Electrodomésticos

Claves para elegir la mejor campana extractora de cocina

Un electrodoméstico imprescindible, que evita olores y humos. Las campanas son cada vez son más estéticas y la tendencia marca que pasen inadvertidas. ¡Escoge bien!

cocina-con-isla-y-lampara-fibra-00530418 O

Que sea potente pero silenciosa. Sin olvidar que pueda limpiarse con facilidad. ¿Y puede ser bonita? ¿Quizá prefieras que no se vea prácticamente nada? ¿Todas las campanas deben llevar una salida al exterior obligatoriamente? Las campanas extractoras son imprescindibles en cualquier cocina en la que se cocine. Según el diseño, te convendrá un tipo u otro. Puede que hasta quieras que pase inadvertida en una cocina abierta e integrada. Te contamos todo lo que debes saber para elegir la adecuada, desde los datos más prácticos hasta los tipos de modelos, donde hay una gran variedad.

En qué datos fijarse al elegir campana extractora

1. ¿Qué potencia necesito?

Una de las claves para elegir campana extractora en la cocina es esta: la potencia. Porque ella determina el poder de succión (aunque este también está ligado a la instalación, que sea la correcta y lo más directa posible entre la campana y la salida al exterior si se trata de un modelo de este tipo, sin codos, etc.). Para saber qué potencia es la adecuada según el tamaño de tu cocina, aplica esta fórmula: mide el largo, el ancho y el alto de tu cocina en metros. Multiplica largo x ancho x alto, lo que te dará la capacidad cúbica (m3) y multiplica de nuevo ese dato x 6. Así tendrás la potencia de extracción mínima (m3/h). Como orientación, la capacidad de absorción mínima debe de ser de 600-700 m3.

2. ¿Qué tamaño debe tener la campana extractora?

Como mínimo, debe tener la misma anchura que la placa de cocción, aunque lo ideal es que sea mayor para mejorar la capacidad de absorción. Es decir, si la placa es de 60 cm, la campana debería medir algo más -70, 80 o 90 cm-. Hay campanas desde 40 (para placas individuales o dobles) a 120 cm de ancho. Pero si tienes un hueco de 60 para la placa y la campana mide 60 cm, no estarás cometiendo ningún error.

cocina de color topo con alfombra vinilica 00530375-O

3. ¿Qué ruido hace la campana en funcionamiento?

Ninguna es especialmente silenciosa cuando se enciende. Pero este dato es importante para no sentir que hay que elevar la voz o prescindir de conversación cuando se cocina. Tenlo en cuenta sobre todo si cuentas con un office en la cocina o esta es abierta al salón. El nivel normal de ruido en las campanas o extractores se sitúa entre los 50 y los 70 dBs (decibelios).

4. ¿Qué consumo tiene?

Este aspecto no es para saltarlo por alto. La campana es un electrodoméstico de bajo consumo, pero no deja de ser relevante saber cuánto consume cuando se enciende. Su consumo medio es de 0,12 kW/h. Asegúrate de que cuenta con etiqueta de eficiencia energética dentro del grupo A.

5. El motor

Cuando elijas campana extractora, fíjate en si tiene motores blindados de hierro o de plástico. Los primeros evitan que la grasa, el polvo y la suciedad entre y se adhiera., protegiendo el interior de la campana.

En cuanto a la instalación…

Para que lo tengas en cuenta y precisamente porque influye en el rendimiento de tu nueva campana extractora, debes saber que:

  • Es recomendable que el conducto de salida tenga 150 mm de diámetro.
  • Que ese recorrido entre la calle y la campana sea el más corto posible y recto, sin curvas ni codos. Si debe haber codos, sustitúyelos por curvas suaves y abiertas. En caso de que haya codos, que instalen deflectores internos en el conducto, que evitan que se cree un contraflujo, que empuje el humo hacia el interior de la habitación.
  • Mejor tubos plásticos de superficie interior lisa que ofrezcan la mínima resistencia.

La distancia mínima que debe quedar entre la zona de cocción y la campana extractora es de 55 cm para placas vitrocerámicas o de inducción. Si se trata de una placa de gas, aumenta a 65 cm. En el caso de las campanas de techo -ahora veremos cómo son al hablar de los modelos entre los que escoger-, la distancia máxima es de 240 cm.

cocina rustica con muebles de madera y campana de obra 00528709 O

Tipos de campanas extractoras

Antes de entrar en los tipos concretos, hay una decisión que debes tomar:

  • Campana de extracción. Absorben todo el aire de la cocina y lo expulsan al exterior a través de tubos. El mantenimiento consiste en limpiar los filtros.
  • Campana de recirculación. Aspiran las partículas del aire, las filtran y devuelven el aire limpio a la cocina porque no tienen salida al exterior. Requieren el cambio de los filtros de carbono pero son una solución cuando la instalación al exterior es complicada.
00527509

Modelos entre los que elegir para tu cocina

Campana decorativa, convencional, de techo, grupo filtrante, de encimera, integrada en la placa… hay mucho donde elegir para que la campana no obstaculice el diseño de una cocina.

1. Campana de pared. Se trata de un modelo visto que se fija a la pared. Se llaman también campanas decorativas y dentro de estas encontrarás modelos convencionales y otros casi escultóricos de líneas futuristas, depuradas.

cocina-color-topo-00528952 O

2. Extractores tipo grupo filtrante. Se integran dentro de un mueble alto sobre la placa de cocción. Los hay que quedan totalmente integrados y otros dejan una tira vista en el frontal que coincide con la zona de extracción de la campana para aumentar la superficie de succión.

cocina-con-muebles-en-madera-00527531

3. Campana de techo. Similar a un grupo filtrante en cuanto a estética, ya que se encastra en el techo y queda enrasado. Las hay de diferentes medidas y acabados. La ventaja es que con ella se evita cualquier elemento que interfiera en la continuidad visual. Tienen potencia suficiente para succionar el humo a pesar de la distancia hasta la placa.

cocina-en-gris-con-campana-en-techo-00533439


También en este grupo hay modelos de techo, denominados de isla, que "cuelgan" sobre la placa. Se suelen usar en cocinas con isla central. En este grupo están las que imitan lámparas suspendidas desde el techo.

cocina-con-isla-y-campana-en-blanco-00532065

4. Campana de encimera o telescópica. Son aquellas que quedan enrasadas en la encimera y que se elevan, pulsando un botón, cuando se van a usar. De la misma manera se ocultan cuando no se cocina. Este tipo de campana extractora se instala junto a la placa para lo que hay que escoger un mueble de mayor fondo o uno convencional de 60 cm, pero con una placa más estrecha. En el interior, los cajones se adaptan para que haya espacio. La ventaja es que la campana desaparece por completo, siendo una opción perfecta en islas o en cocinas sin muebles altos.

Detalle de una campana sobre encimera

5. Campana integrada en la placa. Es un electrodoméstico 2 en 1. Se trata de placas con extractor integrado en la misma. Por lo general en una posición central con fuegos alrededor. Las hay con salida exterior o con filtros. Como en el caso anterior, la campana desaparece como elemento visible.

zona-de-coccion-con-campana-de-encimera-00530713 O

Extras de los modelos

Es habitual que las campanas extractoras incorporen varios niveles de succión, iluminación LED y válvula anti retorno que impide que regresen olores y humos a la cocina. Pero además, las más tecnológicas, se desconectan automáticamente para que no se queden encendidas, otras se activan automáticamente y adaptan la capacidad de aspiración al detectar humo en la cocina.

Recomendación de uso para sacar partido a la campana

Si quieres que funcione al máximo rendimiento, evita las corrientes de aire, ya que podrían desplazar los humos lejos del aparato. Por ello, cierra la puerta de la cocina o la ventana, si dispones de ella. Puedes encenderla unos minutos antes de poner el recipiente al fuego y, una vez apagado, dejarla en marcha durante unos cinco minutos. Lo ideal es seleccionar una potencia alta para absorber bien la grasa y una baja para los vapores de agua.

cocina-abierta-con-campana-de-techo-00530531

Consejos de limpieza de la campana extractora

Muchas campanas incorporan filtros que se pueden introducir en el lavavajillas. Las de recirculación pueden tener algunas piezas que también, no así los filtros de carbón activo, que hay que cambiarlos. Es recomendable hacerlo cada 6 meses aunque dependerá del uso que se le dé a la campana.

Si mantienes limpia la campana, optimizas su rendimiento. Los filtros siempre en adecuadas condiciones para que el poder de succión sea total. No se deben usar productos abrasivos ni estropajos en su limpieza. Cuida la parte visible con paños suaves, al igual que las pantallas que protegen la zona de iluminación.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?