librería, diseño de Vive Estudio, realizadas por Miki Beumala. Sillas, de Pilma. Lámpara de techo, de Foscarini. 
salón con mueble almacenaje 480701. Mezcla de estilos

86.

Mezcla de estilos

La madera envejecida sin tratar transmite una sensación de añoranza por otros tiempos y formas de vida. En este salón la impresionante cómoda de almacenaje de estilo rústico —que bien podía pertenecer a un sastre— contrasta con la sencillez del mueble de televisión de diseño más moderno. Ese contraste del blanco y la madera, de lo viejo y lo nuevo, hace que este salón gane en equilibrio y calidez.

Cómoda, en Coton et Bois.
Salón-con-sofás-y-puffs-ocres-y-mesa-de-centro-madera-sobre-alfombra-y-mueble-a-medida-bajo-ventana-de-cortinas_426437.jpg. Natural y lacada

87.

Natural y lacada

No todos los muebles del salón tienen que ser del mismo tipo de madera ni del mismo color. Prueba de ello es este de la imagen donde conviven en armonía la madera natural de la mesa de centro o el estante de pared para apoyar cuadros con el mueble bajo de almacenamiento bajo la ventana, realizado a medida. Este, lacado en blanco, logra fundirse con las paredes sin entorpecer la entrada de luz por el ventanal.

Mesa de centro, de Andreu World. Mueble bajo, realizado a medida según diseño de GCA Architects. Puffs, de Mercader de Venecia. Alfombra, de Francisco Cumellas. Lámpara de techo, de Biosca&Botey. Lámpara de sobremesa, de Mercader de Venecia.
salon con chimenea embocadura madera 00380988. Una chimenea señorial

88.

Una chimenea señorial

Los salones con chimenea tienen un encanto especial, sobre todo, cuando esta va arropada por una embocadura de madera oscura de diseño clásico, como la de la imagen. Si quieres actualizarla siempre puedes pintarla de blanco, aunque así vista mostrando el paso del tiempo ¡desprende tanta magia! Decórala con un espejo apoyado en su repisa y, cuando no la uses, coloca un cesto o una maceta con flores en su interior.

Sofás, diseñados por Anna Taberner. Mesa de centro, en Luzio. Chimenea de madera.
Salón en tonos beige, muebles de madera, cojines de colores, sofá a rayas, butacas y suelo de parquet. Una sencilla estantería abierta

89.

Una sencilla estantería abierta

A veces en el salón tenemos un rincón desnudo que no sabemos si llenar o dejarlo vacío. Todo dependerá de las dimensiones de la estancia y del diseño del mueble que vayamos a poner. Una fórmula de éxito es colocar una estantería abierta de madera: es ligera, no agobia y vendrá estupendamente como almacenamiento extra. Es lo que se ha hecho aquí, tres o cuatro baldas son suficientes para albergar libros, objetos decorativos y muchas cosas más.  

Sofá de rayas Porto, set de tres mesas dominó, librería de fresno, alfombra modelo Arnold y butacas. de El Corte Inglés. Puff, de Icons Corner. Cortinas, de Zara Home. Lámpara de sobremesa, de Oficios de Ayer.
Salón comedor con papel pintado vegetal, muebles de madera, butaca, lámparas lino, portavelas y flores. Las mesas, las protagonistas

90.

Las mesas, las protagonistas

Echa un vistazo a tu salón, ¿la mayoría de las mesas que hay en él son de madera? Seguro que sí. Algunas puede que combinen este material con metal, como las de centro y auxiliares, mientras que otras reaparecen majestuosas en madera maciza, como las de comedor. En este salón comedor de la imagen las encontramos variadas: grandes y pequeñas, ovaladas, rectangulares y cuadradas... Fíjate cómo se han decorado, con objetos de cristal, libros y jarrones con flores. 

salon-con-parquet-y-muebles-de-madera 00371970. Un semanario de madera en el rincón de lectura

91.

Un semanario de madera en el rincón de lectura

Seguro que sabes lo que es un chifonier, esa cómoda alta y estrecha con cajones, que habrás visto en casa de tus mayores más de una vez. Ese mueble tan característico adoptaba el nombre de semanario si tenía 7 cajones, uno para cada día de la semana. Antiguamente se utilizaba en el dormitorio para guardar lencería o como se decía por entonces "la muda". Hoy reaparece en el salón como escritorio o para guardar aquellos objetos que no tienen un lugar preciso. Este de la imagen se presenta doble, con 14 cajones, y forma parte de este rincón de lectura con butacas y taburete de madera, a modo de mesita auxiliar.

Butacas tapizadas, en Anmoder. Lámpara flexo, de El Chinero. Taburete, de Pomax. Pavimento de madera de pino Melis.
salón muebles de madera y cuadros. Un aparador con aires nórdicos

92.

Un aparador con aires nórdicos

Los muebles de los años 50 nos chiflan, sobrios, elegantes y funcionales ¡son exquisitos! Puedes decorar su superficie con tus objetos favoritos: espejos, marcos vacíos, jarrones de resina, fotos familiares... Este aparador nórdico de patas oblicuas, fabricado en madera de roble con dos puertas y un estante abierto, es buen ejemplo de ello. Y si eres de las que se preocupan por el medio ambiente, elige maderas certificadas, que acrediten su origen de un bosque gestionado de manera responsable. 

Butaca, mesa auxiliar y lámpara flexo, de El Globo Muebles. Lámpara de pie, de Batavia. Alfombra, de Canterano. Pavimento de tarima de madera de roble, en P. Alps. 
salon-pequeño-con-mueble-en-madera-tipo-vitrina-para-orden.-00500504 O. Una vitrina de madera como librería

93.

Una vitrina de madera como librería

¿Sientes debilidad por las vitrinas en el salón? No es de extrañar ¡son tan versátiles! En ellas puedes guardar libros, vajillas, colecciones... y presumir de ellos. Si es de madera maciza o muy voluminosa, las puertas de cristal aligerarán su diseño. Esta de la imagen con puertas deslizantes arriba y abajo se ha utilizado como librería. Está fabricada en madera de teca, resistente al agua, grietas, termitas y hongos. 

Sofá Grondlid, alfombras Adum, butaca y puf de Ikea. Mesa de centro, de Mercader de Venecia. Librería de teca, de India&Pacific. 
Mueble-de-madera-00427676. Muebles con sentimiento

94.

Muebles con sentimiento

Seguro que en tu salón existe una pieza antigua heredada de madera que te ha acompañado en todas tus mudanzas y a la que siempre le has encontrado acomodo. Un baúl, una mesita auxiliar, una vitrina... son mucho más que muebles para ti. Además de generarte emociones, sus diseños, cerraduras, patas o sobres tienen ese encanto especial que te enamora, como el de esta mesa tocinera con apertura de persiana que luce igual de guapa en el salón, rodeada de plantas, que en la cocina. Junto al taburete macetero queda la mar de bien.

Salón-con-muebles-de-madera-00499070. En múltiples versiones

95.

En múltiples versiones

Una mesita auxiliar, el pie de las lámparas, la estructura de las butacas, el marco de un cuadro, el sobre de la mesa de centro... ¡Incluso el suelo o el techo! En el salón, la madera está muy presente y lo mejor de todo es que su presencia puede adoptar diferentes tipos y tonalidades, como las de la imagen (natural, lacada, encerada...). Mantén tus muebles de madera en un estado óptimo con estos trucos para limpiarlos y protegerlos.

Sofá, modelo Louvre, en Maisons du Monde. Mesa de centro, en Better&Best. Puffs y lámpara de pie, en Dernier. Butacas, en Marystrastos. Alfombra, de IKEA.
salon-con-mueble-de-madera-y-sofás-grises_00383544. Almacenamiento cerrado y abierto

96.

Almacenamiento cerrado y abierto

Tener un mueble de madera de suelo a techo para almacenar es lo más habitual en el salón. Si eliges un modelo con puertas, en tonos claros y de apertura push evitarás recargar el ambiente. El de la imagen acapara todo el protagonismo con la televisión y la chimenea integradas. En lugar de prolongarlo de extremo a extremo se ha dejado una parte abierta para fijar unos estantes flotantes que restan sensación de agobio.

Sofás, realizados por sofás Esteve. Mesa de centro, de hierro y cristal, y estantería, diseñada por Boyfe. Banqueta, en Sacum.
Salón pequeño en beige con detalles en turquesa. Con rincón de lectura

97.

Con rincón de lectura

Aquí tienes otra versión de sala de estar pequeña con distribución tradicional. En esta ocasión, los estantes flotantes se han sustituido por una consola nórdica con patas altas y espacio de almacenamiento. Entre ella y el sofá se ha dispuesto un rincón de lectura con una butaca y una lámpara de pie. Y para proteger el suelo y dar calidez a la estancia, no te olvides de colocar una alfombra. ¿Sabías que los estampados a rayas alargan visualmente una habitación? Lo mismo ocurre con las cortinas, le darás más altura a tu saloncito, si las instalas de techo a suelo.

Salón pequeño en blanco con sofá_00455273. Una distribución de éxito

98.

Una distribución de éxito

El sofá pegado a una pared y enfrentado a la zona de almacenamiento es la distribución tradicional de una sala de estar pequeña. Solo así se consigue aprovechar bien cada centímetro. Es lo que se ha llevado a cabo en esta imagen. Como mesa de centro se han elegido unas mesitas nido que se pueden poner o quitar, según necesidades. Fíjate en el mueble multifuncional de la izquierda, donde el estante flotante inferior lo mismo sirve de soporte para la televisión que de repisa, asiento y ¡para almacenar bajo él!

Sofá, de Ikea y mesa redonda, de Maisons du Monde. 

 

Salón pequeño con sofá gris y butacas de fibras blancas_00462085. Una sala de estar pequeña para charlar

99.

Una sala de estar pequeña para charlar

Si la prioridad en tu sala de estar pequeña es disfrutar de amenas conversaciones, invierte en una buena zona de tertulia con un sofá cómodo, una mesa de centro para tomar cafés y dos butacas. En la imagen se han instalado dos modelos de jardín demostrando una vez más que la frontera entre outdoor e indoor es inexistente. Para decorar la pared se han elegido en esta ocasión tres espejos, evidenciando que las composiciones impares aportan equilibrio y dinamismo en decoración.

 Sofá, de Ikea. Butacas, de India & Pacific. Mesa de centro de Maisons du Monde. 

 

salón con pequeños espejos 00465336 O. Espejito, espejito

100.

Espejito, espejito

Además de ampliar estancias ¿sabes que poner espejos pequeños, según el feng shui, pueden servir para devolver conflictos a su origen? En este salón interior se han colocado dos sofás en L aprovechando un retranqueo de la pared en forma de arco. Dos espejos en forma de sol la decoran y en el suelo de barro cocido, dos alfombras superpuestas —una de fibra y otra de algodón—le dan calidez.

Sofás, de Gemma Berenguer. Mesa auxiliar y alfombra, en India&Pacific. Lámpara colgante, de Chamusquina. Butaca de mimbre, de Crimons. Espejos en Sacum. 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?