Esta casa de 250 m2 en Calafell (Tarragona) había quedado desfasada estéticamente y, aunque grande, no aprovechaba nada bien los espacios. De ahí el objetivo de la interiorista Pia Capdevila, artífice de su transformación: hacerla funcional y darle un look atemporal. Lo consiguió sin cambiar la distribución de las estancias, abriendo paso a la luz natural, utilizando colores neutros y poniendo mucho mueble a medida. El estilismo es de Mar Gausachs. ¡No te pierdas el resultado!

1 /14

1.

Un salón exterior con muebles de madera

Salón en el jardín en una casa unifamiliar en Calafell proyecto de Pia Capdevila

Salón exterior con sofás y butacas de Maisons du Monde. Cojines de Ixia. Mesas de centro de Lola Home. Alfombra de Sacum.

Jordi Canosa

La casa disfruta de un buen espacio exterior, y la interiorista Pia Capdevila no dudó en dividirlo en diferentes zonas. Una de ellas es este salón, que en los días más soleados gana sombra gracias a un toldo. Sobre una tarima de madera, el salón tiene todo lo necesario para reunirse al aire libre: un sofá y un par de butacas con generosos reposabrazos.

2.

El comedor al aire libre es espacioso con un par de bancos

Comedor en el jardín en una casa unifamiliar en Calafell proyecto de Pia Capdevila.

Comedor exterior con mesa y bancos de madera y hierro. Cojines de Ixia. Individuales y servilletas de Tavolanco. Vajilla y cesta de hierro blanca de Zara Home.

Jordi Canosa

Bajo el techo de obra, Pia dispuso un comedor exterior donde sigue reinando la madera. La mesa y los bancos eran de los propietarios, y encajaban muy bien con el nuevo estilo, así que se conservaron. A su alrededor, la interiorista puso unas jardineras que, además de para decorar con plantas, sirven para delimitar el perímetro de la piscina, que está justo al lado. ¡Hay espacio para todos!

3.

Un salón atemporal decorado en blanco y gris

Salón con sofá esquinero en una casa unifamiliar en Calafell proyecto de Pia Capdevila.

Salón con sofás de Tapidisseny. Mesa de centro de Maisons du Monde. Alfombra de Papiol. Cortinas de Priort.

Jordi Canosa

La planta baja es un espacio muy rectangular con salida al porche y al jardín. Para dejar paso a la luz natural, y conseguir el máximo espacio para guardar, Pia Capdevila eligió un sofá con chaiselongue para el salón. Lo puso de espaldas al exterior, sacando partido a la esquina, y aprovechó la pared del frente, que se extiende hasta el comedor, para poner mobiliario de almacenaje. Las cortinas son bicolor, y van a juego con la decoración neutra de toda la casa. 

4.

El papel pintado separa visualmente el espacio diáfano

Salón con comedor en un mismo espacio en una casa unifamiliar en Calafell proyecto de Pia Capdevila

Comedor con mesa y banco diseñados a medida por Pia Capdevila.

Jordi Canosa

Como decíamos, la pared con almacenaje del salón se extiende hasta el comedor, que está abierto a la zona de estar. Ambos espacios quedan bien integrados con el mismo suelo laminado, y la mesa de comedor con pie de hierro nos recuerda a la del exterior. Un sutil papel pintado a rayas, de franjas verticales, marca el límite del comedor con la zona de estar.

5.

El comedor aprovecha el espacio con un banco con almacenaje

Comedor con banco con almacenaje en una casa unifamiliar en Calafell proyecto de Pia Capdevila.

Comedor con mesa y banco diseñados a medida por Pia Capdevila.

Jordi Canosa

Los muebles del comedor están diseñados a medida por Pia Capdevila y tienen truco: el banco en forma de L tiene tapa y permite guardar en su interior. Además, el pie central de la mesa, muy ligero en hierro, permite sentarse sin molestarse. Con cuatro sillas como asiento extra, ¡en este comedor caben 8 personas! "El diseño del comedor lo hicimos pensando en crear una pieza que, además de aportar espacio de almacenaje, nos quedara bien recogido en modo de cuadrado con la pared de la cocina", explica Pia. 

6.

La cocina es luminosa gracias a una ventana abierta al comedor

Cocina con office en una casa unifamiliar en Calafell proyecto de Pia Capdevila.

Cocina con barra de desayuno de La Cuina. Taburetes de Miliboo. Manteles individuales de Maisons du Monde. Paños de cocina y vajilla de Zara Home.

Jordi Canosa

Decíamos que uno de los objetivos de Pia Capdevila era llenar de luz natural todas las estancias. Y en la cocina lo ha conseguido con una ventana de cuarterones negra que conecta con el comedor y permite que llegue la claridad del jardín. Desde esta ventana se ve el exterior, y era la zona perfecta para diseñar un mini office con una barra y un par de taburetes para desayunar con vistas. ¡Estupendo! 

7.

La cocina es moderna y cálida en blanco y madera

Cocina blanca y estrecha en una casa unifamiliar en Calafell proyecto de Pia Capdevila.

Cocina con muebles de La Cuina. Tabla de cortar de Natura.

Jordi Canosa

Al otro lado de la barra, la cocina es funcional distribuida en forma de U con cajones bajos y armarios altos. Es estrecha, pero gracias al mobiliario en tonos arena y la encimera blanca, se ve ligera. Los frentes lisos también ayudan a aligerar el ambiente, y dan a la cocina un aspecto moderno. El look de madera, en el suelo laminado y el antepecho, más clarito, le dan la calidez que necesita. 

8.

La suite está separada del vestidor por una pared que sirve de cabecero

Dormitorio luminoso con cabecero y cuadros en una casa unifamiliar en Calafell proyecto de Pia Capdevila.

Dormitorio en suite con cabecero diseño de Pia Capdevila. Plaid verde, funda nórdica y alfombra de Zara Home. Plaid malva de Ixia. Aplique de Faro.

Jordi Canosa

El dormitorio principal se encuentra en el primer piso, donde Pia Capdevila distribuyó la planta alargada en tres zonas: cama, vestidor y baño. Al baño original se le quitaron varios metros y gracias a ello, el vestidor y la zona de cama son más grandes. Estas dos quedan separadas por una pared, que sirve las veces de cabecero. "Diseñamos un cabecero del mismo material que el suelo para dar continuidad visual, con una mesita de noche a uno de los lados y una pequeña repisa para tener superficie de apoyo", explica la interiorista.  

9.

Las puertas de espejo dan profundidad al pequeño vestidor

Vestidor con armarios blancos y puertas de espejo en una casa unifamiliar en Calafell proyecto de Pia Capdevila.

Vestidor con tiradores de Arcón. Alfombra de Maisons du Monde. Papel pintado de Sanberg.

Jordi Canosa

Al otro lado del cabecero descubrimos el vestidor. Es pequeñito en forma de U, pero tiene mucha capacidad con armarios que llegan hasta el techo. Blancos y lisos, los frentes de puertas y cajones dan luminosidad al espacio. ¿El mejor truco? Decorar con espejos las puertas que quedan al fondo. El espacio se amplía inmediatamente y sirve para elegir el look de cada mañana. Además, las puertas de espejo reflejan el papel pintado de la pared que llega hasta la zona de dormir.

10.

Un baño pequeño muy bien aprovechado

Baño decorado en gris y aspecto cementoso en una casa unifamiliar en Calafell proyecto de Pia Capdevila.

Baño con espejo de Maisons du Monde. Mueble de lavabo y lavamanos de IBX New Bath. Plato de ducha de Roca. Revestimientos de Porcelanosa y Neocerámica.

Jordi Canosa

Al quitar varios metros al baño original, el nuevo baño es más pequeño y había que hacerlo lo más práctico posible. Por eso, Pia eligió el plato de ducha y el mueble en las medidas justas y diseñó una repisa que sirve de apoyo. Dentro de la ducha, el ancho de esta misma repisa permitió abrir dos hornacinas muy cómodas para apoyar los jabones. La mampara de cristal pasa casi desapercibida y el baño tiene estilo gracias a un revestimiento decorado con franjas. Al ser horizontales, 'estiran' el espacio.

11.

Los muebles a medida sacan partido a la habitación infantil

Habitación infantil con papel pintado en una casa unifamiliar en Calafell proyecto de Pia Capdevila.

Dormitorio infantil con papel pintado de Pepe Peñalver. Mueble y escritorio diseñados a medida. Cortinas de Priort. Silla de escritorio de Kave Home.

Jordi Canosa

Del dormitorio principal pasamos a la habitación infantil, donde el papel pintado vuelve a ser protagonista. Esta vez azul y con motivos marineros, decorando la pared del cabecero. Tal y como explica Pia, el dormitorio está diseñado para que crezca con el niño. La cama tiene tres niveles (con una cama principal, cajones y una cama nido), mientras el cabecero tiene cajones, puertas y baldas, e incluso sirve de arcón. 

12.

La habitación de invitados es versátil con una cama abatible

Habitación de invitados con cama abatible cerrada en una casa unifamiliar en Calafell proyecto de Pia Capdevila.

Habitación de invitados con mesa de escritorio diseño de Pia Capdevila. Sillas de Made. Lámpara de Kave Home. Alfombra de Maisons du Monde. Estor de Priort.

Jordi Canosa

Donde hay más truco es en el cuarto de invitados. ¡Es una habitación 2 en 1! Por un lado, sirve como home office gracias al escritorio que va de punta a punta de la pared con ventana. Por el otro, es el perfecto dormitorio cuando vienen invitados. Y es que, lo que parece un gran armario blanco es en realidad una cama doble abatible. ¿Más detalles? La columna vertical con baldas aprovecha el espacio debajo del escritorio con una puerta que ofrece más almacenaje. ¡Todo cm cuenta!

13.

La buhardilla se ha convertido en una luminosa zona de despacho

Buhardilla con escritorio y espacio de trabajo en una casa unifamiliar en Calafell proyecto de Pia Capdevila.

Zona de trabajo con papel pintado de BN Wallcoverings. Silla de Silletea. Alfombra de Zara Home. Cortinas y estor de Priort.

Jordi Canosa

La buhardilla es otra de las grandes claves de esta reforma. Se encuentra en la tercera planta y tenía todo el potencial para convertirse en el despacho de la casa. Algo necesario porque uno de los miembros de la familia teletrabaja. Para hacer de la buhardilla un espacio funcional y acogedor, en línea con el resto de la vivienda, Pia puso el mismo suelo laminado, pintó el techo de blanco (que era de madera oscura) y apostó por más muebles a medida, también lacados en blanco. La zona de trabajo está estratégicamente ubicada frente a la ventana, y el papel pintado de efecto textil da elegancia y calidez al ambiente.

14.

Un lavadero con espacio para todo

Cuarto de lavadora y plancha en una casa unifamiliar en Calafell proyecto de Pia Capdevila.

Lavadero con revestimiento de NMC Ibérica. Mueble diseño a medida por Pia Capdevila. Cesta de mimbre de Zara Home. Suelo vinílico de Parador.

Jordi Canosa

El capricho de la planta inferior es el lavadero. Un espacio de 7 m2 donde la interiorista concentró todos los muebles en una misma pared. Los armarios altos llegan hasta el techo, en gris oscuro y a conjunto con un arrimadero a media altura. Para darle claridad, el techo y la parte superior de las paredes es blanco, igual que el carrito planchador, que es movible. ¿El resultado? Un look moderno con el toque de los leds que iluminan la superficie de trabajo.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.