¡Comprobado!

Cómo quitar el mal olor de las toallas

Si estás harto del molesto olor a humedad que adquieren tus toallas después de varios usos, toma nota

Magdalena Fraj Actualizado a

cómo quitar el mal olor de las toallas

Las toallas no solo tienden a ensuciarse con mucha facilidad, sino que también, al estar expuestas al agua, suelen acumular humedad con mucha facilidad. Si te preocupa el desagradable olor de tus toallas, echa un vistazo a nuestros trucos. ¿Lo mejor de todo? Que para eliminar el mal olor no hace falta apostar por productos perfumados. ¡Los trucos de limpieza ecológicos funcionarán mucho mejor!

¿Cómo lavar la ropa blanca?

¡Comprobado!

¿Cómo lavar la ropa blanca?

Cómo quitar el mal olor de las toallas: los trucos definitivos

Ten en cuenta que siempre es mejor prevenir. Por ello, para evitar que tengas que quitar el olor a humedad de las toallas no las dejes mojadas en el cesto de la ropa sucia, es mejor dejar que se aireen hasta que puedas lavarlas. Si no, el mal olor solo se intensificará. Además, lo mejor que puedes hacer para que no aparezca el mal olor es cambiar las toallas a menudo, ya que la acumulación de humedad solo causa que el problema empeore. Si, aun así, tus toallas huelen mal, a continuación de contamos cómo quitar el olor a humedad.

  • El truco del vinagre blanco. Se trata de un producto que neutraliza el mal olor, además de combatir hongos y bacterias. Diluye una taza de vinagre en agua caliente y deja las toallas en remojo durante unos 20 minutos. A continuación, lávalas en la lavadora. También lo puedes hacer poniendo el producto directamente en la lavadora. En este caso, introduce las toallas y el agua caliente que sea necesario en la máquina y añade euna taza de vinagre blanco.
  • Ten en cuenta que el bicarbonato de sodio elimina bacterias, remueve el moho, deja los tejidos libres de mugre y elimina el mal olor. Diluye una taza del producto en agua caliente y pon la toalla a remojar durante unos 20 minutos. También puedes añadirlo al ciclo normal de la lavadora, del mismo modo que os hemos explicado en el punto anterior con el vinagre.
  • Aceite de limón y sal. El aceite de limón también neutralizará el mal olor y, además, ayudará a proporcionarles un extra de suavidad a las toallas. Pon las toallas en remojo y añade unas gotas de aceite de limón y una cucharada de sal por cada litro de agua empleado. Déjalas en remojo como mínimo una hora y, a continuación, lávalas en la lavadora.

En los casos más extremos, podemos hacer dos lavados, uno con el vinagre blanco y otro con el bicarbonato de sodio.

Recuerda que para que el mal olor no reaparezca, es muy importante almacenar las toallas secas, por ello, antes de guardarlas, asegúrate de que están 100% secas.

Cómo lavar las toallas para que queden suaves

Toma nota

Cómo lavar las toallas para que queden suaves

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?