DIY

¿Cómo decorar puertas en Halloween? 10 ideas terroríficas y con mucho estilo vistas en Instagram y Pinterest

¿Preparada para la noche más escalofriante del año? Decora tu puerta para recibir a tus invitados a quienes vengan en busca del tradicional 'truco o trato'. ¡Más de uno saldrá corriendo!😈

decoracion puerta halloween

Si en casa os gusta celebrar Halloween, no dediquéis todos los esfuerzos a la decoración del interior de vuestra casa. Una puerta terrorífica será la mejor bienvenida para quienes lleguen en la búsqueda de 'truco o trato'. Además es una tarea divertida en la que pueden participar los más pequeños y aportar todo tipo de ideas. Súmala a las manualidades de Halloween de este año y triunfaréis. Te mostramos 10 puertas espeluznantes decoradas por Halloween.

1. Una puerta de Halloween a la que no le falta de nada

De calabazas a telarañas, pasando por un terrorífico pequeño hombre lobo que dejará a tus invitados de piedra. No te olvides de poner unas telarañas en cada lado de la puerta y llenarlo todo de arañas y murciélagos. ¿Preparados para la noche más terrorífica del año?

2. La decoración de Halloween para la puerta más sencilla

Tanto si la puerta de tu casa es verde como si no, esta idea es sencillísima de llevar a cabo. Tan solo necesitas unas cartulinas negras (y verdes si tu puerta es de otro color), unas tijeras, un poco de cinta adhesiva y unos ojos bien grandes. Después mide la puerta y crea las partes de este particular Frankenstein. ¡Verás qué susto cuándo abras la puerta y se muevan los ojos!

3. Decoración de última hora para la puerta de Halloween

¿Qué necesitas? Unas cajas de cartón, unas cartulinas negras, unos guantes de plástico, pintura de color verde y unos terroríficos ojos. Cubre toda la puerta con la cartulina negra y pon trozos de cartón cortados como si fueran tablas de madera desgastada. Puedes pintarlas un poco y dibujar los tornillos para darles más efecto. Coge los guantes de plástico, llénalos de papel y píntalos por fuera con pintura verde. Cuando estén secos, pégalos de la base a la puerta. Añade los ojos y voilà! Ya tienes la puerta más terrorífica de este Halloween.

4. Brujas, esqueletos y ¡muchas calabazas!

Cierto que no es lo mismo decorar una puerta de Halloween de una casa unifamiliar que la de un piso, pero si tienes espacio, atenta a esta idea. Unos esqueletos, un montón de sombreros de bruja colgados del techo, calabazas de distintos tamaños 🎃 y varios colores y unos pensamientos de color blanco y naranja, dos de los colores más característicos de esta fiesta. ¿Algo más? Las arañas gigantes harán que muchos se den media vuelta.

5. Una idea rápida para la puerta este Halloween

¿Te ha pillado el toro y no has decorado tu puerta? ¡No desesperes! Coge una cartulina negra y ponla en la parte superior de la puerta. Después, con un rollo de papel higiénico simula una venda, como las de los zombis. Puedes hacer uso de un poco de cinta adhesiva para pegar los laterales. ¡Y no te olvides de los ojos! Hazlos con una forma aterradora y verás qué efecto.

6. Mantén alejados a los miedosos

Basta que haya un cartel en el que nos dicen que no podemos pasar, para querer ¿verdad? Esta ha sido la idea en la que se ha inspirado la decoración de esta puerta de Halloween. Y siguiendo alguna de las ideas que hemos visto hasta ahora. Tan solo necesitas un pañuelo negro, varios murciélagos hechos de cartulina y unas cajas de cartón. No te olvides de escribir un mensaje que mantenga a los miedicas a raya. Con un ¡Peligro, monstruos! o un ¡Fuera intrusos! los tendrás dominados 😈.

7. Halloween también puede ser elegante

No todo tienen por qué ser monstruos, zombis y personajes terrofícos en Halloween. De hecho, como demuestra esta puerta decorada para la noche de los muertos, también se puede ser superelegante. Evita referencias a películas o series y, en cambio, decora la puerta con unas guirnaldas con los colores propios del otoño: rojo, naranja, marrones y verdes oscuros. Por supuesto, incluye también alguna calabaza.

8. La noche de los muertos en la puerta de tu casa

Dicen que la noche entre 31 de octubre y el 1 de noviembre, el velo que separa los muertos de los vivos se hace más fino de manera que los fantasmas campan a sus anchas en esta terrorífica noche. Una gran idea para llevarlos a tu casa es rodeando un globo con una sábana y colgándolo de la jamba de la puerta. Cuando haya viento, se moverá y parecerá real. Ponle unas viejas gafas de sol y añade alguna calabaza. ¡Terrorífico!

9. Una bruja que sale de la puerta

¡O al menos sus piernas! Esta idea es genial para dar un aire divertido a tu puerta decorada por Halloween. Necesitas unos tubos de espuma, unas medias de rayas (ideal si son rojas y negras) y unas cartulinas para hacer los zapatos de la bruja (también valen unos zapatos de verdad, pero pesarán más). Decora la puerta y pega ambas piernas. ¡Les encantará esta idea!

10. Una puerta rosa también puede dar miedo

Sea cual sea el color de la puerta de tu casa, puede ser terrorífica. Y si no mira este ejemplo. El rosa palo con el que está pintada la puerta queda genial como base para una corona hecha a base de un tocado negro con una calavera. No puede faltar la bandada de murciélagos que sale de la puerta y continúa por la pared.

​Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?