Antes y después

1 /82
detalle dormitorio IMG 0791. Detalle: una cómoda con mucho gancho

1.

Detalle: una cómoda con mucho gancho

Esta cómoda de cajones hace las veces de mesilla de noche en un lateral. ¡Nos encanta el color de la madera y los tiradores de cuero! Sobre ella, una lámpara tipo flexo, orientable y de estilo industrial, permite leer por la noche. Y, por supuesto, no podían faltar flores y mensajes que dan ¡good vibes!

detalle dormitorio IMG 0798. Detalle: una mesita muy cuca

2.

Detalle: una mesita muy cuca

Al otro lado de la cama se dispuso una mesita auxiliar en blanco y madera súper práctica. En la balda inferior tiene espacio para dejar libros —¡atención al detalle: dentro de una cesta!— mientras que en la superficie caben los elementos básicos: una lámpara tipo flexo, el despertador y un búcaro con flores. ¡Súper cuqui! 

detalle salon LRM EXPORT 10808672409566 20190511 034947888. Detalle: jarrones que son un plus

3.

Detalle: jarrones que son un plus

En la casa de Inés y su pareja Raúl los detalles están a la orden del día. Se pueden apreciar en cualquier rincón. La mesa de centro del salón, cuadrada y lacada en blanco con sobre de cristal, se decoró con unos jarroncitos también de cristal que atrapan la luz natural. Dentro de ellos ¡qué mejor que unas ramitas blancas!

IMG 8101. Detalle: flores en la mesa

4.

Detalle: flores en la mesa

Como en el salón, el rosa está también sutilmente presente en el comedor. Lo divisamos en las vajillas en el interior de las vitrinas y sobre la mesa en las delicadas peonías que la decoran junto a unas velas. 

despues terraza LRM EXPORT-091810534. Ahora: una terraza con mucha vida

5.

Ahora: una terraza con mucha vida

Se encalaron las paredes y la terraza cobró vida al amueblarla con un sofá de fibra con colchonetas blancas y cojines en rosa y mint, una mesita de centro y una alfombra de diseño geométrico. Y para resguardarse del sol, todo el espacio se cubrió con un enorme parasol decorado con guirnaldas luminosas. En el rincón y rodeado de plantas, se dispuso un divertido balancín que sin duda es la estrella de la terraza.

despues terraza LRM EXPORT 20190626 091848981. Detalle: aquí sí hay quién viva

6.

Detalle: aquí sí hay quién viva

En toda la terraza se dispuso césped artificial que apenas necesita mantenimiento —"elegimos el modelo Ibiza, de Leroy Merlin, que se riega y listo", confiesa Inés—y un par de tumbonas donde la pareja aprovecha para desconectar. El espacio quedó así de bonito. ¡No es de extrañar que sus mascotas, Oker y Greta, se peguen aquí unas siestas de campeonato, tumbados al fresquito junto al recién llegado Bosco! 

antes terraza. Antes: una terraza de 30 metros muy descuidada

7.

Antes: una terraza de 30 metros muy descuidada

La terraza de la planta superior de 30 m2 se hallaba súper descuidada. Contaba con una pequeña zona verde en la que los matojos crecían asilvestrados y un abeto seco dejaba intuir lo que fue en su día. ¡Necesitaba un cambio drástico! Para ello se eliminaron todas las hierbas, se allanó el terreno y se dispuso una malla antihierbas.

antes dormitorio . Antes: un dormitorio anodino

8.

Antes: un dormitorio anodino

Además de una cama cómoda, los dormitorios deben tener personalidad. Este, que es el principal, al principio no estaba del todo mal: la cama era amplia, las mesillas coquetas, el banco a los pies tenía su gracia pero en conjunto resultaba un poco soso y demasiado relajante. Necesitaba unos toques de color que lo dinamizaran. ¡Y así se hizo!

despues dormitorio. Ahora: un dormitorio que derrocha encanto

9.

Ahora: un dormitorio que derrocha encanto

¿Cómo se consiguió? Con un cabecero de fibra que le aporta calidez, unos textiles en colores contundentes, gris y granate, y un mobiliario original con dos mesillas de noche muy diferentes. Y en la pared unas sutiles estrellas luminosas a modo de guirnalda súper románticas. Los textiles son de Boho Deco Shop, Zara Home y Muy Mucho.

despues salon IMG 8100. Detalle: más asientos

10.

Detalle: más asientos

Entre las dos vitrinas quedaba un espacio vacío al que Inés le encontró  enseguida funcionalidad. Colocó entre ambos muebles un pequeño pero consistente baúl de fibra que, además de almacenar, sirve también de asiento extra. Sobre él, una mini alfombra de pelo y unos cojines hacen más cómoda la sentada.

despues salon IMG 8099. Ahora: un comedor en clave nórdica

11.

Ahora: un comedor en clave nórdica

¿Cómo amueblar el comedor? ¡Por unanimidad: blanco y muy nórdico! Se equipó con una mesa redonda extensible para cuando invitaran a familiares y amigos a conocer el piso. Y alrededor unas sillas de diferentes diseños le dan el toque actual. En la pared dos vitrinas blancas similares de Ikea acogen la vajilla de diario en rosa y mint. Plantas por el suelo y objetos de la tienda decoran el espacio, como las golondrinas de colores que revolotean por la pared.

antes comedor. Antes: un futuro proyecto de comedor

12.

Antes: un futuro proyecto de comedor

Como el salón era amplio reservaron una zona del estar para instalar el comedor y que ambos compartieran espacio. Las paredes de color vainilla se pintaron de blanco al igual que el resto de la casa. Una mesa y unas sillas plegables sirvieron de acomodo mientras lo terminaban de acondicionar.

despues salon. Ahora: un salón cómodo, luminoso y muy boho

13.

Ahora: un salón cómodo, luminoso y muy boho

"La vivienda unifamiliar había sido habitada durante un par de meses por lo que cuando entramos a vivir —explica Inés— estaba con todo de obra, paredes en color vainilla y bombillas colgando de la instalación eléctrica. Lo primero que hicimos fue pintarlo todo de blanco". No había nada de mobiliario, solo estaban equipados los baños y la cocina. Así que perfecto para decorarlo según sus gustos y necesidades. Para el salón eligieron un sofá generoso en forma de L y una mesa de centro apoyada en una alfombra de fibra natural. En la deco no podían faltar plantas y detalles muy boho, como los cojines del sofá en rosa y mostaza y las láminas de las paredes de su tienda online: Boho Deco Shop.

antes salon. Antes: un salón vacío pero con posibilidades

14.

Antes: un salón vacío pero con posibilidades

La casa de 170 m2 se encuentra a 20 minutos de Barcelona. "Nos costó encontrarla, las que veíamos no se amoldaban a nuestras necesidades —comenta Inés Torres, estilista y bloguera de Boho Deco Chic—. Queríamos un piso nuevo o casi nuevo, cerca de la ciudad, con espacio para almacén y una terraza". De pronto se toparon con esta vivienda de la que se enamoraron al instante. ¡Lo tenía todo! "Consta de dos plantas: en la de abajo se encuentran la cocina, el salón comedor, 4 dormitorios, dos baños y una terraza y en la de arriba, una buhardilla de 50 m2 que utilizamos como oficina/almacén y otra terraza".

antes-y-despues-reforma-cocina-office-00485463 93587c77 2000x1384. 28. Antes y después: el gran cambio de 4 casas que nos encantan

15.

28. Antes y después: el gran cambio de 4 casas que nos encantan

Lo hemos mencionado antes, las transformaciones decorativas gustan y mucho. En este artículo podíamos conocer un poco cómo eran 4 casas de El Mueble que están entre nuestras preferidas antes de su reforma. Dos palabras: daban miedo. Y no, no exageramos. Mira, mira...

Baño-Grande-DESPUES-042baja. ¡Esto es actualizar!

16.

¡Esto es actualizar!

Aquel color verde tenía a Lucía loca. La entristecía y no respondía en absoluto a su personalidad. Ya sabes, esta blogger e influencer ¡es pura diversión y energía! Su prioridad: cambiarlo por completo. Y completar el baño con piezas blancas y más prácticas para ganar espacio y la máxima luz. Para ello contó con las ideas de la experta en decoración Ana Lorenzana, de la empresa Decoryver, que llevó a cabo el proyecto y la reforma ¡sin obra!

Muebles, suelo, sanitarios y lavabos, de Leroy Merlin. Idea y realización, de Ana Lorenzana, de Decoryver.
Lucía Be
BañoPEQ. ¡Menudo cambio!

17.

¡Menudo cambio!

De anodino a vintage. Y todo, en el mínimo espacio. Parece mentira lo que consigue la elección adecuada del color y cuatro piezas muy bien escogidas. El negro y el dorado son un must y aquí elevan el nivel de este aseo de cortesía en un santiamén.

La pintura es un chalk paint para azulejos de Crea Decora Recicla. Mueble y suelo, de Leroy Merlin. Proyecto y realización, de Ana Lorenzana, de Decoryver.
Lucía Be
Baño-Pequeño-DESPUES-050baja. Detalles vintage

18.

Detalles vintage

Un sencillo toallero de aro de estilo vintage acompaña el conjunto de espejo y lavamanos. Este es en color cobrizo pero también quedaría perfecto en dorado viejo, como el marco del espejo. ¿Y por qué no se ve pasado? Porque el resto del baño es de líneas muy actuales.

Lucía Be
TERRAZAS-CON-EXTRA-00485115. Después: con dos ambientes y abrazada por el verde

19.

Después: con dos ambientes y abrazada por el verde

La transformación de esta terraza empezó por la madera, con la que se revistieron las paredes y el suelo, pero para que resultara más fácil de mantener se optó por una tarima sintética. El toldo, como la divertida silla colgante, también es nuevo, y cubre toda la terraza protegiendo del sol el estar y el comedor. ¡Y el verde no podía faltar! Así que Ignasi plantó en la jardinera tras el sofá del estar dos variedades de ficus, que dan frescor e intimidad. 

Sofá realizado a medida con la misma tarima sintética del suelo y balancín de Catalina House. Mesa de centro de Colmado Cactus.
Copia-el-look-terrazas-480668. Después: una terraza muy acogedora y recogida

20.

Después: una terraza muy acogedora y recogida

"Tenía dos objetivos: ganar privacidad y calidez y que la terraza fuera un espacio para disfrutar y donde sentirse a gusto. Empecé por revestir la separación con el vecino con listones de maderas recicladas, que da intimidad y a la vez decora. Y para compensar las líneas horizontales, alterné de manera aleatora listones de madera que sirven de estantes para macetas. Completé el espacio con una pérgola, con techo de policarbonato revestida de cañizo para darle calidez, igual que la barandilla. Y para el suelo opté por microcemento, que le da un look más actual", explica Gema. 

00483326. Después: un súper patio con sabor marroquí

21.

Después: un súper patio con sabor marroquí

La amplitud del nuevo patio permitió crear varias zonas e incluso contar con una ducha al fresco, muy práctica para quitarse la arena cuando vienes de la playa. "Queríamos que el patio fuera muy alegre y natural y con este aire marroquí. De ahí la fuente, que además me sirvió para separar el comedor del estar. Y lo unifiqué todo con este color camel".

Sillas y mesas de Zigzag. Bancos de La Maison. Cojines y colchonetas, de Pepas. El pavimento, que simula microcemento, es de una pintura Epoxi especial para suelos.
Antes y después - Reforma terraza. Después: una terraza para hacer vida al aire libre

22.

Después: una terraza para hacer vida al aire libre

Para sacarle el máximo partido al espacio, se organizó en dos zonas: la del fondo se reservó para el estar, con un banco realizado con una tarima de madera y amplias colchonetas. Fíjate en el biombo de madera, oculta las máquinas de aire acondicionado de una forma decorativa. Así quedaba libre el resto de la terraza para ubicar un completo comedor de exterior.

Banco de madera de ipé. Banqueta, de Let's Pause. Sillas, de Decosingular.
IMG 1754. 1. Antes: una cocina que se caía

23.

1. Antes: una cocina que se caía

Muebles de madera pasados de moda. Azulejos setenteros. Una ventana de aluminio que aisla poco y afea mucho... Un conjunto difícilmente rescatable. Era necesario un cambio radical y Abel Pérez Gabucio, del estudio de arquitectura Àbag, lo consiguió manteniendo... la madera. Sigue mirando y lo descubrirás.

Àbag
mg-4908 245b43ff. Después: la cocina ha hecho un cambio radical

24.

Después: la cocina ha hecho un cambio radical

Sigue siendo de madera, sí, pero nada que ver con lo que había. Abel quiso reservar la calidez del nogal macizo para una isla que recuerda un mostrador pastelero y que la hace totalmente distinta a una isla convencional. Y además, nada de cerrarla en una habitación. Ahora, la cocina se abre al salón. 

Muebles de cocina diseñados por el estudio Àbag. Trapos, cuencos y bandeja, de Natura Casa.
3. Antes: el baño del terror

25.

Antes: el baño del terror

Aquí se podía haber rodado una película de las de mucho, mucho miedo. El baño estaba anclado en el pasado. Un espacio envidiable pero unas piezas diminutas que se perdían entre tantos metros. Había que darle un giro.

Àbag
mg-5001 9953f972. Después: mármol, espejo y mucha, muchísima luz

26.

Después: mármol, espejo y mucha, muchísima luz

Como al dueño de la casa le encantaba el mármol, Abel proyectó un baño con este material como protagonista absoluto. Tuvo que buscar por toda Europa un bloque que pudiera revestir paredes de 3 metros de una sola pieza y lo consiguió. El resultado: un baño muy luminoso, tremendamente de actualidad.

Grifería de Grohe. Velas de Muy Mucho. Cremas de Caudalie. Mármol similar en Levantina. Mampara de Piuma System, personalizada por Àbag.
IMG 20160311 132628. Antes: Una habitación clásica y oscura

27.

Antes: Una habitación clásica y oscura

Una puerta corredera en arco con molduras. Maravillosa base para hacer algo grande aquí y, sin embargo, qué olvidada estaba. Abel Pérez Gabucio supo recuperar su antigua belleza. Pasa a la siguiente foto y descubre cómo quedó.

Àbag
mg-5057-1 cd2b272b. Después: un dormitorio con clase

28.

Después: un dormitorio con clase

Maravilloso dormitorio. Sí señor. Las puertas ahora no dan a un espacio inerte sin gracia sino a una galería que se convierte en un remanso de paz con una butaca de fibras y un conjunto de plantas a modo de jardín interior. Y dentro, serenidad absoluta de color y estilo. ¿Quieres ver más de esta casa? Entra aquí y disfruta.

Cama y cabecero de MaxAlto. Funda nórdica, plaid y cojín mostaza, de Filocolore. Lámpara y mantas grises, de La Maison. Banco de Catalina House. Bandejas de Muji.
antes-y-despues-comedor-rustico-antes-de-la-reforma. 2. Antes: un salón comedor encerrado

29.

2. Antes: un salón comedor encerrado

Las casas de pueblo de la Costa Brava no eran especialmente amplias, ni luminosas. Los techos solían ser bajos y muchas de las estancias daban la espalda al exterior. Así fue como la interiorista Dara Díaz, de Nice Home Barcelona, encontró la que sería su casa en Palafrugell y así era su salón comedor.

Dara Díaz
antes-y-despues comedor-rustico-después-de-la-reforma.jpg. Después: más luz y más calidez

30.

Después: más luz y más calidez

Para empezar, Dara cambió los colores radicalmente. Y de los ocres y granates, pasó al blanco y al azul (si estaba en la costa, el toque marinero no podía faltar). Pero además, le regaló luz eliminando puertas y cambiando el suelo por una madera clara que daba calidez y a la vez claridad.

Mesa, de Maisons du Monde. Lámpara de techo, de Vackart. Sillas, de Nice Home Barcelona. Sofá cama Holmsund, de Ikea. Mesas auxiliares, de India&Pacific.
antes-y-despues-recibidor-rustico-antes-de-la-reforma. Antes: una entrada poco invitadora

31.

Antes: una entrada poco invitadora

La estructura de la casa era maravillosa pero los espacios estaban muy poco aprovechados y, sobre todo, no se habían decorado con mimo. Un cuadro, una mesa camilla y unas butacas poco invitadoras, en manos de Dara se convirtieron en un espacio lleno de encanto.

Dara Díaz
antes-y-despues recibidor-rustico-después-de-la-reforma. Después: un recibidor de lo más acogedor

32.

Después: un recibidor de lo más acogedor

Le faltaba verde, piezas con encanto y, de nuevo, que las paredes respiraran amplitud con una mano de pintura blanca. Dara añadió también un sofá porque unas butacas pueden ser cómodas, claro, pero un sofá... ¡eso sí que es decir "entra y siéntete como en casa"!

antes-y-despues-cocina-rustico-antes-de-la-reforma. Antes: una cocina "viejuna"

33.

Antes: una cocina "viejuna"

Los colores azul y blanco son los únicos que mantuvo igual Dara en la nueva cocina. Todo el resto: alicatado, muebles, encimera..., iban fuera porque la cocina necesitaba una reforma radical. Tampoco la ventana se dejó tal cual. 

Dara Díaz
antes-y-despues cocina-rustico-después-de-la-reforma.jpg. Ahora: una cocina campestre muy luminosa

34.

Ahora: una cocina campestre muy luminosa

Dara amplió la cocina tirando el tabique que daba a un pasillo que llevaba al patio. Así ganó más espacio para cocinar, pudo hacer la ventana mucho más grande y con ello ganar mucha más luz, y consiguió un paso directo al jardín, donde tiene el comedor de verano bajo una pérgola

Mobiliario, iluminación y alfombra, de Nice Home Barcelona. Lámpara de techo, en Estilo Nórdico. 
Antes y después - salón comedor después de la reforma. 4. Antes: un salón que prometía...

35.

4. Antes: un salón que prometía...

No era muy grande pero el espacio tenía potencial: comunicaba con la cocina, sin puertas, y esto inspiró a los interioristas de Dröm Living a hacer un piso donde todo estuviera conectado. 

Dröm Living
Antes y después - Salón comedor antes de la reforma 00456783. Después: el salón ya tenía paso al comedor

36.

Después: el salón ya tenía paso al comedor

Decidieron colocar el comedor en un entrante que hacía el pasillo, justo enfrente de la cocina (así era mucho más práctico) y para que el espacio quedara íntimo pero no oscuro, abrieron en el tabique una ventana sin carpintería. 

La reforma y el interiorismo son obra de Dröm Living. Mesa de centro y cesto de Matèria. Las plantas son de Bossvi. Bandeja redonda y el bol de India&Pacific. El cuadro es de Sacum. 
Antes y después - Cocina antes de la reforma. Antes: una cocina demasiado estándar

37.

Antes: una cocina demasiado estándar

La cocina quedaba frente al comedor, sin luz ninguna. Necesitaba que los materiales le dieran personalidad. Hacer de aquel rincón algo muy especial. Necesitaba, en definitiva, una reforma bien pensada.

Dröm Living
Antes y después - Cocina después de la reforma 00456782. Después: una cocina muy personal

38.

Después: una cocina muy personal

En vez de mantenerla en el rincón más alejado del pasillo, Dröm Living aprovechó todo el espacio para hacer, incluso, una barra de desayunos. En negro, blanco y madera, es muy sobria pero tremendamente personal y tiene todo lo necesario. 

El mobiliario es diseño de Dröm Living, por Ebanistería Brañas. El pavimento es de Matimex. 
Antes y después - Estudio antes de la reforma. Antes: una galería sin ningún uso

39.

Antes: una galería sin ningún uso

¡Qué pena perder esta claridad! A veces, las galerías, que son uno de los espacios más luminosos de una casa, quedan como cajón de sastre, donde metemos de todo sin ningún tipo de orden ni gracia. Aquí había que evitarlo...

Dröm Living
Antes y después - Estudio después de la reforma. Después: un estudio pequeño pero inspirador

40.

Después: un estudio pequeño pero inspirador

Aprovecharon el retranqueo de la pared para instalar baldas voladas que se convirtieran en escritorio y librería, y este fue el resultado: un estudio en la zona más clara y recogida de la casa. ¿Quieres seguir viendo este piso tan fresco? Entra aquí y descubre todos sus rincones.

antes-y-despues-salon-rustico-antes-de-la-reforma 2930db6e 1246x1200. 3. Antes: un salón para derruir

41.

3. Antes: un salón para derruir

Encontrarse un espacio tan abandonado como este y ver clara su nueva vida es un trabajo solo apto para "pros" de la decoración. Pia Capdevila supo ver que aquí podía haber un salón rústico muy, muy acogedor. 

Pia Capdevila
antes-y-despues-reforma-de-salon-con-chimenea f1777ba6 2000x1335. Después: un salón para no irse nunca

42.

Después: un salón para no irse nunca

Con la reforma de Pía, la chimenea dejaba de ser un punto negro en el fondo de la sala, el suelo se convertía en un escenario cálido y la vida volvía al espacio en forma de textiles gustosos y toques verdes.

Sofá y mesa de centro, de Maisons du Monde. Butaca, en Pomax Collection. 
antes-y-despues-bano-antes-de-la-reforma 333df3af 1600x1200. Antes: un baño muy triste

43.

Antes: un baño muy triste

El alicatado a media altura era una buena base pero el material no ayudaba a que se viera actual ni cálido. El suelo, por supuesto, había que cambiarlo y las piezas... pues, claro, no eran recuperables.

Pia Capdevila
antes-y-despues-reforma-de-bano-pequeno bbe248ee 1335x2000. Después: una monada de baño

44.

Después: una monada de baño

El alicatado reviste las zonas que pueden mojarse. El lavamanos pasa a ser un mueble de madera recuperado que da calidez al espacio y mucha personalidad, y un lavamanos de superficie que le da el punto actual. Y además... el toque que lo abriga: el papel pintado

Mueble, de Brocante Rocamora. Espejo, de Maisons du Monde.
antes-y-despues-cocina-antes-de-la-reforma eba1097e 1600x1200. Antes: una cocina de azulejos imposibles

45.

Antes: una cocina de azulejos imposibles

Oscurecían mucho y este espacio era lo que menos necesitaba. Tanto el suelo como las paredes había que revestirlas de materiales que regalaran luz y sensación de amplitud.

Pia Capdevila
antes-y-despues-reforma-de-cocina 466a9e87 1335x2000. Después: una cocina rústica muy clara

46.

Después: una cocina rústica muy clara

El verde oscuro se cambió por el blanco. Se mantuvo el alicatado bajo para que la estancia respirara con la pintura, y los muebles también se buscaron claros para reforzar la claridad. Y en el suelo, un cambio radical: de baldosa marrón intenso a un nuevo hidráulico ultraluminoso.

Mobiliario de puertas lacadas y molduras grises, y encimera, de Meine Kuchen. Pavimento, de Equipe Cerámica, suministrado por Catalonia Ceramic. Electrodomésticos, de Bosch. Lámpara, de Fancy Collection.
4-reformas-geniales-con-presupuesto-00483391 O. 1. La reforma de una casa de 60 m2 con patio

47.

1. La reforma de una casa de 60 m2 con patio

Los 60 m2 de esta casita se exprimieron al máximo con soluciones a medida y muebles con más de una función. La estilista y decoradora, Gabriela Conde, se encargó de transformarla junto a la arquitecta Blanca Figueras Quesada: “el punto mas importante de esta reforma fue construir un gran patio-terraza como desahogo a los pocos metros de la vivienda”. Presupuesto total: 140.000 € (decoración incluida).

REFORMA CON PRESUPEUSTO NATALIA ZUBIZARRETA1. Cocina abierta pero delimitada

48.

Cocina abierta pero delimitada

“La ventana bajo los muebles altos amplía la cocina uniéndola con el salón”, explica Zubizarreta, que añade “la idea era fusionar espacios pero respetando cada ambiente”. Además, la cocina no cuenta con puerta por lo que el acceso al comedor es directo. La luz se reparte.

Presupuesto

1. Demolición de tabiquería de ladrillo: tabique entre cocina y patio + tabique entre cocina y salón + tabique entre antiguo pasillo y comedor: 450 €

2. Estructura de hierro con pladur para tabique con hueco para ventana fija: 950 €

3. Vidrio para ventana fija: 400 €

4. Instalación fontanería (fregadero, lavadora y secadora) y campana extractora: 750 €

5. Instalación eléctrica: 550 €

6. 10 m2 de tablero hidrófugo en el suelo y posterior revestimiento del mismo con pavimento laminado de Quickstep y foam de aislamiento bajo el mismo: 62 €/m2

TOTAL: 3.720€

Antes y después - Reforma terraza. Después: una terraza para disfrutarla

49.

Después: una terraza para disfrutarla

Al fondo, en el biombo de madera que oculta las máquinas de aire acondicionado de la casa de una forma decorativa, se apoyó un banco realizado con una tarima de madera y amplias colchonetas. Y el resto de la terraza quedaba libre para ubicar un completo comedor de exterior

Banco de madera de ipé. Banqueta, de Let's Pause. Sillas, de Decosingular.
Antes y después - Reforma salón comedor y cocina. Después: un espacio para disfrutarlo toda la familia

50.

Después: un espacio para disfrutarlo toda la familia

Esta sala era enorme, pero anexaron una habitación más y crearon un espacio para compartir con toda la familia, con la cocina abierta, el comedor y el salón en un extremo. Y los colores blanco y azul fueron el hilo conductor de todos los espacios. Incluso en la cocina. Una combinación de aire marinero bohemio pero chic.

Sofá Ghost, de Gervasoni. Silla, en Mercader de Venecia. Mesa del comedor y armarios de la cocina, de Grup Escrivá Interiors. Sillas, de House Doctor. Lámparas, de Arrels. Pavimento de cemento pulido.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?