Puertas correderas

1 /402
Ideas para elegir el color de los cerramientos acristalados.

1.

Cerramiento acristalado blanco para aislar la despensa

¿Qué te parecería aislar la despensa de la zona de plancha con un cerramiento acristalado? Es lo que ha hecho aquí la interiorista Cristina Carbonell. El espacio a medida comparte los mismos cuarterones en blanco del armario y las puertas correderas. Así, se integran mejor y la zona de almacenamiento disfruta de una luz extra, antes impensable. ¡Se acabaron las despensas oscuras!

panel-madera-listones-00543529

2.

Obra seca: ventajas para reformar sin hacer polvo

Cómo decorar un recibidor abierto al salón.

3.

Correderas de cristal

Aunque recibidor y salón permanecen abiertos e integrados, una puerta corredera de cristal se encarga de separarlos cuando es conveniente. Sin embargo, este cerramiento resulta ligero gracias al cristal que deja circular la luz natural libremente. La perfilería en negro aporta un estilo moderno al recibidor y conecta con el marco del espejo, del mismo color. Un banco a medida con cojines y espacio para guardar en la parte inferior completa el recibidor.

Banco y colchoneta realizados por Cado Interiors. Lámparas de Watt&Veke, también en Cado Interiors. Plaid de La Maison.
dormitorio con puerta corredera al baño 00461003

4.

Tras una puerta corredera… ¡un mini aseo!

Cuenta como solución oculta que ayuda a mantener el orden y la amplitud el crear puertas o tabiques correderos que se integran prácticamente por completo en la pared, de manera que casi no se ven. En este caso, tras ella, aparece un mini baño que queda casi metido en un armario.

Apliques y cestos en Sacum
cocina-abierta-al-comedor-con-cerramiento-de-madera-00543546_O.jpg

5.

Paneles correderos de madera para separar ambientes

Una solución para los reacios a abrir la cocina al resto de a casa es instalar un cerramiento que permita comunicar o independizar los ambientes según se desee. Así, además, cuando esté cerrado, los humos y olores que se generan al cocinar no llegarán al salón o comedor.

Puedes optar por las tradicionales puertas de cristal (lisas o con cuarterones) o bien enlazar este cerramiento con otros elementos de la estancia para crear un hilo conductor, que fue lo que hizo Clara Joly d'Aussy. La interiorista diseñó unos paneles de listones de madera en el mismo acabado que el resto de las piezas del mobiliario: desde los armarios de la cocina hasta la mesa de comedor.

Mesa de roble, realizada a medida y diseñada por D'Aussy Interiors. Sillas, de Kave Home. Lámpara de techo, en Miv Interiors. 
00535991 Pared en salón con sorpresa detrás

6.

7. Revestimiento de madera parece...

Este salón tiene aparentemente las paredes revestidas de madera alistonada, a juego con la estructura del sofá. ¿Estás segura? Míralo bien de nuevo. Y ahora pasa a la siguiente imagen.

Sofá realizado a medida según diseño de la decoradora Olga Gil-Vernet. Cojines y colchoneta, de Miki Beumala. Aplique, de Little House. Alfombra, de Muy Mucho. Estor, de Margarita Ventura. 
Escalera con estantería en pared 00519762

7.

Reformas para 2022: ayudas para llevarlas a cabo

 Cocina y comedor con puertas correderas - 522517

8.

Cocina y comedor abiertos al salón

Si las dimensiones de la cocina son generosas tendrás espacio para crear un office o, incluso, integrar el comedor de diario. Cuando este se ubica cerca del acceso, gana sensación de amplitud sin puertas o con unos diseños de cristal ligeros, como en este proyecto. La cocina con comedor se abre al salón a través de paneles correderos acristalados de suelo a techo. Las guías se empotran en el techo para que prácticamente no se vean (es la solución ideal, que  apenas sobresalgan).

Mesa de Renova, lámparas de techo de Ineslamps y sillas de Crisol. 
idea-separar-cocina-salon-puertas-correderas-00535673

9.

Con puertas correderas integradas en el tabique

Fíjate en cómo cambia la sensación de esta cocina abierta al salón respecto a la anterior. Aquí se mantiene en el tabique ciego aunque se abre con una doble puerta corredera integrada en el tabique. El resultado es un vano cuando las hojas están metidas en la pared. Si quieres abrir discretamente los espacios opta por esta solución siempre con un vano lo más amplio posible para que no sea una puerta de medida convencional.

Muebles realizados a medida por Coton et Bois, sillas Peel de Taller de las Indias y l´mapara de Pomax.
idea-separar-cocina-salon-cerramiento-00536851

10.

Puertas correderas extra decorativas

Estas 30 cocinas con puertas correderas nos encantan. Siempre son una buena opción para abrir la cocina o cerrarla cuando cocinas. Una solución que integra o delimita con mucho poder estético, ya que las puertas se convierten en elementos que destacan en cuanto su diseño combina cristal y perfiles de metal o madera. Ten en cuenta que "la pega" es que desperdicias la pared en la que se ubican las hojas cuando están abiertas. La ventaja respecto a las puertas abatibles, el espacio que se gana.

Alfombra de yute de Papiol y pufs en Coton et Bois.
00477478

11.

Cocinas atemporales: abiertas o semi abiertas

Hay tendencias que duran y duran. Las cocinas abiertas por completo o semi abiertas con cerramientos acristalados son una de ellas. Si optas por integrar tu cocina en el salón para fomentar la conectividad con los tuyos, acertarás de pleno. Esta moda no es de un año, ni de dos. Ha venido para quedarse muuuuucho tiempo. La interiorista Asun Antó ha diseñado esta cocina con office, otra apuesta atemporal (si tienes sitio).

Mobiliario lacado en blanco, taburetes y lámpara de hierro colado, de Coton et Bois. Encimera, de Neolith. Alfombra de yute, en Gra. 
Dormitorio con puertas metal y vidrio para separar baño 00508558

12.

Otras soluciones para abrir y cerrar el baño

En este proyecto con baño integrado en el dormitorio son unas decorativas y llamativas puertas de metal y vidrio las que separan los ambientes. En baños muy pequeños, funciona sacar el lavabo del baño y ubicarlo en el dormitorio. Así el baño queda solo para el inodoro y la ducha. Por cierto, junto al inodoro, una ducha higiénica sustituye al bidé.

Panel acristalado de aluminio diseñado por Júlia Brunet Interiorisme y realizado por Sistema Midi de MB. Taburete y l´mapra de techo de Idees Disseny.
bano-moderno-con-vestidor 00511360 O

13.

Con dos zonas: privada y de uso común

En este proyecto, tras el murete se instala el mueble del lavabo que quede frente a un gran armario con puertas, que hace las veces de vestidor. El lavabo "sale" del baño en sí. El acierto es que esta zona es de uso abierto mientras que ducha e inodoro quedan en una cabina delimitada con puerta corredera.

comedor-piso-barceloneta

14.

Deja las puertas justas y que sean correderas

En pocos metros deberían bastar con 3 puertas: la del dormitorio, la del baño (si prefieres disfrutar de más intimidad) y la de la calle, como se ha hecho en este piso de 30 m2. Las puertas no solo se comen metros para su apertura, sino que fragmentan el espacio. Ni qué decir que, siempre que puedas, apuesta por puertas correderas: ganarás 1,5 m2 reales. Y mejor si puedes empotrarlas en el tabique, porque abiertas desaparecen y no comprometen el espacio lateral de la pared por la que discurren.

lamparas de techo para la cocina

15.

Lámparas de techo para la cocina de metal tipo jaula

Estas lámparas metálicas que dejan entrever las bombillas son tendencia. En esta cocina de madera, las arquitectas Irma Aleu y Rosa Viñets optaron por disponer dos simétricas para iluminar la barra de desayunos. Cada una cae justo debajo de cada plato. ¿Te has fijado la buena combinación que hace el metal con la madera?

Mobiliario diseñado por las arquitectas y realizado con madera de roble rústico por Fustería Sais. Lámparas Hanoi, de Lumens. Taburetes Luxor, de Crearte. Encimera, de Silestone. 
cocina-blanca-y-de-madera-con-balda-pared-a-modo-de-mesa-barra 503927

16.

Instala una puerta corredera y gana luz y metros (¡y sin obras!)

¿Quieres llevar más luz a tu cocina sin hacer obras? ¿Y ganar metros? Una idea fácil, estilosa y sin necesidad de tocar tabiques es instalar una corredera acristalada. Las vistas, como la de esta cocina proyectada por las arquitectas Irma Aleu y Rosa Viñets, al no ir empotradas entre tabiques, son súper fáciles de instalar. De hecho, si eres un poco manitas puede hacerlo tú misma, ya que en grandes superficies, como Leroy Merlin, venden la puerta y el kit de montaje. Aunque ganarás hasta 1 m2, deberás liberar de objetos las paredes laterales, porque la puerta discurrirá paralela sobre ellas. 

Mobiliario diseño de las arquitectas y realizado por Fusteria Sais.
Vista de office con banco y corredera 00526332

17.

Suma metros con puertas correderas

Suman hasta un metro cuadrado respecto a los modelos abatibles. Adaptan el espacio según las necesidades y, si están empotradas, “desaparecen” por completo. Las vistas inhabilitan las paredes laterales.

Corredera, diseño de la decoradora Asun Antó. 
doble-puerta-correedera-en-dormitorio-00529147

18.

Iluminar las zonas adecuadamente

El truco para que por la noche, al encender las luces, el dormitorio no parezca más pequeño es que no haya rincones oscuros. Esto es importante si estás acostumbrado a estar. Pero la iluminación de la habitación ha de ser suave. Así que apuesta por lámparas con regulador de intensidad.  Además de la general, luces en la zona de la cama y en al menos otro punto de la estancia (en un rincón con una lámpara de pie o sobre una cómoda).

Cabecero de Rue Vintage 74 y mesitas de noche y banqueta de Zara Home.
idea-separar-cocina-salon-cerramiento-00536851

19.

Doble puerta acristalada con guía vista

Una idea muy estética que marca estilo es esta: un par de puertas correderas acristaladas con guía vista. De esta manera puedes abrir o cerrar la cocina según te interese. Por ejemplo, evitarás ruidos y olores cuando cocines si mantienes las puertas cerradas. Puedes diseñar unas puertas a medida o recuperar algún diseño antiguo con solera.

Alfombra de yute de Papiol y pufs en Coton et Bois.
idea-separar-cocina-salon-puertas-correderas-00535673

20.

Puertas correderas integradas en el tabique

Una solución práctica y conservadora, pero no por ello menos interesante. Las puertas correderas integradas en el tabique están pero casi no se ven. Necesitan un casoneto y un tabique de mayor grosor para integrarlas, pero cuando están abiertas prácticamente no se ven. Tendrás un vano de paso entre cocina y salón. Pero las puertas, sin restar espacio, te permiten separar ambos ambientes. Ten en cuenta que en las paredes que coinciden con las puertas no puedes colgar muebles ni planificar instalaciones.

Muebles realizados a medida por Coton et Bois, sillas Peel de Taller de las Indias y lámpara de Pomax.
puerta-corredera-cocina-negro 00506953

21.

Una puerta de acceso imponente

Con una altura excepcional de suelo a techo, con una altura que marca la diferencia y con una puerta en sí que se salga de lo habitual. Haz que el acceso a la cocina sea el elemento clave en el diseño. Juega con paredes de cristal que te permitan delimitar sin restar continuidad.

Proyecto de Natalia Zubizarreta Interiorismo con muebles de cocina modelo Época de Santos, lámparas de DCW, encimera de Neolith y taburetes de Bazar.
puerta-corredera-blanca-cocina 00521298

22.

Entre la cocina y el recibidor

En este caso el tabique se ha sustituido por cristal para que la luz se repartiera entre la zona común y la cocina, pasando por el recibidor que suele ser un espacio más oscuro. Para no restar metros y que la puerta no entorpeciera el paso, se ha optado por un cerramiento con panel corredero.

Muebles diseñados por Sacum y taburetes de Pilma.
puerta original de acceso al bano 00508558

23.

Una puerta de acceso diferente

Ya sea la puerta de acceso al baño como la que queda dentro del mismo cuando el ambiente es grande y delimita zonas, el caso es que una puerta llamativa y diferente dará esa nota especial que buscas para tu baño. Una puerta recuperada, un diseño a medida, un panel que antes tenía otro uso…

Panel acristalado diseñado por Júlia Brunet Interiorisme y realizado por Sistema Midi de MB. Taburete y lámpara de techo de Idees Disseny.
puerta-corredera-entre-salon-y-comedor

24.

Dónde no poner una puerta corredera

  • Puede ocurrir que necesites fijar muebles a la pared que coincide con la apertura de la puerta corredera. En ese caso, olvídate de instalar una.
  • Si la puerta es de superficie, queda vista y el tabique ha de quedar despejado para que deslice sobre él.
  • Si se trata de un modelo encastrado en el tabique (en una estructura que se denomina casoneto) tampoco será posible realizar taladros en ese espacio.
  • Las puertas correderas son más caras que las abatibles.
bano-con-puerta-corredera-con-espejo-00531319 O

25.

El estilo de la puerta corredera

Las puertas correderas son muy útiles en aseos de cortesía que suelen tener un tamaño reducido. Así, al entrar, no hay que esquivar el inodoro o el lavabo para cerrar una puerta. En este proyecto, se optó por instalar una puerta corredera lacada en blanco para que la visión fuera la de los dos frentes de lavabo enfrentados. De otra manera, uno quedaría oculto. Desde dentro, se amplía el espacio con un acabado espejo.

puerta corredera de apertura en zigzag 00522631

26.

Otro tipo de puerta corredera

También queríamos mostrarte este otro tipo de puerta corredera plegable. Se trata de un diseño con varias piezas que se pliegan en zigzag y se desplazan sobre una guía para quedar recogidas en un lateral del hueco de acceso. De esta manera no hay que contar con el espacio que ocupa la hoja cuando se corre aunque siempre el espacio de entrada quedará algo más reducido por la puerta recogida. Por este motivo es preferible que se instale en vanos anchos.

Puerta diseñada por Asun Antó.
office con puerta corredera 00522663

27.

Puertas correderas con guías vistas

Dentro de los tipos de puertas correderas, hemos visto en este artículo las que quedan encastradas en tabique con un casoneto oculto (se realiza un tabique de mayor grosor, habitualmente con placas de cartón yeso) y que llevan guías empotradas en el techo o en el marco de la puerta de altura estándar. Pero también puedes considerar una puerta en superficie con guías decorativas como la de este proyecto. Si no "necesitas" la pared sobre la que se desliza es una buena opción.

Sillas y alfombra de Ofelia Home Decor.
Lavadero con zona de planchar oculta junto a la cocina - 522666

28.

¿Qué tipo de acabado escoger?

Las puertas correderas pueden tener el mismo acabado que el resto de la carpintería interior o marcar la diferencia con diseños especiales. Pueden ser macizas o huecas y lacadas o laminadas (lisas o con molduras o hendiduras). También de madera. Se puede convertir una puerta antigua en un diseño corredero y entonces merecerá que quede vista y decore por sí sola. Son tendencia las de perfilería de metal o madera y vidrios. Que lleven cristal o no dependerá del nivel de privacidad que se quiera lograr y de si es preciso ganar luz y que se distribuya.

Mobiliario de Moretti y papel pintado Flamant Caràctere de Arte.
Salon con varios ambientes separados por puerta corredera 00522693

29.

Puertas correderás sí en estancias muy amplias con varios ambientes

Una puerta o panel corredero sí es una buena idea para estancias amplias en las que conviven varios ambientes. Imagina un salón en el que se ha ganado una terraza. Esta puede ser una zona de juegos, un lugar en el que practicar una afición, deporte o crear un rincón de trabajo y estudio. Optar por una puerta corredera permite independizar o comunicar los ambientes sin perder centímetros reales de uso.

cocina con puerta corrdera de cristal 00522710

30.

Dónde sí instalar una puerta corredera

  • En estancias pequeñas, lo recomendable es instalar una puerta corredera que aporte amplitud.
  • En espacios donde de otro modo quedaría un mueble de uso detrás de una puerta que habría que mover constantemente para acceder a él.
  • Y también donde se quiere una solución vistosa y original para comunicar o delimitar según el uso del ambiente.
Muebles de cocina de Santos Bilbao, encimera de Laminam, lámparas de techo en Susaeta Iluminación y suelo de Yanyare.

 

mini cuadro en pared lavabo 00527482

31.

Sí en el baño cuando…

Cualquier puerta de apertura abatible, al abrirse, debe quedar pegada a una pared. Esta es la situación ideal. Si detrás hay un armario, debes saber que la puerta estorbará ligeramente. En el caso de un baño, una buena orientación es que la hoja abatible abra y quede pegada a la ducha. Si lo hace en el lado del lavabo, para usarlo habrá que cerrar la puerta. Esto nos ayuda a saber si necesitamos una puerta corredera, recomendable tanto en este último supuesto.

Proyecto de la interiorista Paula Duarte con armario de lavabo y suelo de Gala y encimera de Corian.
dormitorio con vestidor 00527445 O

32.

En el acceso al vestidor desde el dormitorio

Es un lugar en el que sí poner una puerta corredera, así no se pierden centímetros ni en la zona de descanso del dormitorio ni en el vestidor. Si los módulos de organización de la ropa son abiertos, es recomendable instalar una puerta que preserve el espacio del polvo. Aquí se ha optado por un diseño liso y ciego.

Cabecero y mesita de noche del estudio Del Pino del Valle. Papel pintado de Cole & Son y lámpara de Pantay.
mesa-cuadrada-con-banco-00530362 O

33.

Un panel corredero sobre cerramiento de cristal

Esta imagen muestra la conexión del office con una zona de paso. Un panel corredero (de ancho excepcional, perfilería con barrotillo y vidrios) se desliza sobre un cerramiento también acristalado. Esto permite que la conexión visual sea completa y que la luz de las estancias contiguas alcancen la cocina. Con una puerta corredera en este caso la cocina queda despejada desde el pasillo, con una visión limpia y completa.

Mesa y banco diseñados por la decoradora Marta Tobella, sillas de Brucs y lámpara de Foimpex. Todo en Sacum.
cocina color topo con puerta corredera 00530351

34.

Una puerta entre la cocina y el cuarto de lavado

En este caso la puerta corredera independiza un cuarto de lavado y plancha, incluso usado como tendedero, de la zona de trabajo de la cocina. Es una buena idea instalar una puerta de idéntico diseño a la de acceso a la cocina -sea esta corredera también o abatible- y mantener a resguardo de olores la ropa tendida. Al llegar cristal la luz que entra por la ventana se reparte en todo el ambiente.

Muebles de Santos, diseñados por Sacum; y encimera de Neolith.
comedor con puertas correderas 00531264

35.

Puertas correderas dobles

En lugar de una hoja se instalan dos hojas correderas cuando el vano de acceso a cubrir en más mayor de 70-80 cm. Lo bueno de las puertas correderas es que se pueden crear paneles de ancho especial o bien optar, como en este acceso al salón-comedor, por dos puertas.

Mesa de Mobles 114, sillas Thonet originales, lámpara de techo de Marset y alfombra de Cotlin.
recibidor con consola de madera 00531365

36.

Sí: Una corredera entre recibidor y salón

Es una buena idea instalar una puerta corredera entre el salón y el recibidor cuando este es estrecho y la puerta "ocupe". Asimismo, si la hoja u hojas abatibles de una puerta quedan "suspendidas" en la estancia, también es recomendable optar por un sistema corredero. Lo ideal, es que las puertas queden pegadas a una pared cuando están abiertas. Así que, en definitiva, una puerta corredera es una de esas reformas con las que ganar metros.

Consola de Culdesac, lámpara de Light & Living y cestos de Tine K Home en Sacum.
cocina-negra-con-armarios-panelados 00532005

37.

Sí: en el paso de la cocina al comedor

Especialmente cuando esta se quiere integrar. Una puerta corredera de diseño (como un tabique de cristal) se integra en la decoración. Para cocinas integradas, la estética es más importante aún para que no desmerezca respecto al estilo del salón o comedor. Este diseño de perfilería en negro y barrotillo es contemporáneo y vistoso, gracias a la guía integrada en el techo y el tamaño extra de suelo a techo.

Muebles de Leich en Chef D'Oeuvre, encimera de Silestone y taburetes de Rivièra Maison en Home Design. Alfombra en Sacum.
cocina-blanca-y-de-madera-con-balda-pared-a-modo-de-mesa-barra 503927

38.

Revestido de madera para darle calidez

Fíjate en esta distribución porque la verás a menudo en las cocinas de El Mueble: la superficie de trabajo —que aquí hace las veces de barra de desayunos— enfrentada a la isla y una pared dedicada en exclusiva a almacenamiento, con armarios panelados de apertura gola. Solo quedan a la vista el horno y el microondas. Como el mobiliario es blanco, las arquitectas Irma Aleu y Rosa Viñets han revestido los paneles de madera de roble. Así, la cocina queda mucho más cálida. 

Mobiliario diseñado por las arquitectas y realizado con madera de roble rústica por Fustería Sais. Taburetes Luxor, de Crearte. Encimera, de Silestone. Lámparas Hanoi, de Lumens.
00521333 Cocina con puerta corredera

39.

Instala una puerta corredera

Uno de los primeros lavados de cara que solemos hacer en casa es darle un nuevo aspecto a las puertas, bien cambiándolas o pintándolas, si todavía están nuevas. Te proponemos una tercera vía: colocar una corredera acristalada (si precisas de instalador, tendrás que añadir al precio de la puerta la mano de obra). Además de ganar espacio y luz, podrás mantenerla, abierta o cerrada, según la intimidad que precises. La interiorista Marta Tobella optó por una corredera en esta cocina llenándola de luz.

Taburetes, de Pilma.
salon pintado en verde con puerta corredera 00342792

40.

Las mejores reformas que puedes hacer en verano

Dormitorio con gran puerta corredera en azul que comunica con el salón_ 00366765

41.

Instala una corredera... ¡y gana 1 m2!

Si no quieres meterte en obras, lo mejor es una corredera vista. Pero deberás tener una pared libre de al menos el doble de lo que mide la puerta para que la hoja pueda desplazarse. Grandes superficies como Leroy Merlin ofrecen kits DIY que puedes instalar sin ser un manitas por menos de 100 €.

Corredera confeccionada con contraventanas recuperadas.
puertas-correderas-cocinas-abiertas-521333

42.

La cocina con puerta corredera

Esta cocina sufrió una transformación total gracias a la puerta corredera acristalada. Antes era un espacio cerrado y ahora, gracias a las puertas, se ha abierto al salón y recibe una luz espectacular. El suelo es de parqué, igual que el resto de la casa, así se consigue una mayor sensación de continuidad y el piso gana amplitud. 

pasillo-revestido-en-madera-00526623

43.

Mejor con puertas correderas

Siempre que sea posible, prescinde de puertas innecesarias en un pasillo (como la de entrada si no se cierra nunca), pero las que haya no deben abrir hacia el pasillo en sí. En este caso, es una buena idea optar por puertas correderas para no restar espacio ni a este ambiente ni a las habitaciones.

pasillo-con-papel-pintadp-y-puertas-correderas_00515124

44.

Colores y papeles pintados

Un techo pintado en un tono oscuro hará que se sienta más cerca, por lo que es truco para techos altos. Lo ideal es los pasillos es optar por tonos neutros, el blanco es perfecto; para lograr amplitud y luminosidad. Si la pared del fondo se pinta de otro tono o se empapela el pasillo parece más corto.

Cocina con corredera con vistas al salón y recibidor 00521298

45.

El piso que creció eliminando las zonas de paso

Este piso no es muy grande, mide apenas 80 m2, pero no lo parece para nada. Y la clave es la optimización del espacio con una nueva distribución y organización de los espacios que permitió eliminar las zonas de paso y convertirlas en metros útiles. En la cocina, por ejemplo, la decoradora Marta Tobella eliminó una pared y la convirtió en un acristalamiento con una corredera que lleva luz al espacio y crea una visual limpia hasta el salón. No te pierdas las soluciones magistrales de este piso. 

cocina-minimalista-blanco-pequena 00513340

46.

Puertas correderas

¡Para ganar espacio! Así, en una cocina estrecha no tendrás que "salvar" la puerta en su apertura ni moverla para acceder a los muebles que quedan tras una puerta batiente abierta. En una cocina estrecha, cualquier puerta de acceso o comunicación con otra estancia, mejor corredera. Y si además es acristalada, más ligera resultará cuando esté cerrada.

Muebles diseñados por Mengíbar Blanco Estudio con encimera de Silestone Blanco Zeus y campana de Balay.
Cocina con armarios blancos y apertura uñero 00522666

47.

La distribución más habitual: en línea

En cuestión de cocinas alargadas y estrechas, la distribución del mobiliario más adecuada es en un único frente en línea. Lo ideal es que se aproveche el largo de la planta de un extremo. Saca partido al espacio, a cada centímetro (¡cómo nos gusta exprimir la superficie de las cocinas pequeñas!), e integra los electrodomésticos para que la imagen sea limpia.

Muebles de cocina de Moretti y papel pintado Flamant Caractère de Arte.
dormitorio-puerta-corredera-cortina-barra 00503970 O

48.

Un espejo con truco

Cuando los dormitorios no son excesivamente grandes, la decoración de las paredes debe darse en pequeñas dosis. En este espacio se ha solucionado con unos cuadros apoyados sobre el cabecero de obra. Frente a él y para agrandar visualmente la habitación, se ha colocado una puerta corredera de espejo que separa —y une— la habitación con el vestidor. ¡Una idea excelente!

Cabecero de obra, diseño de las arquitectas Irma Aleu y Rosa Viñets. Banco, de India & Pacific.
dormitorio-pequeno-puerta-corrdera-00526659 O

49.

Menos puertas para que fluya la circulación

Un truco estético y organizativo para planificar un dormitorio pequeño es que las puertas que se encuentren dentro (como la que comunica con un mini vestidor o baño en suite) sean correderas. Mejor integradas en tabique. Así no se pierde espacio ni hay que tener en cuenta el espacio que "pierde" la apertura de una hoja abatible.

Cabecero y apliques en Sacum.
dormitorio-puerta-corredera-cortina-barra 00503970 O

50.

Puerta por fuera, espejo por dentro

Utilizar el espejo como trampantojo y que simule una puerta o una ventana es otra buena manera de lograr profundidad. En este dormitorio se ha colocado un panel corredero que, por dentro, es espejo. Este comunica o separa los espacios, según la necesidad. Abierto genera una agradable sensación de continuidad. 

Banco, de India & Pacific.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?