INSPÍRATE

La felicidad empieza en casa: 65 detalles deco que harán que ames tu hogar y seas más feliz en él

Decorar tu casa a tu gusto es el primer paso para sentirte feliz en ella. Un mueble personalizado o una obra de arte son algunos de los detalles que te ayudarán a disfrutar más de los momentos felices

Invertir en arte 00526370
El Mueble

Si hubiera un secreto para ser feliz, todos querríamos saber cuál es, ¿verdad? Pero lo cierto es que no hay solo uno, ¡hay muchos! Y en El Mueble nos hemos dedicado a recopilar aquellos que puedes poner en práctica desde ya mismo, y que además no solo te harán feliz a ti, ¡sino a tu casa también! Porque tu casa debería ser aquel lugar en el que sueñas, te relajas, disfrutas y cargas las pilas cada día.

Desde buscar el rincón perfecto para practicar deportes y aficiones también en casa (hacer yoga, leer, ser creativa, restaurar muebles...); recuperar buenas rutinas (pasar tiempo con la familia, escribir un diario, limpiar la nevera a fondo y mantener el orden en el armario); orientar tus muebles hacia la luz o decorar pasillos y paredes con recuerdos y fotos, hasta practicar el nesting, hacer caso a Marie Kondo y deshacerte de aquello que ya no utilizas o darle la bienvenida al Feng Shui.

65 claves para ser feliz en casa

1. La felicidad Hygge

Dicen que los daneses son las personas más felices del mundo, ¿cómo lo hacen? Aplica su filosofía Hygge basada en apreciar los pequeños placeres de la vida y ponte cómoda.

2. Casas Lagom

Y si el Hygge no es lo tuyo o ya lo tienes visto, ¿sabes lo que son las casas Lagom? Esta filosofía escandinava predica lo práctico, lo estético y el take it easy

3. Aprende a ser creativa

¿Te ha sobrado un trozo de papel pintado con el que has decorado el dormitorio o la cocina? ¡Utilízalo como lámina y enmárcalo para alegrar tu salón! Si no puedes invertir en una obra de arte porque se sale de tu presupuesto, al menos está creada por ti te dará el mismo grado de satisfacción. Prueba también a decorar una pared con un Scrabble gigante con palabras que se entrecrucen y te arranquen, una sonrisa, cuelga del techo, lucecitas que caigan como lluvia, fija cestos de fibra natural o recrea algún patrón decorativo con los cables que cuelgan de la lámpara de mesa.

4. Añade una isla en tu cocina

Puede que ya te gustara de antes o que en el último año se haya despertado en ti tu espíritu foodie, el caso es que has descubierto que cocinar no solo te relaja y te ayuda a concentrarte sino que te encanta. Por eso, contar con una isla ha pasado de ser una mera utopía a un elemento primordial en tu cocina. Además de tener más sitio para trabajar y almacenar, utilizas su encimera para desayunar en familia y compartir con los tuyos momentos culinarios deliciosos. ¡Y eso te hace inmensamente feliz!

5. Has encontrado en sofá soñado

¡Madre mía la cantidad de vueltas que has dado para encontrar un sofá a tu gusto! Veías uno que te gustaba, pero o no casaban las medidas, al sentarte era más incómodo de lo que parecía o no lo tenían justo en el color que deseabas. No importa la espera, ahora ya disfrutas en tu salón del modelo soñado. Lo tiene todo: comodidad, amplitud, diseño, fácil mantenimiento... ¡Y por menos euros de lo que esperabas! Sí, estás feliz como una perdiz, porque todo apunta a que este sofá es para toda la vida.

6. ¡Qué entre el aire!

Empieza el día abriendo las ventanas de tu casa y ventílala para que el aire se renueve. No solo resulta higiénico, sino que sirve para regular la humedad y reducir el riesgo de alergias. En época de COVID, este pequeño gesto se ha vuelto imprescindible. Además, respirar aire fresco en casa proporciona una sensación única de bienestar.

7. Orienta tus muebles hacia la luz

La luz es básica para mantener el equilibrio en nuestro organismo. Así que, no lo dudes más, coloca tus muebles frente a una fuente de luz y ganarás en felicidad casi sin darte cuenta. 

Salon con sofá chaiselongue lmapara de pie y mesa de centro sobre alfombra_480646

Salón con mesa de centro, de Habitat. Puff, de Zara Home. Sofá y alfombra, de IKEA.

 
El Mueble

8. Invierte en aire

¿Te lo has planteado alguna vez? Tener una o varias obras de arte en casa no es ninguna tontería y ya no solo porque se revalorizan con el tiempo, sino por el puro placer de admirar algo verdaderamente hermoso cuando estés en ella. Decorar con cuadros de Eduardo Arroyo, Antonio López, Abraham Lacalle, Consuelo Hernández o Pérez Villalta puede ser un buen comienzo para ser un poquito más feliz. 

9. Ilumina con velas y relájate

No sabes muy bien por qué, pero cuando cae la tarde y enciendes las velas que decoran tu salón, se apodera de ti una sensación de bienestar indescriptible. Parece que el mundo se para y empiezas a saborear cada minuto que pasa, tranquilamente sentada, bien calentita, rodeada de los tuyos —¿o quizá gozando de ese momento en soledad?—. ¡Estar en casa, te parece lo más!

10. Hazte con varias plantas de interior

¡Y para cualquier estancia! Colócalas en el baño, la cocina, el dormitorio... Las plantas de interior aportarán oxígeno extra a tu casa, calidez y un toque tropical que hará relucir tu buen humor. Las plantas son garantía de bienestar en casa.

Aparador-de-madera-00511336

Salón, con aparador y lámpara de sobremesa, de Catalina House.

El Mueble

11. Imprime tus fotos, ¡y enmárcalas!

Tener momentos divertidos en la pared o en una estantería te traerán buenos recuerdos cada vez que pases por delante. Según el Feng Shui, proyectar lo mejor de uno mismo, saca lo mejor de nosotros. Si quieres inspirarte, en El Mueble te explicamos cómo decorar la pared con fotos y cuadros.

12. Despídete de los objetos electrónicos de tu dormitorio

Y no solo porque en El Mueble somos fans de una decoración neutra y cálida en el dormitorio, sino porque deshacerte de los aparatos electrónicos te ayudará a dormir mejor. ¿Sabías que los campos electromagnéticos de los ordenadores, las tablets y los móviles influyen directamente en la calidad del sueño? Si quieres levantarte todos los días de buen humor, ya sabes.

13. Pon en el dormitorio unas sillas de diseño

No es por empatar (bueno, un poco sí) pero como tu casa es supersencilla has pensado que por qué no dinamizarla con alguna pieza especial, de esas que saquen un ohhhhh!!! Nada más verla. ¿Una butaca, una lámpara, una escultura...? No, mejor unas sillas de diseño en el comedor. ¿Tollix, Eames, Lilla Åland…? ¿Cuál elegir? Al final te has decidido por unas Wishbone, como las de la imagen, superelegantes. ¡Solo mirarlas, te producen tanta satisfacción!

14. Crea hogar con lámparas ideales

¡Año nuevo, comedor nuevo! Ya lo estás disfrutando, pero te falta darle ese toque de hogar que proporcionan una alfombra, un mantel o unas lámparas personalizadas. ¿Sabías que las pantallas de Other Lamps te permiten combinar formas, materiales y accesorios, como cintas y flecos, a tu gusto? ¡Qué satisfecha estarás al saber que tu diseño es único!

15. Admira lo bien que te ha quedado la reforma

Sabías que no iba a ser fácil, pero, aun así, te decidiste a comunicar la cocina con el salón. Ahora que ha pasado todo, te sientas en el sillón aliviado y observas que ha merecido la pena tanto "sufrimiento". ¡Qué bonito ha quedado el espacio con ese cerramiento acristalado! Te permite echar un vistazo a los niños en el salón, seguir las conversaciones mientras cocinas y disponer de mucha más luz y amplitud que antes. ¿No te parecen razones suficientes para estar supercontenta?

Cocina en blanco 00524505

Cocina con mobiliario, de Cubic Cuines. Encimera de teca, de Carlos Santiago. Taburetes, en Criteri Sant Cugat. Lámparas, de Bover, en Avanluce.

El Mueble

16. Dedica tiempo a tus aficiones

Si algo bueno ha tenido el pasado 2023 es que has tenido tiempo de hacer esas cosas en casa que siempre dejabas a un lado, precisamente por falta de él. Has vuelto a retomar tus aficiones: leer con tranquilidad, hacer punto que tanto te relaja, apuntarte a ese curso de lettering online que tenías en mente, concederte media hora de meditación o verte de una sentada toda una temporada de tu serie favorita. Con ellos has llenado muchas horas y estás superilusionada porque te has dado cuenta de que a veces hace falta parar y dedicar más momentos a todo eso que te reconforta.

17. Despeja los espacios

Deja respirar los muebles, y también lo harás tú. Tener la casa llena de cosas puede producir sensación de agobio. El Feng Shui aboga por el menos es más.

18. Pasa más tiempo en familia

Y una de esas cosas que más te han gustado en los últimos meses es estrechar lazos con los tuyos: desayunar todos juntos, mantener conversaciones sosegadas, meteros en la cocina a preparar un bizcocho, reíros por cualquier tontería, ordenar un armario o redecorar la cocina con objetos recuperados... Esas pequeñas cosas que te dan la vida y te llenan de felicidad. ¡No las descuides!

19. Elige pequeños detalles que te alegren hasta la zona de trabajo

aprovechas cualquier momento para redecorar un espacio. Ahora que el teletrabajo ha hecho acto de presencia en tu casa, intenta mantener ese rincón ordenado y con detalles que te animen: fotos divertidas, lápices de colores, guirnaldas luminosas, flores vistosas... ¡Así, te pondrás a trabajar con otra predisposición!

20. Disfruta de una mesa bien puesta

Es curioso, pero, con el paso del tiempo, notas que cada vez te hacen más feliz los pequeños gestos cotidianos: una llamada inesperada, un abrazo reconfortante, un buen desayuno en casa, un ramo de flores en el salón... Y empiezas a valorar aquello que por costumbre habías dejado de apreciar, como disfrutar de una comida healthy servida en tu vajilla favorita —blanca y de cerámica, por supuesto— o saborear un buen vino en esas copas altas y finas, tan delicadas. ¿A qué te sabe todo mejor? ¡No hay nada como saber disfrutar de las cosas sencillas!

21. Arriésgate con este papel pintado que te chifla

Llevas dándole vueltas varios meses, después de ver los acabados tan estupendos que ofrecen las firmas. Sí, decorar una pared con papel pintado es tu próximo objetivo. ¡Y estás emocionada! ¿En la cocina, en el salón o en el dormitorio, por dónde empezar? Seguramente por el cabecero del dormitorio porque ya has decidido que quieres un estampado bucólico que te ayude a soñar: un campo lleno de flores, unos animalitos del bosque o unas mariposas revoloteando tienen todas las papeletas de ser los diseños escogidos.

Arriesgarte con ese papel pintado que te chifla 00524521

Dormitorio, con cabecero y papel pintado, de Woodland, en La Maison.

El Mueble

22. Ojea Instagram en tu butaca favorita

Cuando todos se van a la cama y te quedas a solas en el salón, no hay cosa que te haga más feliz que sentarte unos minutos en tu sillón midcentury, coger el móvil al que no has prestado atención en toda la tarde y cotillear tus redes sociales para ver cuáles son las últimas propuestas decorativas de las influencers. Una mesa auxiliar en el pasillo, una cocina en blanco, negro y madera, prolongar la deco navideña... ¡Al final los minutos se convierten en horas y es que te picas, te picas...!

23. Ahorra energía para conservar el planeta

La llegada de un nuevo año implica subidas en las tarifas del gas, la luz, el teléfono, el agua... Un buen objetivo para empezarlo con buen pie es proponerte gastar menos para ahorrar más. Si vas a comprar electrodomésticos, elige los que tengan mayor eficiencia energética aunque sean más caros. A la larga te compensarán. Solo pon la lavadora o el lavavajillas cuando estén llenos, cambia de una vez por todas las bombillas de casa por unas de bajo consumo, cierra el grifo cuando te enjabones al ducharte o te laves los dientes... En fin, convierte en rutina esos pequeños gestos que harán tu vida más feliz y aportarán tu granito de arena para lograr un planeta más sostenible.

24. ¿Trabajas desde casa? Móntate un despacho

Y, si no te sobran habitaciones o espacio para ello, crea un rincón en el que no tengas interrupciones, libre de distracciones y con colores neutros. Diferenciar la zona de trabajo con tus espacios "de casa" es primordial para desconectar al 100 % tras tu jornada laboral.

25. Redecora tu casa

Darle un look renovado a tu dormitorio, al salón o al recibidor hará que parezcan nuevos. Esas innovaciones te aportarán good vibes. ¿Por dónde empezar? Por ejemplo, pinta las paredes de un color nuevo, cambia los textiles o crea un rincón verde muy eco.

26. ¿Has oído hablas del Feng Shui?

Seguro que sí. Bien, ¡aplícalo en casa para ser (todavía) más feliz! El cambio de temporada es ideal para aportar el toque Feng a tu casa y llenarla de energía positiva.

27. Una casa en orden es una casa feliz

Al menos eso es lo que nos recuerda Marie Kondo: el orden simplifica el día a día y hace que te sientas mejor.

cierra-las-ventanas-para-tener-lista-tu-casa-en-vacaciones 375884

Distribuidor, con banco de obra bajo la ventana. Cesta de ratán, de Fernando Moreno.

El Mueble

28. Deshazte de cosas que ya no usas

¿No sabes por dónde empezar? Toma nota: aquí tienes 50 cosas que tienes en casa y deberías tirar ya y verás lo bien que sienta hacer un poco de limpieza a fondo.

29. Limpia a fondo...

Cuando ventilas una habitación o si has estado unos días fuera de casa, se habrá acumulado polvo. Te recomendamos que liberes tu casa de ácaros a base de estos trucos de limpiezaGanarás en salud, y por tanto, ¡en bienestar! 

30... Y pon orden en tu armario

¿Tienes una tarde libre? Verás lo bien que te sienta poner orden en casa y empezar a pensar en el cambio de armario. Si no sabes por dónde empezar, aquí tienes unos trucos de experto.

Terraza pequeña con buganvilla y muebles de mimbre

Terraza pequeña con buganvilla y muebles de mimbre.

El Mueble

33. ¿No tienes terraza?

Crea un rincón de lectura en casa allí donde entren los primeros rayos de sol. ¿Cómo? Con una butaca confortable o un banco corrido cerca de una ventana, una lámpara orientable para cuando se vaya la luz natural y unos cojines XL que te hagan más cómodas las sentadas. ¡Qué gozada!

34. Si tienes un hueco, crea una zona de gym

Estira, haz yoga, practica pilates: el deporte te hará sentir bien. Aquí te explicamos cómo crear tu propio rincón de meditación en casa.

35. Haz un poco de DIY

Una estantería colgante, velas caseras, un adorno de macramé... Ese ratito creativo te hará feliz ¡y te sentirás orgullosa de ti misma!

36. Aprende a hacer la cama como Dios manda

Una cama bien hecha da un toque ordenado a la habitación y además, hará que te acuestes con más ganas. Felicidad desde que te levantas, ¡hasta que te acuestas!

37. Asegúrate de tener muebles cómodos

Y si tienes dudas a la hora de elegir el sofá ideal, en El Mueble te explicamos los errores más habituales que cometemos para que los descartes de antemano.

38. Hazte con algún aroma que te guste

Por ejemplo, crea bolsitas de flores frescas. El olor a limpio nos trae paz... Hazte con velas perfumadas, varitas de incienso o aceites esenciales que te hagan revivir esos momentos precisos en los que fuiste tan feliz.

jarron de cristal y velas

Apuesta por jarrones de cerámica o cristal, cestas de materiales naturales, portavelas de cristal, bandejas de metal o de madera. 

El Mueble

39. Utiliza pintura ecológica

¿Qué tiene que ver con la felicidad? ¡Mucho! Así tendrás una casa sana y eso te hará sentir (y respirar) mejor.

40. Recibidores con Feng Shui

Si quieres asegurarte de que solo la buena energía entre en casa, decora tu recibidor según el Feng Shui, es decir, que favorezca la luz, el movimiento y la fluidez.

41. ¿Sigues la filosofía de Montessori?

Las habitaciones infantiles con esta línea son lo más, e irradian felicidad, juego y aprendizaje. Averigua cuáles son las claves deco del método Montessori y súmate a él.

42. ¿Todavía no ha nacido?

Durante la dulce espera empieza a preparar la habitación del bebé y toma nota de los consejos de decoración para habitaciones infantiles. Imaginarte cómo será tu vida con tu bebé te hará tremenda ilusión.

dormitorio de bebé en tonos blancos_00365445

Habitación infantil con cuma, cómoda y contenedor de color blanco. Suelo de parquet de roble natural en espiga, en el estudio de Rocío Montesino.

El Mueble

43. ¿Llegas cansado/a a casa?

Cuando llegas a casa de trabajar te apetece desconectar. Una forma de hacerlo es practicar yoga: aprenderás a respirar y a relajar la mente, lo que deriva en un estado de bienestar que tu cuerpo agradecerá.

44. La alfombra, a tus pies

Además de ese toque de calidez que la alfombra aporta a cualquier casa, permite descalzarse al llegar. Tus pies transpirarán más y se harán más fuertes. Pies descalzos, ¡pies felices!

45. Y por la noche, ¡duerme mejor!

Hay quien dice que la felicidad consiste en dormir bien. Y para un descanso pleno y satisfactorio hay muchos consejos y tips deco que nos gustaría darte. Por ejemplo, recuerda: dormir bien va ligado directamente a una buena salud y bienestar emocional.

46. Empieza un diario

Si no lo has hecho ya, te lo aconsejamos al 100 %. Anotar desde tus pensamientos más íntimos hasta pequeñas ideas que se te ocurren a lo largo del día es positivo en muchos aspectos: permite "reconectar" con uno mismo, dedicarse un rato a la escritura, revivir momentos divertidos —o relevantes— en un futuro al leerlos de nuevo, ejercitar la memoria...

47. Vive la ilusión de los más pequeños de la casa

Si tienes hijos sabrás que no hay nada más apreciado por ellos que dedicarles tiempo. Crea una zona lúdica y siéntate a jugar con ellos. No solo te divertirás, sino que decorar este espacio te llenará de ilusión.

48. Renueva los textiles

Y opta por tejidos naturales, en tonos neutros como beis, blanco, arena... y con algún toque de color. Y no nos referimos solo a la ropa de cama y las cortinas, sino también a la mesa. Los individuales y manteles de fibras aportan calidez, y eso hace tu casa más acogedora.

dormitorio con cabecero y hornacina fondo madera y lámpara de techo_469014

Dormitorio principal con cabecero de obra.

El Mueble

49. Dale portazo al estrés en casa

¿Cómo? Descubre la slow deco, te ayudará a bajar las revoluciones, relajarte y conectar con tu casa. ¡Y sonríele a la vida!

50. ¡Cocina!

Si te apetece distraerte y pasar un rato a solas contigo misma, cocinar es una de las mejores ideas que puedes tener. Organiza una cena en casa o en el jardín y disfruta de los pequeños placeres de la vida.

51. Escapa a una casa de campo

Es una forma ideal para recargar pilas y volver con energía y máxima felicidad. Antes de hacer la reserva, comprueba cuáles son los límites de movilidad en tu comunidad y si existe o no confinamiento en ella. 

52. Un toque de color

Si bien hemos insistido mucho en El Mueble de los beneficios de los tonos claros y neutros para el interior de una casa, también queremos destacar la alegría y el estilo que puede aportar una pared o un mueble de un color más vivo que el resto. 

cocina azul 00483207

Cocina con mobiliario, de Ibirrinaga Cociinas y Baños. Encimera, de Dekton. Sillas, en Crisol. Pavimento cerámico que imita la madera, modelo Starwood de Porcelanosa Grupo.

El Mueble

53. Flores siempre frescas

La psicóloga Silvia Álava asegura que el olor estimula el sistema límbico: la parte del cerebro responsable de las respuestas emocionales. El aroma de una flor, de una determinada comida ¡nos hace tan feliz!

54. Rincones con mensajes positivos

Cuelga láminas decorativas, cuadros con mensajes o letras de madera. De esta forma, cada vez que te levantes y leas ese mantra que tanto te gusta, ¡la sonrisa en ti se dibujará sola! 

55. Colores pastel en el dormitorio

¿Por qué? Porque invitan a la relajación. Y la relajación, al bienestar.

56. Practica el "nesting"

Como habrás visto, somos fans del nesting: un plan de fin de semana en casa haciendo —prácticamente— todo lo que hemos mencionado hasta ahora. Un poco de DIY, disfrutar de los tuyos, cocinar, redecorar...

57. Da vida... a tus muebles

Renueva tu alacena, refresca tu dormitorio con papel pintado o recupera muebles antiguos. Ese rato de creatividad despejará tu mente y el resultado, ¡te llenará de orgullo!

58. Limpia y organiza la nevera

Es posible que al principio te de pereza, pero no hay nada más agradable que tener una nevera limpia, organizada y con productos que estén al día. Poner tu casa en orden, también te hace feliz.

59. ¿Tus hijos han vuelto al colegio o están a punto de hacerlo?

Organiza un encuentro con sus amiguitos en casa. Es una manera de reducir los nervios para el primer día de cole, de pasar una tarde agradable y afrontar la vuelta a la rutina a tope de felicidad. 

60. Incorpora colores: amarillo, naranja...

Estos tonos estimulan la creatividad y el buen humor. Por eso son perfectos para la zona de estudio o de trabajo.

sillón-orejero-color-amarillo-con-cojín-estampado-gotas 00442766

Salón con sillón orejero de color amarillo.

El Mueble

61. Dale vida a los pasillos

Aprovecha tus ratos libres y decora los pasillos con fotos, láminas con mensaje, tu cuadro favorito... Verás que, cada vez que pases por ellos, te llenarás de alegría. 

62. ¿Tu casa es pequeña?

Si tu casa tiene pocos metros y llega a agobiarte, tenemos la solución para ser feliz en tu casa por pequeña que sea.

63. Adelántate a la Navidad

Las decoraciones navideñas nos chiflan. Sumérgete en la ilusión de las fiestas y reuniones familiares y ponte manos a la obra con el DIY: haz un calendario de Adviento, piensa en cómo será el árbol de Navidad, prueba con alguna receta nueva de dulces navideños... 

64. Una apuesta ecológica y saludable

¿Has vuelto de las vacaciones y tienes ganas de invertir bien tu tiempo? Tenemos una gran idea para ti: ¡crea un huerto en casa

65. ¿Todavía no?

Si a pesar de nuestros 65 consejos para alcanzar la felicidad (plena) en casa no lo consigues… Averigua si hay algo que te hace infeliz.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en El Mueble, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?