Lámparas

804 /2897
lámparas negras 0462-

401.

En grandes dimensiones y de estilo industrial

Si quieres dotar a tu comedor de un estilo industrial, el negro es tu mejor aliado. Y, en unas lámparas de grandes dimensiones, serán el centro de todas las miradas. En este comedor, combinan con la mesa, del mismo estilo, con sobre de madera y grandes patas de metal también negro. 

Mesa, modelo Nebraska de Coolwood, en Tierra Extraña, hecha a medida. 
Lámparas negras

402.

Dos lámparas negras colgantes sobre la mesa del comedor

En pareja, unas lámparas negras sobre la mesa del comedor dotarán al espacio de un toque moderno y contemporáneo. Una forma de que no desentonen y combinen es acompañándolas de unas sillas con estructura también negra. Para no perder calidez, elige una mesa de madera, como esta que eligió la interiorista Natalia Zubizarreta. 

Mesa, de Dareels. Sillas, de Ton. Lámpara de techo, de & Tradition. Alfombra, de KP.
 lámparas negras DSC1815

403.

Perfectas para acompañar a piezas de diseño

Como esta gran lámpara negra que corona esta mesa de comedor con las emblemáticas sillas Cesca, demostrando que estas luminarias son capaces de adaptarse a casi cualquier ambiente. Incluso el ribete de la alfombra mantiene esa unidad cromática que, además, es un guiño a la mesa de centro del salón, también negra. Fue la elección de la interiorista Bárbara Serra. 

Mueble a medida, diseño de Bäse Interiorismo. Mesa del comedor, antigüedad francesa de Antrazita. Sillas Cesca de Knoll en Doméstico Shop. Lámpara GT5 de Santa&Cole. Alfombra Kuadro Beta de KP, en Ventura Decoración.
lámparas negras 00535932 O

404.

Apliques negros, sofisticación en el dormitorio

Otro espacio en el que las lámparas negras ganan terreno es en los dormitorios. Aunque aquí se huye de las grandes lámparas de techo y, en su lugar, son los apliques los que triunfan. Son muy decorativos especialmente cuando se colocan sobre un fondo sobre el que puedan destacar. Y con esto no nos referimos solo a las paredes blancas, también los papeles pintados con efecto textil o, como en este espacio, la moqueta que reviste la pared son el mejor marco para crear un efecto que aúna la elegancia con el clasicismo. 

Pared revestida de moqueta Alfresko, de KP. Mesitas, de Catalina House.
lámparas negras 00535959

405.

Una lámpara negra es la mejor acompañante de la madera

 

En este comedor, en el que la madera es predominante, tanto en la mesa como en las sillas, la lámpara es la encargada de llevar la personalidad y el carácter. Siendo la única nota de color, aporta elegancia y suaviza la rotundidad de la naturalidad de la madera.   

Mesa, diseño de la decoradora. Sillas, de Andrea House, en Sacum. Lámpara de techo, de Santa & Cole, en Punto Luz. Apliques, de Little House.
lámparas negras 0392

406.

De fina trama y color negro

Otra de las características de las lámparas negras es que pueden ser un elemento de lo más llamativo o superdiscretas. Un buen ejemplo es la que ilumina este comedor donde contrasta con el estilo rústico de la mesa y del leñero, también negro.  

Mesa de madera de Tenuee. Lámpara de Spokes de Foscarini, en Iluxiform. Cojines del banco en crudo y salmón de Sacum. Sillas similares en Vitra
Lámparas negras 0392

407.

Las lámparas negras también quedan bien en la cocina

Sobre la isla de la cocina blanca, un trío de lámparas negras colgantes dará elegancia al espacio y contrastará con el blanco del mobiliario y la encimera, así como con las fibras de los taburetes. La interiorista Gloria Borrás eligió estas luminarias, a juego con las del comedor, para crear unidad cromática entre los espacios y dotarlos de unidad. 

Lámparas de II Fanalle, en BCN Lighting. Bandeja de Vipp, en Bau Studio. Tartera de Zara Home. Cestitos de Carolina Blue. En la isla, taburetes Tulum de India & Pacific. Grifería de Azul Acocsa. Bolsa de cuadros de Cabinet.
1350

408.

Quedan bien en cualquier rincón

Porque son capaces de elevar el nivel de la decoración y con una presencia casi imperceptible. Estas colgantes con la pantalla de cristal confieren al espacio de un estilo actual que se apoya en la estantería negra para mantener el estilo cromático sin recargarlo ni oscurecerlo. Se trata de una idea del estudio de interiorismo Egue y Seta. 

Estantería a medida por Disseny 9 Evo. Lámparas Grape de Bolia. Cojines de Sacum y Coco-Mat. El de rayas finas y el plaid son de Catalina House.
lámparas negras 00540102

409.

Una lámpara negra para la iluminación de ambiente

Contar con una agradable iluminación en el salón es básico para que este sea cálido y acogedor. Por eso, siempre quedará bien en cualquier rincón de la estancia sobre una mesa auxiliar. Especialmente si eliges un modelo con una gran base de color negro y pantalla blanca. En este caso, la interiorista –y también estilista de El Mueble– Sol Van Dorssen, que combinó una base de Maisons du Monde con una pantalla de Ikea. ¿Y el resultado? Quedará estupendamente sean cuales sean el resto de colores que elijas para los textiles. 

Sofás Hamilton, de Maisons du Monde. Cortinas de Ikea. Lámpara de sobremesa, de Maisons du Monde con pantalla de Ikea.
00371166

410.

Pasillo en blanco y negro, fantástico contraste

Los pasillos con ventanas gozan de más luz. Una característica que permite pintar sus paredes en tonos oscuros. La interiorista Judith Farrán se ha decantado aquí por una zona de paso elegante y sofisticada al revestirla con un arrimadero decorado en blanco y las paredes en un gris antracita, casi negro. La carpintería y los techos con molduras continúan en blanco para jugar al contraste.

Pavimento, de madera de roble. Arrimadero, realizado por Totpint con un tejido de Elitis. 
lámparas negras 00513132 O

411.

También como lámpara de sobremesa

El negro no está solo limitado a las lámparas colgantes. Las lámparas de sobremesa negras son un recurso perfecto para conseguir un estilo más elegante, más sofisticado y con cierto punto clásico. Buen ejemplo es este recibidor el que el sobre de la consola de mármol y el espejo ventana son los mejores acompañantes. 

Espejo y consola, de Decolab. Alfombra, de Gancedo.
Co´moda de madera con espejo y la´mpara de sobremesa junto a un jarrón.

Cómoda, de Bazar Interiorismo. Lámpara, de Legrenier.

El Mueble

412.

Cosas que tiraría: souvenirs y recuerdos de viajes

''Figuritas, souvenirs... Es mejor guardarlos en un sitio que no se vean'', expone Natalia. ¡Cuánta razón! Y es que al final, decorar con souvenirs, por muchos recuerdos que evoquen, puede arruinar el look de cualquier salón.

Salón señorial con lámpara de araña, sofás beige, butaca capitoné con reposapiés, mesa de centro y banqueta de estilo clásico francés 00458364

Sofás, del Estudio de Natalia Zubizarreta. Mesa auxiliar redonda, mesa de centro y lámpara de pie, en Pratka. Banqueta, de Zara Home.

El Mueble

413.

Cosas que guardaría: lámparas de araña antiguas

La interiorista se refiere a esas lámparas de araña que solemos heredar de nuestras abuelas y que son auténticas joyas. ''Pueden quedar bien con decoraciones clásicas, pero también con estilos modernos para aportar contraste'', afirma. El mejor ejemplo es este salón de corte señorial donde la lámpara acapara la atención.

salon-bien-iluminado-00538627

414.

Lámparas que no provoquen sombras

Evita que queden rincones oscuros sin iluminar y juega con las lámparas para "aclarar" esa percepción de salón oscuro que tienes. Además, son elementos de diseño importantes que, aún apagadas, pueden hacer que actualices la decoración. El contraste de un mueble antiguo y una lámpara moderna resulta muy personal.

Salón doble con sofás y mesas de formas redondeadas y lámpara de araña.

Sofás tapizados con tela Alberta de Villanova y mesas de centro, diseños de Lalzada. Mesa auxiliar, de Crisal. Lámparas, de Guadarte. Alfombra, de Alfombras Peña. 

El Mueble

415.

Un salón doble con fabulosas lámparas de araña

En este espacioso salón se han dispuesto dos zonas de estar: una más íntima junto a la chimenea, y otra más social ideada para recibir visitas.

Su estilo clásico hace de la estancia un lugar súper elegante y muy chic. Desde el techo en forma de cuadrícula o las lámparas de araña hasta la chimenea de piedra o las cortinas de diseño geométrico en dos colores, beis y gris, a juego con el resto de la decoración. 

iluminacion-bano-00543559 O

416.

La iluminación natural y artificial adecuada

Combina ambas. Saca partido a la natural al máximo (sin cortinas o con telas en tonos claros). Y para la artificial, evita las sombras. Decora con lámparas en cada rincón o por zonas o ambientes. Apoya la iluminación del techo con lámparas de sobremesa y suelo que puedes incorporar fácilmente sin instalación. Importante: piensa en conjunto, en toda la casa con cada una de sus estancias, a la hora de planificar la luz. Crearás unidad en estilo y tonalidad (color de la luz).

Mueble de obra de microcemento y madera de roble diseño de D'Aussy Interiors y lámpara de techo de Ikea.
salon-mueble-sencillo-madera-00542302 O

417.

Menos es más en muebles y decoración: estas son las claves

Diseños sencillos (que no sosos ni aburridos) para el mobiliario. Pueden aportar textura y será un acierto. Mejor con una unidad entre ellos en altura, por ejemplo y acabado. Pocos objetos decorativos para no saturar. Selecciona especialmente los más diferenciadores, los que te aportan algo y agrúpalos en la zona donde los exhibas. No temas ante una pared blanca, ya que te permite decorar más con el mueble y accesorios.

Mesas de centro de MIV Interiores.
Comedor bajo ventana 00522840

418.

Aprovecha la zona que queda pegada a las paredes

En pisos pequeños, cada centímetro cuenta, así que una buena idea que no falta en el manual es la de apostar por sistemas de acondicionamiento que eviten radiadores (calefacción por suelo radiante o por conductos) de manera que ganes paredes despejadas en las que apoyar muebles.

Mesas de centro de Crisal, lámpara de pie de TMM en Matèria, mesa y bando diseño de Elba Danel Interiors y lámpara de techo de Nordal.
Butaca con reposapiés en zona luminosa.

Butaca, cuadro y lámpara flexo, de Sacum.

El Mueble

419.

Apuesta por el mix

¿Qué tal si creas un rincón de lectura con muebles de estilos diferentes? Tu salón ganará estilo y riqueza visual si combinas piezas dispares: una butaca orejera de corte clásico, una mesita auxiliar de línea actual, una lámpara flexo vintage o de estilo retro…

lampara-de-sobremesa-cesta-de-miguel-mila-00533686.jpg

Lámpara de sobremesa diseño de Miguel MIlá.

El Mueble

420.

Mete alguna pieza de diseño

¡Y resérvale un lugar privilegiado, donde quede a la vista de todos! Siempre subirá el nivel de la decoración. ¿Qué tal la lámpara Cesta de Miguel Milá? Fue diseñada a principios de los años 60 (actualmente la produce y comercializa Santa & Cole) y está formada por una estructura de madera de cerezo hecha a mano y una pantalla en forma de globo de vidrio blanco opalino.

00532276

421.

Con listones y vigas brutas, sin barnizar

Pino, roble, castaño, chopo o eucalipto son los tipos de madera más utilizados para la recuperación de vigas. En esta cocina rústica con el techo alistonado, la interiorista Carme Caubet rehabilitó las vigas de pino primigenias, un tanto oscuras y mal barnizadas, devolviéndolas su color original. ¡Y este fue el flamante resultado! Por lo general, los listones se colocan en sentido contrario a las vigas, como aquí.

Mobiliario, diseño de Carmen Caubet, realizado por José María Torres. Encimera, de Silestone. Taburete, de Crearte Collections. Grifería, en Rovira. Lámparas, de Angel des Montagnes. 
00541871

422.

Con listones y vigas oscuras buscando el contraste

Respetar los elementos constructivos originales, cuando están bien conservados, es vital para que las casas mantengan su esencia. En la decoración de este salón comedor, rehabilitado por Luis Fernández de LDFL Studio, así se ha hecho. El techo alistonado en un tono claro —a juego con las lámparas— se ha reforzado con vigas pintadas en marrón oscuro que imprimen personalidad al estar. 

Mesa rústica de madera de olmo, de Barr Baleares. Lámparas con pantalla de bambú, de Maisons du Monde. Sillas Wishbone, diseño de Hans Wegner para Carl Hansen & Son.

 

Cocina rústica actual con vigas blancas e isla central con microcemento 00437007

423.

Luces, cámara... ¡y acción!

Las grandes lámparas de metal, las bombillas vistas, los focos de cine o de estudio de fotografía... Todas ellas tienen cabida en el estilo industrial, creando espacios con mucha personalidad. ¿Con cuál te quedas?

Mobiliario, de Deulonder Arquitectura Domèstica.
Recibidor de invierno con cómoda con cajones, espejo y lámpara de mesa 00505341

424.

Recicla, reutiliza y reinventa

Palets reconvertidos en mesas de centro, muebles típicos de oficios industriales como esta preciosa cómoda, cajas de madera a modo de mesas de centro... El estilo industrial también se nutre de la reutilización y transformación de objetos y muebles en desuso para darles una nueva utilidad

Cómoda, de Coton et Bois.
Office con banco de madera y sillas industriales verde candy 00442961

425.

Piezas icónicas

Las sillas Tolix de la imagen, las mesas con sobre de madera y patas de hierro, los sofás chéster tapizados de cuero, las mesas de centro con ruedas metálicas... Todas estas piezas son claves del estilo industrial.

Lámparas, de Cado.
Comedor con sillas de rejilla 00506961

426.

Ecléctico

Es uno de los rasgos que definen este estilo decorativo y una de las razones por las que resulta tan atemporal. Y es que pueden convivir sin estridencias una mesa de madera de aire rústico, con una lámpara industrial y unas sillas de rejilla de estilo retro, como ocurre en este acogedor comedor.

Mesa, de Dareels. Sillas, de Ton. Lámpara de techo, de & Tradition. Alfombra, de KP.
Cocina con pavimento hidráulico y office con lámparas industriales, mesa de madera al natural y sillas clásicas 1179x1280

427.

Madera al natural

Ni decapados, ni lacados, ni barnices. En el estilo industrial se prioriza el acabado natural de la madera, en su matiz más "bruto" y original

Mobiliario lacado con encimeras de Silestone, diseño de Jeanette Trensig. Campana, de Frecan. Nevera, de Smeg.
bano-luz-encendida-lavabo-00533440

428.

Cómo iluminar bien el baño

bano-como-iluminar-00531740

429.

Cómo iluminar bien el baño

00535789 baño con papel pintado y lámparas y espejo en negro

430.

Cómo iluminar bien el baño

Pasillo con cuadros y una consola de madera.

Pasillo con cómoda de madera de pino, en el estudio de Meritxell Ribé. Pavimento, de madera de roble blanqueado.

El Mueble

431.

Combinaciones que funcionan

Mezclar cuadros diferentes en un mismo espacio puede resultar muy adecuado para dar dinamismo a la decoración. Es lo que ocurre en este pasillo de estilo clásico: por un lado, destaca el cuadro de buen tamaño en blanco y negro apoyado en el aparador. Por otro, en la pared cuelga una pareja de cuadros con marco de madera. La nota especial la pone la iluminación del pasillo: unas tiras de luces led empotradas en la pared a la altura del techo ofrecen una luz indirecta y cálida.

Pasillo corto con una lámpara colgante y un cerramiento de color negro.

Pasillo con dos aberturas acristaladas, a ambos lados del pasillo, que dejan pasar luz natural.

El Mueble

432.

Luz y contraste en el pasillo

La pared blanca contrasta con el cerramiento acristalado de color negro que delimita este pasillo: un elemento que lo define, lo decora y le aporta interés. Para completar la decoración, basta con una lámpara de techo y un cuadro con tonos intensos que sirva como punto de interés visual.

Pasillo con pared acristalada y cuadros junto a una cocina con office.

Pasillo proyecto de la decoradora Jeanette Trensig. Pavimento, de mosaico hidráulico, de Acocsa, en Cado. Lámparas, en Cado. Pavimento, de madera.

El Mueble

433.

Con una pared de cristal

Efecto madera y amplitud visual gracias al tabique de cristal que lo separa de la cocina. Estas son las claves decorativas de este pasillo cálido y funcional al mismo tiempo. Por la personalidad del propio espacio, no se necesitan apenas muebles o complementos. Bastan los cuadros enmarcados en madera del mismo tono del suelo y las puertas: un recurso que añade interés sin resultar excesivo. 

00489273

434.

¿Un cabecero tapizado? Sí, y más si es de lino

Te has llevado a tu nueva casa el cabecero de tu antigua habitación y ahora dudas si ponerlo o no. De momento, lo tienes embalado para que no coja polvo. Y nuestra pregunta es ¿a qué esperas para colocarlo? Y si es tapizado y de lino, con mayor razón. ¿El motivo? Es tendencia y da un look elegante y atemporal a cualquier dormitorio. Además, siempre puedes retapizar el tejido, si notas que se deteriora con el paso del tiempo. La interiorista Jeanette Trensig ha tapizado este cabecero alto con lino blanco que lo ilumina todo.

Mesita de noche y lámparas, de Cado. Cojines y colcha, en Matèria.  

 

00534515

435.

¿Un mueble de almacenamiento de madera? Por supuesto que sí

El almacenaje siempre es motivo de preocupación a la hora de decorar una casa. Mantener el orden es vital en el salón. Por eso, conviene conservar aquellos muebles que sirvan para ello. Y más si, como en este caso, es una cómoda de pino envejecida con tiradores de latón que le dan ese punto de calidez a una zona de estar decorada en beis. En sus tres cajones podrás guardar lo que desees, desde ropa de mesa hasta cargadores.

Cómoda, de Crisal. Lámpara de mesa, de Homes in Heaven. Cortinas, de Gancedo.

 

Recibidor rústico de madera con mesa de centro de madera redonda 00536805

436.

Recibidor rústico con una mesa redonda en el centro

Ya las impresionantes puertas recuperadas de la entrada anticipan lo que depara el interior: un recibidor rústico amueblado con un mueble antiguo lacado en blanco, salvo el sobre de madera, y una mesa maciza redonda. La interiorista Dafne Vijande la ha dispuesto en el centro lo que aporta dinamismo al espacio. El suelo de baldosa de barro cocido se ha vestido con una alfombra de fibra natural material similar al de la lámpara suspendida.

Mesa, de Becara. Aparador, de Crisal. Puertas, de La Fábrica de Hielo. Lámpara de techo, de la Casa Bella. Alfombra, de Leroy Merlin. 
salon-comedor-techo-con-focos-00542301

437.

El falso techo se puede decorar con molduras

No hay problema en crear un falso techo en el que luego instales molduras, rosetones o crees niveles para llevar tiras de iluminación ambiental. Hay diferentes materiales con los que crear el falso techo. Desde placas de escayola a paneles de aluminio, placas de cartón yeso tipo Pladur o Kanuf. Este último tipo es quizá el más utilizado junto con el falso techo de escayola. Hay placas de cartón yeso especiales para zonas húmedas. También se pueden crear falsos techos con madera, listones, paneles desmontables (techos practicables).

Proyecto de Natalia Zubizarreta Interiorismo con mesa y sillas de Brucs y lámpara de Bazar Bazar.
comedor-con-techo-revestido-00541829

438.

Con vigas vistas

Los falsos techos también son susceptibles de decorarse con revestimientos o vigas vistas como ves aquí. Hay vigas falsas de poliestireno extruído inyectado apropiadas porque resultan ligeras y se logra la apariencia de vigas de madera. En cuanto a otros revestimientos, se pueden usar listones de PVC o madera fijados al falso techo.

Sillas de Ofelia Home Decor, lámparas de techo de Taller de las Indias y mesa diseño de Ledesign4U.
techo-clasico-comedor-molduras-y-rosetones-00532103 O

439.

Un dato práctico: la altura del falso techo

La altura adecuada en salones y dormitorios para el techo es de 240-250 cm desde el suelo. En pasillos, cocina y baños, puede reducirse hasta los 220 cm. Con el falso techo esas medidas mínimas no deberían reducirse demasiado. Solo 5-7 cm aproximadamente, que es lo que puede "ocupar" el falso techo.

Alfombra de Zara Home, sillas de Sika-Design y mesa realizada a medida según diseño de Ramisa Projects.
cocina con focos en falso techo 00501881

440.

Instalación de puntos de luz

Con un falso techo, realizar el proyecto de iluminación adecuado es más sencillo. Se pueden distribuir los cables para llevar lámparas y focos donde quieras. Además, los focos pueden ser empotrados, de manera que no sobresalgan (si no quieres) respecto al nivel del techo.

Casa de la interiorista Lucía Mariñas. Cocina diseñada por la decoradora con mobiliario de Santos.
pasillo-con-lamparas-de-techo-y-cristalera-00532108

441.

Aislamiento extra en la vivienda

Aislamiento tanto térmico como acústico. La creación o instalación de un falso techo en la vivienda te permitirá mejorar este aspecto. Al crear esa cámara entre el forjado y el techo, ya hay un espacio que aísla, pero además, se pueden incorporar otros materiales aislantes específicos para garantizar un nivel mayor de aislamiento. Es interesante en casas que ocupan el último nivel del edificio o si notas ruidos de los vecinos de arriba.

Lámparas de Luz Vintage.

 

00526561 Lámparas suspendidas y de fibra. Tendencias 2022

442.

Las lámparas, mejor suspendidas y de fibra

En cuanto a iluminación, 2022 será el reinado de las lámparas suspendidas. Y aquí hay disparidad de criterios: unos abogan por las de fibras naturales mientras que otros prefieren las escultóricas XXL. El caso es que este año mirar hacia arriba va a ser tendencia. Donde se ponen de acuerdo es en los tonos: suaves y crudos se llevan la palma. La interiorista Marta Tobella ha optado por colocar dos modelos de fibra natural para iluminar las cenas de este comedor.

También será tendencia la iluminación conectada —aseguran en Leroy Merlin— que permitirá adaptar la calidad y la intensidad de la luz dependiendo del momento del día.

Mesa, en Sacum. Sillas, de Casual Home & Contract. Lámparas de bambú, de Tine K Home. 
Salón con librería empotrada, butacas y mesa de centro redonda de madera 00489030

443.

Todo a la madera

Una mesa de centro redonda de madera jamás te fallará. Si las tonalidades del salón son frías u oscuras, la madera añadirá la calidez que falta. 

Sofá, puf y alfombra, de IKEA. Mesa de centro, en El Globo Muebles. Butacas, en Francisco Segarra. Lámpara de pie, en B&B.
Salón doble con lámpara de araña y mesas de centro encastrables 00533286

444.

Rompe estilos

Añadir piezas y materiales que contrasten es fundamental cuando el estilo de base resulta demasiado frío o aburrido. En este caso, tres mesas de centro redondas rompen con un look que de otro modo se vería excesivamente clásico.

Sofás tapizados con tela Alberta, de Villanova. Mesas de centro, diseños de Lalzada. Mesa auxiliar, de Crisal. Lámparas, de Guadarte. Alfombra, de Alfombras Peña. 
Sofá blanco con cojines lisos y estampados 00521386

445.

Con el sobre tipo bandeja

Si buscas funcionalidad, hazte con una mesa de centro con el sobre tipo bandeja. Al ser de quita y pon, podrás utilizarla en cualquier zona. 

Sofá de Miki Beumala. Mesa de centro de India&Pacific. Mesa auxiliar de Coton et Bois. Alfombra, de Carolina Blue. Lámpara de pie Tolomeo Mega de Artemide.
Salón con sofá azul y mesas nido de latón y cristal 00535949

446.

Encastrables, de latón y cristal

Este año, el latón y el cobre seguirán siendo materiales en tendencia. En mesas encastrables aportan mucha sofisticación combinados con el cristal.

Salón proyectado por Olga Gil-Vernet. Sofá de Mike Beumala, buataca de Honoré y mesas de centro de Little House.
dormitorio con cabecero tapizado y luz suspendida.

Dormitorio con cabecero tapizado y luz suspendida.

El Mueble

447.

Colores cálidos para un dormitorio más invernal

El color tiene un gran poder para transformar un espacio y despertar sensaciones y emociones. Por eso, si buscas darle a tu dormitorio un look muy acogedor y envolvente, los tonos tierra son un gran aliado, con el plus que nos vinculan con la naturaleza y resultan muy confortables. Aquí, el equipo de Deulonder revistió las paredes con un papel con efecto textil de un tono topo, arropando el espacio. El mismo acabado textil lo encontramos en la lámpara de pantalla de cristal, que ofrece una luz tamizada más cálida.

Dormitorio blanco de invierno.

Cojín de pelo de Zara Home, lámpara de Sacum y papel pintado de Leroy Merlin. 

El Mueble

448.

Un dormitorio invernal en blanco con textiles abrigados

¿Quién dice que el color blanco no es para el invierno? Sir ir más lejos, ¡la nieve es blanca! La clave es elegir blancos con matices cálidos –que tienda a amarillo y nunca a azul– y apostar por texturas y textiles abrigados. En este dormitorio, se ha elegido una alfombra de lana de pelo largo y la cama se ha vestido generosamente con varias capas de textiles calentitos. 

comedor-materiales-naturales-00507578

449.

Asientos mullidos, cojines, pufs…

Otra idea que debes aplicar para que los espacios se sientan cómodos e inviten a relajarse es la de mullir las superficies. Los sofás y asientos abrazan a primera vista con cojines, respaldos y asientos confortables. Esos elementos textiles "blanditos" tienen el poder de sentir que te puedes relajar en ellos.

Mesa de BoConcept, sillas y lámpara de esparto de Let's Pause y taburete de Sacum.
velas-lamparas-00526106

450.

Aromatizar la casa

No se ven pero se sienten. Los aromas son evocadores y hay fragancias que a cada uno nos hacen sentir bien. Busca la tuya (que puede variar según el momento o la estancia de la casa). Úsalas para aromatizar a través de sprays, ambientadores, velas aromáticas, esencias naturales… Algunos de los aromas que invitan a relajarse y calmarse son bergamota, camomila, lavanda, incienso o sándalo.