¿Tienes tus dudas acerca de cuáles son las plantas de exterior con flor más resistentes al sol para decorar tu jardín o terraza? Si es así, estás en el lugar correcto para dar con la respuesta. Te proponemos hasta 18 especies de plantas con flor resistentes al sol para que puedas llenar de color cualquier rincón de tu casa. Y tú, ¿cuál eliges?

10 /18

1.

Gazanias

Gazanias de color rosa

Gazanias de color rosa en el exterior.

Alicja/ Pixabay

La gazania es una planta de exterior ideal para principiantes, pues no requiere de muchos cuidados y está casi todo el año en flor, principalmente, en climas cálidos. Es una flor similar a la margarita porque las flores de la gazania se cierran cada noche para volver a abrir sus flores. Si quieres llenar tu jardín de color en pleno verano, te recomendamos esta especie que además está en una gran variedad de colores.

Un consejo: quita las flores marchitas, si quieres que tu gazania florezca regularmente. 

2.

Planta boca de dragón

Planta boca de dragón

Flores de la boca de dragón en color rosa y amarillo.

Ashkan Forouzani / Unsplash

Esta bonita planta de exterior tiene sus flores agrupadas en los racimos y pueden ser de colores muy diversos: blanco, morado, rosa, amarillo o naranja. Su temporada de máxima floración suele ser desde la primavera al otoño, por lo que es una flor que se adapta bien a las zonas de sol. 

Un consejo: si bien tiene mucha resistencia a los climas cálidos, la planta boca de dragón requiere de un riego moderado, aumentando en los meses de verano sin encharcarlo. 

3.

Lirio azul

Lirio azul

Un lirio de color azul con largas hojas.

April Pethybridge / Unsplash

El lirio azul también conocido como 'Iris germánica' se caracteriza por sus largas hojas con forma de espada que pueden alcanzar los 50 cm de longitud. Sus flores son muy llamativas y suelen ser de color morado o azul, aunque también existen variedades en rojo, amarillo o blanco. Es una planta resistente al sol, pues sus flores suelen darse durante toda la primavera e inicios de verano. 

Un consejo: no les des mucha agua en abundancia, pues tienen tendencia a pudrirse con el exceso de riegos. 

4.

Plumbago azul

Plumbago azul

Plumbago azul con bonitas flores celestes.

Gwyn Vandergaast / Unsplash

El plumbago azul es un acierto para llenar de frescura y elegancia cualquier jardín o patio, gracias a sus bonitas flores celestes que crecen de un arbusto redondeado con ramas que superan el metro de longitud. Si bien requiere de riegos continuados, esta planta soporta muy bien las altas temperaturas y no sufre tanto en verano. 

5.

Caléndula

Caléndula

Un jardín lleno de caléndulas amarillas y anaranjadas.

Hans / Pexels

Con origen en la zona del Mediterráneo y de Asia, la caléndula es una de las flores más resistentes a los climas cálidos. Su época de máxima floración es entre los meses de junio a noviembre, que es cuando da sus características flores de gran tamaño en tonos amarillos y anaranjados. 

Un consejo: dale un buen drenaje y riega esta flor con bastante moderación para evitar que la planta se encharque. 

6.

Dalias

Dalias

Un conjunto de dalias rosas al exterior.

Annie Spratt / Unsplash

Con origen en México, las dalias son unas de las flores más buscadas en verano, porque es justo la época cuando aparece su esperada flor que llena de color cualquier jardín o terraza. Existe una gran variedad de colores de esta llamativa flor: en rosa, lavanda, blancas... y más. 

Un consejo: aunque las dalias son bastante resistentes al calor, siempre es mejor regarlas con bastante frecuencia.

7.

Buganvilla

Buganvillas ideales para vestir tu jardín o terraza

Un bonito porche en tonos blancos con buganvillas y distintas plantas de exterior.

El Mueble

La buganvilla es una de nuestras plantas de exterior favoritas. Y es que sus pequeñas flores de color morado, rosa o blancas son capaces de decorar jardines, terrazas y fachadas con elegancia. Se trata de una planta rústica que no necesita cuidados demasiado especiales. Riégala una vez por semana en verano si está plantada en tierra, dos o tres si está en maceta. Ponla en una ubicación en la que pueda recibir tanta luz como sea posible. En climas cálidos puede ofrecer flores todo el año. 

8.

Petunias

Maceta de barro con lantana y petunias

Maceta de barra con lantana y petunias en el jardín.

El Mueble

Las petunias son una planta de exterior con flor muy resistente y bonita que necesita unos sencillos cuidados. Colócala donde reciba muchas horas de sol al día (al menos 4). En climas cálidos hay que proporcionarles riegos frecuentes, mientras que en los húmedos debes hacerlo solo cuando el sustrato esté seco. 

Un consejo: para seguir disfrutando de su floración durante más tiempo, elimina las flores secas para que vuelvan a brotar otras nuevas. 

9.

Geranios

Una maceta de cerámica de geranios al sol

Una maceta de cerámica de geranios al sol.

El Mueble

El geranio es una de las plantas de exterior con flor más populares. Y es que sus cuidados son sencillos y ofrecen una espectacular floración que puede durar todo el año (en climas cálidos). Aunque son unas plantas de exterior a las que les encanta el sol, protégelas de este durante las horas centrales del día. Hay que tener especial con el riego, ya que un exceso puede provocar la pudrición de las raíces. 

Un consejo: abónala con un abono específico para geranios y la floración durará más. 

10.

Agapanto

Un ramo de agapanto en tonos lila dentro de un recipiente de cristal

Un ramo de agapanto en tonos lila dentro de un recipiente de cristal.

El Mueble

Las flores blancas y azules del agapanto convierten a esta planta de exterior con flor en una opción muy decorativa y elegante para tu jardín. No es exigente en cuanto al tipo de suelo, aunque prefiere ubicaciones soleadas en las que pueda desarrollar la floración durante más tiempo. En cuanto al riego, en invierno hazlo cuando la tierra esté seca, mientras que en verano, deberás aumentar la frecuencia de riego para que la tierra esté siempre húmeda, pero sin encharcar. 

11.

Hortensias

Un ramo de hortensias en varios colores sobre un cesto de mimbre

Un ramo de hortensias en varios colores sobre un cesto de mimbre.

El Mueble

Las hortensias son unas plantas de exterior con flor muy decorativas y que pueden ofrecer flores rosas, blancas o azules. Lo ideal es un sustrato con un pH ácido. Requiere riegos abundantes –preferiblemente con agua de lluvia o descalcificada–, así como una ubicación sombría y protegida de los rayos del sol. Se trata de una planta acidófila, por lo que hay que asegurar que el sustrato ni el agua de riego no tiene demasiada cal. De hecho, cuanto más ácida sea el agua y la tierra, más probabilidades hay de que tu hortensia se vuelva azul. 

Consejo: en ciertos climas es muy difícil hacer que las flores se vuelvan azules, por lo que puedes emplear un producto azulador que las ayude. 

12.

Clavel

Macetas blancas con claveles rosas y lilas

Macetas blancas con claveles rosas y lilas.

El Mueble

Los claveles son plantas de exterior con flor muy populares y fáciles de cuidar. Existen muchos tipos de claveles, por lo que tendrás que tener en cuenta cuál es para darle los cuidados que necesita. En líneas generales, aguanta entre 8 y 35 °C con una media de entre 6 y 8 horas de sol al día. Tienen grandes necesidades de agua, por lo que en verano necesitará entre 3 y 4 riegos semanales y en invierno de 1 o 2.

13.

Glicina

Porche de madera bajo la glicina en tonos rosas y lilas

Porche de madera bajo la glicina en tonos rosas y lilas

El Mueble

La glicinia es una planta de exterior con flor que, además, es trepadora, por lo que es muy valorada para crear cubiertas vegetales, decorar fachadas o cubrir una valla. Sus flores de color malva son muy decorativas. Se desarrolla bien en ubicaciones con sol o de semisombra, siempre que reciba al menos 4 horas de luz al día. Aguanta bien cualquier temperatura y necesita un riego constante, evitando los encharcamientos. 

Consejo: si la plantas en la tierra, ten en cuenta que su sistema radicular tiende a desarrollarse mucho y es muy fuerte, así que no la plantes cerca de tuberías o conductos. 

14.

Jazmín

Una enredadera de jazmín sobre una casa de madera en tonos verdes

Una enredadera de jazmín sobre una casa de madera en tonos verdes.

El Mueble

El jazmín es una enredadera que se da muy bien en el exterior y ofrece una floración espectacular, con un aroma único. Necesita una exposición a pleno sol y resistente a temperaturas tanto cálidas como frías (hasta -3 °C). Riégala cada 3 o 4 días en época de floración y reduce la frecuencia durante el resto de año, evitando siempre los encharcamientos. Asegura un buen drenaje (con tierra, perlita y humus) para evitar que el exceso de agua. 

Consejo: emplea tutores para dirigir su crecimiento, ya que sin su ayuda acabará con una forma de arbusto. 

15.

Lavanda

Lavanda junto a petunias en tonos rosas sobre un recipiente de madera

Lavanda junto a petunias en tonos rosas sobre un recipiente de madera.

El Mueble

La lavanda es una de nuestras plantas aromáticas preferidas, que ofrece unas sencillas flores moradas con un característico olor. Lo ideal para su crecimiento es un suelo alcalino (pH alto), así como un buen drenaje –mezcla el sustrato con arena para evitar los encharcamientos–. Necesita sol directo durante unas 6 horas al día y riégala una vez a la semana o siempre que el sustrato esté seco.  

16.

Rosales

Rosales con flores blancas en el jardín de una casa con arcos blancos y grandes ventanales

Rosales con flores blancas en el jardín de una casa con arcos blancos y grandes ventanales.

El Mueble

Los rosales son unas plantas de exterior con flor capaces de subir el nivel de tu jardín cuando están en plena floración. Son plantas delicadas que necesitan una ubicación luminosa donde reciban al menos 6 horas de sol al día. Necesitan un buen drenaje y una frecuencia de riego de forma que la planta tenga el sustrato húmedo, pero evitando los encharcamientos. Descubre más cuidados de los rosales

Consejo: plántalas solas, lejos de otras plantas, o podrían 'robarles' los nutrientes para desarrollarse. 

17.

Lantana

Lantana.

Lantana.

Pexels

La lantana es una planta muy apreciada en jardinería debido a su floración espectacular y su capacidad para atraer mariposas y abejas. Es una planta resistente que prefiere una exposición a pleno sol y puede tolerar tanto temperaturas cálidas como frías. En cuanto al riego, la lantana prefiere un suelo ligeramente húmedo, pero no tolera el encharcamiento. Se recomienda regarla regularmente durante la temporada de crecimiento, y reducir la frecuencia durante el invierno.

Un consejo: emplea tutores para guiar su crecimiento, evitando que adopte una forma de arbusto sin dirección.

18.

Madreselva

Madreselva.

Madreselva.

Pixabay

La madreselva es una planta trepadora con fragantes flores en forma de trompeta. Ideal para terrazas, su aroma dulce y atractiva apariencia atraen polinizadores como colibríes. Requiere cuidados regulares, pero añadirá seguro belleza y fragancia a tu espacio al aire libre.

Un consejo: asegúrate de proporcionarle un soporte adecuado para trepar, riego regular y podas de mantenimiento para estimular un crecimiento saludable y abundante floración.

¿Cómo hacer florecer las plantas en exterior?

Si quieres que tus plantas de exterior ofrezcan un periodo de floración más largo hay varios trucos que te ayudarán:

  • La mejor ubicación: Para que una planta de exterior florezca, sitúala en una ubicación en la que reciba muchas horas de luz al día. Dependiendo de las necesidades de la planta, tendrás que colocarla a pleno sol o en zona de semisombra, pero siempre teniendo en cuenta la cantidad de horas de sol directo que necesita. Y si la planta no florece debes cambiarla de lugar donde esté más protegida del viento y reciba más sol o menos (dependiendo de sus necesidades).
  • Añade compost y mejora el drenaje: Renueva de vez en cuando la capa superior del sustrato de tu planta para que pueda contar con los nutrientes necesarios. Durante el trasplante (generalmente se hace en primavera), asegúrate de proporcionar un bien sustrato. Mezcla una parte de tierra, con otra de perlita y humus.
  • Mantén unas buenas condiciones durante todo el año: Durante los cambios de estación trata de reducir al máximo los cambios extremos de temperaturas, viento o exceso de agua que pueden alterar la floración. Emplea invernaderos o plásticos para protegerlas y mantenerlas a salvo.
  • Abónala: En épocas de crecimiento puedes aplicar un abono que potencie la floración. Hazlo desde principios de la primavera y hasta finales del verano, según las indicaciones del fabricante. Hay abonos específicos para ciertas plantas.
  • Trasplántala: Si la planta de exterior con flor lleva mucho tiempo en la misma maceta, es probable que no tenga espacio para que sus raíces sigan desarrollándose. Si no florece o su sistema radicular sale por los agujeros de drenaje, cámbiala de maceta a una más grande.
  • Quita las flores secas: Cuando las flores se sequen, elimínalas o poda esas ramas. Así la planta no seguirá desperdiciando nutrientes y permitirás la aparición de nuevas flores.

¿Cuáles son las flores que resisten el sol?

Si estás planificando tu jardín y no sabes qué plantas elegir, lo ideal es que selecciones plantas autóctonas. Así te aseguras que sus condiciones de crecimiento y floración no se verán alteradas y necesitarán muy pocos cuidados.

Descarga La Gran Guía de las Plantas

Ebook plantas
El Mueble

¿Te gustan las plantas? No te pierdas la Gran Guía de las Plantas de El Mueble, con todos estos cuidados y mucho más.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.