3 /16

1.

Flores para decorar.

 Los detalles son importantes. Y un buen ramos de flores siempre es adecuado para cualquier rincón y estancia.

2.

Bien vestido.

Las cortinas, dobles, son esenciales en este salón. Son de YBARRA & SERRET. Alfombra, de WOODNOTES.

3.

En blanco.

 Decorar en blanco siempre es una apuesta segura. Da luminosidad, elegancia y sensación de amplitud. Sofá, de IKEA. Mesa de centro, butacas y velador, de Coton et Bois. Librería, diseño de Sienna Design y realizada por Amogar.

4.

Decoración muy personal.

 Todas las estancias están decoradas de una manera muy personal, aunque acogedora.

5.

La biblioteca.

Situada dentro de la sala de estar, se compone de una librería en blanco y una chaise longue, ésta última, de IKEA.

6.

Comedor.

Mesa, de Alarcón. Sillas, en Coton et Bois. Cuadro, de Montserrat Sala. Lámpara similar en Little House. Alfombra, de Secrets of Linen.

7.

Toques refinados.

Nada en esta casa es casual. La vajilla, es limpia y delicada. Y su propietaria cuida bien que en la mesa, todo sea fresco y sublime.

8.

Una lámpara de peso.

 La gran lámpara de lágrimas de cristal cae, rutilante, encima la mesa del comedor. Su presencia domina todo el salón comedor.

9.

¡A dormir!

 Dormitorio infantil con mobiliario diseño de Sienna Design. Lámpara de pie, butaca y caballitos, en Coton et Bois. Papel y estores, de COORDONNÉ. Alfombra, en Magatzems Serra.

10.

Peluches.

 Todo niño necesita sus amigos particulares. En esta casa, se ha mimado cada detalle: los peluches son de los mismos tonos que los colores de la habitación.

11.

En literas.

 Los dos hermanos de la casa comparten habitación. La litera es una buena solución en caso de espacios pequeños.

12.

¡En orden!

Un armario empotrado es la solución más limpia para tener el dormitorio de los niños - y también de los mayores- ordenado al máximo.

13.

El estar de verano.

 El porche se acondicionó con mesa y butacas de BECARA. En verano se convierte en un sitio imprecindible para la familia de la casa. Cojines, de Coco-Mat.

14.

Dormitorio principal.

 Butaca, de IKEA. Estores, de YBARRA & SERRET.

15.

A juego.

Todo está pensado. Las toallas, en la habitación, a juego con los tonos de paredes y textiles.

16.

Dormitorio abierto al jardín.

 Dos grandes ventanales abren el dormitorio al jardín, y hacen de la estancia, un balneario de luz. Cabecero, en Alarcón. Mesillas y lámpara, en Coton et Bois

Forma parte de una urbanización en las afueras de Barcelona, pero podría situarse en una buena urbanización de la ciudad en la que vivís vosotras, sea la misma Barcelona o Ciudad Real. Ya comprendéis lo que os quiero decir con eso. Una casa con mucha tranquilidad, un bonito jardín, una arquitectura muy funcional y la garantía de formar parte de una comunidad de familias parecidas a la nuestra. Además, con una decoración muy personal y acogedora, pensada para hacer la vida cómoda y agradable a toda la familia. Que cómo se ha conseguido, me preguntáis. Pues ahora mismo paso a contarlo.

Primero de todo se puso una especial atención en vestir la casa, o sea, en cuidar muchísimo la decoración de ventanas y cristaleras, siempre con dobles cortinas. A la vista, en las fotos, tenemos el resultado: en el salón, se combinó unos estores de lino blanco con caídas de rayas también de lino. En los dormitorios las interioristas se decidieron por dobles estores, unos más transparentes junto al cristal y unos segundos más tupidos y decorativos. ¿Qué se consiguió con eso? Pues arropar la casa entera como se arropa una cama, dándole calor y privacidad, y de paso poniendo en manos de los dueños la posibilidad de regular la entrada de la luz.