Estos dormitorios, cada uno con su estilo, son decorativos y llenos de muy buenas ideas tan prácticas como estilosas. Desde cabeceros revestidos con moqueta, pasando por ventanas interiores que llevan luz al baño o celosías de madera a modo de separador. Si estás pensando en decorar el dormitorio, no te pierdas estas 12 propuestas. 

7 /12

1.

1. Un dormitorio pequeño y estiloso con una práctica celosía de madera

Dormitorio verde y camel con papel pintado en la pared del cabecero.

Dormitorio con papel pintado de El Corte Inglés y celosía diseño de estudio Egue y Seta.

El Mueble

Este dormitorio, decorado por el estudio Egue y Seta, es pequeñito pero está lleno de buenísimas ideas para copiar. Más allá del refrescante papel pintado, con motivos florales, que da un look campestre a un dormitorio muy urbano, nos encanta su maravillosa su celosía de madera. ¿Las vemos al detalle?

2.

Una decorativa celosía de lamas de madera que separa y deja pasar la luz

Dormitorio con celosía de madera que separa dormitorio y baño

Celosía dise��o del estudio Egue y Seta.

El Mueble

Donde había una pared ahora hay espacio abierto con el baño creando un dormitorio en suite separado de la zona de descanso por una decorativa celosía de lamas de madera. Es un recurso tan decorativo, como práctico, porque da intimidad a la zona de cama y al baño respectivamente pero sin restar luz. 

3.

Una celosía que sirve de "pared" para apoyar el mueble de baño

Baño abierto y separado del dormitorio con una celosía de madera.

Tocador realizado por Disseny 9 Evo.

El Mueble

La celosía, además de dar al dormitorio un plus deco, sirve de apoyo para el mueble del baño, un diseño minimalista realizado a medida con vocación de tocador. Una lámpara escultórica completa este rincón tan chic como práctico. 

4.

Una mini zona de trabajo y un completo vestidor

Escritorio mini en blanco y madera y armario.

Dormitorio con zona de escritorio a pie de cama y armarios blancos con frentes lacados lisos.

El Mueble

Lo avanzábamos, aunque no lo parezca, este es un dormitorio pequeñito, pero al eliminar el tabique que cerraba el baño, se ha ganado metros y amplitud. Y el ingenio del estudio Egue y Seta ha hecho el resto. Así, se ha aprovechado el espacio a pie de cama para crear una mini zona de trabajo con una estructura que integra el escritorio y tres baldas. Y, junto a ella, un completísimo vestidor. 

5.

2. Un dormitorio clásico elegante con detalles chic y soluciones muy ingeniosas

Dormitorio clásico blanco con gran lámpara, molduras y una butaca.

Dormitorio con lámpara de Ay Illuminate y aplique de Serge Mouille.

El Mueble

Se puede ser clásico y, a la vez, atemporal. Y así es este dormitorio que, además, es elegante y muy chic. La decoradora Isabel Otero completó este espacio con molduras, que le dan este sabor clásico, pero introdujo elementos de corte más actual, como la butaca, o la gran lámpara de bambú y lino, que relaja el formalismo de un dormitorio estiloso y, a su vez, delicado y relajado. 

6.

Una ventana que lleva luz al baño

Dormitorio blanco clásico con ventana que comunica con el baño.

Dormitorio con cómoda de Rue Vintage 74 y lámpara de Ay Illuminate.

El Mueble

Esta es una de nuestras ideas preferidas de este dormitorio: una ventana con una celosía de hierro de fundición, inspirada en las puertas art deco del edificio. Parece una ventana a la calle, pero es una ventana fija que comunica visualmente el baño con el dormitorio, llevándole a su vez luz. 

7.

Una pared del cabecero decorada con molduras ¡y azulejos!

Detalle de cabecero con molduras y cerámica en blanco.

Dormitorio con lámpara aplique de Serge Mouille.

El Mueble

Esta es una propuesta que puedes copiar fácilmente si quieres darle un toque especial y único a tu dormitorio. La decoradora completó los laterales del cabecero con azulejos artesanos en blanco, que enmarcó con una moldura. "Ponen un matiz delicado y chic con su brillo", apunta la decoradora. 

8.

Una pared de armarios decorados con molduras

Dormitorio con butaca a los pies de la cama.

Armarios diseño de Ramisa Projects & Fun.

El Mueble

El pie de cama se aprovechó para planificar la zona de armarios que, en sintonía con la atmósfera del dormitorio, se diseñó de sabor clásico, con frentes con molduras y armarios hasta el techo con zona de maletero. Pintados a juego con las paredes, se integran pero sin camuflarse, convirtiéndose en un activo más de la decoración de este dormitorio. 

9.

3. Un dormitorio urbano de sabor rústico arropado por los textiles y el color

Dormitorio con pared del cabecero con moqueta.

Dormitorio con pared del cabecero con moqueta Alfresko de KP.

El Mueble

Sí, se puede ser de ciudad y respirar, a su vez, una atmósfera rústica, como de casa de campo. Y así es este dormitorio, decorado por Bárbara Serra, donde los textiles –toma nota mental de la pared del cabecero– y el uso del color han convertido este dormitorio urbano en un refugio acogedor e íntimo. 

10.

Un gran vestidor de un personalísimo gris verdoso

Dormitorio con armarios verdes con molduras.

Armarios rehabilitados por la decoradora Bàrbara Serra.

El Mueble

Los armarios ya estaban, y la decoradora no dudó en conservarlos... pero transformándolos. Además de restaurarlos, los pintó con este original gris verdoso – referencia VD 172 Gris Porto de Valentine– para darle una nueva vida. Además, conservó la puerta del dormitorio, a juego, creando una sensación de panelado muy decorativa. 

11.

Cuando la moqueta ¡se sube por las paredes!

Detalle de cabecero tapizado con moqueta.

Pared del cabecero con moqueta Alfresko de KP.

El Mueble

Podría parecer papel pintado que imita la textura de una fibra natural, pero en realidad es moqueta vinílica. Sí, sí, la moqueta que solemos usar para pavimentar el suelo, la decoradora la llevó a la pared del cabecero. Le da una textura muy especial, es supercálida, no da alergia y es muy fácil de limpiar. ¿Qué te parece la idea? 

12.

Dos apliques empotrados prácticos, estilosos y que no restan espacio

Dormitorio con pared revestida con papel con textura.

Dormitorio con mesita de Catalina House.

El Mueble

Completar la iluminación de la zona de cama con apliques es una tendencia que gana adeptos, porque permite liberar las mesillas de noche, aprovechando mejor el espacio. Estos, con el brazo tipo acordeón, tienen un aire industrial que da mucho encanto y, además, son muy prácticos, porque puedes graduarlos según tus necesidades. 

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.