Cabeceros

34 /2068
Decorar dormitorios en blanco y madera

1.

Cuando la madera se sube por las paredes

La decoradora Begoña Susaeta llevó el suelo laminado por la pared y el techo, en todo el ancho de la cama, enmarcándola a modo de original cabecero y creando una agradable sensación de dosel, como si envolviera y recogiera la cama de este dormitorio. Las paredes blancas con molduras equilibran el peso de la madera y suman elegancia.

Cabecero diseño de la decoradora Begoña Susaeta. 
Decorar dormitorios en blanco y madera

2.

Con un original cabecero acristalado

La decoradora Begoña Susaeta tiró de ingenio en este dormitorio que es pequeñito pero muy estiloso. Así, ideó un panel de cristal que sirve de cabecero y crea, a su vez, un corredor que aísla la zona del vestidor y a la vez deja que pase la luz. Al teñirlo todo en blanco, esta sensación de claridad se multiplica. La carpintería, de madera y en un tono rojizo, destaca sobre esta base tan neutra. 

Cabecero diseño de la decoradora. 
Dormitorios en blanco y madera

3.

Un dormitorio en blanco con un maxi cabecero de madera

En El Mueble te hemos animado muchas veces a pintar una de las paredes de tu dormitorio de otro color, ¿y si esta vez apuestas por la madera? Es cálida, no pasa de moda y ejercerá de cabecero improvisado. Además, contrasta muy bien con el blanco. Aquí, la decoradora Asun Antó ha llevado la misma madera a las mesillas de noche y ha acompañado la calidez de la madera con unos textiles en un alegre amarillo y tonos tierra. 

Cabecero y mesilla diseño de la decoradora Asun Antó. 
Dormitorio blanco rústico con armario de madera y cabecero tapizado con capitoné 00548884

4.

Un dormitorio en blanco y madera con un cuidado mix de estilos

Relajante y estiloso. Son dos de los muchos adjetivos que nos vinieron a la mente cuando vimos este espectacular dormitorio la primera vez. Su base en blanco, pero en un matiz muy cálido que ayuda a arropar un espacio generoso de techos altos, se ha acompañado de piezas escogidas de madera, como el armario vintage, la mesilla más actual o el banco. El cabecero en capitoné de lino añade un plus de confort y un toque clásico muy elegante.

Cabecero de Artwood. Mesitas de Freer Living. Alfombra de RugVista. Armario vintage de Olsson & Jensen. 
Dormitorios en blanco y madera

5.

Un dormitorio de esencia rústica en blanco, madera y piedra

Cuando cuentas con un espacio como el de este dormitorio, qué menos que darle protagonismo. Ariadna Asturias, de la constructora Somnisamida, rehabilitó las paredes de piedra de esta masía del s. XVI y le dio, junto con las preciosas ventanas en semiarco, su merecido protagonismo. Y se alió con el blanco, incluso en las vigas de madera, para aligerar el conjunto. El suelo de madera, los preciosos fraileros recuperados o el banco a pie de cama suman calidez a un espacio que respira tradición actualizada. 

Banco de madera recuperada. Butaca de India & Pacific.

Decorar dormitorios en blanco y madera

6.

Con un cabecero tipo murete en blanco y madera

Blanco y madera son un dúo condenado a entenderse. Y es que si el blanco aligera la madera, la madera caldea el blanco, que puede resultar un poco frío. En este dormitorio, la decoradora Beatriz Hernández ha diseñado un cabecero de DM lacado en blanco pero para que no resultara demasiado "soso", lo ha personalizado con detalles de madera, como las mesillas a modo de hornacina o el sobre. También de madera es el banco a pie de cama, que completa un dormitorio pequeñito pero bien aprovechado.

Cabecero realizado a medida por la decoradora Beatriz Hernández. Banqueta y espejo de Pantay. 
Dormitorios en blanco y madera

7.

Un dormitorio rústico más ligero gracias al blanco

En dormitorio rústicos, en los que es habitual que la madera mande, aliarse con el blanco es siempre un acierto, porque ayuda a aligerar visualmente el espacio. Aquí, el blanco se ha llevado, además de las paredes, al banco zapatero de debajo de la ventana. 

Cabecero y banco realizados a medida. Banqueta de Tine K Home. 
00507346

8.

Más confort con los textiles

Otra de las claves que nos da Cristina Rodríguez Pujol se encuentra en los textiles: "Me encanta añadir un plus de confort a la cama, vistiéndola con almohadones que transmiten sensación de comodidad... Y nunca olvides el poder de una cama blanca, más ligera visualmente y sugerente, porque invita a la relajación". En El Mueble somos apasionadas de los dormitorios blancos

Butaca, de Miki Beumala. 
00526335 cabecero capitoné en gris

9.

Cabecero personal

"Lo importante es que tenga estilo propio. Yo suelo tapizar la pared de apoyo y luego elegir un cabecero con capitoné o acolchado con tela a rayas. Para una decoración sobria prueba con un cabezal de obra del mismo material que el suelo, por ejemplo, cemento pulido. Y están de actualidad los cabeceros con piel envejecida natural o teñida", dice Cristina.

Cabecero y mesita de noche, de Coton et Bois. Lámpara, de Brucs. 
1977-1979

10.

La orientación es clave

Una de las claves, según la interiorista Cristina Rodríguez Pujol, es la orientación de la cama. "El cabecero dirigido al norte genera equilibrio y un buen Feng Shui, según esta ciencia oriental. Si puedes, apóyalo en una pared sin ventana: le añadirás sensación de protección", nos explica. 

Ropa de cama de Filocolore. Manta de Gancedo. Cojines de terciopelo de Mercer.Ba. Cuadros de Laura Prat. Banqueta con tela de Tapicería Márquez. Alfombra de Merc & Cia.
Todo lo que necesitas saber para elegir puertas correderas.

11.

De puerta hueca a maciza

Las puertas correderas huecas son más ligeras que las macizas. Para que te hagas una idea de los precios, en las huecas, que llevan un interior de cartón de nido de abeja, el presupuesto en medida estándar es de 150 € de media para una hoja (sin guía). Son menos duraderas y aíslan menos. Una maciza, más resistente, ya sea de interior aglomerado o madera maciza, el precio es de 200 € en adelante.

Cabecero de Maison Decor Zaragoza, mesita de noche y lámpara de Sofía Martín.
Cómo combinar el color turquesa.

12.

Turquesa, blanco y amarillo

Esta pared no es turquesa, dirás con razón. Efectivamente, es blanca. Pero mira las puertas recuperadas que, apoyadas en ella, hacen las veces de cabecero. La interiorista Asun Antó ha lijado ligeramente su tono verde envejecido y lo ha combinado con ropa de cama amarilla. Procura que uno de ellos sea suave o distanciarlos para no saturar demasiado el ambiente. El blanco frena aquí tanta potencia.

Cabecero realizado con una puerta de anticuario. Mesita de noche, en La Maison. Lámparas, en Coton et Bois. 
Cómo combinar el color turquesa en paredes.

13.

Turquesa, blanco y rosa

El turquesa más claro, el aguamarina, forma parte de los tonos pastel. Y como buen color empolvado, combina fenomenal con los rosas, ya sean pálidos o fuertes, como el fucsia. Las interioristas Isabel Flores y Nuria Almansa han revestido la pared del dormitorio con un papel pintado geométrico turquesa. Lo han combinado con blanco, en mesilla y cabecero, y rosa en la ropa de cama. ¡Muy relajante!

Mesita de noche, de Ikea. Lámpara flexo, de Leroy Merlin. 
00544932 Dormitorio con cabecero azul y revestido papel pintado

14.

Colores intensos para separar paredes

Otro truco para distanciar paredes, y por tanto agrandar un dormitorio pequeño, es utilizar colores intensos en una de ellas, en su totalidad o solo en una parte. La interiorista Estela López ha diseñado un cabecero en azul índigo y el resto de la pared la ha empapelado con un motivo discreto. En lugar de un banco a los pies de la cama ha optado por colocar un puf redondo que ocupa menos.

Cabecero, diseño de Deco & Living, tapizado con terciopelo azul de Gancedo. Papel pintado, de Borastapeter. Mesitas de noche, de Rue Vintage 74. Apliques, de Ferm Living. Puf, de La Redoute. Cortinas, en Deco & Living. 
00533467 Dormitorio con cabecero de madera pintado en verde

15.

Pared oscura para crear sensación de profundidad

¿Más trucos para que tu dormitorio pequeño gane metros visuales? Pinta la pared del cabecero de un color intenso, así crearás la falsa ilusión óptica de darle profundidad. Jeanette Trensig ha lacado el cabecero en cuadrícula en un verde oscuro, súper elegante. Le da protagonismo y lo separa de la pared de enfrente agrandando el cuarto.

Mesita de noche, lámpara y cabecero, diseño de la decoradora. 
00543261 Dormitorio con espejo pequeño y redondo sobre cabecero de obra

16.

Cabeceros de obra para dormitorios pequeños

¿Quieres que tu dormitorio pequeño se convierta en un dormitorio moderno? Apuesta por un cabecero de obra e integra en él las mesillas. Es el modelo perfecto para aprovechar el espacio y actualizar tu cuarto. La interiorista Beatriz Hernández ha realizado este a medida. Cuenta con hornacinas revestidas en madera, a modo de mesitas de noche, y repisa para decorar con lo que tú quieras.

Banqueta y espejo, en Pantay.
00530364

17.

Cabecero murete de madera

¿Quieres un dormitorio muy El Mueble? Elige un cabecero blanco capaz de iluminar y ampliar cualquier dormitorio pequeño. Y si además quieres ganar calidez, decántate por un modelo de madera. ¡También es muy El Mueble! Este de roble con mesitas de noche integradas y repisa superior es un diseño de Marta Tobella. La interiorista además ha completado el espacio con un banco bajo la ventana.

Cabecero de roble con mesitas de noche, diseño de Sacum. Aplique blanco, en Sacum. 
dormitorio con cabecero de obra zapatero 00535683

18.

Cabeceros a medida y con doble función

Los muebles multifunción son otro hit de los dormitorios pequeños. ¿Qué te parecería un cabecero que por un lado fuera mesilla y por otro armario? Es lo que sugiere Asun Antó en este de la imagen colocado frente a la ventana. Las mesillas son voladas, tipo cajón, y la iluminación se solventa con un par de apliques orientables. El pasillo que forma el cabecero puedes aprovecharlo como vestidor.

Cabecero, diseño de Coton et Bois. Apliques Tolomeo, en Punto Luz. 
00535626 Dormitorio con almacenamiento extra

19.

Banco descalzador bajo la ventana

Un dormitorio pequeño exige soluciones ingeniosas. Y este, decorado por Sol Van Dorssen, interiorista y estilista de El Mueble, las tiene. Bajo la ventana se ha diseñado un banco descalzador con almacenamiento interior para guardar los almohadones de la cama. Una colchoneta fina y unos cojines mullidos serán perfectos para vestirlo. ¿Te has fijado en el cabecero de obra? Se prolonga en un lateral, a modo de cómoda, alternando cajones de diferentes medidas.

Cabecero de DM lacado y madera de roble, realizado a medida por Carpintería Jo Pa Álvarez. Lámpara Greta de Carpyen, en Matèria. Alfombra, de KP confeccionada por Piccolo Mondo. Estor de lino, de Jab Anstoetz. 
 MG 9509-1

20.

4. Un dormitorio súper acogedor

Acogedor y relajante, así este dormitorio decorado por Natalia Zubizarreta. ¿Su toque más original? Revestir la pared del cabecero con un revestimiento porcelánico de Porcelanosa que imita la madera, a juego con el color de la tarima de roble del suelo. El resto de decoración también busca la calidez, con la combinación de blanco con tierras y algunos toques de estilo, como el cabecero con ribete o la banqueta con capitoné.

Revestimiento de la pared de Porcelanosa. Cabecero de Kenay Home. Ropa de cama de Filocolore. 
 MG 4983-1

21.

6. Una suite con vistas

El dormitorio principal se ubica en la buhardilla acristalada que disfruta de unas vistas infinitas al cantábrico y mucha luz. El techo a dos aguas de esta estancia ha marcado su decoración. La cama aprovecha la pared más baja como cabecero. Decorado en blanco, azul y tonos arena todo el ambiente transmite paz y se funde con los colores de la playa. 

Papel pintado de El Mundo del Papel. Ropa de cama de Zara Home. Cojines y banco de Tiendas Pardo. Aplique de La Redoute. 
1722

22.

Un cabecero muy especial hecho a medida

Bueno en realidad es el cabecero y las mesillas, ya que están hechas por varias hornacinas que hacen las veces de estanterías y mesillas de noche. "La parte baja la forramos de tela gris a modo de arrimadero" explican desde Deulonder.

Cabecero con hornacinas diseño de Deulonder. Apliques de Lucide. Cuadros de Sacum. 
 FER8453a--

23.

1. Un dormitorio sereno y luminoso

Este dormitorio pertenece a una vivienda marbellí de los años 70 renovada por el equipo de Loopa Studio. La combinación de tonos neutros, como blanco, crudo y crema, llena la estancia de una aire sereno y atemporal. El color viene de la mano de las lámparas, los textiles y los cuadros. Y el cabecero de lino y con capitoné pone un toque elegante.

Cabecero hecho a medida con lino. Butaca de A.Benítez. Aplique de Ixia y cuadro de Mayesa Mira. 
Plantas para el dormitorio

24.

Un dormitorio muy natural y fresquito con un Ficus lyrata

Este dormitorio parece dar la bienvenida a la primavera. Los cestos de fibras que decoran la pared del cabecero, la banqueta de bambú, la ropa de cama blanca y verde... Y, como guinda, el frondoso Ficus lyrata que suma frescor y vitalidad. Esta especie, además de ser muy fácil de cuidar, resulta muy estilosa y da un toque exótico a cualquier rincón. 

Ccabecero de Kenay. Ropa de cama y cojines de Filocolore. 
00541852

25.

Mesitas de noche de diseño redondo

Cama, cabecero, banco... ¿Qué más muebles con curvas puedes poner en tu dormitorio? Unas mesitas de noche súper originales. ¡Estas nos encantan! En realidad son taburetes, a modo de mesillas, realizadas con listones circulares de madera unidos entre sí. Las han elegido las interioristas Loreto Prieto y Elena Llorente. ¡Todo un éxito!

¡Y aquí no queda la cosa! Además de muebles, puedes seguir enarbolando el movimiento curvy en los complementos: alfombras, espejos, escaleras decorativas, bañeras... O en las estructuras, apostando por vanos en arco, en lugar de puertas, o ventanas redondeadas.

Cabecero, de Porcelanosa. Lámpara, de Aromas del Campo. 
00515338

26.

Cabeceros modernos con curvas

Y hablando de cabeceros ¿sabes qué otro diseño tiene forma curvada? Los tapizados con orejeras. La interiorista Laura Mas ha amueblado este dormitorio moderno con uno de ellos, en gris oscuro. A los pies, a juego, ha colocado una banqueta en capitoné con reposabrazos redondeados. 

Cama y banqueta, en Miki Beumala. Mesitas de noche, de un anticuario, restauradas por la decoradora. Alfombra redonda, en Merc & Cía. Estores, de Ingrid Matheu. 
00501855

27.

Muebles con curvas en el dormitorio

Junto a las zonas sociales de la casa, las más íntimas también han sucumbido a los muebles curvos. A la hora de decorar el dormitorio, puedes poner una cama redonda o, si lo prefieres, un cabecero semiesférico de fibra o tapizado. Este de la imagen, diseñado por la interiorista Lucía Mariñas, llama la atención no solo por su colorido, en terciopelo naranja, sino por su forma ondulada.

Cabecero, realizado a medida, con tela de Osborne & Little. Mesitas de noche, diseño de la decoradora. 

 

dormitorio con cabecero de ratan y ventanas verdes 00540735

28.

Muebles curvy, a la cabeza y a los pies de la cama

Los cabeceros de madera también se curvan, como este de rejilla, cuya estructura se eleva adquiriendo una forma de montaña. Y a los pies de la cama, el típico banco descalzador se ha sustituido por un ligero taburete de fibra, redondo por supuesto.

Cabecero, taburete y mesita de noche, de Wabi Home. Lámpara flexo, de Ikea.

 

Ideas para decorar con bancos en el dormitorio.

29.

Saliendo del mueble

En este dormitorio, la interiorista y estilista de El Mueble, Solange Van Dorssen, planificó un gran armario que se convierte en cabecero de obra, por un lado, y en banco con almacenaje, por el otro. Esta solución aprovecha cada centímetro y regala muchísimo espacio para guardar. 

Cabecero de DM lacado y madera de roble, realizado a medida por Carpintería Jo Pa Álvarez. Lámpara Greta de Carpyen, en Matèria. Alfombra de KP confeccionada por Piccolo Mondo. Estor de lino, de Jab Anstoetz. Cuadros, de Blanca Cases.
Dormitorio con cabecero de madera a medida y banqueta clásica 00531770

30.

Un dormitorio fresco y relajado con piezas de estilo

Este dormitorio proyectado por Paula Duarte es fresco, natural y muy sereno. El papel pintado de motivos vegetales crea una atmósfera refrescante y muy natural que invita al relax. La decoradora ha combinado, además, piezas de corte más actual, como el cabecero, con otras más clásicas, como la banqueta a pie de cama o el escritorio.

Cabecero diseño de Paula Duarte, mesita de noche de Crisal y banqueta y silla de Maisons du Monde. 
Dormitorio clásico con sofá 00507000

31.

Cambia el color de las paredes de tu casa

"Cambiar color de paredes y techos puede crear la sensación de estar en una casa completamente distinta. La opción de pasar de color a blanco total, o a la inversa, de blanco a un tono piedra, creará un ambiente completamente diferente", apunta Paula Duarte. Natalia Zubizarreta recomienda, además, "unificar los tonos de toda la casa. Los que siempre funcionan muy bien son los blancos, blanco roto o tonos naturales, porque nos van a dar mucha paz. También es importante si tienes gotelé, quitarlo y lacar las carpinterías en blanco, especialmente si son oscuras". 

Proyecto de Natalia Zubizarreta. Cabecero, de Calse. Aplique, de DCW. Sofá, de Crearte.
Ideas con cabeceros infantiles.
Maisons du Monde

32.

Deja que el cabecero hable de ellos

Los diseños realizados por uno mismo son el súmmum de la personalización, pero seguro que también encuentras cabeceros originales que reflejen los gustos o aficiones de tus hijos. Un ejemplo, el modelo Surfing de Maisons du Monde, para amantes de los deportes acuáticos. Mide 142 x 130 cm. PRECIO: 249 €.

COMPRAR

Ideas con cabeceros infantiles de Ikea.
Ikea

33.

En color blanco

En Ikea encontrarás desde cabeceros originales hasta diseños más discretos y atemporales como el modelo Bardu, de madera pintada en color blanco. Para cama de 90 cm tiene un PRECIO de 69 €.

COMPRAR

Ideas con cabeceros infantiles.

34.

Y si no quieres cambiar la cama…

Transforma la pared en la que se apoya la cama en un espectacular cabecero. Es el lugar idóneo para colocar papel pintado, con diseños atemporales, discretos o atrevidos y coloristas… todo dependerá del aire que quieras darle a la decoración. 

Ideas con cabeceros infantiles tapizados.

35.

Femenino y romántico

Un cabecero con capitoné pondrá un toque romántico y chic en la habitación de tus hijas. Y más, si la tapicería es de color rosa. Si no quieres que quede muy cursi y que el conjunto siga resultando juvenil, juega con distintos tonos de rosa en el cabecero y la ropa de cama, y añade pinceladas de otro color (el verde es perfecto) y prints geométricos.

Ideas con cabeceros infantiles.

36.

Practica el diseño ecológico

Si es necesario ponte manos a la obra y conviértete en diseñadora. ¿Qué tal un cabecero inspirado en el de este dormitorio? Recicla unos tablones olvidados y córtalos a la medida deseada. Después, tendrás que lijarlos para lograr un buen acabado y pintar las tablas. Una vez la pintura esté seca, fija las tablas a una plancha de contrachapado que llegue hasta el suelo. Y el toque final: decóralo como quieras. Con un nombre, un dibujo, una frase…

Cabecero, de Rue Vintage 74. Mesita de noche, de Maisons du Monde. Zócalo realizado con papel pintado, de Coordonné.
Ideas con cabeceros infantiles de fibras naturales.

37.

Súmate a la moda de las fibras

Está más que demostrado: bambú, ratán, mimbre, cáñamo, sisal, yute, esparto… han conquistado la decoración de interiores. Y ya no solo en forma de lámparas o detalles decorativos, sino que cada vez más recurrimos a muebles de fibras quizás, por que con ellos la calidez está asegurada. Así que ¿por qué no llevar esta tendencia a las habitaciones infantiles? 

Cabecero de esparto, de La Maison. Mesita de noche y lámpara, de Velafusta. 
Ideas con cabeceros infantiles de barrotes.

38.

De barrotes

Los diseños de líneas rectas y depuradas son perfectos para aligerar la decoración, y van especialmente bien en habitaciones con las paredes pintadas en tonos intensos o decoradas con un papel estampado.

Este dormitorio pertenece a una casa reformada por el arquitecto Carlos de Ochoa.
Ideas con cabeceros infantiles de capitoné.

39.

Falso capitoné

Hace unos años que el capitoné dejó de estar reservado a decoraciones de estilo clásico para convertirse en un recurso ideal para dar un toque de estilo a cualquier ambiente de la casa, incluida la habitación de tus hijos. Es cierto que este tapizado implica una labor artesanal, bastante complicada, que encarece "un poquito" el precio final de los muebles. Por eso, hoy, las últimas tendencias recuperan esta técnica, pero de una manera menos compleja: el relleno se fija con botones sin formar dibujos en relieve, lo que llamamos "falso capitoné", que permite diseños modernos, más asequibles. 

Ideas con cabeceros infantiles.

40.

De madera natural

Además de una propuesta de lo más cálida y natural, un cabecero como éste, a medida, solventará la falta de centímetros alrededor de la cama. Ten en cuenta que la madera, no solo es fácil de combinar con otros elementos de la decoración, sino que también ofrece múltiples posibilidades. En plan "low cost" (y si eres una manitas del bricolaje), recuerda que puertas y ventanas se pueden reciclar en cabeceros originales.

Dormitorio con cabecero de lino, mesita de noche de madera tipo taburete y cortinas de lino 00469272 O

41.

Apostad por cortinas elegantes y serenas

Las cortinas visten mucho cualquier dormitorio, pero deben ir acordes al estilo y a la edad. ¿Nuestro consejo? Elegidlas en tonos neutros como el blanco o el beige. Pueden ser visillos blancos, cortinas de lino... pero siempre con diseños elegantes y serenos. En verano, mejor tejidos ligeros y vaporosos.

Cabecero de lino, mesita de noche y lámpara de pie, en La Maison.
Dormitorio con ropa de cama en color mostaza 00528735

42.

Iluminación bien pensada

Otra idea estupenda de decoración para dormitorios de matrimonio en los 50, es combinar distintos tipos de apliques y lámparas para concebir una iluminación ambiental e íntima. Por ejemplo, podéis colocar una butaca a modo de rincón de lectura junto a la cama y, a su lado, una lámpara de pie.

Cabecero, de Decolur Sofá. Butaca, de Tabu. Lámpara de pie, en Bazar Decoración. Alfombra, de Gancedo.
Mesita de ncohe blanca y volada 00522512

43.

Una mesita de noche para cada uno

Aunque dicen que compartir es vivir, en cuestiones de mesitas de noche, lo ideal es que tengáis una para cada uno. Así, podréis respetar vuestra privacidad y guardar vuestros objetos personales sin ocupar el espacio del otro.

Cabecero con mesitas de noche integradas, de Renova. Lámpara aplique, de Faro.
Dormitorio moderno con papel pintado floral y cabecero azul PanoFER8239b

44.

La ropa de cama, mejor con tejidos naturales

A los 50 años, os merecéis calidad, necesitáis dormir bien y que todo 'respire', por eso los textiles deben ser naturales y suaves. Lino, algodón orgánico, seda... cuanto mayor sea su calidad, mejor será el descanso.

Diseño de Deco & Living, tapizado en terciopelo azul de Gancedo. Mesilla danesa años 50. Aplique, de Ferm Living. Papel pintado, de BorasTapeter. Alfombra, en Rue Vintage 74. Puf, de LaRedoute. Edredón, de Zara Home.
Dormitorio portada febrero 2022

45.

Un estilo sereno en el dormitorio

Lo conseguiréis unificando los colores de la decoración en elementos como las cortinas, la ropa de cama, el cabecero, las alfombras... A ser posible, elegid tonos claros que favorezcan el descanso y un ambiente calmado.

Cabecero, mesita de noche y butaca, de Sandon. Papel pintado, de Élitis. 
Dormitorio rústico con espejo de pared con el marcado decapado 00495543

46.

Es hora de añadir un gran espejo a la pared

Puede tratarse de un espejo de suelo o de pared, pero este elemento en versión XL dotará a vuestro dormitorio de la elegancia que requiere. Además, es muy útil en el día a día y sirve para duplicar la luz y el espacio de la habitación.

Cabecero, de Singular Market. Mesita de noche, de Maisons du Monde. Lámpara de sobremesa, de Hanbel.
Dormitorio de primavera con dos cuadros sobre el cabecero 00488958

47.

Cuando el cuadro es el protagonista de la decoración

Ya se trate de dormitorios clásicos o de dormitorios modernos, escoger un cuadro (o dos) para presidir la pared del cabecero es todo un acierto a vuestra edad. De este modo, estaréis dándole carácter y personalidad a la habitación.

Mesitas de noche y cuadros, en Sacum.
Dormitorio decorado en tonos tierra con un banco de madera a los pies de la cama y un gran ventanal 00538443

48.

Un plaid a los pies para vestir la cama

Los plaids son textiles imprescindibles en cualquier dormitorio El Mueble. Además de suponer un abrigo extra durante las noches, crean un 'efecto vivido' muy apreciado a la hora de plantear el estilismo de la cama. Por así decirlo, elevan 'el caché' del dormitorio. Ubicadlos siempre a los pies de la cama.

Cabecero, de Biombo Decoración. Alfombra, en Ofelia. Banqueta, en Asitrade.
Mesita de noche de madera decorada con un jarrón con flores 00531771

49.

La decoración de la mesita de noche también importa

Se trata de elegir pocos detalles, pero que realcen el estilo de esta zona del dormitorio. Un jarrón con unas flores bonitas puede ser más que suficiente.

Cabecero diseño de la decoradora. Mesita de noche, de Crisal. Papel pintado, de Pepe Peñalver. Aplique, de Ikea.
Dormitorio grande con almacenamiento extra 00535626

50.

Varios cojines ¡y un cesto para guardarlos!

Los cojines son sinónimo de confort, pero también crean dormitorios mucho más estéticos y acogedores a nivel visual. En el caso del dormitorio, os recomendamos contar con un cesto coqueto donde poder guardar los cojines, así jamás tendrá lugar la típica discusión de ''para qué tantos cojines''. 

Cabecero de DM lacado y madera de roble, realizado a medida por Carpintería Jo Pa Álvarez. Lámpara Greta, de Carpyen, en Matèria. Alfombra de KP confeccionada por Piccolo Mondo. Estor de lino, de Jab Anstoetz.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?