Salones

101 /8403
mg-0655-1 23feed5f 2000x1351. 6. La transformación de una antigua cuadra del s. XVIII

101.

6. La transformación de una antigua cuadra del s. XVIII

¿Transformar una antigua cuadra de 1750 y con más de 70 años de abandono en una casa rural luminosa, moderna y rebosante de personalidad? ¡Es posible! Y en un tiempo récord de solo seis meses. Aunque el cambio fue radical, la propietaria quiso conservar lo que pudo de la construcción original, como las vigas de madera de la planta principal o las paredes de piedra. 

mg-1412-1 0d3e1ea6 887x1198. 2. Un piso señorial que presume de historia

102.

2. Un piso señorial que presume de historia

La historia de este céntrico piso de Madrid salta a la vista. Y es que con la reforma, llevada a cabo por el estudio Aldescubierto, no solo se buscó conservar los elementos originales de esta vivienda centenaria, sino realzarlos. Ahora se han convertido en una seña de identidad con mucho encanto, como las vigas vistas de toda la casa o las columnas de madera originales, que recuerdan la distribución original del piso. 

041-dsc5153 97e73348. Una zona de día de dos alturas e inundada por la luz

103.

Una zona de día de dos alturas e inundada por la luz

Más luz: era una de las premisas de la reforma. Y se logró ampliando las ventanas y haciendo de nuevas, y con el blanco que tiñe paredes, suelo, muebles de obra y textiles. Además, la zona de día se planificó abierta y se reservó para el salón el espacio más recogido. Descubre la solución que se ideó para el comedor

dsc9486 de6ec015 2000x1335. 1. De antiguo cine de pueblo a casa moderna y super personal

104.

1. De antiguo cine de pueblo a casa moderna y super personal

Esta casa del s. XIX ha vivido muchas vidas: ha sido cine, carpintería y sala de baile. Y ahora, el equipo de Dadà Interiors la ha convertido en una vivienda tan personal como llena de encanto, gracias al estudiado equilibrio entre los elementos originales, como las vigas de madera o las paredes de piedra, y los nuevos, como el suelo de hormigón, los detalles de hierro y un mobiliario moderno.   

mg-4666-1 36a092a1. 5. Un piso del s. XIX actualizado con respeto al pasado

105.

5. Un piso del s. XIX actualizado con respeto al pasado

Este piso ha vuelto a nacer tras más de 110 años de historia. Y lo ha hecho modernizándose estéticamente, pero presumiendo de sus elementos arquitectónicos originales que denotan su historia y le suman encanto. 

Salón-comedor con mesa redonda, sillas de diseño, mueble de salón con baldas hasta el techo en blanco y madera clara_429281. Fifty Fifty

106.

Fifty Fifty

La madera clara resta solemnidad al salón y cuando se utiliza con blanco multiplica su carácter desenfadado. Este salón comedor es un fiel ejemplo del perfecto equilibrio, donde tanto el blanco como la madera están repartidos a partes iguales: en el mueble de almacenaje, en la mesa de comedor ¡y hasta en las sillas! 

Mesa y librería, diseño de Vive Estudio, realizadas por Miki Beumala. Sillas, de Pilma. Lámpara de techo, de Foscarini. 
salón con mueble almacenaje 480701. Mezcla de estilos

107.

Mezcla de estilos

La madera envejecida sin tratar transmite una sensación de añoranza por otros tiempos y formas de vida. En este salón la impresionante cómoda de almacenaje de estilo rústico —que bien podía pertenecer a un sastre— contrasta con la sencillez del mueble de televisión de diseño más moderno. Ese contraste del blanco y la madera, de lo viejo y lo nuevo, hace que este salón gane en equilibrio y calidez.

Cómoda, en Coton et Bois.
Salón-con-sofás-y-puffs-ocres-y-mesa-de-centro-madera-sobre-alfombra-y-mueble-a-medida-bajo-ventana-de-cortinas_426437.jpg. Natural y lacada

108.

Natural y lacada

No todos los muebles del salón tienen que ser del mismo tipo de madera ni del mismo color. Prueba de ello es este de la imagen donde conviven en armonía la madera natural de la mesa de centro o el estante de pared para apoyar cuadros con el mueble bajo de almacenamiento bajo la ventana, realizado a medida. Este, lacado en blanco, logra fundirse con las paredes sin entorpecer la entrada de luz por el ventanal.

Mesa de centro, de Andreu World. Mueble bajo, realizado a medida según diseño de GCA Architects. Puffs, de Mercader de Venecia. Alfombra, de Francisco Cumellas. Lámpara de techo, de Biosca&Botey. Lámpara de sobremesa, de Mercader de Venecia.
salon con chimenea embocadura madera 00380988. Una chimenea señorial

109.

Una chimenea señorial

Los salones con chimenea tienen un encanto especial, sobre todo, cuando esta va arropada por una embocadura de madera oscura de diseño clásico, como la de la imagen. Si quieres actualizarla siempre puedes pintarla de blanco, aunque así vista mostrando el paso del tiempo ¡desprende tanta magia! Decórala con un espejo apoyado en su repisa y, cuando no la uses, coloca un cesto o una maceta con flores en su interior.

Sofás, diseñados por Anna Taberner. Mesa de centro, en Luzio. Chimenea de madera.
Salón en tonos beige, muebles de madera, cojines de colores, sofá a rayas, butacas y suelo de parquet. Una sencilla estantería abierta

110.

Una sencilla estantería abierta

A veces en el salón tenemos un rincón desnudo que no sabemos si llenar o dejarlo vacío. Todo dependerá de las dimensiones de la estancia y del diseño del mueble que vayamos a poner. Una fórmula de éxito es colocar una estantería abierta de madera: es ligera, no agobia y vendrá estupendamente como almacenamiento extra. Es lo que se ha hecho aquí, tres o cuatro baldas son suficientes para albergar libros, objetos decorativos y muchas cosas más.  

Sofá de rayas Porto, set de tres mesas dominó, librería de fresno, alfombra modelo Arnold y butacas. de El Corte Inglés. Puff, de Icons Corner. Cortinas, de Zara Home. Lámpara de sobremesa, de Oficios de Ayer.
Salón comedor con papel pintado vegetal, muebles de madera, butaca, lámparas lino, portavelas y flores. Las mesas, las protagonistas

111.

Las mesas, las protagonistas

Echa un vistazo a tu salón, ¿la mayoría de las mesas que hay en él son de madera? Seguro que sí. Algunas puede que combinen este material con metal, como las de centro y auxiliares, mientras que otras reaparecen majestuosas en madera maciza, como las de comedor. En este salón comedor de la imagen las encontramos variadas: grandes y pequeñas, ovaladas, rectangulares y cuadradas... Fíjate cómo se han decorado, con objetos de cristal, libros y jarrones con flores. 

salon-con-parquet-y-muebles-de-madera 00371970. Un semanario de madera en el rincón de lectura

112.

Un semanario de madera en el rincón de lectura

Seguro que sabes lo que es un chifonier, esa cómoda alta y estrecha con cajones, que habrás visto en casa de tus mayores más de una vez. Ese mueble tan característico adoptaba el nombre de semanario si tenía 7 cajones, uno para cada día de la semana. Antiguamente se utilizaba en el dormitorio para guardar lencería o como se decía por entonces "la muda". Hoy reaparece en el salón como escritorio o para guardar aquellos objetos que no tienen un lugar preciso. Este de la imagen se presenta doble, con 14 cajones, y forma parte de este rincón de lectura con butacas y taburete de madera, a modo de mesita auxiliar.

Butacas tapizadas, en Anmoder. Lámpara flexo, de El Chinero. Taburete, de Pomax. Pavimento de madera de pino Melis.
salón muebles de madera y cuadros. Un aparador con aires nórdicos

113.

Un aparador con aires nórdicos

Los muebles de los años 50 nos chiflan, sobrios, elegantes y funcionales ¡son exquisitos! Puedes decorar su superficie con tus objetos favoritos: espejos, marcos vacíos, jarrones de resina, fotos familiares... Este aparador nórdico de patas oblicuas, fabricado en madera de roble con dos puertas y un estante abierto, es buen ejemplo de ello. Y si eres de las que se preocupan por el medio ambiente, elige maderas certificadas, que acrediten su origen de un bosque gestionado de manera responsable. 

Butaca, mesa auxiliar y lámpara flexo, de El Globo Muebles. Lámpara de pie, de Batavia. Alfombra, de Canterano. Pavimento de tarima de madera de roble, en P. Alps. 
salon-pequeño-con-mueble-en-madera-tipo-vitrina-para-orden.-00500504 O. Una vitrina de madera como librería

114.

Una vitrina de madera como librería

¿Sientes debilidad por las vitrinas en el salón? No es de extrañar ¡son tan versátiles! En ellas puedes guardar libros, vajillas, colecciones... y presumir de ellos. Si es de madera maciza o muy voluminosa, las puertas de cristal aligerarán su diseño. Esta de la imagen con puertas deslizantes arriba y abajo se ha utilizado como librería. Está fabricada en madera de teca, resistente al agua, grietas, termitas y hongos. 

Sofá Grondlid, alfombras Adum, butaca y puf de Ikea. Mesa de centro, de Mercader de Venecia. Librería de teca, de India&Pacific. 
Mueble-de-madera-00427676. Muebles con sentimiento

115.

Muebles con sentimiento

Seguro que en tu salón existe una pieza antigua heredada de madera que te ha acompañado en todas tus mudanzas y a la que siempre le has encontrado acomodo. Un baúl, una mesita auxiliar, una vitrina... son mucho más que muebles para ti. Además de generarte emociones, sus diseños, cerraduras, patas o sobres tienen ese encanto especial que te enamora, como el de esta mesa tocinera con apertura de persiana que luce igual de guapa en el salón, rodeada de plantas, que en la cocina. Junto al taburete macetero queda la mar de bien.

Salón-con-muebles-de-madera-00499070. En múltiples versiones

116.

En múltiples versiones

Una mesita auxiliar, el pie de las lámparas, la estructura de las butacas, el marco de un cuadro, el sobre de la mesa de centro... ¡Incluso el suelo o el techo! En el salón, la madera está muy presente y lo mejor de todo es que su presencia puede adoptar diferentes tipos y tonalidades, como las de la imagen (natural, lacada, encerada...). Mantén tus muebles de madera en un estado óptimo con estos trucos para limpiarlos y protegerlos.

Sofá, modelo Louvre, en Maisons du Monde. Mesa de centro, en Better&Best. Puffs y lámpara de pie, en Dernier. Butacas, en Marystrastos. Alfombra, de IKEA.
salon-con-mueble-de-madera-y-sofás-grises_00383544. Almacenamiento cerrado y abierto

117.

Almacenamiento cerrado y abierto

Tener un mueble de madera de suelo a techo para almacenar es lo más habitual en el salón. Si eliges un modelo con puertas, en tonos claros y de apertura push evitarás recargar el ambiente. El de la imagen acapara todo el protagonismo con la televisión y la chimenea integradas. En lugar de prolongarlo de extremo a extremo se ha dejado una parte abierta para fijar unos estantes flotantes que restan sensación de agobio.

Sofás, realizados por sofás Esteve. Mesa de centro, de hierro y cristal, y estantería, diseñada por Boyfe. Banqueta, en Sacum.
Salón pequeño en beige con detalles en turquesa. Con rincón de lectura

118.

Con rincón de lectura

Aquí tienes otra versión de sala de estar pequeña con distribución tradicional. En esta ocasión, los estantes flotantes se han sustituido por una consola nórdica con patas altas y espacio de almacenamiento. Entre ella y el sofá se ha dispuesto un rincón de lectura con una butaca y una lámpara de pie. Y para proteger el suelo y dar calidez a la estancia, no te olvides de colocar una alfombra. ¿Sabías que los estampados a rayas alargan visualmente una habitación? Lo mismo ocurre con las cortinas, le darás más altura a tu saloncito, si las instalas de techo a suelo.

Salón pequeño en blanco con sofá_00455273. Una distribución de éxito

119.

Una distribución de éxito

El sofá pegado a una pared y enfrentado a la zona de almacenamiento es la distribución tradicional de una sala de estar pequeña. Solo así se consigue aprovechar bien cada centímetro. Es lo que se ha llevado a cabo en esta imagen. Como mesa de centro se han elegido unas mesitas nido que se pueden poner o quitar, según necesidades. Fíjate en el mueble multifuncional de la izquierda, donde el estante flotante inferior lo mismo sirve de soporte para la televisión que de repisa, asiento y ¡para almacenar bajo él!

Sofá, de Ikea y mesa redonda, de Maisons du Monde. 

 

Salón pequeño con sofá gris y butacas de fibras blancas_00462085. Una sala de estar pequeña para charlar

120.

Una sala de estar pequeña para charlar

Si la prioridad en tu sala de estar pequeña es disfrutar de amenas conversaciones, invierte en una buena zona de tertulia con un sofá cómodo, una mesa de centro para tomar cafés y dos butacas. En la imagen se han instalado dos modelos de jardín demostrando una vez más que la frontera entre outdoor e indoor es inexistente. Para decorar la pared se han elegido en esta ocasión tres espejos, evidenciando que las composiciones impares aportan equilibrio y dinamismo en decoración.

 Sofá, de Ikea. Butacas, de India & Pacific. Mesa de centro de Maisons du Monde. 

 

salón con pequeños espejos 00465336 O. Espejito, espejito

121.

Espejito, espejito

Además de ampliar estancias ¿sabes que poner espejos pequeños, según el feng shui, pueden servir para devolver conflictos a su origen? En este salón interior se han colocado dos sofás en L aprovechando un retranqueo de la pared en forma de arco. Dos espejos en forma de sol la decoran y en el suelo de barro cocido, dos alfombras superpuestas —una de fibra y otra de algodón—le dan calidez.

Sofás, de Gemma Berenguer. Mesa auxiliar y alfombra, en India&Pacific. Lámpara colgante, de Chamusquina. Butaca de mimbre, de Crimons. Espejos en Sacum. 
30 salones pequeños y confortables. En torno a la chimenea

122.

En torno a la chimenea

Paredes blancas, estantes flotantes, mobiliario claro, mesa de centro con patas altas y en un tono más oscuro aportando carácter... Este salón reúne muchos de los tips que hemos recopilado para garantizar el éxito de tu sala de estar pequeña. Y por si fuera poco, además se cierra en torno a la chimenea —otro de los puntos focales junto al sofá— convirtiéndolo en un espacio súper confortable.

SALONES PEQUEÑOS Y CONFORTABLES. ¡Qué acogedor!

123.

¡Qué acogedor!

Si tu sala de estar es pequeña pero luminosa, ¡ya tienes mucho ganado! Y si, además, optas por una gama neutra en el mobiliario y en los textiles, como aquí, mejor que mejor. ¿Tienes pensado cambiar el suelo de madera de tu salón? Elígelo en tonos claros y verás cómo parece que ha ganado metros. ¡Funciona!

Sofá y estores, en Matèria. Butacas, en Coton et Bois. Mesas, de Becara. 
492067 Salón pequeño con sofá pequeño y lámparas. Cuida la iluminación

124.

Cuida la iluminación

Somos muy partidarias que en salas de estar pequeñas y sencillas, como esta de la imagen, reine el blanco en las paredes. Así, la luz natural se reflejará en ellas y la iluminará aún más por el día. Tampoco has de descuidar la iluminación artificial. Apuesta por una lámpara de pie junto al sofá y una lamparita en la mesa auxiliar. Y si no te caben, no descartes unos apliques orientables sobre el sofá para que iluminen la decoración de pared dándole protagonismo o tus momentos de lectura.

Sofá, de Mar Casals. Mesa de madera en Catalina House. Lámpara dorada, de La Maison y de pie, de Carolina Blue. Mesa redonda, de Iddesign.

 

 

20 Salones pequeños bien aprovechados. ¡Orden en la sala!

125.

¡Orden en la sala!

En estancias pequeñas debemos ser mucho más cuidadosas con el orden. Cada cosa tiene que estar en su sitio y tiene que haber un sitio para cada cosa, como diría Marie Kondo. En este salón se ha conseguido gracias al mueble ligero de la televisión con un espacio cerrado para guardar y otro abierto para dejar los pufs, cuando no se utilizan. ¿Más soluciones de almacenaje? Una cajonera de patas altas que le da estilazo al salón.

Cajonera, en Coton et Bois.
salon pequeno abierto a la terraza. Respeta las distancias

126.

Respeta las distancias

Estás deseando llegar a casa para tumbarte en el sofá y ver esa serie en la tele que tanto te ha enganchado este verano. Te gustaría disfrutar de ella a lo grande pero tu salón tiene las medidas que tiene, así que descarta la idea de poner en él un televisor panorámico. Debes mantener la distancia de seguridad ¡sí, aquí también! Si entre tu sofá y tu smart TV Full HD—ya sabes, mejor colgada en la pared— hay entre 1,5 y dos metros, el aparato no debe ser mayor de 50 pulgadas; si hay entre 2 y 3 metros, lo ideal es que elijas uno de 75 pulgadas, como máximo. Distancias que se reducen a la mitad, si la resolución es 4K UHD. Tenlo en cuenta. Tu vista (y tu salón pequeño) te lo agradecerán.

Sofá, modelo Happen, de Sancal, tapizado con tela Sahara de Romo. Mesa de centro y mesa auxiliar, en Mercader de Venecia. Estantería realizada a medida con DM lacado. Puff, en Merc&Cia. Alfombra, en Basarabian.
salón pequeño estilo boho_474328-o 1a8b621f 1335x2000. Estiliza con patas altas

127.

Estiliza con patas altas

¿Sabías que los muebles con patas altas tienen sus ventajas? Hacen que circule el aire y la luz; actualizan la estancia y también se agradecen a la hora de limpiar. Podrás pasar la escoba, el robot o la fregona por debajo, sin problemas. En este salón minimalista, amueblado con un sofá, una butaca y una mesa de centro ligera, lo han llevado a rajatabla. Otra opción es poner una mesa de centro con ruedas que te permita trasladarla de un lugar a otro cómodamente.

Mesa de centro, de La Maison. 
Salón pequeño con sofá y puffs. Elige muebles pequeños

128.

Elige muebles pequeños

¡Cómo nos gusta la versatilidad de los pufs! A este salón de la imagen, aunque pequeño, no le falta de nada: sofá, mesa de centro, mesas auxiliares, butaca y pufs. Y lo mejor es que su decoración, en ningún momento, produce sensación de agobio. La clave está en elegir el tamaño y las formas adecuadas. Opta por mesas de centro ligeras, con patas de metal por ejemplo, y auxiliares y pufs redondos que le den al salón un toque liviano e informal.

Pufs, de Aramara.
salón pequeño clásico contemporáneo470688-o 993bd0f6 2000x1333. Inventa efectos ópticos

129.

Inventa efectos ópticos

¡Hay qué ver lo que se estrujan la cabeza los interioristas para que una sala de estar pequeña gane espacio visual! En este saloncito con chimenea tan acogedor no solo han colocado un espejo sobre ella —algo muy recurrente— sino que las traseras de las estanterías van acristaladas y, para rizar el rizo, el pilar que lo separa del comedor se ha revestido de espejitos rectangulares en todas sus caras. ¡De matrícula!

Sofá realizado a medida, con tapicería Marcasal. Mesa auxiliar, de La Maison. Mesa de centro, en TS Coffee Table. Alfombra, en ID Design. Espejo, en Taimo y puf, en Matèria.
salón pequeño banco ventana_455032-o d36c12fb 1602x2000. Crea asientos extra

130.

Crea asientos extra

No puedes remediarlo pero ¡disfrutas tanto recibiendo amigos en casa! Si las dimensiones de tu salón no te permiten reunir a todos los que quisieras, crea lugares de asiento extra. ¿Qué tal colocar un banco de obra bajo la ventana, por ejemplo? Dispón una colchoneta y cojines para hacerlo más cómodo. Y si lo diseñas con cajones, te valdrá de almacenaje. Así, matarás dos pájaros de un tiro.

Mesa de centro, de La Maison. Espejo, en Westwing.
salón pequeño blanco y sofá verde_458321 58a35222. Un salón mini pero con carácter

131.

Un salón mini pero con carácter

Que tu salón sea pequeño no significa que no puedas darle tu toque personal. Sí, hemos dicho que deberás decorarlo con tonos claros para que parezca más grande lo que no quiere decir que no puedas poner una pieza más colorida. ¿Te apetece un sofá en un tono llamativo? Pues ponlo. Además, te ayudará a dinamizar el ambiente. Y si no, fíjate lo bien que queda este modelo verde de la imagen. 

Sofá, de IKEA, con funda de Sofatherapy. Mesa de centro, de Merc&Cia. Butaca de ratán, de Sacum. 
salón pequeño con mesa-de-centro-metalica-tipo-arabe_455191. Mejor en tonos claros

132.

Mejor en tonos claros

Si quieres que una estancia parezca mayor de lo que es, apuesta por tonos claros. Blancos, beis, grises o azules claros van de maravilla. Son los que se emplearon en esta escueta sala de estar tanto en las paredes como en la tapicería de los asientos. En entornos pequeños, las mesas de centro redondas son más ligeras que las cuadradas o rectangulares. Si son plegables, como esta tipo árabe con bandeja y patas de tijera, mucho mejor, porque podrás hacerla aparecer y desaparecer cuando te plazca.

Sofá Forest, realizado a medida,  butaca, mesa de centro y reposapiés Dublín, todo en Acevedo Ferrol.

 

salón pequeño motivos plantas_-dromliving-071 11062de4. Una sala de estar pequeña y sostenible

133.

Una sala de estar pequeña y sostenible

¿Te encantaría crear en casa una atmósfera eco, afín a la naturaleza? Entonces te preguntarás cómo decorar una sala de estar pequeña con plantas. Muy sencillo. Coloca mejor una maceta grande en lugar de varias de menor tamaño. También puedes recurrir a una deco sostenible indirecta, a base de estampados vegetales en textiles o cuadros, como muestra la imagen. ¿Quieres saber cuáles son las plantas ideales para el salón?

La reforma y el interiorismo son obra de Dröm Living. Cojines de flores, de La Maison. Mesa de centro, de Materia.

 

salón pequeño sofá y estanterías pared_480686-o 286c6b86 1447x2000. Estantes flotantes para almacenar

134.

Estantes flotantes para almacenar

En salas de estar pequeñas el almacenamiento puede llegar a ser todo un problema. Soluciónalo fijando en la pared estantes volados que hagan las veces de librería ya que un modelo de estantería hasta el suelo restará espacio físico y visual. En la imagen se ha optado por colocar baldas de pared a pared, superprácticas, por encima del sofá. Con una o dos en paralelo es suficiente. Recuerda que los elementos horizontales tienen el poder de alargar las estancias.

Sofá-cama, realizado a medida, de Sancal. Mesas de centro, de Brucs. Mesas auxiliares, de House Doctor. Puff, en Matéria. Alfombra, en Gra BCN.
salón pequeño rústico abierto a salón exterior 00485324-. Apuesta por el minimalismo

135.

Apuesta por el minimalismo

Sofá+mesa de centro+butaca es la clave del éxito para decorar una sala de estar pequeña. Sus dimensiones exigen no sobrecargarla en demasía y optar por un estilo decorativo en el que impere la máxima de "menos es más" y donde la funcionalidad esté por encima de todo. Atenta al truco de esta sala de estar: su distribución similar al saloncito exterior, duplica su espacio con las puertas abiertas.

Sofá, de Becara. Mesa de centro, de Sacum. Butaca y lámparas, de Coton et Bois.
salón pequeño blanco con chimenea_323603 787762f2. Con una mesa de centro multifuncional

136.

Con una mesa de centro multifuncional

Y además de la elección del sofá te preguntarás ¿cómo decorar una sala pequeña y sencilla? No puede faltar una mesa de centro con capacidad para organizar. Puede ser una mesa tal cual o cualquier otro objeto que sirva de superficie de apoyo: un puf, una maleta o un baúl, como el de la imagen. Si te decides por uno de estos, podrás utilizar su interior para guardar mantas o plaids, por ejemplo.

Baúl, sofá y mesa auxiliar, de Rialto Living.

 

salón pequeño moderno_442285 4140ef32. ¡Utiliza las paredes!

137.

¡Utiliza las paredes!

¿Utilizas tu pequeña sala de estar básicamente para ver series en la tele? Entonces, es mejor que instales el televisor en la pared. Casi todas las firmas ofrecen esta opción. Es una buena idea para liberar espacio, así evitarás tener que poner un mueble de apoyo de enjundia. Aquí se ha solucionado colocando bajo él un sencillo banco que puedes utilizar como asiento en las tertulias o para depositar  sobre él libros y revistas.

Sofá, tapizado con tela de Crearte. Mesa de centro, balda para la televisión, alfombra y pavimento laminado, todo en Vive Estudio. Butaca, en Cottage Little House.
Salón pequeño paredes pintadas_451974 42a3f2cc. Un sofá... o dos butacas

138.

Un sofá... o dos butacas

Si tu salón es tan pequeño que apenas cabe un sofá ¡no te preocupes! Un par de cómodas butacas serán más que suficiente para relajarte o mantener una amena conversación. Y si tienes chimenea, como la de la imagen, oír de fondo el crepitar del fuego mientras lees una novela o el último número de El Mueble, también tiene su encanto ¿no crees?

Mesa auxiliar de ratán y alfombra, de Sacum.
salón pequeño techo abuhardillado_455072-o 4c5a732d. Un saloncito en la buhardilla

139.

Un saloncito en la buhardilla

¿Quién no ha estado tentada en montar un saloncito en una buhardilla? Si sus dimensiones son reducidas, toma nota de estos tips para decorarla: píntala en blanco para que parezca más grande; coloca en la parte más baja un sofá de dos plazas, sin patas, que quede a ras de suelo; utiliza un puf como mesa de centro y elige una estantería a medida, que ocupe solo los metros necesarios, ni más ni menos. ¡Verás qué magia desprende!

Sofá rojo, de Estudio Sh, tapizado con tela de Coordonné de donde es también el papel pintado. Mesa de centro, de Oficios de Ayer. Mesa de comedor, de Maisons du Monde. Apliques, en Borgia Conti.

 

Salón pequeño con pared forrada de espejo_409112 42499a0a 1534x2000. Rodéate de espejos

140.

Rodéate de espejos

Es uno de los trucos de decoración que mejor funcionan. Y lo sabes. Por eso si tu sala de estar es pequeña, cuelga en las paredes espejos o, mejor aún, sustituye un tabique por una pared acristalada, como la de la imagen. Lograrás prolongar el horizonte visual y tu saloncito parecerá más grande y luminoso.

Butaca, de Batavia. Sofá de lino y mesa de centro, de Sofía Martín Decoración. Lámpara de pie, de Luz & Ambiente.

 

salon-pequeño y blanco_480600 84ab596c 2000x1629. Una sala de estar pequeña para distintos usos

141.

Una sala de estar pequeña para distintos usos

¿Qué vas a hacer en el salón? Es la pregunta del millón, porque depende de lo que contestes —ver la tele, descansar, conversar, trabajar…—, así deberás decorar una sala de estar pequeña. Si vas a devorar series, instala el televisor justo enfrente del sofá; si cuentas con una chimenea, en torno a la cual os encanta sentaros a charlar, el sofá tendrá que estar enfrentado a ella. ¿Vas a trabajar con el ordenador? Entonces, hazte con un buen surtido de cojines y un reposapiés para estar bien cómoda. Al disponer de una librería empotrada, el saloncito de la imagen pudo disponer de dos sofás en forma de L para prácticas distintas.

Sofá, de Casadesús con tapicería de Froca, chimenea de Alsesa y alfombra en Gra.
Salón pequeño con sofá chaiselongue. Con un sofá proporcionado

142.

Con un sofá proporcionado

En la zona de estar toda la vida gira en torno al sofá y este debe tener un tamaño proporcional al espacio que tengas. Por mucho que te guste un sofá familiar, comprueba, antes de nada, si su presencia te va a obligar a renunciar a demasiados metros. ¿Realmente, te compensa? Así que coge el metro y mide. No descartes optar por sofás modulares que puedes unir y separar, según las necesidades de cada momento o modelos sin reposabrazos. En este saloncito de la imagen cabía un sofá de dos plazas con chaiselongue sin problema. Y se puso.

Rincón de salón con estanterías de obra dentro de un arco. Mini librería de obra muy peculiar

143.

Mini librería de obra muy peculiar

A veces las reformas nos regalan sorpresas estructurales, como la presencia de paredes de ladrillo, vigas, pilares, arcos... O, simplemente, los hemos visto en una revista y queremos recrearlos en nuestro salón. Como ocurrió aquí, donde se proyectó una estantería de obra en una hornacina en forma de arco creada aposta para llamar la atención. Un lugar idóneo para exhibir objetos personales como esos facsímiles, dignos de coleccionista.

salon-con-estanterias-y-comedor-si-entra-algo-sale-algo-00480696-o 6b28e30f 901x828. ...O mejor dos idénticas

144.

...O mejor dos idénticas

Sitúalas en paralelo encima del sofá, como se ha hecho en este salón por el que discurren de pared a pared, prolongándose hasta el comedor. Así tienes sitio para colocar más libros, si eres de las que aún te cuesta desprenderte por completo de determinados títulos. Quédate con estos nombres: Bergshult, Tranhult o Trofast, algunos de los modelos de baldas de Ikea que te ayudarán a decorar paredes vacías.

Sofá, realizado a medida, de Sancal. Mesas de centro, de Brucs, en Sacum. Lámpara de pie, de Marset. Alfombra, en Gra BCN. Mesa del comedor, en Brucs. Sillas, de Vergés. Lámparas de techo, en Pía Capdevilla Interiorismo. 
Salón con baldas para colocar cuadros. Estantes diseñados para apoyar cuadros

145.

Estantes diseñados para apoyar cuadros

¿Te encanta decorar tu casa con fotos familiares e irlas cambiando según se producen nuevos acontecimientos? Entonces te gustará saber que hay estantes diseñados especialmente para exponer cuadros o marcos que no rebasen los 45 cm de alto. Puedes poner uno o combinar varios, como se ha hecho aquí, formando un trío simétrico que garantiza el orden.

Salón con gran librería con balda a modo de estudio_ 00425347b. Una estantería con baldas y zona de trabajo

146.

Una estantería con baldas y zona de trabajo

Ahora que te has planteado en serio lo del teletrabajo, te encantará esta idea: transformar una pared desnuda del salón en una estantería superfuncional a base de baldas, que lo mismo sirvan para almacenar, decorar o crear un rincón de trabajo. Es lo que propone la librería de esta imagen, realizada a medida, cuyo primer estante sirve de escritorio generoso con solo colocar una silla frente a él. 

Librería de Dm realizada a medida. Silla, de Arkitektura. Cestos, de IKEA. Cortinas, de Güell-Lamadrid.
rincon-de-salon-con-chaise-longue-y-mesa-auxiliar-junto-sofá-con-lampara-cesta-y-en-la-pared-estantes-flotantes 483284. Una repisa extra large en tu salón...

147.

Una repisa extra large en tu salón...

Queramos o no, la era digital es un hecho. Y tú lo notas. Cada vez tienes menos libros de papel —¡todos están en tu e-book!— y ya no necesitas una estantería abierta y enorme en el salón. La solución ahora para almacenar pasa por muebles bajos y baldas de pared de diferentes longitudes. En este salón se ha fijado, paralelo al mueble de la tele, un único estante XL que da soporte a libros, plantas y cuadros. ¡Perfecto!

Lámpara de pie y mesa auxiliar, de La Maison. Chaiselongue y cortinas, de Ikea. Alfombra, de Sacum y lámpara de sobremesa, de Santa & Cole.

 

Salón con paredes blancas y techo marrón, sofá con chaise longue, mesas de centro nido redondas, pufs rosas y mueble vintage con cuadro. Pinta el techo de un color más oscuro

148.

Pinta el techo de un color más oscuro

Es uno de los recursos más económicos para bajar el techo. Elige un color más oscuro que el de las paredes y pinta el techo. Este truco es perfecto para casas con estancias en dos alturas, pero funciona igual de bien en cualquier tipo de habitación y con un resultado muy acogedor. 

salón con chimenea y techo obra vista abovedado. ¿Techos escondidos? Lúcelos

149.

¿Techos escondidos? Lúcelos

Es habitual, en muchas reformas, descubrir auténticas maravillas arquitectónicas. Los falsos techos que se construían hace años han pasado de moda y ahora es más estético y decorativo mostrar esas preciosidades. Vigas de madera que reaparecen en todo su esplendor o bóvedas catalanas, como la de la imagen, aportan carácter y personalidad. Siempre existe la opción de pintarlo, pero eso solo lo subirá más. Para que no resulte tan alto, lo mejor es dejarlo en su color natural, como se aprecia aquí.  

Salón con sofá color burdeos. Sofás modernos subidos de tono

150.

Sofás modernos subidos de tono

Ya te puedes ir olvidando de los tonos pastel en el salón porque este otoño van a arrasar los sofás de colores contundentes. Bien solos o en compañía de otros neutros. Así, granates, azules petróleo y verdes se van a codear sin complejos con blancos, beis y grises. Lisos, estampados, con respaldo capitoné y muy mullidos, de estos sofás no habrá quién te levante. Y como muestra valga este salón que a su primer sofá blanco le ha sumado uno burdeos, actualizando el espacio y haciéndolo sumamente acogedor. ¿Te gustaría saber cómo acertar con el color del sofá?

Mesa de centro, en Rialto Living. Lámpara de pie, de Pomax, en Victoria Abbad.

 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?