4 /13

1.

Rodeada de naturaleza

465057 casa de campo

Cuidar el aspecto exterior de una casa de campo dice mucho del buen estado de su interior. Mima la fachada y restaura las contraventanas. Planta árboles en el jardín y ubica alrededor de ellos el salón de verano. Protégelo del sol con una pérgola metálica y techo de cañizo que regale frescor a todas horas, como la de la imagen. ¿A qué te dan ganas de sentarte y salir en la foto?

2.

La entrada, mejor renovada

entrada de una casa al campo

El recibidor es la tarjeta de visita de cualquier casa por lo que deberás prestarle atención. Pasa revista a la carpintería y, si se ve viejuna, renuévala. Lava la cara de las puertas pintándolas en colores suaves, como este turquesa, y cambia los picaportes por unos más modernos. Coloca un aparador rústico y unas plantas en cestos en el suelo y tu vestíbulo cobrará vida.

3.

El salón acorde a su ubicación

salon-casa-de-campo-con-sofa-gris-00501999

No es lo mismo decorar una casa en la ciudad que una en el campo o en la playa. Si tu casa de campo se halla a medio camino de la montaña y la costa, haz guiños a ambas. Por ejemplo, decorando el salón con un sofá arropado por cojines estilo navy, un cuadro en la pared que recree la naturaleza y unos taburetes rústicos que, como estos, jueguen a convertirse en una original mesa de centro. 

Sofá gris, en Miki Beumala. Taburetes, en La Confianza. Alfombra de fibra, de Zara Home.

 

4.

Un office que huela a viejo y a nuevo

office y cocina de campo en casa rústica del Norte

Hay casas de campo que por su ubicación y climatología necesitan una renovación en toda regla. ¿Tu actual cocina era antes el granero o una cuadra, como la de la imagen? Antes de reformarla, procura mantener intacto su espíritu rústico: respeta las vigas vistas en el techo, la piedra en las paredes o el barro cocido del suelo que la hacen tannnn de pueblo. Como hizo Amalia, la dueña de esta cocina, en la que puso una mesa a modo de encimera para cocinar y también para las meriendas de los nietos cuando vienen hambrientos de la playa. ¿Quieres ver cómo quedó el resto de la casa al más puro estilo Heidi?

Banco, de Hermanos Vega Díaz. Sobre la mesa de roble, vajilla de Becara.

5.

El comedor, fiel a tus principios

comedor clasico en casa rustica sillas tapizadas 00433890

¿Quieres trasladar el estilo tradicional que tanto te gusta a tu casa de campo, pero temes que no quede bien? ¡Fuera miedos! El clásico y el rústico son íntimos amigos. Y para muestra este botón. Mira qué bien le sienta a este comedor las sillas tapizadas, la lámpara de araña o el espejo apoyado en la chimenea, tanto como los tonos neutros de las paredes, las maderas claras sin barnizar o los manteles de lino. ¿No te parece?

Mesa, sillas y lámpara de techo, de India & Pacific.

 

6.

Tonos neutros en el salón

salón rústico

Llevar al salón de tu casa de campo esa sensación de tranquilidad en la que desearías detener el tiempo es posible. Solo tienes que seguir al pie de la letra estos tips: píntalo en blanco, amuéblalo en colores neutros —pueden ir desde un tono hueso a un gris claro—, decóralo con textiles en tonos tierras cálidos, sube el estor y disfruta del paisaje. ¡Enseguida notarás cómo entras en ese estado de gracia tan agradable!

7.

Cocina con suelos eternos

Cocina de casa de campo con office_ 00343420b

Los suelos de las casas de campo deben transmitir calidez y aunque tradicionalmente eran de madera, ahora la tendencia es ponerlos de barro cocido o terracota. Siempre que estén en buen estado —y te gusten—consérvalos para mantener el estilo primigenio de la casa. Si quieres cambiarlo, ten en cuenta esta otra opción: el microcemento de acabado rústico, un material que te permite colocarlo sobre el anterior sin necesidad de arrancarlo. ¡Fíjate lo bien que ha quedado en esta cocina!

8.

Comer con buena sombra

Exterior de casa rústica con zona de comer_346783

En el porche, cerca de la piscina, en el jardín junto al césped... elige a conciencia la ubicación del comedor exterior. Siempre a la sombra o entre sol y sombra, si tu casa de campo se halla en el Norte. Ayúdate de toldos, pérgolas y enredaderas para rebajar la temperatura y disfrutar de largas sobremesas al fresco. Este de la imagen se situó en la parte trasera de la casa bien protegida por contraventanas ciegas. 

9.

Un baño muy de campo

Lavabo rustico 00499148

¿Cómo darle a tu cuarto de baño ese look rústico tan típico de las casas de campo? Puede que la propia estructura te ayude a conseguirlo si en él hay revestimientos de piedra o vigas de madera. Si no es así, pon en marcha tu imaginación: coloca un papel pintado con un estampado boscoso, elige muebles de madera sin tratar o cambia los tiradores por unos más campestres, como los de la imagen. Pequeños detalles que te ayudarán a crear un ambiente de lo más bucólico.

Papel pintado, de La Maison. Mueble diseñado por Luderna. Tiradores en forma de cabeza de ciervo, en Etsy. Lavabo, de Roca. Grifería, de Grohe. Espejo, de Maisons du Monde.

10.

El patio de mi casa es particular

patio-casa-de-campo-en-piedra-con-piscina-00483661 O

Tener piscina privada en tu casa de campo va a ser crucial a partir de ahora. Las olas de calor, cada vez más frecuentes, y la nueva normalidad hacen que nuestro pensamiento gire solo en cómo remojarnos con todas las precauciones. Si no dispones de una, deberías planteártelo, aunque sea instalando una piscina desmontable. Esta de la imagen, rodeada de piedra, conserva el sabor antiguo de pueblo. Y, además, como se encuentra en el patio interior, está libre de miradas indiscretas.

Tumbona blanca Marunda, tumbonas de caña Álex y alfombra, de Taller de las Indias. Alfombra de colores, en Alfombras étnicas y mesa auxiliar, de Ikea.

 

11.

Buhardilla y literas, todo un clásico

Dormitorio infantil en casa de campo con dos literas

¿Tus hijos han invitado a amigos a pasar unos días con vosotros en la casa de campo? ¿O quizás van a visitarte los nietos en tropel? Para que estén todos juntos, coloca unas colchonetas en el suelo del dormitorio o instala unas prácticas literas o camas nido que les dejen espacio libre a la hora de jugar, si se resisten a dormir la siesta. ¡Ahh y prepara la cámara porque les harás más de una foto!

Literas de DM en blanco y estantería a modo de escalera diseñadas por Bona Nit. Alfombra, de Basarabian.

12.

Un dormitorio para ver las estrellas

dormitorio blanco rústico

Tumbarse en la cama por la noche y divisar las estrellas a través de la claraboya es un placer exclusivo de la vida en el campo. Toma nota del carácter abuhardillado de este dormitorio y los baúles de madera, apilados a los pies de la cama, que enfatizan aún más su encanto. ¡No es de extrañar que sea uno de los dormitorios que más likes acumulan en Instagram!

Cabecero de lino, de Yutes. Apliques modelo Tolomeo, de Artemide. Mesita de noche, baúles y cesta, de Azul-Tierra. Pavimento de parqué de roble.

 

13.

Un baño de lo más romántico

dormitorio-de-casa-de-campo-con-banera-ovalada-a-pie-de-cama 54055a50

Imagínate la escena: una bañera con agua templada, mucha espuma, música relajante que suena de fondo, unas velas perfumadas por el suelo y un paisaje espectacular frente a la ventana. ¿Idílico, verdad? Plantéate en tu casa de campo un baño en suite con una bañera exenta tan ideal como esta para dejar de soñar y hacerlo realidad. Meterte en ella sola o acompañada, ya es cosa tuya...