¿Has visto ya alguna hormiga por tu casa? Estos bichitos inofensivos a simple vista pueden convertirse en una auténtica pesadilla, ya que nunca vienen solas, actúan en grupo y son difíciles de eliminar. Puedes pasarte horas intentando deshacerte de unas cuantas, pero, ¡sorpresa!, seguirán apareciendo más y más y más…

Con la llegada del calor, estas pequeñas exploradoras salen al exterior en busca de comida, y no dudan en dirigirse a tus lugares favoritos: la cocina, el baño e incluso el cubo de la basura. Pueden comenzar con las migas de pan y, acto seguido, poner rumbo a tus deliciosas galletas o a ese azucarero tentador. Hay que poner solución a este problema porque puede que no sepas que las hormigas también son transmisoras de gérmenes.

Quizás hayas probado multitud de insecticidas para acabar con las intrusas que corretean por tu casa o tu terraza, pero te habrás dado cuenta de lo complicado que resulta deshacerse del problema de raíz. ¿La razón? Las hormigas siguen apareciendo del fondo del hormiguero.

Es hora de compartir con vosotras la solución más efectiva: el café, que además de ser el gran aliado de las mañanas, resulta ser un repelente natural contra las hormigas que prácticamente todos tenemos en la cocina.

hormigas

El poder del café para eliminar hormigas

Así es, el aroma el café que tanto nos gusta y deleita por las mañanas, resulta ser el repelente perfecto para alejar a las hormigas, porque lo odian. ¡Una solución sencilla y al alcance de tu mano! Olvídate de soluciones como el vinagre (que también ahuyenta a las hormigas) y que tan desagradable puede ser para nosotras. Te explicamos cómo usarlo para que estos pequeños insectos no entren en casa.

UN REPELENTE DE HORMIGAS CON CAFÉ

Ha llegado el momento de pasar a la acción y eliminar las hormigas que se cuelan en tu casa. Aquí va el primer truco:

Lo primero es limpiar a fondo todas las superficies invadidas por las hormigas. Puede que tengas que tirar muy a tu pesar algunos alimentos con los que hayan podido tener contacto, como el azucarero. Una vez que todo esté impecable, es hora de desplegar tu arma secreta: los granos de café. Colócalos estratégicamente en la alacena, la encimera, alrededor del azucarero, en el cajón de las galletas e incluso en el suelo. Crea una barrera con los granos de café y deja que su delicioso aroma impregne el ambiente durante un par de días. Mientras disfrutas de esa fragancia, las hormigas estarán dando media vuelta sin pensarlo dos veces. ¡Es hora de retomar el control!

DOS INSECTICIDAS PARA eliminar HORMIGAs CON CAFÉ

También puedes preparar dos poderosos insecticidas con café si lo mezclas con otros productos e ingredientes que seguro tienes por casa. ¡Toma nota!

  1. Mezcla el café molido con bicarbonato de sodio y espolvorea la combinación en los puntos de acceso de las hormigas. ¡Este cóctel es mortal para ellas! 

  2. Pero eso no es todo. Si quieres dar un paso más allá, te traemos otra opción antihormigas. Hierve las sobras de café molido en agua y agrega un toque de vinagre blanco y canela. En otro recipiente con un difusor, coloca ajos pelados y unos cuantos clavos de olor para añadir un aroma irresistible. Luego, vierte el agua caliente del café, el vinagre y la canela sobre esta mezcla aromática. Y listo, tan solo tendrás que pulverizar la mezcla sobre las hormigas cuando entren en casa.

Recuerda que el café no solo repele a las hormigas, también ahuyenta a otras plagas como las avispas o pulgas. Desata el poder del café y mantén a raya a todos esos invasores indeseables.

Descubre otros beneficios del café

Dale clic al vídeo y descubre los beneficios e inconvenientes del café. ¿Los conocías?

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.