Casas de lectores

Casas de lectores: la "pequeña Toscana" con sofá de obra y fibras de Andrea en Tarragona

El lector Andrea Molino y su pareja han conseguido darle un toque "rural chic" a su casa centenaria de Barberà de la Conca, una zona con viñedos de DO y unas vistas maravillosas

retrato lector Andrea Molino

Hace 24 años, el lector Andrea Molino se mudó de Italia a Barcelona para estudiar y trabajar como traductor y guía turístico. Pero, con el paso del tiempo, sintió la necesidad de desconectar del estrés de la ciudad y acercarse de nuevo a la naturaleza. Así fue como encontró "su pequeña Toscana": el mejor refugio para el confinamiento.

recibidor andrea molino
Andrea Molino

La casa es del siglo XIX, cuenta con 200 m2 y se encuentra en Barberà de la Conca (Tarragona). Un lugar con unas vistas maravillosas a viñedos de DO y un castillo templario del siglo XII. "La belleza del paisaje, unida a la cercanía de la gente de la provincia, nos hicieron decidir por esta zona", introduce nuestro protagonista.

comedor andrea molino
Andrea Molino
detalle mesita andrea molino
Andrea Molino

Acababa de reformarse parcialmente y se encontraba en buen estado. Por lo que decidió ir transformándola por partes y con algunos trucos de decoración de su pareja. ¡Aquí todo son buenas ideas! El recibidor, por ejemplo, era demasiado oscuro y para ganar luz colocaron una reja retroiluminada.

banco obra andrea molino
Andrea Molino

"Algunas zonas de la casa se han reformado siguiendo el proyecto del interiorista portugués João Paulo Assunção y Andringa Studio. Yo quería potenciar el aspecto rural chic de la casa y con su ayuda y sus ideas, todo ha sido muy fácil", explica Andrea. En el salón, la joya de la corona: un gran sofá de obra en forma de L de 2,60 x 1,20 m.

comedor andrea molino
Andrea Molino

¿Su rincón favorito? Un gran ventanal con marcos enormes donde han ubicado una coqueta zona de comedor. "¡Con vistas así no es necesario tener un televisor!", bromea el anfitrión. Y añade: "Esta casa es perfecta para desconectar y sumergirse en el verde del paisaje".

cocina andrea molino
Andrea Molino
despensa andrea molino
Andrea Molino

La cocina se encuentra en una sala de paso que los anteriores propietarios no utilizaban para ninguna función específica. Como otras estancias, la decoraron con la ayuda del interiorista. "Él proponía una idea de objeto o una unión de materiales. Y yo los buscaba en mercadillos de antigüedades y muchas veces en Wallapop, que es una fuente inagotable de sorpresas", admite el lector.

dormitorio andrea molino
Andrea Molino
banco dormitorio andrea molino
Andrea Molino

Llegamos al dormitorio. El blanco aporta luminosidad y vemos que tanto la cama como las mesitas de noche también son de obra. Según cuenta, "al principio no estaba muy convencido y pensaba que era una solución demasiado arriesgada, ¡pero el decorador tenía razón!".

lavabo andrea molino
Andrea Molino
terraza andrea molino vistas
Andrea Molino

Los colores crudos, las fibras y las telas de los sacos de grano dan el toque "rural chic" incluso en el baño. ¿Nuestro rincón favorito? Cuando miras hacia la terraza, el pasillo parece enmarcar el paisaje de esta "pequeña Toscana" catalana.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?