HOGAR SALUDABLE

Hazle a tu casa un plan detox: 9 claves para un hogar sin tóxicos

Tu casa puede ser una aliada de tu salud. La mejor estrategia para desintoxicar el cuerpo es vivir en un entorno libre de tóxicos. La directora de la revista Cuerpo Mente, Elisabet Silvestre, nos da las claves para un hogar más sano

Más-estilo-con-estores-mueble-madera-00493000

La calidad del aire es determinante para mantener una salud óptima. Alergias, asma, dolor de cabeza, cansancio, problemas de sueño... pueden relacionarse con la presencia de sustancias volátiles en el ambiente de casa. Están en muebles, tapicerías, pinturas, colas, productos de higiene y de limpieza, ambientadores... Y hay muchas cosas que puedes hacer en casa para liberar el ambiente de tóxicos: ventilar, colocar más plantas, utilizar materiales naturales... Analizamos todo lo que puedes hacer por tu casa para respirar un ambiente más sano.

1. Ventila, que corra el aire

Solo con ventilar se consigue minimizar la presencia de tóxicos en el ambiente. Aunque son dosis bajas, el cóctel de todas estas sustancias puede tener consecuencias negativas, sobre todo en la salud de niños y personas con alguna enfermedad. Respirar un aire más sano en casa tiene una receta sencilla: ventilar a diario.Veinte minutos son suficientes en horas con menos tráfico y menor carga de polen. En los dormitorios, ventila a primera hora de la mañana. En las demás estancias, en invierno hacia mediodía, cuando el sol calienta más. Y en verano, al atardecer, así se refresca el ambiente.

2. Añade plantas de interior

Los mejores aliados para purificar el aire son las plantas de interior, algunas capaces de filtrar hasta el 90% del monóxido de carbono presente en casa, además de otros compuestos. Cada especie está especializada en absorber unas sustancias volátiles en concreto; y todas oxigenan el ambiente y regulan la humedad ambiental.

La fórmula: dos plantas son suficientes para desintoxicar una estancia de 10 m2

más verde 481964

Plantas purificadoras

En 1989, la NASA publicó un estudio afirmando que hay plantas que purifican más el aire que otras. Dentro de este listado, el top 5 lo ocupan el poto, la lengua de tigre o sansevieria, la palma bambú, el Ficus robusta o árbol de caucho y el espatifilo o planta de la paz. Te contamos qué sustancias eliminan del ambiente y otros ejemplos de plantas que puedes añadir para purificar el aire:

  • Potos: es una superlimpiadora. Según la NASA, ayuda a reducir la cantidad de formaldehído, el xileno y el benceno del ambiente. En el baño elimina sustancias de cosméticos.
  • Sansevieria o lengua de tigre: elimina el benceno, el tolueno, el xileno, el tricloroetileno y el formaldehído del aire. Además, es una planta muy resistente y fácil de cuidar.
  • Palma bambú o palmerita china (Raphis excelsa): esta planta de interior es fácil de cuidar, siempre que la coloques en una zona de semisombra (la luz directa podría quemar sus hojas) y la riegues con cierta regularidad.
  • Ficus elástica robusta: este tipo de ficus, también llamado planta de caucho o árbol de caucho, no tolera temperaturas inferiores a 14 °C, de manera que es perfecta para tenerla en casa. Necesite riegos regulares (cada 3-4 días en verano y una vez a la semana en invierno), comprobando siempre previamente la humedad del sustrato. Mejor utilizar agua destilada o agua de lluvia.
  • Espatifilo: absorbe el xileno y el tolueno del ambiente, además de la acetona y el benceno. Asimismo, elimina el amoníaco de detergentes y cosméticos y el tricloroetileno de productos de tintorería.
  • Drácenas: son ideales para espacios recién amueblados y acabados de pintar. Es útil para eliminar el tricloroetileno, el cual procede de disolventes y barnices.
  • Palmera de salón: ayudan a respirar mejor, porque limpia casi todos los tóxicos.
  • Hiedra: elimina sustancias presentes en plásticos, resinas y bras sintéticas.
  • Cintas: eliminan el monóxido de carbono, por ello son útiles en estancias con chimeneas abiertas y estufas de combustión.

3. Materiales que respiran en paredes y muebles

En tapicerías, muebles, suelos... usa materiales que actúen como una piel: que protejan las superficies sin cerrar los poros, que resulten agradables al tacto, naturales y muy sanos.

Pinturas libres de tóxicos

Busca pinturas con componentes de origen vegetal y mineral, sustancias biodegradables y respetuosas con la salud. Colorea, Keim, BioRox o Livos son marcas especializadas. Estas pinturas no contienen sustancias orgánicas volátiles nocivas, formaldehídos o metales pesados. Algunas llevan la indicación de "Bajos en emisión de formaldehídos o de COV (compuestos orgánicos volátiles)".

Al no ser sintéticas, evitan la generación de electricidad estática y reducen la presencia de polvo. Protegen las superficies y los materiales que recubren, sin modificarlas. Previene la aparición de humedades y de grietas.

detalle-decorativo-pintura-a-la-tiza-chalky-finish-00456608

Si te gusta restaurar muebles, emplea pintura a la tiza o chalk paint, una pintura natural que proviene de la tiza y que no contiene acrílicos (plásticos).

Ropa de casa muy natural para cuidar tu piel

En cuestión de salud, la ropa que está más en contacto con la piel es la que más influye, como sábanas, toallas o pijamas. La etiqueta Öko-tex standard 100 garantiza la ausencia de sustancias nocivas en los productos textiles durante todo su proceso de transformación, hasta llegar al consumidor final. El lavado es otra fuente de incorporación de sustancias nocivas. Opta por detergentes naturales, como el jabón de coco, y evita los suavizantes perfumados.

4. Una alimentación más saludable

Compra alimentos de kilómetro 0. Hay tres claves: productos de proximidad (que no han tenido que viajar miles de km), productos de temporada y productos ecológicos. En lo posible, dales prioridad. Evita también los alimentos muy procesados: incluyen conservantes, edulcorantes, potenciadores de sabor... Elige alimentos naturales, tienen un efecto más regenerador.

mujer-cocinando-00442993

En cuanto a la forma de cocinar, evita hacerlo a temperatura alta, por ejemplo fritos y barbacoas, ya que producen mayor pérdida de nutrientes y además se generan sustancias tóxicas. ¡Cocina a fuego lento y con tiempo!

5. La limpieza semanal

Los productos de limpieza que usamos pasan al aire y, al respirar, entran en nuestro cuerpo. Aunque son dosis bajas, acaban produciendo irritación de ojos, piel, alergias o asma. Un estudio de la Universidad de Bergen en Noruega indica que limpiar una vez a la semana con productos de limpieza puede ser tan dañino para los pulmones como fumar ¡20 cigarrillos!, especialmente en mujeres.

Limpieza: utiliza limón, vinagre, bicarbonato... Evita productos clorados como la lejía

En tu despensa tienes productos como el limón, el vinagre blanco o el bicarbonaro de sodio, que te ayudarán a mantener la casa limpia y sin incorporar tóxicos.

6. En el baño, ni cloro ni moho

La ducha diaria es una fuente de exposición al cloro del agua, que provoca sequedad e irritación en la piel, y sus vapores perjudican a personas con asma. Para evitar esta exposición, puedes instalar un litro de carbón activo, que limpia los restos de cloro. Son muy fáciles de poner.

El moho es también causa de malos olores y un ambiente cargado en tu casa. Evita las condensaciones y la humedad alta, ya que son fuente de generación y proliferación de moho. Si ventilas bien el baño, evitarás que este se forme. Ten en cuenta que, cuando lo hueles, ya estás respirando sus esporas. Para eliminarlo de las baldosas, aplica vinagre y después agua oxigenada, no los mezcles.

7. Cuidado con las pantallas

Mirar ordenadores o el teléfono antes de dormir no ayuda a conciliar el sueño ni a un descanso realmente reparador. Puedes descargar un filtro de pantalla en tu tableta, móvil u ordenador, para evitar la exposición a la luz azulada de las pantallas, en especial a partir del atardecer. Y no olvides bajar el nivel de intensidad del brillo de las pantallas.

Móvil con auriculares sobre libros

8. Pon el móvil en modo avión por la noche

Ya que mientras duermes no lo usas, y así evitas su exposición. Tu casa debe ser un ambiente lo más limpio posible de radiaciones. Dormir con el teléfono en modo avión te ayuda a conseguirlo. Otra opción es configurar la opción 'no molestar', que evitará que te despierten las llamadas, mensajes o notificaciones.

9. Las emociones cuentan

¿De qué te sirve una casa reluciente, pero donde no te sientes a gusto? La mejor receta para hacer de ella un buen detox para tu mente es volverla un lugar de encuentro donde vivir y compartir experiencias positivas. Que sea tuya, un reflejo de ti y de quienes quieres. Para una casa sana que ofrece bienestar, tus emociones cuentan mucho.

Elisabet Silvestre, experta en Biohabitabilidad

elisabet silvestre
  • Elisabet es la directora editorial de las revistas Cuerpo Mente, Mente Sana y Saber Vivir.
  • Su libro "Tu casa sin tóxicos" es una guía para hacer de tu casa un ambiente más sano (Editorial Integral, 17,99 €).

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?