Adiós mosquitos

Repelentes de mosquitos caseros: 10 soluciones naturales para mantenerlos alejados de tu casa

Si necesitas un remedio rápido para acabar con el insecto que más incordia durante el verano, aquí te damos algunas ideas caseras para que no te moleste

10 repelentes de mosquitos caseros naturales.

Descubre los mejores trucos para fabricar tu propio repelente de mosquitos casero y natural.

Pixabay

El verano tiene muchas cosas buenas, pero también algunas malas. Con las altas temperaturas aparecen los insectos más pesados del mundo (empatados con las moscas): los mosquitos. Además, pican. Para librarnos de ellos, si prefieres no recurrir a insecticidas y otros productos tóxicos, te recomendamos algunos repelentes de mosquitos caseros con los que luchar contra el diminuto enemigo volador.

Cómo hacer un repelente natural para mosquitos

Cuando el tiempo es más cálido y los días más largos, llegan los insectos más molestos de todos: los mosquitos. ¿Cuál es el mejor repelente de mosquitos casero? A continuación te enseñamos 10 olores que no toleran los mosquitos para que puedas fabricarte un repelente natural y casero a raíz de ellos.

1. El aroma a limón (y le puedes sumar clavo)

Esta receta casera de repente de mosquitos es tan fácil como cortar un limón por la mitad y “pincharle” varios clavos de olor. Si colocas este remedio en la habitación en la que duermes, los mosquitos no se te acercarán. El aroma de limón repele a los mosquitos por su olor cítrico.

Otra opción para repeler mosquitos con limón es diluir 40 gotas de aceite esencial de limón en 200 ml de agua. Vierte esta mezcla en un recipiente con aerosol, la agitas bien y ya puedes pulverizar las habitaciones, preferiblemente por las noches. ¡Y también lo puedes usar sobre la piel o en la ropa!

Rallador y limón. 

El Mueble

2. El olor a vinagre

Otro aroma que no pueden soportar los mosquitos es el del vinagre. ¿Cómo hacer un repelente de mosquitos casero con él? Mezcla medio vaso de agua con un cuarto de vinagre blanco. Coloca esta la mezcla cerca de las ventanas y las puertas, así evitarás que tanto los mosquitos como otro tipo de insectos entren en casa.

3. La albahaca

La albahaca es una planta que, de por sí, es excelente para mantener alejados a los mosquitos. La puedes tener en la terraza o en casa para que los insectos no se acerquen. Aunque también tienes la opción de crear una infusión casera para echar a los mosquitos de las habitaciones. ¿Cómo?

Pon 500 ml de agua hirviendo y 2 cucharadas de albahaca seca. Déjala reposar cuatro horas y luego cuela y vierte la mezcla en un recipiente con aerosol. Pulveriza la mezcla por todas las estancias de la casa y tendrás un hogar "free" de mosquitos.

¡Por cierto! La albahaca no es la única planta antimosquitos!

Planta de albahaca. 

El Mueble

4. aceite de Eucalipto

El aceite de eucalipto puedes usarlo de dos maneras como repelente de mosquitos. La primera es ponerte el aceite directamente en las zonas del cuerpo que más expuestas están a los mosquitos, como las piernas, los brazos, el cuello... Pero, como con la albahaca, también puedes hacer una mezcla para usarlo para pulverizar en las habitaciones. ¿Cómo?

Diluye 40 gotas de aceite esencial de eucalipto en 200 ml de agua tibia. A continuación echa la mezcla en un recipiente con aerosol. Agítalo y pulveriza en los lugares de la casa que quieras proteger de los mosquitos. La mejor hora para hacerlo es a última de la tarde o por la noche.

5. Manzanilla

Otra infusión que puede convertirse en un repelente casero para repeler mosquitos es la manzanilla. Para hacer esta mezcla, pon 2 cucharadas de manzanilla seca y 500 ml de agua hirviendo. Que repose durante 6 horas y después ya puedes poner la mezcla en un recipiente con aerosol. Esta mezcla puedes usarla tanto para pulverizar por las zonas que quieras proteger de estos insectos como en la piel.

6. Dientes de ajo

El ajo desprende un olor que puede molestar a los humanos. ¡Y también a los mosquitos! Para que estos insectos te dejen en paz, corta varios dientes de ajo y deja que se maceren en un poco de agua durante algunas horas.

A continuación, pon el agua resultante en un recipiente con aerosol. Recomendamos que con esta mezcla pulverices las cortinas y esquinas de ventanas y puertas. ¡El azufre del ajo repele a mosquitos, moscas, garrapatas y pulgas!

Ajos en un recipiente. 

El Mueble

7. Canela

La canela es algo más que un buen complemento para infinidad de recetas. El aceite de canela también actúa como un repelente casero contra los mosquitos adultos, sobre todo el mosquito tigre asiático. Además, los expertos afirman que el aceite de canela puede eliminar los huevos y sus larvas.

8. Lavanda

La lavanda no solo es una planta aromática, sino que también es una forma excelente de ayudar a repeler los mosquitos en el exterior. A los mosquitos no les gusta la lavanda y se mantienen alejados de cualquier espacio que la contenga.

Los aceites esenciales de lavanda también ahuyentan a los molestos insectos. Aplícalo en tus tobillos, pies o muñecas, y verás cómo los mosquitos te evitan. Si tienes la piel sensible, mezcla el aceite con crema antes de aplicarlo.

9. Café

Sorprendentemente, el café es un excelente repelente y una solución antimosquitos natural. Para fabricar un repelente casero, simplemente tienes que recoger los posos del café y colocarlos en algún recipiente. Cuando estén totalmente secos, quémalos con una cerilla como si fuera el clásico incienso antimosquitos de las tiendas -pero mucho más ecológico y efectivo-.

Planta de lavanda. 

El Mueble

10. Citronela

La citronela es uno de los aceites esenciales naturales más eficaces contra los mosquitos, pero también uno de los olores más conocidos como repelente de mosquitos. La planta de citronela se utiliza mucho en la preparación de velas, inciensos y repelentes líquidos de mosquitos. También se recomienda plantarla en el exterior, para ahuyentarlos de las puertas de entrada.

Para preparar tu propio insecticida a base de citronela necesitarás cinco hojas de citronela fresca. En primer lugar, hierve agua en una olla y, cuando esté en el punto de ebullición, añade las cinco hojas de citronela y deja hervir durante 10 minutos. A continuación, deja enfriar la mezcla a temperatura ambiente e introduce el agua con citronela en una botella spray. ¡Rocíalo en las zonas que quieras proteger, incluso tu cuerpo!

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?