Jardines

1 /770
00518223 Muebles de fibra en jardín más cesta

1.

Un salón exterior para admirar el paisaje

Si tu jardín o porche es amplio puedes amueblarlo con un conjunto de fibra natural. A este de la imagen, además de cómodos sofás, sillones y mesa de centro, se le ha añadido una práctica cesta donde depositar plaids, gafas, libros o revistas.

00526591 Silla de fibra en jardín + bandeja en mesa

2.

Un sillón de fibra para disfrutar de tus lecturas

Seguro que en tu jardín has reservado una zona de lectura. Elige un sillón de fibra ligero que puedas moverlo con facilidad de un lugar a otro, colócale un cojín mullido en el asiento y en el respaldo para que la sentada sea más cómoda. Es lo que ha hecho la interiorista Marta Tobella aquí. Y para combatir la sed, lleva una limonada bien fresquita a la mesa y preséntala en una bandeja de fibra.

Butaca, de Tine K Home, en Sacum. 
00528954 Pufs de fibra en piscina

3.

Pufs de fibra como asientos extra

En lugar de sentarte en el suelo duro de la piscina, hazlo sobre un puf de fibra vegetal y mete las piernas en el agua para estar bien fresquita. Puedes utilizarlo como asiento extra o, si su superficie es plana, como mesa auxiliar para tomar un tentempié.

00510237 Tumbonas de fibra

4.

Tumbonas de fibra para descansar a placer

¿Tienes un jardín con piscina? Entonces te encantará esta idea. Coloca sobre el césped unas tumbonas de fibras naturales al sol o a la sombra, como las que ha dispuesto en el exterior de su casa la interiorista Marta Tobella, de rafia. Vístelas con una toalla o un plaid para que no te levantes con la piel tatuada. ¡Menudas siestas se avecinan!

Hamacas, de Let's Pause. 

 

salón blanco con chimenea y con ventanal con vistas al exterior y piscina

5.

Un salón dolce far niente

Esta es la casa de la decoradora Marta Tobella y toda ella es una invitación al relax y al dolce far niente. Muy blanquita, con un suelo de toba y un exterior con vocación de patio marroquí, es durante la primavera y el verano cuando se disfruta más y mejor de ella. 

00526170 Salón con sofás blancos y ventanales

6.

¡Qué corra el aire! (y la luz)

Otro buen ejemplo de salón luminoso a pie de jardín es este decorado por Camilla Falconer y Emma Longmore, de Interior Facelift. Dos de sus paredes son cerramientos acristalados con lo que la luz se pasea a sus anchas por la estancia. Para su decoración se ha optado de nuevo por el blanco, la madera clara y la fibra.

Sofá, de Stand del Mueble. Cojines y plaid, de La Mallorquina Rialto Living. 
00526325 salón con sofás grises, ventanal y cuadro

7.

Un bajo lleno de luz

¿Puedo poner el sofá del salón en gris? Sí, siempre y cuando no sea muy oscuro. El gris, al ser neutro, también capta la luz. Asun Antó así lo ha hecho en este luminoso salón —a pesar de ser una planta baja— y ha elegido las butacas en beis, otro neutro. ¿Tienes un mueble justo frente a la ventana? Píntalo de blanco. Esta estantería engulle toda la luz que entra por la puerta acristalada que lleva al jardín. 

Sofás y mesa de centro, de Coton et Bois. Cuadro, de Blanca Casas.

 

Exterior de masía centenaria con piscina 00482274

8.

4. Una masía del s. XVII convertida en casa de campo ideal

El estudio de Lizarriturry Tuneu fue el encargado de transformar esta masía centenaria en la casa de campo luminosa, respetuosa con su historia y moderna, a la vez, pensada para el disfrute de una familia en pleno s. XXI. Su fachada apenas se tocó, abriendo tan solo algunas ventanas nuevas para llevar más luz a una casa que era muy muy oscura. 

Salón blanco con grandes ventanales en semiarco con vistas al mar 0487032

9.

Un salón que mira al Mediterráneo

No hay ningún espacio de esta casa de campo que no disfrute de vistas al jardín o al mar. Pero el salón es, sin duda, el más privilegiado gracias a sus dos grandes ventanales que lo abren por completo al porche y al exterior. La decoración, de estilo moderno, busca pasar desapercibida para que nada eclipse las vistas. 

Exterior de casa de campo con jardín 00487006

10.

2. Una casa de campo moderna en la Menorca más rural

Con sus paredes encaladas, sus muros gruesos y sus contraventanas de este verde tan menorquín, esta casa está inspirada en las típicas construcciones de campo menorquinas, conocidas como lloc. Pero si el exterior es tradicional, la decoración no podría ser más moderna.  

Jardín de casa de campo con piscina 00485448

11.

1. Una masía medieval muy moderna

Esta casa de campo atesora varias vidas. O parte de las piedras que sostienen sus muros. Y es que su historia se remonta a la edad medieval, aunque de sea época queden pocos vestigios. El equipo de Lizarriturry Tuneu la rehabilitaron, siempre con una arquitectura tradicional que aúna los métodos constructivos tradicionales con las comodidades de hoy en día. Para el paisajismo se combinaron especies autóctonas con zonas ajardinadas.  

salon toque vintage blanco con chimenea piedra 00503693

12.

En torno a la chimenea

¿Sueñas con tener una chimenea, aunque sea solo decorativa? ¿O que el salón se encuentre a pie de jardín? Toma nota de este proyecto porque hace realidad ambos deseos. ¡En su deco no pueden faltar plantas ni piezas vintage!

Sofás, de Côte Déco. Mesa auxiliar, de Casa Valentí. Chimenea, de JVR. Espejo, de Portobello Street. 
Fiesta de cumpleaños con niñas en el jardín

13.

¡Un picnic informal!

Si tu hija quiere hacer una fiesta y estás pensando en la decoración de cumpleaños infantil que mejor la puede sorprender, te damos algunas pistas: temática, de disfraces, con magia, gymkhanas, baile... Sea cual sea, extiende una manta o una alfombra en el jardín y unos cojines de suelo o pufs para que se sienten en ellos a jugar, merendar o dar los regalos. Cuelga de las ramas unos pompones de colores y unas piñatas con sorpresas dentro. ¡Verás qué bien se lo pasan!

Mesa y colcha, de Ikea.
Niñas comiendo pastel de cumpleaños en el jardín

14.

Cojines y pufs para sentarse a comer la tarta

¿La decoración de cumpleaños de niñas ha de ser diferente a la de niños? No tiene porqué, sé inclusiva y pliégate a los deseos de tus hijos sean del sexo que sean. Eso sí, hazle entender que solo podrá invitar a dos o tres amig@s, no a toda la clase. Antes de merendar ¡toca lavado de manos! Elige una mesa de apoyo baja, cojines, un catering de confianza, vasos con nombres para evitar confusiones y, por supuesto, ¡la tarta! Y en lugar de soplar las velas, reparte abanicos.

mesa-jardin-verano-celebracion 00436208

15.

Que no falten globos y banderines

Límite de personas, toques de queda... La verdad es que, hoy por hoy, montar una cena de cumpleaños con amigos no es fácil. ¿Solución? ¡Hazla de día y al aire libre! Un desayuno, un brunch o una comida informal será más segura e igual de placentera. En la mesa que no falten platos individuales, vasos personalizados y cubiertos para cada invitado. Y para la decoración festiva, recurre a los básicos: globos y guirnaldas de banderines.

Mantel y botellas verdes, de Natura Casa.
Jardín con hamaca colgada de un árbol 00435760

16.

El arte de desconectar

Y tumbarte en una hamaca para dormir la siesta o leer un ratito, ¿también se considera friluftsliv? En efecto, mientras estés al aire libre realizando cualquier tipo de actividad, permanecerás fiel al concepto noruego. ¿Necesitas ideas para decorar tu patio, jardín o terraza y hacerlo más apetecible? ¡Te las damos a continuación!

Hamaca de lona Sambito, de Skagerak. Alfombra de fibra vegetal realizada a mano, en Meritxell Ribé-The Room Studio.
Terraza con pérgola y jardín 00504019

17.

Friluftsliv en patios, jardines y terrazas

Para disfrutar de los beneficios de esta práctica, no es necesario que te compres unos esquís, algo tan sencillo como crear un pequeño jardín en tu patio o terraza, o cuidar del que ya tienes, es suficiente. Ten en cuenta que lo que se persigue con el friluftsliv es conectar con la naturaleza en todas sus formas, ya sea solos o acompañados.

Mesas de centro y sofá en "L" de Teodora Exteriorismo. Butaca de Catalina House. 
Jardín con piscina y casita en el árbol 00505029

18.

Vida al aire libre, la filosofía tras el concepto 'friluftsliv'

En los países nórdicos, donde la luz del sol es un bien escaso, tiene lógica que conceptos como friluftsliv formen parte de su día a día. Como te decíamos, se resume en realizar todo tipo de actividades al aire libre, incluyendo la pesca o la recolección de frutos en el bosque. De este modo, se mantienen más saludables a nivel físico y mental.

Mecedoras y reposapiés, de la colección Överrall, mesa y banco bajo el árbol, sillones de ratán Ulriksberg y alfombra azul Lovrup, en el porche, todo de IKEA.
Porche de casa de montaña con salón de exterior y jardín

19.

11. NOVIEMBRE: La casa que no quería ser como sus vecinas

Esta casa es una de nuestras preferidas de entre todas las que hemos publicado este año. Nos gusta su personalidad, que la decoradora Marta Tobella se encargó de fraguarla para diferenciarla de sus casas vecinas, sus texturas cálidas en invierno y fresquitas durante el verano, cuando este maravilloso porche se convierte en el centro de la vida de sus propietarios. ¿Quieres descubrirla? 

jardin-luces-de-Navidad 00495509 O

20.

Luces de exterior: ¿qué puedes iluminar?

Hay muchas opciones con guirnaldas, lágrimas, racimos, tubos led, figuras y carteles luminosos… Puedes decorar las barandillas de una terraza, los troncos de los árboles con tubos, dar la bienvenida con un reno luminoso, iluminar la ventana por el exterior con una guirnalda que tenga el efecto gotas de luz o enmarcándola, señalizar el camino de entrada, destacar la pérgola… ¡Y no te olvides de decorar también tu puerta de Navidad!

Jardín con zona de porche

21.

Un jardín que nutre de luz natural toda la casa

Viendo esta panorámica, ¿quién diría que esta no es una casa? Pues es un piso, ¡y vaya pisazo! "Es una maravilla", nos confiesa la decoradora de Coton et Bois Asun Antó. "Tiene muchísima luz y el jardín es un lujo. Piensa que todas las estancias tienen salida directa al exterior, lo que acentúa aún más esa sensación de vivir en una casa".

Butacas de ratán de Brucs. Taburetes de bambú, mesa de centro y cojines estampados de Carolina Blue. Banco de Sacum y alfombra de Papiol.
Exterior de casa clásica con gran jardín

22.

'Más que un sueño', el reportaje de El Mueble de hace 10 años

Esta vivienda madrileña fue protagonista del reportaje 'Más que un sueño' hace una década. Para nuestro número especial 700, hemos vuelto y comprobado que su base clásica y atemporal se mantiene y sigue siendo todo un acierto diez años más tarde. 

jardin-arbol-muebles-de-exterior 00510164 O

23.

Cosas que debería cubrir tu seguro de hogar

fachada-exterior-casa-con-jardin 00510614 O

24.

Cosas que debería cubrir tu seguro de hogar

009 DSC4638

25.

Mi paraíso privado

Así titulamos esta casa construida en 1830 por unos payeses y renovada por Marta Tobella, interiorista, propietaria de la tienda Sacum y dueña también de este paraíso. ¿Te preguntas en que pueblecito de costa o isla se encuentra? Frío, frío... esta en plena ciudad de Barcelona. 

Jardín de casa con piscina y vistas al campanario del pueblo

26.

Un jardín mediterráneo con vistas al campanario

Cipreses, plantas aromáticas autóctonas y un precioso olivo, que es el emblema de la casa y bajo el cual Anna solía pasar horas charlando con sus amigas, colorean y llena de vida el jardín de esta casa con unas vistas privilegiadas al campanario del pueblo. 

Exterior de masía centenaria con jardín

27.

8. Una masía centenaria rescatada de la oscuridad

A esta masía le sobraban años de historia y le faltaba luz. Además de adaptarla a las nuevas necesidades de una familia de hoy en día. El equipo de Lizarriturry Tuneu Arquitectura se encargó de inundarla de luz abriendo nuevas ventanas pero respetando al máximo la fachada original, que atesora siglos de historia. 

Exterior de masía con piscina y jardín

28.

3. Una masía con orígenes medievales

De esa antigua construcción medieval quedan apenas unas pocas piedras, pero bastan para atestiguar su histórico pasado. Daniel Lizarriturry, del estudio de arquitectura Lizarriturry Tuneu, fue el encargado de rehabilitar la vieja masía y de ampliarla para ganar nuevos espacios. Pero siempre respetando su pasado, para que lo nuevo apenas se diferenciara de lo antiguo.

jardin con hamacas de fibras naturales junto a la piscina 00510296_O

29.

¿Y si añadimos una piscina en el jardín?

La idea de tener una piscina en la casa de campo es totalmente moderna. Ahora no se concibe la vivienda completa sin un lugar donde refrescarse de los tórridos veranos. Esta de la imagen, con jardín, zona de estar, de relax y comedor, tiene forma de alberca para integrarla perfectamente en el entorno. El mobiliario de madera, fibra y metal, no escatima en comodidad. ¡Aquí, sí hay quién viva! 

Hamacas de rafia, de Let’s Pause.
Antes y después - Reforma de exterior de casa rústica

30.

Una fachada impecable

Antes de empezar por actualiza el interior de tu casa rústica, revisa la fachada y ponle coto a cualquier anomalía que veas: grietas en los muros, escaleras exteriores en mal estado, carpintería podrida, tejas rotas, jardines descuidados... Por último, da una o dos manos de pintura ¡y parecerá otra! ¿Y si la fachada es de piedra, como la de la imagen? Acude a profesionales que sepan cómo combatir con éxito la acumulación de humedad, vegetación salvaje y óxidos. Así, la mantendrás en óptimo estado.

mesa-jardin-verano-celebracion 00436208

31.

Guirnaldas y farolillos de papel

¡Quedan preciosas para decorar la terraza, el balcón o el jardín en verano! Sobre todo cuando montas fiestas. Pero ten en cuenta que con la lluvia empezarán a deteriorarse. El papel es económico pero no demasiado resistente. Si han cumplido su función decorando este verano tu exterior, añádelas a la lista de cosas que tirar cuando acabe la temporada.

Pérgola con estructura de madera y techo de cañizo con zona de chill-out

32.

Pérgola de cañizo para la zona chill out

En el interior de tu pérgola no solo puedes instalar el comedor, también un salón al aire libre, una chaise longue como zona de lectura, unas tumbonas para tomar el sol sin sudar o, como en este caso, un rincón chill out de lo más trendy. ¿Y si cuelgas de su estructura de madera una hamaca para sestear? ¡Habrá cola para balancearse en ella!

pergola-con-estructura-de-madera-y-cubierta-vegetal-en-flor f3cc26e9

33.

De madera con cubierta vegetal

La glicinia es otra de las plantas trepadoras con la que podrás cubrir tu pérgola de jardín. Es de hoja caduca y su principal atractivo son sus flores aromáticas que pueden ser de color rosa, lavanda o blanco. Resistente al frío, exponla al sol directo para que tenga una buena floración. No necesita cuidados especiales, solo que la podes regularmente para que no crezca sin control. Gracias a sus racimos suspendidos, este comedor desprende un halo mágico ¿no te parece?

pergola-exenta-de-madera-en-el-jardin-con-comedor_34565

34.

Exenta y de madera para jardín

¿Quieres crear un cenador al aire libre o una zona chill out en tu jardín? Las pérgolas independientes te lo permiten, como esta de madera con cortinas, ideales para preservar la intimidad ¿A qué parece una casita sin puertas? Si la colocas cerca de la piscina, tendrás frescor garantizado.

jardin con comedor exterior cubierto por pergola 00346515_O

35.

Pérgola en curva con toldo de lona

Otro tipo de pérgola utilizada en jardín y terraza es la cubierta de estructura metálica con toldo de lona. Asegúrate que esta sea impermeable, repelente a la suciedad y resistente a los rayos UV y al granizo. Esta de la imagen se ha ubicado en el jardín para dar sombra al comedor exterior. ¿A qué es ideal su diseño ondulado? 

Pérgola de Unopiù. Mobiliario, de Grupo 13. Pavimento, de madera de ipé.
Pérgola con buganvilla en flor y fachada de la casa en blanco

36.

Pérgola con plantas trepadoras para jardín

Si en tu porche has decicido crear un salón al aire libre con un sofá de obra y unas butacas, disfruta del exterior instalando una pérgola para jardín de madera envuelta en enredaderas con flor. Estas, además de decorar con sus vivos colores, perfumarán el ambiente con sus deliciosos aromas. Toma buena nota de las trepadoras más comunes: jazmín, madreselva, clemátide, pasiflora, glicinia o buganvilla, como las de la imagen.

00482280

37.

Jardineras de barro, muy decorativa

Si te gusta el encanto de las casas rústicas, las jardineras de barro son tu opción. Es un material poroso que evita que el agua se encharque en las raíces. Es el material perfecto si la planta va a estar expuesta a la lluvia, de manera que pueda evacuar el exceso de agua. Aunque, precisamente debido a que absorbe el agua, si no llueve habrá que aumentar el riego. Entre sus desventajas: su peso y su escasa resistencia a las heladas, que pueden hacer que la jardinera o maceta se rompa.

Mesa redonda, de Penthouse Atrhome. Taburete, en Filocolore. 
fachada-exterior-casa-de-campo-con-muebles-de-jardin-00455368

38.

Cuando la terraza se transforma en jardín

Estar en la montaña es sinónimo de naturaleza. Quizás por eso los propietarios de esta casita decidieron convertir la terraza en un jardín donde el verde de la hierba, los cipreses y los abetos fueran los protagonistas. 

Terraza con jardín y comedor de verano bajo pérgola y hamaca_00511376 O

39.

Una terraza en la ciudad con jardín y piscina

Esta terraza está superbién aprovechada porque, sin ser enorme, tiene de todo. Una pequeña piscina para refrescarse del calor de la ciudad, una zona ajardinada para tomar el sol y relajarse y una pérgola con el comedor de verano. Y como guinda, una hamaca para disfrutar de las mejores siestas estivales.   

terraza con pérgola con comedor de verano, banco de obra y dos zonas ajardinadas con plantas_00513396

40.

Una terraza organizada con varias zonas de relax

Un banco al fresco, dos zonas ajardinadas gemelas para dar frescor y llevar la naturaleza del entorno a la terraza, y un completo comedor de verano bajo una pérgola. Así se ha organizado esta terraza de una casa de campo para sacarle el máximo partido al espacio disponible.  

Mesa de Greendesign y sillas de Maisons du Monde.
jardin alargado con dos tumbonas de fibras 00510237

41.

Con comedor de verano, solarium y una zona ajardinada

Esta terraza es como un oasis esmeralda en plena ciudad. Cuenta con una pérgola donde se ha habilitado el comedor de verano, y una zona ajardinada que disfruta de la agradable sombra de las plantas y árboles que se ha reservado para el solarium con vocación de chill out. ¡Una de las mejores ideas para la decoración de tu terraza!

Tumbonas de rafia, de Let’s Pause.
Terraza con salón de verano y jardín_0482972

42.

Un completo salón de verano abrazado por el jardín

Ni todo jardín ni todo terraza: un mix que permite aprovechar al máximo el espacio diversificando los usos. Así, se ha reservado una zona para el salón de verano, con un pavimento de piedra que ofrece una superficie más estable para el mobiliario. Y se ha rodeado de una zona ajardinada, con plantas y árboles, que, además de dar sensación de estar en la naturaleza, regalan frescor e intimidad. 

Terraza con pérgola con salón de verano y jardín_00485454

43.

Con una pérgola y un pequeño jardín

Para poder disfrutar el salón de exterior durante todo el año, incluso en los meses de invierno, los propietarios de esta terraza con jardín decidieron instalar una pérgola que cubrieron con una buganvilla. En verano ofrece sombra, gracias a su vistosa floración, y, en invierno, al perder las hojas, deja pasar el sol. Otra más de estas imágenes idílicas de terrazas con jardín.   

Mesa de centro y bancos, diseño de Daniel Lizarriturry. Butaca de mimbre y lámpara de techo, de Sacum. 
jardín con pergola de madera y muebles de exterior en fibra 00489201

44.

Con jardín y un completo comedor de verano

Esta terraza lo tiene todo: una zona de jardín para disfrutar de la naturaleza y tumbarse al sol a modo de solárium y un comedor de verano que se ha habilitado bajo la pérgola, para protegerse del sol. Con techo de cañizo ofrece sombra pero deja pasar la brisa. ¡Quién estuviera ahí! 

Sillas de Coco-Mat y lámpara de Estilo Nórdico. 
Terraza pequeña con jardín con cuatro sillas y una mesa cuadrada pequña_00443382

45.

Una terraza urbana con un pequeño jardín

Esta terraza es el regalo de un mini piso de poco más de 40 m2. Consciente de ello, la propietaria decidió convertirlo en un oasis urbano para sentirse en el campo... a pesar de estar en pleno Madrid. Una mesa para cuatro es suficiente para disfrutar de comidas al fresco. 

El juego de mesa y sillas es de El Corte Inglés.
jardin-decorado-con-butaca-fibra 00501976 O

46.

Una selección de categoría

Tenemos para ti las mejores compras de jardín con muebles y complementos de todo tipo que hemos seleccionado de Ikea y Leroy Merlin. Así, si a estas alturas de verano, crees que le falta algo (poco o mucho) a tu jardín podrás completarlo. Hemos pensado en diferentes opciones tanto para el porche como para la zona de césped.

Cómo elegir los muebles de terraza y de jardín

MUEBLES DE EXTERIOR

Cómo elegir los muebles de terraza y de jardín

Exterior con sofá, alfombra y piscina_00508697

47.

La versatilidad de las alfombras de algodón

Las alfombras de algodón tienen la ventaja respecto las de fibras que pueden servir para dentro, pero también para fuera de casa. Son muy resistentes al calor, lavables en la lavadora, no acumulan electricidad estática y absorben muy bien la humedad. 

Sofá, de Miv Interiores.
60611

48.

Para relajarte mejor

No hace falta ni salir al exterior, con solo abrir las puertas acristaladas de este salón sus propietarios tienen conexión directa al jardín y al mar. La alegre buganvilla  trepa por la fachada dando buena sombra a un interior en donde la vida se desarrolla a otro ritmo. El sofá es de B&B y la mesa de centro de teca recuperada, de Aquitania. En el jardín, la mesita y las sillas son de Peña Vargas. 

Hamaca de crochet en un árbol

49.

Hamacas de crochet

¿Qué sería del verano sin sus eternas hamacas de crochet? Perfectas para descansar entre dos árboles en el jardín, este verano las hamacas se convertirán en el paraíso del boho chic llenándose de cojines con estampados frescos y alegres.

Exterior masía con jardín y piscina_00485448

50.

2. Una masía centenaria rehabilitada respetando el pasado

Cuando Stephan vio esta casa se enamoró de su entorno natural y de las muchas posibilidades que tenía. Porque la construcción original, que atesoraba varios siglos en su historia, necesitaba una rehabilitación integral. Ahora es el refugio perfecto para disfrutar de las vacaciones en familia. 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?