Tras haber pasado muchos años alquilando viviendas durante las vacaciones, Alison y su marido decidieron emprender la búsqueda de su propia casa. Lo suyo es la historia de un flechazo con la isla de Mallorca, donde ha veraneado con sus hijos durante muchos años. Una vez que se fueron a la universidad y el matrimonio tuvo más flexibilidad para viajar, decidieron lanzarse a la aventura. “Durante mucho tiempo anduvimos detrás de la casa perfecta, pero nunca llegamos a encontrar “la indicada”, nos cuentan. Su búsqueda terminó en el momento en que pusieron un pie dentro de Las Adelfas, una villa situada en el municipio de Capdepera, al noreste de la isla balear. “Nos enamoramos de esta casa: tiene un encanto maravilloso, es muy privada y las vistas son excepcionales”. ¿Entramos?

12 /14

1.

Un porche de estilo mallorquín

porche con piscina y salón exterior con sofá de fibras, macetas con plantas

Porche con piscina y salón exterior con sofás de fibras.

El Mueble

Fue construida para un banquero suizo a finales de los años setenta y está rodeada de esos pintorescos arbustos con florecillas rosas que dan nombre a la propiedad. Aunque la propia estructura y los acabados eran excelentes, sí que necesitaba un lavado de cara para adecuarse a los gustos y necesidades de esta familia inglesa. “Tenía muy claro lo que quería. He disfrutado mucho transformándola en un cómodo hogar familiar”, apunta Alison.

2.

Porche con muebles de fibras

05 Casa Mallorca EM 731

Porche con contraventanas azules y muebles de fibras naturales.

El Mueble

¿Uno de los espacios que cautivó a la familia británica? El romántico porche con piscina, que es casi una extensión del salón. De hecho, es el alma de la casa, un lugar que se asoma al Mediterráneo a través de una blanca y extensa balaustrada.

3.

Una casa de ensueño que se funde con el mar

Una casa de ensueño que se funde con el mar

¡Descubre esta espectacular casa en Mallorca con vistas al mar! ¡Te encantará!

4.

Un salón respetuoso con la arquitectura y la tradición

salón con sofá rosa y blanco, mesa de centro de madera y alfombra blanca

Salón con sofás rosas y blanco, mesa de centro de madera y gran alfombra

El Mueble

Los suelos de terracota, tan tradicionales de la región, entran en la casa y sirven de guion para el resto de la decoración. “Alternamos colores claros y brillantes con los tonos tierra”, nos cuenta, algo que se puede ver en tanto en las tapicerías de los sofás, en los cojines y en las propias cortinas, donde conviven en armonía los tonos beige y caldera.

5.

Piezas bien seleccionadas

comedor abierto al salón con mantel blanco y vajilla, flores, sillas de fibra

Comedor abierto al salón con mantel blanco y silla de fibras.

El Mueble

Los propios sofás, de dos y tres plazas, delimitan la zona de estar y marcan el paso hacia un comedor. Para guiarle en todo este proceso, contó con la ayuda profesional de Ángel Juncosa, de EDA Juncosa. “Tiene muchísimo gusto y nos ha sido muy útil para encontrar las piezas adecuadas”, explica. “¡Hasta nos organizó una visita a la fábrica de Guadarte, en Sevilla, para elegir algunas de sus piezas! ¡Fue un día increíble!”.

6.

Un comedor abierto al salón

comedor con mantel blanco y vajilla, con butacas de fibra

Comedor con mantel blanco y butacas de fibras.

El Mueble

El comedor está decorado de forma exquisita con sillas de ratán y mantelería de lino. La alfombra de colores con motivos geométricos es el contrapunto perfecto. “Buscábamos un estilo muy español, con un ambiente relajado y mediterráneo”, asegura la propietaria, que está encantada con el resultado.

7.

Arcos de media luna

cocina con office, mesa y sillas de madera pintada de blanco

Cocina con office, mesa y sillas de madera pintadas de blanco.

El Mueble

Los arcos de media luna definen los distintos ambientes y marcan la estética de los ventanales. Lo vemos en la cocina, muy luminosa y con salida directa al exterior, que también conserva ese sabor tradicional mallorquín presente en el resto de la casa.

8.

Una cocina tradicional y funcional

cocina con office, muebles de madera clara, suelo de gres rojizo

Cocina con office, muebles de madera clara, suelo de gres rojizo

El Mueble

Es una estancia funcional, con muebles clásicos enmarcados en contraste distribuidos en L. ¡Tampoco falta espacio para almacenaje! Una sencilla mesa de centro invita a conversar y aporta ese toque familiar y hogareño que no querían perder. ¡La importancia está en los pequeños detalles!

9.

Una terraza espectacular

porche con vistas al mar, butaca de madera y fibra, mesa de centro y alfombra, lavanda

Terraza con vistas al mar, butaca de madera y fibra, mesa de centro y alfombra.

El Mueble

Llegamos a una de las zonas más especiales de la casa, al menos para sus propietarios. “Disfruto mucho de la terraza, sobre todo cuando me siento allí a primera hora de la mañana, tomo el café, leo el periódico y veo el amanecer. ¡Comenzar así el día es una maravilla!”, asegura Alison. ¡Y no nos extraña! Porque no solo acompañan las vistas, sino el ambiente que han logrado para hacer una estampa digna de postal: desde esas pintorescas contraventanas en azul aguamarina, pura esencia mallorquina, hasta el cálido mobiliario de ratán y teca decorado con cojines de inspiración marinera.

10.

Fibras naturales y colores relajados

porche con vistas al mar, butaca de fibra con plaid blanco y cojín con rayas azules, alfombra

Terraza con vistas al mar, butaca de fibra con plaid blanco y cojín con rayas azules, alfombra

El Mueble

El sofá, la butaca, el puf y la alfombra, que es vinílica, están adaptados al exterior. “Somos muy afortunados de poder disfrutar del mar ininterrumpidamente desde todos los rincones de la casa”, reconocen los orgullosos propietarios, que dividen su tiempo entre Inglaterra y Mallorca. “Intentamos pasar el mayor tiempo posible en la isla, pero, cuando no estamos usando la casa, que normalmente es julio y agosto, la agencia inmobiliaria Morgan Morgan se la alquila a otras familias para que puedan disfrutar aquí también del verano”, explican.

11.

Un dormitorio clásico en tonos empolvados

dormitorio con cabezal tapizado y ropa de cama rosa, alfombra gris

Dormitorio con cabezal tapizado y ropa de cama rosa, alfombra gris

El Mueble

Uno de los dormitorios donde se pueden alojar tiene un carisma único. Es una habitación doble que juega con una amplia gama de colores empolvados. La pared y la ropa de cama, en distintos tonos maquillaje, crean un precioso contraste con discretas notas azules que se reparten entre los cojines, el cabecero tapizado de capitoné, una lámpara de mesa, los cuarterones y, ¡cómo no!, el mar.

12.

Zona de trabajo integrada

dormitorio con escritorio y armario empotrado

Dormitorio con escritorio y armario empotrado

El Mueble

Además, tiene una zona de escritorio con muebles elegantes en tonos crema y una bonita lámpara de porcelana con motivos azules. Todos los dormitorios se asemejan en su afinidad por el estilo atemporal y el mobiliario de corte clásico que resiste perfectamente al paso del tiempo.

13.

Dormitorio principal, esencia clásica

dormitorio con cabezal tapizado, mesa de noche con lámpara y flores, ropa de cama blanca y verde con flores

Dormitorio con cabezal tapizado, mesa de noche con lámpara y flores, ropa de cama blanca y verde con flores.

El Mueble

El dormitorio principal en suite, sin embargo, se guía por la gama de los verdes. Aquí querían una paleta diferente, que transmitiera calma e incitara al relax, de ahí su combinación con el gris, presente en el cabecero, las mesillas de noche, las lamparitas y los textiles. ¡Todo está compensado! 

14.

Un dormitorio con vistas

dormitorio con ropa de cama verde y blanca, alfombra verde, butaca tapizada blanca

Dormitorio con ropa de cama verde y blanca, alfombra verde, butaca tapizada blanca

El Mueble

Coincide con el otro dormitorio en el uso de una gran alfombra para enmarcar la zona de descanso y vestir el suelo. Y es que no hay mejor fórmula que ésta para dar ese puntito acogedor a la fría terracota, presente en el resto de la casa. Además, ambos tienen terracita para levantarte con las mejores vistas.  Imagina despertar aquí, correr sus cortinas blancas y disfrutar de esta casa donde todo respira calma y armonía.