Recibidores

1 /2205
00528579 Recibidor en gris con armario integrado

1.

10. Molduras parecen... Armarios son

Las molduras no solo son decorativas. También pueden encerrar sorpresas. Y si no mira estas pintadas de gris en este recibidor diseñado por la interiorista Elena Eyre. En realidad son armarios roperos empotrados, ideales para dejar prendas de abrigo. Los de arriba son perfectos como maleteros o para guardar ropa de temporada. ¡Una buen trampantojo para despejar los armarios de los dormitorios!

Consola, de Merc & Cía. Alfombra, cestos, cuadros y bandeja, de Sacum. Banco, de Ikea. 
00464972

2.

Un secreter para mantener el orden

Un secreter antiguo, con sus cajoncitos y sus compartimentos, es la solución perfecta para decorar el recibidor y mantener en orden y a buen recaudo todos tus papeles. El de la imagen es de madera natural y cuenta con varios cajones y una tapa abatible que mantiene el interior fuera de la vista de todos. Un cuadro y unos cuantos recipientes de cristal con flores son los objetos que necesitas para poner el toque final.

00178469

3.

La belleza de lo antiguo

Decorar con varios muebles o elementos antiguos puede ser muy buena idea, siempre y cuando lo hagas con acierto, sin saturar demasiado el espacio. Así se ha hecho en el recibidor moderno de la fotografía, amplio y luminoso. Un escritorio decorado con marquetería, un espejo barroco dorado de grandes dimensiones y un banco decapado en blanco son las tres piezas estrella en este ambiente.

Espejo antiguo con marco dorado tallado de Jamil Missahgian.
recibidores-vintage-00426086

4.

Una joya rescatada de un anticuario

Si tienes la suerte de descubrir un mueble especial en un anticuario y está dentro de tus posibilidades, no lo dudes y hazte con él. Se convertirá en una auténtica joya en cualquier rincón de tu casa, tal y como sucede con esta cómoda antigua. Según su estado y tus preferencias, puedes dejarlo como esté o pintarlo y decaparlo, cambiar los tiradores, etc.

recibidor con comod antigua espejo y marco 00387828

5.

Espacios con personalidad

Antigua, con sobre de mármol y cuatro cajones amplios en los que es posible guardar muchísimas cosas. Así es la cómoda que se ha elegido para decorar el recibidor de la foto. Sobre ella, un espejo y un marco dorado refuerzan la nota clásica del espacio. Para poner una nota fresca y natural, nada como un ramo de flores blancas y ramas verdes.  

Recibidor-clasico-con-puerta-de-madera-acristalada 447182

6.

Muebles con un pasado

Elegir piezas con historia para decorar el recibidor no puede ser mejor idea. Consolas y cómodas antiguas de aire clásico cumplen perfectamente una función estética y también práctica, ofreciendo espacio de almacenaje. También resultan de lo más originales elementos como escritorios o pupitres de viejas escuelas, mostradores de comercios antiguos, archivadores de oficinas o de viejas fábricas. En la imagen, unos asientos de madera que pertenecieron a un cine antiguo, toda una belleza vintage para tu recibidor.

Asientos antiguos de Mercantic. Mesa en India & Pacific. Alfombra de Basarabian.
00400067

7.

Apuesta por los muebles decapados

Incorporar un mueble recuperado con efecto decapado a tu recibidor es una alternativa perfecta para lograr un ambiente original y rebosante de estilo. Puedes elegir un aparador, una cómoda o una alacena. Todo dependerá del espacio disponible. Combínalo, por ejemplo, con un banco como el de la fotografía y tendrás el conjunto perfecto.

recibidor-con-consola-con-ruedas-y-lampara-de-sobremesa-verde 483230 O

8.

Mesa de alas recuperada

Las mesas de alas plegables son un mueble muy especial, sobre todo, si son antiguas y restauradas. Aunque se trata de un elemento más propio de un comedor, en el recibidor aporta un toque original. El modelo de la fotografía, de madera sin pintar y con un pequeño cajón en el lateral, lleva cuatro pequeñas ruedas en las patas, por lo que se puede trasladar fácilmente cuando se necesite.

Consola de El Viejo Almacén Antigüedades.
recibidores-vintage-00435536

9.

Un banco, la estrella del recibidor

Cuando no tienes mucho espacio en la entrada se necesita un mueble especial que se convierta en la pieza estrella. Como este banco de líneas clásicas de madera y con el asiento tapizado. Unos cojines de tonos suaves y un espejo de efecto envejecido completan el conjunto. Podrás ponerte los zapatos antes de salir de casa, y hacerlo, además, con mucho estilo.

Banco de El Rastro y espejo de Maisons du Monde. Cojines de Gancedo.
00466563

10.

Una cómoda especial

Cuando los muebles merecen la pena, no se necesitan muchas piezas para decorar un recibidor. Es el caso del espacio de la foto, con una cómoda antigua de madera al natural y líneas sobrias. Un mueble que decora por sí mismo. Además de valor estético, sus amplios cajones ofrecen mayor espacio para guardar que una consola.

Cómoda de La Europea. 
00357814

11.

De corte clásico

Todo en este recibidor es clásico y elegante, desde la consola antigua dorada con patas negras, hasta la mesita velador de hierro en el centro de la estancia, o la butaca tapizada de estilo Luis XV. Nada rompe el estilo señorial que imprimen los muebles al conjunto. Para decorar el espacio que queda debajo de la consola, entre las estilizadas patas, se ha utilizado una maleta antigua y algunos libros.

Consola de Mavi Lizán. Butaca de Coton et Bois. 
recibidor con escritorio y ventana espejo 00497517

12.

Un escritorio que atrae todas las miradas

No necesitas llenar el recibidor de elementos para darle ese toque especial que buscas. Como se necesita un mueble de apoyo, puedes sustituir la consola por un escritorio antiguo, tal y como han hecho en el espacio de la foto. El mueble se ha restaurado y pintado en un decorativo color verde grisáceo. Como complemento, un vieja ventana recuperada se ha convertido en un espejo muy original. Ambas piezas crean un rincón de lo más especial.

Escritorio y espejo restaurados por Malana's Workshop. Lámpara de sobremesa de Hada. Alfombra de Papiol.
recibidores-vintage-00482184

13.

Mezcla de estilos

Los muebles antiguos combinan muy bien con piezas de otros estilos. Es precisamente lo que sucede en este recibidor en el que una consola clásica con sobre de mármol aporta un aire muy clásico a la decoración. Para aligerar un poco el peso de la composición se ha creado en la pared una composición de cuadros modernos de motivos botánicos con un sencillo marco de madera.

Consola de madera y mármol. Cuadros de Gajisa.
00460908 O

14.

Piezas que destacan

Un mueble antiguo añade carácter y personalidad a cualquier espacio. En este recibidor luminoso, el aparador pintado en verde y con efecto decapado se convierte en la pieza protagonista, junto con la lámpara de techo de lágrimas de cristal. Los dos espejos idénticos y las lámparas de mesa con pie de cerámica en negro crean una composición simétrica y aportan equilibrio al conjunto.

Aparador antiguo, espejos y lámparas de Borgia Conti y alfombra de The Rug Company en BSB.
Recibidor con aparador y papel pintado y arrimadero 00506950

15.

Más abrigado con un papel textil

Elegante y muy acogedor. Así es este recibidor proyectado por la decoradora Natalia Zubizarreta, que combinó un arrimadero clásico, en sintonía con el espacio, con un papel pintado textil que sube la temperatura del espacio y lo hace, además de más vestido, más arropado. 

Aparador, de Bloomingville. Espejo, de Catalina House.

 

Recibidor con aparador de madera y luces encendidas 00390683

16.

Una iluminación cálida para un recibidor más cosily

Este recibidor, decorado por Meritxell Ribé, es la estampa de la calidez: un mueble de madera, un arrimadero que viste las paredes, papel pintado textil y una cuidada iluminación cálida, que envuelve el espacio y lo hace más acogedor y cosily. 

Aparador, en The Room Studio. 
Recibidor con paredes verde grisáceo y mueble de madera recuperado 00535926

17.

Una pátina de calidez con el color y el mobiliario

Cálido y abrigado son las palabras que mejor definen este recibidor, decorado por Bàrbara Serra. Y el color, este verde grisáceo que enmarca el espacio, y el gran mueble recuperado de madera, contribuyen a ello.

Alfombra de Carolina Blue.

 

Recibidor con arrimadero y consola 00538630

18.

Colores cálidos para un recibidor más acogedor

Los colores cálidos son una apuesta segura para hacer más acogedor un recibidor. El beige, que además de atemporal vuelve a estar de moda, se ha combinado con un arrimadero en blanco que le da más luz. Las pantallas textiles de las lámparas matizan la luz y refuerzan su calidez. 

Vista cenital de vestíbulo con mesa redonda y perchero 00534454

19.

Una cálida bienvenida

Este vestíbulo es amplio pero resulta muy acogedor. Y la cuidada selección de mobiliario contribuye mucho a ello. La mesa, robusta y de madera, viste el espacio y al ser redonda, es más invitadora que una rectangular. El perchero de pie, perfecto para tener los abrigos a mano, además decora por sí sola. La alfombra, que enmarca el espacio, y las velas, abrigan más este vestíbulo amplio y acogedor.   

Recibidor alpino 00521591

20.

Un recibidor alpino 100% invernal

Este recibidor pertenece a una casa de montaña y la decoradora Jeanette Trensig no dudó en decorarlo en sintonía con su entorno invernal. Por eso, revistió las paredes de toda la entrada con un papel de pelo de potro, muy cálido y acogedor, en color verde caqui oscuro. Y optó por piezas de mobiliario de carácter alpino, como el banco y el espejo de astas o los esquís decorativos.

Espejo y banco de Cado. Papel pintado con textura de piel, de Élitis. Perchero de Luzio, esquí de Little House.

00527536 Recibidor empapelado

21.

Un recibidor invernal abrigado por el papel pintado

Este recibidor, decorado por Marta Miquel, es pequeñito, pero súper acogedor y un con un claro look invernal. La elección del mobiliario de madera y de sabor rústico junto con el papel pintado crean un espacio personal, estiloso y muy abrigado. 

Consola de madera y hierro diseño de Marta Miquel Interiorismo. 
00531706 Escalera con peldaños forrados de moqueta

22.

Un recibidor espectacular decorado con una moqueta estilosa

Los inviernos parisinos son fríos, por eso reforzar la calidez del recibidor, que es la estancia que nos da la bienvenida cuando llegamos a casa nunca está de más. Y esto es lo que hizo la decoradora Pia Capdevila con este recibidor, vistiéndolo con una estilosa moqueta tricolor que además de hacer más abrigado el espacio le aporta elegancia. 

Velador de Taller de las Indias y moqueta de Harley & Tissier. 
recibidor rustico con paredes y techos de piedra 00532313

23.

Un recibidor de invierno arropado por una cúpula de piedra

La arquitectura de este recibidor, con una preciosa cúpula de piedra recuperada de la masía original, ya le da un extra de calidez innegable, que la decoración refuerza con una personalísima consola antigua verde y una alfombra XL con motivos florales.  

Consola, de La Europea. Alfombra, de Rica Basagotti. 
Recibidor con consola retro dorada 00542306 O

24.

Toques dorados que suman calidez y estilo

Este recibidor, decorado por Natalia Zubizarreta, es acogedor y súper estiloso. Su consola y el espejo, de aire retro, regalan unos destellos dorados que hacen más cosily el espacio, una calidez que se ve reforzada por la lámpara de pantalla de fibras. La pared que enmarca el recibidor se ha revestido con un revestimiento mural con relieve que hace más acogedor y personal el espacio. 

Consola y espejo, en el estudio de la decoradora. 
Recibidor invierno 00517196

25.

Un alfombra de pelo largo muy gustosa

El calorcito llega por el tacto pero también por la vista. Y una alfombra de pelo largo siempre resultará más cálida y gustosa en invierno que una de pelo corto. Eso sí, debes mentalizarte que requerirá de más mantenimiento, porque el pelo largo suele acumular más suciedad. 

Consola de PNP Furniture y taburete de Little House. 
Recibidor pequeño con divisor de ambiente de madera lacada y cristal 00531789 O

26.

Los divisores de ambientes retornan a la madera

En los últimos años, los divisores de ambientes apostaban por un estilo más francés o industrial, con materiales como el hierro y colores como el negro. Según Paula Duarte, esta tendencia tiene fecha de caducidad: 2022. ''Los cierres interiores pasarán a ser de madera lacada un poco más vintage al estilo español. Volverán al estilo tradicional de construcción de 1910-1920''.

Mesa, modelo NORDVKEN, de IKEA. Sillas, en Silletea. Armario dekl recibidor, de Maisons du Monde.
Recibidor decorado con cactus grandes 00506947-o 6e7fc238 1333x2000

27.

Bienvenidos al desierto

Otra planta exótica que te transportará al desierto californiano es el cactus. En su versión king size, se convierte en una pieza escultural que embellece espacios como el recibidor. Y como apenas requiere cuidados, es ideal para principiantes.

Aparador de madera, espejo con cuarterones y árbol 00534442

28.

Un espejo cuadrado tipo ventana

Los espejos tipo ventana –que tanto nos gustan en El Mueble– son una apuesta segura para decorar y conseguir un efecto wow. Si te gusta su efecto simétrico, colócalo completamente centrado sobre el mueble. Si lo apoyas, como en esta propuesta de la decoradora y estilista Sol Van Dorssen, la elegancia está garantizada. 

Aparador, de madera de olmo, de Catalina House. Espejo, de Merc&Cia.
00412626

29.

Laminados, los pavimentos todoterreno

Si buscas un material resistente para no tener que estar pendiente de si los suelos de tu casa se estropean o no, elige un pavimento laminado: es capaz de soportar hasta las condiciones de uso más adversas, desde el trasiego de los niños correteando hasta el deambular constante de tu mascota, con todo lo que ello implica. 

Suelo laminado imitación roble en acabado gris de Leroy Merlin.
00510194 O

30.

Pon un kilim en tu casa

Las alfombras étnicas están de plena actualidad, ya sean bereberes, indias o de otros remotos lugares. Y, entre ellas, destacan los kilims capaces de aportar colorido y calidez a cualquier ambiente. En la foto, un modelo en tonos marrones, ocres y rosados.

Consola de Merc&Cía. Alfombra de Papiol. 
Decorar-con-fotos. Fotos-en-recibidor-00436797

31.

Una galería de fotos en la pared

Aquí tienes una idea muy especial para decorar una pared de tu casa, ya sea la del recibidor, una de las del salón o la del dormitorio: crear una galería de fotografías enmarcadas. Las posibilidades son infinitas, desde optar por imágenes en blanco y negro o a todo color, con marcos blancos o de madera, todos iguales o una combinación de modelos diferentes... ¡Da rienda suelta a tu creatividad!

recibidor-con-cómoda-de-tres-cajones-antigua-y-jarron-con-flores-y-espejo 395575

32.

Renueva el mueble de la entrada sin cambiarlo

Si te has cansado de la consola o la cómoda del recibidor, puedes renovarla sin tener que cambiarla. Si eres manitas, atrévete con la pintura, dándole un nuevo acabado, sobre todo si es de madera y ha quedado anticuada, parecerá nueva. Otra idea facilísima es cambiar solo los tiradores, parece poco cosa, pero el cambio es importante. 

Cómoda de Oficios de Ayer. 
Recibidor con pared empanelada con molduras 00542306

33.

Atrévete con un empanelado decorativo

Revestir las paredes –o la pared principal– del recibidor con un empanelado dará un cambio radical a tu entrada y por muy poco dinero. La firma Orac, especializada en molduras, cuenta en su catálogo con revestimientos murales con los que cubrir una pared entera o instalarlos por paneles para convertir una pared vacía en algo lleno de atractivo. Aquí, la decoradora Natalia Zubizarreta optó por un diseño acanalado. 

Consola y espejo, en el estudio de la decoradora. 
Recibidor con arrimadero, cómoda y luces encendidas 00390683

34.

Cambia la pantalla de la lámpara

Renovar la pantalla de la lámpara de sobremesa es otro cambia fácil, rápido y muy económico que da un resultado espectacular. Si buscas un efecto más cálido, apuesta por pantallas textiles, tamizan la luz y crean una atmósfera más acogedora. 

Aparador de The Room Studio. 
Recibidor con consola de madera 00526620

35.

Suma orden y calidez con cestas

Las cestas son un truco muy de estilista que nunca falla para completar la decoración de un espacio, sumar espacio para guardar y ganar calidez. Si cuentas con un mueble abierto, como el de este recibidor decorado por Marta Tobella, puedes equiparlo con cestas y así lo aprovecharás más y siempre se verá ordenado. Puedes guardar desde los zapatos de uso diario hasta los pequeños complementos, los cascos, las mochilas de los peques... 

Consola y lámpara de Sacum. 
recibidor-con-consola-de-madera-espejo-ventana-00538343

36.

Pon un espejo decorativo y multiplica la luz

Los espejos decorativos son un básico para El Mueble. Y en el recibidor no podría faltar. Una idea es, en vez de colgarlo, colocarlo apoyado en el mueble de la entrada, el efecto es más casual y evitas tener que agujerear la pared. Los tipo ventana, como este, nunca fallan. Los redondos –al tener menos superficie de apoyo es mejor colgarlos– son tendencia y se ven más ligeros. 

Consola y espejo de Ixia. Recibidor decorado por Nuria Almansa e Isabel Flores. 
recibidor moderno con aparador de madera y espejo redondo 00534616

37.

Decora con molduras

Las molduras se han convertido en un recurso muy fácil y, a la vez, de tendencia, para decorar y personalizar un espacio. Y olvídate de la idea que las molduras son un recurso clásico. Elígelas de segmento recto y obtendrás un efecto estiloso y, a su vez, actual. 

Aparador diseño del estudio Hoc Volo. 
Recibidor oscuro con cuadro, banco y cojines 00527513

38.

Personaliza el recibidor con un cuadro o una composición

Un cuadro que te guste, una composición de láminas, una serie de fotos personales... No dudes en decorar las paredes del recibidor, transformarás el espacio, sumarás calidez y, sobre todo, personalidad. Aquí, la decoradora Paula Duarte vistió la entrada con un gran cuadro que decora por sí solo. Si el cuadro contiene alguno de los colores del espacio, como aquí este color topo, el efecto será más armonioso. 

Alfombra de Zara Home. 

 

consola-madera-recibidor-estrecho-00531734

39.

Pinta el recibidor y transfórmalo en un espacio nuevo

La pintura obra milagros. Y por muy poco dinero, sobre todo si te atreves a hacerlo tú misma. Aquí la decoradora Elena Eyre ha enmarcado todo el recibidor de este gris marengo que convierte el espacio en una caja estilosa y muy acogedora. Además, el contraste entre el gris y el beige del salón hace que el salón se vea aún más luminoso. 

Consola de Merc&Cia. 
00506996 Recibidor con consola y espejo redondo de fibra

40.

Viste las paredes con un arrimadero

Decorar el recibidor con un arrimadero es una idea fácil y, a la vez de decorativa, muy práctica. Y es que un arrimadero te ayudará a proteger las paredes de roces y golpes. Aquí la decoradora Natalia Zubizarreta recuperó los arrimaderos originales y los lacó en blanco, para darle claridad y ligereza al hall. 

Aparador de Bloomingville y espejo de Catalina House. 
Recibidor con mueble y papel pintado 00505541

41.

Alíate con el papel pintado

El papel pintado es un recurso fácil, rápido y barato con el que dar un aire nuevo al recibidor. Puedes revestir solo una pared, como aquí, y usarlo, además de para decorar, para enmarcar el espacio del recibidor, sobre todo en espacios abiertos. 

Papel pintado de Cole & Son, en Nacho de la Vega. 
Recibidor clásico con aparador verde antiguo 00460908

42.

Enmarca tu recibidor con una alfombra

Las alfombras tienen un gran poder transformador del espacio. No solo lo vistes más, dándole un look más "acabado" y acogedor, sino que ayudan a delimitar visualmente un espacio. Y en recibidores, ofrecen, además, una cálida bienvenida. Lo ideal es optar por un diseño de pelo corto –acumulan menos suciedad que las de pelo largo– y poco grosor, para que no sea un obstáculo al abrir la puerta. 

Aparador antiguo, espejos y lámparas de Borgia Conti. Alfombra de The Rug Company.
Recibidor decorado de Navidad con árbol con adornos en blanco, cristal y rojo

43.

Recibidor decorado de Navidad con árbol con adornos en blanco, cristal y rojo

Vista desde el recibidor de comedor vestida de Navidad en blanco y detalles dorados

44.

Vista desde el recibidor de comedor vestida de Navidad en blanco y detalles dorados

Un recibidor bajo las escaleras con un mueble muy rústico - 482064

45.

Cualquier sitio es bueno para una cómoda antigua

Si tienes una cómoda antigua, lo primero es restaurarla. Después ya puedes colocarla en tu casa. Para un recibidor es un mueble fantástico. También puede solucionar este espacio perdido debajo la escalera, aportando mucho sitio de almacenaje. E incluso la puedes poner en el salón, en un sitio donde tenga protagonismo. Incluso, si no te gusta su acabado hay muchas maneras de aprovechar una cómoda antigua. Y, s si la madera está muy dañada y la mantienes al natural, es mejor que la coloques en un sitio donde no le dé mucho el sol y nutrirla a menudo.

Cómoda y lámpara en Coton et Bois. Alfombra en Gra.
Recibidor con espejo, cómoda en madera y flores sin olvidar el perchero - 501576

46.

Saturar el perchero

Deberíais colgar en él tan solo los abrigos que estéis usando en el día. Sobrecargar el perchero es uno de los errores más habituales que cometemos en el recibidor, convirtiéndolo casi casi en un almacén. 

Perchero, de Cottage Little House. Consola, de Sacum. Espejo, de Catalina House. Cesto, de Matèria
recibidor-con-zapateros-blancos-de-ikea-00531692

47.

No pensar en colocar un zapatero

Será comodísimo tener todo el calzado que más utilizáis en la entrada de casa, especialmente si habéis adoptado la costumbre de quitaros los zapatos de la calle según llegáis. Los hay de poco fondo, como este de IKEA, perfectos para recibidores pequeños y cuya superficie puede servir a modo de pequeña consola. Añade también un banco y podréis hacerlo de manera más cómoda. 

Zapateros, de IKEA. Banco, de Cidón. Murete acristalado realizado a medida según diseño de la decoradora.
mueble-a-medida-orden-recibidor-pequeno-00540344

48.

A medida

Sin duda, las soluciones a medida logran sacar el máximo partido a un recibidor pequeño y ganar espacio para guardar. No lo dudes, diseña el armario que necesitas de acuerdo a tus necesidades de almacén. Fíjate en este ejemplo de armario con capacidad para ordenar abrigos, pero también con un banco y un perchero.

orden-recibidor-pequeno-00538395 O

49.

Una cómoda adosada a la pared

Nos vamos a centrar en este artículo en esas soluciones que realmente sirven para ordenar un recibidor pequeño con capacidad y estilo. Y para ello, las cómodas o cajoneras son una buena idea. Se trata en este caso de una cómoda realizada a medida y adosada al murete que delimita el recibidor. Lacada en el mismo tono. Se completa la entrada con un perchero en la pared, detrás de la puerta de acceso.

Butaca Butterfly en Pilma y cómoda diseñada por Marta Prats y realizada por Vallés Carpintería.
orden-recibidor-pequeno-00538398

50.

Más ideas…

Y el mismo espacio visto desde otra perspectiva nos muestra más soluciones de almacén en este recibidor. Detrás de la cómoda, en el murete de separación, hay una puerta vertical, muy útil para ocultar el cuadro de luces y otras instalaciones, que tanto afean la entrada a casa. Toma nota de esta idea porque la cómoda, al integrar el tabique, crea una zona de apoyo perfecta para dejar las llaves.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?