Camas

201 /3923
domitorio infantil con techo abuhardillado de madera 00497891

201.

Presidido por la madera

Hay dormitorios cuyas dimensiones o distribución impiden colocar una mesilla de noche. Mira cómo lo ha solucionado aquí la interiorista Jeanette Trensig: ha llevado la madera del pavimento hasta el marco de la ventana realizando un murete con repisa. De esta forma ha ganado una superficie y ha multiplicado la calidez de la estancia gracias al buen uso de la madera. Material que se repite también en el techo de vigas, muebles y en determinados objetos de decoración.

Lámpara flexo, de Avanluce.

 

 

00500452

202.

Con múltiples cojines

Haz caso a sus aficiones. ¿Le gustan los robots, los animales o los aviones? Decora su habitación con accesorios que hagan referencia a ellos ¡y verás qué contenta se pone! Láminas, objetos deco, cojines estampados... ¡todo vale! La interiorista Esther Mercé ha optado en este dormitorio por una cama con cajones en blanco y nórdico a juego con los cojines de suelo.

Lámpara aplique y cortinas, de Ikea. taburete, en Filocolore. Alfombra, en Sacum. 
Habitacion infantil con arrimadero, techo abuhardillado y ropa de cama rosa con estampado floral-507342

203.

Vestida de rosa

La etapa de todo al rosa es todo un clásico pero tranquila porque todo pasa. Si están en ella, elige complementos en este color que son más fáciles de sustituir con el tiempo. Y los muebles mejor en un blanco atemporal. La interiorista Ana Galofré eligió un revestimiento de madera, a modo de arrimadero, una ropa de cama con estampado floral muy coqueta y accesorios de fibra que le dan calidez.

00508579 O

204.

Un dormitorio juvenil con estilo

Es verdad que, con el tiempo, sus gustos cambian. Y del rosa o el lila pasan a diseños mucho más personalizados. Si quieren decorar su dormitorio con un papel pintado tan sugerente como este, procura que la ropa de cama y los complementos sean discretos. Mireia Torruella, de Júlia Brunet Interiorisme, ha elegido colores lisos y accesorios de fibra vegetal en la lámpara y la mesilla de noche.

 

dormitorio-infantil-con-camas-de-obra-revestidas-de-microcemento-00510505 O

205.

Revestidas a la moda

El microcemento es un material que está en plena tendencia. La interiorista Silvia Aranda lo ha utilizado en el dormitorio de sus hijas tantos en las paredes como en las camas de obra dispuestas en línea. Unos buenos colchones, altos y mullidos, les dan la réplica y una delicada guirnalda de ganchillo recorre la pared, decorándola.

Alfombra, mesa y taburetes, de Coco-Mat.

 

Dormitorio infantil y cuarto de juegos separados por tabique y cuarterones de cristal-513113

206.

Con zonas diferenciadas

¿Quieres que la zona de descanso esté separada de la de estudio? Rubén de Matea lo ha solucionado colocando un medio tabique con cerramiento de cristal que no reste luminosidad al espacio. Un cabecero de obra acoge las camas en paralelo donde duermen las dos hermanas.

Lámpara, de Decolab. Taburete, de Rue Vintage 74. Alfombra y cesto de pera, de Thanks Mum. Mesa y sillas, de Zara Home. Espejo, de Los Peñotes.

 

Dormitorio infantil con muebles a medida, accesorios de fiba natural y mucho epacio de almacenaje 517095

207.

Pegada a la pared

¿La habitación de tu hija es pequeña? Aprovechar al máximo el espacio es la solución. La interiorista Asun Antó lo logró en este dormitorio con muebles a medida: una cama alta con otra extra, cajones para guardar y una estructura puente con baldas y mesilla integrada. Al otro lado se colocó el escritorio.

Mobiliario, papel pintado y lámpara de techo, en Coton et Bois. Alfombra, de Ofelia Home & Decor. 
Dormitorio infantil con papel pintado, alfombra, silla y cesta de fibra natural-522727 O

208.

Su casita particular

Las habitaciones infantiles deben ser divertidas. En esta de la imagen, Begoña Susaeta ha elegido una estructura de cama y una estantería en forma de casita que le hará imaginar mil y una aventuras. En el centro, una buena alfombra para sentarse a jugar en el suelo. 

Dormitorio con papel pintado de árboles en la pared del cabecero 00519972 O

209.

Un bosque en el dormitorio

Este original papel pintado que simula un bosque en invierno llena de personalidad este dormitorio de casa de pueblo. El cabecero se ha elegido en gris, en sintonía con los tonos del papel, para que nada eclipse este papel con vocación de mural. 

Papel pintado de Cole & Son.
Habitación infnatil con muebles blancos y papel pintado de flores azules 00527797

210.

Un dormitorio con toques de azul y sabor provenzal

El provenzal azul grisáceo de las puertas es el que ha marcado la decoración de este dormitorio, donde el mobiliario en blanco se ha coloreado con un papel pintado floral que reviste la pared del cabecero sin recargar el espacio. 

Papel pintado de Cole & Son. 
Dormitorio con papel pintado de franjas difuminadas 00527434

211.

Un papel con grandes franjas difuminadas

Son franjas, pero con un efecto difuminado muy tendencia, que parece desdibujar los límites y da un efecto más soft y envolvente. 

Papel de Cole & Son. 

 

Dormitorio con cabecero a medida y papel pintado de plumas_522578

212.

Delicadas plumas que visten y dan personalidad al dormitorio

En este dormitorio la decoradora Pia Capdevila quiso darle un toque especial a la pared del cabecero con este original y personalísimo papel pintado con plumas. Es delicado y, a la vez, viste la pared del cabecero. 

Papel pintado de Sanderson. 
Dormitorio abuhardillado de casa de montaña con papel pintado que simula piel de potro 00519992

213.

Un papel que simula la piel de potro

En esta buhardilla la pared de la cama tiene poca altura por eso se ha prescindido del cabecero tradicional, que hubiera quedado encorsetado. Así que se ha reemplazado por un papel muy original que simula la piel de un potro. Es muy de montaña y en esta casa nos funciona muy bien. 

Papel pintado, en Marina&Co. 
 MG 3718
Felipe Scheffel

214.

El acceso desde el dormitorio

Desde el dormitorio se ve claramente el acceso al vestidor y el baño. Quitar las puertas entre dormitorio y vestidor ha sido una buena manera de ganar espacio. ¿Otro truco? Los colores son muy similares tanto en el dormitorio, como en el baño y el vestidor. Fíjate en el tapizado del cabecero: es la misma tela que el puf del vestidor y su tono es como el de los revestimientos del baño.

dormitorio con ventana abierta para ventilar 00510284

215.

La importancia de ventilar para purificar el aire

dormitorio-pequeno-ventana-00511353

216.

¿Cortinas o estores?

En dormitorios minis el objetivo es crear una atmósfera confortable y luminosa. Para ello las telas con las que vestir la ventana tienen mucho peso. Las cortinas son más voluminosas, llenan más. Los estores quedan más pegados a la ventana (ganarás centímetros en un espacio pequeño). Siempre en tejidos de colores claros aunque no sea el mismo que la pared.

Cabecero de lino de Catalina House y apliques de La Maison.
dormitorio-pequeno-puerta-corrdera-00526659 O

217.

Menos puertas para que fluya la circulación

Un truco estético y organizativo para planificar un dormitorio pequeño es que las puertas que se encuentren dentro (como la que comunica con un mini vestidor o baño en suite) sean correderas. Mejor integradas en tabique. Así no se pierde espacio ni hay que tener en cuenta el espacio que "pierde" la apertura de una hoja abatible.

Cabecero y apliques en Sacum.
dormitorio-carbcero-listones-madera-00524456 O

218.

¿Cómo debe ser el cabecero?

El cabecero es una pieza que puede decorar la pared en la que se apoya la cama. Los hay ligeros. Debe sobresalir 10 cm por cada lado de la cama y tan alto como el espacio lo permita. Lo más recomendable es que sea de poca altura (imprescindible si el techo es inclinado) o un diseño vertical, como este. Así se amplía visualmente el espacio entre suelo y techo. Los tamaños medios harán que se luzca, pero de deja espacio para decorar la pared.

Cabecero diseñado con lamas de madera rechapadas en roble por la decoradora Pía Capdevila y lámpara de Maisons du Monde.
dormitorio-pequeno-mesita-lampara-techo-00526388 O

219.

Un truco para hacer crecer el espacio

Gana espacio en la mini mesita de noche con lámparas de techo o apliques que despejen la superficie. Sin renunciar a una correcta iluminación ambiental o puntual, muy decorativa, pero ganando centímetros para colocar una caja, el despertador, el libro o un jarrón con flores.

Cabecero y lámpara de Coton et Bois y mesita de noche de Brucs.
dormitorio con cerramietno cristla en cabecero 00505434

220.

Aperturas de cristal

Otro recurso que hace crecer los metros de un dormitorio pequeño es abrir el espacio con cerramientos de cristal. Bien una pared entera, un vano, la separación con el armario tipo closet, con el baño… En cada caso habrá que analizar cuál es la opción más adecuada, pero notarás la sensación de amplitud.

Apliques de Marset.
dormitorio techo madera 00510284

221.

Superficies despejadas en su justa medida

Mucho orden. Genera sensación de limpieza y equilibrio, al tiempo que el dormitorio se siente más sosegado. Decora con objetos pero sin saturar. Se debe sentir vivido pero no atiborrado. Es preferible quedarse algo corto que pasarse.

Casa de la interiorista Marta Tobella. Cabecero a medida diseñado por ella y banqueta y lámpara flexo en Sacum.
dormitorio cabecero rosa y ventana con estor 00511508

222.

¿Qué colores son para un dormitorio pequeño?

Para que el espacio parezca más amplio lo ideal son los colores claros. Pero no solo vamos a decirte que uses el blanco. Hay muchos matices dentro de este color. ¡Explóralos! Los tonos taupe, arena, gris piedra… son ideales. Para que no todo sea blanco, pon color en una pared, en la más larga y que reciba más cantidad de luz natural.

Cabecero y lámpara de sobremesa de Rue Vintage 74, banqueta de Snobworks y alfombra de Gancedo.
dormitorio con cabecero de obra 00516871

223.

Cabecero de obra, ¡muy buena opción!

Los cabeceros de obra son perfectos para dormitorios pequeños porque resuelven la decoración con funcionalidad. Visten la pared y pueden acoger las mesitas de noche de manera que se prescinde de este elemento. En su lugar baldas u hornacinas. La propia repisa del cabecero puede servir de apoyo. Los hay de fondo 20 cm, para las habitaciones más reducidas.

Cabecero de DM diseñado por Pía Capdevila y aplique de Faro.
dormitorio-pared-cabecero-revestida 00518596 O

224.

La distribución de un dormitorio pequeño

Imagina tu dormitorio como un lienzo en blanco en el que no hay nada más que paredes, ventanas y radiadores. Para hacer crecer los metros la ubicación de los muebles es fundamental. Empieza por la cama, dónde irá. Evita debajo de la ventana. Colócala frente o perpendicular a ella y donde tenga cierta privacidad respecto a la entrada. Deja espacio alrededor de ella (al menos 50 cm) y distribuye el resto de piezas. ¿Algún retranqueo? Ubica un armario o una zona de lectura allí.

dormitorio-aprovechar-espacio-mueble-pared 00519747 O

225.

En la pared frente a la cama

Como truco para hacer crecer los metros de un dormitorio pequeño de manera útil, toma nota: diseña un mueble al pie de la cama de la medida que permita el espacio. Deben quedar 40 cm al menos entre la cama y este. Los muebles de 30 cm son perfectos como zapateros. En 35 cm ya puedes guardar ropa doblada en baldas y en 40 cm poner cajones (en menos no merece la pena por el espacio que se desperdicia).

Cómoda en DM lacado diseño de la decoradora Laura Ehlis.
dormitorio pequeno con armario en blanco 00521444

226.

El armario, lo más grande posible

El armario es voluminoso. En dormitorios pequeños hay que ganar espacio para guardar así que escoge uno lo más grande que permita el espacio, respetando las zonas de paso. Lo ideal es que quede adosado a una pared larga, que tenga un diseño de suelo a techo y con frentes lisos en color blanco o en el mismo color suave de la pared, para integrarlo.

Cabecero diseñado por la decoradora Lucía Mariñas.
dormitorio-espejo-cabecero 00521375

227.

Un espejo en el cabecero…

Para decorar la pared y ganar profundidad. Los espejos reflejan la luz. Evita colocarlos delante de una ventana si las vistas no son muy bonitas. Los más decorativos son perfectos para las paredes, como este tipo ventana. Si prefieres un diseño de pie, instálalo en la pared directamente.

Espejo y consola de Merc&Cía y lámpara de sobremesa de Carolina Blue.
dormitorio-cama-canape-orden-almacenaje 00522408

228.

Más espacio en el cuarto

¿Cómo ganar más espacio para guardar en un dormitorio pequeño? El canapé es un gran aliado. Y si tienes que sumar armarios en la pared del cabecero puedes hacerlo con columnas al lado de la cama o a modo de puente, como en este proyecto. Opta por un fondo reducido (40 cm) para que quede demasiado voluminoso.

Armario, ropa de cama, cojines y lámpara flexo de Ikea.
dormitorio pequeno con muebles a medida 00522582

229.

Aprovecha el espacio debajo de la ventana

Cuando se trata de tener soluciones para guardar en habitaciones mini sin saturar, los muebles a medida resultan adecuado para aprovechar, por ejemplo, la zona que queda debajo de la ventana. Un mueble a media altura es perfecto con puertas o cajones (en este caso debe tener al menos 40 cm de fondo) y puede acoger un compartimento cubrerradiador.

Muebles diseñados por la decoradora Pía Capdevila.
Mesillas de noche 00522726

230.

Detalles de los textiles

Sí a los mullidos y acolchados, a las texturas. Pero no tanto a volantes exagerados o lazos. Mejor detalles discretos. Alguna borla mejor que volante, por ejemplo. En dormitorios pequeños lo liso es una apuesta segura. Pero la mezcla de texturas enriquece. Sí al capitoné. Lo mejor, siempre fibras naturales.

Cabecero diseño de Sube Interiorismo y realizado por Ebanistería Landa. Mesita de noche de Hübsch Interiors y aplique AJ de Louis Poulsen en Susaeta Iluminación.
Mesilla de noche blanca y madera 00524716

231.

Las mesitas de noche más apropiadas

Lo ideal es que las mesitas de noche sean ligeras. Puede tratarse de un diseño suspendido en la pared, que deja despejado el suelo; o un diseño de patas altas con estructura metálica abierta. Evita las más cuadradas o rectangulares, pegadas al suelo. Y también las cómodas como mesita (más apropiadas cuando hay espacio). Puedes sustituir la mesita por una lámpara de pie con bandeja o un taburete.

Cabecero de La Maison, mesita de noche de Carlos Santiago y apliques de Marset en Avanluce.
cama vestida en tonos amarillos y ocre con mesita de madera 00525517 O

232.

La ropa de cama

Es preferible que optes por tonos lisos en las piezas más grandes e introduzcas algún estampado en cojines. Vestir la cama con cuadrantes de 50 x 50 o 60 x 60 cm también es para dormitorios pequeños. Si la cama está bien vestida, prácticamente no necesitarás más decoración o la mínima sobre los muebles, y se verá ordenado y despejado el espacio.

Cabecero ideado por la decoradora Júlia Casals con una alfombra de ratán de Zara Home. Mesita de noche de Jordi quintana en IMO y lámpara de Joan Lao.
00495543

233.

Un espejo vintage

Los espejos de madera decapada tienen un encanto especial. Y si no fíjate en este modelo fijado a una pared del dormitorio. Gracias a su forma vertical, la habitación parezca más larga. Su marco en un azul envejecido armoniza con la ropa de cama dándole un aspecto muy fresh.

Cabecero, de Singular Market. Mesita de noche, de Maisons du Monde. Lámpara de sobremesa, de Hanbel.
Cama vestida en tonos azules con un plaid beige a los pies 00507550

234.

Sobre el cabecero

Un espejo horizontal en cuarterones negros es el modelo que ha elegido la interiorista Sònia Badia en este dormitorio. ¿Y dónde lo ha colocado? Sobre el cabecero para que se refleja la luz que entra por la ventana. Así se consigue una estancia más luminosa. ¿Otra opción menos predecible? Apoyado en la mesilla de noche, por ejemplo, conseguirás darle un aire más rompedor a la habitación.

Espejo, de Sacum. Mesita de noche, de Catalina House. Lámpara y funda nórdica, de  La Maison. 

 

Mesilla de noche dorada redonda 00501552

235.

Un puntito atrevida

¿Quieres un dormitorio con un toque sofisticado? Entonces introduce mesitas de noche que no dejen indiferente a nadie, como este modelo dorado con pie cónico y sobre redondo. Si te fijas, su tonalidad hace juego con los embellecedores de los enchufes. Decora su sobre con piezas de cristal y cerámica sencillas que le aporten calidez y no le hagan sombra.

Dormitorio con mesilla de noche y cabecero 00525516

236.

Una mesita de noche en forma de tronco

Fibra y madera protagonizan la decoración de este dormitorio en el que la interiorista Júlia Casals ha elegido una mesilla de noche diferente y original: un tronco de madera con amplia superficie de apoyo para colocar todo lo necesario.

Mesita de noche, de Jordi Quintana, en Imo. Cabecero ideado por la decoradora con una alfombra de ratán, de Zara Home. Cortinas confeccionadas con tela de La Maison. 
Dormitorio con banco bajo la ventana como rincón de lectura

237.

Un banco como espacio de relax en el dormitorio

¿Te gusta leer en la habitación, pero siempre acabas durmiéndote? En lugar de hacerlo en la cama, prueba a montarte un banco bajo la ventana y equípalo con espacios de almacenaje para favorecer el orden en el dormitorio.

dormitorio infantil con dos camas_00511505

238.

¿Hay hermanos?

Puedes clasificar por niño o por uso, poniendo más a mano lo de los más pequeños. ​

Dormitorio con cama con dosel_00525566

239.

2. Un dormitorio romántico con piezas escogidas

En este dormitorio con salida al jardín, la espectacular cama con dosel es, sin duda, la protagonista del espacio. De hecho, cuando cuentas con una pieza así es mejor no sobrecargar el dormitorio para que no quede demasiado "pesado" y, evitar, a su vez, que ningún otro mueble compita con ella. 

Dormitorio blanco con molduras y cabecero tapizado en capitoné_00507001 O

240.

1. Un dormitorio moderno con un guiño clásico

La decoradora Natalia Zubizarreta ha optado por una decoración actual que contraste con la base señorial de este dormitorio. Así, el cabecero en capitoné, una pieza clásica que ahora es tendencia, se lleva a la perfección con las lámparas de diseño y look industrial o el banco de madera raw. 

Dormitorio en rosa y azul 00515088

241.

3. Un dormitorio decorado en verde agua

Este dormitorio es pequeñito, pero la decoradora Bergoña Susaeta quiso decorarlo como un gran dormitorio. El papel pintado con una base en verde agua viste las paredes y un cabecero tapizado y en capitoné enmarca la cama. El toque cálido viene del chifonier, una pieza de madera que optimiza el espacio al máximo al almacenar a lo alto.  

Dormitorio señorial en blanco_00501570 O

242.

4. Un dormitorio de esencia señorial con vocación atemporal

Se puede ser clásico y, a la vez, actual. Y este dormitorio es buena prueba de ello. El espacio en sí le confiere su esencia señorial, mientras que la cuidada selección de piezas, unas de tendencia, como la butaca, y otras recuperadas, como la cómoda, crean un mix que le da carácter y vocación atemporal. 

 

00516871

243.

Estrena ropa de cama

Aprovecha la semana blanca que ofrece el mes de febrero para renovar la ropa de cama: sábanas de lino o algodón, fundas nórdicas estampadas, mantas gustosas y ligeras... Elige modelos en tonos neutros que casan con cualquier estilo, juega con distintos colores de la misma gama ¡y verás que elegante queda tu dormitorio! Es lo que ha hecho en este dormitorio la interiorista Pía Capdevila.

Cabecero de DM, diseño de Pía Capdevila. Aplique, de Faro.
Dormitorio con pared del cabecero pintada en verde con molduras

244.

Paredes mal pintadas

Mucho cuidado con este punto, porque una pared mal pintada y con desconchones tirará por la borda todo el esfuerzo que hayas puesto en la decoración. Aunque en las películas siempre parece que pintar las paredes es una cosa de lo más sencillo y divertido, si quieres un acabado 100% profesional te aconsejamos que contrates los servicios de un pintor. Vigila también las manchas de humedad, ¡porque generan un look terrible!

Lámpara, en Cado. Espejo, en Sacum. Alfombra, en Gra. 
dormitorio rustico con paredes de madera 00519496-O

245.

Sencillez en las cortinas

A veces, la solución más sencilla es la más estilosa. Y eso se ha hecho en este acogedor dormitorio rústico. Con unos sencillos visillos de lino color topo se cubren las ventanas que dan al pequeño balcón.   

Cabecero de obra. Butaca y lámparas, de Sophie Bataglia. Alfombra, de Little House.
 DSC8448

246.

Una cortina para una ventana triangular

A veces las ventanas tienen formas que no cumplen con los estándares habituales. Eso implica echar mano de la imaginación y encontrar soluciones ingeniosas y decorativas a la vez. Y así lo han hecho en este dormitorio rústico, en el que la cortina tiene la forma triangular de la ventana. Sin duda, lo más llamativo, es la atractiva forma que se consigue cuando está recogida. 

Funda nórdica (modelo Alvine Kvist), adornos navideños y alfombra de Ikea. Cojín beige de Matèria. Lámparas de Chehoma.
00500590

247.

Doble cortina blanca y mostaza

Una tipo visillo en blanco, ideal para limitar la entrada del sol durante el día; y otra de un tejido más tupido en color mostaza, que impide la entrada del frío y de la luz, garantizando un sueño reparador. Un éxito asegurado. 

Cabecero y mesita de noche, diseño de Natalia Gómez Angelats. 
Dormitorio en rosa y azul 00515088

248.

Dos estores a medida

En este acogedor y luminoso dormitorio se han elegido unos estores a medida para vestir las ventanas. Y es que cuando hay una ventana 'rara', son la mejor opción. Aunque son un poco más caros, el resultado es mucho mejor. 

Cabecero, diseño de Sube Interiorismo, diseñado a medida por Deco Lur Sofá. Papel pintado, modelo Voyage, en Gancedo. Lámpara aplique, modelo Astro, en Susaeta Iluminación. Mesita de noche, de Crisal Decoración. Estores, de Sube Interiorismo, con tela de Jover, modelo Vintage Raya, confeccionados en Denbora&Galeo.
Dormitorio de invierno 00519946

249.

Dormir en pleno bosque

En este dormitorio, la sensación de conexión con la naturaleza se produce a través del papel pintado que decora la pared del cabecero: un diseño en blnaco y gris con troncos que, además, tiene un diseño vertical que concede amplitud.

Cabecero de Tejidos Julián Sánchez, papel pintado de Cole & Son, banqueta de Sandra Marcos y alfombra de Ikea.
papel-pintado-dormitorio 00508580 O

250.

Papeles pintados que no dejan indiferente a nadie

¿Sabías que la medida habitual de un rollo de papel pintado es de 0,53 x 10,05 m (ancho x largo)? Cubre 5,3 m2 aunque depende de si se trata de un papel liso o hay que tener en cuenta el desperdicio en caso de tener que hacer cuadrar el estampado (raccord). También hay papeles high level que se venden en medidas especiales. Te proponemos algunos papeles de Leroy Merlin con mucha fuerza como el usado en este dormitorio.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?