Entre lo que guardas por si acaso, lo que te da pena tirar, lo que no sabes qué hacer con ello, lo que ni siquiera te acuerdas de que tienes y lo que algún día fue, tienes objetos que te ocupan espacio y se llenan de polvo, por no hablar de la energía que te están consumiendo (y si no, que se lo pregunten a Marie Kondo o al Feng Shui). Ha llegado el momento de tirarlos, regalarlos o reciclarlos, pero deben salir de tu vida cuanto antes.

El Método Konmari te lo pone fácil y claro: Quédate con aquello que te haga feliz. Para ella el orden físico y el mental van de la mano y la suma de ambos te llevará al equilibrio. Si te tomas un momento para reflexionar, te darás cuenta de que esto tiene todo el sentido y que no es casualidad que cada vez que abres el cajón, ese que tienes lleno de ve tú a saber qué, la ansiedad se apodere de ti. La magia del orden puede ayudarte a tomar conciencia de la importancia de que cada cosa tenga un lugar, y a darle valor a todo lo que tenemos sin caer en acumular objetos a la ligera.

38 /51

1.

Papel de regalo usado

Papel de regalo.

Papel de regalo con estrellas y lazos.

RBA

Compras un papel de regalo monísimo o bien te regalan algo con una envoltura preciosa y te parece una idea estupenda guardarlo para reutilizarlo. Pero al final siempre acaba guardado en el mismo rincón del armario durante años arrugado y cada vez más descolorido. ¡A la basura!

2.

Móviles y accesorios del pasado

Móviles y accesorios del pasado.

Cajón con accesorios y móviles.

RBA

Si hace siglos que no usas esos móviles, ¿para qué guardarlos junto con su arsenal de cargadores y fundas? Llévalos a un punto de reciclaje (nunca los tires a la basura puesto que dañarías el medio ambiente) y gana espacio en tus cajones.   

3.

Trucos de orden para reorganizar bien tu casa

Trucos de orden para reorganizar bien tu casa

Descubre estos 20 trucos para mantener en orden tu hogar. ¡Son muy sencillos y prácticos!

4.

Muestras de cosméticos

Muestras de cosméticos.

Muestras de cremas.

Pinterest

Te encanta cuando te las regalan cada vez que compras algo, pero sinceramente ¿cuánto tiempo lleva ese sobrecito de maquillaje en tu cajón? Sí, también caducan, y seguro que no te va a salvar de ningún apuro. ¡A la basura!

5.

Medicamentos caducados

Medicamentos.

Conjunto de medicamentos.

RBA

Coge tu botiquín y dale un repaso a las fechas de caducidad de tus medicamentos. Seguro que hay muchos que ya han caducado. Haz limpieza y llévalos a los contenedores de reciclaje que hay en las farmacias.

6.

Manuales de instrucciones

Cocina en tonos blancos.

Cocina en tonos blancos con electrodomésticos.

RBA

Ese cajón que tienes repleto de manuales que jamás has vuelto a mirar... ¿no crees que ya va siendo hora de despejarlo? Seguro que guardas cosas de electrodomésticos que ni siquiera tienes en casa.

7.

Exceso de tápers

Exceso de tápers.

Tápers en un cajón.

RBA

Unos amarillentos, otros sin tapa y también están los que no cierran bien. No hace falta tener doscientos tápers. Con cuatro que tengas te será suficiente. Tira los que están en malas condiciones y quédate con los que realmente sirven. Verás como de repente tienes muchísimo más espacio en los cajones o armarios de la cocina.

8.

Agendas de otros años

Agendas.

Agendas planificadoras.

RBA

2010, 2013 o incluso hay quien guarda agendas de antes del cambio de milenio. Revísalas, comprueba que no haya nada importante en ellas (si no las has necesitado en los últimos meses, seguro que no) y... ¡al contenedor de papel!

9.

Entradas de conciertos y espectáculos

Entradas de conciertos y espectáculos

Bote con tickets y entradas.

Pinterest: She's crafty

Has guardando las entradas a los conciertos, cines, teatros y cuanto evento te ha emocionado, pero tal vez vaya siendo hora de decirles adiós y dejar espacio para que entre algo nuevo. Si no estás preparado, al menos haz algo decorativo con ellos, como meterlos todos en un frasco.

10.

Zapatos que no te pones

Zapatos sin usar.

Zapatos colocados.

RBA

De vez en cuando conviene echar un vistazo a tu armario y hacer un ejercicio de desapego, especialmente con los zapatos. Coge tres cajas, en una de ellas coloca los zapatos que no tienen remedio e irán a la basura, en otra los que están en buenas condiciones pero no usas y puedes donar; por último los que te vas a quedar. 

11.

Revistas viejas

Revistas viejas.

Revistas colocadas.

Pinterest

Sabemos lo apasionante que resulta leer una y otra vez una revista, pero llega un punto en el que ya es momento de decirles adiós. Quédate con esos números de colección, los que te sean realmente útiles y haz otra visita al contenedor del papel.

12.

Bolígrafos que no pintan

Bolígrafos que no pintan.

Bolígrafos que no pintan.

RBA

Tienes un bote lleno de bolis, rotuladores, marcadores, pero cada vez que necesitas tomar nota, ninguno de ellos funciona. Haz limpieza y deshazte de ellos.

13.

Electrónicos que no funcionan

Electrónicos que no funcionan

Cajón con compartimentos y elementos personales.

RBA

Llevan varios años guardados en un cajón, de vez en cuando piensas en llevarlos a arreglar, aunque en lo más profundo de tu corazón sabes que no lo harás, se han quedado obsoletos. Reciclar, es vivir.

14.

Juegos y juguetes incompletos

Juegos y juguetes incompletos.

Juegos infantiles.

RBA

También toca hacer limpieza en la habitación de los peques y repasar tus juegos de mesa. Si están rotos o incompletos al contenedor de la basura que corresponda y si crees que merecen una segunda oportunidad, dónalos. Cuando esté hecho, ordena los juguetes que te quedas siguiendo estos consejos.

15.

Facturas y papeles

Facturas y papeles.

Muchas facturas.

RBA

Conviene guardarlos un tiempo, pero no es necesario que se las heredes a tus bisnietos. Si tienes paciencia y un escáner, vale la pena que digitalices las facturas que quieras guardar. Y otro consejo: activa la opción de recibir facturas digitales en lugar de en papel de tus suministradores. Pregunta, porque la mayoría ya tienen esta opción.

16.

Cuadernos a medio usar

Cuadernos a medio usar.

Cuaderno con texto escrito.

RBA

Es muy probable que tú también tengas varios cuadernos llenos de notas ilegibles, apuntes de aquel curso que hiciste hace dos años y el dibujo que te hizo tu hijo un día mientras esperabais para entrar al médico. Quédate con lo que realmente sea importante y el resto... bye bye!

17.

Pilas descargadas

Pilas descargadas.

Contenedores de pilas.

Pinterest: Buzzfeed

Seguro que tienes un cajón lleno de pilas que no sabes si son nuevas o viejas. Para que esto no suceda, haz un contenedor tan chulo como este y cuando esté lleno, llévalo a un centro de reciclaje. Recuerda que son altamente contaminantes. 

18.

Ropa en mal estado

Ropa en mal estado.

Ropa sucia.

Pinterest

¿Has intentado sin éxito quitarle esa mancha y no lo has conseguido? Asúmelo, ha llegado el momento de desprenderte de esa prenda. Aprovecha para limpiar tu armario y repite la misma operación que con los zapatos: una caja para tirar, otra para donar y una más para lo que vas a conservar.

19.

Cosméticos secos

Cosméticos secos.

Cosméticos viejos.

RBA

Revisa tus cosméticos, especialmente las lacas de uñas, y tira los que ya estén secos o en mal estado. Te sorprenderá la cantidad de cosas que estás guardando y que ya no valen para nada.

20.

Tarjetas de presentación

Tarjetas de presentación.

Tarjetas.

Pinterest

Ya nadie las guarda, ocupan espacio y cuando quieres buscar la información de esa persona o empresa, sueles echar mano de Google. 

21.

Cajas vacías

Cajas vacías.

Cajas de libros.

RBA

Hay que ver la de cosas que guardamos pensando en el 'y si...', ¿y si algún día me hace falta? Las cajas son una de ellas y siendo honestos, ocupan demasiado espacio y son fáciles de conseguir, o sea que si el día de mañana necesitas una, siempre podrás tenerla.

22.

Regalos que no te gustan

Regalos que no te gustan.

Regalos sin usar.

RBA

Da igual si te lo dio tu madre, tu tía favorita o tu amigo invisible de las Navidades pasadas. No guardes nada que no te guste y te haga feliz. Y no lo decimos solo nosotros, sino hasta la gurú del orden Marie Kondo. Seguro que encuentras alguien a quien podérselo dar que sí lo valore o lo necesite.

23.

Calcetines desparejados

Calcetines desparejados

Calcetinas sin pareja.

RBA

El misterio de a dónde van los calcetines que se pierden en la lavadora, sigue sin resolverse y mientras tanto, ¿qué vas a hacer?, ¿seguirás coleccionando calcetines solitarios? Despídete de ellos o dales algún uso, hay un montón de manualidades interesantes.

24.

Tus joyas rotas

Tus joyas rotas

Dormitorio con panel para joyas.

RBA

El par de ese pendiente que se te perdió, el colgante roto que jamás pudiste arreglar, aquel anillo que te tocó en la tómbola... todas esas cosas que solo ocupan espacio en tu joyero y que no te pones, están nominadas para irse a la basura.

25.

Pelis en formatos antiguos

Pelis en formatos antiguos.

Estantería con libros y películas.

Pinterest: Apartment Therapy

Si eras de los que hacían las colecciones de películas que salían cada domingo con el periódico, estamos seguros que esto te va a doler. Tienes un mueble lleno de material de calidad, pero no lo ves jamás, es posible que ya no tengas ni DVD. Ocupan mucho sitio en casa y la era digital hace posible que conserves eso, pero virtualmente... piénsalo. 

26.

Libros de cuando estudiaste

Libros de cuando estudiaste

Estanterías con libros.

RBA

Otra estantería hasta los topes y esta con los libros y apuntes de cuando eras un alumno ejemplar. Los expertos del orden dicen que SIN PIEDAD. Aquí encontrarás fuerza e inspiración para aprender a tirar.

27.

Ollas y sartenes

Ollas y sartenes

Ollas y sartenes.

RBA

Vamos a meternos en la cocina, ese lugar lleno de trastos. ¿Por qué nos cuesta tanto tirar una olla? Si está rota, vieja o rallada, despídete de ella sin ningún remordimiento, incluso tu salud lo agradecerá. 

28.

Botellas y botes vacíos

Botellas y botes vacíos.

Contenedores de reciclaje.

RBA

No estás seguro si las guardas porque son bonitos o por pereza de bajarlas al contenedor de reciclaje. Sea como sea, si no has hecho algo con ellos hasta el día de hoy, no lo harás. 

29.

Cupones y tíquets

Cupones y tíquets.

Mujer revisando tickets.

RBA

Ese cajón con los descuentos que te dieron en el súper y que es válido comprando algo que nunca comprarás. Los tíquets ya borrados de las últimas rebajas. ¡Ah! y los puntos que te regalan en la gasolinera. ¿Hay que decir cuál es el lugar que les corresponde? 

30.

Mapas en papel

Mapas en papel.

Mapas en papel.

RBA

Una prueba más de que en muchas ocasiones, la tecnología ha llegado para hacernos la vida más fácil. ¡Viva el Google Maps! Además de que nos habla, ha evitado muchas discusiones de pareja. 

31.

Vajilla incompleta

Vajilla incompleta

Vajilla colocada en el estante.

RBA

Lo de tener un plato de una vajilla y tres de otra, tal vez no sea lo mejor ni decorativamente hablando, ni a efectos prácticos. Puedes donar todos esos platos descabalados y hacerte con una vajilla a tu medida.  

32.

Llaves ¿del reino?

Llaves ¿del reino?

Detalle decorativo para colgar llaves.

RBA

Si no sabes de dónde son, nunca las has utilizado y has comprobado que no pertenecen a tu casa, coge todos esos juegos de llaves y despídete de ellos.

33.

Proyecto DIY

Proyecto DIY

Manualidades.

RBA

Hay cosas preciosas por la red para hacer en tus ratos de ocio y es normal que en tus momentos más optimistas te hayas propuesto llevar a cabo ese ambicioso proyecto para darle uso a tus botes de cristal, pero... llevas un año con el material listo y ni siquiera has empezado. Despeja el espacio físico y mental que ocupan esas cosas cada vez que las ves.

34.

Ropa interior dada de sí

Ropa interior dada de sí.

Cajón con ropa interior ordenada.

El Mueble

Otro lugar imprescindible en el que hacer limpieza, es el cajón de tu ropa interior. De verdad, ya es hora de que tires a la basura esas braguitas sin goma o los calzoncillos descosidos.

35.

Platos o vasos rotos

Platos o vasos rotos.

Platos o vasos rotos.

Pinterest

Tira de una vez por todas ese plato rajado, la taza sin asa o el vaso aquel que casi te corta el labio. Uno de los principios básicos del Feng shui es no tener nada que esté roto en tu casa, es energía vieja y es importante mantener tu la energía de tu casa limpia. 

36.

Libros que no vas a leer

Libros que no vas a leer

Mujer ordenando los libros.

El Mueble

Algunos puede que te los hayan regalado, otros los compraste e un momento de locura y están los que venían de regalo con el suplemento del domingo. Lo cierto es que ninguno de esos títulos llama tu atención lo suficiente como para darle una oportunidad, así que por qué no darte una vuelta por la biblioteca de tu barrio y hacerles una donación.

37.

Utensilios de cocina duplicados

Utensilios de cocina duplicados.

Cajón de la cocina con utensilios de cocina.

El Mueble

Es muy común tener algunas cosas de la cocina por partida doble. O bien compraste un rallador pensado que no tenías, o tu madre te regaló una espumadera sin contar con que ya tenía tres. Quédate con lo que realmente necesitas.

38.

Viejos adornos navideños

Viejos adornos navideños.

Viejos adornos navideños.

El Mueble

Tira de una vez por todas las bolas rotas, las luces que no funcionan y ese Belén a medio completar. ¡Ah! y el espumillón, ya no se lleva.

39.

Bolsas de plástico

Bolsas de plástico.

Cajón con bolsas de plástico en la puerta.

Pinterest

Es importante poner conciencia en la cantidad de plástico que empleamos como un gesto hacia el medio ambiente y, paralelamente, descubrirás el espacio que ocupan todas esas bolsitas hechas un nudo.  

40.

Cuestión de sábanas

Cuestión de sábanas

Baño con armario con sábanas y toallas dobladas y planchadas.

El Mueble

Muy frecuentemente sucede que cuando tienes varios juegos de sábanas terminas por usar siempre los mismos, ya sabes lavar y poner. Al final están viejos, llenos de pelotillas y no eres capaz de dejarlos ir. Hazles una despedida si quieres, pero diles adiós.

41.

Toallas percudidas

Toallas percudidas.

Baño con toalla de manos.

El Mueble

Con las toallas sucede más de lo mismo, no nos damos cuenta de lo viejas que están hasta que nos paramos a mirarlos con ojo crítico. Puedes hacer trapos con ellas, usarlas para secar al perro... pero ya no pueden seguir en tu lavabo. 

42.

Cartas antiguas

Cartas antiguas.

Cartas antiguas.

Pinterest

Tiene un rollo melancólico que engancha, pero lo cierto es que guardar la correspondencia de aquellos amigos que hiciste durante el verano del 92 ya no tiene mucho sentido. Nunca las relees y están ocupando espacio al tiempo que acumulan polvo.

43.

Tarjetas de fidelidad

Tarjetas de fidelidad.

Tarjetas de fidelidad.

Pinterest: Expansión

De todas las que tienes, ¿cuántas usas realmente? Entre eso y que el 99% de las veces se te olvida no tiene ningún sentido que sigan abultando tu cartera, ¿no crees?

44.

Perchas de alambre

Perchas de alambre.

Perchas de alambre.

Pinterest

Esas perchas que te dan en la tintorería y que lo único que hacen es deformar tu ropa, no merecen ocupar espacio en tu armario. El cubo de basura es su lugar.

45.

Puzzles incompletos

Puzzles incompletos.

Caja de puzzle con puzzle.

Pinterest

En Pinterest puedes encontrar un montón de ideas chulas para hacer con piezas de puzzles. Si eres un amante del DIY, ponte a ello y si no, deshazte del rompecabezas aquel al que le faltan la mitad de las piezas.

46.

Repaso al bote de los botones

Repaso al bote de los botones.

Tarro con botones.

Pinterest

Admitámoslo, tienes los botones del uniforme del cole ahí guardados. A menos que hagas colección (y en cuyo caso, tendríamos que hablarlo), no es necesario que guardes todos, nunca vas a utilizarlos. 

47.

Notas, post it, papelitos...

Notas, post it, papelitos...

Cajón de escritorio.

El Mueble

Pasa a limpio todas esas notas que tienes desperdigadas por la casa y si es posible, digitalízalas. Verás la cantidad de basura que va a salir y de la de cosas te vas a acordar.

48.

Recuerdos tristes

Recuerdos tristes.

Recuerdos tristes.

Pinterest

El objetivo de guardar algunos recuerdos del pasado, es que nos hagan sentir bien al verlos. Si por el contrario, te pones a llorar cada vez que echas un vistazo al baúl de los recuerdos... ¡ni hablar! No pierdas más energía en ello.

49.

Alimentos caducados

Alimentos caducados.

Despensa.

El Mueble

Las alacenas en ocasiones son un lugar misterioso en el que se almacenan productos caducados. Echa un vistazo al fondo y comprueba que no haya tomado vida el paquete de arroz que se quedó sepultado bajo las latas de conservas. 

50.

Carretes de fotografía

Carretes de fotografía.

Carretes de fotografía.

Pinterest

Por ahí has descubierto un cajón lleno de carretes sin revelar y sigues conservándolos con la esperanza de ¿qué? Es muy probable que estén velados y que no puedas recuperar ni una sola foto. 

51.

Bombillas fundidas

Bombillas fundidas.

Cajón ordenado.

El Mueble

Otro de los objetos que solemos acumular incluso cuando ya no sirven para nada, son las bombillas y aquí conviene poner especial atención. Las de bajo consumo son muy delicadas ya que si se rompen, son bastante dañinas para la salud. Llévalas a un centro de reciclaje cuanto antes.

Si te has identificado con esta lista de 50 objetos, ármate de valor y de tres cajas: una para lo que sí vayas a conservar después de preguntarte si realmente aporta algo positivo a tu vida, otra para lo que vayas a donar y una más para aquellas cosas que van directo a la basura. Si le coges el gustillo, puedes aplicar este método en cada una de las habitaciones de tu casa, verás que alivio y cuanto aire nuevo entra a tu vida.