Recibidores

151 /2341
Recibidor con lámpara suspendida y alfombra azul.

Mueble, de Malana's Workshop. Lámpara de techo, de Ay Illuminate, en La Maison. Alfombra, de Hoome..

El Mueble

151.

Una lámpara de techo que destaque

Asegúrate de tener una buena iluminación en la entrada. Combina una luz principal en el techo con luces de pared o lámparas de mesa para crear un ambiente acogedor y resaltar elementos decorativos. Sin duda, una lámpara de techo XXL marcará un punto de estilo y personalidad en tu recibidor.

Recibidor con banco de madera y cojines.

Recibidor decorado por Marta Tobella con un banco de Sacum.

El Mueble

152.

¿Qué tal si colocas un banco?

Seguro que son muchos los recibidores de la revista El Mueble en los que has visto que un banco, si no el único, sí es el mueble protagonista. Y es que, por su valor práctico, es una pieza perfecta para este espacio. Eso sí, el toque de revista se lo darás si sabes con qué detalles acompañarlo. Unos cojines en el respaldo y unos cestos de fibra bajo el asiento quedarán ideales. 

Recibidor con consola de madera y espejo tipo ventana.

Consola, de Asitrade. Espejo, de El Taller de las Indias.

El Mueble

153.

Suma calidez

¿Cómo? Completa la decoración de tu recibidor con detalles de materiales naturales. Así, en este caso, la consola se ha acompañado de unos vistosos cestos de fibra que, además de resultar muy prácticos para organizar y almacenar objetos, agregan textura, naturalidad y una dosis extra de calidez.

Recibidor con consola y butaca.

Consola de Mobles Llombart. Alfombra de Sacum. Silla de La Bòbila y cojín de Maison de Vacances, en La Maison.

El Mueble

154.

Mantén el equilibrio con muebles del mismo estilo

Cuando escojas las piezas de tu recibidor, asegúrate de que se complementen entre sí en términos de estilo, forma y materiales. Eso fue lo que hicieron las decoradoras Blanca Berenguer y Marta Xuclà en la entrada de esta casa de campo, decorada con muebles rústicos.

Recibidor con consola y alfombra de pelo.

Consola de madera de olmo, lámpara e higuera artificial en Deco & Living. Alfombra de KP. Banco de Decolab.

El Muble

155.

La alfombra, otro elemento clave

Elige un modelo que tenga el tamaño adecuado para tu recibidor, que no sea ni demasiado grande ni demasiado pequeña para mantener la proporción del espacio. Ya se trate de un diseño estampado, con un patrón geométrico o floral, o de un color liso, lo importante es que encaje con el resto de la decoración. Puedes elegir una alfombra que tenga colores que se repitan en otros elementos del espacio como se hizo en este recibidor.

Recibidor con consola de madera, lámpara de sobremesa y cestas.

Proyecto de Asun Antó. Consola, de Brucs, y lámpara, de Vical, en Coton et Bois.

El Mueble

156.

Incluye cuadros en la decoración

Está claro: el arte suma interés visual y personalidad a cualquier espacio, incluido el recibidor. Así que, ya sabes, decora la pared principal del tuyo con cuadros. Puedes optar por una sola pieza grande o crear una composición con varias imágenes. Y si lo prefieres, también puedes apoyar los cuadros en un mueble como hizo en este caso la interiorista Asun Antó.

Recibidor con consola y espejo de madera, alfombra y planta.

Proyecto de Asun Antó. Consola, de Brucs, y espejo en Coton et Bois.

El Mueble

157.

El toque verde no falla

Si te fijas bien, esos recibidores de El Mueble que tanto te gustan tienen muchos elementos en común. Entre ellos, las plantas o arregflos florales que ponen un punto de vida y color en la decoración. Opta por plantas de interior que se adapten bien a las condiciones de iluminación de tu recibidor. Potos, Ficus, la Sansevieria o Lengua de suegra, y la planta de serpiente o Dracaena trifasciata son algunas de las variedades más recurrentes.

En cuanto a las flores, coloca jarrones con arreglos frescos en la cómoda o aparador. Una idea con la que ecartarás seguro es elegir flores de temporada en colores que complementen la paleta de colores del recibidor. 

Zona de paso con aparador de madera y espejo redondo.

Aparador similar en Brucs. Espejo similar en Casa Viva. Alfombra, en Midnight Blue. Cortinas de lino, de La Redoute Interiéurs.

El Mueble

158.

¿Qué mueble elegir?

Bien se trate de una consola, de una cómoda o de un aparador, lo ideal es que la pieza que elijas, no solo refleje tu estilo, sino que también complemente la decoración del resto de la casa. Y si ya es un mueble antiguo o recuperado, mucho mejor. Aportará carácter y personalidad a tu recibidor.

Recibidor pequeño con consola y espejo de cuarterones.

Proyecto de Dara Díaz. Consola de teca, de Westwing. Espejo, de Maisons du Monde. Lámpara, de Vical. Alfombra, de Benuta.

El Mueble

159.

Necesitas un espejo

Colócalo en la pared cerca de la puerta de entrada. No solo será funcional para echar un último vistazo antes de salir, sino que también ayudará a crear sensación de amplitud. Porque entre esos recibidores de El Mueble también hay espacios pequeños. ¿Y qué diseño elegir? Decídete por un modelo de un tamaño proporcional a las dimensiones de la pared, con un diseño que se ajuste al estilo general de decoración. 

Recibidor con armario ropero empotrado blanco y liso.

Proyecto de Dototea Estudio con armario a medida. Alfombra, de Tailak.

El Mueble

160.

¡Todo en orden!

Es fundamental para lograr un recibidor con estilo y funcionalidad. Cuando los objetos están organizados y colocados adecuadamente, se crea sensación de armonía y limpieza visual, una impresión positiva desde el primer momento. Valora la solución que mejor encaje tanto con tus necesidades como con el espacio disponible: desde un armario a medida hasta un perchero de pared o muebles con almacenamiento.

Recibidor con papel pintado, consola de madera y espejos con marco dorado.

Proyecto de Mar Marcos. Papel pintado, de Coordonné. Consola, de Zara Home. Espejos y lámpara, de Vical.

El Mueble

161.

Una pared de acento

Decorar la pared principal del recibidor con un papel pintado que contraste con los demás frentes es una forma estupenda de crear un punto focal y añadir textura o patrones al espacio. ¡Apúntatelo! 

Recibidor con mueble de madera rústica con espejo de cuarterones, olivo y flores secas, lámparas de mesa y jarrón de cristal

Consola, en Mercantic. Espejo, de Mer & Cía. Alfombra, de Papiol. Olivo, de Bossvi. Flores, de FlowerShop.

El Mueble

162.

El recibidor es muy coqueto

Un color gris piedra muy suave da unidad a las paredes. Conservaron la distribución, el suelo "un parqué oscuro de madera barnizado en color nogal" y las puertas de paso, "blancas y con cuarterones que se repiten por toda la casa", comenta Mar Ramis. El recibidor funciona a su vez como distribuidor entre la cocina y el salón comedor. Se amuebló con una consola de madera, un espejo de cuarterones y una bonita alfombra de lana.

Recibidor pequeño con espejo de cuarterones junto a la cocina con puerta corredera acristalada.

Espejo, de Maisons du Monde. Alfombra, de La Maison.

El Mueble

163.

Correderas blancas para iluminar el recibidor

Los pisos pequeños suelen tener recibidores mini. Si el tuyo además es oscuro, llévale luz a través de una puerta corredera. Es lo que hicieron en esta cocina los arquitectos Ana Blanco y Fran Mengíbar. Instalaron un modelo mixto, ciego y acristalado, que lacaron en blanco para ganar luminosidad. ¿Otro truco más? Colocaron en el recibidor un espejo para que la luz rebote en él y se multiplique.

Panel decorativo de listones de madera con balda y espejo.

Recibidor con panel decorativo de listones de madera con balda y espejo.

Laura Martínez

164.

Elementos adicionales que suman practicidad

Este proyecto que firma la interiorista Laura Martínez suma funcionalidad al panel de listones. En una zona de recibidor se usa como biombo delimitador sobre el que se instala un espejo y una ligera balda de apoyo. De esta manera se le da más uso y el comedor no queda expuesto directamente desde la puerta de entrada a la vivienda.

Panel decorativo de listones en blanco con banco a medida adosado.

Panel decorativo de listones en blanco con banco a medida adosado.

Deco & Living

165.

¿De qué color quieres tu elementos alistonado?

Aunque la madera es atemporal y encaja siempre en todos los ambientes, puede que te apetezca introducir una nota de color en este tipo de paneles decorativos. Si se realiza a medida, escoge el tono que quieras para lacar los listones. Puedes elegir entre una amplia variedad gracias a la carta de colores RAL. Este está lacado en blanco, a juego con el banco a medida que ha diseñado Deco & Living para este espacio.

Recibidor con mueble de madera, lámparas portátiles, lámparas de mesa con pantalla de tela, flores amarillas, escalera blanca.

Consola, de MasB Barcelona. Lámparas, de La Onírica. Mimosas, de FlowerShop.

El Mueble

166.

El recibidor de altura

Se ha equipado con una consola de madera decorada con cestas y lámparas. Pero lo que realmente llama la atención del recibidor es su altura. "Forramos de DM la pared que abarca las dos plantas y la pintamos en el mismo tono piedra luminoso que recorre toda la casa", cuenta Marta Prats. "También lacamos la escalera y cubrimos con estores de lino la imponente cristalera de pavés", añade.

Recibidores de revista para inspirarte

167.

Recibidores de revista para inspirarte

Si buscas inspiración e ideas para tu recibidor, en este vídeo tienes algunas de las mejores ideas de El Mueble. Después de verlo, ¡sigue disfrutando con las fotos de recibidores pequeños! Y ahora seguimos con los 15 ejemplos de recibidores para una entrada triunfal. ¡No te los pierdas!

Recibidor con pared acristalada, mueble de recibidor, jarrón con flores, vela, suelo de parquet.

El recibidor es luminoso gracias a un cerramiento diseño de Berta Olivella. Consola, de Insolid Corten. Flores, de Mayflower.

El Mueble

168.

El recibidor es luminoso gracias al cerramiento de cristal que lo rodea

Sus ideas se palpan desde el recibidor, súper luminoso gracias a un cerramiento de cristal a media altura. "Está lacado en el mismo tono arena de todo el piso. Junto a los toques de negro, es el color que guía la decoración", explica Berta. 

Recibidor con consola y butaca.

Recibidor decorado por Blanca Berenguer y Marta Xuclà con una consola, de Mobles Llombart; silla, de La Bòbila y allfombra, de Sacum.

El Mueble

169.

¿Cómo crear un ambiente que transmita paz?

Jugar con una gama de colores naturales en tonos suaves es la primera garantía de lograr una atmósfera serena y calmada. Y si utilizas tonalidades intensas, procura equilibrarlas con pinceladas en tonos neutros. La segunda, mantener el espacio ordenado y despejado de trastos o piezas innecesarias.

Recibidor con consola y alfombra de pelo

Recibidor decorado por Estela López. Consola, espejo y lámpara, de Deco & Living. Banco, de Decolab. Alfombra, de KP..

El Mueble

170.

Séptimo error: dejarse llevar por la ira y tomar decisiones precipitadas

¡Tómate tu tiempo! Antes de comenzar con la decoración, dedica tiempo a planificar y visualizar cómo te gustaría que se viera tu recibidor. Considera el estilo, los colores y los elementos que deseas incluir. Tener un plan claro evitará que tomes decisiones impulsivas de las que puedes arrepentirte.

Mueble de almacenaje a medida en el recibidor.

Mueble diseñado a medida por Dorotea Estudio. Alfombra de KP, en Tailak.

El Mueble

171.

Sexto error: la avaricia de acumular sin medida

Simplifica: elige solo los elementos decorativos esenciales y evita acumular demasiados objetos. Procura colocar piezas que sean útiles, como un perchero para colgar abrigos, o una cómoda para guardar llaves y objetos pequeños. "Apuesta por soluciones de almacenamiento inteligentes para aprovechar al máximo cada rincón o muebles multifuncionales que ofrezcan más de una utilidad", dice Pia.

Recibidor con banco de madera y biombo alistonado.

Banco, de Carolina Blue. Alfombra, de Andrea House. Planta, de Bossvi.

El Mueble

172.

A veces, con una pieza basta

Como ves, no tienes por qué saturar tu recibidor. Dejar que el espacio respire, no solo favorecerá la circulación, sino que además la pieza que elijas se convertirá en protagonista absoluta de la decoración. Puede ser un mueble antiguo o heredado, una obra de arte impactante o un objeto decorativo especial. 

Recibidor con consola acabada en color negro.

Recibidor decorado con una consola metálica en color negro y sobre de mármol.

El Mueble

173.

Quinto error: pecar de gula

O lo que es lo mismo: caer en la tentación de acumular excesivamente elementos decorativos, muebles y accesorios sin considerar el equilibrio y la armonía del espacio. En lugar de eso, elige objetos que realmente complementen el estilo y la función del recibidor.

Recibidor con consola de madera, lámpara de sobremesa y cestas

Consola, de Brus, y lámpara, de Vical. Todo, en Coton et Bois.

El Mueble

174.

Crea un espacio que refleje tu personalidad

Para lograr que tu recibidor sea verdaderamente tuyo, incorpora elementos decorativos que tengan un significado especial para ti. Pueden ser objetos de viajes, recuerdos familiares, obras de arte o fotografías que te inspiren. "Provocar envidia en decoración es tan fácil como incluir diseños u objetos que generen admiración y deseo en los demás como piezas icónicas o únicas y exclusivas", comenta la decoradora.

Recibidor con consola de madera y espejo redondo de fibra vegetal.

Consola, de El Taller de las Indias. Espejo, de Mon Deco Shop. Alfombra de yute, en Noble Interiorismo.

El Mueble

175.

Cuarto error: envidiar los espacios de otros

Mejor concéntrate en tus propios gustos y preferencias. Está bien buscar inspiración en revistas, redes sociales o casas de diseño, pero evita simplemente copiar el estilo de otra persona. En lugar de eso, toma ideas y adáptalas tanto a tus gustos como a tu propio recibidor.

Recibidor con banco y pared decorada con una composición de fotografías en blanco y negro.

Recibidor con banco de IKEA y cestos de Sacum.

El Mueble

176.

Modérate y busca el equilibro estético

Nadie dice que no puedas exhibir tus fotografías, pero no seas egocéntrica. Selecciona cuidadosamente los elementos que van a formar parte de la decoración de tu recibidor para que se complementen entre sí y busca el equilibrio. Evitarás que tu recibidor parezca desordenado o caótico.

Recibidor decorado con banco de madera y composición de fotografías en la pared.

Recibidor decorado con banco de madera y composición de fotografías en la pared.

El Mueble

177.

Tercer error: confundir orgullo con presumir

"En decoración, podemos exhibir el orgullo a través de espacios que reflejen la identidad y los éxitos de los propietarios como fotografías de momentos de éxito o con personalidades reconocidas, publicaciones en prensa, obras de arte significativas o una colección personal especial", dice Pia. Evita a toda costa que ese énfasis en exhibir tu identidad se vuelva excesivo y arrogante y cuida que los elementos que elijas se integren de manera armoniosa con el resto de la decoración como se ha hecho en este caso.

Recibidor con papel pintado, consola de madera y espejos con marco en dorado.

Papel pintado, de Coordonné. Consola, de Zara Home. Espejos y lámpara, de Vical.

El Mueble

178.

Segundo error: sucumbir a la lujuria de la decoración

"No cometas el error de querer crear una atmósfera sofisticada a través de materiales y elementos de lujo. Por ejemplo, decoraciones en las que abundan telas como el terciopelo o la seda, muebles con acabados brillantes o dorados, y elementos decorativos clásicos o de mucho diseño como lámparas de araña o espejos ornamentados", dice Pia. Recuerda que el objetivo principal es lograr un ambiente elegante, donde cada elemento se destaque de manera equilibrada, sin opacar al resto.

Recibidor con consola y espejo redondo en la pared.

Recibidor decorado por Marta Tobella, de Sacum, con consola y espejo redondo.

El Mueble

179.

Apuesta por el famoso dicho "menos es más"

Pia Capdevila nos da otra sugerencia para luchar contra la pereza: "si prescindes de elementos decorativos excesivos y apuestas por una estética limpia y ordenada, tendrás poco que recoger y limpiar te resultará mucho más fácil y rápido".

Recibidor con armario ropero empotrado blanco y liso.

Armario ropero diseñado por Dorotea Estudio. Alfombra, de Tailak.

El Mueble

180.

Primer error: dejarse llevar por la pereza

Cuando nos dejamos llevar por la comodidad y nos resistimos a invertir tiempo y esfuerzo en los detalles, es cuando los errores en la decoración se hacen evidentes. "La pereza por recoger puede inspirar soluciones de almacenamiento originales y prácticas, como muebles con compartimentos ocultos o sistemas de organización eficientes", nos cuenta Pia.

Trucos de estilista: un recibidor muy chic

181.

Trucos de estilista: un recibidor muy chic

¿Quieres darle un aire nuevo al recibidor? Te damos ideas para renovar la entrada de casa como una auténtica estilista de la mano de la experta en deco de El Mueble Olga Gil-Vernet. 

Recibidor con cestos de fibras con flores secas, consola de madera y cuadro de fibra.

Recibidor con consola, de Asitrade. Bandeja y cestos, de Es Cucons.

El Mueble

182.

Tres veces sí a las flores del campo

Cierto es que es hablar de verano y la mente hace una rápida asociación con la playa. Pero el campo también tiene mucho que ofrecer en esta época. Entre las mejores ideas low cost de decoración para tu casa en esta época está llenarla de color y alegría con flores de todo tipo, especialmente las silvestres. Lavanda, girasoles, hortensias y buganvillas son algunas de las más valoradas en este sentido. 

Decoración de verano recibidor blanco con alfombras de fibra vegetal.

Recibidor con perchero, de Natura. Alfombra, de Ikea y consola, de Antique Boutique.

El Mueble

183.

Sí a las alfombras de fibras naturales

¿Una casa sin alfombras en verano? No tiene por qué. Si quieres seguir aprovechándote de las ventajas de decorar con alfombras (suelo mullido, protección de suelos o aislamiento acústico, entre otras) lo único que tienes que hacer es sustituir las tuyas por otras de fibras naturales.

Recibidor con aparador antiguo tipo vintage y cuadros encima.

Recibidor con lámpara antigua tipo faro, en Cassai Home & Fashion.

El Mueble

184.

Sí rotundo a los detalles marinos

El verano es mar, barcos, faros, anclas, redes, caracolas y ¡todo lo que se te ocurra! Puedes exponerlos a modo de colección en una consola o conseguir un total look utilizándolos también en una composición de cuadros, lo que ayudará a sumergirte en una decoración 100% veraniega.

Recibidor con consola y suelo de madera.

Cerramientos de madera y cristal, diseño de Deulonder. Suelo de roble, de Neoparquet.

El Mueble

185.

En toda la casa

Otro suelo de madera de roble natural se ha elegido para revestir esta casa. Proyectada por Chone de la Sotilla, el mismo suelo parte del recibidor y se extiende por todas las estancias. Esa continuidad buscada hace que visualmente parezca más amplia. Una vez más se ha optado por un tono natural dejando a la vista nudos y vetas.

Recibidor con suelo de madera en tonos claros.

Chaise longue y estantería, diseño de Cado. Sofá y banco hecho a medida por Cado.

El Mueble

186.

En tonos claros y con la orientación óptima

¿Sabías qué colocar las tablas de forma longitudinal a la entrada de la luz aumenta el espacio? Fue lo que hizo en este recibidor la interiorista Jeannete Trensig para que el salón pareciera más grande. La elección de la madera en tonos claros también ayuda.

Decoración de verano con capazos en el recibidor.

Recibidor con banquetas y cestos, de Sacum. Alfombra, de La Maison. Faroles, de Catalina House.

El Mueble

187.

Sí a los capazos

Los capazos son uno de los símbolos más representativos del verano, tanto para llevar tus cosas a la playa o a la piscina como para transformar recibidores al uso en recibidores de verano bonitos y frescos. Quedarán ideales y muy rústicos si los llenas con flores silvestres. Puedes colgarlos de una percha, del respaldo de una silla, sobre un banco o ponerlos directamente en el suelo. 

00442955 Damajuanas en recibidor

Recibidor con mueble antiguo decapado en color turquesa. Espejo y lámpara de sobremesa, de Tessa&Co. Alfombra, en Gra.

El Mueble

188.

Redonditas en el recibidor

Con damajuanas puedes decorar hasta el recibidor. Si eliges una más redondita de lo habitual, como si de un globo de vidrio se tratase, sumarás personalidad a la estancia. En color verde aguamarina nos encantan. Además, puedes complementar la damajuana con otros elementos decorativos en el recibidor. Por ejemplo, puedes colocarla sobre una mesa auxiliar, rodearla con velas decorativas o añadir cestas y elementos de fibra a su alrededor. 

Trucos de estilista: un recibidor muy chic

189.

Trucos de estilista: un recibidor muy chic

¿Quieres darle un aire nuevo al recibidor? Te damos ideas para renovar la entrada de casa como una auténtica estilista.

Recibidor con pared acristalada y zapateros estrechos.

Zapateros, de IKEA. Banco, de Cidón. Murete acristalado, a medida, según diseño de la decoradora.

El Mueble

190.

Un amplio recibidor lleno de luz

Aunque los espacios de esta casa no están completamente abiertos, la luz viaja por las estancias gracias al cerramiento acristalado que separa el recibidor de la cocina y el office. Para aprovechar el espacio, Paula colocó dos sendos zapateros de IKEA con poco fondo y un armario exento en el que guardar los abrigos. Los complementos de fibra elevan la calidez. 

Recibidor con consola y papel pintado.

Papel pintado de Coordonné. Consola, de Zara Home. Espejos y lámpara, de Vical.

El Mueble

191.

Los motivos del estudio de interiorismo de PortobelloStreet.es

Para Alberto Torres, del estudio de interiorismo Interior Studio PortobelloStreet.es, "el recibidor es un espacio muy importante de la casa, aunque solemos descuidarlo por no ser una estancia principal. Más allá de su función práctica de recibir a las personas, el recibidor es una oportunidad para transmitir la esencia y el estilo del hogar para hacernos sentir bienvenidos tanto a nosotros en nuestra propia casa como a los invitados desde el primer instante". La clave es:

  • Que se sienta ordenado.
  • Que esté bien iluminado.
  • Que no se sienta pequeño.
  • Que tenga un aroma o fragancia que identifique esa casa.
Aparador de madera en el recibidor.

Aparador similar en Brucs, espejo similar en Casa Viva, jarrón en Colmore, alfombra y cestas en Midnight Blue y cortinas de lino en La Redoute.

El Mueble

192.

Kinze Studio: darle al recibidor la importancia que se merece

"Nosotros aconsejamos siempre en el estudio hacer proyectos integrales, y eso incluye cada rincón de la vivienda. Incluidas zonas de paso que a veces son las grandes olvidadas o el recibidor", señalan desde Kinze Studio. Y es que, por pequeño que sea, es lo primero que vemos al entrar y lo último que vemos al salir. "Tenemos que tratarlo como un lugar de gran importancia. Será el espacio que verán nuestros invitados al entrar a tu casa, por lo que crear un efecto wow será clave", añaden sus responsables.

Recibidor decorado con papel pitnado y consola de madera.

Recibidor decorado con papel pintado y consola de madera.

El Mueble

193.

¿Tienen personalidad las paredes de tu recibidor?

Suma con papeles pintados o revestimientos como panelados. Asun Antó nos explica que en sus proyectos dan mucha importancia a los tonos neutros para decorar el recibidor y suelen incorporar papeles pintados, como "en la pared de la entrada, con algún espejo, una cómoda bonita. En Coton et Bois nos encana recuperar muebles. Esto le da mucha personalidad al recibidor".

Recibidor conectado por vano al salón.

Pared con papel de Coordonné. Consola de madera recuperada y espejo, de Cado. Alfombra, de Linie Dsign.

El Mueble

194.

Coton et Bois: ¿tu recibidor es la tarjeta de presentación de tu casa?

El estudio Coton et Bois te anima a plantearte una redecoración del recibidor si no sientes que sea una parte importante de la casa. La interiorista Asun Antó, al frente del estudio, señala que "el recibidor es una parte muy importante porque es la tarjeta de presentación. Dice mucho de lo que te vas a encontrar en la casa. Ha de ser funcional y tener estilo". Si tú no sientes que te represente, que sea un reflejo de esto que comenta Asun, ¡manos a la obra!

Recibidor clasico con escalera y banco y perchero.

Lámpara y banco con perchero, de Maisons du Monde. Cojín, de Filocolore. Bolsa, de La Maison. Acuarelas, en Sacum. Cuadro, en Carolina Blue.

El Mueble

195.

Si no resulta funcional… ¡Hay que solucionarlo!

En el recibidor hay que jugar con una decoración que tenga estilo, pero que permita que cada cosa tenga su lugar. Si en el tuyo no hay espacio para guardar eso que necesitas… hay que redecorarlo en busca de esa funcionalidad que falta. Por ejemplo, ¿hay un lugar donde dejar las mochilas de los niños al llegar del colegio? "Nosotros usamos desde cestos a armarios empotrados, bancos con almacenamientos, una consola con cajones…" desvelan desde Coton et Bois.

Recibidor pequeño con papel pintado.

Recibidor pequeño con papel pintado.

El Mueble

196.

¿Cómo está "de luces" el recibidor?

Este es otro de los detalles que tiene mucha importancia para los interioristas y que indica si es necesaria la redecoración. La iluminación del recibidor tiene que ser sutil. Con una lámpara de apoyo. "Esta por la noche da un punto interesante, dejándola encendida si hay invitados en casa", añaden desde Coton et Bois.

Recibidor grande conectado con el salón.

Lámparas de techo, de Catalina House. Cojines, de La Maison y Filocolore. Lámpara de sobremesa y cuadro, en Sacum. Alfombra modelo Sand, de Papiol. Suelo de roble, de Neoparquet.

El Mueble

197.

Redecora el recibidor para ganar algo de independencia

Respecto a la estancia contigua que suele ser el salón-comedor. A veces, por aislar térmica y acústicamente o lograr algo más de privacidad den la vista desde la puerta de entrada, conviene redecorar para lograr cierta independencia entre recibidor y salón. "No es necesario que sean dos estancias separadas, pero, sí es posible, zonificar mediante algún panelado o separador, algún mueble que haga de tránsito entre las dos partes", señalan desde Kinze Studio. No olvides las posibilidades que ofrecen los cerramientos de cristal.

Consola de madera en el recibidor.

Consola de Taller de las Indias. Lámpara, de Triggo. Espejo, de Mon Deco Shop. Alfombra de yute, en Noble Interiorismo. Suelo porcelánico, de Harmony.

El Mueble

198.

Una sesión de coach sobre la deco del recibidor de la mano de cuatro expertos

Kinze Studio, Coton et Bois, RQH Studio y PortobelloStreet.es. Cuatro estudios de interiorismo a los que hemos abordado con esta cuestión: ¿cuáles son las razones principales por las que alguien debería redecorar el recibidor? Mejor que ellos, nadie puede convencernos. ¿Quieres adentrarte en esta sesión de coach deco? ¡Sigue leyendo!

Consola y banco en el recibidor hacia el salón.

Consola y banco en el recibidor hacia el salón.

El Mueble

199.

Un detalle que te dirá si hay que redecorar el recibidor…

El estado de las paredes y muebles que haya en él. "Los recibidores son espacios de mucho tránsito, por lo que las paredes pueden sufrir golpes o rozaduras. Si decoramos utilizando papel pintado o revestimientos de madera, por ejemplo, estaremos garantizando la perfecta durabilidad del espacio en el tiempo, además de añadiendo un plus decorativo muy importante", indican desde Kinze Studio. Pero si paredes y muebles tienen desperfectos… ¡Toca redecorar!

Recibidor de estilo rústico.

Aparador de madera de olmo modelo Opium, espejo Topeka, lámpara Gobi y piezas de cerámica, todo de El Corte Inglés.

El Mueble

200.

Hazle hueco en la redecoración a esa pieza especial

Sea la que sea: mueble, accesorios, complemento de pared, textil… "Hay que darle un toque especial al recibidor. Se puede incorporar, por ejemplo, un papel llamativo o una pieza de decoración especial. Será lo primero que verán tus invitados al entrar", señala Rober Quiñones-Her.