Cabeceros

34 /1348
00518413 O. Una cómoda alta capaz y ligera

1.

Una cómoda alta capaz y ligera

Si necesitas espacio de almacén extra en el dormitorio puedes valorar prescindir de la mesilla de noche al uso y en su lugar elegir una cómoda. Las hay pequeñas, como esta, que en vez de ganar almacenaje en horizontal lo hacen en vertical. 

00402277. Una pieza craquelé con mucho encanto

2.

Una pieza craquelé con mucho encanto

El efecto craquelé en los muebles pintados ¡nos encanta! No solo porque denota el paso del tiempo y cómo esa pieza ha envejecido, sino que le da mucho encanto. 

Cómoda de Hanbel. 
00507003 O. Una cómoda clásicamente moderna

3.

Una cómoda clásicamente moderna

Esta cómoda es un mix de modernidad y clasicismo, fiel reflejo del estilo que la decoradora Natalia Zubizarreta quiso darle a este dormitorio. Y es que a pesar de que su diseño es clásico, su acabado patinado en gris y sus patas metálicas en negro le dan el punto de actualidad. 

Cómoda de Vical.
00497690 O. Una pieza provenzal decapada y con el sobre de madera

4.

Una pieza provenzal decapada y con el sobre de madera

En este dormitorio lo clásico y lo actual se dan la mano, con un cabecero contemporáneo que contrasta con una cómoda de aire provenzal a juego con el espejo, dos piezas clásicas que dan personalidad al dormitorio. 

Cómoda, en Dimoni Gris. 
Semitoma de dormitorio con cómoda a modo de mesilla de noche_ 00417671. Una cómoda a modo de mesilla muy capaz

5.

Una cómoda a modo de mesilla muy capaz

En dormitorios amplios, un recurso muy práctico es prescindir de las mesillas convencionales y en su lugar colocar una (o dos) cómodas. Ganas superficie de apoyo y capacidad.  

Cómoda de Oficios de Ayer. 
00426443. Un dormitorio con un cabecero multiusos

6.

Un dormitorio con un cabecero multiusos

En el dormitorio se optimizaron los metros con soluciones de doble uso, como el cabecero que separa la cama del vestidor. Por un lado incluye las mesillas y las luces y, por el otro, es una cajonera con puertas correderas, igual que el armario, que también se planificó con correderas para no hipotecar ni un cm. Te invitamos a que descubras este piso al detalle.  

00501703. Un dormitorio con un papel pintado como protagonista

7.

Un dormitorio con un papel pintado como protagonista

El papel pintado japonés de la pared del cabecero inspiró los colores que marcan el dormitorio principal, con un dominio de los tonos tierra que crean una atmósfera envolvente y muy acogedora. Te invitamos a hacer el house tour y descubrir el resto de secretos de este ático

Cabecero, mesita de noche y lámpara de techo, diseño de la decoradora. 
mg-1251 efc43e44. Un dormitorio rescatado de su función de desván

8.

Un dormitorio rescatado de su función de desván

"Me encanta cómo quedaron las habitaciones, con las vigas vistas y el techo en blanco, ¡pensar que eran como un antiguo almacén!", recuerda Esther. No te pierdas la historia al completo de esta casa y de su minuciosa y emocionante reforma. 

Dormitorio con pared del cabecero con papel japonés. Todo empezó con el papel...

9.

Todo empezó con el papel...

La paleta cromática del dormitorio nació del papel pintado japonés y en base a él la decoradora diseñó el look acogedor que respira esta estancia. Un detalle: las cortinas se confeccionaron con unos plaids de los que Natalia se enamoró. Original ¡y único! No te pierdas el piso al completo. 

Papel pintado de La Maison. Cabezal, mesita y lámpara de techo de Natalia Gómez Angelats. 
00505445. Puertas correderas: un diseño más limpio

10.

Puertas correderas: un diseño más limpio

Otro de los pluses que ofrecen los armarios con puertas correderas es que ofrecen una visión más depurada de la estancia. Este sistema permite cerrar un armario de hasta 2 metros con solo 2 puertas. Asimismo, carecen de tiradores. No solo como una cuestión de diseño, sino que también eliminan el ruido visual y posibles golpes con ellos. En espacios pequeños son la mejor opción, como se ha hecho en este mini vestidor tras el cabecero.  

Mesita de noche, de Sube Interiorismo. Apliques, de Marset, en Susaeta Iluminación.
 DSC9375. Navy actualizado

11.

Navy actualizado

Las clásicas rayas azul marino –que tan bien definen el sentir vacacional– se han sustituido en este dormitorio abierto al jardín por otras en gris que lo actualizan. Las vemos en la ropa de cama y también en la original pared del cabecero revestida con papel textil de algodón. El ambiente sosegado y refrescante que se respira es obra de The Room Studio que, como en toda la casa, buscaba "darle un punto de sofisticación a cada estancia". El resto de la casa se reformó para disfrutar de las vistas. 

Papel pintado de Phillip Jeffries. Estantería con cajones, de The Room Studio.
00460587 df2cfc20 1333x2000. Para espíritus marineros

12.

Para espíritus marineros

Si tienes alma de mariner@, este dormitorio te enamorará. Su estilo navy no solo se deja entrever en la ropa de cama y en las cortinas a rayas azules y blancas sino que se ha enfatizado aun más con un precioso papel con barquitos veleros navegando por el cabecero. ¿Puede haber algo más fresco?

dormitorio-con-molduras-en-la-pared-muebles-madera-y-fibra-y-ropa-de-cama-azul-00501574 O. A modo de cabecero

13.

A modo de cabecero

En este dormitorio las molduras de la pared hacen las veces de cabecero, un recurso muy utilizado por los interioristas para decorar y llamar la atención de esta zona. La firma Orac Decor cuenta con modelos ligeros, fáciles de instalar, lisos o elegantemente esculpidos en diferentes tamaños, formas y estilos.

Mesitas de noche y banqueta de la colección Tänk Värd, de Ikea. Cama Orje, de Ikea. Lámparas de sobremesa, de Carolina Blue.

 

Dormitorio decorado en azul . En el dormitorio, azul sobre blanco

14.

En el dormitorio, azul sobre blanco

Pantone define el Classic Blue como un color que infunde "confianza, calma y conexión", lo que lo convierte en perfecto para el dormitorio. Aquí los tonos del mosaico hidráulico nos sirven de base para combinarlo. Matizamos su intensidad con blanco, pero también con otros azules más claros y con beige. ¿El resultado? Un dormitorio luminoso, relajante y muy personal.

Cabecero con tela Andes azul de Gancedo. Mesita, pie de lámpara y cuadros de Little House. Pantalla de lámpara Naniwa de Gancedo.

Dormitorio con cabecero de madera natural 00500453. Muy cerquita de la playa

15.

Muy cerquita de la playa

La proximidad de la arena y el mar se dejan notar en este dormitorio que ha adoptado la madera natural en su cabecero y los tonos aguamarina en la ropa de cama. Permanecer en él y cerrar los ojos será una sensación muy parecida a pasear por la orilla de la playa sintiendo el roce de las olas sobre los pies.

Cabecero de madera de teca, banco y lámpara, de Sacum. Lámpara de techo en Ladies and Gentleman. Cortinas y alfombra, de Filocolore.

 

Cabecero de mimbre 429504. Cabeceros de mimbre: bellos y ligeros

16.

Cabeceros de mimbre: bellos y ligeros

El mimbre, famoso por los capazos donde guardamos las toallas de playa y las cestas que acostumbramos a llevarnos de picnic durante el verano, ha pasado a convertirse en todo un must de la decoración. Ligero y flexible, es capaz de adoptar formas curvas y de gran tamaño. Hoy te mostramos lo bonito que queda como cabecero.

 

Con un diseño trenzado acoplado a la estructura de madera de la cama, el cabecero de mimbre que ves en la imagen se ha combinado con el frescor de los tonos verdes y blancos que visten la ropa de cama, dando lugar al perfecto dormitorio estival. Sin embargo, sentaría igual de bien si te decantaras por una gama de azules o de rosas empolvados, así como por colores neutros. Al fin y al cabo, las ventajas de las fibras naturales es que armonizan con casi todo. Te hemos convencido, ¿verdad?

CABECERO-Y-MESITA-DE-NOCHE-00489195. Detalles que suman

17.

Detalles que suman

En este dormitorio de inspiración marina, el cabecero de esparto trenzado está enmarcado entre dos franjas del mismo material. Un pequeño y sutil detalle que marca la diferencia y potencia la personalidad de la cama. ¡Nos lo quedamos!

Cabecero realizado a medida por Nice Home Barcelona. Mesita de noche, de Cottage Little House.
Dormitorio con cabecero de esparto 00436716 . Cabeceros de esparto: puro frescor

18.

Cabeceros de esparto: puro frescor

Otra de las fibras naturales por excelencia es el esparto. Sí, el mismo que llevas en las alpargatas y zapatillas de verano. Por si no lo sabías, proviene de distintas plantas silvestres, y su uso contribuye a promover un mundo más sostenible.

 

Pero dejando sus bondades a un lado, ¿has visto lo bonito que queda como cabecero? Trenzado en espiga, en la imagen se acompaña de una colcha de lino a juego con las sábanas y los cojines en tonos rosas y verdes empolvados, y una mesita de noche de madera estilo taburete, decorada con flores y una mini lámpara con pantalla de mimbre.

Cabecero de esparto, de La Maison. Mesita de noche y lámpara de sobremesa, de Velafusta.
dormitorio-con-cama-con-cabecero-fibra-y-aplique-en-pared-00507316 O. Cabeceros de bambú: múltiples posibilidades

19.

Cabeceros de bambú: múltiples posibilidades

El bambú es una de las fibras más resistentes que existen y, encima, absorbe la humedad. Vamos, que como cabecero de cama no podría resultar más fantástico. Por otro lado, su versatilidad le permite adoptar múltiples diseños, concibiendo cabeceros originales, como el de la foto, perfecto para mezclar con tejidos como el lino o el algodón.

En cuanto a su cuidado, te recomendamos quitarle el polvo a diario con un trapo y un cepillo para las zonas más difíciles, como pequeños huecos o hendiduras.

Cabecero, en Taller de las Indias. Lámpara, de Light & Living.
4. hornacinas 424432. Superfuncional

20.

Superfuncional

Este cabecero integrado en la pared aligera el dormitorio y lo hace más grande visualmente. Cuenta a ambos lados de la cama con una hornacina para dejar las lecturas nocturnas y un cajón, más abajo, para guardar los objetos más delicados. ¿Que no te hace falta este porque con la repisa y los huecos tienes suficiente zona de almacenamiento? Aprovecha entonces ese área para instalar un enchufe y el pulsador de la luz.

cama con colcha de flores rosas 00469321. De carácter discreto

21.

De carácter discreto

¿Eres de las que al cabecero le das un papel más decorativo que práctico y prefieres cederle todo el protagonismo a la ropa de cama? Entonces, te gustará esta propuesta. La colcha boutí, ideal para esas madrugadas norteñas en las que refresca, con estampado floral adquiere aquí relevancia frente a un discreto cabecero de madera y a medida que pasa a un segundo plano. En esta ocasión, un taburete de madera hace las veces de mesilla de noche.

00460956 d392f481 1721x2000. Un toque elegante

22.

Un toque elegante

Si lo que buscas es dar profundidad al dormitorio, inclínate por un cabecero en colores oscuros. Este de madera y a medida se ha lacado en un tono azul oscuro que le aporta, además, un toque sofisticado. Las mesillas de noche del mismo color apenas se distinguen, fundiéndose en el ambiente. Y ahora sin mirar ¡adivina, adivinanza! ¿De qué color crees que se ha tapizado el banco a los pies de la cama?

Cabecero y mesillas de noche, diseño de Grup Escrivá Interiors. Cuadros, en Cottage Little House. Lámparas, en Velafusta.
hasta el infinito 474480. Efectos ópticos

23.

Efectos ópticos

Y si el zócalo horizontal ensancha el dormitorio, un cabecero que llegue hasta el techo como este le dará más altura a la estancia, al menos visualmente. El protagonismo que tenga en la habitación ya es cosa tuya: si quieres que resalte, píntalo en un tono oscuro y si prefieres que no llame la atención, déjalo en un tono natural. ¡Y listo! ¿Quieres saber qué efectos ópticos pueden hacer tu casa más grande?

puertas-blancas-00429037 8fc8847d 749x957. Cabecero de obra y en blanco

24.

Cabecero de obra y en blanco

Si quieres llamar la atención de tu cabecero, lo primero que tienes que hacer es darle un trato especial a la pared. Esta de ladrillos a la vista se ha pintado en un tono gris que la diferencia del resto, lacado en blanco. Y para el cabecero se ha elegido un modelo de obra, también en blanco, a juego con la puerta, y con estantes suficientes para que te olvides de las mesillas de noche. Como solo tienes un color —el gris— porque el blanco no cuenta, introduce en la ropa de cama uno que armonice con él. Juega a combinar colores. ¿El azul? ¡Perfecto!

00410987. Una solución de obra

25.

Una solución de obra

Si el hecho de poner mesillas a los lados de la cama te agobia, prueba esta fórmula: unas cajoneras voladas fijadas a la pared a la altura del cabecero, como en la imagen. Este se ha rematado con una balda repisa y revestido hasta el techo con un laminado de madera de donde asoman unas mini lamparitas tipo flexo. Gracias a la balda de separación con posibilidad de almacenaje se podrían perfectamente eliminar las mesillas y dejar ese espacio libre o colocar una planta. ¿Cómo lo ves? 

Cabecero y mesita de noche, diseño de Cuqui Olmedo, realizados por Kotablue. Apliques, en Luz Norte. Pared revestida de panel japonés, en Azalea Decoración.
00438530. Cabecero tipo murete

26.

Cabecero tipo murete

En este dormitorio donde el techo parece que es el reflejo del suelo ¡qué mejor que poner un cabecero de madera a medida! Eso sí, se eligió un tono más oscuro. El sencillo diseño es de Home Deco: tipo murete con repisa donde exponer objetos decorativos, velas, espejos y plantas. Las lamparitas de mesa van apoyadas en una balda. Fíjate en el banco a los pies de la cama, se ha tapizado con una tela de color similar al cabecero. Aquí, todo tiene su porqué.

 DSC6751.  Un cabecero a medida

27.

Un cabecero a medida

Sí, a medida y con las mesillas de noche integradas. Su repisa, aunque estrecha, tiene espacio suficiente para colocar libros de lectura, jarroncitos con flores o cuadros, como estos originales planetas de la pintora Carmen Galofre. Y para terminar de decorar el ambiente, a los pies de la cama se dispuso un banco tapizado del mismo tono que el cabecero. ¡Pura armonía! ¿Sabes qué más artistas  nos gustan en El Mueble?

Cabecero, en Acocsa. Banqueta, en Coton et Bois. Kilim y alfombra, en Papiol.
pano467-468 665201f1. Un cabecero muy instruido

28.

Un cabecero muy instruido

Este dormitorio es especial por muchos motivos: la cama se ha colocado mirando a la ventana para que lo primero que se vea al despertarse sea el paisaje exterior, se ha ideado un cabecero que sirve para zonificar la cama y el armario ropero y, a la vez, crear un nuevo espacio: la zona de vestidor. Y, por si fuera poco, los lados del cabecero cuentan con unos estantes para almacenar los libros, las gafas, la crema de manos... ¿No te parece perfecto? El proyecto es de la interiorista Pía Capdevila.

Mesita auxiliar, de La Maison. Jarrones, de Muy Mucho.
00460587 df2cfc20 1333x2000. ¡A toda vela!

29.

¡A toda vela!

Combinar madera y papel pintado es otra buena opción para delimitar la zona del cabecero. Aquí se ha panelado la mitad de la pared con madera blanca, mientras que en la otra mitad se ha empapelado hasta el techo. Y como se quería dar un aire marinero al dormitorio, toda la decoración gira en torno a esta temática: barcos, estrellas, rayas azul marino...

Papel pintado, de La Maison. Sábanas y cojines, de Lexington.
 MG 9664 1.  Madera parece pero no lo es

30.

Madera parece pero no lo es

Aquí no hay medias tintas. La pared revestida de madera —¿seguro?— hace las veces de cabecero. En realidad es un revestimiento cerámico con acabado en madera que se convierte en protagonista estelar del dormitorio. A los lados de la cama, unas mesitas auxiliares muy ligeras hacen las veces de mesillas de noche. ¡Espectacular! ¿No te parece? Pues no te pierdas el resto del piso: un antes y después que te dejara con la boca abierta.

Revestimiento de pared Starwood, de Porcelanosa.
dormitorio-con-cabecero-a-medida-472389 7f77e5b7 1500x1066. Optimiza el espacio

31.

Optimiza el espacio

A veces amueblar el dormitorio resulta complicado por su distribución atípica, por la presencia de retranqueos en sitios insospechados o, simplemente, porque ese armario estándar que te gustaba supone renunciar a mucho espacio. Ante estas disyuntivas, la solución pasa por encargar un mueble a medida que ocupe lo necesario ¡ni más ni menos! Es lo que se hizo aquí con este mueble cabecero con espacio de almacenamiento en la parte superior y mesillas —con bandejas extraíbles— e interruptores led integrados. El original diseño es obra del decorador Iñaki Mujica.

cama-dormitorio-con-mesitas-de-noche-de-madera-y-zocalo-de-madera-alto-a-modo-cabecero 466644 O. Un cabecero en forma de zócalo

32.

Un cabecero en forma de zócalo

Mira qué buena idea para dar presencia a un dormitorio sin grandes alharacas: instala un zócalo de madera a modo de cabecero que, además de dar calidez, protegerá la pared de continuos roces. Este, realizado con lamas verticales en color gris, va rematado con listones horizontales en beige que se funden con el color de la pared. La sencillez de las mesillas de noche en madera permite unas lámparas de mesa con peana de cerámica más señoriales y de marcado estilo retro.

Cabecero obra con hornacina y lámpara colgando. En blanco y madera

33.

En blanco y madera

Este cabecero de obra en blanco, que va de pared a pared, es un diseño de Mäinities. A ambos lados se integraron unas hornacinas cuadradas que sustituyen a las mesillas de noche. Se han forrado en madera, a juego con la superficie que hace de repisa, para dar calidez al dormitorio.

Lámpara de Hugo G.S. Cojines, de Filocolore y Matèria.
madera como cabecero 1280x1166. ¡Toca madera!

34.

¡Toca madera!

La madera que reviste toda la pared del cabecero, a juego con el suelo, y los tonos verdes elegidos en los textiles transmitirán a tu dormitorio una agradable sensación de calidez y de estar en contacto pleno con la naturaleza. Unos estantes o unos sencillos taburetes pueden servir de apoyo a las lamparitas.

Lámpara, de Coco-Mat.
despues dormitorio. Ahora: un dormitorio que derrocha encanto

35.

Ahora: un dormitorio que derrocha encanto

¿Cómo se consiguió? Con un cabecero de fibra que le aporta calidez, unos textiles en colores contundentes, gris y granate, y un mobiliario original con dos mesillas de noche muy diferentes. Y en la pared unas sutiles estrellas luminosas a modo de guirnalda súper románticas. Los textiles son de Boho Deco Shop, Zara Home y Muy Mucho.

00508684. Elige una ropa de cama que respire y sea fresquita

36.

Elige una ropa de cama que respire y sea fresquita

Para disfrutar de un buen descanso en verano es clave acertar con la ropa de cama. Debe ser fresca, liviana y transpirable, para que no se pegue al cuerpo. En este sentido, el lino y el algodón son fibras naturales ligeras, que absorben la humedad y son transpirables, siendo la mejor opción para la ropa de cama, sobre todo en verano. Para un más fácil mantenimiento elígela con un porcentaje de sintético. 

Butaca y lámpara, de Miv Interiores. 
00515304 O. Un dormitorio de campo y sabor vintage

37.

Un dormitorio de campo y sabor vintage

Blanco y verde son una combinación serena y luminosa, siendo una opción muy indicada para el dormitorio. Si no te atreves con las paredes, como se ha hecho aquí, resérvalo para la ropa de cama. En este dormitorio, además, los tonos arena de la madera y el suelo de microcemento ponen el contrapunto de calidez.

00500538. Con una boiserie en un suave verde oliva

38.

Con una boiserie en un suave verde oliva

Este dormitorio es clásico y, a la vez, actual, con una boiserie que decora por sí sola la pared del cabecero. La elección de un suave verde oliva para las paredes suma elegancia y versatilidad, porque es un color que puede aportar sobriedad y también frescura, en función de con qué mobiliario y otros colores se combine.

00480533 fc0a4ead. La versatilidad del verde caqui

39.

La versatilidad del verde caqui

El verde caqui es un color terroso, de hecho, está a medio camino del verde y el marrón, de ahí que sea muy versátil y fácil de combinar, ya que encaja bien con maderas de tonos más oscuros, por su vinculación con la tierra y la naturaleza, y maderas más claras o incluso lacadas en blanco.

6. 497892. Un dormitorio de montaña muy acogedor en verde oliva

40.

Un dormitorio de montaña muy acogedor en verde oliva

A los propietarios de esta casa les gustaba mucho lo bien que se llevaba el verde oliva con las casas de montaña, ricas en madera. Y no lo dudaron al elegir este color para vestir toda la casa, dormitorio incluido. El resultado es una habitación acogedora, envolvente y con mucho carácter. 

00460587 df2cfc20 1333x2000. Un dormitorio muy náutico

41.

Un dormitorio muy náutico

El dormitorio es donde el sabor marinero presente en todo el apartamento toma más fuerza. Desde la lámpara, cuyo pie es una baliza náutica, hasta el papel pintado de barcos, todo en este dormitorio nos recuerda que estamos en un apartamento para disfrute del verano. 

00508558. Un dormitorio con un original panel acristalado

42.

Un dormitorio con un original panel acristalado

Original y práctico, como todas las soluciones magistrales que esconde este apartamento. Para aprovechar al máximo el espacio del dormitorio la decoradora eliminó el tabique del baño y lo reemplazó por este panel acristalado de aire retro que consta de dos hojas móviles y una fija, que es donde está la ducha. Así, no solo se han ganado metros sino que se ha llevado luz natural al baño. 

00433817. Un dormitorio en blanco que invita al descanso

43.

Un dormitorio en blanco que invita al descanso

El blanco, como en el resto del apartamento, se impone en el dormitorio, que se ha decorado con lo básico pero con personalidad. Como el papel pintado que viste la pared del cabecero o el mismo cabecero, una estructura que incorpora cuatro prácticas hornacinas en los laterales para guardar. 

 MG 5028. Un cabecero con historia

44.

Un cabecero con historia

"Para el dormitorio buscábamos un ambiente relajante. La clienta tenía una alfombra Kilim adquirida en un mercadillo cuando tenía 14 años que era importante incorporar" explican desde el Studio Alis. En lugar de ponerla en el suelo la colgaron en la pared a modo de cabecero. "De esta manera se convierte en la pieza central de la habitación y también eleva el marco de la cama que es relativamente básica" añaden.

00508684. Un dormitorio fresco y relajado con acceso al jardín

45.

Un dormitorio fresco y relajado con acceso al jardín

El dormitorio es una invitación al relax. Blanco, con pocas piezas pero especiales, y con materiales y textiles naturales. Con el plus de tener acceso directo al jardín. Y es que con la reforma los dormitorios se trasladaron a la planta baja, así quedaban más recogidos y, además, contaban con salida al exterior. 

dormitorio-con-techo-de-madera-y-colores-a-tono-00486941-0bd65ae0-1819x2000 66d60c64 1819x2000. Dormir mirando el mar

46.

Dormir mirando el mar

El dormitorio principal era mucho más cerrado de lo que es ahora. Pero se aprovechó la reforma para abrir nuevas ventanas a pie de cama desde las que se ve el mar. El uso de la madera, presente en las vigas y que se ha llevado al cabecero y las ventanas, da un look rústico a este dormitorio de una casa de veraneo en la Costa Brava. 

Dormitorio pintado en azul 00499128 O. Dormitorio pintado en azul aguamarina

47.

Dormitorio pintado en azul aguamarina

Natalia Zubizarreta decoró este dormitorio con uno de los colores que pasan a formar parte de esta lista de tonos veraniegos. Se trata de una versión más empolvada de Aqua Haze (15-5209) -que sería idónea para los que prefieren más intensidad-. Concretamente Aquamarine (14-4313). Para combinarlo acertarás con verdes empolvados, amarillos vivos y azules más subidos de tono.

Cabecero de los Marystrastos y puf de Dernier.
dormitorio separado del salon por puertas correderas 1017x1280. Un dormitorio en suite que se abre por completo al salón

48.

Un dormitorio en suite que se abre por completo al salón

Una de las claves de la reforma de este apartamento fue conectar todos los espacios, ganando así más sensación de amplitud. Por ejemplo, el dormitorio durante el día se integra visualmente en el salón gracias a sus puertas correderas, que son, en realidad, unas contraventanas recuperadas. El cabecero de esparto, a juego con la alfombra, da un look natural e informal. 

00507084. Un dormitorio en suite muy zen

49.

Un dormitorio en suite muy zen

Uno de los muchos lujos de esta casa es su conexión desde todos los espacios con el exterior. En el dormitorio un gran ventanal diluye las barreras in & out. Como en el resto de la casa, se optó por un tono arena que da luz y, a la vez, resulta acogedor. Y por materiales naturales en el mobiliario y textiles, como el cabecero y la lámpara de bambú o el microcemento que unifica toda la casa. 

00497586 O. Rayas y flores, un dúo que funciona

50.

Rayas y flores, un dúo que funciona

Sí, los estampados a rayas y flores pueden convivir en un mismo espacio y llevarse a las mil maravillas, como demuestra este dormitorio, donde se ha apostado por un cabecero tapizado con motivos de flores y, para las cortinas se ha elegido un estampado de finísimas rayas. ¿La clave para acertar? Que compartan colores: aquí, el gris y el blanco. Si no te atreves, reserva para las cortinas, que suelen tener más peso visual, el estampado más discreto. 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?