1 /10

1.

Cambio total con una reforma

Los dueños de este piso vivían de alquiler. Hasta ahora. Compraron un piso antiguo y lo reformaron. “Tenían muchas ganas de su propio espacio. Querían darle su toque personal”, nos cuentan Bárbara y Laura, las arquitectas del estudio Mäinities, autoras de la reforma.

 

2.

Un salón en tonos tierra muy acogedor

Este “era un piso muy antiguo, con poca luz porque estaba prácticamente forrado de madera. Tenía pasillos y estancias que no se aprovechaban”, cuentan Bárbara y Laura. Su objetivo: abrir los espacios. La mesa es de Home Design International. Los cojines en el sofá son de Matèria, Azul Tierra y Filocolore. Cestos de Matèria y Home Design International.

3.

La clave: ganar luz

La clave de la reforma fue eliminar el recibidor que había entre la antigua cocina y una sala de estar. Si te fijas en la foto, verás la puerta de cristal y las ventanas al patio interior que dejan pasar la luz. Sillón colgante de Sillatea. Cojín mostaza de Filocolore. Macetas y alfombra de Home Design International. 

4.

Un rincón para la música

“Los dueños son muy detallistas. Les encanta la música, por lo que en el salón pusimos un escritorio para el tocadiscos del padre de José María. También les gusta la pintura. ¡Los cuadros los ha pintado él!”, cuentan las arquitectas de Mainities.

5.

Comedor y cocina abierta

La cocina, el comedor y el salón antes eran independientes. Ahora son espacios comunicados. "A los dueños les encanta cocinar y reunirse con su familia y amigos, así que un espacio diáfano era imprescindible”. Las sillas son de Azul Tierra. Mantel y servilletas Lauren Hielo de Filocolore. Vajilla de Azul Tierra.

6.

Una cocina blanca

Fíjate en cómo la lámpara de fibras, el suelo y la mesa con sobre de madera ponen el look natural. Cocina diseño de Mäinities. Muebles de Rekker. Encimera de TPB. Lámpara de Ikea.

7.

El dormitorio ¡con patio!

¿Os habéis fijado en el patio? Es, en parte, responsable del encanto de este piso... que parece una casa. “Ahora las estancias principales están ubicadas alrededor del patio, este queda más integrado y ayuda a crear esa sensación de casita”. La silla y el puf son de Home Design International. Funda nórdica de Zara Home y mantas de Matèria.

8.

El espejo y el tocador de madera ponen el encanto

Mesa y espejo son de Azul Tierra. Silla y cuencos, de Home Design International.

9.

Un cabecero muy original

En el dormitorio, la personalidad la pone el cabecero. Es un diseño de Mäinities. Lámpara de Hugo G. S. Cojines de Filocolore y Matèria.

10.

Las arquitectas

Laura y Bárbara García Sanmodesto, arquitectas de Mainities. Si quieres ver otro proyecto de Mainities, haz click aquí.

Este era un piso antiguo y oscuro. Y estaba, como tantos, muy compartimentado. Pero con un gran punto a su favor: el patio. ¿La solución de las arquitectas? Primero, eliminar tabiques. Segundo, eliminar el distribuidor de la entrada. Tercero, crear espacios conectados, más amplios. Cuarto, poner una puerta de hierro y cristal para comunicar estancias. Y de paso dejar pasar la luz. Ahora el salón es más amplio y da a cocina y comedor, que son uno.

"El patio interior queda más integrado con las estancias interiores y ayuda a crear esta sensación de casita, ya que las estancias principales están todas ubicadas alrededor de ese espacio. ¿Cómo mantuvimos la esencia? Dejando el salón con el techo original y jugando con elementos como el hierro y el vidrio. Esto les da ese toque de personalidad que transmitía en algunos aspectos de la vivienda anterior". Ahora parece una casita, pero un piso es. Y parece que está en el campo, pero urbano es.