Plantas

Cuidados del ficus lyrata: la planta de interior que es tendencia

Llena de hojas verdes, y perfecta para cualquier rincón. Así es la planta que conquistará tu casa y sin apenas cuidados

00503722

El ficus lyrata, también conocido como Ficus pandurata, es una planta tropical procedente de África perfecta para interiores. Su nombre es un homenaje a la lira, ya que sus hojas tienen la forma de ese instrumento de cuerda. Esta planta de interior es conocida también como higuera de hojas de violín, árbol lira o ficus lirado. Descubre cómo cuidar el ficus lyrata y dónde colocarla en casa.

¿Cómo se cuida un ficus lyrata?

El ficus lyrata es una de las plantas más fáciles de cuidar. Este tipo de ficus es una planta perfecta para añadir en el interior, con una estética muy cuidada. Requiere de muy pocos cuidados, por lo que es apta para principiantes en la jardinería. En cuanto a su tamaño, el ficus lyrata puede llegar a medir entre 8 y 10 metros de altura, y hasta 25 centímetros de largo, en macetas de interior.

cuidados ficus lyrata

Los cuidados del ficus lyrata, como te hemos comentado, son muy sencillos. Para que crezca sana, y te dure el mayor tiempo posible, anota estos consejos:

  • Luz. El ficus lyrata necesita de un ambiente luminoso, pero sin estar expuesta directamente al sol.
  • Riego. Se recomienda un riego frecuente en verano y semanal en invierno. Al regar el ficus lyrata es preferible usar agua blanda (de lluvia o descalcificada, para lo que puedes dejarla en reposo 24 horas antes de utilizarla para regar), y nunca muy fría. Se pueden regar sus hojas directamente en la ducha planta, o simplemente pulverizando la planta.
  • Sustrato. El sustrato del ficus lyrata deber ser liviano, y debe estar prioritariamente bien drenado. En viveros convencionales puedes conseguir sustratos naturales perfectos para esta planta. También puedes hacer en casa el sustrato con un tercio de turba, un tercio de fibra de coco y humus de lombriz. Estos elementos son perfectos porque cuentan con una porosidad elevada y mantienen la humedad.
  • Plagas. El inconveniente del ficus lyrata es que es muy susceptible al ataque de la arañuela roja y la cochinilla. Sin embargo, hacer frente a estas plagas es sencillo. Lo ideal es acudir a productos ya preparados (la mayoría son ecológicos) que prevengan y combatan este tipo de plagas en el ficus lyrata.

¿Cómo podar un ficus lyrata?

En principio no es necesario podar el ficus lyrata en interior. Si decides añadir esta planta en el exterior, hay que dejarla crecer naturalmente, y realizar una poda de forma anual más intensa.

Dónde colocar un ficus lyrata

Cuidados ficus lyrata

Al ficus lyrata le gustan los espacios luminosos, pero no tolera la luz directa. Durante el invierno, puedes regar esta planta una vez a la semana y aumentar la frecuencia en verano. Eso sí, vigila que nunca se encharquen las raíces del ficus lyrata o se pudrirá.

Se trata de una planta muy sensible al frío, por lo que es mejor añadirla en el interior. El ficus lyrata no tolera bien las bajas temperaturas, por lo que idealmente es mejor añadir esta planta en una zona entre 15 °C y 20 °C.

¿Qué le pasa a mí ficus Lyrata?

Si las hojas de tu ficus lyrata se caen, es que algo no va bien. Lo más probable es que al ficus le falte algo de luz. Pero, ¿cómo recuperar un ficus que se le caen las hojas? Cambia de ubicación el ficus, y evita situar la planta en zonas con muchas corrientes de aire.

También cuando cambian de color. Por ejemplo, si las hojas del ficus cuentan con manchas negras o marrones, lo más probable es que sea por la temperatura. Ubica el ficus es una zona algo más cálida y verás como cambian de color. Si las hojas, por el contrario, cuentan con unas manchas amarillas, es que ha sufrido un exceso de riego.

Además de las hojas marrones, hay otros síntomas que te pueden indicar que tu ficus lyrata no está en buen estado:

  • Hojas secas. Si ubicas el ficus lyrata en zonas de la casa con sol directo, es posible que las hojas se sequen. Mejor cambia el ficus de ubicación.
  • Manchas redondas en las hojas. Esto ocurre por un exceso de humedad. Así que mejor, intenta eliminar las hojas dañadas y aplica un fungicida.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?