Lo que la decoradora Marta Prats ha logrado con este pequeño gran piso en Barcelona es auténtica magia: de aquí y de allá, gracias a los armarios empotrados en el recibidor y en el salón, el cerramiento de la cocina y numerosos detalles ha conquistado el espacio ¡y el orden!, tan necesarios para una familia con dos niños pequeños. 

1 /16

1.

Un salón mini muy aprovechado

"Mis proyectos, sobre todo cuando son pequeños, son casi casas barcos", dice  la interiorista Marta Prats sobre su capacidad para aprovechar cualquier recoveco, como en este piso de Barcelona. La reforma duró tres meses y su secreto para un gran orden fueron los numerosos armarios a medida, como los que vemos en la parte baja de la estantería del salón.

Cuadro de Salva Baixlaigua. Sofá de Ikea, con cojines de Sacum, Tapicerías Calse y Bon Vent. Manta de La Maison. Plaid de Teixidors. Puf azul de Sacum. Alfombra de KP.

2.

Un piso pequeño con grandes soluciones

00490668

"La librería fue lo único que conservamos del piso de origen, pero la laqué en blanco y cerré con puertas horizontales la parte baja, que suele llenarse de polvo", explica la interiorista. 

3.

¡No desperdicies un centímetro!

Lo cierto es que cierta sensación de estar a bordo de un yate a medida sí sentimos al ver detalles como estos. Se aprovecha más con cestas y cuencos como estos de Sacum (como los cactus) y el espejito de Mercantic amplía el espacio y la luz.

4.

Un comedor con despacho

El despacho es diseño de Marta Prats realizado en Fustería Catot. Ante la falta de espacio y la necesidad de una zona de trabajo, lo colocaron en la pared del comedor. Para que fuera más ligero, el sobre de la mesa y el estante volado lacados en blanco hacen que el espacio se sienta más liviano, sin perder calidez y mucho menos espacio. 

Puertas de Mercantic. Macetas de Matèria. Material de escritorio de Muji. Sillas de comedor de Carl Hansen en Matèria, como las macetas. Sobre el mueble, cerámicas y cuadro de Sacum, como la silla de escritorio.

5.

Materiales unificados

zona de estudio o trabajo con muebles de madera 00493840 O

Puesto que el salón comparte espacio con el comedor y el estudio, para este último se eligió el mismo acabado de la madera que en el mueble del salón el suelo de toda la casa y hasta en la carpintería de las sillas del comedor. Así se consigue mayor uniformidad y la decoración es más lineal.

Silla, de Sacum. Alfombra de Lorena Canals en Carolina Blue. 

 

6.

Detrás del comedor, la cocina con ventana interior

"El problema era que, teniendo una vista muy bonita y con árboles, la luz no entraba a la cocina. Tiramos la pared e hicimos la vidriera en esquina. Tiene una parte fija, la que da al salón, y una parte corredera que da a la entrada de la casa", explica la interiorista. 

Mantel de Matèria, individuales y cubiertos de Muy Mucho, vajilla de Adarbakar, copas de Carolina Blue, jarrón de Sacum, servilletas de Zara Home.

7.

Mucho almacenaje en el recibidor

00490671

En el recibidor, muchos armarios a medida sirven para tener todo organizado: veremos sus frontales (lisos, en DM lacado Ral 9003) por casi toda la casa, incluido el cerramiento de la cocina, ¡el gran acierto estético y funcional de la vivienda! "Los armarios de DM lacados se 'comen' el distribuidor, pero permiten que los trastos se guarden al llegar y no estorben", concluye.

8.

La cocina con cerramiento parece más grande

Centímetro a centímetro, un armario en la cocina 'robado' al lavadero esconde cafeteras, tostadoras y todos esos cables que tanto estorban. 

Muebles modelo Cadaqués, encimera Zeus de Silestone. Taburetes de La Maison. Trapo e individuales de Zara Home. Platos de Adarbakar. Cuenco de Muji. Aplique de Lampegras.

9.

Una cocina que gana luz

cocina-alargada-con-pared-de-cristal-00493850

La cocina estrecha y alargada solo contaba con una ventana al fondo, por ese motivo no solo se eligió un mobiliario blanco, sino que se colocó el cerramiento que deja que la luz del salón se cuele también en la cocina y, además, une y separa los espacios al mismo tiempo.  

Mobiliario, de Cubic. Encimera, de Silestone. Taburetes, de La Maison. Lámpara de sobremesa, modelo cesta, de Santa&Cole. 

10.

En dormitorio infantil tiene muebles a medida

"En la habitación de la niña usamos blanco total (el resto de la casa es un tono más roto) para ganar en luminosidad y carácter". Los muebles se encargaron a Dijous Barcelona, que encajaron un escritorio y una cama nido.

11.

Aprovechado y con personalidad

A pesar de ser un cuarto de niños, los detalles le dan una personalidad muy marcada. Papel pintado de La Maison. Funda nordica de Filocolore. Mantas de Zara Home. Alfombra de Carolina Blue. Silla de Sacum. Útiles de escritorio de Tinta Gris.

12.

La pared del dormitorio tiene papel pintado

No sabemos qué nos gusta más, si el papel pintado de La Maison en color piedra oscura o el cabecero blanco con todo (mesilla, lámparas, apoyo...) diseñado a medida por Marta Prats. 

Apliques de Avanluce. Plaid y colcha de Sacum. Cojines de Tapizados Calse. Edredón de Carolina Blue. Sobre el cabecero, cerámicas de Sacum y reloj de Muji.

13.

Un cabecero de obra con mesitas integradas

cabecero de obra blanco con mesita integrada 00493852

Cuando falta el espacio, hace presencia el ingenio. Lo vemos en el cabecero de obra que cuenta con las mesitas integradas (¡tienen hasta un cajón!). También los apliques son una solución funcional y estética que no se come el espacio.  

14.

Un murete separa el vestidor

"En el dormitorio principal hemos jugado con la altura del armario zapatero, que no llega al techo, así entra más luz", explica la decoradora. Y la verdad es que es una idea brillante. Cómoda de La Maison con espejo de Sacum, bandeja y textiles de Carolina Blue. Al lado, puerta interior del vestidor de fuera.

15.

Una casa pequeña pero con muchos armarios

La habitación tiene un pequeño recibidor formado por un ingenioso sistema de zapateros y armarios vestidores, uno de los cuales se puede abrir tanto por este lado como por el lado de la cama. Alfombra de Carolina Blue, taburete de Matèria.

16.

El plano de un piso de 70 metros cuadrados

Plano del piso decorado con muebles de IKEA 00493827

Con una planta rectangular, este piso de 70 metros cuadrados cuenta con una distribución cómoda, en la que las zonas de día y de noche están muy delimitadas y completamente separadas. 

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.