9 /13

1.

Decora con muebles bajos

salon de estilo clasico con comoda recuperada y sofa chester_00470976.jpg

Una casa baja exige muebles bajos, ten en cuenta esta fórmula infalible para disimular unos techos bajos. Dicho esto, apuesta por la horizontalidad y la sencillez a la hora de amueblarla. Decántate por muebles funcionales y de diseño limpio, como el estilo nórdico. Cómodas anchas y bajas, sofás a ras de suelo, mesas rectas, sillas bajas... lograrán generar peso visual en la parte inferior de la estancia y engañar a la vista. 

Cómoda, de La Europea. Lámpara de sobremesa, en El Corte Inglés.

2.

Almacena hasta llegar al techo

armario empotrado blanco en pasillo-00427784

"Un mueble que quede a mitad de camino entre el suelo y el techo sólo va a acentuar los techos bajos", asegura María Vázquez, decoradora de Dr. Livinghome (www.drlivinghome.com). Para evitarlo, lo mejor es elegir muebles bajos, como veíamos en el punto anterior, o todo lo contrario, que lleguen hasta arriba, tipo estanterías o armarios empotrados de suelo a techo, como este de la imagen diseñado por la interiorista Asun Antó.

3.

Elige cuadros verticales y en tonos claros

sofa-lampara-y-cuadro-00510337 O

Además de dar personalidad a tu casa, decorar con cuadros puede ayudarte a ampliar cualquier espacio. Para llevar esta sensación a lo alto, elígelos verticales y procura que predominen colores neutros. Apóyalos o cuélgalos de la pared un poco más altos de lo habitual (por encima de la altura de los ojos). ¿Otro truco? Puedes colgar uno solo de tamaño grande o muchos pequeños que lleguen prácticamente hasta el techo, así conseguirás que la pared parezca mucho más alta.

4.

Lámparas, mejor encastradas, en la pared o de pie

lámpara aplique cocina flexo negro 00483032

Si cuelgas de un techo bajo una lámpara suspendida, lo único que harás es potenciar esa falta de altura. ¿Cómo lograr entonces que los techos parezcan más altos? Con otras soluciones de iluminación que no ocupen espacio a lo alto, como focos encastrados en el techo, apliques verticales de pared —similares al de la imagen— o lámparas de pie que proyecten la luz hacia el techo.

 

5.

Camas, a ras de suelo

TAMBIÉN EN EL SUELO

Al igual que los muebles del salón debes elegirlos bajos, en el dormitorio conviene que hagas lo mismo con la cama. Opta por modelos con canapés no demasiado altos o mejor aún, tipo futón, si tienes una complexión flexible. Pero si el solo hecho de pensar en hacer la cama te produce dolor de espalda, opta por camas regulables en altura para que puedas subirlas y bajarlas, según te convenga.

Cuadros, de Nordic Poster Collective.

6.

¿Campanas? De techo, no lo dudes

Cocina con campana de techo

¿Los techos de tu cocina son bajos? Evidentemente, no podrás poner una campana de tubo porque se te vendrá el techo encima. Opta por modelos integrados completamente en la pared, en la encimera o en el techo, como esta. Así, eliminarás obstáculos visuales. Y ya puestos, puedes incluir también en la campana focos encastrados para iluminar la zona de cocción.

Campana de techo, de Pando. Suelo, de Quick-Step. Mobiliario, de Gelse. Sillas, de Andreu World.

 

7.

Cortinas, casi en el techo

dormitorio-escritorio-cortinas 00498702

Tener unos grandes ventanales por donde la luz entre a raudales es un recurso natural para hacer que la estancia parezca más amplia y más alta, pero desgraciadamente no todas las casas cuentan con ventanas oversize. Si este es tu caso, tendrás que jugar entonces con las cortinas y los estores. Como tu objetivo es potenciar la verticalidad de la habitación, procura colgarlas lo más cerca posible del techo. Si las cortinas son largas hasta el suelo acertarás de pleno. Si son estores o cortinas cortas, déjalas un palmo o dos más largas que la ventana. Para no perder luminosidad, elígelas claras o transparentes. 

 

8.

Paredes y techos del mismo color

Salón blanco con piezas retro de madera_500659 0ad88dfd 1511x2000

El color de las paredes es fundamental en las habitaciones con techos bajos. Huye de los tonos oscuros y opta por neutros o pasteles que den sensación de espacio y amplíen las dimensiones del techo visualmente. "Pinta el techo del mismo color que las paredes —recomienda María Vázquez, de Dr. Livinghome—. Así eliminarás esa barrera entre ambos elementos creando una sensación de infinito". Y si en el techo son buenos los tonos claros, en el suelo ocurre al contrario: techo claro + suelo oscuro = estancia más alta. ¡Apréndete la fórmula!

 

 

 

9.

Desvía la atención

Pasillo todo pintado en crudo

Una pared lacada en un color llamativo, un papel pintado que llame la atención, un mueble peculiar o una alfombra con un diseño alegre, como en este pasillo... En definitiva: cualquier elemento que sirva para dirigir la mirada hacia otro sitio que no sea el techo, resultará una excelente idea. ¡Y olvídate de su baja altura! 

10.

Papeles pintados: apuesta por rayas verticales

Dormitorio con cabecero capitoné y papel de pared a rayas

Puede que este recurso no tenga muchos adeptos, pero sin duda es impactante y efectivo. Al igual que las rayas horizontales ensanchan, las verticales alargan. No hace falta que empapeles toda la estancia, una pared es suficiente para causar el efecto buscado. Por ejemplo, en este dormitorio diseñado por Pia Capdevila solo se ha decorado la zona del cabecero. Suficiente para alejar el techo de tu cabeza.

11.

Donde hay orden, hay (más) espacio

orden-estanteria

Tu casa debe estar siempre ordenada pero si los techos son bajos, aún más. Elige pocos elementos decorativos para no provocar sensación de ahogo. Cuánto más orden y uniformidad impere en ella, más alta parecerá. ¡Así de sencillo! 

12.

Espejos, grandes y verticales

Espejo de pie con marco de madera
Instagram: decomamichic

Habrás leído cientos de veces en nuestras páginas que decorar con espejos es el mejor recurso de los interioristas para ampliar una estancia. ¿Y qué pensarías si te dijéramos que también sirven para disimular techos bajos? Pues sí, si colocas un gran espejo vertical, creará la ilusión óptica de que la estancia crece y crece. 

13.

¡Este baño ha crecido!

IKEA-BANOS-24
IKEA

¿Dirías de un simple vistazo que este baño cumple con los requisitos necesarios para disimular su techo bajo? Repasemos: paredes y techo del mismo color, suelo oscuro, tonos claros, espejo redondo (no es vertical pero vale), cortina llamativa que desvía la atención, apliques globo en la pared... Y además, mueble de lavabo volado que da la sensación de más espacio. ¡Sí, acertaste! El techo de este baño parece más alto de lo que es.