FLORES DE EXTERIOR

Cómo cuidar las petunias

Las petunias junto con los geranios suelen vestir los balcones y terrazas. Llena de color el exterior de tu casa con esta bonita planta. Te explicamos cómo cuidarla para que luzca esplendorosa

Helena Encinas Actualizado a

photo-of-flowers-near-window-2775837

Maceta de barro con lantana y petunias

La petunia es una planta de exterior cuya flor en forma de trompeta (o más bien de tuba o trompa) suele llenar de color los balcones, terrazas o jardines. Son originarias de Suramérica, concretamente de Argentina y Brasil, y le encantan los climas cálidos con temperaturas que oscilen entre los 16 y 25º C.

El nombre de petunia viene de la palabra tupi-guaraní “petun”, que significa “planta inútil de tabaco” ya que las flores de ambas plantas son muy parecidas. Y es que cuando se descubrió el tabaco durante la conquista española, era frecuente equivocarse. Sin embargo, la petunia también es conocida como Flor de los aztecas, flor de los comanches, calibrocha, plantas de los sioux o incluso rostros pálidos.

Sus flores suelen llegar a medir hasta 13 cm y suelen llenar de color el exterior durante los meses cálidos (desde primavera hasta principios de otoño). Su aroma y sus colores (blanco, rosado, violeta, a rayas…) serán la alegría de tu jardín.

Dónde plantar una petunia

La petunia es amante del sol. Necesita crecer en lugares muy luminosos y tener entre4 y 5 horas de sol directo a diario. Y, aunque puede crecer en lugares de sombra parcial, el resultado será una planta con muchas menos flores. A la hora de plantarla, evita zonas con viento y recuerda que la lluvia tampoco le va bien.
Respecto al sustrato, las petunias necesitan tener un buen drenaje ya que sus raíces no suelen ser muy profundas. Además, la tierra debe ser rica en nutrientes.

photo-of-flowers-near-window-2775837

Cómo plantar una petunia

Si quieres cultivar tus propias petunias deberás hacerlo a mediados demarzo (unas diez semanas antes de junio). Las semillas son muy pequeñas así que cuando las plantes hazlo con cuidado (por ejemplo con unas pinzas) para que no caigan demasiado juntas y siempre varias plantas en un mismo lugar. Entre semilla y semilla, deja unos 20 centímetros de separación.

Luego, moja las semillas con un pulverizador. Si lo haces directamente el agua puede desplazar las semillas. Una vez las hayas humedecido, cubre la maceta o el semillero con un film transparente para que mantenga la humedad y déjalo en un lugar iluminado alrededor de una semana. Durante la floración usa fertilizante rico en fósforo dos veces al mes.

Cuándo regar una petunia

La petunia necesita mucha agua. Y además necesita que sea con frecuencia. Eso no quiere decir que el agua se quede encharcada pero el sustrato siempre debe estar húmedo. Durante los meses de calor, deberás regar a diario. Cuando lo hagas evita que el agua caiga sobre las flores para que no se rompan y nunca lo hagas durante las horas de sol. De ese modo, las hojas no se quemarán.

Cómo podarla

Si cuidas bien tu petunia ésta te obsequiará con un montón de flores. Al ser una planta exterior muy prolífica es necesario ir retirando las estropeadas o marchitas, ya que quitan luz a la planta. Lo mismo con las hojas que no estén bien.
Hay que podarla una vez al año a partir de su primera floración. De ese modo crecerán con más fuerza.

close-up-photography-of-purple-petunia-flowers-1034464

Enfermedades comunes

Hay dos enemigos naturales de las petunias: el pulgón y la mosca blanca.

Si ves que las hojas se vuelven amarillas seguramente se debe a la mosca blanca, que acostumbra a depositar sus huevos en ellas. Puedes usar jabón potásico o aceite de Neem y si no funciona puedes optar por un insecticida específico que esté autorizado por algún organismo oficial.

En cambio, los pulgones son más fáciles de identificar porque al ser negros (también verdes o amarillos) son más visibles. Pon atención porque este pequeño insecto se alimenta de la savia de tu planta hasta matarla. Si no tienes mucho pulgón y tienes las petunias en una maceta puedes armarte de paciencia y sacarlos manualmente, aunque igual que con la mosca blanca, puedes usar jabón potásico, que es el menos dañino para ti y para el medio ambiente aunque no sea el plaguicida más eficaz. También puedes usar aceite de Neem.

Cómo proteger tus plantas de las plagas

A LA CAZA DEL BICHO

Cómo proteger tus plantas de las plagas

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?