Cabeceros

34 /1251
dormitorio-con-cabecero-a-medida 472389. Guarda en la pared del cabecero

1.

Guarda en la pared del cabecero

Otra solución más para ganar sitio en los armarios. Planifica un armario en la pared del cabecero y añade más espacio de almacenaje.

Mobiliario, realizado a medida, diseño de Iñaki Mujika.
dormitorio-pequeno-estanteria-obra 00505472. Haz un pacto con la estructura

2.

Haz un pacto con la estructura

Los recovecos de tu casa que tu ves como insalvables, pueden ser estanterías o convertirse en un armario extra. Y, si eliges la misma opción, debajo puedes poner unas cómodas banquetas en las que sentarte para descalzarte, como en la imagen.

Mesita de noche, de Mercader de Venecia. Lámpara flexo, de Sacum.
mg-1286-2 b3009eb3 1500x2000. Un dormitorio en verde agua

3.

Un dormitorio en verde agua

Si en la zona de día de este piso el azul era más intenso, en el dormitorio la decoradora optó por un matiz más suave. Aunque sigue siendo papel pintado, por el extra de calidez que aporta respecto a la pintura y que, con el clima de Bilbao, se agradece. 

 Papel de la colección Magenta de Zoom.
mg-9729 25c1f109 1500x2000. Un dormitorio clásico y muy elegante

4.

Un dormitorio clásico y muy elegante

La decoración de toda la casa pivota entre lo actual y lo clásico, pero en el dormitorio la balanza cae del lado clásico. Además de la arquitectura marcadamente señorial del espacio, la decoradora paneló la pared del cabecero con molduras y apostó por un cabecero en capitoné, que le apetecía mucho a la propietaria. 

Cabecero, de Calse. Mesillas de noche, de Crisal. 
mg-6561 caf806c3 1200x1600. Un dormitorio más acogedor con papel pintado

5.

Un dormitorio más acogedor con papel pintado

Al dormitorio no le falta detalle. La decoradora no solo revistió las paredes con papel pintado, sino que ideó un "falso" arrimadero, que decora sin restar ni un cm: "Dónde lo ves, es solo una moldura. La pared no está plafonada, solo pintada". Una idea resultona ¡y low cost! Y como nota de contraste en un ambiente donde se impone el azul verdoso, el chifonier, de madera, que ofrece mucho espacio de almacenaje en alto. ¿Quieres ver el resto de la casa?

Decowood IMG 4456. Un cabecero de cama ¿hecho por ti?

6.

Un cabecero de cama ¿hecho por ti?

¿Te gusta el rollo DIY y eres de las que llevan el espíritu sostenible por montera? Si es así, pon en marcha toda tu creatividad y hazte tu propio cabecero de madera.  Con listones horizontales, verticales, asimétricos y en acabado natural, envejecido, blanco, decapado…Personalízalo al máximo y decóralo con una guirnalda luminosa que le de un aire festivo. Este cabecero tan ideal es el modelo Flandes con acabado natural de pino, de Decowood.es (89,99 €).

00358062. Cómo pintar un mueble antiguo vintage: técnica decapé

7.

Cómo pintar un mueble antiguo vintage: técnica decapé

Pintar los muebles es una constante en decoración para actualizar tu hogar. No pasa de moda. Puedes utilizar varios métodos para dotarlo de ese aspecto vintage que buscas. Una de las más conocidas es la técnica del decapado, que ofrece un aspecto desgastado y antiguo. Este método simula el paso de los años en la pintura. Básicamente consiste en eliminar parte de la pintura para que se vea la capa inferior o, directamente, la madera. 

Mostrador antiguo recuperado a modo de cabecero. Lámparas flexo, en Luzio.
Detalle de cabecero de obra en dormitorio con mini balda y lámpara empotrada. Una mesilla de noche peculiar

8.

Una mesilla de noche peculiar

¡Decidido! Prefieres tener en tu dormitorio una cama king size aunque ello implique renunciar a las mesillas de noche a ambos lados. ¡El espacio es el que es! Es cierto, pero hay otras opciones. Por ejemplo, utiliza la superficie de tu cabecero de obra a modo de repisa, coloca sobre la almohada una balda de pared o, como aquí, crea unas hornacinas con estantes incluidos donde depositar tus lecturas nocturnas, el móvil, la crema de manos... ¡Son otros modelos de mesillas de noche diferentes!

00510284. ¿Ventanas de madera?

9.

¿Ventanas de madera?

Como es fundamental contar con buenas ventanas, con material de calidad en perfilería y vidrios, puede que te plantees si es posible mantener las originales de la casa antigua de madera. Todo depende de su estado y de si logra el aislamiento que necesitas. Debes saber que hay materiales que imitan el acabado madera con otras prestaciones y que puedes combinar con las contraventanas originales de madera.

Casa de la interiorista Marta Tobella, cabecero a medida diseñado por la decoradora, banqueta y flexo de Sacum.
Una acertadísima mezcla de texturas . De madera al natural

10.

De madera al natural

Si lo que deseas es recrear la máxima naturalidad, un espejo con el marco de madera al desnudo (es decir, con todas las imperfecciones a la vista) te dará lo que necesitas. En este dormitorio, las paredes de piedra suponen el contraste perfecto para concebir esos aires de casa de pueblo tan cálidos y acogedores.

pano467-468 665201f1. Un cabecero muy versátil

11.

Un cabecero muy versátil

El cabecero de la cama puede llegar a ser un elemento multiusos. Y si no fíjate en este dormitorio: se ha aprovechado su anchura para crear una mini estantería a los lados.Y la distancia que separa la zona de descanso del armario ropero panelado forma un pequeño pasillo hacia el vestidor. El proyecto es de la interiorista Pía Capdevila. ¿Quieres saber cómo ha resuelto el resto de la casa?

 Mesita auxiliar, de La Maison. Jarrones, de Muy Mucho.
00472170. Un dormitorio que presume de esencia clásica

12.

Un dormitorio que presume de esencia clásica

La espectacular galería, la puerta acristalada o las molduras, que se restauraron por completo, visten de encanto el dormitorio, que se ha decorado con piezas modernas y ligeras, que ceden el protagonismo a la singularidad del espacio. ¿Quieres ver el resto del piso?

The Home Hunter. Un cabecero muy especial

13.

Un cabecero muy especial

Por su altura da la impresión que más que un cabecero es un biombo de rejilla de tres hojas que se ha arrimado a la pared para enmarcar la cama con su calidez y presencia. La cama vestida en tonos beige y tierra queda súper gustosa. 

00460956. Saliéndose de lo clásico

14.

Saliéndose de lo clásico

Los muebles oscuros tienen la virtud de encajar en todo tipo de estilos decorativos. Es habitual verlo en estancias clásicas, pero también se adaptan a otras tendencias más modernas más allá del minimalismo.

Cabecero y mesitas de noche, diseño de Grup Escrivá Interiors, realizado a medida. Cuadros, en Cottage Little House. Lámparas, en Velafusta.
00501702. El toque elegante y sofisticado de los muebles oscuros

15.

El toque elegante y sofisticado de los muebles oscuros

Aun así, con la correcta combinación de texturas y colores, se puede lograr un resultado sobrio y elegante al decorar una habitación de matrimonio con muebles oscuros. Empléalo no solo mediante muebles de maderas nobles, también en otros lacados en negro, gris o azul marino e, incluso, en piezas tapizadas con telas oscuras. 

Cabecero, mesita de noche y lámpara de techo, diseño de Natalia Gómez Angelats.
00390688 Ob. No iluminar bien el dormitorio

16.

No iluminar bien el dormitorio

Una buena iluminación en el dormitorio es primordial para descansar bien. Lo idóneo es colocar una luz general en combinación con luces más tenues a ambos lados de la cama. Respecto a la ubicación de la lámpara de techo, es preferible que no la coloques sobre la cama, sino hacia el centro de la estancia.

Cabecero en capitoné con tela de Designers Guild. Mesita de noche, modelo Nordic, de Ethnicraft. Lámpara de techo, de Arturo Álvarez.
The Home Hunter. Y un original cabecero

17.

Y un original cabecero

El equipo de Nido ha dado un toque único a la pared del cabecero al dejar a la vista solo un cuadrado del ladrillo visto original. Del mismo ancho de la cama da verticalidad al espacio. Todo el resto, en blanco, hacen que la luz campe a sus anchas. El cabecero es una repisa de Pladur que sirve para apoyar un cuadro. Y las lámparas suspendidas a la altura de las mesitas son las que se encargan de la luz de ambiente. 

00508333. ¡Que no falten las flores!

18.

¡Que no falten las flores!

Si hay algo que no puede faltar en un dormitorio de primavera son las flores. Ya sea en forma de ramo en la mesilla de noche, en láminas decorativas o en la ropa de cama, como en este dormitorio en blanco, donde se ha elegido una funda de llamativas y grandes flores y se ha completado con cuadrantes con motivos florales y de insectos. 

Ropa de cama de Privalia.

  

00501603. Un dormitorio de primavera con detalles de naturaleza

19.

Un dormitorio de primavera con detalles de naturaleza

Unas láminas de hojas o unos cuadros con motivos botánicos darán un toque super primaveral a cualquier dormitorio. Si, como aquí, los acompañas con dos mini bouquets de flores de temporada, el resultado no podría ser más exitoso.

00501536. Un dormitorio clásico con sabor natural

20.

Un dormitorio clásico con sabor natural

El ratán y las fibras naturales son los grandes protagonistas de este dormitorio tan elegante y chic como fresco y natural. Y es que su bella arquitectura clásica, con molduras decorativas en paredes y carpintería, se ha vestido con piezas de ratán de aire artesanal, creando un conjunto muy personal. La ropa de cama, blanca y azul, le da un aire primaveral muy fresco y ligero. 

Mobiliario de Ikea. 
00510353 O. Muy zen y con sabor campestre

21.

Muy zen y con sabor campestre

Este dormitorio es una invitación al relax. La arquitectura del espacio, de techos altos y con vigas de madera, agradece una decoración neutra, basada aquí en el blanco. Las piezas de madera y de fibras refuerzan el look natural y dan un toque fresco y muy primaveral. 

00515305 O. Un dormitorio muy primaveral en verde y blanco

22.

Un dormitorio muy primaveral en verde y blanco

Este dormitorio parece un cachito de campo. Con las paredes pintadas en verde, a juego con la ropa de cama, y con la presencia de flores, ya sea naturales a modo de pequeño bouquet en la mesilla de noche o textiles en el cojín.

00495539. Ligero con muebles de fibras

23.

Ligero con muebles de fibras

Las fibras naturales no conocen de estaciones. Aunque es en primavera y verano cuando apetecen más, por dar un toque fresco y ligero a la casa. Para prueba este dormitorio, donde el cabecero, la lámpara y la butaca se han elegido de fibras.

Cabecero de Kenay Home, butaca de El Corte Inglés y lámpara de techo de Maisons du Monde. 

 

00507084. Un dormitorio muy fresco en blanco

24.

Un dormitorio muy fresco en blanco

Fresco, luminoso, sereno, relajante... Apostar por el blanco en el dormitorio es siempre un acierto. Y más en primavera y verano, ya que crea ambientes ligeros y muy refrescantes. Si eliges un blanco roto, como aquí, además crearás un atmósfera más acogedora y envolvente. 

Ropa de cama de Catalina House.
00510470. Estrena dormitorio primaveral renovando los textiles

25.

Estrena dormitorio primaveral renovando los textiles

Basta con cambiar la ropa de cama y las alfombras para que un dormitorio invernal se transforme en uno primaveral muy fresquito. En este dormitorio, por ejemplo, se ha optado por una gran alfombra de fibras vegetales, que visualmente refresca de inmediato el espacio, y para la ropa de cama, además de optar por el lino y el algodón, se ha combinado una base blanca con textiles amarillos y mostaza con otros de rosas. 

Alfombra de Coco-Mat. 
00503968 O. Azul y blanco, un dúo también primaveral

26.

Azul y blanco, un dúo también primaveral

El azul es para el verano, podríamos pensar. Pero este color es también muy indicado para refrescar el dormitorio tras el largo invierno. Una ropa de cama en azul –desde los más profundos hasta el verde agua, tan de moda– combinada con textiles en blanco transformará por completo tu dormitorio dándole una fresca y colorista bienvenida a la primavera. 

Espejo y banqueta, en India & Pacific. 
00513315. Un dormitorio urbano que parece de montaña

27.

Un dormitorio urbano que parece de montaña

Viendo este dormitorio podríamos pensar que estamos en plena montaña, rodeados de nieve. Pero está en plena ciudad. Y es que la decoradora Marta Prats aprovechó la buhardilla para darle este aire nórdico tiñéndolo todo de blanco. Desde las entrevigas, que se blanquearon con una veladura para dejar la veta a la vista, hasta el mobiliario o los textiles. 

Cabecero diseño de la decoradora.
00513110. Decorado con molduras

28.

Decorado con molduras

Las molduras siguen de moda. No solo en los techos, sino en las paredes a modo de plafones, como en este dormitorio en la pared del cabecero. Solo con este detalle, reforzado con un cabecero de terciopelo, el dormitorio adquiere un aire más elegante y chic. 

Cabecero de Rue Vintage. 
00502051 O. Un mix de estilos con personalidad

29.

Un mix de estilos con personalidad

Con piezas recuperadas, como el espejo que es en realidad una ventana reconvertida para este fin, muebles de madera en acabado natural que encajan a la perfección con un espacio con sabor a campo y detalles metálicos de tendencia, como las lámparas tipo flexo industriales. Este dormitorio es un mix de estilos, ¡pero funciona!

Cabecero de Let's Pause. 
00511401. Una buhardilla de altura con un completo vestidor

30.

Una buhardilla de altura con un completo vestidor

La decoradora Asun Antó temía que al tratarse de una buhardilla pudiera resultar oscura, por eso apostó por unificarlo todo en blanco, desde las paredes y el techo hasta el cabecero o los armarios, dispuestos en paralelo creando un pasillo de acceso al baño en suite. 

baño abierto blanco cama con cabezal separador 00510651. Con un cabecero separador

31.

Con un cabecero separador

Este dormitorio totalmente blanco se ha proyectado abierto al baño, de ahí la unidad de materiales, con el microcemento revistiendo no solo suelos sino también paredes. Al ser blanco contribuye, además, a multiplicar la luz. Aunque la pieza clave es el cabecero, que además de separar ambas zonas, tiene un doble uso: por un lado sirve de estante para libros y, por el otro, es un armario para las camisas.

Cabecero diseño de la decoradora Cayetana Quiroga y realizado por Zur-Eder. 
00507346. Un dormitorio blanco con mucho encanto

32.

Un dormitorio blanco con mucho encanto

En este dormitorio la decoradora Anna Galofré revistió la pared del cabecero con lamas de madera, lo que le da un toque de cabañita a un espacio con mucho encanto. La moqueta de fibras naturales suma un extra de calidez a un espacio dominado por el blanco. 

00506970. Elegante y con sabor clásico

33.

Elegante y con sabor clásico

El cabecero tapizado y en capitoné, las molduras del techo y de la pared del cabecero, el galán de noche o el gran espejo apoyado en la pared dan a este dormitorio decorado por Natalia Zubizarreta un sabor clásico y elegante y, a su vez, un carácter atemporal. 

Cabecero de Calse. 
00505433. Con un cabecero acristalado

34.

Con un cabecero acristalado

Este cabecero es el gran protagonista de este dormitorio en blanco. Decorado con molduras, a juego con las del armario, es un tres en uno muy estiloso: por un lado, separa la zona de cama del vestidor; por otro, sirve de apoyo de la cama y del aplique empotrado y, finalmente, regala luz natural al vestidor gracias a la parte superior acristalada. 

Cabecero diseño de la decoradora Begoña Susaeta. 
Dormitorio con cómoda, espejo, butaca y 00501570. Un estiloso dormitorio clásico muy sereno

35.

Un estiloso dormitorio clásico muy sereno

Este dormitorio es tan estiloso como luminoso y sereno. Decorado en blanco, con molduras que visten la pared del cabecero y con piezas de madera, que dan la nota cálida. 

Cómoda antigua de Mavi Lizán y cabecero de Catalina House. 
dormitorios-de-primavera-00489198. Muy fresco y con sabor a verano

36.

Muy fresco y con sabor a verano

Blanco y azul son una combinación ganadora, sobre todo para apartamentos de verano, ya que transmite frescor, ligereza y una serenidad que invita al relax. Si, además, como aquí, lo combinas con maderas naturales y piezas de fibras naturales, el look es total. 

Cabecero realizado a medida por  Nice Home Barcelona. 
00495543. Con un cabecero muy personal

37.

Con un cabecero muy personal

De madera y tipo rejilla, este cabecero es, junto con la lámpara, la pieza estrella del dormitorio. El hecho de que se haya apostado por el blanco roto para el resto de la habitación contribuye a que estas piezas sean imanes decorativos.

Cabecero de Singular Market y lámpara de Hanbel. 
dormitorio-de-primavera-00488707. Un dormitorio amplio en blanco

38.

Un dormitorio amplio en blanco

Que tu dormitorio sea amplio no significa que debas renunciar al blanco. De hecho, es perfecto como base neutra y así coloreas con los textiles, que son fácilmente renovables en el dormitorio y suelen tener gran protagonismo. Aquí, además, se ha optado por un cabecero tapizado a juego con la butaca. 

Cabecero y butaca de Coton et Bois. 
DORMITORIO-DE-PRIMAVERA-00483397 O. Aires nórdicos en un dormitorio con mucho encanto

39.

Aires nórdicos en un dormitorio con mucho encanto

Este dormitorio es mini, aunque al estar abierto al salón parece mucho más amplio de lo que en realidad es. Aunque la clave de su particular encanto es su espíritu de cabañita, con las paredes y el suelo revestido de lamas de madera pintadas en blanco y el techo de cañizo. La original lámpara de lágrimas y el cabecero orejero le dan el toque más vintage. 

DORMITORIO-DE-PRIMAVERA-00483397 O. Con espíritu de cabañita y sabor vintage

40.

Con espíritu de cabañita y sabor vintage

Que sea pequeño no significa que no pueda ser muy estiloso. Así lo demuestra este dormitorio decorado por Gabriela Conde, que respira un aire vintage que lo hace muy especial. La original lámpara de techo y el cabecero orejero tapizado con lino antiguo visten un espacio de sí por especial. 

00481009. Un dormitorio romántico en clave femenina

41.

Un dormitorio romántico en clave femenina

La decoradora Paula Duarte apostó por pocas piezas pero especiales para decorar este dormitorio: un cabecero orejero tapizado, que da un toque personal y acogedor, una lámpara con lamas de madera y una composición de cuadros que completa la pared del cabecero. Además, la apuesta de blanco y rosa da un look romántico y delicado. 

Cabecero de El Corte Inglés.
00482198. Clásico y muy elegante

42.

Clásico y muy elegante

Un sutil papel pintado con motivos florales, un cabecero tapizado con tachuelas y un galán de noche dan la nota clásica a este dormitorio decorado en sintonía con el espacio. 

Cabecero de Gajisa y papel pintado de Zara Home. 
Piezas-estilistas-dormitorio 00501853. Un cabecero tapizado de terciopelo

43.

Un cabecero tapizado de terciopelo

El cabecero es, sin duda, uno de los grandes protagonistas del dormitorio. Y aunque cuentes con pocos metros en el dormitorio, merece la pena cuidarlo. Aquí, la decoradora Lucía Mariñas optó por un cabecero de terciopelo naranja de aire mid-century que viste por sí solo el espacio. 

Cabecero realizado a medida con tela de Osborne & Little.
00503823. Un cabecero minimal y muy original

44.

Un cabecero minimal y muy original

¿Cómo decorar con carácter un dormitorio mini? Con un cabecero personalizado que apenas resta espacio, porque se trata de un panel de madera de unos pocos cm que se ha decorado con motivos de hojas, que le da un toque fresco.  

00513343. Un dormitorio mini decorado en blanco

45.

Un dormitorio mini decorado en blanco

El blanco es el color por excelencia de los espacios pequeños, por su enorme capacidad para reflejar la luz y, con ello, contribuye a que la estancia se vea más amplia. Aquí, se ha unificado todo el dormitorio en blanco, desde las paredes y techo hasta el mobiliario o la ropa de cama. 

Cabecero y mesillas de noche diseño de Mengíbar Blanco Estudio.
00514952. Con un maxi cabecero

46.

Con un maxi cabecero

Pocas piezas pero con personalidad. Con esta idea ha proyectado este dormitorio la decoradora Asun Anto, que ha apostado por un gran cabecero de madera que reviste la pared y a juego ha diseñado las minimalistas mesillas de noche. 

Banqueta de Catalina House y cabecero diseño de Coton et Bois.
Dormitorio de lamas y cañizo con ropa azul 00483337. Un dormitorio romántico con vocación de suite

47.

Un dormitorio romántico con vocación de suite

El dormitorio, como toda la casa, es pequeñito. Pero la decoradora lo abrió al salón y es como si disfrutara de una zona de estar privada. Y para darle un toque especial, apostó por un cabecero orejero, confeccionado con una tela rústica. 

00466614. Un dormitorio zen con mucho encanto

48.

Un dormitorio zen con mucho encanto

Este dormitorio transmite relax y una atmósfera muy veraniega que sabe a playa. El original armario con puertas de persiana da una nota de encanto y singularidad, y lo mismo ocurre con el cabecero, diseñado con paneles de lamas decapadas y rematado con un friso antiguo. ¿Quieres ver la casa al completo?

GIRONA 52 R. Después: un dormitorio en suite

49.

Después: un dormitorio en suite

El dormitorio principal es una estancia con zona de armarios junto a la puerta, estos con frentes en color blanco; vestidor y baño integrados. Como mobiliario en la zona de descanso, un cabecero a medida en madera que integra las mesitas de noche. La cama coincide con una franja tapizada, que hace más confortable el apoyo de la espalda.

GIRONA 50 R. Con iluminación indirecta

50.

Con iluminación indirecta

Sobre el cabecero, una tira led de luz concede profundidad, haciendo más ligero el diseño, como si estuviera suspendido o separado de la pared. Ademas, esa iluminación ambiental indirecta resulta muy confortable para inducir al descanso.

Cojines de Textura Interiors.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?