El color blanco es el inicio de cualquier obra, idea. Partimos del blanco para dejar volar la imaginación y lo salpicamos de los colores para transmitir nuestro mensaje. Desde un dibujo hasta este artículo. Lo mismo ocurre en decoración. El blanco es omnipresente. No solo es un color funcional para las estructuras de la casa como las paredes, techos o suelos, sino que lo encontramos en los muebles, textiles o pequeños accesorios decorativos.

El blanco es el color más luminoso, por lo que si quieres llevar claridad a casa, no lo dudes: es apostar a caballo ganador. Pero, ¿qué blanco elegir? Y es que de blanco no hay uno, ¡sino muchos! Solo en la carta de color de Bruguer hay más de 150 referencias, que pueden dividirse en dos grandes grupos de blancos: los cálidos y los fríos. ¡Empezamos!

28 /28

1.

Cuál es el significado del color blanco

Salón blanco con dos sofás, mesa de centro clásica y lámpara de araña.

Salón con cojines del sofá de Kenay Home y de Gancedo. Alfombra, de Laura Ashley, y mesita auxiliar, de Pratka.

El Mueble

El color blanco está ligado a términos como pureza, orden, inocencia y bondad. Es sinónimo de paz, sencillez y, por supuesto, limpieza. Además es conocido por generar sensaciones de calma, sosiego, paz y relajación. En la cultura occidental, el blanco se asocia a los ángeles y es visto como algo bueno, pero en Asia y África también es el símbolo de la muerte que viene a buscar una alma pura y en China es el color del luto. 

2.

Pintura blanca, siempre elegante

Salón con chaise longue blanca, lámpara y cortinas.

Chaise longue de Martinez Cardona en Calamita. Cortinas, de Lizzo.

El Mueble

"El blanco no es para nada un color soso. Tiene infinidad de matices y, además, da muchísima luz y elegancia. Una casa pintada de blanco gana amplitud y da más libertad a la hora de decorar porque combina con todo", explica la interiorista Pia Capdevila.

3.

Puertas y suelos blancos quedan muy luminosos

Cocina con muebles y puertas en blanco.

Cocina con lámpara, de Malana’s Workshop. Encimera, de Mármol Macael.

El Mueble

"Los blancos fríos tienen matices azules o grises, de ahí que visualmente los percibamos como más 'fríos' o puros. Usados con moderación, son una opción ideal para dar un toque moderno y fresco a un espacio. Son blancos perfectos para puertas y suelos", apunta Pia Capdevila. 

4.

Por qué el color blanco triunfa siempre

Salón con sofá blanco en forma de L, alfombra y butaca.

Salón con sofá diseño de Bárbara Sindreu y realizado por Miki Beumala. Butaca de Coton et Bois y mesita auxiliar, de Little House. Mesas de centro, diseño de la decoradora.

El Mueble

Paredes blancas, tapicerías blancas, muebles blancos… El blanco es el neutro comodín perfecto. Es luminoso, combina con todos los colores y estilos y agranda los espacios. ¿Qué más se le puede pedir? Pues sí, es atemporal, muy versátil y da sensación de limpieza, lo que lo hace perfecto como base para cualquier decoración.

5.

Un sofá blanco siempre es un acierto

Salón con sofá de color blanco, dos butacas y ventana de madera.

Sofá, modelo linus, butacas Claire, de Atemporal, y mesa auxiliar, todo en Barr Baleares. Mesa de centro, de Graham & Green.

El Mueble

"Para mí, cuanto más blanco, más bonito es un sofá. Pero no todo el mundo se atreve por el tópico de ser un color delicado. Sin embargo, los colores oscuros pueden ser incluso más 'sucios' que el blanco. ¿Mi consejo? Si apuestas por un sofá blanco, elígelo con una tapicería con tratamiento antimanchas, que facilita muchísimo el mantenimiento", aconseja Pia Capdevila.

6.

Crea diferentes contrastes

Salón en blanco con butaca en tono arena.

Salón con butaca y puff, tapizados con tela de Elan, de Carlucci. Cortinas Folk de Mark Alexander. Alfombra, de alfombras peña.

El Mueble

"La clave a la hora de decorar con blanco es trabajarlo con distintas gamas y mezclarlas entre sí", recomienda Pia. Una opción es pintar las paredes y el techo en un blanco puro y elegir las piezas voluminosas, como el sofá, en un blanco con fondo gris o arena" , menciona Pia Capdevila. 

7.

Qué color es el blanco

Salón blanco con puffs, sofá rinconcero y espejo encima.

Sofá y pufs en tapicería Deco Lur. Cojines de Gancedo y Sube Interiorismo. Plaid de La Maison. Flores de Goya Floristas. Manta de Zara Home. 

El Mueble

El color blanco es, en realidad, la ausencia de color aunque también la mezcla de todos los colores. Y es precisamente por eso por lo que casa bien con todos los tonos, desde los más oscuros a los más claros, con diferentes efectos.

8.

El toque cálido

Terraza con mesa auxiliar en blanco.

Mezcla los blancos con la madera o las fibras naturales.

El Mueble

"Mezcla estos blancos con un elemento que dé calidez, como la madera o las fibras. Queda muy bien pintar un arrimadero de un blanco frío, y combinarlo con paredes en un tono avena o piedra. Crearán un contraste muy decorativo. Si buscas un color de blanco ideal, el que da resultados espectaculares con los blancos más fríos es el Blanco Lino 1002Y", apunta Pia Capdevila. 

9.

Desventajas del color blanco

Dormitorio blanco y beige con paredes y suelo de madera blanca.

Dormitorio con cabecero, Union Square, mesitas de noche, lámpara de pie y alfombra, de Rivièra Maison. 

El Mueble

Parece que, con el color blanco, todo son bondades. ¡Pues no todo! Lo cierto, es que la decoración en blanco también puede ser fría en espacios demasiados grandes. También es más sucio o, más bien, deja que se vean mejor las manchas. Y, para muchas personas, puede considerarse como un color aburrido, aunque hay solución. Existen muchos tonos de blanco que huyen del total white y que aportan algo más de calidez.

10.

Cómo dar calidez al color blanco

Dormitorio con sofás blancos, mesas de centro pequeñas y una grande y vigas.

Dormitorio con mesa de centro, de Mercantic. Mesa auxiliar de hierro, de Becara. 

El Mueble

Uno de los problemas del blanco es que puede resultar demasiado aséptico, frío y hasta aburrido. Para subirle los grados, no solo basta con elegir una paleta de colores que caliente el ambiente, sino también emplear los materiales adecuados para que sea acogedor.

11.

Madera y fibras, dos básicos al decorar con blanco

Salón con sofás blancos, puffs de fibras, consola al fondo con cuadros encima y vigas en el techo.

Sofás, de Salón con mobles Riera. Puff, a modo de mesa de centro, y alfombra, de Gan, en Stand del Mueble. Mesa auxiliar, de Con Alma Design.

El Mueble

La combinación de blanco y madera –y/o fibras– nunca decepciona. La pureza del blanco encuentra en la naturalidad de la madera y las fibras naturales el compañero perfecto. Los materiales se encargan de aportar calidez al blanco y aprovechándose, además, de la luminosidad que desprende.

12.

El blanco se crece con otros neutros

Dormitorio con baño abierto blanco cama con cabezal separador.

Lámpara de Bloomingville y cabecero diseñado por la decoradora y realizado por Zur-Eder. Ropa de cama de Caravanne, plaid de Teixidors en J70 Decoracion, cojines, manta y lámpara de Bloomingville. Bandeja de Muji.

El Mueble

En esta habitación se ve claramente. Todo, absolutamente todo, es blanco. Desde el suelo de microcemento hasta las paredes y los techos. También el cabecero y parte de la ropa de cama. Y encuentra la calidez en los detalles en negro, casi ínfimos, las fibras naturales de las lámparas y las texturas y el beige de cojines y mantas.

13.

El éxito de las cocinas en blanco

Cocina con mobiliarios en blanco y estores en la ventana.

El mobiliario, lacado en blanco, es de Meine Kutchen. La encimera es de Neolith Calacatta. La griferi´a es de Blanco.

El Mueble

¿Cuántas cocinas blancas has visto en nuestras páginas? Y es que son nuestras preferidas. Ayer, hoy y, probablemente, mañana. Y es que solo tienen ventajas: son amplias, luminosas –en especial si la cocina no tiene ventana–, atemporales y dan sensación de limpieza, algo básico en estas estancias.

14.

El blanco saca 10 en el baño

Baño con mueble blanco bajolavabo, ducha y azulejos en la zona del sanitairo.

Encimera, de Silestone. Grifería, de Grohe. Pavimento de la lucha, de baldosas artesanales de Marruecos.

El Mueble

Baños grises, con microcemento, de madera… ¡Los baños andan revolucionados! Aun así, el blanco sigue siendo el color estrella también en esta estancia. Al igual que en la cocina, amplía y da sensación de limpieza. El truco está en añadir unos toques de madera o algún suelo diferente en la zona de la ducha, como se ha hecho en este baño. Existen accesorios de baño de bambú y de maderas tropicales, más resistentes en estas estancias húmedas.  

15.

Tipos de blanco

Salón blanco roto con sofá de dos plazas, mesa de centro de madera y detrás un muerte de cristal.

Salón con mesa de centro, en J70 Decoración. Lámpara, de Zara Home. Mesa auxiliar, em Arterole Home. Alfombra, modelo Marco Moss, de Dash&Albert. 

El Mueble

Blanco roto, blanco hueso, blanco antiguo, blanco seda… ¿Cuántos tipos de blancos hay? Tantos como matices tiene la luz. Añadir unos suaves toques de rojo o amarillo al blanco, lo hará más cálido. Mientras que, si se mezcla con tonos grises o azules, el resultado será algo más frío. Eso sí, ambas opciones son perfectas para agregar una impronta más elegante y con carácter.

16.

Blanco hueso, paredes con calidez

Salón con sofás blancos, paredes en color beige y mini chimenea.

Salón con sofás, diseño de los arquitectos Gran Mengíbar y Ana Blanco, tapizados en tela Güell Lamadrid. Espejo, en carina Casanovas. Alfombra, en IKEA. 

El Mueble

Uno de los tonos más utilizados de entre todas las variaciones del blanco es el hueso, debido a sus matices amarillos. Para paredes sobre todo, pero también para tapicerías y textiles. Su cercanía con el color beige lo hace tan cálido como este, aunque con la luminosidad del blanco más prístino. Si no te atreves con el total white o la estancia es demasiado blanco opta por un blanco hueso. Como se ha hecho en este salón. Se ha elegido un blanco roto para la pared, que lleva la calidez –con la madera, por supuesto– al blanco puro de los sofás.

17.

Blanco seda, un aliado del descanso

DOrmitorio con cama, ropa de cama blanca, cortinas y armario empotrado en gris claro.

Banqueta, de Blanc D'Ivoire, en Blanc de Provence. Cortinas, de Gastón y Daniela. 

El Mueble

Este blanco con toques de gris claro es perfecto para llenar cualquier espacio de un extra de armonía. Y, aunque tiene cierto carácter frío, es ideal para un dormitorio, donde prima la necesidad de conseguir un ambiente más relajado en el que descansar. Como en este dormitorio, en el que tanto las paredes como los frentes del armario empotrado están pintados en gris seda.

18.

Blanco y negro, el mix más exitoso

Cocina con office, en blanco y negro, con papel pintado y mesa y sillas de madera.

Papel pintado, de Moet Chansons. Mobiliario y encimera, de Cocinas Cobo. Mesa, de Maisons du Monde. Sillas, en Kenay Home. Y lámparas de techo, de mimbre, en Hanbel. 

El Mueble

Relacionamos esta combinación con la elegancia, es sinónimo de lo sofisticado y lo chic. Y le sienta tan bien a zonas de día, como el salón, el comedor o la cocina, como a las de descanso. Si el negro está muy presente, asegúrate de que la estancia tenga mucha luz natural, como en esta cocina.

19.

Blanco y beige, un clásico infalible

Sofá con cojines y sofá, en blanco y beige.

Cojines estampados, de Sacum.

El Mueble

Es la pareja más repetida en las casas de El Mueble porque se compenetran a la perfección: el blanco y es luminoso y vital y el beige es el que pone la nota cálida. 

20.

El blanco va bien con todo

Salón con sofá blanco, cojines y dos mesas de centro de madera.

Salón con sofá, mesa de centro y mesa auxiliar, de Cassai. 

El Mueble

El color blanco es como ese amigo que se lleva bien con todo el mundo. No solo es genial como luminoso protagonista, sino que también es la base perfecta que destaca prácticamente cualquier color y material. Con madera y azul, como en este proyecto de Catalina Socias, crea un look mediterráneo muy natural.

21.

Nada frío con color

Salón rústico en blanco con chimenea y vigas en el techo.

Sofá y puffs a modo de mesa de centro de Miki Beumala y butacas de Catalina House. 

El Mueble

Puedes compensar su aparente "frialdad" acompañándolo de materiales cálidos, como la madera o las fibras naturales. Pero también con un toque de color. Tanto azules, como en la imagen, como otros tonos más brillantes como el amarillo, quedan a la perfección 

22.

¿Ampliamos? Puedes hacerlo solo con blanco

Salón con chimenea, mueble bajo la ventana y puffs como mesas de centro blancos.

Mueble bajo la ventana, de Brocante Rocamora. Cortinas, de IKEA. 

El Mueble

Y lo mejor, ¡sin mover ni un tabique! Y es que el blanco es el mejor aliado para que tu casa crezca. En pocos metros, apuesta por el total look, en paredes, muebles y textiles. Para que la decoración no quede plana, juega con blancos rotos y distintas texturas. 

23.

Imprescindible en el look nórdico

Cocina con comedor tipo office con decoración blanca.

Cocina con mobiliario, de Bodelec. Encimera, de madera. Mesa realizada por los propietarios con dos mesas antiguas. Banco y lámpara de techo, de Carina Casanovas. 

El Mueble

Y es que la combinación de blanco y madera nos traslada, sin darnos cuenta, a las decoraciones de los países escandinavos, porque el blanco unifica e ilumina las casas nórdicas, que buscan ganar luz. Completa el look con piezas y detalles de madera, muebles recuperados y un sutil toque industrial, que aquí lo ponen las lámparas.

24.

El blanco relaja

Dormitorio con dormitorio con ropa de cama azul claro, ventanales y cortinas blancas.

Dormitorio con cabecero, diseño de Grup Escrivá Interiors. Cómoda, de Antic Daviu. Banqueta, de Velafusta. 

El Mueble

Tan cierto como que la piscina da hambre. El blanco se asocia a la serenidad y al equilibrio, por eso también es perfecto en el dormitorio. Y es la mejor elección para que tus ventanas potencien las vistas: tanto los perfiles como las cortinas. 

25.

Sin juntas

Zona de la escalera revestida en microcemento blanco.

Escalera de microcemento en blanco.

RBA

Si en tu casa apuestas por el blanco, ¿por qué no en la escalera? Esta, de microcemento, tiene el plus que al ser una superficie continua parece fundirse con las paredes.

26.

En la mesa combínalo con dorado

Vajilla blanca con toques dorados.

En la mesa combínalo con dorado.

RBA

Nunca falla, sobre todo en las vajillas, ya que da elegancia y brillo. Esta, de Federica & Co, se ha combinado además con las copas, también con ribete dorado, lo que crea un conjunto delicado y con una pátina vintage. 

27.

Telas naturales

Telas naturales.

Telas naturales en blanco

RBA

De lino o algodón, elígelas por su tacto y textura, y combínalas con colores cálidos. Tanto en las tapicerías, como las cortinas y la ropa de cama. ¡Nunca hay demasiado blanco! 

28.

Toque vintage

Mesa auxiliar con lámpara blanca y jarrón con flores.

Lámpara, similar de Maisons du Monde.

RBA

Muebles y complementos patinados en blanco darán un matiz vintage a cualquier espacio. Combínalos con piezas de madera de tonalidades intermedias, así el contraste cromático no será tan marcado.  

Los tonos blancos más cálidos

Los tonos de blanco que resultan más cálidos son aquellos que tienen más proporción de amarillo o rojo. Resultan muy acogedores y dan un aire relajado, delicado y con un matiz más clásico. Si cuentas con una habitación orientada al norte, son un acierto seguro, ya que son estancias que suelen tener menos luz natural y más fría que las orientadas al sur, por lo que estos blancos cálidos servirán de contrapunto.

Los tonos blancos más fríos

Si quieres lograr un look sereno y contemporáneo, atrévete con los blancos fríos. Estos tonos tienen matices azules, grises o verdes que les aportan un aire más fresco. Además, son el telón de fondo ideal para destacar obras de arte y accesorios llamativos. Si los blancos cálidos eran idóneos en habitaciones orientadas al norte para compensar su "frialdad", los blancos fríos son muy útiles para neutralizar la luz excesivamente brillante de aquellas habitaciones a las que les da mucho el sol, sobre todo las que están orientadas al sur y al este.

12 tonalidades de blanco (¡y hay más!)

  • Albayalde
  • Blanco albino
  • Blanco azúcar
  • Blanco clown
  • Blanco invierno
  • Blanco isabelino
  • Blanco mármol
  • Blanco nácar
  • Blanco nieve
  • Blanco tiza
  • Cáscara de huevo
  • Ultrablanco

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.