Limpieza

8 trucos para que tu ropa salga más limpia de la lavadora (y un consejo extra para que huela bien)

Tener la ropa limpia es esencial para empezar con buen pie la semana, aunque a veces nos encontremos con algunos inconvenientes. No te preocupes más: ¡sigue estos consejos para perfeccionar el resultado de tu colada!

detalle-de-lavadora-oculta-en-armario-en-la-cocina 442283

La sensación de ponerte ropa limpia es maravillosa. Igual que el día que cambias las sábanas sucias por unas limpias. No querrías perderte este momento por nada del mundo, ¿verdad?

Sin embargo, puede ocurrir que nuestra ropa no salga tan limpia como nos gustaría y, a pesar de probar y probar nuevos detergentes, todavía no sabes como remediarlo. Por ello, te explicamos a continuación los mejores trucos para que tu ropa salga limpia de nuevo. ¡No te los pierdas!

Trucos para que la ropa salga más limpia de la lavadora

1. Usar bien la lavadora

Quizá lo más importante para que tu colada salga siempre limpia y con buen olor es identificando si estás usando bien tu lavadora. Si tienes dudas, el primero paso será buscar el manual de instrucciones y echarle un vistazo. Así podrás cerciorarte o bien cambiar algunos pasos de tu rutina de lavado para aprovechar al máximo las funciones de este electrodoméstico.

Clasificar la ropa en diferentes montones según el tipo de tejido y color es el primer paso. También debes comprobar las instrucciones de lavado en la etiqueta de cada prenda, para no dañar los tejidos. Presta especial atención a las prendas más delicadas: deberías lavarlas a mano o en un ciclo delicado y meterlas en una bolsa de malla.

Trucos para que tu ropa salga más limpia de la lavadora.

2. Ajustar la temperatura del agua al tipo de ropa

Utilizar la temperatura correcta del agua en tu lavadora puede suponer una gran diferencia en el resultado de tu colada. Por un lado, el agua caliente higieniza y elimina mejor los gérmenes, pero en algunos casos puede encoger la ropa, desteñir los tejidos o fijar ciertas manchas. Y, además, requiere de mucha más energía.

  • Reserva los lavados con agua caliente (más de 30 ºC) para las toallas del baño y trapos de cocina, la ropa de cama, los tejidos más resistentes y cualquier prenda que está realmente sucia.
  • Usa agua fría para las prendas delicadas, los tejidos que puedan desteñir o la ropa que no esté especialmente sucia. El agua fría es la forma más suave de lavar tus prendas, y además requiere de menos energía, por lo que puedes ahorrar y a la vez proteger el medio ambiente.

¿A qué temperatura se debe lavar la ropa?

Queremos que consigas el mejor resultado en tu próxima colada. Por eso, te contamos cuáles son las mejores temperaturas en función del tipo tejido a continuación:

  • Temperatura para la ropa blanca: para no acabar perdiendo el color original, lava las prendas blancas a 40-60 grados.
  • Temperatura para la ropa de color: depende mucho del tejido de la prenda en concreto, pero siempre será una temperatura más baja que con la ropa banca, alrededor de 30 grados.
  • Temperatura para las toallas, sábanas y trapos: este tipo de prendas suelen acumular muchos gérmenes y bacterias, ya que las usamos diariamente. Por eso, es recomendable ajustar el lavado a más de 40 grados.
  • Temperatura para la ropa oscura: la ropa oscura, por lo general, se debe lavar a temperaturas bajas, entre 20 o 30 grados, o directamente con agua fría, puesto que si no, como hemos señalado más arriba, la ropa podría desteñir.

3. No cargar la lavadora en exceso

Sobrecargar una lavadora es un error bastante común y una de las cosas que la mayoría de gente hace mal al poner la lavadora, ya que muchos asumen que está llena cuando está la ropa llega al borde. Lo que estás haciendo con esto es no dejar espacio suficiente para que la ropa gire bien ni para que el agua llene adecuadamente el tambor y que el detergente pueda circular. En consecuencia, tu ropa sale menos limpia y con las mismas manchas.

Además, corres el riesgo de que se produzcan fallos mecánicos en el futuro, ya que se dificulta el proceso de lavado. ¡Toma nota! También es muy importante que después de utilizar la lavadora dejes la puerta del tambor abierta, para facilitar que se seque por dentro. Evitarás que se acumule la humedad y acabarás con el mal olor de la ropa.

Trucos para que tu ropa salga más limpia de la lavadora.

4. Comprobar si existe alguna fuga de agua

A veces puede ser que tu ropa no salga tan limpia como antes debido a una fuga de agua en la lavadora. Esto puede ser debido a un mal ajuste de las mangueras, avería que puedes arreglar por tú mismo en un momentito. Pero si ves que el problema es mayor y te ves sobrepasado, no dudes en llamar a un técnico especialista. ¡Sería muy raro que tuvieras que comprar una máquina nueva!

5. MANTENER LIMPIA LA LAVADORA

Con el paso del tiempo, las lavadoras se ensucian y se acumulan restos de jabón. Limpiar la lavadora es esencial para mantener a raya los olores, el moho y la suciedad. Puedes realizar una serie de limpiezas en profundidad una vez cada seis meses, y tu lavadora se mantendrá fresca y limpia, igual que la ropa que laves.

Existen productos específicos que te ayudarán a mantener limpia tu lavadora. Los puedes encontrar tanto en supermercados como en droguerías. Pero si prefieres usar productos más sostenibles y caseros, necesitarás productos básicos, como el vinagre de limpieza o el bicarbonato de sodio. Además de esto, debes intentar mantener limpios algunos elementos inherentes a este electrodoméstico: tanto el filtro de la lavadora como el cajetín donde viertes el detergente y el suavizante deben estar limpios de restos, o causarán la aparición de moho.

Trucos para tratar las manchas difíciles de la ropa

Todos hemos tenido un evento especial al que asistir y nos hemos dado cuenta de que tenemos una mancha en nuestra camisa favorita. Y, por mucho que la metamos en la lavadora, la mancha se queda intacta. ¿Cómo podemos quitar las manchas en la ropa para que salga mucho más limpia? Hoy te damos unos trucos para que te libres de esas manchas tan indeseables de una vez por todas.

6. Trata las manchas con jabón de Marsella

El jabón de Marsella es fantástico para lavar la ropa, pues su fórmula es natural y alérgena. ¿Lo mejor? ¡Actúa como un potente quitamanchas! Antes de meter la prenda en la lavadora, frótala un poco con este jabón. Cuando se trate de prendas de ropa delicadas, déjalas en remojo con agua caliente y unas virutas pequeñas de jabón de Marsella (previamente diluidas en agua caliente). Frota suavemente y aclárala. ¡Ya verás el resultado!

7. Bicarbonato contra las más difíciles

El bicarbonato es nuestro mayor aliado de limpieza. Podemos usarlo tanto para desinfectar el baño como para limpiar bien el cobre. Pero también sirve contra las manchas más resistentes.

Agrega media taza de bicarbonato de sodio y vierte 2 cucharadas de agua tibia en el mismo recipiente. Mezcla bien hasta que se forme una pasta, la cual añadirás encima de la mancha en cuestión. Déjala reposar durante un par de horas. Luego remuévela con un paño humedecido, ¡y a la lavadora! Verás como desaparece la mancha sin necesidad de utilizar productos mucho más agresivos.

Si lo ves conveniente, también puedes añadir media taza de bicarbonato de sodio en cada carga de ropa, junto al detergente. El bicarbonato ayuda a regular el nivel de pH en el agua de la lavadora y hace que el detergente sea más efectivo. Asimismo, también sirve para quitar las manchas más complicadas a la vez que desaparecen los malos olores.

Evita-las-manchas-de-sudor-y-amarillas-con-bicarbonato 322940

8. RECUPERA EL BLANCO DE TU ROPA

Con el paso del tiempo y los lavados, la ropa blanca va perdiendo su color y brillo original. Aunque te parezca imposible, una solución de bicarbonato de sodio tiene un efecto blanqueador.

Para recuperar el blanco de la ropa, añade media taza de bicarbonato al tambor del detergente sin usar suavizante. Con un solo lavado ya verás cambios en tus prendas blancas; sin embargo, repite esta acción tantas veces como veas necesario. ¡El resultado será mucho más potente!

También puedes recuperar el blanco de la ropa con el zumo de limón. El procedimiento es el mismo que con el bicarbonato, solo que en este caso, debes preparar una mezcla previa de limón y sal. Asimismo, mezcla el zumo de un limón junto con 3 cucharaditas de sal. Viértelo en el tambor de la lavadora, junto con el detergente. ¡Recuperarás el brillo perdido de tu ropa blanca!

¿Qué poner en la lavadora para que la ropa huela bien?

Usa buenas cantidades y productos

Una de las primeras medidas que debes tomar es seguir las instrucciones de las etiquetas de los envases de los productos que utilices en la lavadora. En estos productos encuentras la dosis necesaria de detergente, por ejemplo, que debes poner en el cajetín según la dureza del agua o la cantidad de ropa.

Verter más detergente del recomendado en las instrucciones acaba desencadenando en malos olores. Si ves que necesitas una poco de ayuda, añade medio vaso con bicarbonato en el tambor de la lavadora, ya que es un producto de limpieza muy efectivo y desinfectará y quitará todos los malos olores, ¡incluso de tu ropa deportiva!

Trucos para que tu ropa salga más limpia de la lavadora.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?