Muebles de baño

101 /1650
Baño blanco y madera de buhardilla con vigas y bañera.

101.

Abuhardillado, moderno y con sabor a campo

Este baño es una invitación a relajarse. Será por el techo abuhardillado, que crea un espacio más íntimo y personal. O por las vigas de madera, o por la bañera exenta que evoca momentos de relax sin fin... También contribuye la base en blanco que tiñe el espacio.  La encimera, de madera recupera, da el toque campestre a un espacio moderno con un guiño a la tradición.   

Bañera, lavamanos y grifería de Roca. Banqueta de Carolina Blue. Proyecto de la arquitecta Irma Aleu, d'Aleu Viñets Arquitectura.
Ideas de decoración de baños en blanco y madera.

102.

De sabor nórdico en blanco y madera

Blanco y madera son un dúo que siempre que funciona, porque la madera equilibra y matiza la posible frialdad del blanco. Aquí, se ha optado por una base en un blanco cálido, tanto en paredes como en el mueble, y se ha jugado con escogidos toque de madera, como la encimera, los espejos o las lámparas. 

Mueble y espejos de IKEA. 
Ideas de decoración de baños en blanco y madera.

103.

Un baño abuhardillado pequeño y bien resuelto

La decoradora Asun Antó tiró de ingenio para planificar este baño abuhardillado. Para aprovechar al máximo el espacio, destinó la zona de menor altura a sanitarios, que ocultó de la vista gracias a un murete bajo que da intimidad sin ser un obstáculo a la luz. Precisamente, para multiplicar la claridad, lo pintó todo de blanco y se alió con la madera, en el suelo y en el mueble de baño, para que el espacio resultara acogedor. 

Mueble de baño diseño de la decoradora Asun Antó, de Coton et Bois.
Baño blanco moderno con bañera y pared de madera cerámica

104.

Con una completa zona de agua doble

¿Ducha o bañera? ¡Las dos! Y es que en este baño proyectado por la decoradora Marta Prats se ha aprovechado la amplitud del espacio para planificar una zona de aguas doble: con una gran ducha en primer plano y, al fondo, una decorativa bañera exenta. La decoradora ha llevado el suelo, una madera cerámica, a la pared de la bañera, lo que le da un plus más acogedor y regala profundidad al espacio. 

Bañera y revestimiento de madera cerámica de Neocerámica. 
Baño blanco con mueble nórdico de madera y ducha revestida de madera.

105.

Un baño muy elegante en blanco y madera

Estilo a raudales. Es lo que destila este baño proyectado por la decoradora Begoña Susaeta, que ha jugado con una envoltura en blanco y la madera para darle estilo, mucha personalidad y calidez. En la zona de tocador, el mueble, una pieza de madera de estilo escandinavo, se ha completado con un frente revestido de madera cerámica dispuesta en espiga. Mientras que en la ducha se ha colocado en listones horizontales. 

Mueble de baño de Sube Interiorismo y espejo de Zara Home. 
Baño de microcemento con mueble de madera.

106.

Un baño muy natural de microcemento y madera

Este baño, proyectado por María López, de GCA, respira un aire muy natural y con un sutil toque rústico. La decoradora ha optado por un blanco cálido que unifica el espacio y ha jugado con la madera, del mueble bajolavabo y de la puerta corredera de la cabina de sanitarios, como nota de color y contraste. El microcemento crea un espacio visualmente continuo que parece más amplio de lo que en realidad es. 

Mueble de baño diseño de GCA y pavimento y encimera de microcemento. 
Baño pequeño en blanco y madera con acristalamiento corredero.

107.

Un baño pequeño con soluciones ingeniosas y estilosas

Este baño pequeño demuestra que ir escaso de mesos no está reñido con el estilo. La decoradora Mireia Torruella ideó un original cerramiento acristalado de aluminio lacado en blanco que separa el baño del dormitorio, pero dejando pasar la luz y decorando por sí solo. El suelo de madera, unificado con el de la zona de descanso, y el mueble de baño, suman calidez al espacio y rompen con el total look en blanco.

Panel acristalado diseño de Julia Brunet Interiorisme. Mueble de baño de Codis y espejo de Muuto. 
Ideas de decoración de baños en blanco y madera.

108.

Con un gran vestidor camuflado

Este baño moderno es tan minimalista como práctico. Y es que se ha proyectado con la zona de tocador integrado en el vestidor, mientras que la zona de ducha y de sanitarios se ha cerrado tras una puerta corredera. El mueble y el suelo de madera equilibran la frialdad de un baño en blanco. 

Mueble bajolavano realizado a medida y alfombra de Natura Casa. 
Ideas para decorar un baño blanco y en madera de aire vintage.

109.

Un baño en blanco y madera con mucho estilo y sabor vintage

Este baño va sobrado de estilo. Desde su mueble, de aire vintage, hasta la originalidad de sus revestimientos: en la pared, un cerámico de listones colocado en espiga, y en el suelo, en forma de hexágonos. Unificado en blanco, se ve luminoso y atemporal. El toque de la madera, en el mueble, da un contrapunto cálido que lo hace muy acogedor. 

Armario bajolavabo de Ramisa Project y lavamanos de Duravit. 
Todo lo que necesitas saber para elegir puertas correderas.

110.

Puerta corredera en cristal

Un diseño muy ligero en vidrio (sin perfiles) transparente o translúcido. Aquí se ha instalado en el baño para "cerrar" la cabina del inodoro. El cristal es templado de seguridad. En 203 cm de alto x 83 cm de ancho tiene un precio de 243 € en Leroy Merlin con sistema de guía con rodamientos invisible -tipo al que ves aquí-.

Mueble bajolavabo realizado a medida por J.J. Pey, lavabo y grifería de Roca y espejo de Cristalleria Magisa.
Ideas para elegir las puertas correderas.

111.

Puerta recuperada con guía vista

Según dónde vayas a instalar una puerta corredera deberás escoger el diseño y tipo de hoja. Importante saber si necesitas una puerta encastrada en tabique (que no se ve por ningún lado cuando la hoja está abierta) o vista, que desliza sobre una pared. La encastrada deja espacio para colocar muebles (pero no para fijar nada a la pared). La que se ve "ocupa" ese espacio.

Una puerta con guía vista como este diseño es estética y llama más la atención por el conjunto de elementos: hoja y guía. Puedes recuperar, como aquí, una puerta antigua, restaurarla y convertirla en corredera con el sistema que puedes comprar por separado. Una puerta de granero en pino macizo sin barnizar en 203 cm de alto x 72,5 cm de ancho y guía en negro cuesta 331 € en Todopuertas.net

Armario bajolavabo de Somnisamida, lavabo de piedra negra, grifería de Bossini Cristina, apliques en negro de Gaudir Iluminación y pavimento de mosaico hidráulico.
00538374 Baño en suite separado por un murete

112.

Baños en suite en dormitorios pequeños

¿Puede un dormitorio pequeño tener un baño en suite? Sí, y prueba de ello es este de la imagen. La interiorista Marta Prats ha diseñado un tabique a media altura que lo separa del lavabo. Gracias al murete, que no llega al techo, y al mueble volado, la luz circula libremente. Y el dormitorio parece más grande con este doble espacio.

Lavamanos y grifería, de Neocerámica. Aplique, de Anglepoise. 
iluminacion-bano-00543559 O

113.

Suelos continuos: tipos y características

Ideas para decorar con espejos envejecidos.

114.

Un diseño antiguo para un baño de sabor vintage

La elección de un espejo antiguo no es casual en este baño. El carácter retro de este espacio pedía un espejo en sintonía con la decoración, y este, de anticuario, envejecido y con la luna con grabados decorativos, encaja a la perfección con el look vintage del baño. 

Ideas para decorar un aseo mini.

115.

Lavabo mini: ¡es solo para lavarse las manos!

Si hablamos de un aseo mini de cortesía, el lavabo es solo para lavarse las manos. Así que se puede ganar espacio con un diseño muy pequeño, de poco fondo, incluso con un mueble a medida. "Se puede hacer con un material porcelánico o con mármol a medida, piedra… Y si optamos por poner un mueble, que sea singular. Se puede convertir una consola en mueble del lavabo", aconseja la decoradora Natalia Zubizarreta. Proyecto de Egue y Seta.

 

Ideas de decoración para aseos mini.

116.

Grifería mural o empotrada

Tanto Natalia Zubizarreta como las interioristas de Pampa Estudio coinciden en que elegir una grifería mural es acertado para dejar más espacio en la encimera o para que se luzca el lavabo cuando es mini. Se ganan centímetros si no hay que pensar en colocar el grifo en la encimera. En este caso, incluso el dosificador del jabón puede instalarse en la pared.

Armario y espejo realizado a medida por Fusteria Agustí i Fill, lavabo de Kyrya y grifería de Rovira.
Ideas de decoración con papel pintado en un aseo mini.

117.

Con papel pintado en alguna de las paredes

¿Quieres un aseo pequeño con encanto? Pon papel pintado. Aunque sea un baño pequeño, hay que atreverse. Úsalo para revestir una pared. Incluso, "un revestimiento diferente, un empanelado, unas molduras…No pasa nada por recargarlo aunque sea pequeño", aconseja Natalia Zubizarreta.

Ideas de decoración para aseos mini.

118.

Orden visual

Hay ocasiones en las que en el aseo se integra la lavadora. O puede que quieras sacar este electrodoméstico de la cocina. El aseo es un buen lugar donde llevarlo, pero siempre haciéndolo de manera acertada para no perder encanto. Puede que no uses la ducha del aseo y prefieras crear un mini cuarto de lavado oculto en un armario que puede tener frentes casi invisibles, integrados en la pared, o puertas extra decorativas que aporten estilo al ambiente, como aquí.

Ideas para decorar un aseo mini.

119.

Los materiales acertados para revestir paredes y suelo

Las decoradoras Serena Braslasu  y Lorena Torrado de Pampa Estudio apuestan por la continuidad de materiales para decorar aseos pequeños. "Teniendo uno o dos materiales distintos para el acabado de los paramentos verticales, así como horizontales, conseguiremos ampliar el espacio visualmente sin los cortes que proporcionan el cambio de materiales. Por ejemplo, el microcemento es una idea excepcional, ya que con este material te evitas las juntas", matizan.

Mueble de lavabo diseño de Sacum. Grifería de Tres Grifería, sanitarios de Roca, mampara de Duscholux y revestimiento, encimera y pavimento de gres porcelánico.
Ideas de iluminación para un aseo mini.

120.

Luces con la misma temperatura de color

Relacionado con la iluminación, otra clave para decorar bien un aseo mini, ya sea un aseo pequeño moderno o más tradicional, aseo con ducha o sin ella, es que "hay que elegir bien la temperatura de color y, sobre todo, que en todos los puntos de luz sean de la misma", ponen de relieve las interioristas de Pampa Estudio.

Casa de la interiorista Paula Duarte. Azulejos y grifería de Gala, papel pintado de Pepe Peñalver, espejo de Maisons du Monde y cesta de Ikea.
Cómo decorar un aseo mini.

121.

Ligereza en el mueble del lavabo

Para Natalia Zubizarreta en un aseo mini o de cortesía hay que lanzarse a introducir algo más de tendencia, por ejemplo, con griferías murales en negro o dorado. "Yo recomiendo un lavabo suspendido -indica la interiorista- o con unas patitas ligeras. Será una composición liviana".

Taburete de Cidón.
Ideas de decoración para el mueble de un aseo mini.

122.

Mucha personalidad para el frente del lavabo

Una manera acertada de lograr que el pequeño aseo resulte personal es crear una composición llamativa para el frente del lavabo. Concentrar en esa zona el papel o revestimiento diferente, un mueble especial -diferenciador en diseño, color o por tratarse de una pieza recuperada y convertida en mueble de lavabo- y unos apliques o lámpara de techo que rematen el conjunto de un aseo pequeño con encanto.

Mueble de lavabo y espejos en 8 Ulls, griferías de Zucchetti, apliques de Astro Lighting en Socias Rosselló y taburete de Let's Pause.
Ideas para decorar un aseo mini.

123.

El aseo, un espacio mini que debe rebosar personalidad

Por lo general, el aseo es un baño pequeño. Muchas veces, solo cuenta con inodoro y lavabo. En otras ocasiones, incluso una pequeña ducha, que viene bien para invitados o como segundo baño de la vivienda. Tanto se trate de un aseo pequeño con ducha como de un mini aseo de cortesía, debe tener encanto. En este sentido, la interiorista Natalia Zubizarreta (de Natalia Zubizarreta Interiorismo) lo tiene claro: "los aseos pequeños invitan a pasárselo bien al decorarlos. Hay que ir más allá de la idea de que querer que parezca más grande porque son pequeños. Son como una bombonerita donde poner un papel atrevido, unos materiales diferentes…". Aquí, un diseño de Ana Blanco de Mengíbar Blanco Estudio.

Ideas de decoración para aseos mini.

124.

Clave para decorar aseos con acierto: la distribución

La distribución de un aseo mini ha de ser ordenada y funcional. Serena Braslasu y Lorena Torrado, fundadoras del estudio Pampa Estudio, creen que con ello "se consigue la mejor fluidez de paso posible. Esta fluidez la podemos conseguir primero por la puerta, ganando espacio con una puerta corredera en el interior del muro antes que una puerta abatible. Los elementos como lavabo, inodoro y ducha (en el caso de que lo haya) es mejor que estén enfrentados cada uno apoyado en su muro y así tener el espacio central para el libre movimiento".

Mueble y lavabo diseño del estudi Hoc Volo y alfombra de Zara Home.
Cómo decorar un aseo mini.

125.

Uniformidad cromática

"En espacios pequeños, para darles luminosidad puedes utilizar una gama cromática clara, pudiendo combinar varios tonos y subtonos, pero siempre teniendo una misma base de color". Es un truco que añaden desde Pampa Estudio para acertar con la decoración del pequeño aseo. Y añaden las expertas que "el toque de color lo podemos dar con objetos decorativos pequeños, como por ejemplo las toallas o incluso accesorios como portarrolloso toallero", concluyen.

Proyecto de Estudio Boira con papel pintado de William Morris en Gancedo.
00531410

126.

Baño impecable y bien abastecido

A nadie le gusta entrar en un baño ajeno y salir al minuto para decir: "¿Me puedes dar papel?". Evita a tu invitado ese mal trago, asegurándote que hay de todo: jabón de manos, toallas extra en un cesto, ambientador y, por supuesto, papel higiénico. Si, además, tienes tus enseres personales guardados y detalles agradables, como unas velas o una plantita verde sobre la encimera, mejor que mejor.

La higiene aquí debe ser máxima no solo en los sanitarios, también vigila que el espejo o la mampara de la ducha luzcan brillantes, sin restos de salpicaduras de agua, como este baño impecable decorado por Marta Tobella.

baño de estilo clasico con bañera y mueble bajolavabo negro 00538386 O

127.

Una estantería entre la ducha (o bañera) y el lavabo

Sirve para guardar toallas, champús…, pero también para delimitar las zonas. Es habitual contar con un espacio sin uso en las proximidades de la bañera, especialmente en baños de origen. Así que una buena manera de ganar almacenaje y aprovechar ese espacio es con una estantería, bien exenta o bien de obra, que te regale todo el almacenaje que necesitas.  Si la superficie de la bañera llega hasta la pared y hay un reborde, puedes acoplar un mueblecito; ¡los tienes de solo 14 cm de fondo. 

baño con mueble bajolababo de obra 00542220

128.

Un bajolavabo de obra hecho a la medida

Es una buena opción para aprovechar al máximo el hueco que tengas. Con estantes al aire y revestido con microcemento, como las paredes, queda superligero. Otra opción es alicatarlo con los mismos azulejos que utilices para las paredes. En F.J. Pardo Triguero, desde 30 €/m2 (sin alicatado). 

Armario bajolavabo de obra y espejo, diseñado por Rodes Arquitectura. Lavamanos, de Porcelanosa. Grifería, de Leroy Merlin. Apliques, de Maisons du Monde. 
00466914

129.

Estanterías bajas en vez de bajolavabo

Es una alternativa temporal para rentabilizar ese hueco sin tener que gastarte dinero en este momento en un bajolavabo, si no te viene bien. Podrás reubicarlas si más adelante decides hacer un armario tradicional. 

Encimera y lavamanos de obra, revestimiento y pavimento, todo de microcemento. Banco bajo la encimera, de IKEA. Alfombra, de Zara Home. 
Decoración en verde y azul.

130.

¿Azul y verde también en el baño? ¡Sí!

Los revestimientos con color dan mucho juego en el cuarto de baño. Este de la imagen se ha atrevido con unas baldosas hidraúlicas en azul en la pared del lavabo que se prolongan por la ducha. El verde llega de la mano de los complementos. Aquí se ha optado por el jarrón y la cesta de mimbre, pero también se podrían haber elegido las toallas en ese color. El resultado es un baño diferente, fresco y desenfadado. 

Baldosas blancas, en Gribalcer. Revestimiento de mosaico hidraúlico, de De Mosaica. Grifería, de Hansgrohe. 
Baño con espejo completo 00503822

131.

Un murete con mampara incluida

En este baño, el murete que separa el lavabo de la ducha solo llega a media altura, el resto del espacio queda protegido por una mampara transparente que ofrece mayor visibilidad y que difumina los límites entre los distintos ambientes. Para dar unidad a ambos espacios, la interiorista Paz de Tord eligió el mismo verde grisáceo para el mueble y para los azulejos, colocados en vertical, creando el efecto de subir las paredes. 

Mueble bajolavabo, diseño de Paz de Tord.
Baño rústico con pared de piedra y mueble de madera 00530542

132.

Contraste material en un baño rústico

El área del plato de ducha, revestido con azulejos tipo metro en color blanco, y el resto del baño, con paredes de piedra. Un contraste muy acertado para una estancia donde la ducha (y la ventana) ayudan a que el espacio parezca mayor. A este efecto también contribuyen el techo pintado de blanco y el suelo porcelánico con un acabado de madera de haya, muy clarito, que mantiene la luminosidad. Y todo esto no quita protagonismo a la piedra de las paredes, único responsable del estilo rústico de este baño

Baño pequeño moderno con bombilla suspendida y mueble alistonado 00534610

133.

Un baño de estilo industrial con plato de ducha

En este pequeño baño, el espacio se exprimió al máximo instalando un plato de ducha con mampara fija que permite entrar y salir con total libertad, pero al mismo tiempo protege el suelo exterior de salpicaduras. Para dar continuidad al baño, así como amplitud, se eligió el mismo revestimiento en todo el baño.  

Armario bajolavabo y lavamanos, diseño del Estudio Hoc Volo. Alfombra, de Zara Home.
Baño con mueble bajolavabo blanco y ducha 00429284

134.

Un plato de ducha de piedra

Si buscas ampliar visualmente el espacio de tu baño, apuesta por un plato de ducha en piedra claro. En este caso, la naturalidad del acabado en piedra del plato de ducha aporta mucha luz en este pequeño baño, junto con los azulejos de gran formato en color beige, lo que contribuye a agrandar el espacio. Por cierto, ¿te has fijado en que el resto del baño no está alicatado, sino que sus paredes están pintadas de un beige un poco más oscuro que el de la ducha? 

Armario bajolavabo, de DM lacado de Mapini. Lavamanos, de Bali. Grifería, de Zuchetti. Espejo, diseño de Vive Estudio. Plato de ducha, modelo Nature de Hidrobox. Revestimiento, de Inalco.
Baño con ducha, azulejos en espiga azules y mueble bajolavabo de madera suspendido 00523145

135.

Juego de tonos

Dotar de gracia a un baño con plato de ducha es tan fácil como jugar con las tonalidades. En este caso, la interiorista Vera Salvat se decantó por el mismo diseño de azulejos en espiga, pero se colocaron en blanco en una de las paredes, una opción que refuerza la luminosidad. 

Mueble de lavabo y lavabo, de Ikea. Espejo, de Zara Home. Encimera, de Silestone. Grifería, de Fantini. Azulejos modelo Opal, de Cifre Cerámica.
Baño pequeño con ducha decorado en azul 00408100

136.

Un mini baño azul muy bien aprovechado

En este mini baño, el plato de ducha duplica visualmente el espacio gracias al color blanco que también protagonizan los azulejos tipo metro. Con los pocos centímetros que quedan hasta el inodoro, optar por una bañera sería, sin duda, un error. Para darle personalidad, el revestimiento del resto del baño luce un estampado geométrico muy personal, aunque solo hasta media altura para que no resulte recargado. 

Mueble bajolavabo, diseñado y realizado por la decoradora Gemma Gallego. Grifería, de Bossini-Cristina. Baldosas, de Azul Acocsa.
Baño con ducha con inodoro a la vista y mueble de madera 00426004

137.

Mampara corredera en el plato de ducha

Otra opción para ahorrar espacio en un baño pequeño es apostar por una mampara corredera que bordee el plato de la ducha. Ten en cuenta que, para elegir una puerta plegable, tendrás que tener espacio o bien dentro de la ducha o fuera, para que pueda abrirse con comodidad. Respecto al revestimiento, se eligió el mismo modelo con acabado marmolado en toda la superficie de la ducha, pero en el resto del baño solo llega a media altura, dejando la otra parte de la pared de un color blanco, que concede mayor amplitud y luminosidad.  

Armario bajolavabo, de Maestro Canet. Espejo, de Maisons du monde. Pavimento, de Mosaico hidráulico.
Baño con ducha, suelo porcelánico con mosaico y mueble bajolavabo de madera con dos lavamanos y dos espejos 00510667

138.

Elige el plato de ducha en color blanco

Al elegir el plato de ducha en color blanco, el baño siempre parecerá mayor de lo que es. Se trata de un truco cromático que funciona en todas las estancias. Pero si las paredes de la ducha también son blancas, es necesario llevar la calidez mediante otros materiales y muebles. En este baño, decorado por la interiorista Paula Duarte, se eligió un suelo hidráulico que aporta movimiento y carácter, así como un llamativo mueble de madera, que recuerda los de oficios, responsable de dar calidez. 

Armario bajolavabo, de madera de roble, diseño de Paula Duarte. Encimera con lavamanos integrado, de Corian. Grifería, de Carlo Frattini. Mampara Vita, de Profiltek. Pavimento porcelánico Urban White Ornate, de Harmony. Revestimiento, de Equipe.
Baño moderno con ducha tras murete 00502080

139.

El plato de ducha instalado tras un murete

En baños pequeños, esta solución para aprovechar el espacio es de lo más práctica. Al instalar el plato de ducha tras el murete, puedes ahorrar la mampara y usar el otro lado del murete para colocar el lavabo. ¡El perfecto dos en uno!

Armario bajolavabo, de Codis. Lavamanos Inspira, de Roca. Grifería mural, de Cristina Bossini.
00499154 baño rústico con papel pintado de ciervos

140.

Se va: los sanitarios con pedestal

Igual que los muebles suspendidos son muy apreciados actualmente, lo mismo ocurre con los sanitarios. Los de pedestal pierden fuelle a favor de los que se fijan a la pared. Estos últimos aligeran el espacio, lo que es mucho mejor en baños reducidos, y permiten limpiar el suelo del baño más fácilmente.

Mobiliario diseñado por Luderna. Tiradores en Etsy. Lavamanos de Roca. Grifería de Grohe. Espejo de Maisons du Monde. Papel pintado de La Maison.
00541764 Mueble de baño original en blanco y sin tiradores

141.

Se queda: los lavabos dobles

Si tienes un baño amplio, no te resistas a colocar dos lavabos iguales en lugar de poner solamente uno. Así podrás compartir el espacio en determinados momentos sin discusiones matinales. El efecto simétrico resulta, además, muy decorativo. Una tendencia para el baño en 2022 que también sigue vigente.

Mueble bajolavabo realizado a medida según un diseño de Antima. Encimera y lavamanos de Corian. Apliques y espejo de Sandon. Pavimento de mármol travertino.
baño moderno con mueble de madera y espejo grande 00530580

142.

Se queda: los muebles suspendidos

Deja las patas a un lado y apuesta por los muebles suspendidos, tanto para el espacio bajo el lavabo como para otros rincones. Resultan modernos y ligeros, y transmiten sensación de espacio. Además, al no tener patas, facilitan la limpieza cotidiana del baño. Solo necesitas un buen sistema de herrajes, tacos y tornillos para fijarlos sin peligro.

griferia-dorada-00542265

143.

Se va: baños en blanco total

Sabemos todo lo que este color puede hacer por un espacio. Sin embargo, y a pesar del auge de los tonos neutros, los baños completamente blancos han caído ligeramente en el olvido. No es que no tengan cabida en el panorama decorativo de 2022, pero ahora es el momento de apostar por colores intensos y elegantes: azul oscuro, verde profundo, grises y negros, rosas, etc.

Armario bajolavabo de Formani. Espejo de Affini Bath. Grifería de Grohe.
Home Planner Ikea 00523144

144.

Se queda: los espejos redondos

Decorar con espejos redondos es tendencia. ¡Y no solo en el baño! También en otros espacios de la casa como el dormitorio o el recibidor. Elige un modelo a tu gusto y cuélgalo sobre el lavabo. ¿Quieres estar al día? Hazte con un espejo retroiluminado, una forma de poner luz al baño que triunfa en 2022.

Armario bajolavabo y lavamanos de Ikea. Espejo de Zara Home. Encimera de Silestone. Grifería de Fantini. Azulejos modelo Opal de Cifre Cerámica.
detalle-mueble-bano-obra-00531410

145.

Cosas que hay que saber antes de empezar una obra

Baños de estilo industrial

146.

Griferías en color negro y acabado mate

Estas griferías son muy habituales en los baños decorados con estilo industrial, aunque también las puedes encontrar de cobre o latón, con un toque más vintage. Combínalas con las lámparas o apliques y el efecto será increíble. En este baño (que también está revestido con microcemento hasta la mitad de la pared, haciéndolo más luminoso), la interiorista Marta Tobella se decantó por un lavabo también negro, aportando aún más ese toque industrial, con mezcla de rústico moderno, de la que presume este baño. 

Armario bajolavabo, de Fila. Lavamanos de piedra, de Seralia. Grifería, de Porcelanosa. Inodoro, de Duravit.
Baños de estilo industrial

147.

Espejos redondos con asa, ¡que no falten!

El asa puede ser de cuerda o de piel, y el marco de los espejos puede ser de metal o de madera (aunque es preferible el primero), pero es una combinación que siempre te llevará al éxito en baños de estilo industrial. A ese efecto contribuyen también los apliques direccionales del baño que, con un acabado en latón cepillado aportan calidez y estilo. Es un proyecto del estudio Hoc Volo.  

Baños de estilo industrial

148.

Guiños entre lo retro y lo rústico

Los baños de estilo industrial también tiene un poco de retro y rústico. Detalles como un antiguo aparador de madera combinado con un par de lámparas con bombillas vistas, llevarán a tu baño una estética industrial y cálida al mismo tiempo. En este baño, el estudio de interiorismo Hoc Volo, capitaneado por Gracia y Leticia de Amescua, se decantó por convertir un aparador en un mueble de baño con los lavabos superpuestos, opción que aporta también un matiz moderno.  

Consola a modo de bajolavabo, de Vical. Lámparas, de Aromas de Campo. Estantería y lavamanos, en el Estudio Hoc Volo.
Baños de estilo industrial

149.

Muebles de oficios, otra básico de los baños industriales

Como rescatados de una antigua imprenta o de una fábrica, los muebles de oficios contribuirán a que tu baño presuma de un marcado estilo industrial. Fabricados en madera y con tiradores en metal, bien negro, bien cobrizo, son clave para conseguir el tan deseado almacenaje y conseguir ese estilo que andas buscando.   

Mueble bajolavabo, realizado a medida. Lámparas, de Faro, en Avanluce.
Baños de estilo industrial

150.

Muebles de obra

El mobiliario de obra también es típico del estilo industrial, ya que la piedra vista es uno de sus máximos exponentes. En este baño industrial, la interiorista Irma Aleu lo ha combinado con unas baldas de madera, que suman calidez, y unos espejos redondos (más dinámicos) con marco de metal en color negro, el mismo que el de los apliques. Un resultado industrial, pero con esencia natural. 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?