Puertas correderas

101 /375
Puerta corredera blanca con cuarterones de cristal.

Proyecto de Asun Antó. Mesa, de Carels, lámpara de techo, en Coton et Bois y sillas, de Pilma.

El Mueble

101.

En blanco con cuarterones de cristal

Gracias a esta puerta corredera con cuarterones de cristal, la cocina de esta casa es un espacio más luminoso gracias a la luz que le llega desde el salón-comedor. Es un diseño sin guías a la vista, de color blanco que ocupa todo el frente: delimita los espacios sin perder integración.

Salón abierto al comedor con corredera acristalada.

102.

No cerrarás los espacios con tabiques

Lo que piden a gritos los salones en los que faltan los centímetros son espacios abiertos al comedor, a la cocina, o a ambos. Elimina los tabiques abrazando el open concept o, en su defecto, opta por cerramientos acristalados que conecten los ambientes sin que la luz y los metros queden en entredicho.

Las interioristas Elisa Martínez y Odone Elorza han comunicado este salón pequeño con el comedor. Y para ello se han valido de unas puertas correderas cuyas hojas se mueven de manera independiente creando distintas configuraciones.

Cerramiento de cristal y hierro lacado, diseño de las decoradoras. Sofás, de Fama Sofás. Mesa de centro, de Zara Home. 
Vestidor integrado en el dormitorio y separado con puerta corredera

103.

Vestidor separado del dormitorio con puerta corredera

Una nueva versión de vestidor integrado en el dormitorio. En esta ocasión se ha optado por cerrarlo con una puerta corredera que se mantiene abierta o no, según el gusto de sus dueños. La interiorista Cristina del Valle ha optado por amueblarlo con una zona de armarios abiertos con cajones y otra de perchas. Como complementos, una banqueta, un espejo grande y alfombras.

Cabecero con tachuelas y mesita de noche, diseños del Estudio Del Pino Del Valle. Papel pintado, de Cole & Son. Lámpara, de Pantay. 
Comedor decorado por Asun Antó con mesa redonda de madera y sillas de fibra.

104.

Apostar por puertas correderas "invisibles"

"Es habitual que en nuestros proyectos optemos por puertas correderas para comunicar o separar espacios, como la cocina del salón o el vestidor del dormitorio. Y siempre procuramos apostar por correderas invisibles, empotradas en el tabique, porque abierta desaparece y deja el paso totalmente abierto, y cuando se necesita privacidad, se puede cerrar", explica la decoradora. 

 Mesa de centro y auxiliar de Taller de las Indias. 
Puertas escamoteables en armario de lavandería.

Zona de lavado con estantería realizada a medida, por Carpintería Soriano. Silla, de IKEA.

El Mueble

105.

Abiertas: un lavadero con todas las comodidades

Para darle más estilo a estas puertas escamoteables, se ha colocado un visillo para ocultar el interior. Y lo mejor es que no esconde solo la lavadora y la secadora, también cuenta con un cómodo fregadero y muchísimo espacio para almacenar los productos de limpieza. 

Puertas escamoteables en alacena.

Cocina con mesa, de Dradra. Sillas, de Cottage Little House. Lámpara de techo, de IKEA. Puerta corredera lacada. Alacena realizada por Liron Ruiz.

El Mueble

106.

4. Cerradas: una alacena de toda la vida

Cerradas, estas puertas conciben una alacena clásica, pero sin la incomodidad de que, cuando se abren las puertas, estas impiden el paso.  

Puertas escamoteables en alacena.

Alacena diseñada por Sandra Mora.

El Mueble

107.

Abiertas: una alacena de obra con muchas sorpresas

Cuando permanecen abiertas, las puertas escamoteables permiten acceder a todos los rincones de la alacena. Como ves, también se pueden elegir con cristales a modo de vitrina, todo depende del estilo que quieras darles. Además, no roban ni un centímetro a la cocina cuando se abren. Si te fijas, van sobre unas pequeñas ruedas para facilitar su apertura. 

Puertas escamoteables en armario vestidor.

Dormitorio principal con armarios realizados a medida.

El Mueble

108.

Abiertas: un armario que salva la arquitectura

Gracias a las puertas escamoteables, y a que está hecho a medida, este armario se adapta perfectamente al espacio sin perder ni un solo centímetro. Son una ventaja en espacios abuhardillados en los que hay que aprovechar cada hueco.

Puertas escamoteables en mueble desayunador.

Cocina con mobiliario, de Flovic.

El Mueble

109.

Abiertas: un mueble desayunador con alma de alacena

Este mueble desayunador no solo presume de un aspecto clásico, sino que tiene todos los pluses que se le puede pedir: estantes, luces, espacio para la cafetera... Y lo mejor es que, al abrir las puertas, quedan completamente escondidas en sus laterales.  

Puertas escamoteables en mueble desayunador.

Cocina con mobiliario diseño de la decoradora Lara Pujol con encimera, de Neolith. Sillas, de Kave Home. Microondas, de Cata.

El Mueble

110.

Abiertas: con iluminación LED integrada

Instalar iluminación LED en un armario con puertas escamoteables es ganar en confort: así no crearás sombras con la luz del techo y tendrás toda la luminosidad que necesitas para preparar el desayuno cómodamente. Así lo demuestra este mueble desayunador.

Ideas para decorar un pasillo con papel pintado.

111.

Papel pintado también para pasillos largos y estrechos

Crea contrastes entre el tono del papel pintado de paredes y el de las puertas y marcos para romper la sensación en tubo. Aquí se ha elegido un papel pintado de tonos azules con pequeños motivos florales, que son casi imperceptibles.  

Dormitorio con vestidor separado con correderas acristaladas con cuarterones.

Armarios diseñados por Aleu Viñets Arquitectura, realizados por Boix Interiorisme. Puf y lámpara de techo, de Gotier, en Coton et Bois. Papel pintado, de Flamant.

El Mueble/Pepa Oromí

112.

El vestidor integrado

Junto al baño, unas correderas acristaladas dan paso al vestidor. Los cuarterones están entelados con lino para dar a esta zona mayor privacidad. Los armarios lacados en blanco ocupan toda una pared de suelo a techo. Con ellos el almacenamiento está más que resuelto. Un puf y cestas de fibra natural lo completan.

Todo lo que necesitas saber para elegir puertas correderas.

113.

Maderas y precio de puertas correderas alistonadas

Desde Dream Designer nos dan los detalles: "el tipo de listón que se usa en una puerta correderas así suele ser de pino limpio o samba/ayous teñida o rechapada en roble natural. Todo es por el peso y el porcentaje tan bajo que tienen estas maderas a torcerse. En este caso y con listones al aire no es aconsejable el MDF por su fragilidad en medidas tan estrechas y largas".

En cuanto al precio, este trabajo hecho en pino limpio o pino melis teñido "en nuestro caso con aceites que le dan el color sin tinte previo", tiene un precio aproximado de 730 € (sin impuestos) en medidas aproximadas de 2,50 x 1,5 m, con transporte e instalación, aporta José Borrallo, el diseñador ebanista de Dream Designer como precio orientativo. Si se hiciera este diseño lacado en semilaca y a falta de concretar RAL, puede incrementar unos 150 € aprox.

Muebles realizados a medida y diseñados por D'Aussy Interiors y lámparas de HK Living.
Todo lo que necesitas saber para elegir puertas correderas.

114.

¿De qué material son las puertas correderas lacadas?

Los ebanistas de Fuking Wood comentan que en el caso de las puertas correderas lacadas, "las de MDF son siempre la opción más adecuada para lacar en el RAL que sea. Pero si se busca un efecto madera, podemos usar tableros rechapados en hoja natural, como roble, haya, cerezo, nogal…". Preguntados sobre los acabados que más les piden: "MDF lacado, sobre todo en blanco y derivados, que están como muy de moda ahora. Cuando nos piden en color madera, son en roble y en nogal".

Encimera de mármol, diseño de Colliers. Lavamanos y grifería, de Noken. 
Claves para elegir puertas correderas.

115.

Puerta corredera estilo industrial en hierro con vidrio

¿Una puerta corredera en la cocina? ¡Sí! Es un buen sitio para hacerlo con un diseño de metal y cristal. Son ligeros y muy decorativos. Puedes elegir el diseño con más perfilería o menos. Son puertas correderas de diseño industrial, aunque encajan en todos los estilos. Y no han dejado de ser tendencia desde hace unas temporadas.

Desde AMG Carpintería Metálica y Aluminio señalan que "se realizan en hierro con vidrio laminar transparente. Se puede realizar en aluminio, pero la perfilería no queda "tan fina" a nuestro parecer. Además, el aluminio es más caro que el hierro para este tipo de trabajos". Una hoja corredera de 2 m de alto por 1 m de ancho tiene un precio -incluyendo cristales y la guía donde va colocada la puerta- de 950 €.

Mobiliario y puerta corredera de Rehabilitaciones Boyfe.
Claves para elegir puertas correderas.

116.

La cantidad de cristal influye en el diseño y precio

Lo que más varía el diseño de una puerta de cuarterones es la superficie acristalada. Pero también repercute en el precio. Y está relacionado con el tipo de vidrio. Los hay más económicos y otros que elevan el precio final como cristal listral, cristal espejo o un cristal mate. Este diseño es una puerta corredera de doble hoja, lacada en un tono oscuro con cuarterones de arriba a abajo.

Puerta corredera ciega en madera

117.

Puerta corredera ciega en madera

En caso de que quieras instalar una puerta corredera lisa y ciega, puedes elegir diseños lacados o en madera (maciza o rechapados). Sin hendiduras ni molduras, son los diseños más económicos. Discretos, actuales, versátiles… Pueden llevar un tirador integrado (que no sobresale nada). Desde la ebanistería Fuking Wood nos explican que ellos "fabrican las puertas correderas en bastidor, es decir, llevan dos caras exteriores vistas, en MDF o en madera natural; y un alma (el interior) de otro material aglomerado o MDF. Así la puerta corredera no se tuerce. En medidas grandes (240 ó 270 cm) de alto, se suele meter un tubo de hierro vertical en el bastidor para que este adquiera más consistencia".

En el caso de Fuking Wood señalan que el precio de una puerta de hoja estándar lacada oscila entre 300-400 €. "El casoneto iría de la mano de los albañiles y estaría sobre 100 €". Si la puerta tiene molduras o celosías incrementa el precio entre 100-180 € dependiendo del tipo de moldura o diseño.

Mesa velador de Taller de las Indias y alfombra de BSB.
Ideas para elegir las puertas correderas.

118.

Puertas correderas en madera y cristal

Otro diseño en boga es el que convine perfilera en madera lacada o natural con cristales. "Las puertas correderas acristaladas, con formas redondeadas en madera, de dos hojas, con madera y cristal se llevan muchísimo", comentan desde Fuking Wood. Como en el caso de las metálicas, pueden realizarse diferentes diseños, con parte inferior ciega y superior con vidrio o todo con cuarterones. El precio varía según el acabado lacado o madera natural, la cantidad de cristal y el diseño de los cuarterones en sí (más rectos o con molduras u ornamentados). En una medida estándar ronda los 40-50 € más por puerta respecto a una lisa.

Muebles de cocina modelo Lines de Santos acabado Cashmere, encimera de Neolith Calacatta Luxe Soft y suelo de Marazzi.
Ideas para elegir las puertas correderas.

119.

Precio de los casonetos encastrables según el material del tabique

Debes saber que el casoneto, es decir, el armazón que se instala con obra en el tabique para que la hoja "se meta" en él, tiene un precio en medida estándar de 120-130 € aprox. para encastrar en ladrillo y 140-150 € para tabiques de placas de cartón yeso.

Todo lo que necesitas saber para elegir puertas correderas.

120.

Esto cuesta la guía invisible para puerta corredera

Este es otro tipo de instalación para puertas correderas. Se trata de una guía invisible que queda encastradas en el techo cuando la hoja tiene medida especial de suelo a techo. Un diseño de este tipo para falso techo, que soporta hasta 100 kilos de peso, en una longitud de 2 metros y acabado en plata anonizado, tiene un precio de 228 € en Caberstore.com.

En el caso de Fuking Wood, cuanto la instalación de la puerta corredera es con carril oculto en el techo, ellos manejan precios de 200-300 € en función de la medida.

Banqueta de Tine K Home es Sacum.
Todo lo que necesitas saber para elegir puertas correderas.

121.

Puerta corredera en cristal

Un diseño muy ligero en vidrio (sin perfiles) transparente o translúcido. Aquí se ha instalado en el baño para "cerrar" la cabina del inodoro. El cristal es templado de seguridad. En 203 cm de alto x 83 cm de ancho tiene un precio de 243 € en Leroy Merlin con sistema de guía con rodamientos invisible -tipo al que ves aquí-.

Mueble bajolavabo realizado a medida por J.J. Pey, lavabo y grifería de Roca y espejo de Cristalleria Magisa.
Todo lo que necesitas saber para elegir puertas correderas.

122.

De puerta hueca a maciza

Las puertas correderas huecas son más ligeras que las macizas. Para que te hagas una idea de los precios, en las huecas, que llevan un interior de cartón de nido de abeja, el presupuesto en medida estándar es de 150 € de media para una hoja (sin guía). Son menos duraderas y aíslan menos. Una maciza, más resistente, ya sea de interior aglomerado o madera maciza, el precio es de 200 € en adelante.

Cabecero de Maison Decor Zaragoza, mesita de noche y lámpara de Sofía Martín.
Ideas para elegir una puerta corredera.

123.

Doble hoja correedera con guía vista

Desde AMG también nos indican que este tipo de puertas correderas metálicas las lacan en horno. Los colores se eligen de la carta RAL (con un código de color concreto) y no varía el precio "nuestro precio es el mismo para cualquier color que entre en la gama RAL".

Los expertos en carpintería metálica añaden que "se podría pintar a mano o incluso dejarla sin pintar con el efecto del hierro (para esta opción recomendamos el barnizado pavonado), en este caso el precio sigue siendo el mismo". En este caso se trata de una doble hoja corredera con guía vista o carril exterior. El kit con amortiguación (solo la guía vista) tiene un precio de 234 € en Ferreteriavives.com, algo más si se trata de una puerta de vidrio.

Alfombra de yute de Papiol y pufs en Coton et Bois.
Ideas para elegir puertas correderas.

124.

Una hoja corredera de medida "no convencional" en blanco con chapa inferior

"La razón de lacar el material es para mejorar la estética y la durabilidad, porque el material se trabaja y en ocasiones los cordones de soldadura no son todo lo precisos que deberían y puede aparecer óxido a la larga. Con el lacado al horno se evita la aparición de óxido", explican desde AMG Carpintería Metálica y Aluminio.

Un diseño como este en blanco, puerta corredera de una hoja estilo industrial, con chapa inferior a 1 metros y el resto con perfilería en hierro y cuarterones de vidrio laminar 3+3 transparente, con medidas totales 2 x1.25 metros, incluyendo guía de la marca Klein y lacada al horno tiene un precio aproximado de 1.430 €.

Proyecto de Egue y Seta. Mesas de centro de La Redoute Interieurs, pufs grises y alfombra de Bolia Design, mesa de comedor de Tenuee y lámpara Spokes de Foscarini en Iluxiform.
Ideas para elegir las puertas correderas.

125.

Puerta recuperada con guía vista

Según dónde vayas a instalar una puerta corredera deberás escoger el diseño y tipo de hoja. Importante saber si necesitas una puerta encastrada en tabique (que no se ve por ningún lado cuando la hoja está abierta) o vista, que desliza sobre una pared. La encastrada deja espacio para colocar muebles (pero no para fijar nada a la pared). La que se ve "ocupa" ese espacio.

Una puerta con guía vista como este diseño es estética y llama más la atención por el conjunto de elementos: hoja y guía. Puedes recuperar, como aquí, una puerta antigua, restaurarla y convertirla en corredera con el sistema que puedes comprar por separado. Una puerta de granero en pino macizo sin barnizar en 203 cm de alto x 72,5 cm de ancho y guía en negro cuesta 331 € en Todopuertas.net

Armario bajolavabo de Somnisamida, lavabo de piedra negra, grifería de Bossini Cristina, apliques en negro de Gaudir Iluminación y pavimento de mosaico hidráulico.
Claves para elegir puertas correderas.

126.

Precios de puertas correderas de medida estándar

La guía sobre la que desliza la puerta corredera puede ocultarse también con un embellecedor del mismo tono que la pared o que la puerta. Al elegir el color de lacado, puede ser idéntico a la hoja, como en este proyecto de Gabriela Conde. En el caso de que elijas puertas correderas de medidas estándar, una de madera maciza ciega en blanco y de 203 cm de alto x 72,5 cm de ancho tendría un precio de 205 € en Leroy Merlin. Una de cristal en aluminio negro y cristal templado (sin guía) de 204 cm de alto y 73 cm de ancho tiene un precio de 229 € en Leroy Merlin. 

Muebles de cocina diseño de la decoradora Gabriela Conde y realizados por carpintería Antonio Sánchez Olmos.
Cómo elegir puertas correderas.

127.

Un diseño de puerta corredera de tendencia: alistonado

Es posible llevar este acabado de listones a una puerta corredera. Se trata de un tipo de solución que delimita sin ocultar, ya que siempre hay una continuidad visual entre las estancias a través de los listones. José Borrallo, diseñador ebanista de Dream Designer, explica que cuando se hacen estas puertas correderas alistonadas, pero ciegas, "da muy buen resultado la madera de Paulownia porque tiene poca densidad y una estructura visual muy agradable".

Mesa de roble realizada a medida y diseñada por D'Aussy Interiors. Sillas de Kave Home y lámpara de techo en MIV Interiores.
Ideas para elegir el color de los cerramientos acristalados.

128.

Cerramiento acristalado blanco para aislar la despensa

¿Qué te parecería aislar la despensa de la zona de plancha con un cerramiento acristalado? Es lo que ha hecho aquí la interiorista Cristina Carbonell. El espacio a medida comparte los mismos cuarterones en blanco del armario y las puertas correderas. Así, se integran mejor y la zona de almacenamiento disfruta de una luz extra, antes impensable. ¡Se acabaron las despensas oscuras!

panel-madera-listones-00543529

129.

Obra seca: ventajas para reformar sin hacer polvo

Cómo decorar un recibidor abierto al salón.

130.

Correderas de cristal

Aunque recibidor y salón permanecen abiertos e integrados, una puerta corredera de cristal se encarga de separarlos cuando es conveniente. Sin embargo, este cerramiento resulta ligero gracias al cristal que deja circular la luz natural libremente. La perfilería en negro aporta un estilo moderno al recibidor y conecta con el marco del espejo, del mismo color. Un banco a medida con cojines y espacio para guardar en la parte inferior completa el recibidor.

Banco y colchoneta realizados por Cado Interiors. Lámparas de Watt&Veke, también en Cado Interiors. Plaid de La Maison.
dormitorio con puerta corredera al baño 00461003

131.

Tras una puerta corredera… ¡un mini aseo!

Cuenta como solución oculta que ayuda a mantener el orden y la amplitud el crear puertas o tabiques correderos que se integran prácticamente por completo en la pared, de manera que casi no se ven. En este caso, tras ella, aparece un mini baño que queda casi metido en un armario.

Apliques y cestos en Sacum
cocina-abierta-al-comedor-con-cerramiento-de-madera-00543546_O.jpg

132.

Paneles correderos de madera para separar ambientes

Una solución para los reacios a abrir la cocina al resto de a casa es instalar un cerramiento que permita comunicar o independizar los ambientes según se desee. Así, además, cuando esté cerrado, los humos y olores que se generan al cocinar no llegarán al salón o comedor.

Puedes optar por las tradicionales puertas de cristal (lisas o con cuarterones) o bien enlazar este cerramiento con otros elementos de la estancia para crear un hilo conductor, que fue lo que hizo Clara Joly d'Aussy. La interiorista diseñó unos paneles de listones de madera en el mismo acabado que el resto de las piezas del mobiliario: desde los armarios de la cocina hasta la mesa de comedor.

Mesa de roble, realizada a medida y diseñada por D'Aussy Interiors. Sillas, de Kave Home. Lámpara de techo, en Miv Interiors. 
Pared en salón con sorpresa detrás.

Sofá realizado a medida según diseño de la decoradora Olga Gil-Vernet. Cojines y colchoneta, de Miki Beumala. Aplique, de Little House. Alfombra, de Muy Mucho. Estor, de Margarita Ventura. 

El Mueble

133.

7. Revestimiento de madera parece...

Este salón tiene aparentemente las paredes revestidas de madera alistonada, a juego con la estructura del sofá. ¿Estás segura? Míralo bien de nuevo. Y ahora pasa a la siguiente imagen.

Escalera con estantería en pared 00519762

134.

Reformas para 2022: ayudas para llevarlas a cabo

 Cocina y comedor con puertas correderas - 522517

135.

Cocina y comedor abiertos al salón

Si las dimensiones de la cocina son generosas tendrás espacio para crear un office o, incluso, integrar el comedor de diario. Cuando este se ubica cerca del acceso, gana sensación de amplitud sin puertas o con unos diseños de cristal ligeros, como en este proyecto. La cocina con comedor se abre al salón a través de paneles correderos acristalados de suelo a techo. Las guías se empotran en el techo para que prácticamente no se vean (es la solución ideal, que  apenas sobresalgan).

Mesa de Renova, lámparas de techo de Ineslamps y sillas de Crisol. 
idea-separar-cocina-salon-puertas-correderas-00535673

136.

Con puertas correderas integradas en el tabique

Fíjate en cómo cambia la sensación de esta cocina abierta al salón respecto a la anterior. Aquí se mantiene en el tabique ciego aunque se abre con una doble puerta corredera integrada en el tabique. El resultado es un vano cuando las hojas están metidas en la pared. Si quieres abrir discretamente los espacios opta por esta solución siempre con un vano lo más amplio posible para que no sea una puerta de medida convencional.

Muebles realizados a medida por Coton et Bois, sillas Peel de Taller de las Indias y l´mapara de Pomax.
idea-separar-cocina-salon-cerramiento-00536851

137.

Puertas correderas extra decorativas

Estas 30 cocinas con puertas correderas nos encantan. Siempre son una buena opción para abrir la cocina o cerrarla cuando cocinas. Una solución que integra o delimita con mucho poder estético, ya que las puertas se convierten en elementos que destacan en cuanto su diseño combina cristal y perfiles de metal o madera. Ten en cuenta que "la pega" es que desperdicias la pared en la que se ubican las hojas cuando están abiertas. La ventaja respecto a las puertas abatibles, el espacio que se gana.

Alfombra de yute de Papiol y pufs en Coton et Bois.
00477478

138.

Cocinas atemporales: abiertas o semi abiertas

Hay tendencias que duran y duran. Las cocinas abiertas por completo o semi abiertas con cerramientos acristalados son una de ellas. Si optas por integrar tu cocina en el salón para fomentar la conectividad con los tuyos, acertarás de pleno. Esta moda no es de un año, ni de dos. Ha venido para quedarse muuuuucho tiempo. La interiorista Asun Antó ha diseñado esta cocina con office, otra apuesta atemporal (si tienes sitio).

Mobiliario lacado en blanco, taburetes y lámpara de hierro colado, de Coton et Bois. Encimera, de Neolith. Alfombra de yute, en Gra. 
Dormitorio con puertas metal y vidrio para separar baño 00508558

139.

Otras soluciones para abrir y cerrar el baño

En este proyecto con baño integrado en el dormitorio son unas decorativas y llamativas puertas de metal y vidrio las que separan los ambientes. En baños muy pequeños, funciona sacar el lavabo del baño y ubicarlo en el dormitorio. Así el baño queda solo para el inodoro y la ducha. Por cierto, junto al inodoro, una ducha higiénica sustituye al bidé.

Panel acristalado de aluminio diseñado por Júlia Brunet Interiorisme y realizado por Sistema Midi de MB. Taburete y l´mapra de techo de Idees Disseny.
bano-moderno-con-vestidor 00511360 O

140.

Con dos zonas: privada y de uso común

En este proyecto, tras el murete se instala el mueble del lavabo que quede frente a un gran armario con puertas, que hace las veces de vestidor. El lavabo "sale" del baño en sí. El acierto es que esta zona es de uso abierto mientras que ducha e inodoro quedan en una cabina delimitada con puerta corredera.

comedor-piso-barceloneta

141.

Deja las puertas justas y que sean correderas

En pocos metros deberían bastar con 3 puertas: la del dormitorio, la del baño (si prefieres disfrutar de más intimidad) y la de la calle, como se ha hecho en este piso de 30 m2. Las puertas no solo se comen metros para su apertura, sino que fragmentan el espacio. Ni qué decir que, siempre que puedas, apuesta por puertas correderas: ganarás 1,5 m2 reales. Y mejor si puedes empotrarlas en el tabique, porque abiertas desaparecen y no comprometen el espacio lateral de la pared por la que discurren.

lamparas de techo para la cocina

142.

Lámparas de techo para la cocina de metal tipo jaula

Estas lámparas metálicas que dejan entrever las bombillas son tendencia. En esta cocina de madera, las arquitectas Irma Aleu y Rosa Viñets optaron por disponer dos simétricas para iluminar la barra de desayunos. Cada una cae justo debajo de cada plato. ¿Te has fijado la buena combinación que hace el metal con la madera?

Mobiliario diseñado por las arquitectas y realizado con madera de roble rústico por Fustería Sais. Lámparas Hanoi, de Lumens. Taburetes Luxor, de Crearte. Encimera, de Silestone. 
cocina-blanca-y-de-madera-con-balda-pared-a-modo-de-mesa-barra.

Mobiliario diseño de las arquitectas y realizado por Fusteria Sais.

El Mueble

143.

Instala una puerta corredera y gana luz y metros (¡y sin obras!)

¿Quieres llevar más luz a tu cocina sin hacer obras? ¿Y ganar metros? Una idea fácil, estilosa y sin necesidad de tocar tabiques es instalar una puerta corredera de cristal. Las vistas, como la de esta cocina proyectada por las arquitectas Irma Aleu y Rosa Viñets, al no ir empotradas entre tabiques, son superfáciles de instalar. De hecho, si eres un poco manitas puede hacerlo tú misma, ya que en grandes superficies, como Leroy Merlin, venden la puerta y el kit de montaje. Aunque ganarás hasta 1 m2, deberás liberar de objetos las paredes laterales, porque la puerta discurrirá paralela sobre ellas. 

Vista de office con banco y corredera.

Vista del salón hacia el comedor con corredera, diseño de la decoradora Asun Antó.

El Mueble

144.

Suma metros con puertas correderas

Suman hasta un metro cuadrado respecto a los modelos abatibles. Adaptan el espacio según las necesidades y, si están empotradas, “desaparecen” por completo. Las vistas inhabilitan las paredes laterales.

doble-puerta-correedera-en-dormitorio-00529147

145.

Iluminar las zonas adecuadamente

El truco para que por la noche, al encender las luces, el dormitorio no parezca más pequeño es que no haya rincones oscuros. Esto es importante si estás acostumbrado a estar. Pero la iluminación de la habitación ha de ser suave. Así que apuesta por lámparas con regulador de intensidad.  Además de la general, luces en la zona de la cama y en al menos otro punto de la estancia (en un rincón con una lámpara de pie o sobre una cómoda).

Cabecero de Rue Vintage 74 y mesitas de noche y banqueta de Zara Home.
idea-separar-cocina-salon-cerramiento-00536851

146.

Doble puerta acristalada con guía vista

Una idea muy estética que marca estilo es esta: un par de puertas correderas acristaladas con guía vista. De esta manera puedes abrir o cerrar la cocina según te interese. Por ejemplo, evitarás ruidos y olores cuando cocines si mantienes las puertas cerradas. Puedes diseñar unas puertas a medida o recuperar algún diseño antiguo con solera.

Alfombra de yute de Papiol y pufs en Coton et Bois.
idea-separar-cocina-salon-puertas-correderas-00535673

147.

Puertas correderas integradas en el tabique

Una solución práctica y conservadora, pero no por ello menos interesante. Las puertas correderas integradas en el tabique están pero casi no se ven. Necesitan un casoneto y un tabique de mayor grosor para integrarlas, pero cuando están abiertas prácticamente no se ven. Tendrás un vano de paso entre cocina y salón. Pero las puertas, sin restar espacio, te permiten separar ambos ambientes. Ten en cuenta que en las paredes que coinciden con las puertas no puedes colgar muebles ni planificar instalaciones.

Muebles realizados a medida por Coton et Bois, sillas Peel de Taller de las Indias y lámpara de Pomax.
puerta-corredera-cocina-negro 00506953

148.

Una puerta de acceso imponente

Con una altura excepcional de suelo a techo, con una altura que marca la diferencia y con una puerta en sí que se salga de lo habitual. Haz que el acceso a la cocina sea el elemento clave en el diseño. Juega con paredes de cristal que te permitan delimitar sin restar continuidad.

Proyecto de Natalia Zubizarreta Interiorismo con muebles de cocina modelo Época de Santos, lámparas de DCW, encimera de Neolith y taburetes de Bazar.
puerta-corredera-blanca-cocina 00521298

149.

Entre la cocina y el recibidor

En este caso el tabique se ha sustituido por cristal para que la luz se repartiera entre la zona común y la cocina, pasando por el recibidor que suele ser un espacio más oscuro. Para no restar metros y que la puerta no entorpeciera el paso, se ha optado por un cerramiento con panel corredero.

Muebles diseñados por Sacum y taburetes de Pilma.
puerta original de acceso al bano 00508558

150.

Una puerta de acceso diferente

Ya sea la puerta de acceso al baño como la que queda dentro del mismo cuando el ambiente es grande y delimita zonas, el caso es que una puerta llamativa y diferente dará esa nota especial que buscas para tu baño. Una puerta recuperada, un diseño a medida, un panel que antes tenía otro uso…

Panel acristalado diseñado por Júlia Brunet Interiorisme y realizado por Sistema Midi de MB. Taburete y lámpara de techo de Idees Disseny.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?