Limpieza

¿La ropa no te sale limpia? Seguro que cometes alguno de estos 16 errores al poner la lavadora

Debes saber que cómo pones la lavadora puede afectar a tu consumo y a la calidad de tu ropa favorita. Sigue estos consejos para poner solución a los errores más frecuentes que seguramente cometes a la hora de hacer la colada. ¡No te los pierdas!

zona-de-lavado-armario-y-lavadora-00496910

La lavadora es un electrodoméstico es muy fácil de usar, sin embargo, también es muy fácil equivocarse y perjudicar la salud de nuestra ropa. Por eso, te dejamos con 16 errores que seguramente estás cometiendo cuando haces la colada –y que todavía no sabes qué estás haciendo mal–. Además, te ofrecemos buenas soluciones para evitarlos.

¡Son consejos útiles y eficaces que debes interiorizar! Ya sabes que al principio, como todo lo nuevo, cuesta más; pero pasados unos días harás la revisión y pondrás la lavadora sin cometer ninguno de estos errores.

16 errores que cometes al poner la lavadora

1. NO ENTENDER LA LAVADORA

¿Conoces el significado de los símbolos de la lavadora? Pues es importante para ubicar correctamente el detergente y suavizante según el programa. También es fundamental conocer los programas o ciclos de lavado que tiene tu lavadora para usar el adecuado.

2. NO LIMPIARLA NUNCA

La lavadora es un electrodoméstico y debe mantenerse para que su funcionamiento sea óptimo. Esto significa que conviene lavar el cajetín del detergente cada cierto tiempo, limpiar tras cada lavado la goma de la puerta, secarla y dejar la puerta entreabierta, porque es fácil que se cree moho por el exceso de humedad. Y al menos un par de veces al año, poner una lavadora sin ropa y con un producto específico para limpiar la lavadora.

3. NO REVISAR LOS BOLSILLOS ANTES DE PONER LA LAVADORA

Los bolsillos de pantalones, principalmente, o cualquier objeto que pueda desprenderse de la prensa al lavar, como los elementos que dan rigidez a los cuellos de las camisas son piezas pequeñas que pueden obstruir el filtro de la lavadora o dañar el tambor. Por no hablar de la que lía ese pañuelo de papel que se lava por error…

4. NO TRATAR LAS MANCHAS ANTES

La lavadora no hace milagros. Si metemos a lavar una prenda con una mancha, es probable que cuando la saquemos la mancha siga ahí. Es más, si aplicas calor al secar la prenda, la mancha se podría fijar de manera permanente. Así que siempre hay que tratar la mancha antes de lavar en lavadora.

limpiar-camisa-blanca-00375613

5. NO SEPARAR LA ROPA

¿Cuántas veces has cogido toda la ropa sucia y sin miramientos la has metido toda en la lavadora? Gran error. Pero no solo se debe separar la ropa blanca de la de color, sino que para que el lavado sea más eficaz y eficiente, convendría separar las prendas según la temperatura recomendada de lavado, el tipo de tejido o las prendas más sucias de las que no lo están tanto. Necesitarán programas diferentes.

6. NO PONER LA ROPA AL REVÉS PARA LAVAR

Es un error o algo que se suele hacer mal al poner la lavadora y que puede dañar las prendas, tanto al tacto como a los colores. Así que no cuesta nada, acostúmbrate a echar la ropa al cubo de la colada, cuando te la quites, ya del revés.

7. NO LAVAR LOS CALCETINES EN UNA BOLSITA

¿Te desaparecen los calcetines? Para evitar perderlos en el lavado, usar una bolsa de red para la ropa de menor tamaño. Es una de esas cosas que haces mal al poner la lavadora y que te saca de quicio. ¡Solvéntala! No se irán por el desagüe ni quedarán retenidos en el filtro.

8. MEZCLAR LA LENCERÍA CON LA ROPA

Al igual que con los calcetines, hazte con bolsas pequeñas de rejilla para las prendas de lencería y sujetadores (mejor rígidas que evitan que se deformen estas prendas). Ten bolsas especiales de lavado para el jersey más especial.

Detalle de cajón de lencería_ 00382289

9. ABUSAR DEL DETERGENTE O EL SUAVIZANTE

Tan malo para la ropa es quedarse corto de detergente, porque no se lavará como es debido, como excederse. No solo por el sobrecoste innecesario sino porque demasiada cantidad de producto puede estropear la fibra de la ropa y dejar manchas en nuestra colada, además, es más contaminante. ¿Ante la duda? Seguir las instrucciones de los fabricantes en lo referente a las medidas de los productos empleados.

10. PASARSE CON EL CENTRIFUGADO

Un exceso de velocidad puede perjudicar al tejido de las prendas, así que superar las 800/1.000 revoluciones no siempre es bueno para la ropa. Para las prendas de algodón basta con un centrifugado normal, en cambio la ropa sintética o mezcla de varios tejidos agradece un centrifugado más reducido.

11. LAVAR SIEMPRE EN FRÍO

Lavar la ropa, por defecto, en frío no siempre es la mejor opción, porque el agua fría puede lavar mal la ropa o dejar olores. Y lo que en principio se hacía para ahorrar, nos puede salir más caro, porque tendremos que volver a lavar las prendas. Para salir de dudas, lo mejor es leer la etiqueta de la ropa y seguir las recomendaciones del fabricante.

12. USAR MAL LA LEJÍA

La lejía es un producto muy agresivo, sobre todo con los elásticos la ropa interior o de los calcetines, que se deterioran rápidamente si usas lejía de manera habitual al poner la lavadora. Una alternativa, que también te ayudará a conservar el blanco, es usar un detergente blanqueador.

13. SOBRECARGAR LA LAVADORA

Con la idea de ahorrar, tendemos a llenar demasiado la lavadora y esto es un error, porque la ropa debe poder moverse libremente en el tambor. De lo contrario, el lavado no será eficiente. Además, la ropa se secará más rápido y aparecerán menos arrugas. Lo ideal es que entre la ropa y la parte superior del tambor quede una mano libre. Así además evitas posibles averías en el motor y tambor de la lavadora.

14. NO TENER EN CUENTA A LAS MASCOTAS

Si tienes perro o gato, toda tu ropa va a llegar a la lavadora con más o menos cantidad de pelos, aunque no los aprecies, allí estarán. Y con el tiempo se acumularán en el filtro. Si no quieres que a la larga la lavadora se estropee, es recomendable limpiar el filtro de manera periódica.

3-tender-ropa-oscura-00392874 a28dd8e0 1200x1800

15. NO COLGAR LA ROPA PRONTO TRAS EL LAVADO

Si dejas la ropa durante mucho rato dentro de la lavadora una vez haya terminado el tiempo de lavado, tus prendas cogerán un olor a húmedo que puede ser desagradable. Para evitarlo, calcula cuando terminaría el programa si lo encendieras en ese mismo momento, y si vas a estar en casa para tender la ropa en cuando termine. Si es que no, siempre puedes retrasar el comienzo del lavado y esperar hasta que estés seguro.

16. NO LAVAR LA ROPA ANTES DE ESTRENARLA

¿Quieres un último consejo relacionado con este electrodoméstico? Es aconsejable lavar la ropa nueva antes de estrenarla. Un lavado previo elimina todos los residuos químicos que puedan quedar en la ropa tras su fabricación. Es suficiente con lavarlas con agua fría y mejor no mezclarlas con prendas de otros colores, porque algunas piezas nuevas destiñen un poco. Así, la próxima vez que laves la prenda ya habrá soltado el exceso de tinte.

¿Detergente líquido o en polvo?

Puede ser cuestión de gustos o de recomendaciones del fabricante. Como si se debe poner el detergente en el cajetín o directamente en el tambor. Lo cierto es que el detergente líquido es menos agresivo con las partes de la lavadora con las que está en contacto que el detergente en polvo. Incluso a bajas temperaturas no necesita disolverse como este último.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?