8 /50

1.

Una mini balda para los cuadros

pasillo con arrimadero y estante para los cuadros

Si no quieres llenar la pared de agujeros cada vez que quieras cambiar un cuadro, coloca un estante para los cuadros. Apoyado sobre el arrimadero, no interferirá con su efecto, sino que lo potenciará. ¿Sabes que hay muchas ideas para decorar la pared sin hacer agujeros?

2.

Un pasillo con un banco suspendido

Pasillo en tonos blancos con banco suspendido

Para no obstaculizar la ligereza visual de este inmaculado pasillo blanco, se ha elegido un banco de madera volado, y la alfombra delimita el espacio, convirtiéndolo en una ‘estancia’ más. Además, junto con los cojines dotan al espacio de calidez y acogimiento. ¡Simplemente perfecto! 

3.

Una librería a lo largo del pasillo

Pasillo muy bien aprovechado

Cuando el pasillo ofrece el espacio extra que te falta en un dormitorio, una genial opción es colocar una estantería que vaya de lado a lado de la pared. Utiliza las baldas más bajas para cajones y así evitar que se llenen de polvo y suciedad. 

Librería, realizada a medida.

4.

Un pasillo que aprovecha el espacio bajo la escalera

Un pasillo que aprovecha

Este estrecho pasillo no deja mucho espacio a la imaginación. Pero utilizar el hueco que hay bajo la escalera para colocar un discreto armario empotrado es una solución decorativa y que aumentará el almacenaje.

5.

¿Qué se esconden esas puertas correderas?

pasillo con papel pintado y puertas correderas

A veces, pasillos y distribuidores se convierten en un juego de puertas que roban mucho espacio. Para estos pasillos, las puertas correderas son una alternativa con muy poco peso visual. ¡Más si las eliges acristaladas!

6.

¿No tienes pasillo? ¡Créalo y aprovecha el espacio!

pasillo con estantería de obra y alfombra

En estancias muy grandes en las que quieres separar ambientes –física y visualmente–, se puede poner una estantería de obra que cree una zona de pasillo separada del salón, por ejemplo. Si la proyectas abierta, el espacio seguirá bañado por la luz y la separación está garantizada. 

7.

Proyecta un banco

pasillo con banco de obra

Una pared es mucho más que una pared. Y más cuando tiene el grosor suficiente para poder hacer un banco de obra. No se comerá el espacio y tendréis un lugar en el que calzaros y descalzaros cómodamente. O un rincón para desconectar. ¿Con qué te quedas?

Proyecto de Pipi&Deco. Banco realizado a medida.

8.

Crea un foco de atención en el pasillo

pasillo blanco con puerta negra

Cuando un pasillo es estrecho, en ocasiones no ofrece demasiadas alternativas decorativas. Las molduras son un buen punto por el que empezar. También puedes pintar la puerta de negro y crear un punto focal. Es una alternativa deco, elegante y muy chic.

9.

Suma con plantas

pasillo con alfombra y banqueta con plantas

Suma calidez, naturalidad y mucha más frescura. Esos son algunos beneficios de las plantas en el interior de tu casa. Y en el pasillo no tiene por qué ser menos. De hecho, tu casa está pidiendo a gritos que coloques alguna. ¡Nos encanta decorar con plantas!

Alfombra, de Tailak. Taburetes, de La casita de Margaux.

10.

Un pasillo enmarcado en cristal

Un pasillo enmarcado en cristal

¿Cómo conseguir que un pasillo tenga luz natural cuando está en medio de tu casa? ¡Pues convirtiendo una pared en una ventana interior! Por supuesto que la mampara acristalada de la cocina también ayuda a ampliar visualmente este pasillo. ¡En esta casa se hizo una reforma top!

11.

Una pared que no es una pared

casas mini armario rodeando puerta 00503642

Si hablamos de pasillos aprovechados, este se lleva la palma. La pared se ha transformado en un armario con mogollón de almacenaje que flanquea la puerta del baño. ¡Esto sí que es sacar partido al espacio!

12.

Un mueble que recorre el pasillo

Un mueble que recorre el pasillo

Para que un pasillo ancho no se convierta en un robametros, coloca un armario que recorra su longitud. Para que no tenga demasiado peso visual, mejor a media altura. Así podrás utilizar su superficie para colocar algún adorno, libros o plantas.

13.

Un pasillo que esconde una butaca

pasillo-con-estanteria-con-libros-y-butaca-mostaza_00510176

Además de contar con una estantería, este pasillo ofrece una sorpresa cuando se abre. Al final de él aguarda una pequeña y cómoda butaca, que bien puede servir como descalzadora o ser un discreto rinconcito de lectura.

14.

Suelos continuos y a lo largo

pasillo-con-puertas-correderas-y-suelos-de-madera_00501755_O

Para incrementar la continuidad visual y que el pasillo no parezca tan pequeño, utiliza el diseño del suelo. Las lamas colocadas en vertical alargan el espacio y ofrecen sensación de unidad.

15.

Una ventana enmarcada en el pasillo

estanterias blancas sobre tabla de madera con cajas debajo 00503767

Este distribuidor es grande y estaba desaprovechado. Para sacarle todo el partido se colocaron sendas estanterías a ambos lados de la ventana. Una solución que da almacenaje sin perder ni un ápice de luz. Y, al colocar las estanterías elevadas, la sensación de ligereza es mucho mayor.

Proyecto de Pipi&Deco. Estantería realizada a medida.

16.

¿Techos altos en el pasillo? Pon una lámpara escultórica

00492089 O

Este pasillo estrecho, de techos extra altos y pintado completamente de blanco es el mejor entorno para colocar una lámpara con carácter y personalidad que haga que el espacio luzca completo.

17.

Una galería convertida en pasillo

galeria con puertas verdes y lamparas de fibra 00500374

Este pasillo con techos y carpintería en un verde selva resulta casi exótico. ¿El truco? Además de pintar todo el espacio de un mismo color, dotándolo de unidad, es clave el uso de materiales naturales: fibras en la lámpara, madera al natural en el banco y algodón en la alfombra.

Alfombras, de Carolina Blue.

18.

El punto de fuga

Pasillo con mueble verde al final_ 00409235

El arrimadero crea un efecto en el que la mirada, inevitablemente, se dirige hacia el fondo. Y allí espera un coqueto mueble vintage, que con su belleza y originalidad contribuye al estilo clásico y atemporal de este pasillo. Con una pieza así, el carácter está asegurado.

19.

Un pasillo con el mejor final

zona de paso con consola de madera y ventana abierta 00482029

Lo que podría ser un espacio olvidado, se ha transformado en el preludio de un acogedor balcón. Y el estilo natural del exterior embriaga también el pasillo. Todo gracias a las plantas, la consola de madera en bruto y la alfombra que abarca todos los elementos.

Consola, de Coton et Bois.

20.

Un pasillo bañado por la luz

pasillo-con-suelo-de-parquet-y-mesa-plegable-de-dos-alas_00407791_O

Sabemos que las cortinas protegen tu intimidad, decoran y consiguen espacios más dinámicos. Pero, a veces, en un pasillo pueden comerse el espacio. Por eso hay ocasiones en las que es mejor obviarlas y dejar que la luz campe a sus anchas. 

21.

Un pasillo que aprovecha cada pared

Un pasillo que aprovecha cada pared

El clasicismo de los techos abovedados y con molduras es la mejor cualidad de este pasillo. ¿Cómo hacer para aprovecharlo sin quitarles protagonismo? Decorándolo con una consola ligera de estilo industrial y utilizando las paredes con composiciones de cuadros. Una exquisita combinación, ¿verdad?

Consola de hierro y madera, en el estudio de Meritxell Ribé.

22.

Una ampliación de la cocina

Una ampliación de la cocina

En la reforma de este ático con terraza, la clave fue sacar todo el partido a los metros y conseguir un espacio que fluya, como los movimientos de las personas. Este pasillo comunica cocina y salón y se ha utilizado para colocar una barra donde colgar una bolsa para el pan, alguna planta que dé el toque natural y algunos agarradores o manoplas.

23.

Evita las puertas

pasillo-con-puertas-en-arco-y-suelos-de-madera_00333014_O

Para convertir un montón de pequeños distribuidores –típicos en pisos antiguos– en un pasillo aprovechado, deshazte de todas las puertas que, en realidad, no sirvan para nada. Ganarás metros y el espacio parecerá más amplio.

Banquetas de herencia, restauradas por Ana Riera, para Cado. Pavimento de roble, en Cado.

24.

Un pasillo que se funde con el exterior

pasillo-con-pared-de-cristal-que-comunica-con-el-patio_00321087_O

Una pared de cristal consigue que este pasillo no parezca tal. Esta casa rústica con patio aprovecha la luz gracias al enorme ventanal que separa y comunica los espacios. Un recurso moderno para un espacio clásico.

25.

Sacando partido a la arquitectura

pasillo-distribuidor-clasico-con-suelo-oscuro_00303087_O

Vigas y columnas de carga suelen ser un reto en la decoración. ¡No queda otra que adaptarse! Y eso se ha hecho en este pasillo, en el que se ha colocado una vitrina clásica y con mucha presencia entre las dos columnas de carga. Además de restarle peso visual a la pieza, queda completamente enmarcada sin desentonar.

26.

Ábrelo a la luz

Sustituye un tabique y una puerta ciega por una pared acristalada. Así consigues que la luz natural del salón llegue al pasillo. Con cuarterones es más chic. Consola, de Villalba. Lámpara de sobremesa, de Oficios de Ayer. Lámpara de techo, de Villa Victoria. Este es un espacio decorado por Eva Baena.

27.

Decóralo (y protégelo) con un arrimadero

Los pasillos, al ser generalmente estrechos, acaban muy rozados. Una forma para proteger las paredes y que el pasillo aguante bien durante más tiempo es hacer un arrimadero con molduras, como las de Orac Decor. ¡Son muy fáciles de colocar!

28.

Un arrimadero con papel pintado

Una manera más fácil y económica de crear un arrimadero es la pintura o el papel pintado. Este papel pintado es de Vescom. Cesto de Sacum. Espacio decorado por The Room Studio. 

29.

Aprovecha el espacio con una librería

Solo necesitas 20 cm de profunidad para una librería. Si quieres que quede todavía más integrada en el espacio, hazla de pladur (50 €/ml) y píntala del mismo color que la pared; quedará más disimulada todavía. 

30.

Apuesta por pintarlos claros

Los colores claros son la mejor elección para que una zona, en general estrecha y oscura, parezca más grande. Además, la pintura clara es atemporal, por lo que puede pasar tiempo y verse igual de actual, y a la vez, encaja con cualquier estilo de decoración.

31.

Es un buen lugar para el zapatero

Y para guardar pequeñas cosas en armarios estrechos. Si son bajos, mucho mejor porque no empequeñecerán el espacio. Esta pieza se hizo a medida con cajones y zapatero. Es una idea de Ona Barnet y Raquel Zárate. 

32.

Calcula bien el espacio

Cuando pongas una pieza con puertas en el pasillo debes calcular que puedas abrirla bien. El mínimo serían 60 cm para abrir la puerta y 60 cm para pasar. Alacena realizada a medida por Coton et Bois. Es una casa decorada por Asun Antó. 

33.

¿Te gusta el color? ¡No te prives!

Eso sí, intenta no elegir un tono demasiado oscuro porque hará que el espacio, ya de por sí estrecho, parezca mucho más pequeño. Los tonos tostados rompen con el clásico blanco, son acogedores y muy sufridos, como el de este papel pintado, que, además, tiene textura, lo que le da más nivel al espacio. Casa decorada por Celia Crego.

34.

Un buen lugar para guardar la ropa de casa

Si necesitas guardar la ropa de casa, otra solución es hacer un armario de solo 40 cm de profundidad. Si, además, es bajo, será una pieza muy ligera para un pasillo estrecho. Este espacio tiene otro plus: sobre el mueble, hay una pared de cristal para hacerlo todavía más amplio. Espacio proyectado por Marta Tobella.

35.

Muebles volados, ideales para pasillos

Un mueble estrecho y volado nunca llena el espacio de un pasillo. Si, además, como aquí, queda en un entrante, todavía mejor. Este saca partido a un recoveco de 25 cm de fondo. Es obra de un carpintero (unos 900 €).

36.

¡Todo en blanco!

Y si eres supermegafan del blanco, tu opción está clara: blanco en paredes, techos y suelos. ¿El toque que le da volumen? Una pieza especial como un banco de madera y un cuadro. Un banco no ocupa y es un punto de apoyo que puede ser útil. Y si te falta vida, pues tan sencillo como añadir al espacio una planta. 

37.

Las alfombras no llenan pero decoran

Aunque los pasillos agradecen los tonos claros, no huyen del color. Una nota dada con una alfombra de un color cálido, como esta, no llena el espacio pero le da un toque y vida. 

38.

¿Es ancho? Pon un armario

Un pasillo ancho es un gran sitio para un armario, aunque es mejor que las puertas se disimulen. ¿Cómo? Con puertas lisas y sin tiradores, así los centímetros que restas al espacio parecen menos. Es un pasillo decorado por Jeanette Trensig, de Cado.

39.

Equilibra el espacio con la pintura

Si tu pasillo tiene un techo muy alto y te gustaría equilibrar sus dimensiones porque se ve demasiado desangelado, tienes una fácil solución: basta con pintar el techo de un tono más intenso que las paredes. Espacio decorado por Roger Bellera.

40.

Los kilim, la pareja perfecta de los pasillos

Estas alfombras estampadas nunca pasan de moda y con sus tonos tierra, dan un aire artesano y acogedor a los espacios. Este es de lana y de Estudio Lares Decoración. Espacio decorado por Ángeles Téllez.

41.

Instala focos para crear un punto de atención

Puede ser para iluminar un cuadro, una pieza de mobiliario especial o un mueble bajo como este, que aprovecha el espacio sin agobiar. Es una pieza realizada a medida por Carpintería Arias. La alfombra es de Basarabian. Los decoradores, Helena Llorente y Cristina Batlles.

42.

Un suelo más oscuro, un pasillo con más presencia

Es un efecto óptico. Si el suelo es más oscuro que las paredes y los techos del pasillo, este gana presencia y, a la vez, parece mucho más grande. Aquí, Pia Capdevila aprovechó para instalar un armario que ofrece almacenamiento tanto al comedor como a la cocina. Y al no llegar al techo resulta más airoso todavía. 

43.

Pierde paso pero gana un armario

Si te falta espacio para guardar y tu pasillo hace 150 cm de ancho, puedes optar por hacer un armario a medida. Un armario hace 60 cm de profundidad (o menos dependiendo de lo que quieras guardar). Piensa que con 90 cm de paso tienes suficiente. Y si acristalas y entelas las paredes, pesará menos visualmente y mantendrás el orden porque no verás lo que hay dentro. De Asun Antó.

44.

Evita la sensación de túnel con la pintura

Para evitar la sensación de túnel puedes pintar de un color más oscuro la pared del fondo del pasillo, de esta forma, la acercas visualmente y reduces la sensación de túnel que puede dar un pasillo demasiado largo. Espacio decorado por Bárbara Sindreu.

45.

Apliques para pasillos muy largos

Apliques para pasillos muy largos

Los apliques son un clásico para iluminar y van perfectos para iluminar pasillos largos con techos altos, ya que los acortan visualmente. Colócalos de manera que no queden zonas con sombra para evitar el efecto "boca de lobo". Espacio decorado por Marta Negra.

46.

Decóralo con pintura a lo 'half painted'

No necesitarás nada más para decorarlo. Es tan sencillo como crear un arrimadero con pintura. Este es el tono Olivo de Titanlux y los suelos también están pintados, estos con el tono Aura. Pero aquí se ha ido más allá instalando una estantería con cajas apiladas y pintadas también de colores pastel. Un acierto.

47.

Utiliza la luz para agrandar tu pasillo

Hay una fórmula que nunca falla: instalar bañadores en el techo el pasillo. Aportan una luz uniforme a las paredes que las hace "alejarse" y a la vez, iluminan el techo, lo cual lo eleva visualmente. Se instalan fácilmente en el falso techo y dan un look más actual.

48.

Da color a las paredes y disimularás su longitud

Pues sí. Si es demasiado largo otro truco para disimular la longitud es pintar las paredes de un tono más oscuro que el techo y el suelo o si hay puertas, pintarlas de un color intenso. Silla de La Europea. Cestas de mimbre y faroles, de Fronda. Alfombra, de Tailak. Pavimento de barro cocido.

49.

Un tabique de cristal en el pasillo

En este pasillo, la decoradora Jeanette Trensig derribó tabiques para tener espacios diáfanos. Los sustituyó por una estructura de metal y cristal que separa sin tapar la luz y pone un toque actual. En algunas zonas se pliega para abrir o cerrar el espacio.

50.

Un pasillo con una corredera...

Un pasillo con una puerta corredera

Y además, en acordeón, para hacerla desaparecer cuando se quiera. En este caso, donde había un pasillo ahora hay una gran puerta corredera. Es una manera de ganar luz y espacio, y de abrir la cocina, que está tras la puerta. Una elección clásica que no falla.

¿Has encontrado lo que estabas buscando? Seguro que sí, pero si todavía necesitas más ideas para aprovechar espacios que pueden parecer inútiles... aquí te dejamos una batería de artículos muy prácticos.

8 rincones que harán crecer tu casa

Pasillos: mucho más que zonas de paso

Recibidores y pasillos: gana estilo sin obras

Adiós a los rincones desaprovechados: ¡sácales partido ya!

¡Déjate inspirar!

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.