Piscinas

1 /331
Terraza con piscina y vistas a Barcelona

1.

Después: un espectacular mirador a Barcelona con piscina y chill out

¡Wooow! ¿Increíble, verdad? Aunque no lo parezca, es la misma terraza. Pero tras pasar por las manos de los arquitectos Jorge Moser y Eva Mur, que convirtieron los 65 m2 de ese antiguo tendedero en una terraza con piscina, chill out y estar de verano con las mejores vistas de Barcelona. La piscina, que queda elevada unos 80 cm, se rodeó de una tarima de ipé cuya escalera de acceso hace las veces de banco y de solárium. Y para que nada frenara las vistas, se derribó el antiguo murete y se sustituyó por una minimalista barandilla de vidrio. 

00528954 Pufs de fibra en piscina

2.

Pufs de fibra como asientos extra

En lugar de sentarte en el suelo duro de la piscina, hazlo sobre un puf de fibra vegetal y mete las piernas en el agua para estar bien fresquita. Puedes utilizarlo como asiento extra o, si su superficie es plana, como mesa auxiliar para tomar un tentempié.

00510237 Tumbonas de fibra

3.

Tumbonas de fibra para descansar a placer

¿Tienes un jardín con piscina? Entonces te encantará esta idea. Coloca sobre el césped unas tumbonas de fibras naturales al sol o a la sombra, como las que ha dispuesto en el exterior de su casa la interiorista Marta Tobella, de rafia. Vístelas con una toalla o un plaid para que no te levantes con la piel tatuada. ¡Menudas siestas se avecinan!

Hamacas, de Let's Pause. 

 

salón blanco con chimenea y con ventanal con vistas al exterior y piscina

4.

Un salón dolce far niente

Esta es la casa de la decoradora Marta Tobella y toda ella es una invitación al relax y al dolce far niente. Muy blanquita, con un suelo de toba y un exterior con vocación de patio marroquí, es durante la primavera y el verano cuando se disfruta más y mejor de ella. 

 MG 4623-4

5.

Con solárium

Junto a la piscina hemos creado una zona para tomar el sol, leer un rato o refrescarse. Solo necesitas una tumbona cómoda, como el modelo Bahamas de bambú de El Corte Inglés, y una pequeña mesa auxiliar. El cesto es práctico para guardar cojines o libros. 

Exterior de casa con piscina de Marta Tobella 00510290

6.

Un patio de inspiración marroquí que es un oasis urbano

La piscina con vocación de alberca y aguas color turquesa, la zona de relax resguardada del sol por el follaje de los árboles, el comedor bajo la pérgola y el salón de verano, ideal para disfrutarlo incluso durante días soleados de invierno. ¿Quién diría que esta casa está en plena ciudad y no en un entorno rural?

Tumbonas de Let's Pause. 
045 DSC4195/ 510272

7.

Blanco y madera

Si quieres captar toda la luz natural en tu salón, apuesta por el blanco en paredes y techo y piezas de madera en la deco. Así lo ha hecho la interiorista Marta Tobella en su luminoso salón abierto a la piscina. ¡Todo un acierto!

Sofá, chaise longue, butacas, mesa de centro y alfombra, de Sacum.

 

Exterior de masía centenaria con piscina 00482274

8.

4. Una masía del s. XVII convertida en casa de campo ideal

El estudio de Lizarriturry Tuneu fue el encargado de transformar esta masía centenaria en la casa de campo luminosa, respetuosa con su historia y moderna, a la vez, pensada para el disfrute de una familia en pleno s. XXI. Su fachada apenas se tocó, abriendo tan solo algunas ventanas nuevas para llevar más luz a una casa que era muy muy oscura. 

Jardín de casa de campo con piscina 00485448

9.

1. Una masía medieval muy moderna

Esta casa de campo atesora varias vidas. O parte de las piedras que sostienen sus muros. Y es que su historia se remonta a la edad medieval, aunque de sea época queden pocos vestigios. El equipo de Lizarriturry Tuneu la rehabilitaron, siempre con una arquitectura tradicional que aúna los métodos constructivos tradicionales con las comodidades de hoy en día. Para el paisajismo se combinaron especies autóctonas con zonas ajardinadas.  

Jardín con piscina y casita en el árbol 00505029

10.

Vida al aire libre, la filosofía tras el concepto 'friluftsliv'

En los países nórdicos, donde la luz del sol es un bien escaso, tiene lógica que conceptos como friluftsliv formen parte de su día a día. Como te decíamos, se resume en realizar todo tipo de actividades al aire libre, incluyendo la pesca o la recolección de frutos en el bosque. De este modo, se mantienen más saludables a nivel físico y mental.

Mecedoras y reposapiés, de la colección Överrall, mesa y banco bajo el árbol, sillones de ratán Ulriksberg y alfombra azul Lovrup, en el porche, todo de IKEA.
Salón con correderas que separan de piscina_00510461

11.

Un salón diáfano con piscina

¿Quién tiene una piscina en el salón? Esta familia la tenía, aunque con la reforma decidieron separarla del estar mediante correderas porque en una casa con niños pequeños podía resultar peligroso. Además, aprovecharon las obras para tomarle prestados unos metros y así ampliar el salón. No te pierdas el resto de espacios de esta casa

Exterior de casa con jardín y piscina con vistas a la isla de Portitxol_00527589

12.

8. AGOSTO: La casa que es una atalaya al mar

Viendo esta foto no es necesario decir mucho más del porqué esta es una de nuestras casas favoritas del número de Agosto. Aunque cuando el decorador Pablo González dio con ella no estaba para nada como está ahora. Como anécdota: la piscina estaba en la trasera de la casa, por lo que no se disfrutaba de esta panorámica a l isla del Portitxol, en Jávea. 

salon con cerramiento y piscina en patio_00510461

13.

Un caso muy particular

En esta casa el cerramiento de cristal delimita e integra porque por un lado separa el salón de un patio interior con piscina y, por otro, integra ese ambiente exterior tan particular en la vida del área social. El cerramiento se proyecta con grandes hojas correderas con perfilería oscura.

Casa de Silvia Aranda, sofás de Becara, mesa de centro de Sacum, librería de Hanbel, consola de Tierra Extraña y lámpara trípode de La Maison.
009 DSC4638

14.

Mi paraíso privado

Así titulamos esta casa construida en 1830 por unos payeses y renovada por Marta Tobella, interiorista, propietaria de la tienda Sacum y dueña también de este paraíso. ¿Te preguntas en que pueblecito de costa o isla se encuentra? Frío, frío... esta en plena ciudad de Barcelona. 

Jardín de casa con piscina y vistas al campanario del pueblo

15.

Un jardín mediterráneo con vistas al campanario

Cipreses, plantas aromáticas autóctonas y un precioso olivo, que es el emblema de la casa y bajo el cual Anna solía pasar horas charlando con sus amigas, colorean y llena de vida el jardín de esta casa con unas vistas privilegiadas al campanario del pueblo. 

Exterior de masía centenaria con jardín

16.

8. Una masía centenaria rescatada de la oscuridad

A esta masía le sobraban años de historia y le faltaba luz. Además de adaptarla a las nuevas necesidades de una familia de hoy en día. El equipo de Lizarriturry Tuneu Arquitectura se encargó de inundarla de luz abriendo nuevas ventanas pero respetando al máximo la fachada original, que atesora siglos de historia. 

jardin con hamacas de fibras naturales junto a la piscina 00510296_O

17.

¿Y si añadimos una piscina en el jardín?

La idea de tener una piscina en la casa de campo es totalmente moderna. Ahora no se concibe la vivienda completa sin un lugar donde refrescarse de los tórridos veranos. Esta de la imagen, con jardín, zona de estar, de relax y comedor, tiene forma de alberca para integrarla perfectamente en el entorno. El mobiliario de madera, fibra y metal, no escatima en comodidad. ¡Aquí, sí hay quién viva! 

Hamacas de rafia, de Let’s Pause.
fachada y piscina de la casa

18.

Piscina, a prueba de virus

Y si además de tener el mar a un paso, tu casa de la playa tiene piscina ¡aprovéchala! No hay nada mejor que levantarse de la siesta y darse un chapuzón para desperezarse. Eso sí, procura limpiarla todos los días de hojas y bichos, regular el valor del pH, aplicar el tratamiento para el agua, sea de sal o cloro, desinfectar a diario las zonas comunes (vasos de ducha, suelo, tumbonas...) ¡y no quitar ojo si hay niños pequeños! 

patio-casa-de-campo-en-piedra-con-piscina-00483661 O

19.

El patio de mi casa es particular

Tener piscina privada en tu casa de campo va a ser crucial a partir de ahora. Las olas de calor, cada vez más frecuentes, y la nueva normalidad hacen que nuestro pensamiento gire solo en cómo remojarnos con todas las precauciones. Si no dispones de una, deberías planteártelo, aunque sea instalando una piscina desmontable. Esta de la imagen, rodeada de piedra, conserva el sabor antiguo de pueblo. Y, además, como se encuentra en el patio interior, está libre de miradas indiscretas.

Tumbona blanca Marunda, tumbonas de caña Álex y alfombra, de Taller de las Indias. Alfombra de colores, en Alfombras étnicas y mesa auxiliar, de Ikea.

 

00482280

20.

Jardineras de barro, muy decorativa

Si te gusta el encanto de las casas rústicas, las jardineras de barro son tu opción. Es un material poroso que evita que el agua se encharque en las raíces. Es el material perfecto si la planta va a estar expuesta a la lluvia, de manera que pueda evacuar el exceso de agua. Aunque, precisamente debido a que absorbe el agua, si no llueve habrá que aumentar el riego. Entre sus desventajas: su peso y su escasa resistencia a las heladas, que pueden hacer que la jardinera o maceta se rompa.

Mesa redonda, de Penthouse Atrhome. Taburete, en Filocolore. 
111 DSC3512

21.

¿Cómo sois tú y tu familia?

Si sois muchos, seguramente te decantes por colocar un comedor exterior para celebrar las mejores comidas veraniegas. En cambio, si sois más de tomar el sol y darse un bañito, puedes transformar un simple patio en un superpatio con piscina. Lo importante es que, antes de invertir ni un solo euro, valores cómo lo vais a aprovechar.

w00504058

22.

Disfruta del paisaje... mejor en remojo

¿Tu terraza tiene piscina por pequeña que sea? Siéntete una privilegiada porque darte un chapuzón después de comer y dormir la siesta te hará alcanzar el Nirvana. Esta, prefabricada en acero inoxidable y a unos 80 cm por encima del suelo de la terraza, cuenta con una espectacular vista de Barcelona. Para salvar el desnivel, sus arquitectos Eva Mur y Jordi Moser proyectaron una escalera de acceso de tarima de ipé, que hace las veces de banco y solárium. ¿A qué es una gozada? 

Colchonetas Small Matress, rulos, cojines de tartán y alfombra Gofre terracota, de GanRugs. Faroles de ratán, en Sacum.
 DSC3040

23.

Un salón y al lado...la piscina

¿Puede haber un salón con piscina interior? ¡Ya lo creo! Prueba de ello es este impresionante estar diáfano con correderas acristaladas que te llevan directamente al agua. Su propietaria es la dueña de la tienda online Borondo Beanbags. El pavimento de cemento de cal griega discurre por toda la casa dotándola de continuidad. Sofás, de Becara. Mesa de centro, de Sacum. Librería, de Hanbel. Cojines, de Borondo Beanbags y Maisons de Vacances, en La Maison. ¿Quieres conocer el resto de la casa?

Exterior con vsitas al mar_00486923

24.

3. La casa que es un mirador al Mediterráneo

En esta casa el mar se ve, se saborea y se escucha desde todas las estancias. Y no es casual, porque esta fue de las premisas de la reforma llevada a cabo por el Estudio Sosters. Grandes ventanales abren sus espacios a su espectacular exterior, que cuenta con varias zonas de relax distribuidas en diferentes niveles, y en el interior se han reducido a mínimos las divisiones entre espacios.  

Exterior masía con jardín y piscina_00485448

25.

2. Una masía centenaria rehabilitada respetando el pasado

Cuando Stephan vio esta casa se enamoró de su entorno natural y de las muchas posibilidades que tenía. Porque la construcción original, que atesoraba varios siglos en su historia, necesitaba una rehabilitación integral. Ahora es el refugio perfecto para disfrutar de las vacaciones en familia. 

Exterior de casa con piscina y vistas al porche

26.

2. Una casa de veraneo en Formentera organizada en dos edificios

La ubicación era privilegiada, rodeada de naturaleza, sin vecinos cerca y con espectaculares vistas al mar. Pero la casa, reformada por Knowhaus, era una ruina, además de muy caótica, porque estaba organizada en dos construcciones comunicadas por una pasarela al aire libre. Las construcciones se mantuvieron, pero se reorganizaron los espacios para que fueran más cómodos. Y la casa, además, creció... hacia arriba. La doble altura de los techos permitió habilitar una segunda planta.  

w00505042

27.

Junto a la piscina

Los textiles en blanco y azul dan un look mediterráneo al exterior. Para que no se decoloren lo mejor es optar por tejidos acrílicos a base de teflón o neopreno.

jardin-accesorios 00508699 O

28.

Un jardín con piscina. ¿Qué accesorios necesito?

Además del mobiliario ideal (integrado por tumbonas o camas balinesas), los accesorios que más encajan junto a la piscina son una mesita auxiliar, una bonita toalla y una sombrilla. En Leroy Merlin hemos encontrado algunas opciones low cost.

Sofá de MIV Interiores.
vista-de-jardin-con-piscina-desbordante_ 426464

29.

11. Una piscina desbordante que se funde con el mar

Los exteriores de esta casa son uno de sus principales atractivos, pero ni mucho menos el único. Porque donde la vemos, esta casa, que se encuentra en el parque natural del Garraf, tiene más de siete siglos de historia. Las espectaculares vistas al mar de las que disfruta fueran clave para que los actuales propietarios se arriesgaran con la reforma, que duró más de dos de años.  

Exterior de casa vistas al mar y varias zonas de exterior_00486923

30.

7. Una piscina integrada en el espectacular paisaje

Bañarse con vistas al mar es un lujo. Pero si, además, el entorno natural es tan espectacular como el que envuelve a esta casa de la Costa Brava aún más. Precisamente para respetar al máximo el entorno de excepción, la piscina se integró en uno de los niveles del exterior empleando para la corona las mismas piedras del paisaje. 

Jardín con piscina y masía de piedra_00485448

31.

8. Una masía centenaria recuperada del olvido

Esta casa ha tenido muchas vidas, pero la última de ellas ha recuperado su esplendor. Empezando por su generoso jardín, que el equipo de Lizarriturry Tuneu, responsables de la reforma, proyectó con especies autóctonas y recuperando los árboles originales de la parcela. La gran piscina, con buscado aire de alberca, se integra a la perfección en el paisaje. 

Jardín con piscina y casa estilo Los Hamptons_00503686

32.

9. Una piscina con vocación de embalse

Esta piscina parece que tiene su propio filtro de instagram. Nada más lejos de la realidad, porque su propietaria quería que todo el jardín fuera muy verde, incluida la piscina. Por eso la hicieron de gresite verde: parece un embalse. 

Salón con grandes ventanales que abren el salón a la piscina_00510461

33.

Continuidad visual y de materiales

Dada la conexión entre el espacio de la piscina, con vocación de patio, y el salón, los propietarios apostaron por unificar el pavimento, a juego incluso con el revestimiento de la piscina. Se trata de un cemento de cal griego, que da luz y unidad a toda la zona de día. 

Piscina interior con niños_00510464

34.

10. Una piscina dentro de casa

¿Imaginas una piscina en el salón? En esta casa así es... o era. Porque con la reforma, y para mayor seguridad de los niños que aún eran pequeños, se decidió separarla del salón mediante grandes ventanales. Basta con abrirlos para que la piscina pase a formar parte del salón.

Piscina blanca de estilo ibicenco_00437064

35.

14. Una alberca reconvertida en piscina de aire ibicenco

Las apariencias engañan. Y es que esta piscina, que de tan blanca que es parece sacada de una casa de Ibiza, está en la Serranía de Ronda. Y además, antes de piscina fue alberca. Los nuevos propietarios de esta finca decidieron, además, transformarla en piscina y le añadieron la caída de agua. 

jardin con hamacas de fibras naturales junto a la piscina 00510296_O

36.

jardin con hamacas de fibras naturales junto a la piscina 00510296_O

Zona de estar, para comer, relajarse y ¡hasta una piscina! Si quieres sacar todo el partido a los metros cuadrados de tu jardín, este es el mejor ejemplo de decoración. No sobra nada y no falta nada. Simplemente, ideal. 

Hamacas de rafia, de Let’s Pause.
claves-para-elegir-ducha-exterior 00461825 O

37.

Cómo elegir ducha de exterior para el jardín

mesa comedor exterior y banco blanco y bolas guirnalda en el techo 00383976

38.

¿Qué celebramos?

Si estás pensando en hacer una fiesta sorpresa en casa para celebrar el final de curso, el cumpleaños de tu hijo o ¡que por fin estáis todos juntos!, además de ocuparte del menú y de la presentación de la mesa, no te olvides de la decoración exterior. En ella no deben faltar guirnaldas, globos, farolillos, o pompones de papel, como estos dispuestos en el techo. Encuentra inspiración en www.airedefiesta.com. Mesas, sillas, banco y sillones de bambú, de Ikea.

comedor-exterior-bajo-porche-de-una-casa-con-piscina 381640 O

39.

Vida exterior

¿Te imaginas tener una casa enorme con espacio suficiente para hacer múltiples actividades al exterior? Aquí tienes un buen ejemplo de ello: un inmenso porche sustentado por columnas recorre todo el patio interior con jardín y piscina. Tan grande es la vivienda que sus propietarios han ideado todo tipo de rincones: para leer, tomar el sol, sestear, disfrutar del jardín o de un delicioso almuerzo en su acogedor comedor con cubierta de madera.

casa-con-piscina-en-forma-de-ele-en-cuyo-porche-hay-el-comedor-exterior 315180

40.

La isla bonita

¡Esta casa lo tiene todo! Un amplio jardín, una piscina grandiosa en forma de L y un porche con comedor exterior, protegido con una pérgola de toldo corredero y cortinas. La piscina sin bordillo permite entrar en ella andando desde el mismo porche. Vamos que terminas de comer y ¡al agua, patos! Sillas de hierro envejecido, de Becara. Pavimento de piedra caliza, de Colmenar.

pergola-exenta-de-madera-en-el-jardin-con-comedor_34565

41.

Elige el mejor sitio

Además de las pérgolas adosadas a la casa, puedes poner un modelo exento allí donde quieras. Sí, en ese rincón del jardín que ya has fichado por ser el más fresquito. Metálicas o de madera, como la de la imagen, con techo pleglable o con cortinas para resguardaros del viento... tienes múltiples opciones de cubiertas modernas. Coloca en medio el comedor y ¡a disfrutar de veladas hasta las tantas!

jardin con porche y piscina

42.

7. Una casa de madera de aires exóticos

Esta casa parece sacada de una postal que evoca esos paraísos vacacionales lejanos, donde el azul del cielo se funde con las aguas turquesas de esas playas de arenales blancos. Y no es casual, ya que sus propietarios se inspiraron para construirla en las construcciones de madera típicas de Isla Mauricio. 

Tumbonas y mesa auxiliar de madera lacada en blanco de Mi Casa. Maceta, similar en Habitat.
Salón blanco con vistas al jardín y la piscina

43.

5. Una villa en Marbella desde la que se divisa el mar

Esta casa se reformó por completo para darle, literalmente, una nueva vida. Se abrieron ventanas para llevar su espectacular exterior, con el jardín, la piscina y las vistas al mar, dentro de casa. Y se tiraron tabiques para que los espacios fueran más amplios y comunicados entre sí.  

Sofás, lámpara, butaca y mesa, de Antima. Cojines, de Zara Home y Habitat. Cesta para leña, de Teklassic.
Dormitorio blanco con vistas al jardín y a la piscina

44.

Un dormitorio con acceso directo a la piscina

El dormitorio, como el resto de la casa, es una invitación al relax, con el blanco que regala frescor y serenidad, y el uso de materiales naturales, como la madera del suelo o del mobiliario, y las fibras y telas. De hecho, el gran cabecero tapizado decora y da un plus de confort a un dormitorio sobrio donde el protagonismo está en las vistas. 

Plaid, de Becara. Cojines, de Loani Linen Home.
Porche con comedor de exterior y vistas a la piscina_00429499

45.

8. Una villa en Marbella con un equilibrado mix de estilos

Esta casa de la Costa del Sol, situada en Marbella Club, demuestra que el mix de estilos funciona siempre y cuando esté equilibrado. Y es que este cortijo andaluz fusiona una decoración clásica con tintes árabes, creando un conjunto tan rico como atractivo.  

Mobiliario, del Estudio de Jean-Pierre Martel. 
Terraza de noche con farolillos y velas_00504058. 00504058

46.

Suma encanto y magia con farolillos y velas

Las velas son grandes creadoras de ambiente. Basta con colocar algunos farolillos estratégicamente en la terraza o incluso antorchas que puedes clavar en las macetas, para que esa terraza sosa se transforme en un espacio mágico e íntimo. Si no quieres correr riesgos, sobre todo en noches de viento, apuesta por las velas de led. Las hay incluso de cera, que dan mucho el pego. Si apuestas por un farolillo, además de proteger la vela del viento, decorarán por sí solos durante el día.  

casa-con-piscina-en-el-jardin-con-tumbonas 469388 O

47.

Con solárium en la piscina

Cierto que con una toalla en el césped puede ser suficiente. Pero si quieres sentirte como si de verdad quieres sentirte como estuvieras en una piscina en Saint-Tropez, coloca unas cómodas tumbonas junto a la piscina. Después, solo tendrás que relajarte y dejarte llevar por el entorno.

jardin con piscina y zona de estar bajo el porche 00480740

48.

Un jardín mediterráneo con piscina

Porque aunque el mar esté cerca, nunca está de más tener piscina, ¿verdad? Este jardín presume de estilo contemporáneo y con un extra de naturalidad, perfecto para relajarse y desconectar. En verano, en otoño, en primavera y hasta en invierno… ¡Esta casa está diseñada para disfrutarse todo el año!

Mesa y sillas, de M&P Archidesign.
jardin con cesped y piscina 00485507_O

49.

Un jardín con una gran piscina

Cuando el jardín es enorme, ¡hay que poner una piscina! Y en este, además, se respira un aire clásico, casi señorial. Y para darle el toque actual, unos cojines junto a la piscina serán el mejor lugar en el que relajarte y tomar el sol. Parecerá que el tiempo no pasa. Como en el resto de esta increíble casa de piedra.

Butaca y puff, de mimbre, de Sacum.
jardin con butaca de fibras y mesa redonda de madera 00501976_O

50.

Un jardín con esencia natural que se funde con la naturaleza

En este espacio exterior, no se sabe dónde termina el jardín y empieza la naturaleza más salvaje. La elección del mobiliario, de fibras y madera, potencia el carácter natural del conjunto y aporta un punto contemporáneo.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?