Limpieza

10 tips para limpiar botellas de agua, ¡perfectas y sin olores!

A veces nos olvidamos de limpiar las pequeñas cosas, como las botellas de agua donde siempre guardamos el agua, zumos u otros líquidos que solemos llevar con nosotros cada día. ¿Te parece difícil limpiar el fondo de la botella? ¡No sufras más y toma nota de estos consejos!

00503762 copia

Las botellas de agua reutilizables son la mejor opción para cuidar el medio ambiente. Además, son mucho más elegantes que las botellas de plástico del supermercado. Pero, como en todas las cosas de casa, también debes mantenerlas limpias: aunque el agua nos sirve para mantenernos hidratados, si la botella de agua no está limpia podrías estar exponiéndote a gérmenes y bacterias.

Y, si somos sinceros, la mayoría de nosotros nos olvidamos de lavarla de forma habitual. ¿La frecuencia ideal? Deberías lavarla todos los días si usas la botella de agua regularmente. Pero no te preocupes: ¡sigue estos sencillos pasos que te explicamos a continuación y limpia tu botella de agua en menos de cinco minutos!

Trucos para limpiar una botella de agua fácilmente

Cómo limpiar una botella de agua por dentro

Utilizar un estropajo para limpiar la botella por dentro es una tarea complicada; por mucho que lo intentes, resulta imposible acceder al fondo. Por eso, existen distintos trucos para solucionar este problema, muy fáciles y rápidos de hacer. ¡Toma nota para dejar tus botellas limpias a partir de ahora!

1. Usa un cepillo largo

Hoy en día puedes encontrar cepillos para botellas en varias tiendas, que sirven específicamente para esta función. Aunque, si no quieres gastar dinero y tienes algún tipo de cepillo o escobilla larga por casa, empléalo para limpiar el fondo de la botella con agua caliente y jabón para platos.

Un buen truco es usar un limpiador de biberones: es un escobillón largo del tamaño ideal para limpiar una botella de agua, así que con esto la limpieza será muy efectiva y simple. Puedes encontrarlo fácilmente en un supermercado o en alguna tienda especializada para bebés.

mesa de centro con botella de agua 00527424

2. Prueba con arroz y jabón

Este truco es muy fácil si no dispones de ninguna escobilla y quieres utilizar lo que tienes por casa. Crea tu propio limpiador de botellas con solo 3 ingredientes: necesitas un poco de arroz, un embudo y detergente líquido. En primer lugar, rellena la botella con el puñado de arroz. Puedes hacer uso del embudo para verter el arroz a la botella con más facilidad.

A continuación llena el resto de la botella con agua tibia y un chorro de jabón líquido. El que usas para limpiar los platos servirá. Luego, tapa la botella y agita con fuerza. El arroz actuará como exfoliante para las paredes interiores, mientras que el agua con jabón limpian el interior. Por último, enjuaga y limpia la botella por dentro tantas veces como sea necesario, hasta que no quede ningún grano de arroz ni restos de jabón.

3. Otro uso para el vinagre

También puedes limpiar botellas de agua por dentro con vinagre blanco, ¡uno de los mejores aliados de limpieza! El vinagre es un desinfectante natural, muy eficaz para limpiar tus botellas de agua y asegurarte de que quedan libre de gérmenes.

En primer lugar, lava la botella con agua y jabón, y luego rellénala con agua caliente y un par de cucharadas de vinagre. Luego, déjala en remojo toda la noche para eliminar la mayoría de las bacterias y, a la mañana siguiente, aclárala bien (hasta que desaparezca el aroma del vinagre) y deja que se seque. ¡Tendrás tu botella limpia y lista para utilizarla de nuevo!

4. Utiliza bicarbonato de sodio

Al igual que el vinagre, el bicarbonato de sodio es uno de nuestros favoritos para las tareas de limpieza del hogar, así que ¿por qué no utilizarlo en tu botella de agua?

Solo tienes que poner dos o tres cucharadas de bicarbonato de sodio en la botella y llenarla con agua caliente. Vuelve a tapar la botella, agítala bien para mezclarla y déjala reposar durante unas horas. A continuación, aclara con agua caliente. ¡El trabajo estará hecho!

Cómo limpiar tus botellas de agua.

5. Usa el lavavajillas

Sí, parece un truco muy simple, pero es que el lavavajillas es verdaderamente efectivo para limpiar todo aquello que no alcanzamos con el estropajo. Siempre que tu botella de agua sea apta para el lavavajillas, esta es probablemente la forma más sencilla de dejarla reluciente.

Simplemente, métela en el lavavajillas boca abajo (y coloca la tapa en la rejilla superior) y hazla funcionar en un ciclo de agua caliente. ¡Los gérmenes desaparecerán enseguida!

6. Lejía y agua fría, un dúo infalible

Si tu botella de agua tiene un olor especialmente desagradable porque has descuidado su limpieza, ¡la lejía es el desinfectante más eficaz para esta tarea! Asimismo, añade una cucharadita a tu botella, llénala de agua fría, mézclala agitando la botella y déjala reposar toda la noche. A continuación, vacía el contenido por la mañana. En último lugar, límpiala de nuevo con agua y jabón y aclárala bien. ¡Quedará como nueva!

7. agua hirviendo para el metal

Si tu botella está hecha de metal, tan solo necesitarás usar agua hirviendo. Llena la botella de agua hirviendo y déjala reposar durante la noche. Por la mañana, enjuaga la botella de agua y lávala a conciencia con detergente para platos. El agua hirviendo por la noche habrá desinfectado el interior de la botella, por lo que te habrás despedido de todas esas bacterias no deseadas.

00503762 copia

8. Unas pastillas efervescentes

Aunque puedas pensar que las pastillas efervescentes pueden corroer el interior de algunas botellas de agua reutilizables, esto no es verdad en la mayoría de casos. Si quieres asegurarte de ello, puedes comprar pastillas efervescentes que existen en muchas tiendas, especiales para limpiar el interior de estos recipientes y así no tenerlo que hacer tú mismo.

9. La sal

Usar la sal para limpiar es habitual, pues cuenta con innumerables atributos para ser utilizada en los hogares (efecto blanqueador, desinfectante, absorbe malos olores...). Para ello, llena con un embudo la botella con un par de centímetros de sal y añade agua tibia hasta que se forme una especie de pasta. A continuación, cierra la botella y agítala. Luego, vacía el contenido y enjuaga con agua limpia tibia. ¡Quedará reluciente!

mesa de centro con limones, vasos y botella de agua 00486884 O

10. El detergente de siempre

Una de las formas más fáciles y sencillas de limpiar una botella que no está especialmente sucia es mediante el detergente: unas simples gotas en su interior pueden lograr un gran cambio. Asimismo, introdúcelas dentro de la botella y añade un poco de agua tibia. Luego, cierra la botella con el tapón y agítala. Tras unos minutos, aclara con bastante agua para retirar cualquier resto de jabón. ¡Sécala y estará lista para ser usada de nuevo!

Si quieres estar al día de todo lo que se publica en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?