Camas

151 /3923
mesita con jarron con flores 00527650

151.

Crear un pequeño bouquet de flores frescas

Las flores naturales dan alegría, color y frescor. Y, en función del tipo de flores, pueden endulzar el dormitorio, como estas peonias, darle un sabor campestre si eliges flores más silvestres... Y quítate de la cabeza que son caras: si apuestas por las variedades de temporada, por muy poco dinero puedes tener un bonito arreglo. Otra opción son las flores preservadas

Dormitorio con claraboya y banco a modo de chill out 00510470

152.

Un dormitorio moderno con un banco tipo chill out

La claraboya a modo de ventanal de esta habitación de matrimonio se convierte en la pieza clave para habilitar un confortable banco con vocación de chill out. Ese frente acapara las miradas, por lo que se opta por la sencillez en la pared del cabecero y en los tejidos, de colores lisos, solo animados por cuatro cojines estampados.

Sofá a medida con colchoneta de Cusó Tapissers, alfombra de Coco-Mat y cestos de Sacum.
Dormitorio moderno con armarios grises 00528968 O

153.

Un dormitorio moderno gracias al color

En este dormitorio la elección de este gris marengo ha sido clave para darle este look actual, a pesar de ser un espacio de marcado sabor rústico. Para no saturarlo cromáticamente, se ha reservado para la pared de los armarios, que contribuye a dar profundidad al espacio, y la del cabecero, que enmarca con elegancia la cama. 

Mesita de noche, de La Maison. 
Dormitorio moderno en gris con pared del cabecero revestida de madera 00528781

154.

Gris y madera, un mix moderno y acogedor

El gris, como color neutro que es, se lleva bien con (casi) todo. Pero en las tonalidades más intensas, como la elegida por el decorador Roger Bellera para este dormitorio, hace un tándem de lujo con la madera, que compensa su seriedad. Aquí, el gris lo baña todo, incluida la carpintería de las ventanas y las puertas. Pero la madera, que reviste la pared del cabecero enmarcándolo, le da el contrapunto cálido y acogedor. 

Aparador de Luzio y banqueta de Crearte Collection. 
Dormitorio moderno en blanco con pared cabecero con papel pintado 00522548

155.

Serenidad con vocación atemporal

Sereno, ligero, moderno pero a la vez muy acogedor, atemporal... Todo esto y más es este dormitorio decorado por Pia Capdevila, donde se ha primado la máxima capacidad pero con soluciones casi invisibles. De hecho, el dormitorio cuenta con ¡más de 6 metros de armarios! El toque personal viene a cargo del papel pintado con originales motivos de plumas. 

Papel pintado, de Sanderson. Aplique, de Santa&Cole. 
dormitorio-aprovechar-espacio-armarios-cabecero 00522397

156.

Muy bien aprovechado con una estructura tipo puente

La arquitectura señorial del espacio, con sus techos altos, su suelo de mosaico de Nolla y sus balconeras, no han condicionado la planificación de este dormitorio, que se ha concebido para ser funcional, muy capaz y atemporal. Así, la cama tipo arcón se ha flanqueado con dos completos armarios y se ha aprovechado la pared del cabecero también para guardar, con una estructura puente. 

Cama, armarios y espejo de Ikea. 
Dormitorio con cabecero XL de madera 00514952

157.

Un dormitorio moderno con un maxi cabecero de madera

En este dormitorio, decorado por Asun Antó, un panel de madera hasta el techo hace de cálido y personalísimo cabecero. Los listones dispuestos en vertical alargan visualmente la altura de la estancia. La mesilla se ha elegido a juego, y la estructura metálica le da un sutil toque industrial a un dormitorio moderno y muy acogedor. 

Cabecero y mesilla de noche de Cado. 

 

Dormitorio con papel pintado y cabecero tapizado rosa 00524511

158.

Un dormitorio delicadamente moderno

Se puede ser moderno y, a la vez, sweet y con un punto romántico. Y este dormitorio decorado por Marta Prats así lo demuestra. Pocas piezas pero con personalidad, como el cabecero y la banqueta tapizados en rosa, y el original papel pintado del cabecero. 

Papel pintado de Woodland y cabecero de La Maison.
Dormitorio con pared del cabecero en gris oscuro 00527481

159.

Cuando la pared del cabecero manda

Ni luz ni los metros eran un problema en este dormitorio, por eso la decoradora Paula Duarte se atrevió con este gris oscuro casi negro que enmarca y realza la cama. Las cortinas de terciopelo suman elegancia a un dormitorio moderno y, a la vez, acogedor. ¿Te has fijado en la decoración de la pared? En vez de los típicos cuadros para el dormitorio, Paula creó una composición ¡con individuales de fibras! 

Cabecero y mesillas de noche de Kenay Home. Individuales de Zara Home y El Corte Inglés.
Dormitorio de base clásica con piezas modernas 00528735

160.

Un dormitorio sobrio y elegante con los colores del año 2021

Este dormitorio de matrimonio decorado por Sandra Vergara es moderno, pero con guiños clásicos, como las molduras que decoran la pared del cabecero, un elemento que sigue de tendencia este año. También la elección de los colores denota una buscada modernidad, ya que la combinación de gris y amarillo no podría ser más de tendencia, porque el Illuminating y el Ultimate Gray son los colores del Año de Pantone

Cabecero de Deco Lur Sofá y butaca de Tabu. 

 

00528917

161.

Apuesta por textiles naturales

Dormirás como un bebé si vistes la cama con tejidos naturales, como linos y algodón. El algodón es perfecto tanto en verano como en invierno. Permite que circule el aire, son frescas, suaves, absorben la humedad y evitan las reacciones alérgicas en la piel. En cuanto al lino, es más indicado para el verano. Es muy popular por sus propiedades hipoalergénicas y su capacidad para regular de manera natural la temperatura de la cama. Sin embargo, pueden resultar algo pesadas y tienden a arrugarse. 

Detalle de cabecero en capitoné gris 00526335 O

162.

Cabeceros que enmarquen la cama

Los cabeceros de cama definen, en gran medida, el estilo del dormitorio. Puedes elegir un modelo tapizado, de madera, hierro forjado o fibras naturales, optar por un mueble que integre mesillas de noche y repisa o, si lo prefieres, seguir la tendencia de los cabeceros XL revistiendo la pared con madera o papel pintado.

Cabecero y mesita de noche de Coton et Bois. 

 

Dormitorio con cabecero tipo murete y cuadros apoyados 00522535

163.

¡No te olvides de decorar la pared del cabecero!

Con la pared del cabecero ocurre un poco lo mismo que con la pared del sofá: tiene tanto protagonismo que a veces preferimos no arriesgarnos y la dejamos al desnudo. No temas decorarla con cuadros, láminas o una composición de fotos. Incluso desde el Feng Shui lo recomiendan: decorar las paredes con cuadros o fotos es una manera de dar equilibrio al conjunto y evitar que la energía fluya solo por abajo. 

Cabecero iluminado 00522580

164.

Una iluminación cálida y difusa

La iluminación en el dormitorio es súper importante. Evita una iluminación general cenital, puede ser molesta una vez tumbada en la cama. Además, iluminará toda la habitación de manera uniforme, resultando demasiado plana. Una buena opción es recurrir a una iluminación difusa para crear ambiente: tiras de leds tras el cabecero, una lámpara de pie, etc. En cualquier caso, apuesta por leds cálidos, de unos 3.000ºK. 

Dormitorio con ropa de cama muillida azul y gris 00442697

165.

Una cama más gustosa y con volumen

¿Cómo puedes conseguir una cama de revista? Con ropa de cama de medidas generosas. Para un colchón de 150 cm, elige una sábana encimera de 240 x 280 cm y una funda nórdica o un edredón de 240 x 260 cm.

cama-en-dormitorio--con-espejo-y-mesita-de-noche-con-lámpara-flexo-verde 438310 O

166.

Paredes decoradas que se convierten en macro cabecero

Si no puedes poner un cabecero, porque no te cabe, o no quieres que este sea al uso, una tendencia es convertir la pared en la que se apoya la cama en un maxi cabecero. ¿Cómo? Revistiéndola con papel pintado (si lo eliges con textura textil darás un plus de confort visual y calidez) o decorándola con molduras, como se ha hecho aquí. 

Dormitorio con vestidor en "U" cerrado por cortinas 00525491

167.

Ilumina bien el armario

Es básico que el armario cuente con una buena iluminación, ya sea desde el exterior o integrada en el armario. Si optas por una iluminación exterior, basta con unos focos empotrados o de superficie colocados a unos 30-50 cm frente el armario. Lo ideal es que sean orientables, para dirigir el haz de luz a la puerta del armario. Elígelos con una apertura entre los 60º y 120º: así evitarás los molestos claroscuros en esta zona. 

Dormitorio con lucernario 00510470

168.

Cestos para guardar cojines, plaids y mantas

Sí, los cestos en un dormitorio de El Mueble son un básico. ¡Y lo de útiles que resultan para guardar los cojines decorativos antes de acostarnos! Pero además de ser un práctico contenedor, son complementos decorativos por sí solos. Si quieres darle un plus de calidez al dormitorio, apuesta por unos de fibras vegetales. 

Cestos de Sacum.
Dormitorio infantil con cama arrimada a la pared y escritorio debajo de la ventana

169.

La paleta de colores pastel siempre triunfa

Porque les baja las revoluciones y son tonos dulces que combinan bien con todo tipo de estilos, no solo con los más clásicos. ¿Un ejemplo? El que ves en imagen: el rosa, que, combinado con gris, rebaja ese halo romántico y femenino que siempre se le asocia. 

Cama nido, estanterías con forma de casa y funda nórdica, en Kenay Home.
Dormitorio juvenil con cama con cajones 00500460

170.

La cama infantil Hemnes, un diseño "transformer" súper práctico

Las habitaciones infantiles y juveniles piden flexibilidad y capacidad de transformación, ya que en unos pocos años las necesidades cambian por completo. En este sentido la cama diván Hemnes de Ikea ofrece una cama individual que, cuando se necesita, se transforma en una doble, ya sea para acunarlo en el paso de la cuna a la cama, o para cuando se quede un amiguito a dormir. Además, sus tres cajones son perfectos para guardar desde juguetes hasta ropa de cama. Cuesta 299 €. 

dormitorio-cama-canape-orden-almacenaje 00522408

171.

El canapé abatible Kvitsöy, una cama con un armario extra

Los armarios nunca sobran en casa. Por eso merece la pena aprovechar la cama para guardar es un must, porque ganas un armario muy capaz e invisible. El canapé Kivtsöy de Ikea con 33 cm de altura ofrece mucho espacio para guardar. Tapizado en imitación de polipiel en blanco, está disponible para varias medidas de cama. Cuesta desde 299 €. 

dormitorio-con-armario-de-Ikea 429039

172.

El armario Pax, una solución modular y flexible

Tener un completísimo vestidor al que no le falte detalle está al alcance de todos los bolsillos gracias a la estructura de armario Pax de Ikea. Con múltiples combinaciones de sistemas de puertas, medidas, acabados y organización interior, permite confeccionarse un armario "a tu medida". Este combina las puertas Bergsbo. 

Dormitorio con lámpara de techo con cuentas de madera 00516831

173.

Una lámpara de araña actualizada con cuentas de madera

Esta lámpara es una revisión de las tradicionales lámparas de cuentas de cristal. Pero en vez de cristal aquí se ha optado por "perlas" de madera y una estructura de latón, que le da un aspecto envejecido que le suma encanto. 

Lámpara de Sacum. 
 488958 FER2998a

174.

Con dos cuadros de botánica, juntos...

Los motivos vegetales siguen de absoluta tendencia. Si quieres que tu dormitorio esté a la última, enmárcalos en un cuadro. La interiorista Marta Tobella eligió dos en tonos naturales y los apoyó sobre la repisa del cabecero. ¡Una fantástica idea para dar un toque fresco a la estancia!

Mesita de noche y cuadros, en Sacum.

 

00527480

175.

En blanco y negro

Otra composición de cuadros y letras pero esta ¡a lo grande! Ocupa todo el cabecero pintado en negro —por deseo expreso de su joven dueña—. Gracias a esa mezcla de láminas de diferentes formas y tamaños se rebaja la formalidad de este dormitorio juvenil, decorado por Paula Duarte.

Cama, de La Redoute Interieurs. Cuadros, de Amaya de Alba. 
00527806

176.

Un papel pintado diferente

El papel pintado ha resurgido en los últimos años y uno de los sitios donde más éxito tiene es en el cabecero. En este dormitorio, las interioristas Marta y Marieta Yanguas y Marta Gómez de la Serna han elegido un estampado vegetal súper delicado cuyos tonos rosados hacen juego con la ropa de cama. Con ello han conseguido un espacio romántico, fresco y exquisito.

Mesita de noche, de Hanbel.
00436803

177.

Una pared desenfadada

¿Tu hija hace colección de sombreros de paja y no sabes dónde ubicarlos? Dale un toque informal a su dormitorio fijándolos en la pared, pero no de cualquier forma. Una puerta recuperada le sirve de expositor a la interiorista Teresa Asensio para colocarlos en sus esquinas. ¡Y como guinda, una guirnalda decorativa!

Cama realizada por Antonio Sánchez Olmos.
Houzz 00526451

178.

Una pieza original

Un cuadro diferente, con acabado decapado, se convierte en foco de interés en este dormitorio diseñado por Blanca Tey. Se ha colocado sobre el cabecero en posición horizontal cubriendo toda la anchura de la cama. Junto a unas mesillas de noche vintage y un banco de madera a los pies, el estilo rústico se impone con fuerza. La ropa de cama en azul es un guiño a la proximidad del mar.

Banco, de Taller de las Indias.

 

Cómo-elegir-el-cabecero 00508715 O

179.

Para espíritus boho

Los textiles en la pared —una alfombra, un tapiz— son propuestas fantásticas, si quieres darle a tu dormitorio cierto aire étnico. Un tapiz de macramé en blanco roto es la pieza elegida por Mireia Pla para decorar el cabecero de este dormitorio. Acompáñalo de otros materiales de factura artesanal, como linos, madera y fibra. ¡Y verás qué éxito!

Butaca y lámpara, de MIV Interiores.
Cama vestida en tonos azules con un plaid beige a los pies 00507550

180.

Un espejo con cuarterones

Son la estrella decorativa del momento. Los espejos con cuarterones, que tanto hemos visto en recibidores, también se cuelan en el dormitorio. En este de la imagen, Sònia Badia lo ha colocado en horizontal sobre el cabecero. ¿Y qué es lo que se refleja en él? Otro espejo que, enfrentado, separa el dormitorio del baño en suite. ¡La solución perfecta para espacios pequeños y estrechos!

Mesita de noche, de Catalina House. Espejo, de Sacum. Lámpara y funda nórdica, de La Maison. 
dormitorio-con-molduras-en-la-pared-muebles-madera-y-fibra-y-ropa-de-cama-azul-00501574 O

181.

Con molduras très chic

¿Quieres un dormitorio que destaque por su elegancia? Decora sus paredes con molduras blancas de diferentes formas y tamaños. Además de presencia, le darás textura, movimiento y luminosidad. 

Aparador, mesitas de noche, banqueta y escalera, todo de la colección Tänk Värd, de Ikea. Cama Orje, de Ikea. Lámpara flexo, de Sacum. Lámparas de sobremesa, de Carolina Blue. 
Habitación infantil con toques rústicos 00486869

182.

Con letras vintage

Los dormitorios infantiles deben ser, ante todo, divertidos. ¿Cómo decorar sus paredes, entonces? Una propuesta que les gustará es colgar letras de madera formando palabras, bien su nombre o vocablos que signifiquen algo especial para ellos. Este de la imagen, además, con la pizarra de tiza le da un aspecto vintage encantador.

Cabecero personalizado, de Ikea.
Mesilla de noche blanca y redonda 00488805

183.

Paredes tan frescas

El verde es un color que invita a la calma. No es de extrañar que abunde en los dormitorios, tanto en la ropa de cama como en objetos decorativos. En este de la imagen, se sube por las paredes gracias a este estiloso cuadro tipo pergamino con estampados botánicos.

Funda nórdica, cuadrantes, plaid verde y sábanas amarillas, de Filocolore. Cojín pintado a mano, de Conchita Plasencia. Cerámica en forma de anémona y maceta de cerámica alta, de Bon Vent.
Dormitorio en blanco con cama bien vestida_ 00427724

184.

Ropa de cama muy sensual

Un dosel a lo Memorias de Africa, aunque tu piso esté en el centro de la ciudad. Es la clave para dar a tu dormitorio un estilo romántico de inmediato. Si añades ropa de cama de algodón egipcio o lino lavado en tonos neutros, el efecto es total. 

Dormitorio con armarios grises y gran ventana a pie de cama 00528917

185.

Crear un ambiente demasiado homógeneo

"No soy partidaria de engamarlo todo en un dormitorio. No es necesario que absolutamente todo (textiles, tapicerías, alfombra, color de las paredes…) sea igual o del mismo color. ¡Atrévete a mezclar!", recomienda Sol. 

Banqueta de Bambú Bambú. 

 

Dormitorio blanco con zona de estudio y grandes ventanales en "L" 00522640

186.

Unificar el tamaño de los cojines decorativos

"Evita usar solo un tamaño de cojines decorativos en la cama. A mí me gusta combinar dos cuadrados de unos 65 x 65 cm, dos rectangulares de 40 x 60 cm y uno redondo. Este mix crea un conjunto más dinámico y no tan rígido, como de showroom", explica Sol. 

Proyecto de la decoradora Asun Antó. 
Dormitorio con pared cabecero gris 00527481

187.

Dejar el pie de cama desnudo

"La cama es una estructura dura que conviene ablandar y la ropa de cama y los cojines decorativos ayudan a ello. Pero no debemos olvidarnos del pie de cama. Para suavizarlo y, de pasada, vestir aún más la cama, son muy útiles los plaids o las mantas, colocadas de manera casual a pie de cama", recomienda Sol. Incluso si a pie de cama tienes una banqueta, como aquí, puedes colocar un plaid con este efecto como desarreglado o bien colocar un par o más doblados.

Banqueta de Maisons du Monde. Dormitorio decorado por Paula Duarte. 

 

Dormitorio con foto de mesilla encendida 00522579

188.

Apostar por una iluminación fría en el dormitorio

El jamás de los jamases en un dormitorio de El Mueble es que tenga una iluminación fría o demasiado blanca. No solo porque resulta desangelada y poco apetecible para un dormitorio, sino porque además una luz fría tiende a activarnos, mientras que una de cálida –a partir de 2.700ºK– ayuda a relajarnos, que es lo que se suele buscar en un dormitorio.  

Cabecero diseño de la decoradora Pia Capdevila, responsable del proyecto de esta casa. Aplique de Faro. 
Dormitorio con cuadro en la pared del cabecero 00526337

189.

Colocar los cuadros demasiado altos

"Es un error habitual, colocar los cuadros demasiado altos. Me gusta dejar poca altura entre el cuadro y el mueble", explica Sol. Se recomienda dejar unos 30 cm entre el cabecero y el cuadro, aunque todo depende del tamaño del cuadro, de la habitación... Lo ideal sería que el centro del cuadro te quede a la altura de los ojos, para poder apreciarlo bien.

Dormitorio con decoración simétrica y detalles verdes 00521478

190.

Colocar la cama arrinconada en el dormitorio

"Es algo que, siempre que se pueda, evitaría en un dormitorio principal. Es diferente en una habitación infantil, donde precisamente arrimar la cama a uno de los laterales es una de las opciones más habituales para aprovechar al máximo el espacio", explica Sol. Y es que una cama doble centrada en el espacio siempre dará armonía y equilibrio al espacio. 

 Messitas de noche de Little House y apliques de Avanluce. 
Dormitorio con cabecero a medida y cama con mucha ropa de cama 00516871

191.

Dejar la cama plana

"La típica cama que parece una mesa porque no tiene volumen es algo que evitaría a toda costa", sostiene la estilista. Por eso las camas de los dormitorios de El Mueble son mullidas, apetecibles, con varias combinaciones de ropa de cama... Todo esto les da volumen y las hace mucho más gustosas. 

Cabecero diseño de la decoradora Pia Capdevila, responsable del proyecto de este dormitorio. 
Dormitorio con cama con muchos cojines 00517100

192.

Una cama sin cojines decorativos

"Las camas, para ser gustosas, deben estar bien vestidas, y los cojines son un complemento básico que ayuda a hacer más atractiva y decorativa la cama", apunta Sol. 

Cabecero de Coton et Bois. Proyecto decorativo de Asun Antó.
527480

193.

En blanco y negro

Los dormitorios juveniles aceptan colores más serios. La interiorista Paula Duarte no dudó en pintar de negro la habitación de su hija Clara. Una opción acertada siempre y cuando el mobiliario sea blanco. Una composición de cuadros decora la pared. El juego de contrastes funciona.

Cama, de La Redoute. Cuadros, de Amaya de Alba.
00493661

194.

Tres en línea

Paula, Inés y María comparten juegos, sueños y gustos en su bonito dormitorio. Por eso, les encanta compartir su habitación, lo suficientemente ancha para ubicar las tres camas paralelas. Sandra Dachs las ha elegido idénticas, separadas por mesillas de noche similares. Así, se evitan discusiones. Una larga balda, que va de pared a pared, sirve para depositar láminas y cuadros.

Camas Minnen y mesitas de noche, de Ikea. Guirnalda, en Calma House.
00521453

195.

Una habitación infantil con toques vintage

Las camas evolutivas se adaptan a la edad de las niñas, según van creciendo. La interiorista Lucía Mariñas colocó en esta habitación compartida dos camas extensibles de hierro forjado en color blanco. Las hermanas también comparten una lámpara de pie con repisa que hace de mesilla de noche y la mesa junto a la ventana, a modo de escritorio. ¿Quieres ver más escritorios infantiles baratos, prácticos y bonitos?

Camas Minnen, de Ikea.
00524525

196.

Con buena luz

Coloca el escritorio lo más cerca posible de la ventana para que disponga de suficiente luz natural. La interiorista Marta Prats así lo ha hecho en este dormitorio infantil con cabecero integrado en la cama, a modo de mesilla. Sobre él se ha fijado en la pared una divertida composición de fotos en forma de guirnalda.

Mobiliario, diseño de la decoradora.
00526334

197.

Preparada para crecer

Si creías que los cabeceros tapizados son solo para dormitorios de adultos, estás muy equivocada. La interiorista Asun Antó ha colocado un modelo alto en capitoné en esta habitación infantil y, la verdad, es que queda fenomenal junto con la cama nido y la mesilla de noche. Las guirnaldas decorativas y la alfombra bicolor rebajan la aparente seriedad del cuarto. Descubre otras alfombras infantiles para cuartos très chic

Cabecero, cama nido y mesita de noche, de Coton et Bois. Lámpara, de Brucs. Alfombra, de Carolina Blue. 
00485548 O

198.

Juvenil y súper fresh

Otro de los colores que tiene gran aceptación entre las jóvenes preadolescentes es el verde menta. Si a tu hija le apasiona, elígelo en la ropa de cama como ha hecho aquí el interiorista Daniel Lizarriturry. Combínalo con madera y fibra para darle un aspecto súper fresco a la habitación. ¿Otro truco? Integra un mueble de diseño, ahora que empieza a ser más selectiva. Por cierto, ¿te has fijado en los poyetes a modo de asientos en la ventana? 

Lámpara cesta, diseño de Miguel Milá para Santa & Cole.

 

Habitación infantil con toques rústicos 00486869

199.

Con su sello personal

A partir de los 12 años tu hija te pedirá cambios en su habitación ¡y no solo de color! También querrá eliminar esos detalles de bebé por otros más de jovencita. Puedes costumizar su cabecero, pintar las sillas o sustituir objetos decorativos por otros más estilosos, como letras de madera o lámparas de luz. Incluso puede que te pida mantener algún elemento de antaño, como esa pizarra donde aprendió a sumar y restar, por ejemplo.

Cabecero, de Ikea personalizado.
Habitación infantil cama y cuna 487129

200.

Una habitación infantil de diseño sueco

Si quieres que la transición de la cuna a la cama sea placentera, haz que ambas compartan espacio en el dormitorio infantil. Así, tu hija se acostumbrará a verla y no le resultará extraño un día levantarse en ella. ¡Hasta puede que te pida dormir en la cama de mayor! Elige un modelo extensible que le dure muchos años, como ha hecho Pía Capdevila en el dormitorio de su niña. ¿Quieres ver cómo personalizar este modelo para que no se canse de él?

Cama de forja Minnen y cuna, de Ikea. Papel pintado, de Sandberg. Lámpara aplique, de Bloomingville. Alfombra redonda y pufs, en Calma House. 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?