Camas

602 /3699
Ideas habitación infantil

301.

Una cama que es una divertida zona de juegos

La habitación de los niños, sobre todo de los más pequeños, debe ser una zona de descanso pero también de juegos. Por eso, si cuentas con espacio, atreverte con una cama tipo casita es doblemente un acierto: se convierte en un espacio de ocio más y, además, es muy decorativa. Esta cuenta con una zona de superior que puede servir de cama extra o de chill out y se ha completado con un tobogán. Esta cama es para dormir y ¡jugar!

Cama diseño a medida de Olga Gimeno. 
Dormitorio con vistas al mar.

Funda no´rdica rosa, plaid acolchado mostaza y cojines a juego de Filocolore. 

El Mueble

302.

Dormir con los pies en el agua...

O casi. Y es que estar tumbado en la cama es lo más parecido a estar en medio del mar. Y todo, gracias a la pared de cristal que el decorador abrió con la reforma. La decoración es fresca y ligera, para que nada compita con estas maravillosas vistas al mar. No te pierdas el resto de espacios de esta casa pensada para exprimir al máximo el verano

Dormitorio con colcha de verano de rayas marineras.

303.

Colcha de verano a rayas marineras

El color azul es un clásico de la época estival. Además de evocar al mar, crea ambientes relajados y refrescantes, y aquí tienes el ejemplo perfecto. La interiorista Sònia Badia ha acertado al combinar en esta colcha el azul y el blanco con un estampado a rayas. ¡Perfecta para tu dormitorio de verano! 

Espejo, de Sacum.
Dormitorio con ropa de cama de flores.

304.

¿Qué medida de colcha elegir?

Grosso modo, una cama de 90 cm necesita una colcha de 150/180 x 250/270 cm. Para una cama de 105 cm, elige una colcha de unos 200 x 270 cm. A la cama de matrimonio de 135 cm le basta una colcha de 240 x 270 cm. Y si mide 150, necesitarás una colcha de ancho 250 por un largo de 265 a 270 cm. Y si es extra grande, de 180, la colcha deberá ser de 280 cm de ancho y 270 de largo. 

Las colchas con estampados botánicos con mariposas, flores y aves exóticas, como los de la imagen, triunfan entre los textiles de verano. 

Semitoma de dormitorio con papel pintado y cama con cojines y mesilla de noche hecha con caja de madera.

Lámpara flexo, de IKEA.

El Mueble

305.

Cosas que guardaría: un cabecero tapizado a medida

Si tenemos un cabecero tapizado a medida, recomiendo mantenerlo y retapizarlo o hacerle una funda. Los textiles actuales como el lino aportan un nuevo aire a cualquier cabecero pasado de moda.

Cama con cabecero de lino tapizado en color beige y ropa de cama en tonos beige, blancos y rosas.

Cabecero, mesita de noche Nuuk y lámpara de sobremesa modelo Zakara, de El Corte Inglés. 

El Mueble

306.

Cosas que guardaría: una cama y un colchón que resulten cómodos

El descanso es fundamental, así que tiene sentido conservar una cama y un colchón que resulten cómodos, ¿verdad? Si tenemos una cama cómoda y un buen colchón, lo ideal es conservarlo, aunque vayamos a renovar el dormitorio. Mejor no aventurarse a probar cosas nuevas en este punto.

Dormitorio con pared en color gris decorada con individuales de fibras.

Cabecero, mesillas de noche y lámpara, de Kenay Home. Banco, de Maisons du Monde. Pared decorada con individuales, de Zara Home y El Corte Inglés. Alfombra, de El Corte Inglés.

El Mueble

307.

Cosas que tiraría: decoración mural que resulte recargada

También eliminaría cualquier decoración mural que resulte recargada. Me gustan las paredes limpias, con algún pequeño detalle decorativo que no se convierta en el centro de atención. Mejor percibir una visión de conjunto equilibrada con todos los elementos del dormitorio.

Dormitorio juvenil con la pared de color negro y los muebles en blanco.

308.

La habitación de tus hijos detenida en el tiempo

Hacer la transición de dormitorio infantil a juvenil es crucial para el desarrollo psicológico de tus hijos. Un detalle que seguro no vas a pasar por alto porque serán ellos quiénes te pidan un cambio de decoración inmediato. Y en ese sentido, tener en cuenta su opinión es vital.

SOLUCIÓN: Respeta sus gustos, aficiones y necesidades. En su dormitorio se van a pasar gran parte del tiempo y querrán sentirse a gusto. Una decoración sencilla y práctica con camas nido, escritorio, zonas de almacenaje y objetos que hablen de ellos actualizarán su dormitorio (y tu casa), como por arte de magia. Este proyecto pertenece a Paula Duarte.

Cama, de La Redoute. Cuadros, de Amaya de Alba. 
Dormitorio de estilo moderno con cabecero tapizado y cómoda de madera decapada.

309.

Muebles a juego en el dormitorio

¿Tienes el armario a juego con la cama y la cómoda? Es uno de los detalles que hacen que tu dormitorio aparezca demodé. ¿Cómo devolverlo a la actualidad y quitarle ese peso visual?

SOLUCIÓN: Mezcla materiales diferentes con un nexo en común, por ejemplo, su procedencia natural: cabecero tapizado de lino, cómoda de madera y banco de fibra natural. ¡Y ya tendrás un dormitorio moderno y ligero! 

Banqueta de bambú, de Sacum. Cortinas de lino, de Filocolore. 
Dormitorio abuhardillado pintado en blanco y con detalles rosa.

Dormitorio principal con cómoda Hauga, butaca Vedbo, lámparas Hektar, alfombra Stockholm, todo en IKEA.

El Mueble

310.

El rosa vuelve a pisar muy fuerte

Si la temporada pasada uno de los colores tendencia fue el rosa empolvado, pastel, nude o clarito (llámalo como quieras), en 2023 el color más dulce del círculo cromático arrasará en toda su gama de tonalidades: desde los tonos pastel hasta los neones, pasando por el rosa fresa, el fucsia y el magenta. ¿Sabes con qué otras tonalidades lo vas a combinar? Con pinceladas verdes o violeta.

Dormitorio de verano con cama con dosel y ropa de cama azul.

Cama con dosel de Aquitania. 

El Mueble

311.

Un dormitorio de verano con una terraza privada y vistas al mar

Este dormitorio es una postal de verano. En blanco, con una terraza privada para disfrutar de los atardeceres al fresco y con vistas despejadas al mediterráneo. El blanco, que se impone en paredes, cortinas y la cama con dosel, contribuye a refrescar el espacio. 

Dormitorio de verano con cama con dosel y ropa de cama de color verde.

Cama con dosel realizada a medida por Barr Baleares, cabecero con tela de lino de Designers Guild y mesita de noche de Graham & Green. 

El Mueble

312.

Romántico y veraniego, con una cama con dosel

El equipo de LDFL Studio vistió este dormitorio romántico con una cama con dosel, que "llena" el espacio y crea esa atmósfera femenina, delicada y relajante. Las caídas en lino decoran y sirven de improvisadas mosquiteras en verano. 

Dormitorios en blanco y madera.

313.

Un dormitorio romántico y fresquito en blanco

Este dormitorio parece llevar escrita la palabra "verano". Se ha optado por un look monocolor en blanco –desde las paredes hasta la imponente cama con dosel y la ropa de cama–, coloreado por toques de verde en los textiles y por la calidez de la madera de la mecedora y la carpintería. 

Cama, en Casa Todi.
Dormitorio principal con estilo mediterráneo.

Colcha beige de Filocolore, como las almohadas y la funda azul. Banqueta de Cosydar. Ventilador Nassau de Faro.

El Mueble

314.

El dormitorio principal es puro relax

Con la intención opuesta, el dormitorio principal es todo relax, ¿verdad? Los textiles azules son más claros y el blanco es el que lleva la voz cantante. Aquí, el secreto está en los muebles a medida: "La habitación tenía una forma extraña que daba poco juego. Conseguimos hacerla más rectangular con este vestidor, de madera y pintado de blanco", explica Carla. 

Habitación juvenil con dos camas y papel pintado en el cabecero.

Papel pintado en La Albaida. Cómoda de Ikea. Banquetas de Crisal. Alfombra de Los Peñotes y cuadro de Dafne Vijande.

El Mueble/Fernando Bedón

315.

Un dormitorio juvenil decorado en azul y blanco

Desde los dormitorios se vislumbra el pintoresco pueblo blanco de Mijas y, en el horizonte, el azul del mar. Un azul que decora la habitación juvenil: "Tiene un aire más casual, con un papel pintado que dibuja una espiga en azul y gris. Estos dos colores nos sirvieron para confeccionar los cabeceros, de lino y con tachuelas; también para la ropa de cama y las cortinas, blancas, pero con un faldón gris". 

Dormitorio con gran cabecero de madera de teca.

Ropa de cama y cojines de Pepe Peñalver. Manta de El Corte Inglés. Mesilla de Ikea. Lámpara en Mandrágora.

El Mueble/Fernando Bedón

316.

Un gran cabecero de madera, protagonista del dormitorio

En la suite el estilo es clásico y elegante. Algo que los arquitectos consiguieron gracias al amarillo y los textiles estampados en este color. Las piezas de madera son otro infalible. Y el cabecero es, sin duda, la más especial: "Los propietarios lo compraron en un viaje a Bali. De hecho, tuvimos que adaptar las medidas de esa pared a su taman~o", confiesa Bárbara.

Claves para decorar el dormitorio perfecto: la cama

317.

La cama será el centro de la decoración

Toma este elemento como el central del espacio, en torno al que debe distribuirse el resto de muebles. La cama es la pieza central y la elección de los textiles adecuados tiene un peso del 70% en el resultado final. Decórala con ropa de cama de buena calidad y bien coordinada, pero también escoge un colchón que favorezca el descanso adecuado.

Mesitas de noche de troncos, tratadas por Miguel Civera.
Claves para decorar el dormitorio perfecto: armarios

318.

Santificarás los armarios

Es decir, que no falten armarios. Es clave para tener un dormitorio de matrimonio organizado. Esto afecta a la distribución (por la ubicación de los armarios) y a la sensación de equilibrio (al tener muebles con frentes en los que guardar). Dedica toda una pared, gana metros con una distribución de armarios en L o en U, usa el armario para delimitar la zona de descanso o crea un pasillo entre la cama y el baño. En este sentido hay que aunar diseño y funcionalidad.

Aplique de Maisons du Monde y ventilador de techo de Leroy Merlin.
Claves para un dormitorio perfecto: la ventana

319.

Amarás la luz natural

La entrada de luz natural es fundamental para ese dormitorio soñado. Así que como mandamiento para un espacio 10 es "disfrutar" de la ventana. Además, es clave para ventilar. Pero tan importante como aprovechar la luz natural es poder oscurecer el espacio cuando se necesita. No descuides la elección de cortinas, persianas o contraventanas.

Cabecero realizado a medida, de Coton et Bois y papel pintado de Flamant.
Claves para un dormitorio de decoración perfecta: la iluminación

320.

La iluminación del dormitorio perfecto será tenue y cálida

Luz amarilla -porque resulta más cálida y cofrotable a la vista- y con posibilidad de crear una iluminación tenue. Los regulares de intensidad son una buena opción. No debe faltar la iluminación puntual para leer junto a la cama pero sin descuidar la ambiental. Cuida que todas las bombillas sean del mismo tipo de luz.

Cabecero de Designers Guild, mesita de noche de Maisons du Monde y aplique de Holloways of Ludlow.
Claves para decorar el dormitorio perfecto: con baño y vestidor

321.

Amarás las suites (con baño o vestidor)

Tanto en dormitorios rústicos como en los de estilo moderno, es importante para lograr una decoración armónica que se tenga en cuenta la posibilidad de integrar una zona de baño y otra de vestidor. Así el uso diario es más cómodo, creando una fluidez de un ambiente a otro que facilite las tareas cada mañana y noche. De nuevo, la funcionalidad está presente.

Cabecero de Leroy Merlin, espejos de Maisons du Monde y mueble bajolavabo de Ikea.
Claves para decorar el dormitorio perfecto: sin dispositivos electrónicos

322.

Dirás Stop a la televisión y otros dispositivos en el dormitorio

Son casi elementos prohibidos en un dormitorio bien decorado que se oriente al descanso y a la relajación. Televisión y otros dispositivos electrónicos y pantallas (ordenadores, móviles, tabletas…) hacen que no desconectemos. Las ondas electromagnéticas pueden alterar el sueño y, además, ver las pantallas no ayudan a relajarnos y prepararnos para dormir.

Cabecero de Porcelanosa y lámpara de aromas del Campo.
Claves para decorar el dormitorio perfecto: despejar

323.

No recargarás

Como clave para decorar de diez el dormitorio de matrimonio, un espacio donde se busca el sosiego, la desconexión y pausar el ritmo, hay que evitar el ruido visual. Es decir, que se vean demasiadas cosas. Las superficies despejadas y el orden provocan equilibrio y calma. Por eso es importante deshacerse de lo innecesario, de aquello que no aporta y ocupa un valioso lugar. Despeja, escoge solo lo imprescindible para decorar y "llenar". Y evita, sobre todo, cargar el ambiente con colores estridentes, estampados o demasiada mezcla.

Claves para decorar el dormitorio perfecto: la distribución importa

324.

Cuidarás la distribución del dormitorio de matrimonio

Como primer mandamiento básico para decorar un dormitorio: adecua la distribución al espacio. A la forma y tamaño de la planta. Y aquí cada uno debe analizar su caso concreto. Lo más importante es que la cama ocupe un lugar central, pero que no cierre pasos ni quede cerca de fuentes de ruido. Importante también que ningún elemento dificulte la proyección de la luz natural.

Cabecero y cortinas de Gla Empordà, alfombra de Coco-Mat y banqueta de Tine K Home.
Claves para decorar el dormitorio perfecto

325.

Honrarás la zona de descanso

Dentro de esa integración de ambientes, para lograr un dormitorio bien decorado, la zona de descanso tiene que quedar delimitada. Es decir, se tiene que "separar" visualmente la cama del resto de zonas. Esto se consigue con un papel pintado en el cabecero o un cabecero de obra específico (un recurso muy utilizado en el interiorismo de dormitorios modernos).

Cabecero de TC Collection, papel pintado de Gastón y Daniela y lámpara de Zara Home.
Dormitorio con cabecero de obra y hornacinas 00516871

326.

2. Cosas que guardaría: un espejo

Los espejos son elementos clave de la decoración en cualquier dormitorio. Colocados sobre el cabecero, duplican la luz y el espacio, por eso la interiorista jamás se desharía de estas piezas. Y tú, ¿opinas lo mismo?

Cabecero de DM, diseño de Pia Capdevila. Aplique, de Faro.
Dormitorio pequeño con pared con papel pintado a rayas, cabecero capitoné y banco a los pies de la cama 400148

327.

1. Cosas que guardaría: una banqueta bonita

Pia Capdevila siempre mantendría en su dormitorio un banco o banqueta con un diseño bonito, y no nos extraña, porque situados a los pies de la cama hacen que las habitaciones se vean más completas y elegantes. Además, son muy útiles en el día a día como punto de apoyo, descalzador... Si buscas más inspiración, mira estos dormitorios con bancos, ¡no podrás resistirte a añadir uno!

Cabecero y mesita de noche, de Rivièra Maison. Lámpara de sobremesa, de Pomax. Papel pintado, de La Maison. Banqueta, de Maisons du Monde.
Cabecero hecho con lamas de madera 00524457

328.

1. Cosas que tiraría: textiles antiguos muy usados

Los textiles pueden revivir cualquier dormitorio, pero si están muy gastados y se ven desfasados, ten por seguro que arruinarán todo el interiorismo. ¡Palabra de Pia Capdevila! ¿La solución? ¡Tira esa funda nórdica viejuna!

Cabecero con lamas de madera rechapadas de roble, y mesitas de noche, diseño de la decoradora. Lámpara, en Maisons du Monde.
dormitorio con cabecero de lino blanco y mesita de madera 00546364 O

329.

Almohadas a la carta

Para Jesús Sánchez, experto en colchones y responsable de la firma Vi-Spring, es fundamental elegir la almohada que más te conviene. "Las hay con fundas de algodón, más frescas o de lana, para conservar el calor. Los rellenos más sofisticados son de pluma de pato y ganso. Los de pato húngaro son los de mejor calidad. Además, en camas dobles, cada uno debe tener su almohada con la firmeza deseada". Y añade un consejo: "Si colchón y almohada son rígidos puedes tener molestias cervicales. Combina almohada suave con colchón duro y viceversa".

Cabecero, de Tc Collection. Mesita y lámpara, de Crisal. 
dormitorio-textiles-y-banco-en-ventana-00510479 O

330.

Rincones de relax

"Se puede crear un rincón para ver la televisión con una base llena de cojines que haga juego con las del dormitorio. También un informal chill out con delgadas colchonetas revestidas de piel puede transformarse en una zona de dormitorio extra", aconseja Cristina. 

Sofá a medida con colchoneta de Cusó Tapissers; alfombra, de Coco-Mat y cestos, de Sacum.
dormitorio-infantil-con-camas-de-obra-revestidas-de-microcemento-00510505 O

331.

Buscando el confort

Hay muchos trucos para conseguir un espacio de confort en el dormitorio: "De cemento pulido y con dos colchonetas es cama por la noche y un pequeño sofá durante el día", dice Cristina. 

Alfombra, mesa y taburetes, de Coco-Mat.
00507346

332.

Más confort con los textiles

Otra de las claves que nos da Cristina Rodríguez Pujol se encuentra en los textiles: "Me encanta añadir un plus de confort a la cama, vistiéndola con almohadones que transmiten sensación de comodidad... Y nunca olvides el poder de una cama blanca, más ligera visualmente y sugerente, porque invita a la relajación". En El Mueble somos apasionadas de los dormitorios blancos

Butaca, de Miki Beumala. 
1977-1979

333.

La orientación es clave

Una de las claves, según la interiorista Cristina Rodríguez Pujol, es la orientación de la cama. "El cabecero dirigido al norte genera equilibrio y un buen Feng Shui, según esta ciencia oriental. Si puedes, apóyalo en una pared sin ventana: le añadirás sensación de protección", nos explica. 

Ropa de cama de Filocolore. Manta de Gancedo. Cojines de terciopelo de Mercer.Ba. Cuadros de Laura Prat. Banqueta con tela de Tapicería Márquez. Alfombra de Merc & Cia.
 0000225

334.

El primer mueble de la casa: la cama

"Es el primer mueble de una casa, el único imprescindible para entrar a vivir. Y es el gran protagonista del dormitorio. Una cama debe ser amplia, confortable… y debe resultar decorativa durante el día, cuando no se usa", resalta la interiorista Cristina Rodríguez Pujol. 

Cabecero, de La Maison. Mesita de noche, de Crisal, en Catalina House. Butaca Victorine II, De Habitat. Aplique, de House Doctor. Escritorio, de Taller de las Indidas. Silla y lámpatre flexo, de Triggo. 
Ideas para insonorizar la casa: ventanas con doble acristalamiento.

335.

Ventanas con doble acristalamiento para evitar ruidos

Las ventanas son un elemento importante para aislar una casa del ruido (también de la temperatura). Pon doble acristalamiento. Los vidrios con un espesor mínimo de seis milímetros son adecuados. No olvides que las cajas de las persianas dejan pasar mucho ruido del exterior a la vivienda. Cuida su aislamiento también con láminas de material absorbente instaladas en la cara interior del cajón de la persiana.

Butaca retapizada con tela de Güell-Lamadrid.
Habitación juvenil y distribuidor con alfombras para evitar ruidos.

336.

El poder de las alfombras

Otro "accesorio" que ayuda a tener una casa sin ruidos es la colocación de alfombras. Como textiles que son, absorben los ruidos. Y no solo crean esa capa de más, aislante, para evitar escuchar los ruidos del piso inferior, sino que amortiguan la pisada para que no se escuchen abajo.

Cama y librería de Ikea. Estor de Cuarto Creciente y ropa de cama de Filocolore.
Dormitorio con pared revestida para insonorizar.

337.

En el dormitorio, insonorizar la pared del cabecero

Para dormir bien, es importante que la habitación esté bien insonorizada y, en especial, la pared del cabecero. Una idea efectiva y decorativa para aislar la habitación de los ruidos sin obras es optar por tapices o telas para decorar esa pared. Los cabeceros acolchados y tapizados altos también son efectivos y cualquier otro revestimiento que sume capas.

Cabecero de Porcelanosa, lámpara de Aromas del Campo y cortinas de Les Créations de la Maison.
Habitaciones infantiles: ideas de dormitorios para niños de entre 5 y 12 años.

338.

Preparada para crecer

Cuando tu hijo o hija llegue a los 12 años, tendrás que ir preparando su habitación para una nueva etapa. Y, como ya se está haciendo mayor, puedes colocar un cabecero tapizado en falso capitoné que eleve la decoración, pero también será necesaria una zona de estudio. Colocándola bajo la ventana te asegurarás que recibe luz natural, ideal para estudiar. ¡Aunque cuidado con las distracciones!

Escritorio, de Amazon. Butaca de mimbre, de Fronda. Estores de lino, de Leroy Merlin. Mesita de noche, de IKEA. 
Habitaciones infantiles: ideas de dormitorios para niños de entre 5 y 12 años.

339.

¡La selva en casa!

Los murales son una manera perfecta de decorar las paredes de un dormitorio infantil. Elige un motivo que les guste y seguro que quedarán encantados. Puedes optar por colocar un mural vinílico o, si es os da bien el dibujo, animaros a pintar vuestro propio mural. ¡Quedará genial y será de lo más personal! 

Cama, de Muebles Lufe. Foto mural, de Artbylemon. 
Habitaciones infantiles: ideas de dormitorios para niños de entre 5 y 12 años.

340.

Cada uno en su espacio

Si tus hijos comparten la habitación, lo ideal es que, aunque sea compartido, cada uno tenga su espacio. Separa bien las camas para que sientan cuál es su territorio. Puedes decorarlo igual o que cada uno responda a sus gustos.  

Lámpara de techo, de Maisons du Monde. Alfombra, mantas y juego de camas, de Zara Home. 
Habitaciones infantiles: ideas de dormitorios para niños de entre 5 y 12 años.

341.

Preparada para todo lo que viene

Tareas, colecciones de libros, material deportivo y, por supuesto, un montón de ropa. No hay nada como ser previsor y planificar una habitación infantil preparada para cualquier edad y gusto. Para eso, los muebles a medida pueden ser tus grandes aliados. Cajones extra para los balones, las botas de fútbol o las pelotas de gimnasia; estantes para los libros y mangas; una cama nido para las visitas... ¡Que no falte de nada! 

Papel pintado y lámpara de techo, en Coton et Bois. Alfombra de Ofelia Home & Decor.
Habitaciones infantiles: ideas de dormitorios para niños de entre 5 y 12 años.

342.

A modo de casita

La clave para que el dormitorio de tus hijos vaya adaptándose según pasan los años está en los complementos. Así, cuando sean más pequeños, puedes colocar una especie de casita que albergue la cama, la hará más acogedora. Y, cuando entre en la preadolescencia, quítala para que pueda ir eligiendo la decoración que más le guste. 

Habitaciones infantiles: ideas de dormitorios para niños de entre 5 y 12 años.

343.

Camas que van creciendo

Cuando elijas la primera cama de tu hijo, no te olvides de las camas infantiles extensibles, cuyo tamaño podrás ir aumentando según vayan ganando centímetros. Después, cuando lleguen a los 8 o 9 años podrás cambiarla por una que aguante los envites de la preadolescencia y sus arrebatos. 

Habitaciones infantiles: ideas de dormitorios para niños de entre 5 y 12 años.

344.

Un dormitorio clásico para todas las edades

Si tienes una cama nido de herencia tan elegante como esta, no la deseches. Puedes lijarla y darle una capa de barniz o pintura, como prefieras. Con la elección adecuada de ropa de cama, esa cama nido se convertirá en el refugio perfecto de tu hijo. Y, cuando vaya entrando en la etapa preadolescente, adorará su aspecto de diván, donde podrá leer y escuchar música cómodamente. 

Habitaciones infantiles: ideas de dormitorios para niños de entre 5 y 12 años.

345.

Una habitación infantil preparada para la siguiente etapa

Aunque tus hijos vayan creciendo, planificar un dormitorio distinto para cada etapa es costoso. Por eso, cuando dejan la cuna y hay que comprar una cama para ellos, lo mejor es elegir una que se pueda adaptar a todas sus edades. Una cama nido, como el diván Hemnes de IKEA, es perfecta. Ya que cuenta con cajones en la parte inferior, pero también con una cama extra perfecta para cuando se quede a dormir algún amiguito. 

Cama y librería, de IKEA. Estor, de Cuarto Creciente. Ropa de cama, de Filocolore.
Todo lo que necesitas saber para elegir puertas correderas.

346.

De puerta hueca a maciza

Las puertas correderas huecas son más ligeras que las macizas. Para que te hagas una idea de los precios, en las huecas, que llevan un interior de cartón de nido de abeja, el presupuesto en medida estándar es de 150 € de media para una hoja (sin guía). Son menos duraderas y aíslan menos. Una maciza, más resistente, ya sea de interior aglomerado o madera maciza, el precio es de 200 € en adelante.

Cabecero de Maison Decor Zaragoza, mesita de noche y lámpara de Sofía Martín.
Cómo combinar el color turquesa.

347.

Turquesa, blanco y amarillo

Esta pared no es turquesa, dirás con razón. Efectivamente, es blanca. Pero mira las puertas recuperadas que, apoyadas en ella, hacen las veces de cabecero. La interiorista Asun Antó ha lijado ligeramente su tono verde envejecido y lo ha combinado con ropa de cama amarilla. Procura que uno de ellos sea suave o distanciarlos para no saturar demasiado el ambiente. El blanco frena aquí tanta potencia.

Cabecero realizado con una puerta de anticuario. Mesita de noche, en La Maison. Lámparas, en Coton et Bois. 
Cómo combinar el color turquesa en paredes.

348.

Turquesa envejecido y marrón

El uso combinado de tonos fríos y cálidos es una buena manera de encontrar el equilibrio cromático. En este dormitorio vintage, la interiorista Gabriela Conde ha elegido un revestimiento de pared en un verde turquesa envejecido. Lo ha coordinado con blanco y con toques marrones cálidos para subir la temperatura.

Cabecero tapizado. Revestimiento de madera pintada.
Cómo combinar el color turquesa en paredes.

349.

Turquesa, blanco y rosa

El turquesa más claro, el aguamarina, forma parte de los tonos pastel. Y como buen color empolvado, combina fenomenal con los rosas, ya sean pálidos o fuertes, como el fucsia. Las interioristas Isabel Flores y Nuria Almansa han revestido la pared del dormitorio con un papel pintado geométrico turquesa. Lo han combinado con blanco, en mesilla y cabecero, y rosa en la ropa de cama. ¡Muy relajante!

Mesita de noche, de Ikea. Lámpara flexo, de Leroy Merlin. 
Cómo combinar el color turquesa en paredes.

350.

Turquesa y azul

El color turquesa es una mezcla de verde y azul. Por eso, combina muy bien con otros matices azulados. Prueba de ello lo vemos en este dormitorio bohemio. La pared se ha revestido con un papel pintado de estilo étnico donde el turquesa y el azul se dan la mano. El blanco aporta luminosidad y la madera, calidez. ¿Qué otros colores combinan con el azul?

Cabecero, de TC Collection. Papel pintado, de Gastón y Daniela. Cómoda, de Crisal. Espejo, de Maisons du Monde. Lámparas, de Zara Home. 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?