1 /25

1.

Con un cabecero tipo murete en blanco y madera

Decorar dormitorios en blanco y madera.

Blanco y madera son un dúo condenado a entenderse. Y es que si el blanco aligera la madera, la madera caldea el blanco, que puede resultar un poco frío. En este dormitorio, la decoradora Beatriz Hernández ha diseñado un cabecero de DM lacado en blanco pero para que no resultara demasiado "soso", lo ha personalizado con detalles de madera, como las mesillas a modo de hornacina o el sobre. También de madera es el banco a pie de cama, que completa un dormitorio pequeñito pero bien aprovechado.

Cabecero realizado a medida por la decoradora Beatriz Hernández. Banqueta y espejo de Pantay. 

2.

Un refrescante dormitorio de base blanca con toques de madera

Ideas de dormitorios en blanco y madera.

Este dormitorio es sereno, relajante y muy fresquito. Y la clave es la apuesta por un total look en blanco, que crea una base muy neutra que ayuda a ampliar la sensación de espacio de un dormitorio coqueto pero pequeño. La madera de los taburetes a pie de cama y la mesilla volada crea contraste y aporta calidez. 

Mesita de noche de Amazon y taburetes de Catalina House y Carolina Blue. 

3.

Un dormitorio rústico más ligero gracias al blanco

Dormitorios en blanco y madera.

En dormitorios rústicos, en los que es habitual que la madera mande, aliarse con el blanco es siempre un acierto, porque ayuda a aligerar visualmente el espacio. Aquí, el blanco se ha llevado, además de las paredes, al banco zapatero de debajo de la ventana. 

Cabecero y banco realizados a medida. Banqueta de Tine K Home. 

4.

Muy luminoso con un total look en blanco

Ideas de dormitorios en blanco y madera.

El blanco reina en este dormitorio, en el que se ha multiplicado la luz abriendo una gran ventana en la pared que comunica con el baño. Para que el conjunto no resultara demasiado monocromático, se han combinado piezas de madera, que rompen con el blanco y aportan calidez, como la cómoda, la encimera del mueble de baño o los espejos. 

Mueble de baño y espejos de IKEA. 

5.

Un dormitorio muy natural decorado con madera y fibras

Ideas de dormitorios en blanco y madera.

Apostar por una base en blanco es siempre un acierto, porque cuentas con un lienzo neutro al que puedes sumarle carácter y estilo mediante la decoración. Aquí, se ha apostado por un look muy natural, con piezas de madera y bambú, y detalles de fibras, como la original composición que decora la pared del cabecero. 

Banqueta de Sacum y cortinas de Filocolore. 

6.

Un dormitorio en blanco y madera con un cuidado mix de estilos

Dormitorio blanco y madera de estilo rústico.

Relajante y estiloso. Son dos de los muchos adjetivos que nos vinieron a la mente cuando vimos este espectacular dormitorio la primera vez. Su base en blanco, pero en un matiz muy cálido que ayuda a arropar un espacio generoso de techos altos, se ha acompañado de piezas escogidas de madera, como el armario vintage, la mesilla más actual o el banco. El cabecero en capitoné de lino añade un plus de confort y un toque clásico muy elegante.

Cabecero de Artwood. Mesitas de Freer Living. Alfombra de RugVista. Armario vintage de Olsson & Jensen. 

7.

El frescor del blanco y la calidez y carácter de la madera

Decorar el dormitorio en blanco y madera.

Este dormitorio respira un aire muy natural, y aún siendo pequeñito, tiene mucho encanto. La decoradora Ángeles Rodes apostó por un blanco cálido para las paredes y el techo y lo combinó con la madera, gran protagonista del armario empotrado hecho con pino imitando las antiguas persianas mallorquinas. 

Apliques y cojines de Maisons du Monde. Ventilador de Leroy Merlin. Cama de Ikea.

8.

Un dormitorio de esencia rústica en blanco, madera y piedra

Ideas de decoración de dormitorios en blanco, madera y piedra.

Cuando cuentas con un espacio como el de este dormitorio, qué menos que darle protagonismo. Ariadna Asturias, de la constructora Somnisamida, rehabilitó las paredes de piedra de esta masía del s. XVI y le dio, junto con las preciosas ventanas en semiarco, su merecido protagonismo. Y se alió con el blanco, incluso en las vigas de madera, para aligerar el conjunto. El suelo de madera, los preciosos fraileros recuperados o el banco a pie de cama suman calidez a un espacio que respira tradición actualizada. 

Banco de madera recuperada. Butaca de India & Pacific.

9.

Un dormitorio en blanco y madera con colores tierra

Dormitorios en blanco y madera.

En este espectacular dormitorio con un gran cabecero de pared a pared se ha optado por dar protagonismo al blanco y agregar detalles en madera como en la hornacina que actúa como mesita de noche. Para potenciar la calidez de la madera se han elegido unos cojines y plaids en tonos tierra y amarillo.

10.

Un dormitorio en blanco con un maxi cabecero de madera

Ideas de dormitorios en blanco y madera.

En El Mueble te hemos animado muchas veces a pintar una de las paredes de tu dormitorio de otro color, ¿y si esta vez apuestas por la madera? Es cálida, no pasa de moda y ejercerá de cabecero improvisado. Además, contrasta muy bien con el blanco. Aquí, la decoradora Asun Antó ha llevado la misma madera a las mesillas de noche y ha acompañado la calidez de la madera con unos textiles en un alegre amarillo y tonos tierra. 

Cabecero y mesilla diseño de la decoradora Asun Antó. 

11.

Un rústico actualizado en blanco y madera y con piezas singulares

Ideas para decorar dormitorios en blanco y madera.

Este dormitorio respira una atmósfera campestre y natural donde el blanco y la madera conviven de manera armoniosa y se complementan a la perfección. El blanco del dormitorio aporta frescor y hace de lienzo de una decoración sobria pero con piezas singulares, como la cómoda o la butaca de cuerda.

Cómoda de Tikamoon y butaca de Kave Home. 

12.

Madera recuperada sobre fondo blanco

 Parece el título de un cuadro pero es que el color blanco en la pared es un gran lienzo en blanco. Enmarca tu cama como si de un cuadro se tratara con un cabecero DIY. Este está hecho con unas puertas, ¿sabes como se hace? Apúntate al handmade con la madera. El detalle final: potencia la cama con unos cojines en un color alegre.

13.

Un dormitorio romántico y fresquito en blanco

Dormitorios en blanco y madera.

Este dormitorio parece llevar escrita la palabra "verano". Se ha optado por un look monocolor en blanco –desde las paredes hasta la imponente cama con dosel y la ropa de cama–, coloreado por toques de verde en los textiles y por la calidez de la madera de la mecedora y la carpintería. 

Cama, en Casa Todi.

14.

Cuando la madera se sube por las paredes

Decorar dormitorios en blanco y madera.

La decoradora Begoña Susaeta llevó el suelo laminado por la pared y el techo, en todo el ancho de la cama, enmarcándola a modo de original cabecero y creando una agradable sensación de dosel, como si envolviera y recogiera la cama de este dormitorio. Las paredes blancas con molduras equilibran el peso de la madera y suman elegancia.

Cabecero diseño de la decoradora Begoña Susaeta. 

15.

Con pequeños toques de negro

Ideas de dormitorios en blanco y madera.

 Blanco, madera y... ¡hierro! En pequeñas dosis el color negro funciona. Este dormitorio de look rústico recuerda a una cabañita de montaña. 

Banqueta, de Sacum. Lámpara aplique, de Maisons du Monde.

16.

Con un original cabecero acristalado

Decorar dormitorios en blanco y madera.

La decoradora Begoña Susaeta tiró de ingenio en este dormitorio que es pequeñito pero muy estiloso. Así, ideó un panel de cristal que sirve de cabecero y crea, a su vez, un corredor que aísla la zona del vestidor y a la vez deja que pase la luz. Al teñirlo todo en blanco, esta sensación de claridad se multiplica. La carpintería, de madera y en un tono rojizo, destaca sobre esta base tan neutra. 

Cabecero diseño de la decoradora. 

17.

Madera en los complementos

Dormitorios en blanco y madera.

En este dormitorio, el blanco es color dominante y la madera su complemento perfecto. El cabecero de roble y la cómoda realizada a medida equilibran y le dan una nota de calidez a la estancia. El plaid y los cojines en color azul, endulzan la cama. 

Cabecero de roble y cómoda, realizada a medida por Vive studio. Banqueta, en Velafusta.

18.

Juego de equilibrio

Ideas de dormitorios en blanco y madera.

Los dormitorios que están en una buhardilla corren el peligro de parecer más pequeños de lo que son. ¿Un truco? Pintar las vigas del techo en blanco para ganar luz . El suelo madera natural es la clave para no perder calidez. El toque final lo dan las telas en tonos rosados que le dan un aire muy romántico.

19.

El dosel de madera

Ideas para decorar un dormitorio en blanco y madera.

Las camas con dosel crean un ambiente mágico y romántico en el dormitorio. Elige uno con madera para que no quede demasiado cursi. Con las paredes blancas, el plaid rojo y la gran alfombra de yute esta cama le da un aire mediterráneo precioso. ¿Qué tendrán las camas con dosel

Cama con dosel diseño del estudio de Del Pino& Del valle. Taburete y alfombra, en Fernando Moreno.

20.

Madera transformada

Ideas para decorar un dormitorio en blanco y madera.

Este dormitorio respira romanticismo por sus cuatro paredes y es que la combinación de blanco y madera pega con todo, pero, ¿dónde está la madera natural? Escondida bajo una capa de chalk paint. Es un gran recurso si no quieres disponer de una pieza de madera al natural. Los textiles han potenciado este efecto suave y delicado.

21.

Madera muy clarita

Ideas de dormitorios en blanco y madera.

¡Qué gran idea! Un cabecero y una mesita de noche de madera muy clara, casi blanca a conjunto del parquet y las vigas. Crea un ambiente muy suave y romántico y se camufla con la pared blanca. 

Mesita de noche, de Carmen Caubet. Lámpara de sobremesa, cuadro y espejo, de Cottatge Little House.

22.

El poder de los materiales

Dormitorios en blanco y madera.

 La dureza de la piedra, la calidez de la madera y la pureza del blanco se unen en este dormitorio para dar un estilo muy romántico y delicado a la cama. Han optado por unos textiles claros para crear un efecto rebote en las paredes y ganar mucha más luz. La cama con dosel es un gran aliado de este estilo y las telas que cuelgan de él recuerdan a los dormitorios de las princesas medievales.

Cama modelo Llamas y mesitas modelo Perpignan, de Becara, en el estudio de Mónica Garrido. Cortinas, de Jardin D'ulysse España. Alfombra de lana, de Ikea.

23.

El abrazo de la madera

Dormitorios en blanco y madera.

Este dormitorio no es muy grande pero ha sabido combinar bien su mobiliario para crear un ambiente cálido y acogedor sin perder metros. ¿Cómo? Con la pared en blanco para que multiplique el espacio, el suelo y el techo en madera clara y un gran cabecero a medida de tonos oscuros. Las plantas y los textiles en verde pastel le dan el aire fresco que le falta. 

Cabecero y cama a medida, diseño de Home Deco. Banqueta de IKEA.

24.

Estilo nórdico

Ideas de dormitorios en blanco y madera.

Endulza el dormitorio con plaids y cojines de colores pastel, el blanco de la pared hará el resto. Añade una banqueta de madera clara para almacenar los textiles. 

Banqueta, en Deco& Living. Mesita de noche y lámpara flexo, en Maisons du Monde. Cabezas de animales de esparto, de cestería Sagon.

25.

Robusto y claro

Dormitorios en blanco y madera.

La calidez del parquet, de las cortinas y del robusto cabecero de madera, encajan perfectamente con el blanco de la ropa de cama, las paredes y el de las ventanas multiplicando la luz y los metros.

Blanco y madera es una combinación que nunca falla. Transmite tranquilidad y ayuda a dormir y la madera da el punto de calidez para que no resulte frío.

Complementa tu dormitorio

  • Eligiendo unas cortinas frescas y suaves
  • Combinando cojines para una cama muy mullida
  • Cuidando la iluminación al detalle para que sea un lugar de paz
  • Da el protagonismo a las telas: con un plaid, estampados, alfombras...
  • Incluye un cesto para guardar los cojines y mantas

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.