1 /30

1.

El techo abuhardillado aquí suma

dormitorio-techo-abuhardillado-00510353 O

En este dormitorio pequeño el techo inclinado da sensación de amplitud al no descender demasiado. El tono claro predominante en paredes, el cabecero de obra y las líneas estilizadas de las mesitas de noche hacen que el espacio no se sienta saturado sino sencillo y despejado.

Casa de la interiorista Marta Tobella con cabecero diseño de ella, banqueta y alfombra en Sacum y cesta de fibra vegetal.

2.

Pared y cabecero de cristal

00505433

El acierto de este dormitorio, que le hace más espacioso, es crear un tabique en el que se apoya la cama con cerramiento acristalado. Este separa la zona de armarios (un pasillo estrecho que también gana con el cristal) de la de descanso y da amplitud a cada lado.

Mesita de noche de Sube Interiorismo y apliques de Marset.

3.

Dormitorio pequeño "muy abierto"

dormitorio-veraniego-pequeño 507388

Sin duda, cualquier espacio pequeño con una salida al exterior gana en amplitud. La conexión in & out funciona cuando se trata de ganar metros. Si el dormitorio cuenta con un ventanal o balcón y vistas que se prolongan, disfrútalas y deja que se cuelen. La sensación será de apertura. 

Cortinas de lino en Casellas y ropa de cama en Home Design International.

4.

Cabecero de obra, sí, pero de poco fondo

dormitorio-pequeno-cabecero-madera 00508382

Como el de este dormitorio pequeño. Con un cabecero de obra es posible  prescindir de mesitas de noche y así aligerar el espacio de muebles. Esto hará que parezca más grande. Pero el cabecero debe ser de poco fondo. Lo suficiente para apoyar algún cuadro en la repisa o llevar las instalaciones de luz.

Aplique Nª8 de Marset y ropa de cama de Filocolore.

 

5.

Cabecero con almacenaje…

00510190

… ¡y prescinde de mesitas de noche! Con un diseño como el de la imagen, dos en uno, tendrás cabecero, una repisa en la que apoyar las lámparas (también puedes optar por apliques de pared) y un espacio oculto que hará de mesita de noche para organizar los libros y otros objetos que te guste tener cerca.

6.

Tabiques que se abren: más profundidad

00501615

Este dormitorio pequeño parece más grande, gana metros, al contar con un fijo acristalado que comunica con el baño y que "abre" esa pared. ¿Te has fijado además en cómo el color blanco es el principal? ¿Y en el poco fondo de la mesita de noche?

7.

Abuso de líneas rectas y sencillas

Dormitorio con butí azul 00497529

Cuando el dormitorio es pequeño, usar líneas horizontales, muebles bajo, diseños sencillos y frentes lisos es un acierto que despeja el espacio u así parecerá más grande. En un cabecero de obra o a medida se pueden integrar las mesitas de noche como ménsulas y eliminar otro elemento que sobresale y llena.

Cabecero y mesita de noche diseño de la decoradora Adriana Farré realizados por Rovial y aplique en Punto de Luz.

8.

Mesitas de noche suspendidas

cabecero-costilla-de-adan 00503821

Los diseños instalados en la pared dan ligereza al dejar despejada la parte baja. Los cajones o estantes suspendidos son una buena opción. También llevar los modelos de poca altura d¡rectamente al suelo.

Mesita de noche de Ethnicraft y aplique sde Kave Home.

9.

Y si no entra un mueble de poco fondo…

dormitorio-pequeno-balda 00505562

Y quieres tener un lugar de apoyo en un dormitorio pequeño sin que por ello se sienta menos espacioso, opta por una balda de fondo reducido como en este proyecto. Apoyar allí un espejo, algunos marcos o un par de cajitas para guardar las joyas te dará mucho juego.

Ropa de cama de Filocolore y manta de La Maison.

10.

Algo de asimetría

dormitorio-pequeno-blanco 00508575 O

En la pared del cabecero, jugar con la asimetría puede ayudar a disimular la falta de espacio. Dará algo de movimiento. Fíjate en este mini dormitorio: mesas auxiliares como mesitas de noche de diseño diferente y pequeñas dimensiones y lámparas de techo que caen sobre ellas de formas diferentes.

Lámparas, taburete y mesitas de noche de Idees Disseny.

11.

¡Otro truco que funciona!

00508558

Y si miramos a un lateral del mismo dormitorio que juega con la asimetría, vemos que uno de los frentes se sustituye por un panel corredero acristalado que también concede algo de amplitud y que delimita el baño, concediéndole además amplitud y luminosidad.

Panel diseño de Júlia Brunet Interiorisme realizado por sitema Midi de MB y taburete y lámpara de techo de Idee Disseny.

12.

Con la cama pegada a la pared

00500666

Aunque no sea lo ideal, una manera de hacer que un dormitorio pequeño parezca más grande es adosar la cama de matrimonio a una pared. Debe quedar espacio para acceder desde el lateral contrario y desde el pie de la cama. En esta habitación la sensación de apertura es mayor puesto que el lado en el que apoya el colchón es solo un murete a media altura.

Funda nórdica de H&M Home y lámpara de Fronda.

13.

Cuando el dormitorio es estrecho

00508534

Estrecho, de planta alargada. Pensarás, ¿qué puedo hacer para que parezca más amplio? Pues colocar la cama en el lado más corto, aunque sea delante o debajo de la ventana. Si es muy largo podrás separarla de la pared con un cabecero exento y sino, apóyala y aprovecha el resto de la planta con otros muebles de almacén.

Muebles del estudio Milans del Bosch, funda y cuadrantes de Filocolore y alfombra de Carolina Blue.

14.

¡Es pequeño pero no lo parece!

00501703

Sin colores oscuros pero con personalidad. La calidez de las tonalidades ocres es innegable. Mesitas auxiliares como mesitas de noche que tampoco se ven saturadas puesto que el punto de luz cuelga desde el techo.

Cabecero, mesita de noche y lápara de techo diseño de la decoradora Natalia Gómez Angelats.

15.

Siempre puertas correderas en los armarios

armario blanco con puertas correderas_00501701

En el mismo espacio, pegado a la cama se encuentra el armario, de generosas dimensiones pero que no resta espacio al dormitorio. Los frentes en blanco y las puertas correderas son la mejor opción.

Papel pintado de La Maison.

16.

Revestimientos que dan unidad

dormitorio-pequeno-armario-puerta-corredera 00507357 O

Esa unidad y el uso de los mismos revestimientos hace que el espacio se vea más grande. En este dormitorio, por ejemplo, el frente de las puertas del armario es del mismo acabado que el revestimiento de la pared del cabecero.

Aplique de pared de Avanluce.

17.

¿Dormitorio pequeño con retranqueo en la pared?

dormitorio-pequeno-estanteria-obra 00505472

Aprovecharlo con estantes o baldas o para colocar un espejo dará profundidad a la pared en la que se encuentre. No dudes en aprovecharlo como medida para ganar algunos centímetros en el dormitorio pequeño.

Mesita de noche en Mercader de Venecia y lámpara flexo en Sacum.

18.

En un dormitorio de techo inclinado…

dormitorio-rustico-techo-inclinado-00497974

Ubicar el cabecero de la cama en la parte donde el techo pierde altura es un buen recurso para aprovechar el espacio en un dormitorio pequeño abuhardillado. Lo ideal es prescindir de cabecero como tal, decorar solo con cojines y optar por mesitas de noche de poca altura así como lámparas pequeñas. Si respetas algunos centímetros libres hasta el techo, ¡acertarás!

Mesita de noche de Ethnicraft y alfombra en India & Pacific.

19.

Pocos objetos decorativos a la vista

dormitorio con armario con visillos_00508708 O

Para que un dormitorio pequeño parezca más grande el orden es fundamental, pero también evitar el ruido visual, es decir, que no hay demasiadas cosas a la vista. Si el armario es un diseño abierto de estantes, como el de esta habitación, coloca un visillo ligero en blanco que echado oculte el contenido.

Ropa de cama de Zara Home.

20.

Usa los espejos a tu favor

dormitorio-puerta-corredera-cortina-barra 00503970 O

Y al de los metros. Con ellos ganarás sensación de amplitud. Las paredes parecen alejarse. Nos gusta la idea de este dormitorio pequeño de una puerta correderas que integra el espejo.

Banqueta de India & Pacific.

21.

Límites que se desvanecen

dormitorio cabecero de obra y salida al jardin

¿Cómo? Utilizando el mismo color o revestimiento. Aquí, se ha elegido el microcemento para revestir un cabecero de obra que incluye hornacinas como mesitas. Y las lámparas, delgadas, colgantes y del mismo color que la pared, también se funden en el espacio.

De Damián Ribas. Lámparas en Chamusquina.

22.

Mucho más que paredes

dormitorio pequeno con armario en cabecero

Este dormitorio quedaba pequeño por el tiro de la chimenea, que generaba una columna justo en el centro de la pared del cabecero. ¿Solución? Disimularla con armarios volados que "rectifican" la irregularidad pero dejando un hueco en medio que aligerase la estructura. De Iñaki Mujika.

23.

¡Incluso con lavabo!

dormitorio con lavabo integrado

En línea con el armario, parece un módulo más de este. Todo, con frentes lisos y blancos. Y, sobre todo, con puertas estrechas y altas, lo que hace que el techo parezca mucho más alto. La forma del espejo también ayuda.

Armario y zona de tocador, realizados a medida según diseño de Pia Capdevila. 

24.

Un cuadro que engaña la mirada

dormitorio con cabecero y cuadro

Es un truco fácil y muy efectivo. Cuelga un cuadro en el cabecero que produzca sensación de profundidad. Parecerá que la pared se aleja. Y puedes pintar las paredes de color si las bañas de luz con un led desde la esquina que forman techo y pared.

Alfombra y cortinas, en Matèria. 

25.

Aprovecha la zona más baja del techo

domritorio pequeno buhardilla

Arrincona la cama para aprovechar la pared más baja de la habitación. Para dormir no hay problema y, en cambio, consigues una zona de paso más amplia, lo que hace que la habitación crezca al instante. 

Cabecero, de Kenay Home. Espacio proyectado por Paula Duarte.

26.

Poco pero bien elegido

dormitorio techo madera

Aquí no hay cabecero, solo una balda. Ni siquiera las lámparas ocupan: son apliques y extensibles, para que los recojas cuando sea necesario. E incluso la cortina no llega al suelo, con lo que llena menos.

Banqueta de Sacum y apliques, de Maisons du Monde. Espacio decorado por Marta Torres.

27.

Amplía con el color

dormitorio pequeno decorado con color

Por supuesto, pintando de blanco paredes y techos (más todavía si las vigas dominan y quedan bajas). Pero también con el amarillo, que multiplica la luz y con ello, el espacio; utilízalo en la ropa de cama y no te cansará.

Lámpara, aplique y butaca de Ikea. 

28.

El armario en el cabecero

dormitorio estilo clásico armarios en cabecero

Con una estructura puente para guardar. Así ganas 60 cm de profundidad. A ambos lados, armarios altos y por encima, más piezas voladas para guardar lo que no necesitas tan a mano.

Banqueta y alfombra, en India & Pacific. Lámpara flexo, de Sacum. Decorado por Marta Prats.

29.

Con huecos para guardar y decorar

dormitorio pequeno con estanteria de obra

20 cm de profundidad a los pies de la cama son suficientes para hacer una estantería de huecos abiertos, que siempre resulta ligera. Incluso los radiadores se han tapado con cubrerradiadores porque una pared, cuanto más continua, más amplia se verá.

30.

Armarios acristalados

dormitorio armario frentes cristal

Son mágicos porque ayudan a que los armarios ocupen visualmente mucho menos espacio. Si no quieres que se vea el interior, unas cortinas de lino quedarán bien y cumplirán su función. 

Cabecero de Luca. Dormitorio decorado por Celia Crego. 

¿Más ideas? ¿Qué tal una cama canapé? Las piezas de almacenaje que quedan por debajo de la línea de la mirada, ocupan mucho menos. Así que, cajones bajo la cama o cómodas y bancos bajos, son una solución ideal para dejar libres las paredes y conseguir que estas se "alejen" y el dormitorio parezca mucho más grande.

Ilusiones ópticas

Utiliza también "la magia" para hacer que el espacio se vea más amplio de lo que es. El truco más fácil: deja libres las ventanas o los balcones. No las cubras con cortinas muy densas e instala estores que puedas recoger al máximo por encima del marco o bien barras más largas que la ventana para que las cortinas, abiertas, no roben ni un centímetro de cristal. Se verá más el exterior y, de regalo, el dormitorio también parecerá más grande.

Los muebles, elígelos volados o con patas finas. Visualizar el suelo amplía la estancia.

¿Otro truco? Reviste la pared del cabecero con lamas claras horizontales. Aunque pueda parecer lo contrario, percibirás la pared mucho más alta. Y no llenes la estancia de detalles decorativos. Menos es más. Recuérdalo.