No hay nada mejor que llegar a casa, ponernos el pijama y pasar tiempo de calidad con nosotros mismos en nuestro dormitorio. Aquí nos relajamos después de días de no parar o aprovechamos para trabajar, estudiar o hacer cosas pendientes. Por eso, necesitamos que nuestra habitación sea nuestro refugio. Un lugar donde sentirnos lo más cómodos posible.

Para conseguirlo, tiene que estar limpio, ordenado y, sobre todo, bien decorado. Tanto si buscas inspiración para decorar un dormitorio desde cero, como si solo necesitas un par de ideas para que tu habitación sea más cozy, estás en el lugar adecuado. ¡No te pierdas las ideas que te mostramos a continuación!

7 /13

1.

Que no falten los cojines

Dormitorio con cojines en tonos mostaza y marrones.

Cabecero y mesita de noche de madera, realizados a medida por Carpintería Terral.

El Mueble

No hay nada que haga más confortable acogedor un dormitorio que una cama con cojines. Tanto para decorar como para sentirnos mucho más cómodos, los cojines siempre darán una sensación a nuestro dormitorio de más calidez, sobre todo si escoges unos textiles en tonos mostaza, marrones y blancos.

2.

Añade lámparas de mesa o pie

Dormitorio con mesilla y flexo.

Dormitorio rústico y acogedor con mesilla de madera y textiles en neutro y rosa.

El Mueble

Una luz cálida, cuando cae el sol, convierte la estancia en un espacio embriagador y muy acogedor. Por eso, si quieres conseguir este efecto, una buena idea es que integres lámparas o apliques en tus mesillas o en formato de pie.

3.

Añade una banqueta a los pies de la cama

Dormitorio en tonos verdes y materiales de fibras naturales.

Cabecero, de Gajisa. Banco, de Casa. Papel pintado, de Leroy Merlin. Mesita de noche, de Adaleya. Butaca, de Maisons du Monde.

El Mueble

Y si la banqueta al pie de la cama es de madera o de fibras naturales, ¡mucho mejor! Este simple gesto logrará que tu dormitorio se vea más completo y ganará calidez a la par que frescura. Ideal para conseguir ambientes relajados.

4.

Los mejores dormitorios para inspirarte

Los mejores dormitorios para inspirarte

Si te falta inspiración para renovar el dormitorio -más allá del cabecero- esta selección de dormitorios te encantará. Los tienes de todos los estilos: urbanos, rústicos, modernos, minimalistas... ¡Ideales!

5.

Elige una cama con dosel de madera

Cama con dosel de madera y fibras.

Cama, de Ralph Lauren Home, en el estudio del decorador.

El Mueble

Algo tan sencillo como escoger una cama con dosel de madera dará un giro radical al look de tu dormitorio. Por un lado, los doseles siempre otorgan ese halo de romanticismo a las estancias, y al optar por un material tan cálido como la madera, crearás un ambiente el doble de acogedor. ¡No falla!

6.

Que no falten las cestas de fibras

Dormitorio con banco bajo ventana y taburete de fibras.

Cabecero, de Interiorismo AC. 

El Mueble

Las cestas de fibras son pequeños elementos capaces de elevar al infinito el ambiente acogedor de un dormitorio y, además, también sirven para guardar cojines, mantitas y todo tipo de complementos. Si tu habitación es amplia, puedes permitirte el lujo de jugar con distintas formas y tamaños.

7.

Espejito, espejito...

Dormitorio con espejo tipo ventana en el cabecero.

Cabecero, diseño de la decoradora, realizado por Fustería Catot. Espejo, de Pomax, en Sacum. Papel pintado, de Casamance, en La Maison. Apliques modelo Enna Wall, de Avanluce. 

El Mueble

En El Mueble somos muy fans de decorar las paredes con espejos, porque aparte de darles estilazo, multiplican el espacio visual y las habitaciones se tornan más acogedoras. Para elegir un tamaño u otro has de fijarte en las dimensiones de tu dormitorio. Si es amplio, puedes optar por un espejo tipo ventana, y si es pequeñito, puedes diseñar una composición con dos o tres espejos tipo sol.

8.

Decora con colores calmantes

Dormitorio con vigas y porticones en azul.

Cabecero realizado a medida por Nice Home Barcelona. Mesita de noche, de Cottage Little House. Banqueta, en La Maison.

El Mueble.

El azul es uno de los colores más calmantes que existen, ya que recuerda al mar y eso significa que fomenta la creación de espacios muy acogedores. Te recomendamos añadirlo a tu dormitorio si quieres dormir cuál angelito.

9.

Cuida los textiles

Dormitorio con ropa de cama en tonos ocres.

Cabecero tapizado con marco de DM, diseño de Asun Antó. Mesita de noche y lámpara, de Coton et Bois. 

El Mueble

Elegir los textiles prestando atención a los tejidos y a los colores es otra forma de hacer que tu dormitorio se vuelva más acogedor. En épocas de calor, el lino y el algodón serán tus aliados, y durante el invierno, ¡que no falte la lana! No olvides seleccionar una gama cromática que genere armonía visual, por ejemplo, basándote en el tono sobre tono, como en este dormitorio.

10.

El papel pintado, mejor con estampados florales

Dormitorio con papel pintado en pared del cabecero.

Cabecero, en La Maison. Alfombra, banqueta y papel pintado Woodland, de Sanderson, todo en La Maison. 

El Mueble

Los estampados florales siempre funcionan cuando se trata de concebir dormitorios acogedores. Son motivos bonitos, dulces y femeninos que dan forma a ambientes de ensueño. Una manera de introducirlos en tu habitación es decorando la pared del cabecero con papel pintado, ¡queda fantástico!

11.

Cuadros minimalistas

Dormitorio decorado en gris y verde con cabecero de tela.

Mesita de noche, de La Maison.

El Mueble

Aunque no lo creas, decorar las paredes o los muebles con cuadros es un acierto asegurado para que sientas mucho más familiar tu dormitorio. Sobre todo si los cuadros son minimalistas, sencillos y nada estresantes. Por ejemplo, los cuadros con motivos botánicos o en colores monocromáticos o cálidos, siempre funcionan.

12.

Muebles de madera con encanto vintage

Dormitorio con vestidor integrado.

Cómoda, espejo y maniquí, de Maisons du Monde. 

El Mueble

Agregar un mueble de madera con estilo vintage es otro acierto en tu búsqueda de un dormitorio más acogedor. Puede tratarse de una pieza de anticuario o no, pero una cómoda o un par de mesitas que evoquen otra época conseguirán ese efecto tan cálido y nostálgico. Los decapados y el look envejecido son claves.

13.

Decora la pared del cabecero

Dormitorio con cabecero de obra blanco y hornacinas, un cuadro grande de un paisaje marino y lámparas suspendidas.

Lámparas de techo, de Creative Cables.

El Mueble

Si la pared de tu cabecero está vacía, el dormitorio se verá soso y aburrido. Para solucionarlo, nada como añadir un bonito cuadro de un paisaje relajante, o pequeños detalles decorativos como jarrones, macetas y libros.  

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.