Es un espacio personal, privado, en el que deben primar el descanso y el relax. Pero también puede destacar por su estilo y carácter. Te ofrecemos 25 ideas básicas para decorar tu dormitorio y que funcionan sea de estilo que sea. 

1 /25

1.

Un cabecero acogedor

Dormitorio con cabecero de mimbre y ropa de cama blanca y verde.

Dormitorio con cabecero y lámparas, de Tine K Home. Mesita de noche, de Olofane.

El Mueble

Es uno de los primeros básicos a tener en cuenta al decorar un dormitorio. El cabecero determinará el estilo de la estancia, pero también puede servir para darle calidez. Elígelo no solo teniendo en cuenta las tendencias, sino también el uso que haces de la cama. Si te gusta leer antes de dormir, elige un cabecero tapizado, pero si quieres algo más personal, decántate un modelo más original. 

2.

Una ropa de cama gustosa

Dormitorio en blanco con ropa de cama azul y blanca y banco al pie de la cama.

Dormitorio con butaca, de La Bòbila. Alfombra y banqueta, de Taller de las Indias.

El Mueble

Aunque igual no le das la importancia que se merece, la ropa que viste tu cama no solo es sinónimo de un buen descanso, sino también de estilo. Elige tonos deslavados que inviten al descanso y huye de las tonalidades muy oscuras o fuertes. Hay tonos que siempre ayudan como el azul o el verde. ¡Y que no falten los neutros! Es un básico al decorar un dormitorio. 

3.

Añade un pie de cama

Dormitorio con cabecero de forja, ropa de cama rosa y pie de madera y fibras naturales al pie de la cama.

Dormitorio con cabecero, de Antic Viñas. Mesita de noche, de India & Pacific. Lámpara, de Light & Living.

El Mueble

Si buscas ideas para decorar un dormitorio y tienes espacio, plantéate añadir un banco o pie de cama. Te ayudará a dar más presencia aún a la zona de la cama. Pero es que también te servirá como apoyo para calzarte o descalzarte o para dejar la ropa preparada para el día siguiente. Mira estas combinaciones de cabeceros y banquetas, ¡seguro que te inspiran!

4.

Una gran lámpara que presida la cama

Dormitorio con cabecero y banco a pie de cama de madera y gran lámpara de fibras naturales.

Dormitorio con cabecero de madera de teca, banco y lámpara, de Sacum. Lámpara de techo en Ladies and Gentleman. Cortinas y alfombra, de Filocolore.

El Mueble

No descuides la iluminación general al decorar el dormitorio. Aunque sea una luz que enciendes solo por necesidad y no para hacer la atmósfera más relajada, es básica cuando entres en el cuarto a buscar algo. Elige una con presencia, como la lámpara de fibras elegida por la interiorista Esther Mercé para este dormitorio. Bonita, ¿verdad? Recuerda que también es fundamental la temperatura de la luz. Para el dormitorio, mejor cálida (2.200 - 2.700 K).   

5.

Pequeñas lámparas en la zona del cabecero

Dormitorio con cabecero tapizado y lámparas colgantes a ambos lados de la cama.

Dormitorio con cabecero, banco y lámpara, de Coton et Bois. Mesita de noche, de Brucs.

El Mueble

Puedes poner unos apliques en el dormitorio, quedarán genial. Pero también valen las lámparas de sobremesa o las colgantes, como la de la imagen. En cualquier caso, han de servirte para ofrecer luz ambiental o como luz auxiliar en el caso de que te guste leer en la cama. Creará una atmósfera más cálida y agradable y te ayudará a darle un punto acogedor a la decoración del dormitorio.     

6.

Ríndete al papel pintado

Dormitorio con cabecero tapizado con tachuelas,, banco de fibra y papel pintado con motivos vegetales en la pared del cabecero.

Dormitorio con cabecero, de Gajisa. Papel pintado, de Leroy Merlin. Mesita de noche, de Adaleya. Banco, de Casa. Butaca, de Maisons du Monde.

El Mueble

¡Nosotras ya lo hemos hecho! Y es que el utilizar papel pintado en el dormitorio es una de esas tendencias que ha vuelto con fuerza a dominar los interiores de nuestra casa. Utilízalo para decorar el dormitorio: ponlo en la pared del cabecero y verás cómo sube su nivel. ¡No falla! 

7.

Añade una luz envolvente

Dormitorio con cabecero iluminado con tiras led.

Dormitorio con cabecero y mesita de noche, diseño de la decoradora Pia Capdevila. Aplique, de Santa & Cole​. Papel pintado, de Sanderson.

El Mueble

Una forma de decorar el dormitorio y crear, al mismo tiempo, una atmósfera acogedora y envolvente es mediante la iluminación. Unas tiras led colocadas en el cabecero o en al bajo de la cama crearán una cortina de luz muy atractiva. Y lo mejor es que se puede hacer con una pequeña inversión.  

8.

Un dormitorio para relajarse

Dormitorio blanco con muebles de madera y textiles en azul y blanco.

Dormitorio con butaca de Becara. Lámpara, de Luca. Cómoda, de Mercantic.

El Mueble

Primero, elige un colchón de calidad (será básico), y después añade tonalidades que inviten al relax, como el verde, el azul, rosas suaves, arenas, beige e incluye alguna nota de blanco, el neutro por excelencia.

9.

¿Qué poner en la pared de un dormitorio?

Dormitorio con cabecero de obra y ropa de cama de color gris, blanco y color arena.

Dormitorio con cabecero con mesitas de noche integradas, de Renova. Lámpara aplique, de Faro

El Mueble

Es una de las preguntas que más nos hacemos al decorar el dormitorio. Y es natural, ya que ayudará a dar una personalidad u otra, así como dejar que unas tonalidades estén más presentes que otras. Un truco que no falla es colocar un gran cuadro y acompañarlo de otros más pequeños. Colocar dos iguales, de la misma serie, también es un acierto. Mira más ideas para decorar la pared del cabecero.    

10.

Que no falten los cojines

Dormitorio moderno con cabecero de terciopelo azul y ropa de cama color arena y caldero.

Dormitorio con cabecero, diseño de la decoradora Lucía Mariñas.

El Mueble

Para que la cama se sienta (y vea) gustosa y acogedora, añade varios cojines. Para una cama grande se recomiendan entre 6 y 8 cojines, sin contar las almohadas y teniendo en cuenta los cuadrantes y los más pequeños. Al combinarlos, los estampados quedarán genial con una colcha lisa que luzcan alguna tonalidad similar. Otra opción es que todos sean lisos y emplear la norma 60/30/10 (un 60% de un color dominante, un 30% de un color secundario y un 10% de otro color que cree contraste).  

11.

Protege la pisada

Dormitorio con papel pintado vegetal, cabecero de madera de pared a pared y banco tapizado al pie de cama.

Dormitorio con cabecero, diseño de la decoradora Paula Duarte. Mesita de noche, de Crisal. Papel pintado, de Pepe Peñalver. Lámpara de techo, de La Redoute Interieurs. Banqueta y silla, de Maisons du Monde. Alfombra, de Tailak.

El Mueble

Es otro de los básicos en la decoración del dormitorio y dar calidez. Una alfombra subirá el nivel de la decoración, pero, además, tiene otras funciones prácticas: aísla del ruido y el frío, protege la pisada y también el suelo de posibles golpes. Tienes varias opciones: una grande que albergue la superficie de la cama y los laterales o tan solo a cada lado de la cama. Lo importante es que la pises al poner el pie en el suelo.      

12.

Las cortinas son importantes

Dormitorio con cabecero tapizado, cortinas grises y banco tapizado al pie de la cama.

Dormitorio con colcha, manta y cojines de rayas de Sitjar. Sábana y cuadrante de lino de Zara Home. Cuadrantes de punto de Matèria. Espejos de Carolina Blue.

El Mueble

Vestir las ventanas te ayudará en la tarea de decorar el dormitorio. Y es que si no las pones, parecerá que está a la mitad. Puedes elegir unas tipo visillo, aunque no impedirán el paso de la luz. Para ello, es mejor elegir algún tejido más tupido, que asegure la oscuridad aunque se haga de día. También puedes combinar ambas opciones. Mira más tips para elegir las cortinas del dormitorio.   

13.

Que no falten las mesitas

Dormitorio con mesilla de noche de madera.

Dormitorio con mesilla de noche, de Maisons du Monde.

El Mueble

Si prescindes de ella, la echarás en falta y terminarás dejando tus cosas en el suelo. Lo mejor es escoger unas mesitas de noche que te proporcionen algo de espacio de almacenaje, así con una superficie para dejar las gafas, un libro o el móvil.  

14.

Cabeceros de obra que aprovechan el espacio

Dormitorio con espejo pequeño y redondo sobre cabecero de obra.

Dormitorio con cabecero realizado a medida. Banco de madera y espejo de Pantay.

El Mueble

Cuando el espacio escasea, una buena solución para integrar las mesitas de noche y que no ocupen espacio al decorar el dormitorio son los cabeceros de obra. Pueden hacerse con pladur y que vayan de pared a pared, acogiendo la cama y albergando las mesitas a modo de hornacina. 

15.

Pon un banco a pie de cama

Dormitorio con butaca de madera y banco de cuero apoyado en la pared.

Dormitorio con butaca, de Tabu. Lámpara de pie, en Bazar Decoración. Alfombra, de Gancedo.

El Mueble

Tanto si tu dormitorio es pequeño como si es grande, un banco a los pies de la cama subirá su nivel decorativo. En el caso de que andes falta de espacio, puedes ponerlo contra la pared, como en esta propuesta. Pero si te sobra el espacio, ponlo pegado a la cama. Es un accesorio decorativo y también práctico, que te servirá para sentarte y descalzarte cómodamente o dejar preparada la ropa del día siguiente. 

16.

Un gran armario para toda tu ropa

Dormitorio con armario con puertas acristaladas.

Dormitorio proyecto de Pipi & deCo.

El Mueble

Para que el dormitorio sea un espacio cómodo y funcional, debe acoger también un gran armario en el que podáis guardar toda vuestra ropa. Planifícalo de suelo a techo para aprovechar todo el espacio y mantenlo ordenado, especialmente si lo eliges uno con puertas acristaladas como este. 

17.

Un escritorio o tocador bajo la ventana

 Dormitorio con cabecero tapizado, escritorio bajo la ventana y ventilador en el techo.

Dormitorio con cabecero, de La Maison. Mesita de noche, de Crisal, en Catalina House. Butaca Victorine II, De Habitat. Aplique, de House Doctor. Escritorio, de Taller de las Indidas. Silla y lámpatre flexo, de Triggo.

El Mueble

En la época del teletrabajo, contar con un escritorio extra en el que trabajar es un básico. Así que deja un espacio en el dormitorio para colocar uno, preferiblemente cerca de la luz natural. Y, si no lo usas como tal, siempre puedes convertirlo en un cómodo tocador en el que arreglarte. 

18.

Extras que aportan confort

Dormitorio abuhardillado con ventilador en el techo, tocador y butaca.

Dormitorio con butaca, escritorio, lámpara y sillas, de Segunda Época. Alfombras, de Tailak

El Mueble

Hay elementos que no solo suben el nivel decorativo de tu dormitorio, sino que también son objetos prácticos que sumarán confort a la estancia. Uno de ellos son los ventiladores de techo, que pueden ser muy decorativos (los hay de madera, como el de esta propuesta) y que son útiles tanto en verano como en invierno gracias a que se puede invertir el giro de las aspas. Si en verano, el ventilador empuja el aire hacia abajo, refrescándonos; con la función de invierno, el aire es aspirado hacia arriba, haciendo que el aire caliente se expanda por toda la estancia.    

19.

Espacios invisibles que sirven para guardar

Dormitorio con cama con cajones en la parte de abajo.

Dormitorio con cama con cajones en la parte de abajo.

El Mueble

El orden es un aliado de un dormitorio bien decorado. Por ese motivo, cualquier idea que sirva para aumentar el espacio de almacenaje y evite que tengas todo por medio es bienvenida. Más allá de los tradicionales canapés, otra opción es añadir unos cajones en el bajo de la cama. Y no tienes que cambiar su estructura. Hay muchas tiendas que venden cajones con medidas estándar y ruedas que sirven para cualquier estructura. 

20.

Combina sin complejos

Dormitorio con cabecero de capitoné. molduras en pared y lámparas aplique de brazo extensible.

Dormitorio con cabecero, de Calse. Aplique, de DCW. Mesitas de noche, de Crisal.

El Mueble

Un cabecero de capitoné con unos apliques de brazo extensible de color negro, o una pared de color oscuro con unas mesitas redondas y ligeras con estructura dorada. Al decorar el dormitorio es que puedes permitirte alguna licencia a la que te resistes cuando haces lo propio en el salón. Así, no tengas miedo a combinar elementos de distintos estilos que actualicen la decoración y la hagan más personal. 

21.

El frescor de las plantas

Dormitorio con decoración de fibras naturales y un ficus lyrata en la esquina.

Dormitorio con banqueta de bambú, de Sacum. Cortinas de lino, de Filocolore.

El Mueble

Hay recursos muy económicos para decorar tu cuarto y que son muy resultones. Las plantas son uno de ellos. Y es que tener plantas en el dormitorio tiene muchos beneficios. Además de decorar, refrescan el ambiente, aumentan el nivel de humedad, purifican y oxigenan el aire e inducen el sueño. Puedes poner unas pequeñas macetas con una cinta o un poto, plantas fáciles de cuidar, o alguna más grande en una esquina, como el ficus lyrata que decora este dormitorio. 

22.

Los mejores colores para pintar el dormitorio

Dormitorio pequeño con paredes azul celeste.

Dormitorio con las paredes azules y lámpara de Light & Living.

El Mueble

Aunque hay neutros que siempre funcionan en el dormitorio, como el blanco (multiplicará la luz) o el beige (subirá la temperatura), hay otros con los que puedes pintar las paredes del dormitorio. Un ejemplo es el gris, muy moderno. Otros colores fríos que funcionan muy bien y que fomentan el descanso y la relajación son el verde y el azul, como el que protagoniza las paredes de esta propuesta. 

23.

Cuida todos los detalles

Dormitorio con paredes color beige y ropa de cama blanca y rosa.

Dormitorio con cabecero y mesita de noche de DM, diseño de Cado Interiors, cojines y plaid de Filocolore.

El Mueble

Porque la belleza reside en los pequeños detalles, incluye en la decoración de tu dormitorio elementos que suban su nivel. Un jarrón con flores (frescas o secas) aportará un agradable aroma e invadirá cualquier pequeño rincón con su increíble colorido y delicadeza. 

24.

Clásicos que nunca pasan de moda

Dormitorio con molduras en las paredes y muebles de madera.

Dormitorio con cabecero, de Catalina House. Mesita redonda, de Merc & Cía. Cómoda pequeña, de Catalina House. Alfombra, de Ikea. Cómoda antigua, de Mavi Lizán. Espejo, de India & Pacific.

El Mueble

Un recurso perfecto para la decoración del dormitorio (y la de cualquier estancia) es colocar molduras en las paredes. Aportan un estilo clásico y sofisticado que se mantendrá en tendencia. Además, ahora hay opciones de poliuretano que son muy fáciles de instalar. Lo mejor es lo puede hacer uno mismo y se pueden pintar para darles un estilo más actual.  

25.

Refleja la luz

Dormitorio con grandes ventanales y espejo de pie.

Dormitorio principal de la interiorista Beatriz Lario con butaca de Crisal y alfombra de Leroy Merlin.

El Mueble

Tenga mucha o poca luz natural, un objeto que nunca falla en el dormitorio es un espejo. Te servirá para comprobar tu look por las mañanas (especialmente si eliges uno de pie como este), pero también es un recurso para ampliar el espacio y multiplicar la luz. Pero, ¿dónde poner un espejo en el dormitorio? Cerca del vestidor te ayudará por las mañanas. También si lo colocas en la zona del tocador. Incluso en la pared del cabecero se convertirá en el protagonista de la decoración. 

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.